El Anhelo Golpista

 Quizás de todos los escenarios posteriores imaginables al caer la noche del 28 de junio pasado, el presente sea de los menos pensados por los referentes de los partidos de oposición, y sobre todo por los sectores que por razones ideológicas o económicas apuestan al derrumbe de la experiencia kirchnerista. Es que el resultado de los comicios legislativos fue interpretado de forma unánime por la prensa opositora como una deslegitimación definitiva del gobierno de Cristina. Los llamados a “interpretar el mensaje de las urnas” eran poco menos que un ultimátum a abandonar toda pretensión de independencia respecto del poder real, mientras toda una cohorte de presidenciables empezaba a probarse la banda, divididos en la práctica en dos grandes grupos: el de la Argentina atendida por sus propios dueños, en el que los Macri, los De Narváez y los suyos pretenden superar la molesta intermediación de los políticos tradicionales para compatibilizar el poder de la administración con el del dinero, y el grupo de las estructuras políticas en sus dos versiones: el peronismo neomenemista de los Solá, Reutemann, Rodríguez Saa y similares por un lado y por el otro el radicalismo de ultratumba en sus diversas variantes encarnadas en Cobos, Carrió, Morales, y otros. Dos alternativas partidocráticas que sólo encarnan la puerta de acceso a versiones empeoradas de las pesadillas de los ’90 y del 2001, respectivamente. Perdido un poco mas de un tercio del capital electoral que le sirvió para acceder a la Presidencia, con el desgaste de una larga confrontación con el poder sojero, sin garantías de poder contar en adelante no sólo con antiguos aliados sino con la “propia tropa”, con los grandes medios de comunicación creando opinión adversa de modo permanente, la alternativa para el gobierno de Cristina Kirchner parecía ser someterse a la unánime voz del poder real, leer el mentado mensaje electoral en los términos así propuestos y claudicar, en consecuencia, en la prosecución de la marcha en pos de objetivos tales como la redistribución de la riqueza, la reafirmación de una política soberana de integración latinoamericana, la defensa de los derechos humanos, y el enjuiciamiento de los crímenes imprescriptibles de la pasada dictadura, por mencionar sólo aquellos que mas agravio causan a la derecha vernácula. El camino elegido, en cambio, ha sido el de la profundización del rumbo, utilizando mecanismos de iniciativa política que la gestión iniciada en 2003 ha empleado ya otras veces con audacia, cambiándole el escenario a una oposición lenta de reflejos. La valiente iniciativa llevada adelante con éxito para lograr la sanción de la nueva Ley de Medios mostró al oficialismo con capacidad de maniobra e inteligencia para hacer concesiones que posibilitaron alianza con el centroizquierda y sectores progresistas, mientras que la ofensiva mediática en contra no lograba, pese a su tremebundez, reiterar las movilizaciones caceroleras de la 125, y la oposición parlamentaria alcanzaba nuevas cotas de impresentabilidad e impotencia. El profundo desgaste de la gestión de Macri, gran esperanza blanca de la derecha, desgaste que ya no puede ser disimulado por la complicidad de los grandes medios, el estallido del “peronismo rubio” en el que Solá se aparta de sus socios para reiniciar el camino del fracaso propio y Reutemann otorga un escatológico destino a su candidatura presidencial; las divisiones e idas y vueltas entre radicales de toda laya, que sólo se ponen de acuerdo para anunciar que con Cobos no van ni a misa, el enésimo estallido de una construcción política de Carrió, se suman a la certeza de que el próximo parlamento no garantizará las mayorías necesarias para desmontar las conquistas de la etapa kirchnerista. Es en este escenario en el que la sustentación de la gobernabilidad parece un logro alcanzable para Cristina, otorgándole la posibilidad de trabajar hasta 2011 en pos del objetivo de recuperar aquel tercio perdido de votantes, lo que implicaría la posibilidad de continuidad y profundización del proyecto. Asistimos así a las nuevas iniciativas de un proyecto que, sobreponiéndose y aún a pesar de sus propios errores y horrores, parece ir por mas y posa su mirada ahora sobre la renta financiera, y otros recursos intocables de la oligarquía. La hipócrita agitación del fantasma de la pobreza por parte de aquellos que la fomentaron se vuelve en su contra, con el obvio riesgo de que los planes para combatirla seriamente sean financiados con un aumento de los impuestos que salga de sus bolsillos. Pero son asimismo estas evaluaciones las que incorporan un nuevo elemento al análisis: los sectores mas reaccionarios y profundamente antidemocráticos del poder económico concentrado y sus aliados están perdiendo las paciencia, y las nuevas exhibiciones de vitalidad y voluntad políticas del kirchnerismo les restan esperanzas de una implosión oficial, por lo que están ante la tentación de provocar el escenario para el estallido. Después de Honduras, nadie en Latinoamérica puede subestimar la criminalidad de esos sectores que tienen un compromiso democrático apenas epidérmico, y que no dudarían en recurrir a la violencia ni a la sangre si ello fuera viable, y suponer que las dictaduras son sólo parte de un pasado oprobioso. El aluvión de titulares periodísticos disparatados, de catastrofismos de toda laya a partir de episodios que cuando ocurren en sentido inverso generaran miradas comprensivas (los escraches a Agustín Rossi fueron justificados, pese a sus tibias críticas, por los mismos que confunden los huevazos a Morales con bombas molotov), los editoriales alineados en la misma visión irreal y apocalíptica de Morales Solá, de Grondona y de otros sicarios de la palabra, la versión corregida y ampliada de Elisa Carrió en su laberinto de agorerías demenciales, acreditan que la derecha pierde la paciencia. Ello ocurre en momentos en los que el multimedios hegemónico en riesgo de dejar de serlo, se comporta como una fiera herida y acorralada, dispuesta a llevarse puesto al gobierno en su caída. Cualquier solución inmediata y no kirchnerista en sus diversas variantes es para esos sectores preferible a aguantar al gobierno democrático: un débil gobierno títere del traidor Julio Cobos, una asamblea legislativa en que se elija a cualquiera que se arrodille ante el establishment (candidatos sobran) y aún una solución radicalizada como la hondureña u otra peor, son preferibles para ellos a asistir a las nuevas iniciativas, y la eventual recuperaciónpolítica, en términos electorales, del proyecto kirchnerista. Esta reflexiones no incurrirán en el error de suponer a todo opositor constituido en conspirador. Muchos de ellos apuestan a sus posibilidades en el marco democrático. Pero advierte sobre la ingenuidad de creer que aquellos que fueron antes capaces de matar a la democracia, no lo serían ahora, si está en juego la defensa de sus espurios intereses. El resguardo de la democracia, de las conquistas obtenidas y las por venir, sólo estará garantizada en el marco del accionar de un Gobierno que continúe el rumbo de acuerdo al interés nacional y no de los sectores de privilegio, y de estructuras populares movilizadas y comprometidas.

10 Comments on “El Anhelo Golpista”

  1. otra impresionante ODA prokirchnerista…y vannnn…(se superan dia a dia chochamus).

    a ver,esta cantinela «golpista» empezo durante la 125…»nos quieren destituir» decian…»no nos quieren dejar gobernar» afirmaban…el mismsimo «amado lider» hablaba de grupos de tareas q acechaban a los representantes de lo nac&pop (o algo por el estilo)…el organo de propaganda ultra-k,pagina12,incluso confirmo aquel escandalete de alcoba del nestor diciendole a la cristina…»nos vamos a la mierda» en aquella madrugada aciaga del voto no positivo…

    pese a estar «herido de muerte» (como sostenian mas de uno aca en AP)…por las «hordas-golpistas-destituyentes-cipayas»…el gob. hizo cosas…(aprovechando la mayoria automatica en ambas camaras…alguna banelko q en el congreso peronista nunca falta…y por supuesto,a los infaltables centroizquierdistas q nunca pierden oportunidad de enterrarse 3 metros bajo tierra cada vez q pueden).

    repasemos…

    -estatizo las AFJP…
    -estatizo aerolineas…
    -se dio mas poder discrecional gracias a los super-poderes…
    -«tardaron» mas de un año en promulgar la ley de bosques…
    -vetaron la proteccion de los glaciares…
    -la ley de medios «a medida»…
    -candidaturas testimoniales…
    -adelanto de elecciones…
    -jaqueo a clarin…
    -lograron q antonini siga en miami…q JAIME siga en las playas cariocas…y q la sobrina-fiscal se ocupe de los terrenos fiscales del calafate,etc (consideremoslo «logros»…por q no).
    -el subsidio a la niñez…(q se parece al q la oposicion exigia,pero ya sabemos q el de ustedes es el verdadermante «progresista»).
    -coquetear con el FMI nuevamente…sin q ningun progre le parezca anormal este cambio de paradigma.
    -y como frutillita del postre…ahora van por la reforma politica (tb a medida del «amado lider»,of course)

    (un aparte para este subsidio a la niñez…si bien fue carrio (perdon por la palabra) la q llevo este tema como estandarte programatico en las ultimas eleccionarias del 28j(q yo recuerde,el candidato nestor nunca hablo del tema)…ahora resulta q segun MEC en AP se apoyo este subsidio «desde siempre»…si hay algo de lo q me jacto es de leer la mayoria de los posts AP…durante la ultima campaña,mucha bola no le dieron al tema…es mas,se enojaban (del subsidio carriotista)aduciendo q era una mera «chicana» para correrlos por izquierda…alguno,obnubilado por las estadistikas del INDEC seguramente,habra pensado «pobreza…q pobreza???»).

    volviendo al tema,para gobernar en un «clima destituyente» demostraron mucha capacidad para hacer cosas…(convengamos q si esas «cosas» son buenas o no para el pais…es harina de otro costal)…

    asi q no entiendo por q volver a lo de «anhelo golpista»…

    quizas por q piensan…si sirvio antes,por q no nos servira en el futuro???

    o quizas para atrapar incautos q se metan por aca…y queden facinados por esta clase de posts pseudo-lacrimogenos pro-k…

    o quizas,para q algun caido del catre,sostenga la opinion de q una eleccion de medio termino perdida en un acto eleccionario…es,basicamente…un «intento golpista»…

    (monteqieu…resucita hermano y escribi un nuevo «l’esprit des lois»…por q a los muchachos kirchneristas,me parece q se les dio por reescribir la historia de la institucion democratica…)

    en fin…es lo q hay…

    1. Haciendo honor a la reflexión de Mendieta, yo también me abstendré de bannear el comentario de Leandro por parecedias razones. Los que hace en otros post no los leo ya, pero el hecho de ser autor de este, me exige otra actitud.
      Diré simplemente que esto no es una oda prokirchnerista, sino una reflexión, justa o equivocada, de un militante del campo nacional y popular comprometido con el proyecto que gobierna desde 2003. Como a Perón lo derrocaron cuando yo tenía 9 meses de edad, no tengo experiencia de primera mano sobre aquella Argentina Peronista. De lo que vino después, esto es con lejos lo mejor.
      Lo digo yo, no me pagan para decirlo (¿quién lo haría en este modesto ámbito?). Lo creo, Lo sostengo.
      No lo hago a libro cerrado, pues como señalo en un párrafo de lo que escribí «las nuevas iniciativas de un proyecto que, sobreponiéndose y aún a pesar de sus propios errores y horrores». Creo que la crítica a esta gestión, desde el deseo de hacer lo mejor, son habituales en este espacio, y en todos los de los militantes que nos identificamos claramente acerca de nuestra pertenencia.
      Hace mucho que leo en Artepolítica diversas reflexiones sobre la necesidad de llegar a los sectores mas desprotegidos con políticas directas. María Esperanza llegó a sugerir el lanzamiento de billetes desde el aire…No ha habido entonces por aquí la necedad de su poner que todo estaba bien, como señala Leandro en su último comentario (último en mas de un sentido).
      El chicaneo, con altas dósis de mala fe, y pura destructividad impide todo debate de ideas. Además no se exige a sí mismo la menor coherencia, le basta con eso, con chicanear.
      Por eso esta respuesta, con una aclaración para Mono Gatica: no es desesperanza para nda. Describo al enemigo, pero tengo gran fe en las fuerzas propias. Si estuviera en el campo contrario afrontaría problemas también de difícil solución. No la tienen fácil.

  2. «Esta reflexiones no incurrirán en el error de suponer a todo opositor constituido en conspirador. Muchos de ellos apuestan a sus posibilidades en el marco democrático»

    Con esto levantaste ,venia todo muy apocalíptico, muy carrió.

    Lo que no me queda claro es el pronóstico, el gobierno va a seguir sopapeando a la oposición o se viene el golpe.

  3. Tiene razon Camargen porque CARPEDIEM escribe claro pero no deja de transmitir el clima de temor que tanto puede perjudicarnos.Siempre me adheri a la actitud de profundizar el modelo despues de junio, sobre todo para desnudar a la oposicion y sin dejar de criticar lo que se deba al gobierno.

  4. Todo es cierto. Los huevos infinitos de este gobierno, que sigue adelante contra todo, y la posibilidad de que lo tumben con un muerto «puesto» en cualquier tumulto. El autor no apuesta al desastre, pero tampoco se puede comer vidrio. El post es tan brillante como desesperanzador. Es que hay demasiado gobierno para tan poca sociedad.

  5. Me parece interesante la reflexión de Carpediem. A veces recordar algunos episodios de la historia reciente resulta aleccionador. Alfonín comenzó su inexorable caída luego de perder la elección de 1987; a Menem le ocurrió lo mismo luego de perder en 1997 y De la Rúa imaginó su salida anticipada en la elección de 2001. Singularmente, a Cristina, la derrota de junio pasado no parece haberle hecho mella, por lo menos no la que vaticinaban los triunfadores de esa jornada.
    Muchos de ellos anticipaban el fin del kirchnerismo, la muerte política de la pareja presidencial y el advenimiento de una época esplendorosa en la que se iba a poner fin a la «crispación» y al clima de enojo, característica que muchos se encargaban de imputar al gobierno.
    Desde Carrió, la pronosticadora insufrible de catástrofes hasta de Narváez, cierta oposición anunciaba a media voz que no había que descartar la renuncia anticipada de Cristina y el acceso al sillón de Rivadavia de Cobos, político que descubrió la popularidad a partir del voto «no positivo».
    Acaso no recordamos la nota del periodista «independiente» Grondona con el titular de la SRA, Hugo Biolcatti previa al comicio donde se hablaba de que el gobierno de Cristina podía no llegar al 2011 y que Cobos estaba listo para hacerse cargo con nombres de su eventual gabinete.
    Acaso no escuchamos a Carrió hablar de que «la gente» quiere ver fuera del gobierno a los Kirchner y que desea su muerte, que hay organizaciones sociales que están armadas para desatar un vendaval de violencia, que hay grupos que pretenden emboscar a los productores autoconvocados que vendrían a la capital el 10 de diciembre. Tanto disparate junto es reproducido con benevolencia e indulgencia de los periodistas «independientes» que ni siquiera preguntan si tanto desvarío tiene alguna prueba que pueda ser llevada a la justicia.
    Ahora «Clarín» y sus medios satélites le pagan a este portavoz de los cataclismos con apariciones ilimitadas mucho más luego de haber defendido a la dueña del diario, Ernestina Herrera de Noble a quien la justicia investiga por la presunta apropiación de hijos de desaparecidos durante la dictadura.
    Mientras tanto, los grupos mediáticos tratan de salvar a Macri que solo se mete en arenas movedizas.
    Eligió al policía Palacios para conducir la Metropolitana a quien defendió como el policía «más condecorado de la historia». Mientras le decían: mire que está implicado en el atentado a la Amia. No importa, es el mejor, no hay otro. La justicia lo terminó procesando.
    Macri tiene su grupo de tareas, la UCEP, que actúa contra los indigentes a quienes golpean y sacan del «espacio público» que no es para estos desheredados sino para la «gente» como Macri.
    En esta saga de despropósitos, está el caso del espía James que estuvo «infiltrado» en su gobierno haciendo tareas en el área de Educación que nadie pudo comprobar cobrando un sueldo de 6.500 pesos por mes. Haciendo la del tero, Macri acusó al gobierno y a la Federal de boicotear su criatura: la Metropolitana.
    Si hubiera puesto tanto empeño para solucionar los problemas de educación, vivienda y salud, entre otros, que hay en la ciudad, muchos de ellos estarían hoy encauzados.
    Pero hay que dar «seguridad» a los vecinos a través de una organización que nació defectuosa pero que requirió de una enorme inversión en hombres, vehículos y armas, dinero que es sustraído para otros menesteres.
    Va a estar bueno Buenos Aires.
    Mientras tanto, sus socios, de Narváez y Solá hicieron mutis por el foro y virtualmente ya no son aquellos dirigentes que hablaban de acuerdos programáticos para enfrentar al kirchnerismo.
    Hoy ya no saben como anunciar que este matrimonio de tres está extinguido, aunque a partir de declaraciones elípticas uno entiende que no va más.
    Y finalmente, aparece Duhalde. Ex vice de Menem con quien compartió su política neoliberal hasta que fue candidato a presidente. Duhalde quien en 2002 aprobó la fenomenal devaluación que significó una enorme transferencia de ingresos de los trabajadores a los sectores concentrados de la economía y que durante su mandato vio como asesinaban a dos militantes sociales, Kosteki y Santillán.
    No quieran ahora presentarlo como un político nuevo, impoluto, poseedor de ideas renovadoras.
    Habría que preguntarle que hizo durante su gestión de 8 años como gobernador para solucionar las dificultades que padecen aún hoy los habitantes del conurbano? Recordemos que a partir de 1991 recibió 600 millones de pesos/dls. anuales como forma de compensar la pérdida de parte de la coparticipación federal.
    No me olvidé de Reutemann. Pero como ya dijo que nos metamos «en el medio del culo» su candidatura conviene respetar su deseo. Yo paso.

  6. Yo diria al reves,Mono:hay poco gobierno para demasiada sociedad.Y desde hace rato.Los problemas son uchos y podrian ser mejor resueltos si la organizacion,preparacion y dedicacion de los funcionarios fuese mayor y no se concentrara tanto el poder.

  7. yo se que ahora muchos ven el proceso kirchenerista desde el prisma de los modales, pero han sido 6 años con muchos logros y ultimamente con un ritmo frenetico, nos estamos (mal?)acostumbrando a esto y vamos a exigir mucho de aca para adelante. Y que va a pasar si viene un gobierno «de concertacion» que como dijo el ingeniero comience diciendo «todos tenemos que ceder» y los que siempre cedieron acostumbrados a los avances de estos años le digan «todos NO!»

  8. Ya nadie se traga el verso del «golpe» y los «destituyentes». Ya esta gastado y van a tener que bucarse otro. Nadie duda que siguen hasta el 2011, y todos nos damos cuenta que no es lo que le preocupa al gobierno. Lo que esta en juego es si pueden continuar después de esa fecha, ganando las elecciones, y no pueden pretender que los demás se la hagan fácil.

  9. cumpas, festejemos. Los que la peleamos desde nuestro humilde lugar de militantes, los que cotidianamente defendemos la dignidad, los que valoramos el día a día, la forma más dificil de construir pero la más valida, nos merecemos la sonrisa.
    Y olvidar por un ratito (corto) a los discapacitados mediaticos, TNvidentes ,Mitrescuchas.marianostleandros.
    Un abrazo gigante compañeros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *