Candidaturas Testimoniales

¿Va a dejar Scioli su puesto de gobernador, y va a asumir el puesto de diputado nacional para el que supuestamente va a postularse? ¿Michetti va a dejar su cargo en la ciudad de Buenos Aires para ser diputada nacional?

 

No lo sé. Pero estoy seguro de que si no lo hacen, estarán defraudando la confianza de quienes los voten. Estarán traicionando la confianza de las personas que confían en ellos para representarlos.

 

¿Qué es esto de las candidaturas testimoniales, o candidaturas fantasmas? X tiene un cargo, de gobernador, de ministro, de embajador, de algo. Sin embargo, tiene una cierta imagen mediática, que resulta supuestamente atractiva a una parte de la población. Bueno, entonces, sería un desperdicio no aprovechar esta buena imagen y postularlo para un cargo electivo, sería una estupidez no poner los “mejores” (o lo más conocidos, o los de mayor exposición, lo que no siempre coincide con los mejores). Entonces, se postula como candidato a quién ya tiene un cargo, que puede o no ser electivo.

 

Si el cargo que ya tiene el candidato no es fruto de la elección popular, quizás se puede ver el nuevo cargo al que se aspira como un ascenso, en términos de representatividad popular. Si el cargo que ya tiene el candidato es electivo, hay una suerte de incumplimiento: dejo este kiosko porque me conseguí uno mejor. Puede haber un ascenso, de concejal municipal a diputado nacional, por ejemplo. Creo que igual ya hay un problema ahí, ya que los que votaron al concejal lo hicieron su representante por x cantidad de tiempo, y al abandonar el cargo, el representante incumple una parte no menor y absolutamente explícita de lo que promete: ocupar el cargo por x tiempo.

 

La pregunta por la validez de esta postulación depende más que todo de consideraciones políticas. Pero también hay una ética pública en juego, una ética democrática. Seguramente podemos discutir mucho sobre el contenido de esta ética, sobre los límites. Pero seguro que también hay un pequeño núcleo en el que podemos alcanzar más fácilmente el consenso. Ejemplo: si viene una persona y postula como regla comunicacional política: miente, miente, miente, que algo queda, como dijo Joseph Goebbels, estoy seguro que muchos [la mayoría, la enorme mayoría] no estaríamos de acuerdo. También se me ocurre que una regla del tipo: vale todo tampoco nos resultaría convincente como regla de ética política.

 

Retomando el tema de los postulantes o candidatos que ya ocupan un cargo electivo al momento de la postulación, creo que acá ya hay algo que es, medianamente, problemático. Pero lo verdaderamente problemático es [será] que esos cargos nunca sean ocupados por quienes dicen que quieren ocuparlos. Claramente: si x gana un cargo que nunca piensa ocupar, y permite el uso, o usa su imagen mediática para sumar votos, sin importarle la confianza que la gente le da en los votos, para mí, está haciendo muy mal las cosas. Está jugando con vale todo. Está mintiendo deliberadamente, engañando, aprovechándose de un cierto capital político o mediático, para traicionar y estafar a los votantes.

 

¿Qué votamos cuando votamos a un candidato X? Yo creo que cuando votamos a X, cada persona intenta elegir a una persona que, mal que mal, o en el mejor de los casos, medianamente, represente sus intereses y opiniones en el cargo al que se postula. Más aún cuando hablamos de los representantes del pueblo, que son los diputados. No me da lo mismo Mondino que el suplente de Mondino (aunque no piense votarlo, el tema es que no sé quién es el suplente de Mondino), porque cuando voto trato de votar a alguien que me inspire confianza, o que piense que me puede, en algo, representar.

 

Si Michetti, o Scioli, o Zamora, o cualquiera de los supuestos postulantes a diputados y senadores en las próximas elecciones resultan elegidos, pero no asumen sus bancas, serán reemplazados por suplentes. Pero, obviamente, no es esto lo que la gente que los vota está votando [¿o estaré asumiendo esto como obvio sin serlo? ¿Tal vez puede pensarse que la gente vota al candidato X pensando que le da igual que el que ocupe el cargo sea el candidato Y, suplente de X?]. Entonces se está violando la confianza, se está banquineando la voluntad popular.

 

Se dice que las “candidaturas testimoniales” son perfectamente legales. No creo. Haciendo un mini análisis jurídico-positivo de la cuestión, está el art. 73 de la Constitución Nacional, que dice que no pueden ser miembros del Congreso (…) los gobernadores de provincia por los de su mando. Traducido en criollo: nunca Zamora, Scioli, Schiaretti, Binner (tiro estos a modo de ejemplo)  o cualquier gobernador podría pedir licencia de su cargo de diputado para seguir en la gobernación. Los cargos son lisa y llanamente incompatibles. Entonces, la postulación a un cargo que de ninguna forma pueden ocupar, ¿es “perfectamente legal”? Por supuesto, la cuestión es salvable ocultando, o no hablando de si estos gobernadores van realmente o no a renunciar a sus mandatos para asumir los que conquisten en las próximas elecciones. Pero, ¿realmente alguien piensa que algún gobernador va a dejar su cargo para ser diputado?

 

Estas postulaciones no son un delito electoral, eso está claro. Pero no todo lo que no es delito es bueno. Y entre lo que está mal, y lo que es reprimido hay un margen [deseablemente] grande. El hecho de que las candidaturas “testimoniales” no constituyan delito no dice nada de su valor ético democrático. Y el hecho de que esta idea de las “candidaturas testimoniales” sean una innovación, una gambeta política novedosa, una jugada magistral, una creación, una apertura del juego, no mejora sus credenciales éticas. No siempre la mejor jugada política es ética. Esto hace rato lo viene diciendo Maquiavelo. La pregunta es si estamos dispuestos a justificar, a decir que es justo, a decir que está bien, la postulación de estos candidatos que en verdad no piensan asumir el cargo.

 

MUCHÍSIMO MÁS SOBRE LAS CANDIDATURAS TESTIMONIALES.

 

·         En P12 del domingo, acá, Raúl Kollmann aclara que las candidaturas testimoniales no son delito electoral porque los delitos electorales solo contemplan los engaños tendientes a engañar a electores individuales, no cuando se engaña al electorado colectivo. No sé, si el hecho de que engañar al electorado en su totalidad no es delito resulta tranquilizador y moralizante, vamos mal.

·         A vuelo de pájaro, E. R. Zaffaroni critica las candidaturas testimoniales en La Nación, acá.

·         Sobre la posible postulación de Gabriela Michetti, en LN, acá.

·         Schiaretti, ahora crítico del gobierno, en relación a las candidaturas testimoniales, en La Voz, acá.

·         Sobre las candidaturas testimoniales de los gobernadores, en Perfil, acá.

·         También en Perfil, Gregorio Badeni habla de las candidaturas testimoniales, acá. Estoy en desacuerdo con GB, me parece que si hay argumentos para impugnar estas candidaturas. Aunque eso me parece una discusión menor, y creo que las chances de impugnar con éxito (es decir, antes de las elecciones) las listas, son ínfimas. 

·         Fernando Starface, del CIPPEC, en LN, acá, con algunas razones políticas –técnicas en contra de las candidaturas testimoniales.

·         Giacomino y Schiaretti sobre las candidaturas testimoniales, en Día a Día. Schiaretti se rasga las vestiduras por las candidaturas testimoniales, pero no tuvo dramas en sacar y poner temporariamente legisladores provinciales suplentes y titulares para lograr aprobar leyes, una práctica absolutamente poco ética, aunque el pretenda decir que “son cosas distintas”. Claro, con el mismo olor.

·         Más constitucionalistas que hablan sobre las candidaturas testimoniales, acá, Félix Loñ.

·         Algunos candidatos testimoniales, acá.

·         Adrián Ventura, en LN, acá.

·         En República Unida de la Soja, Lucas Carrasco dice que la capacidad de sostener la iniciativa política, de hacer bailar a los opositores devenidos en columnistas de TN al ritmo de la danza marcada por el canto kirchnerista, aún en declive, es maravillosa. Para alquilar balcones, se diría. Ok Lucas, estamos de acuerdo, impresionante la capacidad de inventiva y creatividad política. ¿Pero con la ética como hacemos? Los ejemplos de políticos audaces, como César Borgia, que da Maquiavelo, también sostenían como nadie la iniciativa política, pero, ¿seguro que esta iniciativa política vale más que la ética?

·         Acá, Lucas Carrasco señala que también Sabatella y Michetti serían candidatos testigos. Mal también por ellos. El hecho de que ellos lo hagan no mejora ni justifica que otros lo hagan. Todo mal con todos los candidatos testimoniales, el problema no se relación con el partido al que pertenecen.

75 Comentarios a “Candidaturas Testimoniales”

  1. A mi tampoco me gusta un carajo lo de las candidaturas testimoniales, pero no me parece algo que justifique la impostada indignacion de muchos. El sistema democrático que tenemos tiene millones de defectos y este es solo uno mas.

    “Yo creo que cuando votamos a X, cada persona intenta elegir a una persona que…” ¿De veras crees esto? ¿Especialmente en elecciones legislativas? Creo que el 99.5 % ni conoce la totalidad de la lista que vota. Yo, por ejemplo, lo único que se de Micheti es que es minusválida y que pertenece al PRO; y creo que la mayoria de los que votan saben lo mismo que yo.

    [responder]

    De verdad creo eso. Del hecho de que muchos no averigüen o no puedan informarse sobre la gente que eligen, no se deriva que no sea necesario saber a quien elegimos, es decir, del no cumplimiento de la norma, no se deriva que la norma no sea válida. Y entonces, si debieramos saber a quién votamos, lo de las candidaturas testimoniales, que falsean los candidatos, está mal.

    Algo más: si, es un defecto más de muchos otros defectos. Pero eso no lo hace menos criticable. Si desde este espacio queremos construir algo mejor, una democracia más fuerte, pues critiquemos esta clase de cosas, vengan de quién vengan,

    martín

    [responder]

  2. Ha nacido un militante de la CC (cualquier cosa).

    [responder]

    No soy militante de la CC.
    Igual creo que puedo señalar algo que está mal, y si fuera de la CC (que repito, no soy, ni pienso serlo), esto de las candidaturas testimoniales está mal, vengan de donde vengan.

    martín

    [responder]

    Entendé Martín que la respuesta de Mauro es la típica de alguien que no tiene argumentos, entonces ataca al sujeto (“Ha nacido un militante de la CC (cualquier cosa).)”.

  3. El argumento del engaño no se sostiene cuando el carácter testimonial de las candidaturas se ventila públicamente y, más aún, se enfatiza. No me meto en la condición ética de esta maniobra electoral, pero en todo caso su ausencia de ética de ninguna manera estaría vinculada con la idea del engaño.

    [responder]

    La cuestión ética está vinculada a proponer para ocupar un cargo a quien, sabemos, no lo va a ocupar. Esto no se enfatiza, nadie ha dicho que Scioli no va a asumir su banca de diputado (que es incompatible con el puesto de gobernador), ni que Michetti tampoco va a asumir la suya. Se mantiene ahí, flotando, pero no se aclara nada, se juega con la ambigüedad.

    Pregunta: si la ausencia de ética no se vincula con el engaño, ¿con qué se vincula? ¿te parecen éticas estas candidaturas para las que se postulan personas que no van a ocupar esos cargos?

    martín

    [responder]

    Son maniobras políticas que persiguen una determinada ventaja. Se verá, en cada caso, si esa ventaja se alcanza o no. Engaño no hay, todo el mundo sabe a qué atenerse. Descartado el engaño como falta ética, no veo dónde está el problema ético tan grave. Si la maniobra da resultado, será convalidada por la voluntad popular, ley suprema de la democracia. Si no da resultado, en el pecado tendrá la penitencia.
    Es curioso. Ya hace rato que el macrismo anunció la candidatura de Michetti y no se armó ningún escándalo. Ahora, con las testimoniales, viene el llorar y crujir de dientes. Vamos, éticos, no nos tomen por más tontos de lo que somos.

  4. Martin JF, las candidaturas llamadas testimoniales son constitucionales. Es decir, son legales, dar la discusión por ese lado no tiene mucho sentido.

    Por otro lado los “candidatos testimoniales” están diciendo que no van a asumir. No entiendo cual sería el engaño o la defraudación al público si en realidad hacen lo que dicen que van a hacer. Sería un engaño si Scioli se presenta como candidato a diputado diciendo que no va a asumir y finalmente renuncia como gobernador y asume.

    Y la realidad es que al momento de elegir legisladores en este país uno no vota candidatos sino listas. Por definición, no por testimonialidad o no. Yo podría votar a De Narvéz – Felipe Solá pero no a uno de ellos independientemente y eso significará seguramente que entre el 10° de la lista, no solo el primero (De Narváez, Solá no porque ya es diputado y no va a renunciar a su banca actual).

    Es decir que estas candidaturas llamadas “testimoniales”: son legales, no son mentirosas / engañosas y no van en contra del espíritu del sistema de elección por listas.

    En definitiva no les veo un problema “ético” por ninguna parte. Son medidas tomadas historicamente por varios partidos y actualmente por más de uno para ganar elecciones o juntar muchos votos cosa que es lógica. Y no “juntar muchos votos porque los votantes son idiotas y tal vez no saben que Scioli no va a asumir” sino porque Scioli deja claro que para seguir gobernando como hasta ahora (y hay quien dirá “tan mal como hasta ahora” y no lo vote) necesita que las listas del PJ en PBA junten muchos votos y lo exhibe poniéndose en la lista aún sin asumir (por supuesto si es que lo hace y esto finalmente sucede, veremos).

    Ahora, vale que pienses que algo de todo esto es confuso y desprolijo. El sistema permite estas candidaturas pero a la vez no les da lugar. Es decir, yo gobernador puedo presentarme como candidato a diputado pero después no puedo ser diputado a la vez que gobernador y el resultado de la elección de diputados no es vinculante con mi gestión como gobernador.

    Aquí voy a ir parcialmente con Zaffaroni (podés leer en varios lados sus declaraciones de ayer). Hay un tema entre lo que la política hace / necesita y las reglas / leyes que la contienen. El problema son “las instituciones” pero no el sentido de medios como LN que saltan alegando que les han tocado el culo en el colectivo a las instituciones, sino en el sentido de que hay que discutir seriamente algunas reglas.

    E ir como propone Zaffaroni hacia un parlamentarismo, o “regular” los mecanismos actuales para evitar algunas situaciones confusas o contradictorias (ie: revocación de mandatos a la Venezuela).

    A modo de analogía final (esto fue muy largo): yo puedo haber criticado al Diego por usar efedrina (contrario a las reglas) pero no por sacar rápido el tiro libre frente a Nigeria para el gol del Cani (picardía criolla). Y si no nos gusta la picardía criolla, pues cambiemos las reglas, pero no critiquemos a los que las utilizan y menos que menos a unos si (el oficialismo) y a otros no (Felipe).

    [responder]

    Ignatius,

    ¿las candidaturas testimoniales son constitucionales? ¿De donde sale esto? ¿Con qué argumentos decís que son constitucionales? Justamente, está el art. 73 CN que dice que el gobernador por una provincia no puede ser al mismo tiempo representante en el Congreso de la misma. Igualmente, la idea del post no es una crítica jurídica técnica, sino a la maniobra poco ética. Pero no, no son constitucionales.

    Respecto del engaño, está claro che. A ver: digo, hola quiero ser diputado, pero en verdad no quiero serlo. Si por lo bajo también digo: che, era en broma, eso no hace que no haya un engaño. Sobretodo por que la realidad es que SI se presentan para un cargo que NO quieren ocupar. Si eso no es engaño, no se lo que es.

    En verdad no conozco antecedentes de estas candidaturas testimoniales, de que personas directamente se presenten para no ocupar cargos, pero si así fuera, si hubiera antecedentes, esta supuesta tradición no mejora la condición ética de la práctica, que es nefasta.

    Vos decís: “vale que pienses que todo es confuso y desprolijo”. Perdón: no será que en verdad la CN, leída con buena fe, dice que si no podés ocupar ambos cargos, pues no podés retener un cargo y al mismo tiempo ser candidato al otro?

    A mi me da exactamente igual si los candidatos testimoniales vienen por Macri, Scioli, Kirchner, Mondino, de Narváez, Sola, etc, etc. Me da igual, la práctica es mala, es poco ética. No es picardía, es un engaño. Hay una diferencia entre sacar rápido un tiro libre, y meterle cosas raras en el bidón de agua a Dunga. Eso último, anti-deportivo, mal, poco ético.

    martín

    [responder]

    Sigo sin ver el engaño: “el que avisa no es traidor”.
    Y si son constitucionales (hay varios antecedentes como Urquía candidato a diputado en 2007). Además siempre podés presentarte a otro cargo, lo que no podés es tener los dos a la vez.

    Es asombroso el esfuerzo que hacen para justificar lo injustificable. Presentarse a una elección como candidato a diputado para no asumir en caso de ser elegido es lisa y llanamente una estafa. Me gustaría saber si conocen algún antecedente similar en el mundo. Si de veras quieren plebiscitar la gestión, porque no lo hacen como dios manda y se dejan de joder. El fondo de la cuestión, sin embargo, es que si NK necesita apelar a gobernadores o intendentes porque miden mejor que él, está claro que el poder ha dejado de pertenecerle.

    [responder]

  5. Encomiable esfuerzo el post, sin duda mucho trabajo para citar enlaces que implican lecturas previas.
    Acuerdo en lo general, no obstante hay candidatos que han dicho que asumirán su nuevo cargo legislativo, como Michetti y otros que además han dicho que si no salen elegidos abandonan su cargo actual , como Sabatella, estas candidaturas no serian testimoniales (si el candidato cumple lo que promete).

    [responder]

    Obvio, si el candidato cumple, cero problema. El problema está, justamente, en que se sabe que el candidato no va cumplir. Si no quiere el cargo, ni piensa cumplir, para qué se postula? Si se postula para atraer votos, usando como excusa un cargo que no va a ocupar realmente, engaña, miente.

    martín

    [responder]

  6. Te dije, va a estar difícil este otoño.

    [responder]

  7. Perdón ¿cuál ética?. Sabemos que no hay sólo una y sería bueno aclarar de cual de ellas se trata.¿Es ético permitir que la oposición impulsado por odio, ambiciones y resentemiento haga las mil y una y el gobierno tenga pruritos éticos para defenderse?.Si la oposición gana y le quiebra el brazo a este proyecto ¿qué ética le espera a la pobre gente, a las mayorías, a nosotros?. ¿Qué será de nosotros en un país gobernado por Gaby y Mauricio?. Ojo que la apelación a la ética es uno de los recursos empleados por las clases dominantes para ejercer su dominio. Es uno de los aspectos del control simbólico.

    [responder]

    A ver Juan, seguro que tenemos muchos desacuerdos en que es la ética. Los problemas que vos planteás también pueden ser pensados, pero acá estamos hablando de otra cosa: estamos hablando de las candidaturas testimoniales y de sus problemas éticos.

    Si la oposición gana y le quiebra el brazo a este proyecto, son las reglas del juego, esa es la democracia. O no? ¿Si no que te queda? ¿Autogolpe a lo Fujimori?

    Eso de que la apelación a la ética es un recurso de clase dominante… no tiene nada que ver con esto. Las candidaturas testimoniales están mal, claramente, y no es un recurso de la clase dominante. Si lo hace Marci, horrible, pésimo y anti-ético. Si lo hace Scioli, el acto no cambia, es igual de anti-ético, igual de pésimo.

    martín

    [responder]

  8. Si es por justificar, creería que casi todo se puede, el tema es que esto es una vergüenza se llenan la boca, unos y otros, hablando de democracia, de constitucionalidad y de un montón de giladas para hacer esto. Es realmente decadente, haber Juan, Pedro, Jose y algún intendente arrastrado, son los que atraerán votos, en todos estos años no pudimos formar un candidato.
    Posiblemente uno sea un pajarito que cree que votas medianamente convencido, y si creo eso cuando no crea mas voto en blanco y a la mierda.
    Si aceptamos esto como normal o le buscamos algún vericueto rebuscado, no tenemos vuelta atrás, sera de practica común, digno de la infame década del 90.

    [responder]

  9. Perdón muchachos el problema no pasa por atacar al gobierno o a la oposición, dejemos de jorobar con la victima permanente, si te voto pero no asumís para que te voto, no lo entiendo. Propongan directamente a los otros a no ser que sean menos presentables que los primeros, y ahi no hay derecho al pataleo yo te avise no asumo, el que va es hummm si ya se Cohan, no Loperfido, no Mercuri, ya se y nos dejamos de joder asume Bulrich. De ultima como nadie tiene ética, todos se cagan en todo, el cagado de hambre, el sin futuro, el laburante, que se jodan.

    [responder]

    ¿Por qué “ética? “si te voto pero no asumís para que te voto”. No votás al primero de la lista, votás a la lista y los que correspondan de la lista asumen dadas las renuncias a asumir que haya. Y están proponiendo a otros (el número 2, 3, 4, 5 y hasta donde sea de la lista).

    Podríamos discutir por que no candidaturas uninominales sin suplentes y el que renuncia nueva elección, eso resolvería tu dilema “ético” pero traería otros problemas diferentes, el principal de ellos el problema de la proporcionalidad: circunscripciones uninominales solo admiten representación de la mayoría o de la primera minoría y no de las otras minorías.

    “El que depositó De Narváez recibirá De Narváes y el que depositó Scioli recibirá Sciolis”

    [responder]

    A ver Ignatius: decir que vas ocupar un cargo, y postularte como candidato, cuándo sabés que no lo vas a hacer, ¿es ético?

    Ok, todo el resto es discutible, uninominalidad, listas sábanas, etc… Pero eso, vamos al grano, nada tiene que ver los medios, hablemos del problema concreto. ¿Es ético postularse para un cargo solo para atraer votos, cargo que nunca vas a ocupar? ¿No es una burla, un fraude al electorado?

    martín

    No si no miento.
    Si digo “me presento pero no voy a asumir” y asumo, es poco ético.
    Si digo “me presento para asumir” y no asumo, es poco ético.
    Si digo “me presento para no asumir” y no asumo, no veo el problema.
    No hay burla, no hay fraude alguno.

    Sabes que pasa Ignatus, que la ley (o CN o lo que sea) no puede dar por supuesto que el votante sabe de antemano lo que el candidato va a hacer. Si vos vas a votar, y votás por Scioli, das por supuesto que este va a asumir, no importa y no debería importar lo que este haya dicho anteriormente por la tele. Para eso aparecen los candidatos en la lista.
    Ahora vos dirás, “¿quien no mira tele o en día?; ¿quien no se informa antes de votar?”. Tal vez todos o tal vez nadie, eso no importa, y no se tiene que dar por supuesto.

  10. Reitero si no asumís para que te voto, pone directamente al 2 de 1 y se acabo, listo nadie habla de ética nadie llora por traición y se acabo.
    Todos felices votamos y listo, y le ponemos mas Institucionalidad, por los chicos pobres que no se que les faltaba y por los chicos ricos que creo que tenían tristeza.
    Y san se acabo, chin pun

    [responder]

    Estoy en la lista porque me estás votando aunque yo no asuma. O aunque asuma y en dos años me presente a otro cargo y renuncie a la banca. Estoy en la lista para que veas que es “mi lista” y que quiero que me apoyes votándola.

    [responder]

  11. Es tu lista pero sin vos, vota mi lista , creo que es mejor decir Mariano apoya a 1.2.3., pero sabes que ocurre así justificamos muchas cosas que el que tiene un cargo con el partido A, mañana se postula con el B y mantiene ese cargo, o toma licencia en uno para asumir en otro y viva la joda.
    No me gusta es solo una opinión, creo que no construimos, creo que así les damos de comer a quien no debemos.

    [responder]

    A mi no me gusta todo esto. Pero insisto (podés ver el detalle en mi primer comment) que el problema no son “los políticos” sino “las instituciones”.
    Es decir, “los políticos” hacen algo “desprolijo” para ganar elecciones o “traccionar” votos y que no nos gusta pero dentro de la ley. ¿El problema son los políticos o la ley?
    Lo que deberíamos estar discutiendo es el sistema y no si Scioli si o Scioli si, si Felipe si o Felipe no.
    Porque además las reglas tal como están incentivan a el incumplimiento de los mandatos. Ejemplo. De Narváez termina su mandato y se presenta para renovarlo con idea de que él encabezando la lista le ayuda a su partido /coalición a crecer y volverse un actor político relevante en PBA y a nivel nacional. Pero en dos años espera ser candidato a gobernador y ganar y dejar la banca que seguramente obtenga en 28J.
    Y si él se presenta como gobernador y como diputados se presentan algunos de los más importantes dirigentes de su partido /coalición y él gana; es probable que muchos candidatos no asuman porque lo acompañen en el ejecutivo.
    ¿Que hacen? ¿No se presentan como candidatos a diputados por si De Narvaéz gana? ¿Y si pierde? ¿Por que poner “peores” candidatos que los que podría poner y en consecuencia diputados “peores” que los que podría tener?
    Creo que queda claro mi punto: “las instituciones” incentivan este tipo de comportamientos, sean más o menos “prolijos” en cada ocasión.
    Ergo, o “no nos gusta” y cada uno vota a quien quiere o repensamos “las instituciones”.

    Atte,

    Ignatius

    [responder]

    Ignatius, las instituciones pueden mejorar, seguro. ¿Pero quien arma estas listas? ¿El problema es que las leyes permiten o dejan pasar estas cosas? ¿No es también un problema el que los políticos hagan esto?

    A cada uno su responsabilidad, las listas las arman los partidos, y los partidos los componen personas: personas arman estas listas engañosas, y por ende, personas engañan, y personas que se postulan engañosamente, engañan. Está claro. No es solo cuestión de instituciones.

    Las instituciones deben mejorar y deberán ser los políticos quienes las mejoren. Por eso creo que la discusión hay que darle sobre las institucionas y no sobre si me gusta o no que Scioli sea candidato.
    El tema es “¿por que necesita ser candidato?” Y “¿por que puede ser candidato pero no asumir?”.

  12. Genial cada cuatro años única votación a nivel nacional todos cumplen el mandato y listo.
    Dejémonos de jorobar esto les resulta funcional, así sirve para que lo vamos a modificar, total los boludos van y votan. Defienden personas o ideas, que en la próxima elección atacaran.

    [responder]

    A ver, en metáfora futbolística). En 2007 el equipo de Scioli (en el que jugaba Felipe) le ganó al de De Narváez. Ahora juegan de vuelta pero Felipe cambió de equipo y según los planteos “éticos” el “equipo de Scioli” debe salir a jugar sin su mejor jugador (Scioli). Y si pierde muchos votos la minoría en la legislatura provincial lo lleva a una suerte de “co-gobierno”, ¿suena lógico?
    O deberíamos permitir que “el equipo de Scioli” juegue con su mejor jugador y si pierde co-gobierno o directamente salir a una lógica parlamentarista.
    Me vas a decir que llevamos 25 años de democracia y que antes no se hacía (se hacía pero un poquito menos). Pero la disciplina partidaria de hace 15 años no es la misma que hoy. Tuvimos “Grupo de los 8″, tuvimos Bordón; pero no teníamos tanta ruptura de “coaliciones” como ahora: nada más pensá en Felipe y Cobos y todos los que van detrás.

    [responder]

  13. Siempre pensé que Bordón fue un hdp, pienso que Cobos fue un traidor, pero antes de la 125, Felipe con todos estuvo ídem Scioli, comprendo perfectamente lo que decís, pero como siempre se hizo hagamoslo nosotros también. Entonces damos por tierra la nueva política y el cambio que esparabamos.
    No se, como veras comprendo poco de de política y creo que esto da de comer a otros.

    [responder]

    El cambio que yo esperaba (y aún espero en muchos aspectos) es una transformación de las instituciones en un sentido de mayor justicia y mayor actualidad. Sería largo explicar donde espero aún y donde no.
    Para mí “la nueva política” es eso y no cambiar las caras.
    Por eso creo que deberíamos discutir como adaptar las reglas de juego a las circunstancias actuales y no pelearnos con lo que los políticos hacen dentro de las actuales ya que las reglas están pensadas para un bipartidismo con alta disciplina partidaria y ambas cosas ya no existen más.

    [responder]

  14. Yo que no voté a Pino Solanas para presidente y senador en la misma boleta, no me escandalizé ni creí que había un problema ético. Tampoco con la candidatura de Jorge Altamira o Moria Casán, que fueron abiertamente “testimoniales”.
    Entiendo que el atraso político de la ciudad de Buenos Aires, que vota candidatos y no partidos políticos, pueda sentir “indignación” ante la imposibilidad de comprender el funcionamiento del sistema político. Hasta dónde yo sé, se votan partidos, y una esttrategia partidaria es poner candidatos testimoniales, estrategia de larga data.
    Ojalá esta indignación ética tuviese un cachito de historia: se me viene a la mente, la candidatura, creo que en el 62, a vice gobernador de Buenos Aires acompañando a Framini que causó esta indignación y republicanamente fue anulada y la elección, finalmente, también anulada. Porque obviamente, se postulaba para un cargo que no podía asumir, porque se trataba del tirano prófugo, como, legalmente, había que decirle en esos años a Juan Domingo Perón.

    [responder]

    Mirá, yo no soy de la ciudad de Buenos Aires, sino de Córdoba. Pero eso no cambia el valor de mis opiniones. Me parece que no tiene absolutamente nada que ver. Me indigna igual, me parece mal igual, es lo mismo, nada tiene que ver de donde vengo.

    Y respecto de lo de la historia, por supuesto que es condenable la proscrpción de Perón, pero acá no hablamos de eso. Si cambiás de tema, no entramos al análisis. El tema no es la proscripción de Perón, sino las candidaturas testimoniales. Repudio la proscripción a Perón, pero eso no es el tema del post.

    Si querés defenderlas, hacelo, pero no creo que tenga sentido cambiar el sentido, el tema de la discusión.

    Y respecto del tema de que las “candidaturas testimoniales” es de larga data, dos cosas: (1) no diste ejemplos de esa “larga data”; (2) aun cuando hubiera ejemplos, el hecho de que una cosa se haga tradicionalmente mal no la hace menos mala. El hecho de que haya corrupción en la Argentina desde hace mucho no la hace menos mala. Que el problema de la desnutrición sea de larga data no lo hace menos grave y menos urgente. La tradición no justifica nada.

    martín

    [responder]

    Lucas

    Te di el ejemplo: Framini-Per{on

  15. “Etica”, en su significado cuyntural, viene a ser que un representante partidario se postule solamente para el cargo que va a ocupar si es eventualmente electo. Bien, bárbaro. Tendría que existir una norma que regule ésto, mientras no exista, hay un criterio jurídico (que viene de larga data y tiene, como ya dije, muchos antecedentes)que presupone que la soberanía popular debe primar por sobre interpretaciones de tipo ética; que nunca, jamás; pueden ser separadas de los partidos. Sí, suena feo decirlo: pero si hay una ética política transversal a todos los partidos, pues entonces, se está anulando el sistema de partidos. Esa ética, por encima de las diferencias partidarias, es propia de estados teológicos; no de sistemas políticos abiertos. En éstos, los partidos políticos tienen reglas y leyes, no éticas que regir. Porque la ética, justamente, es, luego del respeto a las legislaciones vigentes; algo discutible, eventualmente discernible a través de las urnas. Feo decirlo, pero es así.
    La ética de San Martín no era la misma que la de Mitre.
    La ética de Alem no fue la misma que la de Mitre.
    La ética de Yrigoyen no fue la misma que la de Patrón Costas.
    La ética de Pinedo no fue la misma que la de Lisandro De La Torre.
    La ética de Perón no fue la misma que la de Aramburur. Ni la de Alfonsín la de De La Rúa ni la de Menem la de Kirchner.
    Existen normas legales que cuando se las transgrede es delito. Pero la ética política es un asunto que remite -aparten a los niños de la pantalla- a las ideologías políticas.
    Tiempo atrás, los baluartes de la ética republicana bombardeaban ciudades, proscribían mayorías,desaparecían personas:ahora, por ahora, ladran en TN, disertan sobre la ética en el canal de la señora Ernestina Herrera de Noble.
    Están en todo su derecho.

    [responder]

    otra vez con lo del criterio jurídico de larga data: estaría bueno que des una explicación, de donde surge este supuesto criterio.

    El hecho de que no haya una norma que prohíba estas falsas candidaturas testimoniales no hace que sean éticas. No confundamos ley con ética. Si no hubiera una ley que reprimiera el soborno (o cohecho), ¿dirías que esta bien sobornar?

    martín

    [responder]

  16. Que tiene que ver la candidatura Framini Perón con la candidatura de quienes no piensan asumir sus cargos?

    Cuál es el punto de conexión, que justifica? la tradición, los antecedentes no son justificativos suficientes.

    [responder]

    La tradición y los antecedentes las hacen válidas (legales).
    La “no mentira” hace difícil plantearlas en términos de “ética”.
    Insisto, es raro (escribí un post hace un ratito sobre el tema) pero el centro es por que y para que y no la pelea en torno a me gusta no me gusta.

    [responder]

    Ignatius, acá nadie habla de “quienes”. No hablo ni de Scioli ni de Michetti en particular. Hablo de una mala práctica, de una práctica reñida con la ética.

    Una tradicional práctica poco ética no es más ética por ser tradicional.

    A todo esto, lo de las candidaturas de candidatos que deliberadamente no van a asumir ni siquiera tiene un respaldo en una tradicional prática.

    Si hay mentira: digo que quiero ser diputado / no lo voy a ser. Nadie ha dicho oficialmente que estos falsos candidatos no van a asumir sus cargos.

    El blanqueo del ardid: ¿lo hace más honesto? No creo

  17. Y si todo fuera un globo de ensayo ?
    Si luego de todo este debate, la conclusiòn fuera de que con la adhesion explìcita y rotunda de SCIOLI màs la de los intendentes, se genera el mismo o mejor efecto que con la inclusiòn formal en la lista ?

    No podrìa ser que para recomponerse de la volea tan fea de Catamarca, se mande ahora una gran K ?

    [responder]

  18. Yo no tengo esos problemas. Jamas vote ni a un candidato, ni a un partido, ni a una lista, ni a una propuesta. Siempre vote con la intencion de asignarle poder a unas personas o quitarselo a otras.

    [responder]

  19. Martín:
    Te seguís peleando con la realidad.
    Si las prácticas y las normas no van de la mano, hay que al menos preguntarse si no son las normas las que se equivocan. A veces las prácticas son viciadas, a veces las normas están equivocadas (o desactualizadas).
    Por ejempĺo la vieja Constitución de 1853 exigía una renta de no se cuantos pesos fuertes para ser representantes. ¿Por que le voy a pedir semejante cosa a un representante cuando pueden ser representantes tipos que hoy viven de un salario y no una renta? Ergo, la claúsula desaparece.
    Creo que estamos viendo exactamente eso: las prácticas no se ajustan a las normas (lo que no quiere decir que sean ilegales) y lo que hay que revisar son las normas, no las prácticas.
    Vos estás convencido de que esto no es ético porque no te gusta. Yo estoy convencido de que son prácticas de políticos que quieren juntar votos (lo que es obvio y esperable y hasta deseable de un político) en un esquema (Constitución, leyes electorales) que no es el adecuado para la realidad política actual.

    [responder]

    No es que “no me gusta”, luego, “no es ético”. Es “no es ético”, por eso, no me gusta.

    Que se haya dejado de lado la exigencia de renta para ser senador es algo que moraliza la Constitución material. Eso es bueno, es éticamente aplaudible.

    vamos al grano Ignatius, nada de pelear con la realidad: la falsa candidatura de Scioli, que no piensa dejar el cargo de Gobernador, y la posible falsa candidatura de Macri, que no piensa dejar su puesto de jefe de gobierno: ¿estarían bien? ¿son justificables?

    ¿qué es lo que la ética, o tu ética, te dicen de esta realidad?

    martín

    [responder]

    Moral es distinto de ético.
    Si Scioli dice “Encabezo la lista de diputados que quiero que gane y me conviene que gane en términos de continuar mi gestión pero no voy a asumir porque voy a seguir en la gobernación” no me parece mal ni no ético. Lo mismo si lo hace Macri.
    Lo que me pregunto es “¿por que los arreglos institucionales admiten esto legalmente pero no lo convalidan?”. Lo que está mal son las normas porque no reflejan la realidad de la política actual (¿leiste mi post posterior al tuyo? Leelo y ahí lo tenés ordenadito todo lo que voy diciendo en muchos comments).
    Un abrazo,

    Ignatius

    es cierto don ignatius… esta práctica sólo demuestra la voluntad de los políticos de juntar votos, no parece nada raro.
    Me parece necesario traer al debate el famoso “accountability político” o “rendir cuentas”, propuesto por algunos teóricos políticos como Sartori y Pasquino. Quizá las candidaturas testimoniales le permitan al elector “castigar o premiar” al político según cómo haya sido su gestión.

    [responder]

  20. Bueno Martín, sigo sin entender tu empecinamiernto con la ética.A Vos las candidaturas testimoniales no te gustan, te parece que están mal y si a Vos te partece mal no son éticas.Sería bueno poner la declamación ética en su contexto. Vos decís que si le q

    [responder]

  21. Bueno Martín, parece que las candidaturas testimoniales no te gustan, te parece que están mal y si a Vos no te gustan y te parecen malas estamos ante un problema ético. Estamos ante la visión moral del mundo kantiana, ese Kant fundador del liberalismo y no la democracia.
    Sería bueno poner la cuestión ética en su contexto real. Vos decís que si se le quiebra el brazo a este proyecto eso es la democracia. Pregunto¿se trata de una ética de querubines?- Así que los grupos de poder fáctico anidemocráticos de siempre tal vez quiebren este proyecto casi nonato y eso es la democracia. Los métodos de esos grupos¿ son éticos?. La mentira y la difamación contínuas, los sesgos pérfidos, la constante campaña para hacernos creer que la Argentina es el peor país del mundo y de que los argentinos somos corruptos e inmorales por naturaleza junto al beneplácito por acitudes como las de la Mesa de Enlace, el aplauso a los cortes de rutas, los insultos, las amenazas a legisladores y a propia gente del campo, el odio y la ambición de mequetrefes como de Narváez y Macri, la cara humana de M;., que es esa mina que aplaude las medidas fascistas de su gobierno, como es dejar gente sin trabajo, gente sin vivienda, echarla con patovicas,arruinar la educación pública y favorecer la privada, no distraerse de los negocios familiares,la propuesta de volver al FMI y al país chiquito agroexportador, expulsor de su gente, racista y ciego ante el bello país que tenemos…Aquí se juega la ética Martín y no en tus cuestionamientos a los aspectos formales. Por lo demás, no se trata de que el fin justifica los medios, no hay nada ilegal en esas candidaturas. Quizás tu insistencia con la ética debería trocarse en un asunto de índole estético. Hay cosas que no gustan, pero eso no las hace faltas de ética.

    [responder]

  22. A mi me preocupa el vacío lenguístico que todo este debate nos produce a los que realmente proponemos desde años candidaturas testimoniales. La culpa de todo esto la tiene Carta Abierta que crea y juega con los conceptos. Pero esto no va así loco, el PJ tiene que pagar derecho de piso si cree que así de la nada, un día puede presentar como quien dice, candidaturas testimoniales.

    http://sincines.blogspot.com/2009/04/cumbre-de-izquierda.html

    [responder]

  23. Jajajja Martin! Admiro tu valentia de venir a hablar de ETICA en este espacio. Se nota que no le lees mucho, aca, esa palabra, no existe o es un insulto. No es tu culpa, ojo. Aca VALE TODO.

    [responder]

    No me parece che,
    podemos tener un desacuerdo sincero y de buena fe respecto de lo que es ético, y de lo que no lo es, y de hecho, esto es lo que trataba de generar con el post, y acá tenemos muchas opiniones,

    siempre vale la pena debatir y argumentar

    martín

    [responder]

  24. Convénzase Martín, la práctica que Ud cuestiona tiene por objetivo lograr que sea prístinamente claro para el votante si está votando por el proyecto K, por el proyecto neomenemista, o por el proyecto Pro. Nada puede ser más ético que eso.

    [responder]

  25. MIrá, que me avisen que no van a asumir y que lo hacen para apoyar el partido me re cabe.
    Peor es que asuman, se den vuelta y se queden haciendo oposición desde adentro como Cobos, eso sí que es traicionar al electorado.

    [responder]

    Colo, será peor la traición, pero ese no es el punto. el punto es: está bien que mientan candidatos, postulandose para puestos que no quieren, diciendo que van a ocupar cargos que insinúan que no van a ocupar, que abusen de la posibilidad de presentarse, que abusen de un recoveco legal para hacer esto?

    ¿Eso esta bien? Ese es el punto. Para mi no está bien.

    martín

    [responder]

    La traición de Cobos no ayuda a las candidaturas testimoniales Colo, ¿tan difícil es darse cuenta?. Es lo que hace MUCHO Martín trata de decir. Pero capaz q no haya ganas de leerlo.

    [responder]

  26. Martin. se ve que hay ganas de debatir por los valiosos comentarios, pero no te engañes, esto es lo que hay ,no lo que nos gustaria que sea, pues esto no existe, y lamentablemente estas aca o enfrente; el resto es chachara.
    Nadie te esta engañando, las cartas estan a la vista= o estas con este modelo o te subis al tren de la muerte.
    chau

    [responder]

    Cualquiera.

    [responder]

  27. Jajaja¡¡¡ Así que la idea es que el electorado va a votar el modelo kirchnerista de soberanía política y económica, en contra de las oscuras fuerzas de los neoliberalismos. Muy bueno. Excelente análisis de la realidad política nacional y popular. Ah no, por hay es que la vanguardia kirchnerista debe valerse de todos los medios existentes para liberar al proletariado de su falsa conciencia impuesta por los agrogarcas y la oposición mediática, o las vanguardias macristas de aquellos políticos que no quieren trabajar y le ponen trabas constamente para llevar adelante una gestión que solucione los problemas concretos de la gente.

    No creo que se trate de una cuestión ética que de por sí implicaría adentrarse en un debate bastante complicado. Para los que hablan de golpismo cuando hacen referencia a la oposición yo creo que estas decisiones son abiertamente antidemocraticas, más bien tienden a desgastar a al democracia y no a fortalecerla. Menos mal que el kirchnerismo era el que había vuelto a politizar a la sociedad, para poder ganar una legislativa juega a la antipolitica y no me refiero al interior de las clases dirigentes.
    Tienden a fortalecer abiertamente las jugadas culturales de los medios y la oposición antipolitica en sus intenciones subyacentes, fortalecer los personalismos, y todavía dicen que sirve para dejar en claro prístinamente que modelos se pueden votar. Es cierto que esto es más claro en la capital, en los distritos más acomodados que la circundan o en las grandes ciudades, pero en definitiva ¿que porcentaje de la población nacional representan esos distritos? ¿No son una parte bastante considerable? ¿qué impacto tienen en una elección con referencia al resto del país? Lo pregunto porque de en serio no lo se.
    Eso sí que se hagan cargo como dirigencia después cuando critican la antipolitica de los sectores medios urbanos cuando ellos mismos la fomentan y explotan para sus propios intereses corporativos.
    La verdad no habría que votar a nadie pero siendo de la CABA estoy verdaderamente obligado, que va.

    [responder]

  28. Genial, me pueden explicar la finalidad de este tipo de candidaturas testimoniales, digo testimoniar que ?, haber si la propuesta es clara se la explican a la gente, LE HABLAN, dicen lo que quieren hacer, en función de sus propuestas la gente los votara y punto.
    Basta de verso, basta de justificar todo. Hoy escuche a un intendente en el programa de Varsky, no entiende nada, ni hablar sabe eso si apoyamos el modelo de cualquier forma, ¿cualquier forma? Que locura que no puedan pensar por si solos, digo estos son los que mañana se cruzan de vereda, par ejemplos la realidad.

    [responder]

  29. [...] el que puso Felipe, recibirá Felipes derivó de unos comments que cruzamos en mi post sobre las candidaturas testimoniales, quería hacer un breve post apuntando algunas cuestiones en las que estoy en desacuerdo. Ahí [...]

  30. Mi cuñada Cristina entendió que ya era hora de “colocar” a su hija Remedios.
    Le había puesto el ojo al hijo del panadero: Juancito.
    Como Remedios era poco agraciada, a Cristina se le ocurrió este plan:
    Enviar a su otra hija, Daniela, chica agradable, deportista, muy popular en la escuela, a seducir a Juancito. El plan era que una vez conquistado Juancito, pasárselo a Remedios.
    - “Esto no va a funcionar” – le dije. “¿Por qué aceptaría Juancito cambiar a la popular Daniela por la insulsa Remedios?. Y además ¿cómo se desprendería de Juancito?” le pregunté.
    - Desprenderse es fácil, me contestó Cristina: le dirá que fue un noviazgo “testimonial”, que debía renunciar a su amor por razones que él no entendería, pero que no se preocupara, que Remedios era “casi” como si fuese ella.
    Además, razonaba mi cuñada, Juancito concurriría a la casa de Remedios y podría aunque sea mirar a la bella Daniela…
    - “Esto es inmoral” le dije a Cristina.
    Y ella, con una sonrisa y un guiño cómplice, con su voz segura y potente me dijo: “¿Acaso es ilegal?”

    [responder]

    David, Napoleón acostumbraba a explicar las cosas con ejemplos y así la gente podía entender las cosas más complicadas. No he leído hasta ahora mejor explicación de lo que es este engendro de la “candidatura testimonial” que la que has hecho con “la Cristina, la Remedios y la Daniela”. Se las voy a enviar a todos mis ciberamigos.

    [responder]

    Bue, un poco de humor nunca viene mal.
    Saludos.

  31. Las candidaturas testimoniales son un elemento más de la falsa política. Si, es cierto que es un tema explícitamente dicho, pero eso no quita la falsedad del tema. Yo puedo explicitar algo (en el 2012 vamos a tener autos voladores) pero eso no quita la falsedad del enunciado. Las candidaturas testimoniales no son reales, se está invitando a la gente que vote sobre un hecho virtual (no real)pero quieren hacerle creer a la gente que eso es correcto. Lo correcto es que nos manejemos en el plano de lo real y no de lo virtual; o también podría decirse en el plano de lo posible: “Yo voto y es posible que ese cadidato ocupe el cargo”. Pero como tambien es posible que no lo ocupe y eso es lo que no queda “realmente” claro, se está produciendo un engaño con apariencia de verdad (y querer que la gente lo acepte es proponer un pensamiento perverso: “ya lo sé pero aun así…”; es un razonamiento perverso, es invitar a la gente a transgredir las leyes del procedimiento verdadero y cierto.

    [responder]

  32. jajaj yo juro que ya no se que le pasa a este país… no puedo creer que hasta llegamos al punto en que estamos discutiendo si es ético, legal, “bien visto”, o como quieran llamarlo, votar a alguien que no va a asumir su cargo!! perdón por mi indignación, pero por el hecho que sepamos que el modelo democrático per se ya no existe, no significa que acá se pueda hacer lo que se quiera! me refiero a que, ¿en qué otro país del mundo se ve lo que se ve en Argentina? Nos tenemos que dar crédito por eso, somos el espectáculo y el hazmereír político del mundo… porque lo más grave del asunto no es que el oficialismo presente este tipo de propuesta desesperada (sacar gente de donde no la tienen), sino que nosotros como ciudadanos hasta perdemos el tiempo debatiendo acerca de si esta bien o mal! gente! estamos hablando de la desaparición del sistema respresentativo como lo conocemos! acá ya no sólo se cambia de partido como de calzones, y no hablo únicamente del oficialismo, sino como muchos estarán adivinando, también ocurre en la oposición, sino que ahora también estamos enfrentándonos a elegir a un representante que luego no va a asumir su cargo! qué es esto?? de verdad, las cosas claras. EL QUE SE POSTULA Y ES ELEGIDO, ASUME! más alla de la ya abandonada constitución y la moral y la ética… es simple! son las reglas del juego! y ésta es una de las más básicas! entonces, dejémonos de perder el tiempo discutiendo si son correctas o no este tipo de “jugadas” patéticas del gobierno y no nos olvidemos de los principios básicos del sistema que mantenemos o decimos mantener.

    [responder]

  33. Hola a todos,

    No entiendo porque escandaliza tanto la idea de las “candidaturas testimoniales”. No se trata de algo ilegal. No se trata de un engaño ya que no se oculta lo que se va a hacer. Y siempre se dijo que hay que votar ideas y no personas, asi que este es un claro ejemplo de esto: se coloca en las listas a gente renombrada, facilmente reconocible para que los votantes que deciden apoyar las ideas, el proyecto del gobierno, sepan que lista votar.Mas que nunca se estan eligiendo ideas y no personas.Yo creo que es muy positivo.

    [responder]

  34. coincido con los que dicen ¿para que te pustulas … si no vas a cumplir ?

    [responder]

  35. ¿que son las candidaturas testimoniales?

    [responder]

  36. hola a todos!

    la verdad es muy poco lo que entiendo sobre esta temanica y sobre politica ,pero las candidaturas testimoniales son un fraude con todas la letras para el electorado sino pensas en asumir no te postules, asi de simple. nunca vote todavia , esta va ser mi primera experiencia, y realmente me parec una burla estas candidaturas.

    obvio que es algo inconstitucional quizas no tenga nada que ver y si ya se que lo que dice nuestra carta magna y lo que pasa en la realidad es bastante alejado de aquella,el famoso ser y deberia ser, pero justamente esta surgio para poner limites al poder, pra proteger a los individuos de un poder despota para limitarlo;…. realmente no entiendo como es posible que se consiba de que por el hecho que no se diga en la CN que este tipo de maniobras es ilegal, que no se puede o que se yo algunos las justifiquen ; abalar esto significa es poner nuestro sistema republicano ” patas para arriba”. el hecho que en el art 19 diga palafraseando un poco q que todo lo q no esta prohibido esta permitido creo que es p salvaguardar a los individuos no a los organos politicos…

    ” la democracia es un ideal y solo se crece creyendo en ella.”

    bue… noc disculpen , mi imprologidad y falta de presicion..

    [responder]

  37. Estoy cursando la secundaria y mi profesora nos mando a buscar sobre las candidaturas testimoniales.. la verdad estuve leyendo un poco pero necesitaria por favor, si alguien seria tan amable de expecificarmelo mas dicho tema.. desde ya muchas gracias.

    [responder]

  38. NO ENTIENDO NADA, ESTO DE LAS CANDIDATURAS TESTIMONIALES, ALGUIEN ME HARIA EL FAVOR DE EXPLICARMELO? POR QUE TODO ESTO ES UN DESASTRE, LA MAYORIA DE LOS CIUDADANOS ESTAMOS DESORIENTADOS, Y ESTAMOS A POCOS DIAS DE EMITIR NUESTRO VOTO Y REALMENTE NO SE ENTIENDE NADA. TAMPOCO ENTIENDO COMO PERSONAS QUE , NO ESTUVIERON INVOLUCRADOS A LA POLITICA AHORA SE PRESENTEN COMO CANDIDATOS EJ: NACHA GUEVARA, MAS ALLA DE QUE ASUMA O NO, OCUPAR UN CARGO POLITICO IMPLICA MUCHA RESPONSABILIDAD Y NO ESTA BUENO QUE JUEGUEN CON EL PUEBLO, POR QUE QUIERAN O NO HOY ESTAN PORQUENOSOTROS LOS ELEGIMOS. POR FAVOR NECESITO EVACUAR ESTA DUDA URGENTE. GRACIAS!

    [responder]

    para comprender que son las candidaturas testimoniales ,lee lo escrito por David el 18-4-09 a las 3 y 59 p.m.,ese ejemplo es muy claro

    [responder]

  39. Sos un genio. No solo me encanto tu opinion que es muy buena y entendible, sino que me ayudaste muchísimo con un trabajo en el que no sabía como hacer. Mil gracias!

    [responder]

  40. acabo de leer todos sus comentarios y salvo algunos, los felicito a todos, la verdad es q esta muy bueno q los jovenes de hoy se interesen en la politica; muy pocos lo hacen, lastima q llegue bastante tarde para el debate!! mis saludos chicos!!

    [responder]

Tu comentario


Si es tu primer comentario en este blog, va a ser moderado por un editor. o se aceptarán comentarios que incluyan calumnias, agravios o expresiones discriminatorias, tampoco aquellos que involucren el uso de múltiples seudónimos.