Devolución del IVA: Solá propone, la realidad dispone

En el blog del ingeniero se discutió sobre el proyecto de Solá, para que se devuelva el IVA pagado en la compra de alimentos y bebidas.

Nosotros mantenemos lo que ya dijimos en otra oportunidad.
Para algunos comercios chicos, evadir, o sea vender sin factura, significa utilizar los impuestos indirectos como compensación de los diferenciales de competitividad que claramente los perjudican en relación con las cadenas de supermercados.
Verbigracia: venden sin factura, o sea que no pagan IVA, y con eso pueden tener precios parecidos a los de las cadenas de supermercados que venden en blanco. Los costos para Coto o Carrefour son relativamente menores a los del almacenero de barrio. Los impuestos indirectos (que Coto paga, pero el almacenero no) compensan la diferencia.
Sin IVA, Coto podría vender 21% más baratos sus productos y mantener los márgenes actuales. El almacenero no. Entonces, aprovecha que Coto paga IVA, pone los precios parejos a los del supermercado estrella, y mantiene los márgenes que le permiten seguir abriendo el boliche todos los días.
El problema no está en que la bancarización esté más o menos difundida. La bancarización del almacenero le significa la muerte, lisa y llanamente (digamos, para mostrar una puntita de otro problema: ¿a quién le saldría más barato financiar el capital de trabajo, a Coto, o al almacenero bancarizado?).
Entiendo que plantear públicamente este problema es complejo. Primero porque podría entenderse como una legitimación de la evasión impositiva. Después porque evidentemente es disparador de la expresión de un conflicto de intereses entre consumidores humildes y comerciantes humildes.
Pero, así y todo, no podemos hacernos los distraídos en relación a esto, que surgiría como consecuencia de la puesta en práctica del proyecto.
Puedo aceptar que de alguna manera se asuma el costo, y se lo considere bajo en relación a la ganancia generada por la devolución del IVA, sobre todo para las familias de ingresos más bajos. Está bien, es legítimo. Pero hay que saber prever todas las consecuencias (las lindas y las otras) de las decisiones que se tomen.
Un post-data final: me gustaría mucho que nos permitiéramos discutir este proyecto con Felipe Solá, como verdaderos compañeros. Para mí, a pesar de los enojos, las broncas y demás, nunca dejó de serlo. Si en 2007 opinaba que había sido el mejor gobernador de la provincia desde la recuperación democrática, no encuentro motivo para modificar mi opinión. Que se haya hecho «amigo» de De Narváez puede ser motivo de discusión coyuntural.
Pero habría que evitar darle a lo coyuntural carácter permanente.

6 Comments on “Devolución del IVA: Solá propone, la realidad dispone”

  1. Devolver total o parcialmente el IVA sobre ciertos alimentos o bebidas: brillante y redistributivo. Felipe es Felipe pero es peronista y no es boludo, aunque sabe hacerse el boludo.
    Ahora, hay que detallar algunos aspectos, como por ejemplo poner límite al monto de devolución (es fácil de calcular: hacerlo igual al monto de IVA involucrado en la canasta básica) para evitar la subvencionar al Johnny Walker o que 200 tipos se cuelguen de la tarjeta de un tipo en blanco.
    Es una medida que ayuda a redistribuir (para el «profesional exitoso» $200 de devolución no son significativos y termina pagando $66 de ellos de ganancia y para el que vive de el soporte del Estado es «un pibe más»).
    Es una medida que además juega a favor del blaqueo.
    Y si el problema son los negocios «de barrio» el tema es que pagan el IVA en sus compras. Si no lo hacen es que las compañías que producen lo vendido evaden, cosa que hay que evitar. Entonces, si pagan IVA por sus costos lo que discutimos es la diferencia entre el IVA del costo y el IVA del precio de venta (que debería ser como un 1%). Y Ganancias, pero si ganan lo suficiente como para pagar Ganancias es lógico que lo paguen porque sino admito la evasión en los comerciantes mientras les cobro a los asalariados (de SMATA, de UTA, de Petroleros, de los niveles altos de docentes, etc).
    Y si lo que me precupa es la competencia de los Cotos de este mundo la solución debería ser «a la alemana»: restrinjo horarios. Hago que los super solo puedan abrir sus puertas de 9 a 18 y que los «cercanías» (chinos, almacenes, kioskos) tengan mayor libertad, o bien en el sentido de más horas abiertos o bien con mayor posibilidad de elección de a que horas están abiertos.
    Atte,

    Ignatius

  2. Mariano, hay otro factor por el cual no me gusta la devolucion o disminucion del IVA. Si tenes una cadena comercial con algun eslabon monopolico, o oligopolico, cualquier disminucion en el IVA se trasnferira en aumento de precio. Si el vecino paga 100$ en alimentos, es porque ese es el punto de equilibrio optimo que el eslabon monopolico establecio. Si logras que pague 80$ por lo mismo, el monopolio subira a 100 en una semana. Algo parecido a los aumentos de ingresos, que generaron una estampida inflacionaria en alimentos.

    No es un modelo matematico, porque no hay un eslabon claramente monopolico y hay inercias. Pero es una tendencia. Prefiero que el IVA vaya al estado y que el estado aumente los ingresos o subsidie la aparicion de comercios competitivos.

    Coincido con tu vision que «negrear» es una de los pocos derechos que tienen los chicos. Es una politica fiscal no escrita, la que hace que la AFIP salga a perseguir grandes y no chicos. (aunque a veces hace una redada a los callejeros, por lo general se limita a esta politica no escrita). Seria bueno documentarla, que los impuestos tengan un minimo bajo el cual no se debe pagar. El monotributo es un intento de ello.

    Y coincido que argumentar a favor te puede hacer acreedor a una golpiza en tu barrio por defender criminales, ladrones y pedofilos. Pero si te van a golpear, esta es una buena razon.

    En muchas situaciones, la justicia se salva porque los estados no llevan a cabo las leyes. (Podriamos hablar de las leyes raciales de la alemania nazi).%Pr

  3. En todo caso hay una tension entre almacenero evasor y consumidor. Porque si el gobierno baja el IVA para determinados productos, el evasor se queda sin «margen de competitividad», pero Coto te baja el 20%, sin dudas. Y el supermercado Chino tambien. Y el almacenero es una raza en extincion. Hay que aceptarlo. El 70% de los productos de primera necesidad son comprados en medianos y grandes comercios. Hay que priorizar a quien defendemos…

    ElBosnio: Por mas monopolio que exista en algun eslabon de la cadena, el IVA es un impuesto que paga el consumidor final, no los intermedios. Por algo inventaron la factura A.

    1. Si hay un eslabon perfectamente monopolico en cualquier lugar de la cadena, apenas le quiten el IVA, ese eslabon sube su precio hasta que en tu bolsillo impacte el mismo egreso que habia antes. Vuelve a su punto de equilibrio ideal, que era vos pagando 100$ por un producto, solo que ahora el se queda con el 21 que iba al fisco.

      La estructura competitiva define cual es la mejor medida. Por desgracia en argentina la mayoria de los sectores gozan de un saludable oligopoliPr

  4. Querrás decir al almacenero de barrio de Buenos Aires, por que acá en Paraná, Coto, Walmart y Carrefur te arrancan la cabeza con los precios. El común denominador de la gente termina comprando en supermercados y almacenes que no son cadena.

  5. Me parece por demas cuestionable la logica pequeño- que evada!. Basta con esta cultura mediocre, antiestal y destructora de valores civicos.

    Si queremos ayudar alos almacenes que haya creditos, facilidades, prohibicion de grandes superficies, etc ( y que se ayuden ellos con algún tipo de esfuerzo que rednde en calidad, precios, comodidad, etc)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *