Presidente, baje a la plaza

Si decide ir, no pregunte con quién debe hablar. Converse con la primera persona que se encuentre. No necesita interlocutores. Los ciudadanos quieren que escuche. No prometa nada, pero atienda, encaje y aguante, como máxima autoridad política, el chaparrón que le toque.

Es su deber, aunque no le convenga o le digan que no es sensato en campaña electoral. Esta es la cuestión: sustituir la actual política, claudicante ante el caos financiero e insuficiente a los estragos de la crisis, por otra política relevante, valiente y más cercana.

Seguir leyendo

3 Comments on “Presidente, baje a la plaza”

  1. de esto habla Manolo muchas veces, tenes que ir y bancarte los porrazos, pero eso es siempre mejor que quedarte en «el microclima de los escritorios»

    ademas, los sorprenderia a los manifestantes que no parecen muy violentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *