Más sobre la AFA.

La Nación publica una editorial hoy, comentando sobre el despido de Maradona de AFA. Tengo que reconocer que algunas de las opiniones sobre la actitud de Maradona se parecen bastante a las que vertí en un post anterior (es decir, por ahí ya soy parte de la «derecha»).

Pero otra vez me veo impulsado a salir en defensa del diablo.

No me gusta el modo imperativo que el diario usa para opinar sobre Grondona: «debe irse».  De hecho uno puede opinar que al futbol argentino le vendría bien que Grondona dejara de ser el presidente de la AFA para que lo reemplace algún otro mejor (debe haber alguno). Sin embargo, en esa opinión, a veces, puede mantenerse subyacente una idea netamente reaccionaria.

¿En virtud de qué puede el diario La Nación imponerle a Grondona una decisión de esas características? La realidad muestra que la AFA es una entidad autónoma, con reglas de funcionamiento que, nos gusten o no, están legitimadas por la decisión mayoritaria y unánime de sus miembros, y que le asiste el derecho (a la institución) de darse las autoridades que le parezcan mejores en cumplimiento de lo reglamentado. Este debería ser el primer reconocimiento. Nuestro sentido común (construido durante largos años) sin embargo, no reconoce en la primera impresión esto, y por lo tanto vale siempre volver a hacerlo explícito.

 Intento clarificarlo con una pregunta: ¿A alguien se le ocurriría sugerir que el Gerente General del diario La Nación «debe irse», porque no es ético que intente ser «el presidente a perpetuidad de la institución»?

Entocnes, ¿cuál es el derecho que asiste al diario La Nación para poder determinar de qué modo una entidad autónoma debe decidir quiénes son sus autoridades? Porque, digo, Grondona está donde está por derecho adquirido legítimamente. Los que no lo quieren tienen el mismo derecho a «tejer» para erigirse como reemplazantes (tarea para la que se han mostrado incapaces quienes la han encarado hasta aquí). Esto también hay que explicitarlo, porque un vago clima de opinión parecería sugerirnos lo contrario.

Esto es independiente, por supuesto, de la opinión que uno tenga sobre cómo maneja Grondona la AFA. No defiendo una gestión que, como todas, tiene puntos altos (pocos) y bajos (muchos), y tiene desde lo ideológico mil cosas para reprochársele.

Ahora, creo que no podemos permitirnos, tampoco, consentir la hipocresía de tipos (no sé si todos en LN, pero los hay) que se rasgan las vestiduras porque Grondona lleva 30 años como presidente de la AFA, y al mismo tiempo defienden a capa y espada la «independencia» del directorio de una empresa mal habida, cuyo gerente general lleva 35 años en el cargo (y me gustaría que alguien me explique por qué sería distinto un caso de otro). 

Otra vez tenemos que hacer el ejercicio de mirar alrededor y ver qué hay. Y hoy, el debate más desafiante del poder de Grondona que se está dando dentro de la AFA, es el que encaran los clubes grandes (con la presencia de Vélez, cuyo presidente Raffaini se convirtió en vocero del reclamo) para recibir una cuota mayor de los derechos de televisión, en detrimento de los clubes chicos.

Grondona será un desastre, indefendible, etc.. Pero no por eso voy a comprar los espejitos de colores de tipos facheros, bien peinados, con discurso elegante. Porque hasta aquí, la única diferencia que encuentro entre unos y otros, es que unos se comen las eses, y los otros no.

23 Comments on “Más sobre la AFA.”

  1. Primero no creo que sea unos u otros, digo facheros o no facheros, presidente de AFA o gerentes de LN. Creo que desde un diario no debería tomar partido por tal o cual cosa, solo debería informar y chau pinela.
    Ahora bien, si de futbol hablamos un torneo de futbol mal organizado, con clubes fundidos (por los mismos dirigentes de la AFA)y que se siguen endeudando torneo tras torneo, con la televisacion del futbol un día privada y al otro estatal. Y que durante 30 años nadie te diga nada.
    El gordo dejo pasar la oportunidad fue una vez mas cómplice de “Don Julio”
    Un saludo

  2. Bueno, veo que me expresé mal.
    Los «facheros» son los dirigentes con buena prensa: Comparada, Raffaini, el ex-presidente de Lanús Marón (éste sí me cae bien, sin embargo).
    Savino, Grondona, Noray Nakis son los gordos que se comen las eses.

    Quiero decir, la sucesión de Grondona con «buena prensa», tienen facha, son más «presentables». Son mejores?
    Abrazo.

    1. Mariano, no hay que hacer de todo una division entre «lindos, ilustrados e impresentales»

      los dirigentes de Velez y Lanus se han ganado su buena prensa

      1. Pepe y Mariano: se ganaron la buena prensa de la que deberían gozar el presidente de Godoy Cruz o el de Colón también. Igual está bien que se ensalce a los que hacen las cuentas bien. Pero propuestas como la de rafaini, para que los clubes grandes se queden con mayor parte de la guita de la tv, en detrimento de los chicos, no van en ese sentido.
        River, Boca, y en menor medida pero también los demás grandes, tienen la ventaja competitiva de poder obtener ingresos mayores por tener más hinchas. La AFA debería poder compensar esas ventajas comparativas para emparejar las cosas.
        Hay un hecho que es muy desagradable: River, arruinado financieramente, incorporó 9 jugadores de primer nivel. Va a pelear el descenso con Godoy Cruz, cuyas finanzas están totalmente saneadas. La lucha será desleal, porque Godoy Cruz, para mantener saneadas las finanzas, no hizo incorporaciones rutilantes y vendió jugadores importantes (como Higuaín). Cuál es el premio por tener las cuentas en orden, si la AFA compensa al que más gasta? Rafaini no solamente avala estos procederes, sino que pide que se los consolide más aún.

        Igualmente hay que decir otra cosa: los de Lanús no tienen tan buena prensa. Se los culpa de haber «ayudado» a grondona y el gobierno a romper el contrato AFA-TYC. Si vemos Olé confirmamos que a Lanús se lo trató bastante mal últimamente (tapa cuando banfield fue campeón o invento de que habían echado a Zubeldía, por ejemplo).
        Abrazo.

  3. Y quizás son gordos, feos, se comes las eses y son desastrozos y los otros son facheros, agradables y le hacen bien a sus instituciones.
    Mira vos justo mencionas a un presidente y una institución que no es un cachivache, por otro lado tenes a Gamez que se come toooodas las eses y Velez es una institución seria.
    Quizás lo lindo y bueno por una vez están del mismo lado.

  4. Mariano,
    Adhiero totalmente a lo mencionado en tu post.
    Por favor tengamos en claro que independientemente de los gordos, feos, y que
    se coman las eses, LOS EDITORIALES ENVENENADOS DE CLARIN Y LA NACION
    Tienen que ver con el » FUTBOL PARA TODOS » Que la DERECHA MEDIATICA
    aun no olvidò.
    Por favor no se vayan por las ramas y recuerden A QUIEN ESTAN LEYENDO
    Saludos
    Jorge

  5. Mariano, discrepo un 100% con tu nota.
    Vos decís : «uno puede opinar que al futbol argentino le vendría bien que Grondona dejara de ser el presidente de la AFA para que lo reemplace algún otro mejor (debe haber alguno). Sin embargo, en esa opinión, a veces, puede mantenerse subyacente una idea netamente reaccionaria».
    Es decir, que si lo decís vos está bien, pero si lo dice La Nación está mal, por definición.
    Mariano, lo que está bien, está bien, y lo que está mal, está mal, lo diga quien lo diga; yo no soy K, pero si hacen algo en lo que estoy de acuerdo lo digo. No puede ser que lo que esté en La Nación esté mal simplemente porque está en La Nación. El diario pone verdades y boludeces, como hacemos casi todos.
    Los argumentos que usás para sostener tu posición son endebles, y lo sabés, porque en realidad te gustaría que se fuera Grondona de la AFA y también sabés perfectamente por qué te gustaría que se fuera.
    No podés comparar al gerente general o al presidente del diario la nación con el presidente de la AFA sencillamente porque el diario TIENE dueños y el futbol NO DEBERIA tenerlos (aunque en realidad, es claro, los tiene).
    DUEÑOS, Mariano, dueños. Es la misma diferencia por la que yo puedo defecar en el living de mi casa si se me da la gana pero la presidente de la nacion no puede defecar en el living de la casa rosada porque no es suya.
    Los accionsitas dueños del diario pueden hacer lo que quieran porque si se equivocan pierden el diario, pero el presidente de la AFA no puede hacer lo que quiera porque la AFA no es de él (aunque parezca que sí lo es).

    1. Ángel, gracias por tomarte el trabajo de explicarle a Mariano los motivos del error de sus argumentos. Adhiero totalmente a tus motivos.

      Mariano, tiene razón Ángel, la AFA es otra cosa diferente a un diario privado como lo es La Nación, que en un país democrático como lo es el nuestro su perfil ideológico debiera quedar para un análisis de otra página, porque mientras estemos en un país capitalista democrático la primera división se hace entre privado y no-privado, ahí no más la AFA se fue para un lado y La Nación para el otro. En esa curva en la que dobló La Nación se encontró con Página/12 con éste blog, con el mío y con tantos otros medios más. Cada uno podrá decir lo que se le antoje, obviamente a la hora del análisis fino sus intereses personales serán sacados a la luz, pero bueno, el análisis del discurso para eso existe en tanto disciplina que se enseña en las universidades. Vos, en esta nota que publicaste acá, te estás reprimiendo para no terminar opinando igual que el diario La Nación, que de última sería la visa para «pensar como la derecha». Acá tenés tu grave problema, porque (1) si pensás como la derecha ya lo hacés, porque les editorializaste en tu propia conciencia; no te estaría salvando la vuelta atrás de perdonarlo a Grondona («bueno, qué se quede…»). Y (2) con el mecanismo de legitimación de las ideas que exponés en éste texto le estás regalando al status quo la legitimación de sus ideas por el mero hecho de que estas estén impresas y masificadas en el espacio público; enseguida reaccionás hasta el interior de tu conciencia ajustando tus ideas a tu moral en base a lo que ves allá afuera. O sea, la moral te rige y no la razón: La conciencia te la mueve el terror que tenés a quedar parado en la misma vereda a lo que entendés como «la derecha» y no lo que tu propia razón te había indicado -valga la redundancia -razonable acerca del tema en cuestión, en éste caso, si Grondona se tenía que ir o no de la AFA. Esto es lo grave, y esto es lo que mantiene en el poder no sólo a ciertos personajes sino a mucha de la realidad nacional que habita día a día.

      Saludos

  6. Angel y Diego: discúlpenme pero no estoy en nada de acuerdo con la interpretación que hicieron del post (o como se llame).
    Primero y recontra principal: no le tengo ningún terror a pensar «igual que la derecha». Todas y cada una de las menciones que hago a «la derecha» son absolutamente irónicas. Porque «la derecha» es, a mi modo de ver, una construcción discursiva volátil y caprichosa. Justamente, remarco que coincido con La Nación respecto de maradona, no esperé a que nadie me lo haga notar, porque no me preocupa en lo más mínimo, ni creo que minimice en nada mi opinión. Ojo, no digo que no exista una realidad descriptible por el concepto «derecha», sino que el concepto «derecha» muchas veces es más amplio que esa realidad que se intenta describir. Y no me siento identificado con su uso, y trato de evitarlo, salvo cuando quiero ser irónico.

    Por otro lado, La Nación, yo, Angel y Diego tenemos derecho a decir lo que queramos. No critico lo que La Nación dice de grondona, sino justamente lo que no dice porque da sobreentendido. Es con eso con lo que no coincido. Aparte, si queremos que grondona se vaya de la AFA hay que sacarlo con los métodos que la insitución tiene previstos para tal cosa. No pidiendole la renuncia desde un diario. Gánenle las elecciones, y si no saben hacerlo, reconózcanle la legitimidad. Eso es lo que La Nación implícitamente no hace.

    Y ni el presidente de la AFA ni el gerente de una empresa es el dueño del futbol o de la empresa, sino aquel a quien el dueño le delega la responsabilidad de la gestión.
    En el caso del futbol, los socios de los clubes indirectamente son los que legitiman la elección de Grondona en el cargo. Nos guste o no, así es. Y si no nos gusta aprovechemos los mecanismos previstos para cambiar de mando y chau.

    Y si bien es cierto que hay ditintas responsabilidades éticas en la esfera pública y en la privada, es un error muy habitual creer que la titularidad de la propiedad otorga un derecho a privacidad inexistente. Una empresa es una organización que opera en la esfera pública. Y tiene que someterse a los mismos lineamientos que el resto de las organizaciones. Lo privado queda para los individuos, no para las organizaciones. Y si la empresa determina que su gerente general tiene que estar 35 años en el cargo, fenómeno. Si los socios de los clubes eligen a tipos que depués eligen a grondona para que maneje los destinos de la AFA, vale lo mismo. Y lo mismo para los trabajadores y los sindicatos. No hay organizaciones públicas (sean de dueños privados o no) con derechos especiales.

    Les agradezco los comentarios y la buena voluntad para discutir.
    Abrazos.

    1. Mariano, justamente ahí, en el lugar a donde nos lleva el final de tu argumentación, es donde no pueden equipararse la AFA y una empresa privada que publica un diario. Esta última, de última y en lo jurídico-formal, es una empresa con fines de lucro, que se deberá adaptar a toda la juridicidad en todos los aspectos a los que el Estado la someta, que esperemos que sean bastantes democráticos y justos, y siendo una empresa mediática, esperemos que se trate de un orden muy democrático y muy pluralista. Bien. Lo otro es la asociación de fútbol de éste país, algo que como bien vos decís, depende formalmente de los clubes, pero que maneja algo que simbólicamente lo sabemos todos, es parte de la cultura de éste país. Por eso se meten todos. Por eso la presidenta de la Nación opina sobre el alejamiento del técnico de la selección nacional de fútbol. Grondona con pocos votos que para colmo se consigue de una forma bastante amañada (ver ligas de interior, por ejemplo) se maneja algo que nos importa a muchos. Algo así como manejar una religión.
      Me alegro mucho que tus críticas hacia el diario La Nación hayan sido en sentido irónico. Lo que te quiero decir es que sería mejor borrar toda esa ironía si es que no te molesta coincidir en esta con la derecha porque tenemos que estar contentos que las fuerzas con las que contamos en el mundo democrático esté influyendo de modo tal que consiga mover aquellas fichas que de otro modo sería casi imposible dado el amañamiento que solamente la guita consigue abrochar durante tantas décadas, y que todos sabemos que es así.

      La Nación es un diario de derecha pero hoy no diría «yo me quedo hasta que me muera», como dijo Julio Grondona hace 15 días. No leamos mal nosotros. La Nación es una derecha que supo modernizarse a un nivel que los 30 años que lleva en el poder Grondona no se lo permiten.
      Si en esta pensamos igual que La Nación, no los combatamos; no tiene sentido si coincidimos. Lo que estamos combatiendo en este caso los dos juntos, está a la derecha de todos.

      Saludos

      1. Diego: mi ironía es con el uso del concepto «la derecha». Pero si bien puedo coincidir en algunas cosas con La Nación, sé que existe una visión del mundo sobreentendida y subyacente en cada una de sus editoriales que me separa totalmente de ese diario.
        La idea del post era justamente descubrir ese trasfondo en un artículo políticamente correcto.
        No voy a usar el término derecha, pero ni loco pienso que grondona es peor que esa cosmovisión que La Nación construye y consolida diariamente. De ninguna manera.
        Un abrazo.

  7. 1 la esfera pública de los particulares

    No es cierto que «Lo privado queda para los individuos, no para las organizaciones». Sí es cierto que al actuar en la esfera pública, los privados deben cumplir ciertas reglas, de la misma forma que fumar un porro en mi casa es legal pero hacerlo en público no lo es. El cod. civil y el de comercio (ley de sociedades) están llenos de normas (públicas) que deben cumplir los organismos (privados), pero no encontrarás una sola norma que determine el sentido en el que los accionistas deben conducir sus negocios, eso pertenece a la esfera privada «exenta de la autoridad de los magistrados» tanto como lo es fumar un porro en privado.

    2 la esfera particular de lo público

    Vos decís que para cambiar a Grondona «aprovechemos los mecanismos previstos para cambiar de mando». La cuestión acá es que Grondona ha construido un blindaje y mientras esté vivo no existen mecanismos reales para cambiar de mando y es acá cuando esta verdadera ignominia debe ser advertida, denunciada y modificada, por la derecha, por la izquierda y por el centro, es decir, no se trata de una cuestión ideológica si no de lo que está bien y lo que está mal.
    Esto vale para cualquier norma supuestamente interna (privada) de organismos que son en realidad públicos; vale para que ninguna norma de funcionamiento interno permita legitimar que alguien se eternice en el poder, se llame Castro, Chavez, Franco, Pinochet o Grondona.
    «El poder corrompe, el poder absoluto corrompe absolutamente»
    Lord Acton

    1. Angel: en el listado de nombres que hacés al final, podría entrar tranquilamente Ford, Rockefeller, Magneto, Blaquier, Bunge y Born. O no?
      Independientemente de eso, si el problema es el autoritarismo, tampoco es aconsejable que el mismo se ejerza desde el directorio de una compañía privada, por ejemplo.
      Ese punto es central. Y algunos reclaman el monopolio del autoritarismo. Y por eso, se rasgan las vestiduras por grondona, y defienden a capa y espada a Papel prensa.

      Todo lo que grondona hizo para abrochar su poder fue con la connivencia y la colaboración de los demás. Si hoy es más difícil desbancarlo no es porque sea un ser todopoderoso. Su poder, y la estructura del mismo se construyó (y no lo construyó él solo). Bueno, habrá que desactivarlo con la misma paciencia con que se construyó.
      Abrazo.

      1. Mariano, ¿más allá de que si nos ponemos hacer historia en los clubes seguramente encontraremos elecciones en donde el desinterés de los socios era soberano, no te parecen patéticos los mecanismos de los que Grondona se fue sirviendo para consolidar su poder a lo largo de las décadas, mecanismos que obviamente no son invento de él sino que se entienden en escenarios nacionales, provinciales y municipales en donde esos mecanismos son hegemónicos y en donde el poder se entiende tácitamente de esa manera por fuera de las formalidades electorales? ¿No está dado justamente un escenario en donde la formalidad debe ser desbancada por afuera, justamente cuando hay un afuera que le está reclamando más democracia y un ajuste mayor a ese formalismo que la institución dice cumplir pero que en realidad no cumple? O sea, ya que la AFA vive del mercado, que la institución AFA llegue al menos a la democracia a la que el mercado ha llegado a someterse en éste Estado capitalista en el que nos encontramos. Esa es la presión que la razón (la tuya, la mía, la del diario La Nación y la de tantos otros) le está exigiendo a la AFA -de última – en este momento.

  8. Mariando, no, no estamos de acuerdo.
    En el listado de nombres no podría entrar Ford, Rockefeller, Magneto, Blaquier, Bunge y Born, porque como dije antes, hay diferencia entre ser dueño y ser representante, entre ser elegido y ser nominado, entre la cosa pública y la privada, y eso nada tiene que ver con que los privados cumplan(amos) las normas públicas.
    Y si bien obviamente tampoco es aconsejable que el autoritarismo se ejerza desde el directorio de una compañía privada, ya dije también que el costo de este error lo pagan los accionsitas, en cambio cuando el autoritarismo se da en la cosa pública, entonces los pagamos todos y todos debemos reclamar para que esto cambie.
    No es menos cierto que también los ciudadanos debemos reclamar por mas y mejores normas a ser cumplidas por los privados, entre ellos las empresas, pero de nuevo, eso nada tiene que ver con la diferencia ontológica entre una empresa privada y la AFA.

  9. Grondona es prácticamente un empleado público, y la AFA es un ente paraestatal. No creo que sean tan iluso de pensar que el estado que pone la plata tiene que abstenerse de intevenir y fijar políticas-
    Si alguna vez tuviera que manejar las relaciones comerciales del estado con la AFA, tanto el presidente como el campeón lo elegiría yo.Sería el paso lógico, por 650 millones de razones.

  10. Sinceramente creo que Grondona provoco en el país un daño irreversible, negoció con todos descaradamente y con impunidad. Pero, cuidado porque de esto no se salvan ni la prensa, ni los presidentes de los clubes que fueron y son conocerdores y en cierta forma cómplices.
    Formamos parte de una sociedad, donde se aplaude al corrupto, al pícaro que jode al otro porque ser VIVO es trampolín para los buenos «negocios» para la política, para pertener a la HIGH!!!!
    Lo de LN, como tanto otros grupos poderosos es un ejemplo más de lo que la sociedad aspira.

  11. che lo de Anibal en Quilmes me parece innecesario.

    y si me apuras cada vez le encuentro menos sentido a gastar 900 millones que no se recuperan en transmisiones de futbol.

  12. sr:grondna ,la presidenta dijo que el futbol es para todos ,pero usted no escucho ,no sera que dijo es fulbol es para todos lo que tiene plata ,la selecion es del pueblo argentino no suya ,es no es un negocio ,a mi me parece que la entrada es de 100 y 450 es uan barbaridad yo pensa ir con mis nietos ,pero tandri que gastra tdo mi jubilacion cobro la minima ,no le da verguenzza la miseria que hay en el pais y usted tiene cara de olavarria ,no tendria que ir nadie a la cancha ,como dijo baby echecopa no hay qque darle de comer a los jiles ,quisiera saber su cuanta bancaria ,yo tengo 40 peeros ,prefiero darles de comer a ellos y no a ustedes pata ternimar .la entrada tendria que ser gratis y si no dinarla ,a escuela o hospitales
    muchas gracias

  13. sr:grondna ,la presidenta dijo que el futbol es para todos ,pero usted no escucho ,no sera que dijo es fulbol es para todos lo que tiene plata ,la selecion es del pueblo argentino no suya ,es no es un negocio ,a mi me parece que la entrada es de 100 y 450 es uan barbaridad yo pensa ir con mis nietos ,pero tandri que gastra todo mi jubilacion cobro la minima ,no le da verguenzza la miseria que hay en el pais y usted tiene cara de olavarria ,no tendria que ir nadie a la cancha ,como dijo baby echecopa no hay qque darle de comer a los jiles ,quisiera saber su cuanta bancaria ,yo tengo 40 perros ,prefiero darles de comer a ellos y no a ustedes para ternimar .la entrada tendria que ser gratis y si no donarla ,a escuela o hospitales
    muchas gracias
    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *