En Dean Funes el gato ha matado al perro

La Voz del Interior

Deán Funes. Con gran expectativa vivió ayer esta ciudad del norte cordobés el referéndum revocatorio impulsado por el intendente kirchnerista, Alejandro Teijeiro, contra los concejales Eduardo Barbano y María Rosa Minuet, de la Unión Cívica Radical (UCR), como así Jorge Bazán y Adriana Ruarte, del Vecinalismo.

Votaron 8.096 electores de los 16 mil del padrón electoral, imponiéndose el “Sí” por 4.451 votos (55 por ciento) con-
tra 3.644 obtenidos por el 
“No” (45 por ciento). El 49 por ciento de los empadronados no concurrieron a sufragar a las cinco escuelas habilitadas en el lugar.

Pero Deán Funes vivió una situación atípica. En su gran mayoría estas consultas populares son contra intendentes en ejercicio que han mantenido su mandato. En este caso, fue un jefe comunal el que la impulsó, desplazando a cuatro concejales.

El resultado selló la suerte de los cuatro concejales, que serán destituidos de sus cargos en el término de 30 días.

Así lo señaló el juez de Control José María Smith, quien integra la Junta Electoral Municipal con el fiscal de Instrucción Eduardo Gómez y la jueza en lo Civil y Comercial Emma Mercado.

“Este escrutinio provisorio generará en 30 días el definitivo, que será comunicado al Concejo Deliberante de Deán Funes para que proceda a la destitución de los cuatro concejales”, indicó anoche Smith a este diario.

El funcionario precisó que los cuatro ediles serán reemplazados “por orden de suplentes, de acuerdo a la última elección municipal”, aseveró.

Los reemplazantes por orden de lista de suplentes serán Raúl Figueroa y Mariana Luna, por la UCR, y Norma Moyano y Marcelo Leanza, por el vecinalismo.

La raíz de la discordia.
Los cuatro concejales fueron acusados un año y medio atrás por el intendente Alejandro Teijeiro y sus funcionarios del Departamento Ejecutivo de trabar el desarrollo de la ciudad y la obra pública potenciada ante la llegada de cuantiosos aportes de la Nación.

Esgrimieron ordenanzas demoradas, pedidos de informes que consideraban injus-tificados y supuestas “chicanas” de toda índole, desti-
nadas, según ellos, a entorpecer la gestión de gobierno de Teijeiro.

Para el intendente y sus 
seguidores, ese accionar impedía el normal desenvolvimiento institucional del municipio.

Ante la iniciativa del pedido de la revocatoria –y luego de que el jefe comunal reuniera holgadamente las firmas de los vecinos necesarias para impulsarla– los ediles parecieron ver un resultado cantado y apelaron a cuanto medio legal tuvieron a su alcance para demorar la convocatoria o, en el mejor de los casos, derrumbarla. Pero no tuvieron éxito y ayer se definió la traumática situación entre los dos poderes municipales.

Sin embargo, nadie duda en Deán Funes de que se llegó a estas instancias por un profundo enfrentamiento, que tiene su historia.

Teijeiro, radical de origen, llegó al poder municipal encabezando la lista de la UCR, partido que lo echó de sus filas ante el alineamiento que asumió con el gobierno nacional, sumándose a las filas kirchneristas. Incluso en 2009 fue candidato a diputado nacional por el Frente para la Victoria.

De ahí más los ediles radicales se enfrentaron a Teijeiro, conformando una cierta alianza con los vecinalistas y generando un fuerte conflicto institucional.

El campo de batalla elegido fueron los fondos provenientes de la Nación, con los que Teijeiro realizó obras en la ciudad: cloacas, asfalto, cordón cuneta, viviendas sociales, dispensarios, reparación de la ruta 60, luces y accesos viales.

Ayer, la sangre llegó al río y se cobró sus víctimas políticas.

2 Comments on “En Dean Funes el gato ha matado al perro”

  1. Poner palos en la rueda es la gran especialidad de los radicales.Parece que el pueblo de Dean Funes les ha llamado la atención.

  2. Intendente que llega al gobierno con el radicalismo, luego se cobiza, y logra la expulsión de dos concejales radicales: «No hay peor astilla que la del mismo palo»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *