Matrimonio entre católicos

Estoy completamente a favor del permitir el matrimonio entre católicos. Me parece una injusticia y un error tratar de impedírselo.

El catolicismo no es una enfermedad. Pese a que a muchos no les gusten o les parezcan extraños, los católicos son personas normales y deben poseer los mismos derechos que los demás, como si fueran, por ejemplo, homosexuales.

Soy consciente de que muchos comportamientos y rasgos de carácter de las personas católicas, como por ejemplo su actitud casi enfermiza hacia el sexo, pueden parecernos extraños a los demás. Sé que incluso podrían esgrimirse argumentos de salubridad pública, como su peligroso y deliberado rechazo a los preservativos o su justificación de las guerras (¡sus sacerdotes han llegado a bendecir armas!). Sé también que muchas de sus costumbres, como la exhibición pública de imágenes de torturados, pueden incomodar a algunos.

Pero esto, además de ser más una imagen mediática que una realidad, no es razón para impedirles el ejercicio del matrimonio.

Algunos podrían argumentar que un matrimonio entre católicos no es un matrimonio real, porque para ellos es un ritual y un precepto religioso ante su dios, en lugar de una unión entre dos personas que , unidos por el amor, buscan compartir un proyecto en común, dándose contención emocional y económica. También, dado que el sexo y los hijos fuera del matrimonio están gravemente condenados por la iglesia, algunos podrían considerar que permitir que los católicos se casen incrementará el número de matrimonios forzados o por la simple búsqueda de sexo (prohibido por su religión fuera del matrimonio), incrementando la violencia en el hogar y las familias disfuncionales. Pero hay que recordar que esto no es algo que ocurra sólo en las familas católicas y que, dado que no podemos meternos en la cabeza de los demás, no debemos juzgar sus motivaciones.

Por otro lado, decir que eso no es matrimonio y que debería ser llamado de otra forma, no es más que una forma un tanto ruin de desviar el debate a cuestiones semánticas que no vienen al caso, pues,  aunque sea entre católicos, un matrimonio es un matrimonio, y una familia es una familia.

Y con esta alusión a la familia paso a otro tema candente del que mi opinión, espero, no resulte demasiado radical: también estoy a favor de permitir que los católicos adopten hijos.

Algunos se escandalizarán ante una afirmación de este tipo. Es probable que alguno responda con exclamaciones del tipo  «¿católicos adoptando hijos?», «¡esos niños podrían hacerse católicos!».

Escucho ese tipo de críticas y respondo que si bien es cierto que los hijos de católicos tienen  mayor problabilidad de convertirse a su vez en católicos ya he argumentado antes que los católicos son personas como cualquier otra.

Pese a algunos  indicios, no hay pruebas evidentes de que unos padres católicos
estén peor preparados para educar a un hijo, ni de que el ambiente religiosamente sesgado de un hogar católico sea una influencia negativa para el niño. Además, los tribunales de adopción juzgan  individualmente cada caso, y es precisamente su labor determinar la idoneidad de los adoptantes para desempeñarse en el rol de padres.

En definitiva, y pese a las opiniones de algunos sectores, creo que a los católicos debería permitirseles  tanto el matrimonio como la adopción.

Exactamente igual que a a los homosexuales.

26 Comments on “Matrimonio entre católicos”

  1. Yo también lo había leído. Me sumo a la campaña y agrego:

    Tenemos que expresarnos fuertemente para que no se discrimine a los católicos, ya que hay algunos malintencionados que inclusive afirman estupideces como que los hijos de católicos pueden llegar a ser caníbales. El hecho de que los católicos crean fervientemente que en rituales periódicos, a veces diarios y otras semanales, se comen el cuerpo y la sangre de quien es su dios y referencia máxima hecho hombre, no implica para nada que sean caníbales. Se les explica que son prácticas, códigos comunes, ritos y formas de comportarse que no competen al hecho real de comerse a un congénere. Que nos nos engañen sus raras vestimentas y artefactos! Por más que los miren raro e inclusive los vean como un poco loquitos, incluso que a veces los malinterpreten o hasta los discriminen, los niños católicos pueden crecer entendiendo la diversidad y diferenciar ´práctica´ de ´substancia´ y con el paso del tiempo las sociedades se han acostumbrado y naturalizado sus prácticas como ´normales´ cuando a muchos no les parece tal cosa. De hecho las estadísticas muestran que la mayoría abrumadora de esos niños católicos, cuando reciben amor y cuidado, pueden ser grandes hombres, no caníbales.

  2. Más aún, habría que considerar que si bien muchos católicos en la historia han propiciado y hasta elogiado, amparado, justificado y relativizado genocidios como ninguna otra organización, no necesariamente los hijos de los católicos tienen que salir genocidas. Además está demostrado que muchos grupos católicos apuestan por una educación libre, con pensamiento crítico y visión amplia no discriminadora, allende las jerarquías a las que responden, no existe un riesgo de que surja un fundamentalista genocida más que de un informático u homosexual.
    Sumando a la no discriminación.

  3. Gracias a Isabel leí también http://artepolitica.com/comunidad/legislar-contra-el-amor/

    Y agrego mi comentario también, con las disculpas por copiar y pegar en los dos post:

    Desde el dolor de seguir considerándome cristiano, aunque ya no católico y menos apostólico y menos aún romano, viendo que no se aprende nada en esa institución al servicio de la dominación en cuanto ámbito puede meterse, que sigue en la misma que llevó a mi ruptura total con ella, apoyo fervientemente el movimiento para la realización de una apostasía colectiva: que no hagan en mi nombre nada con lo que yo no estoy de acuerdo.
    http://apostasiacolectiva.org/

    Pero no como cosa individual, como movimiento político, colectivo, de aprendizaje y concientización, de mejora ciudadana, de colocar las cosas en un lugar democrático y que no tengan tanto poder en mi nombre estos sectores retrógrados.

    Cuántos de los que opinamos como se ha comentado aquí seguimos siendo considerados por la jerarquía de la iglesia católica como “parte” de ella, como bautizados, arrogándose ella el ‘derecho’ de representarnos.
    Y en base a esa representación que dicen tener, supuestamente por la mayoría de la sociedad argentina, ellos dicen 90% o más, se arrogan el derecho de cobrar sueldo del Estado Nacional, con cargos varios, de presionar desde su posición imponiendo a todos sus posturas ‘porque son mayoría’, porque son ‘las costumbres’.

    ¡Entre todos les pagamos para que salgan a decir barrabasadas!!!!! y para que retracen cuanta mejora institucional se plantee en nuestra sociedad.

    Las otras religiones reciben al menos lo mismo en proporción a sus fieles? Que cada feligrés aporte si quiere, pero no puede ser que encima seamos todos los que financiemos estos desatinos discriminadores.
    Es inaudito, y yo llegué al punto de decir basta hace tiempo, cuando vi las acciones de Primatesta apoyando la dictadura en el 76, cuando no hicieron los jerarcas un mea culpa serio y sincero y reparador, cuando aún hoy se ocupan de tapar las violaciones a los DDHH, cuando no condenan ni les sacan el sacerdocio a los curas condenados por abusos, cuando se reúnen en interés político con lo más retrógrado de los intereses económicos concentrados, cuando entran en contubernio para menejar los medios de comunicación como siempre, cuando dañan la salud pública con sus posiciones insostenibles sobre educación sexual y uso de preservativos.

    Basta de Baseotos y de querer tirar Ministros de Salud al agua con una piedra de molino atada, basta de seguir pregonando el perdón sin justicia a los dictadores genocidas, basta de planteos de islas para los homosexuales, basta de amparo y cobertura a pedófilos, basta de cobrar del erario público para decir estupideces y dañar a la sociedad toda en su salud, material y reproductiva pero también social y cultural así como ciudadana.
    Basta de una institución que pretende influenciar a la Argentina toda. Que no es que sea medieval, porque en el Medioevo había debate político y diferentes posturas horizontales fluidez hasta que se instaurara cierto dogma, esta es una iglesia oscurantista, no medieval.

    Pero no vale la acción individualista, vale si existe una acción colectiva. Muchos lo estamos pensando ahora, ‘desafiliarnos’ colectivamente de la iglesia católica, la apostasía como hecho político, más el reclamo de que el Estado no les siga pagando.

    Mis respetos junto con la convocatoria.

  4. Yo antes de permitir el matrimonio entre ese tipo de gentes lo pensaría un poco. Les das la mano, y al rato te están pidiendo la adopción libre. O la pedofilia libre. Mejor mantener el statu quo.

  5. Pedirle honestidad intelectual al bueno de Jorgito Schussheim me parece demasiado. Lanza así, como quien no quiere la cosa, un post que deja para la mierda a «los católicos», pero no quisiera ni imaginarme como se pondría él si dicen algo de «los judíos».
    Es más, el hombre no solo quiere a «los judíos» (cosa que me parece perfecta, aclaro) sino que admira a Israel, un país bello, teocrático y racista, en el que ni siquiera existe el matrimonio civil para parejas heterosexuales. No hace falta ser trolo o lesbiana para que el poder clerical te la mande a guardar. Si te querés casar pero no sos religioso, a otra parte.
    Ah, muy bueno el post, fino humor. Agrego que para mí todas las religiones son una garcha, me caen igual de gruesos los curas y los rabinos, pero juro que no tengo ninguna animadversión contra individuos criados bajo el influjo de cualquier religión. Como optimista irredento, confío en que algún día, tarde o temprano, se cagarán en dios.

    1. 1. Su primer comentario es una descalificación ad hominem que califica más al que la emite que a quién la recibe. De mi honestidad intelectual respondo por mi mismo y no acepto extraños que pretendan cuestinármela.
      2. Si me ha leído alguna vez (y si habrá ententido lo que escribí) debería saber lo imparcial que trato de ser en esas cuestiones.
      3. Su comentario, que descalifica mi condición de judío, es claramente discriminador y racista.
      4. Admiro a Israel, a pesar de su evidente racismo y sus práctica antidemocráticas para con los ciudadanos árabes. Tambien admiro a esta Argentina a pesar de sus muchas prácticas de corrupción y de favoritismo a la religión católica apostólica romana, expresado en el Art. 2 de nuestra constitución.
      4. Aclaré al principio que este texto no es mío.
      5. Váyase al carajo.

      1. 1: cuestiono tu honestidad intelectual por los motivos antes señalados, a saber
        a) te creés con derecho a criticar a «los católicos» pero a la mínima cosa que se diga de «los judíos» (real o inventada) saltás como leche hervida
        b) te la das de moderno y abierto y apoyás un estado racista y teocrático.
        Y sí, es un ad-hominem, está dedicado a vos y no a un grupo de personas

        2: como te leí en más de una oportunidad se que de imparcial no tenés nada.

        3: mi comentario descalifica tu inexistente honestidad intelectual, no tu condición de judío. Si hice mención a ella fue por lo siguiente
        a) amparándote en tu condición de judío te creés con derecho a insultar a «los católicos» como colectivo humano. Yo tampoco soy católico, pero como tampoco soy fascista, me cuidaría bastante de culpar a toda una colectividad por lo que hacen sus dirigentes. Por ejemplo, acusar a «los judíos» o siquiera a «los israelíes» por lo que hacen los fascistas que gobiernan Israel.
        b) ya que estamos (y seguís dándome la razón), amparándote en tu condición de judío me estás acusando de antisemita. Si tuvieras un ápice de honestidad intelectual verías que de haber un racista entre nosotros dos, no soy yo precisamente. ¿Hay algo de racista en mi comentario? te agradecería que me lo señales.
        4) El texto no es tuyo pero lo posteás alegremente. Voy a poner algo de Hugo Wast, a ver si te gusta.
        5) Yo también te quiero.

      2. PD: el favoritismo hacia la religión católica es algo repudiable y contra lo que hay que luchar, pero comparar eso con un estado basado en razones religiosas y raciales es un despropósito digno de tipos como vos.

      3. Queridísimo Jorge Suchusseim: Habiendo dejado en claro que es usted judío «no institucional», es decir, que posee usted algun grado de raciocinio, y también a sabiendas de que existen católicos no institucionales también (es decir, sabe que la mierda religiosa fanática existe en ambas religiones, pero que tambien hay gente pensante en las mismas), lo invito, y si se quiere, lo desafío a que redacte una nota de igual envergadura y enfoque pero acerca del judaísmo.

        Es más, si dice usted ser «imparcial», con esto lo demostraría definitivamente y realmente estaríamos muy contentos, en serio, de que nos cierre bien el orto. Sería una inmensa victoria de la razón sobre la mediocridad.
        Aclaro, no pertenezco a ninguna religión, me rige mi juicio de valores, mi conocimiento y la sencilla frase «siempre hay algo mas por aprender».
        Gracias por leer.

    2. Exelente Cholo, si a Scchsusheim, viejo sionista si los hay, le nombrás la palabra «judío» te lapida. Mínimo una acusación de «antisemita» (o un mandarte al carajo como lo hizo). Obviamente recordarle que en su Estado ideal de Medio Oriente ser trolo es casi un crimen (ni matrimonio, ni unión civl, ni tampoco vivir en los barrios de «judíos ortodoxos» porque los hostigan y acosan violentamente -así como a palestinos, mujeres «impúdicas» y aquellos que violen por ejemplo el shabatt).
      Es un gusto para Schussheim poder putear a los católicos, dada su condición de judío, y para ello utiliza cualquier ocasión para hacerlo -como el matrimonio homosexual.
      Cabe resaltar que el judaísmo institucional a pleno está unido en contra del matrimonio homosexual tal como lo está el catolicismo (y los musulmanes). Pero claro, de eso no se habla. El choque (falso) es Iglesia vs homosexuales, ocultando q es de minoría homosexual + progres urbanos vs mayorías de cualquier confesión religiosa.
      Y lo que diga la Constitución Schussheim banquesela o cambiela. Porque representa al pueblo argentino -y si este ejerce favoritismo por algo o alguien hay que chuparla (como diría el diego).
      En Israel hay peores favoritismos, y real discriminación contra otros credos (y no es el único país q lo hace), y no lo veo quejarse mucho en contra.

      1. Pancho: con usted voy a invertir los términos.
        1. Váyase al carajo.
        2. Acá tiene a un judío no institucional que apoya abierta y públicamente el matrimonio homosexual dia a dia en declaraciones públicas a través de los programas en medios masivos en los que participa, y lo hace sin restricciones.
        3. Mi estado ideal en Medio Oriente sería uno en que musulmanes, cristianos, judios, drusos, budsitas et al convivieran en paz y con idénticos derechos en un estado laico en el que los rabinos y curas retrógradas sólo tuvieran poder espiritual dentro de sus comunidades.
        4. La Constitución no está grabada en piedra ni es inalterable como los ultrareligiosos tamto judíos como católicos pretenden hacernos creer, equiparándola a las tablas de la ley. En el judaismo que usted evidentemente desconoce hay un precepto que dice que cuando una ley es injusta y perjudica a alguna minoría puede ser desobedecida y debe ser cambiada.
        5. No sé si la reiteración vale, pero puede irse al carajo.

  6. Queridísimo Jorge Suchusseim: Habiendo dejado en claro que es usted judío «no institucional», es decir, que posee usted algun grado de raciocinio, y también a sabiendas de que existen católicos «no institucionales» también (es decir, sabe que la mierda religiosa fanática existe en ambas religiones, pero que tambien hay gente pensante en las mismas), lo invito, y si se quiere, lo desafío a que redacte una nota de igual envergadura y enfoque pero acerca del judaísmo.

    Es más, si dice usted ser «imparcial», con esto lo demostraría definitivamente y realmente estaríamos muy contentos, en serio, de que nos cierre bien el orto. Sería una inmensa victoria de la razón.
    Aclaro, no pertenezco a ninguna religión, me rige mi juicio de valores, mi conocimiento y la sencilla frase «siempre hay algo mas por aprender».
    Gracias por leer.

  7. EXCELENTE MIRADA EXCELENTE PERSPECTIVA .dABA PARA CHARLAR PERO PARECE Q LOS COMETARIOS FUERON PARA OTRO LADO.yO DIRIA Q TODA GENERALIZACION ES MALA .PERO MEJOR NO CASARSE .

    AGREGO AL POST AUNQ EL AUTOR NO ME LEA ( ALLAN EL GALLEGO PSYCO …).;CON LO Q SE GASTA EN LA CELEBRACION RITUAL DE UN MATRIMONIO CATÓLICO SE PODRÍAN HACER VARIAS COSAS ÄLIMENTAR A 100 DE UN COMEDOR COMUNITARIO O COMPRAR DIEZ BICIS PARA Q ESO CHICOS USEN LAS BICISENDAS DE LA CABA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *