Lo que significa Soldati

Soldati aún es un conflicto irresuelto. Soldati, sin embargo, tiene múltiples significados que hoy se exhiben sin velos oportunistas, desencarnadamente. Aquí, unas reflexiones apuradas sobre el suceso que  nos sacude:

1) La política habitacional de la Ciudad es un verdadero desastre. No hay que tener toda la data del mundo para poder graficarlo. El karma de vivir al sur sigue siendo precisamente un karma y no ha habido acciones concretas para revitalizar la zona más descuidada de esta – cada vez más –  maldita urbe. Para colmo de males, ahora el gobierno de Mauricio criminaliza a los que tienen la desesperada osadía de «usurpar» un terreno donde vivir, apenas dignamente, claro está.

2) La Policía Federal, al igual que las distintas policías provinciales, son una gran deuda de esta democracia incompleta. Su accionar represivo y criminal trasciende los diferentes perfiles gubernamentales desde 1983 en adelante. Por supuesto, aún con los matices que existen, hace responsables a cada uno de sus gobiernos por incentivar a lo peor, por hacerse los boludos o por vacío de autoridad real que permite hacer sin castigar como corresponde. «Notodoeslomismo», pero ya sabemos quién debería mandar, y quien debería obedecer. Si te obedecen bestialidades o te desobedecen las supuestas bondades que propones, algo está mal fundamentalmente en el que manda. Dos puntos más, releer sugerencia hipotética de Escriba planteando que hoy es más problemática para la democracia la yuta antes que los milicos (subordinados más «obedientemente») y hacerse eco de estas palabras del CELS: «Es indispensable realizar una reforma estructural que garantice el gobierno civil de las fuerzas de seguridad. Sólo un liderazgo político eficiente sobre el sistema policial permitirá lograr un cambio en sus formas tradicionales de funcionamiento y organización».

3) Hay lugar en Buenos Aires para declaraciones xenofóbas como las emitidas por el satánico combo Larreta-Maurizio. Lamentable, pero así es. No caen en el vacío de la indiferencia o del masivo rechazo (que lo hay, lo hay, pero no tan grande ni tan explícito como uno soñaría que fuera). Calan hondo en un sector de la población que, así como en los 90 consideraba que el boliviano o el paraguayo le robaban el trabajo, hoy piensa que le afean el paisaje. Como dice Grimson en la edición de Página de hoy,  los argentinos «consideran como extranjeros a los hijos argentinos de los bolivianos, también a los jujeños y, finalmente, a todos los que tengan alguna ascendencia indígena. Esto se debe a que la exclusión social, la desciudadanización neoliberal tendieron a extranjerizar a los pobres en general». El pobre es feo, sucio y malo. Y además es de afuera, con lo cual es más fácil echarlo. Simple, sin vueltas. Sin culpas encima. Aunque lejos de eso, así nacieron los peores genocidios de la humanidad. Negando al otro. Cercándolo o haciendo todo lo posible x expulsarlo.

Sentirse latinoamericanos, y esto es uno de esos puntos que se recordarán (positivamente) por siempre de las gestiones kirchneristas, es, entre otras cuestiones,  no discriminar a los hermanos de otros países. Es saber que ellos son más parecidos a nosotros de lo que realmente creemos. No somos Europa, somos el culo del mundo y nuestra Patria es América del Sur. Ojalá lo podamos entender así, sino implicaría un retroceso muy grande en la evolución mental de un pueblo. Los 90 son parte del pasado y la tarea de la hora es construir un futuro inclusivo, igualitario y de puertas abiertas.

About Sebastopol

Licenciado en Sociología es lo que dice el título (que aún está en trámite) de Sebastián Tafuro. Un tipo al que le apasiona escribir sobre diversos temas, aunque han predominado, hasta aquí, las crónicas viajeras (http://www.viajeros.com/osorojo), el amor por la redonda en tiempos mundialistas (como Sebastiano en http://mundialveintediez.blogspot.com/), la investigación académica colectiva (por ejemplo: http://revista-theomai.unq.edu.ar/NUMERO%2021/ArtRebon.pdf) y estos esbozos de periodismo en clave político-social en este sitio, además de esos arrebatos tipeadores de todo tipo que quedan rondando por ahí sin ver la luz del mundo exterior. Me planto aquí desde un lugar honestamente brutal: con subjetividad y un estilo propio, sin proclamas falsas de la independencia como una abstracción a seguir fanáticamente, con ganas de incentivar el debate de ideas y la fuerte convicción, ambiciosa por cierto, de que Mariategui estaba en lo cierto cuando decía que "el escritor, el artista, pueden trabajar fuera de todo grupo, de toda escuela, de todo movimiento. Mas su obra entonces no puede salvarlo del olvido si no es en sí misma un mensaje a la posteridad".

View all posts by Sebastopol →

18 Comments on “Lo que significa Soldati”

    1. No. Es la garantìa de paz, seguridad, crecimiento, inclusión, lucha contra la corrupción, derechos humanos, policía democrática, fuerzas armadas pacificadas, liderazgo internacional y enseñanza económica el resto de los países a los que les va como la mierda por no haber tenido la suerte de que los kirchner hayan nacido allá.

    2. Estar a cargo de una Policía Federal que cuando acciona, no puedo hacer otra cosa que reprimir salvajemente.
      Y otra cuestión más, no mencionada en el artículo, es que lo de Soldati expresa ese bolsón de pobreza estructural, que la disminución porcentual tras la crisis de 2001 no ha podido resolver, incluso la misma se ha incrementado en los últimos años, más allá de la reactivación económica.
      Si la solución fue conjunta entre Ciudad y Nación, también el episodio responsabiliza a ambas partes, con sus gradaciones y complejidades.

    3. Nunca. Eso no ocurre, ni ocurrió ni podrá ocurrir. Siempre es el enemigo de mil caras duahlde-clarin-sociedadrural-golpismodestituyente-resabiosdeladcitadura. El gobierno es infalible, aun cuando se contradiga en cuestión de dos horas.

      Soldati significa que no saben cómo gobernar y esta vez quedó claro, no solo por las torpezas de Aníbal Fernández (represor un día, anarquista al otro y asesino por omisión) sino por el cuadro social que quedó expuesto, como el asesinato de Ferreyra expuso la explotación mafiosa sindical-empresaria-estatal.

      El gobierno y sus apaludidores seriales siguen creyendo que vivir en un país con 25-30 de inflación anual y con una abrumadora concentración de la riqueza es joda y que todo se arregla con plata y punteros. Así estamos.

    4. Me cito a mí mismo.

      «El gobierno y sus apaludidores seriales siguen creyendo que vivir en un país con 25-30 de inflación anual y con una abrumadora concentración de la riqueza es joda y que TODO SE ARREGLA CON PLATA Y PUNTEROS.»

      Visionario lo mío.

      Je.

    5. se equivocó, el gobierno nacional tendría que intervenir a la ciudad autónoma de buenos aires para solucionar el tema definitivamente y ahorrarse los problemas que vendrán producto del déficit, el endeudamiento de la ciudad, la reducción de gasto público y la subejecución del mismo.

      1. Del mismo modo el Gob nacional tendría también que intervenir la Provincia de Buenos Aires, y de paso todas ls provincias en las que hay usurpaciones, que con el correr del tiempo podrían ser todas…

      2. Ahora que lo pienso, estaría bueno: el gobierno nacional construyendo en todo el país algunos millones de viviendas para los pobres, y de paso para la clase media que no puede acceder a la suya.
        Sin discriminar a provincias «amigas» de «enemigas»
        Millones de obras, millones de trabajadores (también bolivianos y paraguayos), a precios razonables y sin sobreprecios para coimas.
        Con créditos a largo plazo subsidiados por el Estado.
        Yo lo voto.

  1. los facio rabian por la desactivacion de la bomba humana armada por una oposicion que ya no sabe que hacer para conspirar aunque sin duda la solucion de los problemas se tira para adelante….

    1. Ustedes no tuvieron nada que ver con el armado de la bomba (ni con la muerte de tres personas). Sí, ya sé, fueron Binner, Alfonsín, Luis Juez, Solá y Carrió, que manejan la Federal, a los piqueteros y a los barrabravas. La cordura les agarró una semana tarde. Y encima, terminaron haciendo lo que quería Macri. Papelonazo.

  2. El mayor bochorno fue que el gobierno pareció más preocupado en enrostarle la culpa a Macri que en resolver el problema. Recién cuando se dio cuenta que quedaba mas salpicado que cualquier otro, reaccionó. Electoralismo de la peor calaña.

  3. YO NO SOY EL GOBIERNO,NI SIQUIERA KIRCHNERISTA ACRITICA.Fijense que digo que la solucion se tira para adelante y en otros casos que el gobierno interviene cuando las papas queman,es decir no hace medicina preventiva.Quintin nombra a quien se le ocurre y no al mas probable interesado en llegar como el gran pacifista.Yo no soy gobierno,simplemente opino,y Uds.¿que son?

  4. Caramba, me parece que Sebastopol hace un análisis bastante objetivo de lo que significa Soldati.

    No veo que se eluda la responsabilidad del gobierno, que no ha resuelto los problemas de la pobreza, vivienda, desocupación y el de convertir a la Policía Federal en una herramienta de la democracia. Tampoco sería justo negar que se trata de problemas heredados y de que se realizan significativos esfuerzos del gobierno nacional en pos de su solución.

    Que la inacción y el discurso represivo y racista de Mauricio son parte del problema, me parece asimismo innegable. Por otra parte, retirar a la Federal del foco del conflicto, reemplazándola por otras fuerzas de seguridad y sentar a las partes a buscar una solución era, en mi modesta opinión, el camino mas razonable.

    La irreparable muerte de tres compatriotas nos enluta como sociedad y no nos deja otro camino que exigir justicia y castigo a los culpables y dar todos los pasos que sean necesarios para que estas tragedias no se repitan.

    1. Sí Isabel, asesinos de «guantes blancos», son -entre otros- los que están implicados en la mafia de los medicamentos falsificados: droguerías, obras sociales, funcionarios, recaudadores de campañas presidenciales y otras yerbas.- Yo los llamaría asesinos silenciosos a quienes el Estado protege y la sociedad les paga sin quererlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *