Plétzalaj y lajmayines en Carta Abierta

Invitado cordialmente por balvanera, a quién finalmente conocí en persona, asistí hoy al brindis que Carta Abierta realizó en la explanada de la Biblioteca Nacional, y en el que varios cientos de personas festejamos a puro temporal, truenos y centellas.

Al único orador que se le entendieron sus palabras fué a Ricardo Forster, quién hizo un brindis muy emotivo. En cambio a Horacio González, quién no paraba de subirse constantemente a lo que dios no quiera que fuera un cajoncito de cocacola escondido por la verdadera multitud presente, no se le entendió ni una palabra, lo que supongo que mucha gente agobiada por su frondosa pluma debe haber agradecido.

Lo verdaderamente ecuménico del precioso encuentro, en el que también me encontré con Néstor Sbariggi, fueron los muy idishes plétzalaj de pastrón bandejeados junto a veramente árabes mini lajmayines, ambos muy ricos.

Me retiré mojado y feliz.

13 Comments on “Plétzalaj y lajmayines en Carta Abierta”

  1. El de los pletzalaj y lajmayines, que siempre creì que eran pletsalej y lajmayins , no serà uno de los caminos inèditos y no explorados para intentar apartar de la crònica confrontaciòn, a dos comunidades que se alimentan de cosas tan gratificantes y semejantes ?

    Apunta para ese lado Schussheim ?

  2. la proxima vez inviten.

    yo no se si voy a escuchar lo q tenga q decir el tal forster,pero si hay morfi gratis,me anoto.

    una pregunta,la comida judeo-arabe,venia con el cartelito «presidencia cristina fernandez de kirchner» tambien?.

    «nosotros hacemos» (y vaya si hacen,la reunion cartaabiertista es toda una prueba hacendoza)

    1. Gabriel no exageres.-
      Ricardo Forster es un excelente intelectual, cuyos libros, entre otros: El exilio de la palabra y Walter Benjamin y el problema del mal, son de consulta permanente.
      Ahora está un poco, como diríamos, extraviado, no se lo entiende muy bien, se parece más a Horacio González que a Nicolas Casullo. Habría que preguntarle si en sus sueños no se le aparece Nicolás y lo reta.-
      Nada hay en la vida definitivo. Todos los que hemos aprendido con Ricardo que además de nuestro mundo, existen otros mundos, tan valiosos como el nuestro, esperamos su regreso.-

    2. Si es por eso, debés ser un habitué de los ágapes que se hacen en las inauguraciones de las muestras de artes plásticas. Un garronero de los que no hay, de esos a los que les chupa un huevo el arte pero igual sacan coraje y de paso se chupan todo.

  3. eltano:
    Pensamiento de Ricardo Forster, antes de haber sido iluminado (presumo que su iluminación fue a consecuencia del plan de reparto de lámparas de bajo consumo diseñado por Cristina):
    “De Menem a Duhalde, de Kirchner a Rodríguez Saá, de López Murphy a Patricia Bulrich, de Manzano a Alfonsín, todos siguen tejiendo sus promiscuas ambiciones, afirmando su inquebrantable voluntad de hacer estallar a la Argentina en mil pedazos, haciendo posible lo aparentemente imposible: la desaparición de un país”.- “Notas sobre la barbarie y la esperanza. Del 11 de septiembre a la crisis argentina.” Biblos. Bs. As. 2006. Pág. 165.-
    “La recuperación democrática se desarrolló con total independencia de la cuestión social y se hizo de espalda a los reclamos de equidad de aquellos sectores de la sociedad que verían, a lo largo de estos años postdictatoriales, profundizarse su marginación y empobrecimiento”.- Los espectros latinoamericanos: el populismo, la izquierda y las promesas incumplidas. Revista Pensamiento de los confines. Nº 20. Bs. As. Junio de 2007. Pág. 20.-

  4. lo primero que sale al poner «Ricardo Forster» en Google…
    http://www.revista-noticias.com.ar/comun/nota.php?art=1543&ed=1652

    […]
    Noticias: ¿Y por qué, en el marco de esta antinomia, decidió ser kirchnerista?

    Forster: Me hice kirchnerista por espanto. Sentí espanto por la clase media bienpensante que construía una versión racista y prejuiciosa de la realidad. No le tengo miedo a la gente que vive en Esteban Echeverría ni en Jujuy, creo que ese también es un país digno. Me espanta el vecino de clase media que dice “negro de mierda”. Hay un progresismo de época que es estéticamente correcto, respetuoso de la diversidad sexual y amante de Palermo Soho, pero que políticamente es muy reaccionario.

    Noticias: Otros intelectuales critican en términos más generales al Gobierno.

    Forster: Sí, pero no todos los que conforman el mundo de la cultura y la universidad son antikirchneristas. Muchos corren al Gobierno por izquierda y acusan a los Kirchner por su impostura, dicen que todo es “pour la galerie”. Creo que resulta absurdo imaginar una reacción tan violenta de las entidades agropecuarias y de la oposición si el Gobierno sólo actuara una ficción. Hay intereses en pugna.
    […]

    1. A diferencia de lo que piensa Forster, lo que el “conflicto” con el campo puso en evidencia fue precisamente la ficción del gobierno, o sea puso en descubierto que más allá de conseguir poder, a cualquier costo, no había acción de gobierno y que el “modelo” ya evidenciaba muchos problemas.-
      Durante el primer gobierno de Perón también existió enfrentamiento con el sector agropecuario por la política oficial hacia ese sector de la economía, pero se supo analizar y cambiar las mismas. Así el 1º de mayo de 1950 en el discurso inaugural de las sesiones legislativas el Presidente Perón anuncia lo que se conocerá como política de la “vuelta al campo”, subrayando: “…que el sentido de nuestra independencia económica no es de orden aislacionista”, apelando a los sectores agrarios y al incentivo de su producción para recomponer la economía nacional. Política que reafirmará en 1951 cuando reconoce que “lo justo es que ahora la independencia económica sirva al bienestar del campo argentino” y en 1953 admitirá que “la recuperación de la economía nacional de 1953 se originó en el sector de la producción agraria”.-
      Este discurso indicaba no solamente el fracaso de la política agraria instrumentada desde 1946, sino también que estábamos frente a un gobernante pragmático, que no dudaba en cambiar el rumbo cuando la realidad demostraba que era equivocado, cosa que no ocurre actualmente y cuando la tarea del gobernante queda acotada a un proyecto dedicado casi exclusivamente a conseguir poder, para lo que se requiere el manejo de grandes recursos, se descuidará la tarea de gobernar, incurriéndose en los mismos errores del pasado, ignorándose las lecciones de la historia a pesar de las continúas invocaciones a la memoria.-

  5. Todo muy lindo Jorge. Apocalípticos eran los truenos, rayos y centellas y había que mojarse para conseguir un tinto pero daba igual. Yo le entendí a todos porque estaba bien cerca de la silla que oficiaba de tarima y había clima de festejo colectivo así que por más tormenta que hubiera eso no empañaba el ánimo general.

    Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *