Postura Secular contra el Aborto

Como todos los títulos, este tiene trampa: Parte de la premisa de que sólo se puede estar en contra o a favor del aborto. Lo cual es absolutamente falso. Los títulos, las proclamas, las banderas, son reduccionismos de asuntos mucho más complejos y matizados. Pero alguna desventaja evolutiva nos impide discutir aún a los homo sapiens más sapientes, de otra manera que no sea por si o por no, blanco o negro, binariamente, como diría el Escriba. Es el modo en que, tal vez, está hardwired, programado, nuestro cerebro.

Para despejar prejuicios, sería tal vez necesario aclarar de dónde viene esta postura. No creo que queden dudas para quienes me han leído en otros posts y comentarios que soy ateo rabioso, por lo que voy a omitir deliberadamente todo argumento religioso respecto al tema porque me parecen sencillamente irrelevantes. No es a Dios que tenemos que preocuparnos por no ofender, es a nuestros propios principios humanos.

En su blog, la candidata a a diputada Andrea D’Atri dice:

Actualmente, como el aborto está penalizado, esa parte de la población que considera que debiera estar despenalizado no puede ejercer el derecho a decidir sobre su propio cuerpo, tal como lo aprueba su conciencia.
¿Qué pasaría si fuera al revés? Si estuviera legalizado, las mujeres que consideran lícita la interrupción voluntaria del embarazo, no tendrían que recurrir a la clandestinidad ni correr riesgos de salud o de su propia vida. Y aquellas personas que están en contra del aborto, podrían sentirse igualmente respetadas en sus creencias, porque nadie las obligaría a abortar.
Nadie tiene el derecho de imponerle a los demás sus puntos de vista, sus creencias o ideologías. Y en el caso del aborto, como vimos más arriba, se trata de eso. Todavía no hay ningún consenso científico acerca de este punto.

En principio el argumento parece válido, por que podemos coincidir, desde nuestra postura secular, que nadie tiene derecho a imponerle a los demás sus puntos de vista, pero en este caso es un sofisma preocupante: Si la ley, pongamos, permitiera el homicidio a quemarropa y lo dejara librado a la conciencia de quien empuña el revolver, no lo convierte en sólo un hecho personal porque sigue habiendo otra persona en danza: La víctima. En el caso del aborto, esa víctima es el feto. En abortos clandestinos, la probable victima también puede ser la madre.

Luego, D’Atri incurre en otra falacia similar que francamente me pone los pelos de punta: Relativiza la figura de «persona», por las evidentes e innegables contradicciones e imprecisiones de la ley en esas definiciones. Como la figura de persona ya fue relativizada para justificar la esclavitud o el exterminio étnico por la derecha, podemos hacerlo también nosotros con el feto! Me desconcierta leerlo de una izquierdista.

Pero luego está la vital, enorme discusión, filosófica y científica, (que por supuesto no pretendemos resolver aquí, pero sirva para llamar a la necesidad de un debate más serio y amplio) de trazar el límite, exagerado para algunos en las 3 semanas, donde ya comienza a distinguirse un desarrollo neuronal y cardíaco, o a las 27 donde aparecen funciones cerebrales más «elevadas», o estudios algo más serios que señalan que el feto no sería capaz de sentir siquiera dolor hasta la semana 26 (en inglés). Puedo aceptar esta última, y que podríamos sacrificar el feto como sacrificaríamos un animal menor, comparación que debería ilustrar la gravedad del sacrificio que estamos planteando. No me sorprendería sin embargo encontrar vegetarianos o adeptos a PeTA a favor del aborto.

Entonces, como se trata de un límite muy difuso que va desde 3 a 27 semanas, rango por demás amplio, la ley debe limitar más por las dudas que por las certezas. Así es todos los rubros de la ley, debe haber márgenes de seguridad, y esos tienen que ser a favor de la vida del más indefenso. No vamos a poner aquí un número, que si a las 3, o 20, o 27 semanas de gestación, porque esa decisión requiere un debate más serio que no se está dando desde ninguna de las dos veredas.

Ahora, hay otras cuestiones laterales pero no menos importantes que hay que reconocer: El aborto clandestino, la mortandad de embarazadas, el derecho a la mujer a hacer lo que le plazca con el cuerpo, al menos hasta que hay otro cuerpo más adentro. Sería entonces necesario dar un marco regulatorio que proteja a la embarazada que no desea tener el niño, sin necesidad de aprobar el aborto incondicionalmente. Una de ellas sería dar asistencia a la embarazada para llevar el embarazo a término (La AUH para embarazadas desde el 3er mes va en ese sentido) y dar el niño en adopción, lo cual lleva a la necesidad, sí, de hacer más eficiente la ley de adopción y abrir otros debates sobre la adopción por parte de parejas homosexuales, que estarían felices en darle una familia al niño que otra no puede o no quiere tener.

Entonces, la postura que tomamos en este post no es contra el aborto, sino contra el aborto indiscriminado, o pro-aborto responsable y respetuoso de ambas vidas, la de la madre y la del hijo, que suelen venir en iguales cantidades.

About LeonardoF

Un gris en el mundo blanco y negro.

View all posts by LeonardoF →

38 Comments on “Postura Secular contra el Aborto”

  1. Con respecto al argumento del homicidio a mano armada, que por el solo hecho de existir, entonces, también debería ser legalizado; la respuesta es la siguiente: La enorme, abrumadora mayoría de las sociedades actuales condenan el asesinato u homicidio, lo tienen prescrito por ley, y lo reprime con todas sus fuerzas. Sin embargo, una muy amplia mayoría de las mujeres del mundo vive hoy en día en países en donde el aborto es legal. Los abortos a los que hago referencia y que son no penalizados por sus correspondientes legislaciones son: (http://www.abortos.com/algunas_aborto.htm)
    – A pedido de la mujer.
    – Por peligro para la vida de la madre, la salud salud física y psiquica, los factores socioeconómicos, y/o las malformaciones fetales.
    Luego, yo no se que argumenta D´atri sobre la esclavitud, pero en mi opinión hay dos realidades inobjetables:
    – Hay vida
    – Esa vida esta en dependencia absoluta de la persona humana que la contiene (por lo menos hasta la semana 12)
    Por consiguiente, es una persona humana a lo sumo en potencia sin garantía de realización. Es demasiado evidente que no es lo mismo interrumpir el desarrollo vital de un feto de 2 semanas que interrumpir la vida de… pongamos por caso, Messi.
    Dos consideraciones finales:
    La adopción no resuelve la cuestión del derecho de la mujer a decidir sobre su propio cuerpo. El tránsito del embarazo es traumático en si mismo, deja secuelas físicas y psicológicas.
    Y por último, tiendo a creer que todo lo que se discute es chachara y que si fuese el hombre el que se embaraza, el aborto ya fuese legal desde hace muuuucho.
    Saludos.

    1. Me parece que hay un aspecto de la cuestión que no estás viendo.
      Si partimos de la base de que hay vida dentro del seno materno pero no nos ponemos de acuerdo desde cuándo el embrión es persona/ser humano, ¿no habría que fijar como regla la prohibición? Ante la duda, ¿no deberíamos privilegiar la vida por sobre el derecho a decidir sobre su cuerpo de la mujer? ¿Cuál es el bien jurídico que debemos proteger en esa disyuntiva? ¿Qué tenía más valor, la vida humana en «potencia» o el derecho de la mujer a decidir?
      Por otro lado, ¿de dónde sale ese derecho de la mujer de decidir sobre su cuerpo?

      1. ese tema de «hay vida» es una falacia.

        «vida» hay, lo que se puede rechazar es la condición de persona de esos organismo.

        por eso no cabe la idea de asesinato. no es un asesinato, un crimen.

        ¿quiénes deberíamos decidir si la «vida» o «la mujer»?

        yo creo que debe decidir cada mujer. y si eso es tema de filosofía y religión que cada cual se arregle.

      2. Tapones, estaba respondiendo el comentario anterior que reconocía la existencia de vida, aunque dependiente de la madre.
        Quien debe decidir es el Estado, claro, entre privilegiar esa vida y el derecho de la mujer. Y aunque me pueda inclinar por la primera opción, eso no implica que la respuesta estatal deba venir de la mano del derecho penal. Hay otras opciones.

      3. hola leonardo,

        claro que sí. pero nadie está en favor del aborto en el mes número 9, creo.

        lo que digo es que el argumento «pro vida» para negar el derecho a decidir es una falacia, por ejemplo de la manera que lo utiliza hernán, que, además, llega al colmo de preguntar si realmente hay algún derecho de las personas por su propio cuerpo…

        podríamos poner en debate un lapso para la legalidad del mismo, pero no negarlo con el argumento «defender la vida del niño por nacer». porque eso no es un niño, excepto en la mente de algunos chupasirios.

        un fuerte abrazo

      4. hola hernán,

        es que creo que nosotros debemos decidir. que cada persona decida si el aborto sí o no.

        si te parece mal, no abortes, tené el chico, plantá un árbol y escribí un libro.

        si no te parece mal, vas al hospital de tu barrio y tenés una intervención segura sin riesgo de muerte.

        no veo cual es el debate si no fuera porque algunos quieren imponer sus valores a terceros.

        saludos

      5. Bueno tapones, el derecho público en buena medida es eso, imponer ciertas conductas a nivel general, que muchas veces tienen una carga valorativa o incluso pueden ser paternalistas. El tema es hasta dónde puede llegar la imposición; en este caso, discutimos la intimidad de la persona, el derecho de ser artífice de su propio destino como dijo algún constitucionalista medio barroco. ¿Eso ampara el derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo, aun cuando pueda existir un daño a un tercero? En la duda de si hay un «tercero» o desde cuándo ese «tercero» es tal, prefiero una solución normativa que proteja y no que permita su eliminación.
        Saludos.

  2. Martin M, linda respuesta, así da gusto.

    Estoy de acuerdo con vos (y las legislaciones de medio mundo) en el aborto cuando corre peligro la vida de la madre y por consiguiente la del feto mismo, entonces, a jugar por seguro, porque el feto no tiene garantía de realización).

    Dicho esto, decir que «es una experiencia traumática» es tan sarasa como decir que es «un momento único y placentero de sentir una vida creciendo en tu cuerpo», para quienes tenemos pito y bolas, o aun para quienes tienen ovarios y útero pero nunca presentaron gravidez. Entonces me abstengo de emitir opiniòn en ese aspecto. La posición de un estado tiene que abstraerse de esas subjetividades, y en todo caso proveer contención profesional.

    Otra cosa poco discutida es, que en caso de violación, el feto sano y con buenas perspectivas no tiene porqué pagar con su vida el sufrimiento de la madre, que nadie se lo niega. De ahi que la adopción me parece una opción más humana. Habiendo tantos niños sin padres y padres sin niños, sería una locura no hacerlo.

    1. Como portadora de ovarios u utero en estado de gravidez (30 semanas, muy feliz):

      1) Estar embarazada es un garron. Los primeros tres meses me sentia pesimo y no podia tomar nada mas fuerte que buscapina o paracetamol. Asi iba a trabajar, viajaba en tren, etc. Durante todo el embarazo, para tener un bebe sano, no podes tomar alcohol, ni fumar, ni tomar, ponele, ibuprofeno, ni comer carne cruda (ni poco hecha). Cuanto mas crece la panza, mas pesa, mas molesta, tu ropa no te entra mas, etc.
      Yo estoy pasando por esto porque quiero tener a mi hija, pero el embarazo impone muchas restricciones, y no me entra en la cabeza como el estado podria obligarme a permanecer en este estado contra mi voluntad. Y, excepto los primeros tres meses, no tuve un embarazo complicado, no tuve que hacer reposo, tengo un trabajo con horarios flexibles y no tengo otros hijos a quienes cuidar.

      2) al principio, todos los medicos te dicen que no te pongas demasiado contenta, que muchos embarazos se pierden antes del tercer mes. De hecho, yo estaba embarazada de mellizos, y uno de los dos se reabsorbio entre la semana 5 y la 6. Solo senti un poco de decepcion, y aunque espero que nunca me pase,creo que no se puede comparar con el dolor de la perdida de un embarazo avanzado o de un hijo.

      3) La adopcion es un proceso para darle un hogar a los chicos que ya nacieron, no una fabrica de bebes para personas que no pueden tener hijos. Plantear que se puede acompanhar a la mujer hasta que lo tenga y lo de en adopcion es tratar a la mujer como una incubadora. El embarazo, ademas de la incomodidad fisica, tiene todo un correlato social: la gente te toca la panza, te pregunta para cuando, si es nena o nene, como se va a llamar, etc. No me quiero imaginar el dolor de enfrentar esas preguntas diciendo: no se, lo voy a dar en adopcion.

      1. Estudiante, respetu muchisimo tu vision de madre, pero respecto lo que decís de la adopción, me parece bastante injusto lo de la «fábrica de bebés para gente que no puede tener hijos».

        Estás dando vuelta intencionalmente la idea para hacerla ver como algo perverso. Se trata de que, una vez dada la circunstancia del embarazo, darlo en adopción es la mejor manera de respetar esa vida sin obligar a la madre a criarlo. Por supuesto no estamos hablando de situaciones ideales, pero esa opción debería estar cuando menos alentada desde la ley que prospere, aunque se despenalice el aborto como finalmente sucederá.

  3. Leonardo F y Hernan: En el fondo creo que ustedes y yo tenemos razón. En la legislación comparada y en la opinión médica, hay argumentos para los dos lados. En el semáforo del mundo el hemisferio norte esta verde y el hemisferio sur rojo. Ojala este país pueda discutirlo y debatirlo por intermedio de sus representantes. Creo entender que la función represiva en este caso tiene muy baja incidencia en la toma de la decisión y muy alta incidencia en los resultados. No se de dónde sale el derecho de decidir sobre el cuerpo, lo que sé es que se hace uso de él, en los dos casos. De cada tres embarazadas, dos deciden tenerlo y una no y eso no lo frena ni la ley, ni nadie. Ahora, ante la situación dada, le vamos a dar una respuesta de salud pública o ustedes prefieren que lo decida un comisario?
    Saludos.

  4. «…la función represiva en este caso tiene muy baja incidencia en la toma de la decisión y muy alta incidencia en los resultados.»

    En casi un mes de debatirlo con diferentes personas, es el mejor argumento, o mejor dicho, la mejor manera de expresarlo, y estoy tentadísimo de darte la razón. Pero luego siento que se está tratando de esconder la basura bajo la alfombra, o de ganar tiempo para resolver o posponer un problema cultural (que requiere una solución aún más de fondo) costa de vidas no nacidas.

    Principalmente, me preocupa el precedente legal y ético que implica legitimar desde la ley, la violación del derecho a la vida, por el derecho de la madre sobre su propio cuerpo. Son dos derechos iguales. Incluso la lógica pura y fría deja en evidencia un error.

    1. leonardo,

      es que no se viola ningún derecho. ahí está el problema:

      desde qué momento se transforma en sujeto de derechos ese renacuajo es la base del debate.

      en mí opinión no tiene ningún derecho fuera de los que la propia madre le otorgue. por lo menos en su primeros tiempos.

      por eso no son iguales esos derechos: por un lado, la madre, a la que algunos le niegan libertad con el argumento de que hay otro sujeto a los que la libertad de la madre afecta en su derecho a vivir….
      pero ponerlo en esos términos es tramposo, es adjudicarse la victoria del debate antes de empezarlo.
      es lo que hacen las concepciones cristianistas «pro Vida»: dar por sentado que esos embriones de un par de centímetros son pequeñas personitas que tienen los mismos derechos que nosotros. !y precisamente eso es lo que estamos discutiendo!
      ¡no creemos que sean pequeños niños cuyos derechos entren a competir con lo nuestros!

      saludos!

  5. Agrego: Dar una respuesta de salud pública no tiene porqué, necesariamente, acabar con la vida del feto.

    No se trata, como dijo Lubertino, de tratar a la mujer como si fuera una incubadora y obligarla a parir. Se trata de que una vez dada la circunstancia del embarazo, y no pudiendo la Ley decidir sobre la vida de un ser humano, la solución más ética es contenter a la madre para que lleve el embarazo a término. Claro que el gasto público en esto sería mucho mayor, y no se me escapa que muchos ponen eso en la balanza a la hora de tomar posiciones.

    1. pero, leonardo:

      al final sí es como dijo lubertino: contener a la madre para que sea una incubadora.

      no es una solución «más ética». eso es tu opinión de la ética. para mí es terrible, aunque sea con la mejor buena leche «pro vida», hacer que una mujer lleve adelante un embarazo no deseado por un supuesto y abstracto valor moral cristianoide o espiritualoide.

      eso no es «más ético». es una postura ética, que a muchos nos parece terrible.

      a mí, por ejemplo, me parece terrible éticamente el carácter represivo de las posturas anti aborto, por las cuales aún hoy no está permitido decidir libremente.

      saludos

      1. Lo de cristianoide o espiritualoide, la boca se te haga a un lado. :)

        Toda ética es una opinión de ética, porque ésta es un concepto humano, asique chocolate por la noticia.

        Si concebir un feto SANO pero no deseado de N meses de embarazo como una persona con derechos es un lujo del pensamiento, qué queda para niños o adultos con hidrocefalia, retraso grave, autismo, muerte cerebral o similares. Sus familiares reciben una presión y juicio social DESCOMUNAL para cuidarlos no nueve meses ni 6, sino toda una vida, que puede llegar incluso a la vejez en algunos casos.

        (queda por definir el valor de N, pero en mi opinión no debería pasar de 3 meses, que es, oh casualidad, el mísmo limite para percibir la AUH a embarazadas)

        Si somos capaces de sacrificar un feto sólo porque es no deseado, plantiemosnos seriamente despeñar malformados de la roca Tarpeya como hacían en Esparta. Sino somos capaces de afrontar esa decisión, mucho menos deberíamos hablar de aborto.

    2. Me sumo a las dos «propuestas». Es más hay que realizar abortos en esos casos que implican una malformación tal que hacen que el ser ni tenga caracteres pensantes (más que un humano una planta) y ni siquiera sea autosuficiente, e implica que la madre deberá servirle de esclava toda su vida.
      El aborto terapéutico (junto al por violación y al protector de la vida de la madre), deberían ser legalizados a como de lugar.
      Lo otro es bla bla «pro-vida» de gente que no tiene ninguna carga (generalmente gente que puede pagar si necesita un aborto así que jamás se hace problema por si es o no legal)

      1. Un espanto. Lo de despeñar malformados fue una ironía negra, no pretendo que se haga. La eutanasia de adultos conscientes es otra cosa y la apoyo. La eutanasia de pacientes comatosos, es un caso más dificil, pero entiendo que una familia pueda decidirlo conociendo las formas de pensar del paciente. Yo por ejemplo ya he dejado expresa voluntad a la gente más cercana a mi que no tengo ningun interes en ser mantenido con vida en un caso así. Pero estamos hablando de la determinación del individuo.

        El desechar a un feto sano sólo porque no es deseado por sus padres y legitimarlo desde el la ley y el estado me sigue pareciendo una idea espantosa.

      2. leonardo,

        ¿pero el tema depende de qué? de las características del organismo en cuestión o en el deseo/no deseo de los padres?

  6. Tapones, dijiste:»nadie está en favor del aborto en el mes número 9, creo.»

    No sé. Espero que no. Desde quienes están militando por el aborto no se molestaron, hasta donde pude ver, y busqué lo más que pude porque no trabajo de eso, no se molestaron, digo, en mencionar, ni siquiera al pasar algo tan VITAL como el límite en el mes de gestación, que debería ser ESE el foco del debate y no una diatriba pueril de por si o por no.

    Creo que esto no habla ya sólo del aborto, sino de la capacidad de la sociedad de pensar un tema serio como éste fuera de la disyuntiva binaria que imponen los grandes medios.

    1. En un post del blog de Eva Row dicen esto:

      «Discutir cuándo debe considerarse el comienzo de la vida no va a hacer que las mujeres que por cualquiera sea la razón deciden terminar un embarazo cambien de opinión.»

      Me cuesta destilar el meollo del asunto pero creo que aquí está la cuestión que más me molesta. Si bien la proposición es cierta, «no va a impedir que», Tiene trampa: evita tocar un tema cultural de fondo que tiene que ver con la concepción irresponsable, y no lo digo desde el racismo o el prejuicio a las clases desfavorecidas, sino desde el pedido de asumir que la solución real es concientización, procreación responsable y educación sexual. Callaría y admitiría que esto es hilar fino, si no creyera que lo que está en juego, la vida de niños, no es demasiado.

      Por eso trazar una línea entre cuándo debe considerarse vida humana individual es importante, por que es la línea que separa el legítimo derecho de la madre a hacer lo que quiera con su cuerpo del derecho legítimo de una criatura hecha y derecha a nacer y vivir.

      1. Te pongo un ejemplo de lo último: cuando el Estado pagó, la ultima vez, las indemnizaciones por desaparición forzosa por el terrorismo de estado, denegó el reclamo de una «abuela» para cobrar la indemnización por el niño que llevaba la nuera en el vientre, por considerar que no se trataba de un sujeto de derecho.

      2. No me suma, me resta. Me estás hablando de una concepción juridica que para mi está vetusta. Precisamente, creo que hay que evolucionar la consideración de sujeto de derecho de la mano de la comprensión biológica que nos de la ciencia.

        Por eso hay que legislar sobre ciencia y no sobre credo.

      3. Martín M, te equivocás con el fallo de Corte. Allí sí se dio la indemnización a la abuela de una beba que estaba en el vientre de una chica asesinada durante la dictadura. Expresamente dijo que la «beba fallecida» era de una especie de «persona». Y también tuvo en cuenta que el embarazo de la madre estaba casi a término.
        La causa se llama «Sánchez Elvira Berta», fue resuelta el 22.5.07 y está registrada en Fallos 330:2304.
        A lo mejor te confundís con el precedente «Blanco Luciano», donde la Corte rechazó la indemnización que pedía una pesona por la detención ilegal de su madre cuando estaba embarazada de él (la sentencia es del 12.8.08).

      4. Me equivoqué, no conozco ninguno de los dos casos, solo recordaba algo que por lo que me decís, es justamente lo contrario. Perdón, no me tomé el tiempo de corroborar a mis recuerdos y evidentemente mandé fruta.

    2. pero, leonardo, las doce semanas están estipuladas en el proyeco de ley que discutimos. es lo priemro que se aclara en el mismo.

      y el artículo tres aclara en qué casos se podrían realizar las interrupciones una vez pasado ese límite.

      acá el link al proyecto: http://www.abortolegal.com.ar/?p=600

      yo no veo qué se puede objetar fuera de lo espirituoso a este proyecto puntual. a mí me parece requete claro.

      un abrazo

  7. Si el embrión es vida, el espermatozoide también. Y obviamente el óvulo.

    Claro que el embrión tiene juntos los pares de cromosomas, y en los espermatozoides y óvulos «viven» por separado.

    Entonces podríamos decir que un espermatozoide o un óvulo son «media vida». Y ante la duda, como se dijo aquí, debemos preservarlos.

    Obviamente que estamos ante un problema de absurdo: no podemos salvar a los 500 millones de «vidas» que hay en una eyaculación, y no podemos embarazar a la mujer una vez por mes.

    Ni el espermatozoide, ni el óvulo ni el embrión temprano son más que una vida potencial.

    El resto es ideología y/o creencias, muy respetables por cierto. Pero que no deben imponerse a todo el universo femenino (ya que son las mujeres las que sufren). Nosotros piolas…

    1. con todo respeto, estás en offside. En el post aclaro que lo importante es trazar el límite. Está claro que ni espermatozoide ni ovulo ni feto temprano son una vida humana. Eso dejalo para Hotton.

      Para ponerlo más claro, si se quieren comer el feto de 3 semanas en un sánguche con rucula y queso, no me opongo. De eso a comer placenta como Tom Cruise, no hay mucha distancia.

      Lo grosero de todo esto es, justamente, omitir la diferencia abismal que hay entre un feto temprano y un PIBE de 3 meses.

      1. Leonardo F:

        Ocurre que mi comentario era específicamente sobre tu frase «la ley debe limitar más por las dudas que por las certezas» y comentario similar de Hernan.

        La duda puede llevar claramente a proteger al óvulo y al espermatozoide.

        Igual coincido contigo en que debe fijarse un límite evolutivo del feto para proceder al aborto, y que a mi juicio es el momento en que la práctica lleve a un riesgo excesivo para la salud de la embarazada. Por eso se habla de 12 semanas.

      2. No, me refiero a dudas razonables, y desde una perspectiva secular / atea, llevar el límite a las células o aún a un embrión de 3cm es poco menos que una ridiculez.

        El límite de 12 semanas parece sensato, pero me gustaría escuchar a un neurólogo, especialista en desarrollo natal, o un documental de la NatGeo (jaja)

  8. Recuerdo un afiche de la propaganda electoral de Sobisch, y parte de su campaña era «en defensa de la vida», en la que aparecía una foto de un bebé en la mano de un adulto.

    ¿Alguien podría matar a ese niño? Claro que no.

    Para no ser hipócrita, la foto debería haber sido, no de un niño sino de un embrión, digamos de un glomérulo de 4 células. Y en la mano podría haber un microscopio… Claro que el mensaje en ese caso, aparecería como desdibujado y poco convincente, ¿no?

    1. El segundo reza «En ningún caso podrá procederse al aborto en embarazos de mas de doce semanas.»

      Bien. Tal vez el límite de 3 meses / 12 semanas me resulta un poco laxo, pero para tener una decisión en ese sentido me gustaría escuchar especialistas primero. Lo más cercano a eso fue El Debate de Paenza en la TV Publica, pero se quedó corto y discurrió más sobre temas filosóficos/religiosos.

      Como siempre la religión hace perder tiempo valioso.

      ¿Algún medico en la sala?

      1. Si, pero en ese no aclara cual es el concepto de salud, o riesgo para la salud. Si la ausencia de enfermedad o el de la OMS.
        Además, avanza con respecto al actual en el caso de violación ya que basta con la denuncia, cosa que antes no sucedía, porque debía acreditarse judicialmente la violación.
        Pero obviamente, no permite el aborto voluntario digamos.

      2. Si, es cierto. Y entiendo que someter a la madre, que a menudo es una menor, a una indagación judicial y médica sobre si fue violada o no es un infierno, pero tampocoo me gusta nada que baste una denuncia solamente para desechar un feto, como si fuera el extravío de un DNI.

  9. ¿Cómo se hace para conciliar el título del artículo y los fundamentos teológicos en los que este se sostiene? ¿La naturaleza determina la personalidad jurídica? No sólo no es secular; es anti secular. Religión pura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *