Cada vez más empresas colombianas se extranjerizan | Especiales

Comentar Imprimir Enviar Texto
galería
El 30 de julio de este año, la filial chilena del grupo farmacéutico CFR International pidió “luz verde” a la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) para comprar el 100% de uno de los laboratorios farmacéuticos con mayor experiencia en Colombia, Lafrancol. Con este anuncio, la compañía fundada en Barranquilla en 1911 pasó a integrar la lista de al menos 10 empresas que han quedado entre los ojos de corporaciones globales. En los últimos 12 meses, marcas colombianas de amplia tradición como Oma, Imusa, Tablemac, Colpatria y Bolsa y Renta, pasaron a manos de extranjeras, y las razones se resumen en tres aspectos: internacionalización de la marca, ampliación del portafolio de productos o servicios e incursión en un nuevo mercado. “Lo importante cuando vemos tantas adquisiciones de compañías nacionales, realidad que es positiva para Colombia pues se demuestra que somos atractivos para la inversión extranjera, es que la empresa que esté llegando al país garantice la competencia en el sector”, explicó el ex superintendente de Industria y Comercio, Jairo Rubio Escobar.
Notas relacionadas