Malvinas: Cae la careta de Cameron y de la zigzagueante diplomacia británica.

La presidenta argentina sorprendió a la opinión pública mundial y quizás a muchos argentinos al revelar que lo que Argentina pretende es “reanudar” las negociaciones con el Reino Unido sobre la soberanía por las Islas Malvinas (como lo estipuló reiteradamente la ONU) porque, dijo, las mismas ya habían comenzado en forma reservada en 1974, y a propuesta de la misma Gran Bretaña, las que a posteriori se estancaron tras la muerte del entonces Presidente Perón.

Repasemos primero algunas de las palabras de la presidenta ante el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas:

Desde la creación de este Comité se han resuelto 80 casos de ex colonias, 11 casos de fideicomisos y sólo restan resolver 16 cuestiones coloniales, 10 de las cuales son originadas por el dominio en territorios usurpados, por parte del Reino Unido, y yo vengo a hablar aquí precisamente de la Cuestión Malvinas. (…)
Yo quiero referirme también a la historia, a una historia que se quiere negar. No estoy acá porque hace treinta años, estoy acá porque dentro de unos meses va a ser 180 años que fuimos usurpados. El capitán Pinedo debió abandonar las Islas porque una corbeta inglesa, muy superior en poderío militar, como lo era en ese momento el imperio inglés, el gran imperio naval, del siglo XIX, (…)
Quiero también hablar de la diplomacia; decía recién una frase el señor vicecanciller de Chile: “reanudar las negociaciones entre Argentina y el Reino Unido”, nunca mejor empleado ese término, señor vicecanciller. Porque hubo negociaciones entre el Reino Unido y mi país, la República Argentina, se desarrollaron durante la tercera presidencia del Presidente Perón, hubo – con la más estricta reserva – a través de lo que se denomina un non-paper – es así canciller, ¿no? es un papel, no es un paper, sino un papel secreto, en el cual el embajador inglés, en la Argentina, por indicaciones del Foreing Office, toma contactos con Vignes para ver si podíamos arribar a un acuerdo entre ambos países. Y hace una propuesta que también figura en la cancillería argentina. (…)
Desgraciadamente, señor presidente, los análisis que hacía la cancillería inglesa – el Foreing Office – acerca de la situación en que derivaría la muerte del Presidente Perón o la inminencia de un golpe de Estado, que tardó un poco más, pero que llegó inexorablemente – porque ya estaba decidido desde mucho antes – abortó esta negociación que existió entre el Reino Unido y mi país, la República Argentina, en los términos que plantea precisamente la resolución de Naciones Unidas. Nosotros queremos por eso – tal cual lo manifestaba el vicecanciller chileno – la reanudación de esas negociaciones. (…)
La Argentina está abierta a la negociación como lo demostró esta negociación que existió en 1974 y que quedó trunca. Y que implica, además, por parte del Reino Unido al reconocimiento de que hay una cuestión litigiosa en materia de soberanía. Si no, ¿por qué razón el gobierno del Reino Unido, a través de su Embajador envía secretamente este papel al canciller Vignes para ser tratado por el general Perón y luego el general Perón lo contesta?


Sin embargo, aunque estas tratativas frustradas de 1974 ya habían sido publicadas en nuestros WikiPis en Gran Bretaña quiso negociar la soberanía en 1974 no está de más recordarlas ahora agregando la contestación que el gobierno argentino de entonces acercó al Foreign Office británico. Antes, para contextualizar ambos documentos debemos consignar que las tratativas entre Argentina y Gran Bretaña habían comenzado en 1966, durante el gobierno de Arturo Illia, en cumplimiento de la resolución de las Naciones Unidas que instaba a ambos países a resolver el conflicto de las islas por vía de negociaciones diplomáticas. En 1974 el gobierno laborista de Gran Bretaña sostenía la necesidad de desprenderse gradualmente del archipiélago por los altos costos de mantenimiento, pero antes pretendía llegar a un acuerdo con la Argentina para la explotación de los recursos petrolíferos e ictícolas que rodeaban las islas.
El 11 de junio de 1974, Gran Bretaña le propuso a Juan Domingo Perón por nota confidencial a través del entonces embajador británico en Buenos Aires, James Hutton, una administración compartida del archipiélago con el propósito de “poner fin a la disputa sobre la soberanía” y “crear una atmósfera favorable dentro de la cual los isleños podrían desarrollarse de acuerdo a sus intereses”. Como vemos, Gran Bretaña no hacía entonces mención de autodeterminación y sí en cambio de respetar los ”intereses” de los isleños. El texto de la nota secreta es el siguiente:

 

Propuesta británica de negociación de la soberanía sobre Malvinas, dirigida al Presidente Perón un mes antes de su muerte.

11 de junio de 1974.

Como secuela de la conversación mantenida con Vuestra Excelencia el 4 de junio, tengo el placer de informarle que he recibido instrucciones del Gobierno de Su Majestad para proponer que las conversaciones entre Gran Bretaña y la Argentina sobre el futuro de las Islas Malvinas sean reanudadas sobre la base de las salvaguardias y garantías a extenderse a los isleños en el hipotético evento de un condominio. Esas conversaciones se mantendrían sin perjuicio de las respectivas posiciones de los Gobiernos del Reino Unido y la Argentina con respecto a la soberanía territorial sobre la Islas Malvinas.
Se me encarga explicar que el principal objetivo del Gobierno de Su Majestad al entrar en negociaciones sobre la base de un condominio sería poner fin a la disputa sobre la soberanía al aceptar la Argentina una co-soberanía sobre las Islas, y que el resultado podría ser un tratado que resolviera la disputa anglo-argentina y creara una atmósfera favorable dentro de la cual los isleños podrían desarrollarse de acuerdo con sus intereses. Por la duración del Tratado, ambas Partes aceptarían una soberanía compartida sobre la Islas. Los condóminos serían Su -Majestad La Reina y Su Excelencia el Presidente de la Nación Argentina.
Hay diversas formas de condominio, pero los elementos básicos podrían incluir lo siguiente:

1) Las banderas británicas y argentina serían enarboladas juntas y los idiomas oficiales serían inglés y español;
2) Todos los “nativos” de las Islas poseerían doble nacionalidad;
3) Los pasaportes de la colonia existentes serían reemplazados por documentos de viaje emitidos de los condóminos;
4) La constitución, administración y el sistema legal actuales tendrían que ser adaptados a las necesidades de un condominio. El gobernador podría ser designado alternativamente por la Reina y el Presidente de la Argentina;
5) Los demás cambios constitucionales requerirían el acuerdo de los condóminos.

Debo informar también que una Sesión conjunta de los Consejos Ejecutivo y Legislativo de las Islas ha informado al Gobernador que no tiene objeción alguna a que se realicen conversaciones con el gobierno argentino sobre salvaguardias y garantías requeridas en un condominio. Sin embargo, debo declarar que el Gobierno de Su Majestad se sentiría libre de invitar representantes de las Islas a que formen parte de la delegación británica, y que antes de llegarse a un acuerdo definitivo, debería consultarse formalmente con los Isleños y buscarse su aceptación mediante alguna forma de representación popular.
Sobre estas bases, el Gobierno de Su Majestad propone que, si el Gobierno argentino está de acuerdo, deberían realizarse conversaciones oficiales o preliminares en Buenos Aires lo antes posible.


Ocho días después, el presidente Perón contestó la misiva con una contrapropuesta que planteaba lo siguiente:

1) Las banderas de ambos países flamearán conjuntamente.
2) Las monedas argentina, británica y local, tendrán curso legal en las Islas con el tipo de cambio fijado de común acuerdo.
3) Los pasaportes y otros documentos para los “nativos” serán reemplazados por otro único que los administradores conjuntos determinen .
4) Serán administradores conjuntos el Presidente de la Argentina y Su Majestad Británica .
5) Serán idiomas oficiales el español y el inglés, en los que serán redactados todos los documentos oficiales.
6) Se adaptarán a la administración conjunta las normas legales del territorio argentino y el británico en la isla.
7) Los “nativos” de las islas gozarán de los beneficios de doble nacionalidad a todos los efectos
8) Alternativamente cada uno de los administradores conjuntos designarán por el término de tres años al gobernador de las islas: el primero será designado por la Argentina, y el secretario de la Gobernación será designado por Su Majestad Británica.
9) Será propósito fundamental de la administración conjunta, facilitar la gradual integración de las islas a la vida política, social e institucional de la Argentina.

 

Sin embargo, esta revelación de zigzagueos en la diplomacia británica tampoco debe sorprender ya que no es ésta la primera vez que desde el gobierno de Gran Bretaña o ciudadanos encumbrados de ese país se duda de sus derechos  o se piensa en negociar con Argentina la soberanía sobre las islas. Repasemos, entonces, parte de algunos textos de ese tenor (ya publicados en nuestros WikiPis) en orden cronológico.
Luego de esa negociación interrumpida, el Reino Unido planeó continuarla en 1976. Veamos cómo:

Londres ofreció negociar las Malvinas. Documentos desclasificados revelan que el Reino Unido temía una invasión argentina (…) Otros documentos, también desclasificados ayer, ponen de relieve la magnitud de la crisis económica que heredó ese año el Gobierno de James Callaghan y los temores del Foreign Office a una posible invasión de las islas Malvinas si no se entablaban negociaciones con Argentina para ceder algún tipo de soberanía sobre ellas. (…) Aquella crisis, que en marzo le había costado el cargo a Harold Wilson, acabó sellando el regreso de los tories al poder de la mano de Margaret Thatcher. Ironías del destino, Thatcher acabó afianzándose en el poder gracias a la guerra de las Malvinas tras la invasión de Argentina en 1982, que fue pronosticada en 1975 por el embajador británico en Buenos Aires, Derick Ashe, en documentos enviados al entonces jefe del Foreign Office y luego primer ministro, James Callaghan. Éste dio instrucciones a Ashe para que dejara entrever a los argentinos que el Reino Unido estaba dispuesto a negociar la soberanía de las Malvinas a espaldas de sus habitantes, aunque no iban a reconocerlo. Las conversaciones no cuajaron.
Nota completa en este WikiPis

 

Pero incluso varios años más tarde (y luego de la guerra), y apenas asumido, el premier británico Tony Blair también dudaba de la soberanía de su país sobre las islas:

El primer ministro británico, Tony Blair, encargó la redacción de un libro sobre las Islas Malvinas (Falklands, según la versión británica), que duda seriamente sobre la legitimidad de la soberanía del Reino Unido sobre ese archipiélago del Atlántico Sur. El anuncio se conoció a pocos días de un entredicho entre el canciller argentino, Rafael Bielsa, y autoridades de las Islas Malvinas, durante una reunión del Comité de Descolonización de Naciones Unidas en Nueva York. El periódico inglés Mail on Sunday anunció hoy que el libro, titulado La Historia Oficial de la Campaña por las Falklands y escrito por diplomáticos del Foreign Office (Cancillería) no sólo pone en duda la legitimidad por la soberanía de Malvinas. (…) La publicación de la obra provocó duras reacciones de las autoridades de las Islas Malvinas, según las cuales el nuevo libro oficial “servirá como excusa a Argentina para seguir con sus reclamos de soberanía sobre las islas”. (…) Poco después de asumir al poder en 1997, el premier británico pidió abrir documentos secretos sobre la guerra de Malvinas, fechados en 1982, que entregó al historiador y destacado profesor inglés Lawrence Freedman, amigo cercano de los Blair, para escribir “una historia oficial” de lo ocurrido. (…)”El profesor parece no haber tenido en cuenta que el problema de las Malvinas sigue muy vigente con Argentina, y cualquier cosa que escriba tendrá un impacto político directo al respecto”, declaró un portavoz oficial. Para esa fuente anónima, que vio parte del libro, los documentos del Foreign Office que leyó Freedman “indican que el reclamo argentino por la soberanía de las Malvinas tenía validez”. “Es muy probable que este libro sirva de excusa al gobierno de Argentina para renovar su pedido por la soberanía de las islas”, explicó preocupado el portavoz del gobierno de Londres.
Nota completa en este WikiPis

 

A su vez, en 2006 el prestigioso y aristocrático capitán británico Edmund Carlisle, descendiente del legendario Barón de Carlisle Bucklow (1929), exigía a su gobierno la devolución de las islas a la Argentina porque, afirmaba, las mismas habían sido robadas en 1833. Veamos lo que decía:

“Les robamos las Malvinas y debemos devolverlas”, dice el capitán británico Edmund Carlisle. Entrevista a Edmund Carlisle: En su mansión de Gales, el militar inglés que desató una fuerte polémica en Londres con repercusiones en Buenos Aires (…) Criticó con dureza a Tony Blair y felicitó al presidente Kirchner, a quien quiere conocer, por sostener el reclamo argentino con “dignidad”. “Gran Bretaña le robó las Islas Malvinas a Argentina en la década de 1830 y debe devolverlas”, exhortó en una entrevista exclusiva con PERFIL el capitán inglés Edmund Philip Carlisle, quien a comienzos del mes provocó un gran escándalo en Londres al publicar una misiva en el periódico conservador The Times, pidiendo por la devolución de la Gran Malvina (…) “Es hora de que el gobierno británico (del primer ministro Tony Blair) implemente este pedido de devolución de las Islas Malvinas. Londres no ha hecho nada hasta ahora y es tiempo de que comience a actuar”, destacó el capitán retirado, de 84 años. Desde su mansión del siglo XVI en Llanigon, en el condado galés de Powys, Carlisle reveló en exclusiva que publicará en los próximos días, un libro titulado The Dishonourable War: The Falklands, 1982 (La Deshonorable Guerra: Islas Malvinas, 1982), en el que reclamará abiertamente a Gran Bretaña devolver las Malvinas a Argentina. “En mi libro pido a Londres que devuelva lo que robó. Porque es la opinión del mundo en general y porque hemos llegado a un punto de la historia en que es hora de terminar con las colonizaciones de territorios que no nos pertenecen. Además, las bases de la demanda argentina son mucho mejores que las nuestras. Nosotros le robamos las Malvinas (a Argentina) en la década de 1830 y desde el gobierno británico nunca se reconoció esto”, agregó. (…) Nuestro gobierno dice que las islas son británicas, y por ende sus habitantes lo creen. Pero la ONU está pidiendo otra cosa, lo mismo que Argentina. Alguien debe escuchar este reclamo”. También le contó a este diario sus impresiones sobre el presidente Néstor Kirchner: “Me gustaría conocerlo. El declara que quiere las Malvinas de vuelta para su país y ésa es su posición. Yo lo felicito y en mi libro hablo sobre la posición argentina, que siempre ha sido muy digna” y agregó: “Los argentinos nunca han renunciado a su reclamo y están muy determinados a conseguir las islas de nuevo. Nosotros (los británicos) deberíamos apoyarlos en esa dirección”, concluyó.
Nota completa en este WikiPis

 

Para completar este análisis, agreguemos ahora el texto completo de la nueva resolución del comité de las Naciones Unidas, el que constituye un nuevo logro de la diplomacia argentina y un nuevo y sonoro mentís a los argumentos de la zigzagueante diplomacia británica:

Resolución final del Consejo de Descolonización de la ONU – 14/6/2012

Comité Especial encargado de examinar la situación con respecto a la aplicación de la Declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales Bolivia (Estado Plurinacional de), Chile, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela (República Bolivariana de): proyecto de resolución
Cuestión de las Islas Malvinas (Falkland Islands)
El Comité Especial,
Habiendo examinado la cuestión de las Islas Malvinas (Falkland Islands),
Consciente de que el mantenimiento de situaciones coloniales es incompatible
con el ideal de paz universal de las Naciones Unidas,
Recordando las resoluciones de la Asamblea General 1514 (XV), de 14 de diciembre de 1960, 2065 (XX), de 16 de diciembre de 1965, 3160 (XXVIII), de 14 de diciembre de 1973, 31/49, de 1 de diciembre de 1976, 37/9, de 4 de noviembre de 1982, 38/12, de 16 de noviembre de 1983, 39/6, de 1 de noviembre de 1984, 40/21, de 27 de noviembre de 1985, 41/40, de 25 de noviembre de 1986, 42/19, de 17 de noviembre de 1987, y 43/25, de 17 de noviembre de 1988; las resoluciones del Comité Especial A/AC.109/756, de 1 de septiembre de 1983, A/AC.109/793, de 21 de agosto de 1984, A/AC.109/842, de 9 de agosto de 1985, A/AC.109/885, de 14 de agosto de 1986, A/AC.109/930, de 14 de agosto de 1987, A/AC.109/972, de 11 de agosto de 1988, A/AC.109/1008, de 15 de agosto de 1989, A/AC.109/1050, de 14 de agosto de 1990, A/AC.109/1087, de 14 de agosto de 1991, A/AC.109/1132, de 29 de julio de 1992, A/AC.109/1169, de 14 de julio de 1993, A/AC.109/2003, de 12 de julio de 1994, A/AC.109/2033, de 13 de julio de 1995, A/AC.109/2062, de 22 de julio de 1996, A/AC.109/2096, de 16 de junio de 1997, A/AC.109/2122, de 6 de julio de 1998, A/AC.109/1999/23, de 1 de julio de 1999, A/AC.109/2000/23, de 11 de julio de 2000, A/AC.109/2001/25, de 29 de junio de 2001, A/AC.109/2002/25, de 19 de junio de 2002, A/AC.109/2003/24, de 16 de junio de 2003, la resolución aprobada el 18 de junio de 2004, la resolución aprobada el 15 de junio de 2005, la resolución aprobada el 15 de junio de 2006, la resolución aprobada el 21 de junio de 2007, la resolución aprobada el 12 de junio de 2008, la resolución aprobada el 18 de junio de 2009, la resolución aprobada el 24 de junio de 2010 y la resolución aprobada el 21 de junio de 2011, y las resoluciones del Consejo de Seguridad 502 (1982), de 3 de abril de 1982, y 505 (1982), de 26 de mayo de 1982,
Lamentando que, no obstante el tiempo transcurrido desde la aprobación de la resolución 2065 (XX) de la Asamblea General, esa prolongada controversia aún no haya sido resuelta,
Consciente del interés de la comunidad internacional en que los Gobiernos de la República Argentina y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte reanuden sus negociaciones a fin de encontrar a la mayor brevedad posible una solución pacífica, justa y duradera de la controversia sobre soberanía relacionada con la cuestión de las Islas Malvinas (Falkland Islands),
Expresando su preocupación porque el buen estado de las relaciones entre la Argentina y el Reino Unido no haya conducido aún a negociaciones sobre la cuestión de las Islas Malvinas (Falkland Islands),
Considerando que esta situación debería facilitar la reanudación de las negociaciones para encontrar una solución pacífica a la controversia sobre soberanía,
Reafirmando los principios de la Carta de las Naciones Unidas de no recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza en las relaciones internacionales y de lograr por medios pacíficos el arreglo de las controversias internacionales, Destacando la importancia de que el Secretario General continúe sus gestiones a fin de dar cabal cumplimiento a la misión que le ha encomendado la Asamblea General en sus resoluciones sobre la cuestión de las Islas Malvinas (Falkland Islands),
Reafirmando la necesidad de que las partes tengan debidamente en cuenta los intereses de la población de dichas islas de conformidad con lo establecido por la Asamblea General en las resoluciones sobre la cuestión de las Islas Malvinas (Falkland Islands),
1. Reitera que la manera de poner fin a la especial y particular situación colonial en la cuestión de las Islas Malvinas (Falkland Islands) es la solución pacífica y negociada de la controversia sobre soberanía que existe entre los Gobiernos de la República Argentina y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte;
2. Toma nota de las opiniones expresadas por la Presidenta de la República Argentina en ocasión del sexagésimo sexto período de sesiones de la Asamblea General;
3. Lamenta que, a pesar del amplio respaldo internacional a una negociación entre los Gobiernos de la Argentina y del Reino Unido que incluya todos los aspectos sobre el futuro de las Islas Malvinas (Falkland Islands), aún no hayan comenzado a aplicarse las resoluciones de la Asamblea General sobre esta cuestión;
4. Pide a los Gobiernos de la Argentina y del Reino Unido que afiancen el actual proceso de diálogo y cooperación mediante la reanudación de las negociaciones a fin de encontrar a la mayor brevedad posible una solución pacífica a la controversia sobre soberanía relacionada con la cuestión de las Islas Malvinas (Falkland Islands), de conformidad con lo establecido en las resoluciones de la Asamblea General 2065 (XX), 3160 (XXVIII), 31/49, 37/9, 38/12, 39/6, 40/21, 41/40, 42/19 y 43/25;
5. Reitera su firme apoyo a la misión de buenos oficios del Secretario General a fin de ayudar a las partes a cumplir lo solicitado por la Asamblea General en sus resoluciones sobre la cuestión de las Islas Malvinas (Falkland Islands);
6. Decide mantener en examen la cuestión de las Islas Malvinas (Falkland Islands) con sujeción a las directrices que ha dado y pueda dar la Asamblea General al respecto.

 

Pero además debemos consignar que luego de la sesión del Comité de Descolonización de la ONU, y tras alcanzar este nuevo logro diplomático argentino, el canciller Timerman expresó:

Estamos listos para sentarnos a la mesa de negociaciones y cumplir con la resolución. Esta resolución y las 39 resoluciones que la antecedieron. Porque la Argentina cree que todos los países miembros de las Naciones Unidas, tienen que aceptar la decisión de este Cuerpo. No nos cabe dudas de que las Malvinas son argentinas; sin embargo, consideramos que el llamado de las Naciones Unidas es una obligación para mí país y debería ser una obligación para el Reino Unido también. Es una vergüenza que un miembro del Comité de Seguridad como el Reino Unido, ignore las resoluciones de las Naciones Unidas. ¿Cómo hará el Reino Unido para exigirle a otros países a cumplir las resoluciones de las Naciones Unidas cuando esas naciones le pueden mirar a la cara y decirle “ustedes no cumplen con las resoluciones, por qué deberíamos cumplir nosotros? Hace unos días le envié una carta al Ministro de Relaciones Exteriores inglés y todavía no recibí respuesta. Lo invité a Buenos Aires y comenzar a dialogar sobre nuestras relaciones bilaterales.
La Argentina no pretende colonizar las Islas Malvinas; las Islas Malvinas son una colonia de Gran Bretaña, no lo dice la Argentina, lo dice las Naciones Unidas. (…)
La situación la vamos a resolver el día que Gran Bretaña acepte cumplir con las resoluciones de las Naciones Unidas y se siente a negociar con la República Argentina, como lo han dicho más de 40 resoluciones aprobadas por este Cuerpo. (…)
Estamos muy orgullosos, porque todos los países miembros del Comité votaron afirmativamente por la Resolución. Nos apena que Gran Bretaña no esté presente, como le sugirió el Secretario General de las Naciones Unidas de participar de este Comité.
Nota completa

 

A su vez, la presidenta argentina publicó una solicitada en el prestigioso diario londinense The Times titulada “Terminemos con el colonialismo cumpliendo las resoluciones de Naciones Unidas”, en la que pidió al Reino Unido que le dé “una oportunidad a la paz” y lo invitó a “dialogar” para encontrarle una solución al conflicto por las Islas Malvinas. En la misma el gobierno recordó al pueblo y al gobierno de Gran Bretaña que “hace 179 años, el 3 de enero de 1833, una fuerza naval británica expulsaba a las autoridades legítimas argentinas y a la población de las Islas Malvinas. Desde entonces, Argentina ha pedido sin descanso su restitución en foros nacionales e internacionales”.
A todo esto, en México, Cristina agradeció en sendas reuniones bilaterales al mandatario chino Hu Jintao y a su par ruso, Vladimir Putin, por el respaldo abierto a la soberanía argentina en las Malvinas.
Tras estos elocuentes logros diplomáticos y luego de otro claro apoyo a la estrategia de la diplomacia argentina (una más) de parte tanto de las Naciones Unidas como de la región, el primer ministro británico David Cameron tomó la iniciativa y encaró a la presidenta en un foro destinado a otros menesteres para presionarla a aceptar el resultado del referendum anunciado para los kelpers. Veamos cómo se desarrolló el diálogo cara a cara entre ambos mandatarios en esa reunión del G-20:

“No le estoy proponiendo una discusión completa sobre las Falklands (Malvinas) pero tengo la esperanza que usted haya notado que ellos tendrán un referéndum y que usted respetará su punto de vista. Nosotros creemos en la autodeterminación de los pueblos y en actuar como demócratas, algo común a todos los miembros del Grupo de los 20”
Cristina le respondió, según contó Timerman, extendiéndole un sobre con las 41 resoluciones de Naciones Unidas , desde 1965, sobre Malvinas.
Cameron no lo tomó en sus manos y le aclaró que no había ido a hablar de soberanía. Cristina, siempre según la versión del Canciller, le dijo: “No pretendo hablar de soberanía, sólo quiero dialogar tal cual lo ordena la resolución de Naciones Unidas, acá se las entrego, por si no las conoce ”.
En ese instante Cameron y en lo que fue su último gesto, dio la media vuelta y volvió a sentarse en su lugar.
Según un analista, que solicitó el anonimato, Cameron, en lo que habría sido una táctica deliberada para tapar las lagunas de su propia realidad política, le brindó a la Argentina la oportunidad que había venido a buscar.
 “El que se acercó para hablar de un tema que no era de la Cumbre fue Cameron. El momento para hablar de la cuestión Malvinas fue la semana pasada cuando las Naciones Unidas convocó a Argentina y al Reino Unido a hablar sobre el tema en el Comité de Descolonización. El Reino Unido se negó a estar presente a un pedido de las Naciones Unidas”, dijo el funcionario.
Nota completa

 

Este gesto extemporáneo de Cameron demuestra que los pasos de la diplomacia argentina han acertado en la línea de flotación de la estrategia británica, y que sus argumentos o excusas son tan escasos como porfiados y no tienen viso de cesar, al menos por el momento.
Como queda claro con la zigzagueante política británica con respecto a las islas, las pretensiones de los kelpers no interesan realmente a Gran Bretaña, sino que son el argumento actual y circunstancial del gobierno de Cameron para tapar con sus arranques de patrioterismo belicista inviables la grave crisis económica que atraviesa su país y que quizás no tenga un fondo visible, además del escándalo en el que está salpicado el mismo premier por sus vínculos “demasiado cercanos” con la los medios del magnate Murdoch, involucrados en las escuchas telefónicas ilegales. La careta británica de Cameron ha caído y sus argumentos belicistas y agresivos ya ni siquiera pueden esconder las verdaderas causas de su negación al diálogo: se trata de razones de estricta coyuntura y tal vez de geopolítica británica relacionada con sus arcaicas petensiones imperiales en el Atlántico sur. La política de los gobiernos democráticos argentinos mantuvo su coherencia a través de las décadas (sólo manchada con los desquicios de las acciones bélicas de la última dictadura), en cambio la diplomacia británica no parece haber tenido una política clara a través de la historia reciente, sólo atada a sus vaivenes político-económicos y la decadencia de su imperio.

En una nota anterior identificábamos al documento de un grupo de intelectuales argentinos apoyando la estrategia británica con “la corriente de pensamiento hegemónica a mediados del siglo XIX, a partir de la batalla de Caseros. Es decir, que los argumentos y los planteos destilan la histórica dicotomía “Civilización y Barbarie” concebida por Sarmiento y que, como vemos, sigue vigente en algunos círculos nacionales en pleno siglo XXI. Esta visión (al menos paternalista y que en algunos llega a ser racista, pero siempre autoritaria) no sólo tiñe la mirada sobre nuestro pasado sino, como vemos claramente aquí, también nuestro presente” , por lo que ante estas revelaciones esperamos que los mismos se retracten y reconozcan que el celo británico por la voluntad de los isleños no es tal y se alejen de aquella dicotomía.
Luego de este nuevo triunfo diplomático argentino reafirmamos lo expuesto en esa misma nota: “por primera vez desde hace décadas es nuestra estrategia la que marca la cancha, la que ejerce la iniciativa, la que abandona la “argumentación abstracta” y el corto plazo y es “pragmática y utilitaria”, operando “con un criterio de largo plazo”, y cuyos resultados son visibles en los foros regionales e internacionales y son evidentes en los cables secretos revelados aquí”.

Para concluir podemos decir que la mesa de negociaciones bilaterales está preparada, gracias a las Naciones Unidas y sus numerosas resoluciones, y sólo la silla británica está vacía…

 

80 Comentarios a “Malvinas: Cae la careta de Cameron y de la zigzagueante diplomacia británica.”

  1. Que propones hacer con Formosa, Basurero, que es exactamente el mismo caso que las Malvinas, pero con Argentina en el rol de Inglaterra, tomando territorio disputado al Paraguay en accion de guerra hace muchisimo tiempo, pero menos que Malvinas? Te parece que habria que devolver Formosa?

    [responder]

    Basurero

    Para contestar con fundamento necesitaría conocer cuál es la resolución de las Naciones Unidas donde se hace referencia a los reclamos de descolonización de ese territorio, porque no la conozco… Si me podés ayudar también decime la resolución de los casos de los territorios de Misiones que quedaron en poder de Brasil y del Alto Perú que quedaron para Bolivia. Y después también hablamos de la banda oriental del río Uruguay que quedó como país independiente gracias a los intereses de la “Civilización” pergeñados por los rivadavianos y en contra de los deseos de los patriotas orientales, Artigas incluído.
    Quizás vos aconsejarías un referendum a los formoseños, al igual que a los británicos que viven en Malvinas… Buen intento de embarrar el debate con ejemplos que no son pertinentes; igualmente el tema de la oprobiosa guerra de la triple infamia prefiero dejarla para otra oportunidad, más en estos días, por penosas y obvias razones.

    [responder]

    O sea que hasta que no hubo declaracion de las Naciones Unidas el hecho en si no existia? Que no se podia considerar la situacion como justa o injusta?

    La situacion de Formosa es exactamente igual a la de las Malvinas. La ambicion territorial de un pais mas poderoso que otro le hace ocupar un territorio. El tiempo hace que la gente que nace y vive en ese territorio se identifique con el pais que detenta el territorio. El tiempo hace que los derechos originales sean cada vez menos relevantes. Si no, habria que devolver la mitad de las regiones del mundo a los que las perdieron.

    Las Malvinas pueden ser buen negocio para Argentina, y sobre esa base y la ventaja de proximidad un arreglo, con el paso del tiempo, es posible. Pero haber convertido un hecho pragmatico en un verso de clama el viento, ruge el mar, y todas las pajas patrioticas delirantes que se hacen en palcos en cuanto hay la menor oportunidad, no solo da verguenza, es contraproducente al resultado presuntamente querido. Digo ‘presuntamente’ porque las Malvinas en el fondo le importan tres carajos a los argentinos. Nadie se va a ir a vivir ahi si se recuperaran.Lo que importa es la chance de poder ponerse al palo en actos. Para eso mucho mejor seguir con las cosas como estan.

    derecho internacional 0, david. vuelva en marzo.

  2. qué lindo trabajo, basurero.

    se agradece.

    saludos,

    pd: no pierda tiempo con los chupamedias de cameron.

    [responder]

  3. Tanto Cameron como Cristina usan el tema para propaganda interna. La “opinión pública mundial” no solo no se sorprende, sino que no le da ninguna importancia al tema.
    Dentro de 20 años vamos a estar, respecto a Malvinas, con suerte igual que ahora (podemos estar peor si se independizan y consiguen silla en la ONU).
    Así que esta muy bien que la Argentia reclame, lo que es tonto es hacerse alguna ilusión, por más que tengamos razón.
    Hay un statu quo. Y dos partes, una con más poder que otra. Cuando el statu quo favorece al más poderoso, la situación se considera “estable, sin cambios a la vista”.

    [responder]

    ¿qué es la opinión pública?

    borges solía decir que es “lo primero que se le ocurre al primero que pasa?

    más allá de la gracia, la “opinón pública” parece cristalizada en los medios de comunicación, que, oh casualidad, pocas veces representa la opinión de las mayorías, que no las comparten en absoluto.

    amén de todo esto, me pregunto ante tu comentario ¿qué se supone que debemos hacer? ¿no reclamar? ¿no aprovechar el mayoritario apoyo de los países del mundo a nuestro reclamo?

    me extraña. este tema debería unir a todos los argentinos, más allá de preferencias políticas internas.

    [responder]

    Basurero

    Mariano, todos los políticos actúan mirando hacia sus pueblos y sus intereses políticos, de no ser así no funcionaría la democracia; el tema es si lo que hacen cuenta con la aprobación popular y si es eficaz para el propósito que buscan. Lo de los 20 años no estaría tan seguro, la historia no está cristalilzada sino que es dinámica y depende de la acción de los hombres, no del clima o las matemáticas. La situación de la opinión internacional no es la misma de hace 20 años, tampoco la del gobierno británico de hace 20 ó 30 años. Además, estas tratativas duran años y no meses.

    [responder]

    Los dos gobiernos cuentan con el apoyo en este tema de sus respectivos pueblos. En el caso argentino es más fervoroso porque para nosotros (me incluyo expresamente) tiene un valor simbólico y sentimental.
    Y reclamar hay que reclamar, Argentina lo ha venido haciendo desde que se creó la UN, y su triunfo más importante fue con Zavala Ortiz en 1964. Y todos sabemos cuando fue nuestro fracaso.
    De todos modos, lo que no me gusta es el falso triunfalismo, que no tiene ninguna base lógica, solo es utilización política del reclamo.
    Ya te expliqué más arriba porque el statu quo no va a cambiar mientras favorezca al más poderoso. Y es obvio que a la opinión pública mundial no le interesa mucho el tema. Solo hubo interés en 1982, y después pasó a ser irrelevante.
    Cómo puede cambiar el statu quo, y transformarse en inestable una situación que hoy esta rocosamente estable? Si se da alguna de estas dos condiciones 1) Que el más poderoso pase a ser la Argentina 2) Que las sanciones, boicots y demás yerbas lleven el statu quo a ser muy inconveniente y oneroso para los ingleses, y para los habitantes. Esto último solo puede suceder con hechos, no con discursos. Hoy por hoy parece muy poco probable.
    Mientras tanto el tema Malvinas queda reducido a la retórica. Los presidentes argentinos sucesivos dándole manija al tema cada vez que quieren sacar a otro asunto de la tapa de los diarios; y los PM ingleses demostrando su firmeza de carácter, patriotismo y sensibilidad ante los deseos de 2000 habitantes de las islas. La única ventaja argentina es que el tema se puede poner en el candelero interno de un día para otro, mientras que allá necesitan de la iniciativa argentina para darle manija, porque el tema no interesa mucho.

    [responder]

    Basurero

    El tema de que “lleven el statu quo a ser muy inconveniente y oneroso para los ingleses, y para los habitantes.” no parece imposible, la explotacón petrolera off shore es muy cara para que se encarezca con un conflicto territorial en el medio, además de los posibles inconvenientes legales por demandas internacionales o nacionales a empresas petroleras que desconozcan la disputa territorial, pero hay más. Igualmente, esto esalgo que dura años y no meses y menos semanas. Los discursos son quizás más simbólicos que otra cosa, pero ningún país o potencia los descarta, incluso cuando hace uso de la fuerza, por eso no hay que dejar espacio libre ni foro internacional sin utilizar para apoyar esta lucha. Y el mantener en el candelero internacional y principalmente británico auizás juegue a nuestro favor, más hoy en día por la situación socio-económica y política del ex imperio…
    Pero, insisto, no es cosa de meses sino de años, y analizar todo desde la perspectiva K o anti-K sólo empobrece el debate y nos aleja de la perspectiva de mediano o largo plazo.

    Silenoz

    Sólo una mirada profundamente anti todo lo que haga este gobierno –no siempre aconsejable- puede minimizar el reclamo de soberanía con afirmaciones tales como: “Tanto Cameron como Cristina usan el tema para propaganda interna.” Y no reparar en el error o pifie del gesto de Cameron, gesto que marca como mínimo falta de timming, agregaría hasta irrespetuoso, patoteril y arrogante, que sobresale aún más por las reconocidas capacidades de los ingleses en negociaciones durante siglos en distintos temas.
    Y si no, te propongo que inviertas los actores: que Cameron sea CFK y CFK Cameron, seguramente hubieras escrito páginas de indignación republicana por una actitud tan fuera tiempo y forma y que seguramente sepultaría el reclamo definitivamente. Pero claro, esto puede ser sólo un prejuicio mío.

    [responder]

    Qué imbecilidad!
    Cameron puede hacer lo que se le plazca en el tema, excepto conversar sobre soberanía (hablo de su conveniencia polìtica).
    No les interesa ni negociar ni ser amables,(fíjese si su gesto mereció alguna crítica, siquiera una mención o registro en la prensa británica).
    La sarten por el mango la tienen ellos, y salvo que le hagamos imposible la extracción de petroleo (no veo como, un absurdo hablar de juicios internacionales), la seguirán teniendo.
    Argentina hace muy bien en mantener vivo el reclamo, para más adelante. Pero hay que ser muy hipócrita o muy ignorante para pensar que eso va a traer algun cambio en las próximas décadas.
    Mientras tanto, ambos lo usan para ganar puntos entre la parte menos esclarecida de sus respectivos electorados.

    Silenoz

    “Cameron puede hacer lo que …” ¿?

    “…fíjese si su gesto mereció alguna crítica…” insisto con tus anteojeras, encima tu parecer cambia sólo si un medio inglés lo dice, tu colonizaje espanta.

    “…salvo que le hagamos imposible la extracción de petróleo…” se lo voy a pasar a Timerman

    “….Argentina hace muy bien en mantener vivo el reclamo…” no te esmeres, tu actitud no se puede disimular

    “ganar puntos entre la parte menos esclarecida de sus respectivos electorados” en lo referente a la Argentina y como típico anti K tu análisis de las intenciones anula tus sentidos.

    Lo del prejuicio mío deja de ser tal ¿no?

    [responder]

    Silenoz, no se cual es el gesto de Cameron al que te referis. Si es lo de Cristina y el sobre, fue una payasada para consumo interno argentino. Es mas bien obvio que Cameron debe estar al tanto de las resoluciones, por lo tanto que sentido tiene, fuera de hacer una bravuconada para la plaza local, de sacar el tema de esa forma en el G20. Cual es la idea, que Cameron diga, Ay, Sra, disculpeme el olvido, le agradezco tanto que me lo recuerde, sentemonos a conversar?

    Hay una esquizofrenia irremediable en la posicion argentina actual. Como dice Mariano T, Inglaterra tiene el control de la situacion. A lo mejor no para siempre, pero en el futuro previsible. Si la idea es llevar a una mesa de negociacion a alguien que no tiene ningun interes inmediato en negociar, ni economico (como dije en otro comentario, toda la explotacion petrolera en las islas esta planeada con los costos de hacerla via Aberdeen/Sta Helena, y como tambien dice Mariano T, la amenaza de juicios es una irrelevancia), tratar de irritarlo lo mas posible no es buena idea. Ahora, si la idea es maximizar el tema Malvinas para fines electorales argentinos, entonces aparecer como metiendole el dedo en el culo a Cameron con sobres y comentarios despectivos, entonces si. Pero las dos cosas no son compatibles.

    Silenoz, típico ejemplo de la parte menos esclarecida. A mi no me importa lo que digan los diarios ingleses, pero estoy seguro que al cipayo cerebro colonizado de Cameron si.
    Despues de todo, el necesita que lo voten allä, no los lectores de Tiempo Argentino, que además de ser muy pocos no votan en Inglaterra.

    Silenoz

    Ja.. tu respuesta Mariano no refuta tu colonizaje, lo refuerza

    Perdon, en el segundo parrafo debia decir ‘Si la idea es llevar a una mesa de negociacion a alguien que no tiene ningun interes inmediato en negociar, ni economico ni politico”

    [responder]

    Silenoz

    Antes los argumentos convincentes e irrefutables expuestos por vos Guillermo y el otro, (re encarnaciones de los von Metternich vernáculos) hago votos para que comanden las acciones de nuestra cancillería.

    No se, pero no debe ser dificil hacerlo mejor que el animal del alicate.

    Silenoz

    A ver guillermo, ta´ bien disculpame si te ofendí pero a ver, el tiempo pasa estimado y las cosas que NO SE ADAPTAN MUEREN eso es lo que conmigo no va.
    El pasado sirve como experiencia pero no justifica inacción por que todos tenemos algún muerto en el placard. Y las intenciones por las cuales hacen las cosas los políticos es un tema que a mi no me preocupa demasiado por que nunca las voy a saber, yo veo los resultados, el por qué lo hizo es secundario, entonces no me detengo demasiado en el relato y todo eso. Trato de informarme lo más ampliamente posible, veo mi situación, el de mi “vecindario” y después voto.

    En este tema en particular nunca vamos a tener coincidencia por que como este gobierno, según vos, es incapaz de hacer algo bien te imposibilita ver cualqueir logro por más chiquito que sea, encima tu posición es tan abiertamente contra y jode que traslades tus prejuicios a un tema que es nuestro, bahhh yo lo considero así.

    Pero bueno, no pretendo cambiarte pero ciertas disidencias son para mi, totalmente irracionales.
    Saludos

    Jamas he dicho que este gobierno”es incapaz de hacer algo bien te imposibilita ver cualqueir logro por más chiquito que sea…’ Encontra el comentario, en este u otro post, y hablamos. Lo que si digo es que este gobierno, en el manejo del tema Malvinas, si el objetivo realmente fuese llegar a re-establecer el dialogo, hace todo lo contrario a lo requerido. Porque nunca vas a llevar al dialogo a nadie, y menos a alguien que tiene ventaja en la situacion, refregandole todo lo que pensas es malo en su argumento/situacion, y la superioridad del tuyo. Ahora, si no queres llegar al dialogo, si lo que queres es usar la situacion para tus fines en otro aspecto, entonces si estas haciendo las cosas bien.

    En cuanto al tema que es ‘nuestro’, estas sugiriendo que sos mas argentino que yo? O que solo tu forma de ver el tema es ‘argentina’?

    Silenoz

    Bueno Ok listo.
    Ah… no me considero más que nadie en nada, inclusive mi forma de ver

  4. Y hay que tener anteojeras del tamano de un ladrillo para hablar de ‘diplomacia zigzagueante’, en linea con la cara de piedra de CK para decir lo que dijo en la UN. Lo que cambio diametralmente la situacion, y la posicion inglesa desde 1974, fue la guerra. Que fue responsabilidad argentina. De la dictadura que la hizo, y del pueblo que le saltaba en inmensa mayoria en las plazas en apoyo, Nestor incluido en la famosa foto. Responsabilidad argentina, repito por las dudas. No te la podes sacar de encima diciendo: ahora somos democraticos. Alemania sigue pagando indemnizaciones por lo que hicieron los nazis. Puede ser que en un siglo la guerra deje de ser el hecho definitorio que sigue siendo hoy en la percepcion inglesa y de los islenos. Hasta entonces, ocupate de otro tema, es mejor uso del tiempo.

    [responder]

    Basurero

    Si hoy digo blanco y mañana negro, pero pasado vuelvo a decir blanco estoy zigzagueando, tenga o no anteojeras (evidentemente las mías son distintas a las tuyas). Y eso es lo que hizo Gran Bretaña a lo largo de las décadas, te guste o no, y destacarlo abiertamente beneficia a nuestra posición. Admito que desprecies a la presidenta y todo lo que proviene de ella, pero eso no debe nublar tu análisis sobre lo que trato en la nota, el tema no son los presidentes sino la estrategia a largo plazo y de eso estoy hablando, y no sólo de 1974 sino de posiciones posteriores a la guerra, e incluso actuales. Por ejemplo, agrego este párrafo que viene al caso:
    “En el blog que tiene en la edición digital del tradicional diario inglés, The Guardian, el editor Richard Norton explicó que “es tiempo de romper los vínculos anacrónicos” que unen al Reino Unido con las Malvinas y también con Gibraltar, para negociar la soberanía “preservando los derechos fundamentales” de sus habitantes.
    En ese sentido recordó que ya en 1927 un funcionario de la Cancillería británica sentenció: “Nuestros derechos de posesión no son tan indiscutibles”.
    Además citó a Lawrence Freedman, responsable de escribir la historia oficial británica de la Guerra de Malvinas, quien reveló que el gobierno de Margaret Thatcher ofreció entregar la soberanía dos años antes del conflicto, para luego arrendar las islas por 99 años.
    “Las banderas británicas y argentinas se iban a izar una al lado de la otra en los edificios públicos en las islas”, comentó Norton-Taylor, quien ganó premios a la libertad de información en 1986 por revelar secretos del MI5, uno de los servicios de seguridad del Reino Unido.
    El periodista llamó a “abandonar ideas anacrónicas de status y falso orgullo” y “romper los vínculos” con las Malvinas, aclarando que se deben “preservar los derechos fundamentales” de sus habitantes.
    (…) expresó que trabajando en Bruselas observó “cómo los sucesivos gobiernos británicos encontraron difícil ajustarse a un papel post-imperial y post Segunda Guerra Mundial”.
    Como ejemplos recientes mencionó el cruce entre el primer ministro David Cameron y la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner en el G-20, cuando la jefa de Estado le intentó dar un sobre con las resoluciones de la ONU que instan al diálogo por Malvinas.”
    link to infonews.com

    Obviamente que la guerra cambió la perspectiva británica, pero eso no significa que no pueda retomar un rumbo parecido al anterior, y en eso se basa la estrategia nuestra: contribuir para que cambie, anulando los argumentos que tiene para seguir en su estrategia actual, aunque puedo admitir que eso no sea de tu interés.
    Dos puntos más: no olvidemos la interesante propuesta de solución al conflicto tratada en nota anterior, publicada el 14 de Enero, del periodista Simón Winchester del diario The Times de Londres: (link to artepolitica.com)
    Y además no saquemos la discusión del marco de las resolucines de las Naciones Unidas, cuyo pedido nos beneficia a nosotros y no al actual gobierno británico.

    [responder]

    Silenoz

    “Alemania sigue pagando indemnizaciones por lo que hicieron los nazis” Dudo que Ud. tenga la valentìa de decirle a un alemàn que no es democratico por esas deudas.

    [responder]

    el pueblo argentino no tiene la culpa de haber visto violados sus derechos por el gobierno dicatatorial que mató a todo aquél que mínimamente manifestaba su rechazo, ni por el porcentaje de imbéciles que lo apoyaron en todo o en parte.

    [responder]

    No digo que no sean democraticos hoy, pero eso no les quita la responsabilidad por los actos que cometieron los nazis, tan alemanes como los democraticos.

    Tapones, si ‘pueblo’ significa tus amigos y tus ayudantes, a lo mejor. Ahora, no creo que las decenas o cientos de miles que le llenaron las plazas a los militares fuesen todos miembros de la Sociedad Rural u otra organizacion igualmente objetable en la mitologia nac pop. Y Nestor K fotografiandose con los coroneles en Santa Cruz el dia que fue a felicitarlos, no era millonario todavia, asi que tambien debe calificar como ‘pueblo’.

    No se hasta donde se piensa llegar en esta chantada. De donde salieron los militares? De un OVNI no bajaron. No hay argentinos no argentinos. Los militares lo son o fueron, como lo fue Peron, Borges, Robledo Puch o Maradona. Todos son parte de la realidad argentina, todos reflejan, bien o mal segun lo que nos guste, lo que Argentina es.

    ¿se supone que entregando las islas pagamos la culpa de la dictadura o algo así de retorcido?

  5. Empezando con Richard Norton-Taylor, su opinion es la de un periodista del Guardian. Vas a encontrar periodistas en el Telegraph o el Times que dicen otra cosa. Opiniones hay muchas. Mas relevante es que, hoy, el 65% de los ingleses quieren que se mantenga el status-quo hasta que los islenos esten dispuestos a hablar de soberania. Y si no, no. El otro 35% no es que este a favor de la posicion argentina, mitad dice no sabe. Por lo tanto, ningun politico britanico, salvo que sea suicida electoral, va a salir a hablar de soberania y entregar a los islenos a Argentina.

    La UN no te va a entregar las islas, porque no puede. Argentina nunca quiso ir a la Corte Internacional de La Haya, unico tribunal que podria transferir la soberania si los dos paises la someten a su decision. Por lo tanto, lo unico que puede llegar algun dia es o que Argentina las recupere por guerra, cosa bastante improbable, o que llegue a una solucion acordada. Hablar de lo que podria haber pasado (el supuesto zigzagueo) si no hubiera habido la guerra es como hablar de que hubiera sido de Europa si no hubiera habido nazismo. No hubiera habido Union Europea, bla bla. Seria ridiculo decir ‘Europa zigzaguea entre el nacionalismo y el internacionalismo’ si se mira el periodo 1939/99. Los tiempos cambian, las posiciones tambien. Lo que Inglaterra hubiera hecho antes de 1982 en Malvinas no es relevante a la situacion 2012.

    Mal puede Argentina pretender ‘negociar’ nada sobre soberania mientras siga con la Constitucion declarando las Malvinas argentinas. ‘Mi interes’ no pasa por las Malvinas, de un lado u otro. Sinceramente me importa muy poco si las islas son inglesas, argentinas, o kuwaitis. Pero si me parece desatinado seguir, para quien se interese en la posicion argentina, con una vision tan estrecha del problema, comparable al chico que grita’ Es mio! Es mio!’ No se en base a que pretendes que Inglaterra, que tenia razon en pelear la guerra, y la gano, cambie su posicion, pero Argentina no cambie la suya.

    [responder]

    Basurero

    No recuerdo de muchos periodistas que cinco, diez o veinte años atrás hayan pensado como Norton-Taylor, y además hoy seguramente hay más y quizás sigan apareciendo más aún. Y fogonear el tema en la sociedad británica es una manera de que el debate entre británicos (que son quienes votan a los primeros ministros) es ua manera de contribuir a la causa argentina.
    Un detalle: cuando decís que “hoy, el 65% de los ingleses quieren que se mantenga el status-quo hasta que los islenos esten dispuestos a hablar de soberania. Y si no, no. El otro 35% no es que este a favor de la posicion argentina, mitad dice no sabe” ¿hablás de una encuesta a nivel nacional (de toda Gran Bretaña) o sólo de los ingleses? Me interesaría conocer la fuente de esa encuesta.
    La ONU no “regala” soneranía, porque lo que hace es reconocer un diferendo y pedir diálogo entre países, que es a lo que se niega el gobierno británico. El tema está en el foro de descolonización y de ahí no saldrá, al menospor ahora y a eso deberíamos enfocarnos, y no a divagar en hablar de los deseos de los isleños o ejemplificar sobre “en base a qué pretendés que Inglaterra, que tenia razon en pelear la guerra, y la ganó, cambie su posición, pero Argentina no cambie la suya”, porque justamente eso es de lo que se trata en las negociaciones, de cambiar la posición de la otra parte.
    El argumento “para quien se interese en la posicion argentina, con una vision tan estrecha del problema, comparable al chico que grita’ Es mio! Es mio!’” se parece mucho más a la posición británica que a la argentina, o al menos a ambas en la misma medida.

    [responder]

    The Guardian siempre ha tenido una posicion pro devolucion de las islas. La tuvo durante la guerra, la sigue teniendo. No se de donde sacas lo de que ‘hace cinco, diez o veinte años’ no habia voces a lo Norton-Taylor. Las hubo siempre. En medio de la guerra, Tam Dalyell criticaba la guerra en el Parlamento. Pero no es la posicion mayoritaria britanica ni mucho menos. Y si haces la salvedad ‘ingleses o britanicos’? poco apoyo podes esperar a la posicion argentina de negar la auto-determinacion de los islenos de los irlandeses, galeses o escoceses, cuyo motor politico ha sido ese para lograr la devolucion.

    Por favor, no me corras con ese tic de facultad de ciencias humanas ‘Donde lo leiste?’ No miento, y tene la cortesia de no tratarme como si lo hiciera si no tenes evidencia al respecto mas que lo que querrias que pase. Todas las encuestas que he visto ultimamente en diarios ingleses que leo (varios), de derecha o de izquierda, dan esa cifra de aprobacion. Si te interesa, andate a los web sites de diarios ingleses, y usa el buscador.

    El comentario de ZXC abajo define el problema y el futuro exactamente como es, desde mi punto de vista.

    Y el gobierno britanico no se niega a tener dialogo, se niega a tener dialogo sobre soberania si los islenos no quieren. Si Argentina volviera a la posicion DiTella/Menem, ‘OK, hablamos de todo menos de soberania’, la posicion britanica de no dialogar seria muchisimo mas dificil de justificar. Pero, como ya te dije, y te han dicho otros, Argentina no ve esto como un problema de relaciones exteriores a resolver, lo usa como Viagra para politica domestica, exacerbando el nacionalismo mas berreta pero siempre eficaz para hacer saltar y gritar. Y para eso, mucho mejor hacer actos, declamaciones, acusaciones, etc. Mas ahora, que se ha descubierto el bombon de poder ir 70 u 80 en el Tango1 a hoteles cinco estrellas en NY una vez por año a ‘explicar’ al Comite de Descolonizacion, con gastos pagos. Nadie va a tener mucho apuro en resolver el tema.

    Silenoz

    Estimado su argumento pro britànico es tan exacerbado que ni siquiera a los mismos ingleses le servirìa

    [responder]

  6. Malvinas es tema para el sentimentalismo nacional.

    ¿Cuántos de nuestros patriotas iría a vivir a Malvinas (con sin subsidio)?

    ¿Qué hacemos con los kelpers? ¿Los matamos? ¿Les prohibimos la compra de libras? ¿Les demostramos las bondades de la inflación?

    Este nacionalismo berreta de milicos y políticos venales y oportunistas me tiene bastante cansado.

    [responder]

    Está bien, sigan hablando del nacionalismo estúpido.
    Sigan con las notas de color, así dejamos de pensar en la explotación del petróleo, la pesca y otros recursos del Atlántico Sur, y en los recursos de la Antártida.
    Que sea todo para los ingleses, nomás.
    Así ustedes van a decir que finalmente somos razonables.
    Pero díganlo claramente. Digan que tiene que ser todo para ellos.
    También podemos pensar en regalar algunas decenas de miles de kilómetros cuadrados a países superiores, que seguramente los usarán mejor que nosotros.
    No sé qué nombre se le puede dar a esto.

    [responder]

    Nacionalismo estúpido es no poder abastecer las estaciones de servicio con nuestro petróleo soberano, nacional y popular, pero imaginar que podríamos extraer y aprovechar el petróleo de Malvinas y alrededores.

    De todos modos contamos con la ayuda de la British Petroleum, principal extractora instalada en la Argentina, a la cual no se le expropió ni media acción.

    Efectivamente esto es una nota de color.

    Vos preguntás que nombre se le puede dar a esto, y mi humilde propuesta es: Realismo Mágico Latinoamericano.

    Basurero

    Veo que tu no-nacionalismo es quizás más autoritario que el de algunos nacionalistas de estas pampas: ¿para vos la hipotética recuperación de la soberanía sobre las islas sólo significa echar a sis actuales habitantes?’ ¿Matarlos? ¿Se debería hacer lo mismo con los británicos que viven en nuestro territorio continental o a los extranjeros que vengan? Lo de “nacionalismo berreta de milicos y políticos venales y oportunistas” ¿corre también para los británicos o ellos, por extranjeros, son siempre serios, educados y sensatos?

    [responder]

    No pongas en mi intención lo que no dije.

    No sé qué haría un gobierno nac & pop con los kelpers.

    Matarlos o deportarlos seguramente no (salvo que se resistan). Pero embromarles a fondo su estilo de vida, ponele la firma sin duda alguna.

    El nacionalismo británico me parece tan pernicioso y berreta como el nuestro. La únca diferencia es que ellos ganaron la guerra.

    Silenoz

    Estimado cuando alude a “nacionalismo – sentimentalismo” y en particular a Malvinas -no se olvide que hubo una guerra- le aconsejo ser más cuidadoso.

    [responder]

    Si es por mí, agradezco el consejo.

    Lo que habría que decirle a Cris es que la guerra no fue solo una locura de unos militares borrachos. Hubo un apoyo popular enorme (ella ya era adulta y podría recordarlo)

    Así que, mínimamente hagámonos cargo, Señora Presidenta. No vayamos a sanatear a la ONU haciéndonos pasar por un pueblo de tontos e irresponsables.

    Silenoz

    Ajá y yo le diría a Ud. que no ponga en un plano de igualdad la decisión de quienes nos gobernaron con el acompañamiento dado por la ciudadanía.
    Su forma de equiparación de responsabilidades implica imposibilidad de mirar más allá de sus narices.

    El pueblo es manso y manipulable. Lo saben todos los demagogos de la Historia.

    Silenoz, yo iría mas lejos aun. Los milicos trataron de recuperar las islas como medida para ganar popularidad. Siguiendo esa lectura, el pueblo argentino fue el movil mismo de la guerra.

    Silenoz

    diego armando ¿vos me querés decir que la estrategia diplómatica actual tiene como objetivo ganar popularidad?

    Lo que yo te quiero decir es que la fijación de gran parte del pueblo argentino con las Malvinas es uno de los componentes fundamentales que motorizaron la guerra. Acordemonos que contrariamente al relato oficial actual, grande fue el entusiasmo con que se recibió la “gesta de Malvinas” y pocas las voces criticas.

    Considero que sería sano dejar de educar a los chicos en la escuela tratando de trasmitirles pasión por unas islas en los que nadie ha perdido nada, salvo los ex-combatientes.

    Y te aclaro que considero absolutamente adecuado que la Argentina siga reclamando la soberanía de manera continua, pero por un tema de conveniencia, de la misma manea como Gran Bretaña actua siguiendo su conveniencia.

    Pero hay que ser realista y darse cuenta de que después de la guerra las cartas se han barajado de nuevo. Y considerando que los isleños preferiran ser de cualquier nacionalidad antes de argentinos y que la opinión pública internacional no tolerará que se pase por encima a los kelpers, la única opción realista que veo es una politica de acercamiento y cooperación. A lo mejor cultivando amistades y intercambiando con ellos, en unos cuantos años logremos poblar las islas con una mayoría que quiera incorporarse a la Argentina.

    Con lo que dice Diego Armando, la unica explicacion logica de la importancia de Malvinas hoy es la manipulacion politica que se ha hecho y hace del tema, y convertirlo en el pararrayos de otras frustraciones nacionales. Si no, es inexplicable que el pais que perdio todo el Sur de Bolivia con el gas y el Uruguay (mas o menos en la misma epoca en que los ingleses ocuparon Malvinas) sin que le cause la menor nostalgia, y que no tuvo problemas con el colonialismo a mano armada para quedarse con Patagonia y Formosa, sienta con tanta pasion por un par de islas que nadie ha visto y que nunca formaron parte del pais hecho.

    Silenoz

    diego armando, si a esta altura vos entendés que lo que motorizó la guerra es lo que decís…. y estás jodido, lo siento. Con un poco más de esmero podrías ser miembro del selecto club de los von Metternich de arriba y hasta consejero de Sileoni

    Guillermo: a vos cualquier bondi te queda bien ¿no? El darwinismo fue refutado, lo que no quiere decir que muchos se comporten con esa lógica. A vos la teoría de las intenciones directamente te arrancó los sentidos

    Me siento muy bien gracias.

    No te voy a seguir por las teorias de nada. Simplemente comente, en relacion a lo que dijo diego armando con razon sobre crear deliberadamente el sentimiento malvinero en los chicos, que el pais ha sufrido perdidas territoriales muchisimos mas importantes que Malvinas sin que eso suscitara ninguna desesperacion, que ha sido tan colonialista como cualquiera cuando le vino bien, y que a nadie en la generacion de mis padres o abuelos, nacidos a fines del siglo XIX o principios del XX, les importaba un pito de las Malvinas. No se hablaba de eso. Toda la histeria malvinera actual es fabricada por razones politicas. Por Peron, por los militares, y ahora los Kirchner. Por supuesto que para quien ha sido enrolado en la causa via adoctrinamiento escolar etc,el sentimiento es genuino, como era genuino el anti-semitismo en Alemania o lo es el sentimiento anti-aborto donde lo hay. Y hoy el antisemitismo en Alemania no es un sentimiento de esa intensidad o difusion. Si no estas de acuerdo, dame razones, no teorias, y si no hasta pronto.

  7. Recursos? Antartida? Pero como, esto no era una reivindicacion de derechos legitimos irrenunciables, la chance de poder volver a caminar por eso que es igualito a un barrio de Buenos Aires, como dijo CK en la UN con tanto sentimiento? Porque si es sobre recursos, Nestor se podria haber quedado en las conversaciones sobre pesca y mantenido el acuerdo logrado sobre petroleo, que dividia las aguas de las islas en dos salomonicas mitades. Pero no, si no se hablaba de soberania, no habia nada que hablar. Fue lo que dijo Nestor. Ahora los ingleses estan explorando donde les da la gana. Brille, oh Patria, en tu diadema la querida perla austral! A los que les vibra el corazon con las Malvinas, sigan acariciandose a si mismos.

    [responder]

    Bueno, si mandar un acorazado, un destructor y un submarino nuclear -a propósito de NADA- no son pajas gigantescas, yo de sexo no sé nada… ni siquiera de ése.

    [responder]

    Basurero

    Soberanía también significa recursos naturales, pesca, turismo, Antártida, geopolítica y demás yerbas relacionadas con las islas. ¿O los numerosos gestos británicos y los millones de euros que gastan anualmente en las islas sólo se justifican para que los mil y pico de isleños británicos pesquen tranquilos sin el temor del “acoso” argento?
    Salvo que se piense que sólo los civilizados británicos puedan considerar a las islas en esos términos y nosotros, los pobres criollos salvajes, sólo podemos pensar en términos de “patrioterismo”, “sentimentalismo” y “esoterismo”… (¿civilización y barbarie nuevamente?)

    [responder]

    ¿por qué conformarse con migajas?

    no es lo mismo un acuerdo de pesca y aguas que tener soberanía.

    igualmente, importa poco lo que diga sir. william. la mayoría de los argentinos pensamos otra cosa. incluso los que no votan, votarón ni votarán a este gobierno.

    que siga solito con sus “argumentaciones”

    [responder]

    No va a haber ni migajas hasta que seamos una amenaza militar creíble, o hasta que las islas sean económicamente inviables.
    Mientras tanto, si Cris quiere reclamar, que reclame. Pero no hay que ser tan pánfilo como para creer que sirve para algo que no sea mantener vigente el reclamo.

    “o hasta que las islas sean económicamente inviables”.

    la idea es esa. y hacia ahí se empieza a mover la cosa. apoyo de toda américa, restricciones a parar en puertos americanos…

    ya han reconocido esa “molestia” con la carta que la embajada inglesa renvió de los “isleños” declarando los perjuicios económicos que eso les causa a su economía.

    la pregunta acá es otra, porque no me vas a decir que un gobierno no pueda trabajar en más de un tema a la vez. ¿vos querés que sean argentinas o no? te pegunto si querés, y no si te parece probable. sería lindo saber si estás de acuerdo con guillermo en que no nos corresponden, o si lo tuyo es mero pesimismo.

  8. Como siempre una excelente investigación, Basurero. Si bien nuestra nación viene reclamando hace largos años la reparación de este atropello británico, la Primer Ministra M.Thatcher acusaba directamente a Perón por haberlo convertido en una causa popular.

    Decía el General, que no se vence con violencia, sino con inteligencia y organización, y Cristina es una buena alumna. La política de ir aislando a este imperio decadente cada vez mas en todos los foros y ámbitos internacionales, rendirá a la larga sus frutos. Nada mas aleccionador que la larguísima lucha que sostuvo China contra una Albión que hasta la llenó de fumaderos de opio para someterla y quebrar su voluntad.

    [responder]

  9. Silenoz

    Pido disculpas por el fuera de tema pero hay ciertos comentarios que dan vergüenza.
    Es de lamentar el colonizaje cultural de ciertos planteos pro británicos a pesar de que alguno por ahí parecería esta de acuerdo en el reclamo. Planteos que, entre otras cosas, tampoco no ven lo ofensivos que resultan para muchos argentinos que con indudable determinación no dudaron en dar todo lo que tenían por un ideal que, sin lugar a dudas, la gran mayoría comparte.
    Se podrá aludir, con razón, que fueron engañados y sólo fueron títeres de una jugada que en el fondo perseguía otro objetivo, pero eso no quita su determinación y compromiso por defender lo nuestro y la fuerte convicción de ir hasta las últimas consecuencias en pos de un ideal.
    Planteos, en muchos casos avergonzantes, sostenidos por individuos que con gran hipocresía seguramente mostrarían respeto y honor si se pidiese un minuto de silencio por los caídos.

    [responder]

    Con el mismo respeto conque Jorge Luis Borges escribió su poema “Juan López y John Ward”

    [responder]

    Se dice “vergonzantes”, no “avergonzantes”

    [responder]

    Silenoz

    See le agradezco la corrección pero a pesar de su esmero sus aportes a este posteo dejan mucho que desear, pero bueno no se puede ir contra la naturaleza

  10. Veo en todo ese análisis dos conceptos que por su ausencia debilitan fuertemente lo argumentado:

    1) No se da en el caso de Malvinas uno de los supuestos principales del colonialismo, que es el que haya una población nativa sometida por una potencia extranjera.
    La ONU y la OEA podrán decir lo que quieran pero no es un caso de colonialismo típico.

    2) Que aunque sea muy desagradable y absolutamente antidemocrático, recién alrededor de 1930 se dió por caduco el “Derecho de Conquista” como método de adquisición de territorios.

    La inmensa mayoría de los paises desarrollados han adquirido sus territorios por la vía de conquistas y en muchos casos sucesivas. Solo basta pensar en la formación de los paises europeos, de USA, de Rusia o de Argentina.
    Si Argentina también, ya que parte del Chaco y Formosa fueron conquistados a Paraguay y la Patagonia y el sur de la pcia. de Buenos Aires a los pueblos originarios.
    Nuestras sucesivas conquistas del desierto, la de Rosas, la de Roca y las que se realizaron a comienzos del siglo XX, fueron eso CONQUISTAS con muertos, sometidos, limpiezas étnicas y ocupación territorial.

    Todo ello, para las leyes internacionales vigentes en esos momentos, fue LEGAL.

    HAGAMONOS CARGO!!

    En cuanto a Malvinas, creo que debemos revindicarlas como propias por un único y geopolíticamente incontestable argumento:

    Porque NOS CONVIENE, tanto económica como territorialmente y nos es útil para la revindicación de los territorios antárticos.

    Dejen de buscar argumentos alambicados y ridículos, la conveniencia es lo que ha fundado siempre las adquisiciones de territorios en la formación de las naciones, nunca las leyes o la legitimidad histórica.

    Lo que nos diferencia de los imperialismos en este caso es solo que nosotros hemos hecho lo mismo que ellos pero de modo culposo.

    Una negociación planteada en términos de conveniencia siempre tendrá mas posibilidades de tener éxito que una revindicación basada en supuestos derechos.

    Ahora para reclamar algo sobre la base de la propia conveniencia hay que tener algo para poner encima de la mesa de negociación y algo para ofrecer, llamese fuerza, negocios o beneficios diversos.

    Tiene hoy la Argentina algo para ofrecer realmente?

    [responder]

    Por fin un comentario sensato. Gracias, ZXC.

    [responder]

    Basurero

    Disculpame si te ofendió que te pida precisiones sobre las fuentes de las encuestas con las que argumentás, pero no es que piense que mentís (sino te lo diría directamente) sino que si no conozco los datos precisos de tus argumentos: lugares donde se hicieron las encuestas, las cantidades de encuestados y las preguntas específicas no puedo hablar del tema, salvo que tire datos u opiniones al aire sin respaldo.De todos modos, el llevar el debate al plano de los sentimientos sólo logra nublar las razones y desperdiciar el espacio utilizado, por eso sigo con los argumentos:

    Vos decís más arriba: “Y el gobierno britanico no se niega a tener dialogo, se niega a tener dialogo sobre soberania si los islenos no quieren”. Bueno, es que esa es precisamente la debilidad argumental británica, porque eso contraría todas las resoluciones de las Naciones Unidas, las que hablan de: “los Gobiernos de la República Argentina y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte reanuden sus negociaciones a fin de encontrar a la mayor brevedad posible una solución pacífica, justa y duradera de la controversia sobre soberanía relacionada con la cuestión de las Islas Malvinas (Falkland Islands)”, es decir hablan de soberanía y nada dicen de los “deseos” de los isleños. Su principal argumento sigue siendo la fuerza, la situación de facto de su ocupación del territorio.

    También decís: “Argentina no ve esto como un problema de relaciones exteriores a resolver, lo usa como Viagra para politica domestica, exacerbando el nacionalismo mas berreta pero siempre eficaz para hacer saltar y gritar. Y para eso, mucho mejor hacer actos, declamaciones, acusaciones, etc.”
    Si de esa frase sacamos “Argentina” y colocamos “Gran Bretaña” no perdería pertinencia, entonces el tema no se trata de opiniones político-partidarias personales sino de apoyar el pedido de acatar las numerosas resoluciones de la ONU, no nos olvidemos. Y para lograr que Gran Bretaña, un ex imperio, lo haga se debe trabajar para lograr apoyos internacionales y del pueblo británico (no de los kelpers) como lo estamos haciendo (Mercosur, Unasur, OEA, China, Rusia, etc.) hasta hacer contraproducente el hecho negarse a “dialogar” como requiere la ONU.

    Seguí soñando. A la opinion publica inglesa el tema le interesa poco, y a la mundial entre nada y casi nada:
    Lo que si se puede hacer es que los paises latinoamericanos colaboren bloqueando a las islas. Sobre todo los del cono sur, pero eso no es tan facil.

    Silenoz

    Si, resaltar la conveniencia en el fondo no agrega nada, uno podría especular que el gobierno británico también la tiene.
    Entiendo que en toda negociación las partes buscan sus conveniencias. Difícilmente una parte pueda litigar a otra invocando sólo “conveniencia”. El reclamo es por pertenencia y los elementos para poner en la mesa están.

    [responder]

    Si esperas que las islas o la co-soberania vuelva sobre la legitimidad de los derechos, cierta o no, pasaran mas de mil anios, muchos mas. Lo unico que puede llevar a un acuerdo es el interes mutuo. Con la presente actitud argentina pelotuda de gritar, cerrar puertos, hacer quilombo a nivel embajadora, mas gritos via Unasur (que son puro gesto, si tacharas de la lista de Unasur los paises que tienen comercio activo con las islas te quedarian muy poquitos en la lista) etc, lo unico que se consigue es el endurecimiento de posiciones. Y el desarrollo de alternativas que debilitan la posicion argentina. Como que todo el desarrollo petrolero esta planeado desde Aberdeen/Santa Helena. Y el tratamiento medico o las universidades, que antes los islenos usaban Argentina para eso, ha pasado a otros paises vecinos (principalmente Uruguay, Chile o Brasil para salud, Inglaterra para universidad con becas del gobierno de las islas). Hasta que Argentina no vuelva a ser el vinculo con el continente, como fue hasta la guerra, olvidate de que cambie algo en lo mas minimo. Dando golpes sobre la mesa, invocando derechos incuestionables, quejas sobre pirateria y colonialismo, pelotudeando con la Constitucion, y tratando a los islenos como si fueran negros de mierda en version esclavista del Sur yanki (no entiendo como es tan dificil ver el atroz racismo implicito en el dudosisimo argumento de la poblacion transplantada) eso no va a pasar.

    Silenoz

    Si, lo que pasa es que los gestos actuales de ambos lados y por fuera de la negociación no necesariamente se vuelquen en la mesa misma donde se supone que el sinceramiento es mayor y concreto.
    Las actitudes mostradas por Cameron tampoco muestran una buena estrategia, en este caso, para no negociar.
    Que estas no gusten no las invalidan del todo y en este aspecto al menos, las que presenta nuestro país, con todo lo malo que te parecen provocan adhesiones.
    EL camino es largo, nadie lo niega; descartada la hipótesis de guerra no queda más que la persuasión y las estrategias abordadas no parecen mal encaminadas, se verá si las mismas surten el efecto deseado.
    De todas formas, nada justifica la aceptación lisa y llana del status quo sobre todo cuando hay conveniencia

    No confundas el fondo con la forma.
    La conveniencia es el fondo de la cuestión, el modo con que se la lleva adelante es otra cosa y siempre puede ser materia de discusión política.
    Pero confundir “la conveniencia” con “derechos históricos legítimos” es el equívoco que creo que no nos lleva a ninguna parte.
    Por otro lado la razón de los imperios ha sido siempre “la conveniencia” con lo cual no estaríamos discutiendo nada que les es ajeno.

    Silenoz, lo de las adhesiones sera muy gratificante, pero no significan en concreto nada. Inglaterra no consigue adhesiones publicas y ruidosas porque esa nunca ha sido su estrategia. Pero calladita consiguio que la Constitucion de la Union Europea califique a las islas como territorio britanico de ultramar, con lo que toda la Union Europea esta obligada a mantener la posicion inglesa.

    Argentina tiene una diplomacia desastrosa sobre este tema, porque no tiene ninguna definida. O no hace nada, tipo haber dejado que pase lo de la Constitucion de la UE sin protestar, o hace demasiado, estilo ahora, que solo sirve para endurecer la posicion inglesa. El tratado de Lisboa, que ratifico la Constitucion de UE, se firmo en 2007. No estaba Duhalde a cargo de las relaciones exteriores.

    Silenoz

    Mmm
    Para resumir y doy por válido varias cuestiones a pesar de ser discutibles:
    “La conveniencia es el fondo de la cuestión” – Ok
    “derechos históricos legítimos” – para mi: fundamentos del reclamo
    Todos negociamos con el afán de obtener conveniencias, pero para reclamar algo no te alcanza con alegar “conveniencia”, de hecho Cameron no negocia por que no le conviene, sin embargo en las razones que esgrime, la “conveniencia” no figura

    Silenoz

    Guillermo
    Dudo muchísimo que algún pataleo nuestro por el acuerdo que firmaron hubiese tenido algún efecto si es que corresponde.
    Lo desastroso es haber ido a una guerra, encima por otros fines muy distintos al reclamo de Malvinas y no la diplomacia actual, de no ser así explicame por qué tenemos adhesiones.
    Con todo, en algún momento se debe hacer lo necesario para enmendar ese error.
    Más allá de los efectos de ese tratado, los ingleses obtuvieron adhesiones, la Argentina estaría haciendo más o menos lo mismo para reforzar su postura.
    Además ellos meten dentro de ese acuerdo lo que consideran que es suyo, precisamente esa “posesión” es la que estamos cuestionando y reclamando y para esto sólo es necesario discutir con Gran Bretaña y no con toda la UE.

    Tremendo comentario.

    [responder]

    Basurero

    Que vos opines que no es un tema de colonialismo porque “No se da en el caso de Malvinas uno de los supuestos principales del colonialismo, que es el que haya una población nativa sometida por una potencia extranjera” puede ser válido, pero para la misma comunidad internacional (ONU) sí lo es y así lo trata, por eso lo encuadra en el Comité de Descolonización y pide que se negocie la soberanía porque reconoce que hay un diferendo al respecto entre ambas naciones. Y ése es el punto en debate, la soberanía sobre las islas, independientemente de los británicos que las habitan, y ese es un punto a nuestro favor, de allí que las 41 resoluciones son parte de nuestros argumentos (y quizás los más firmes) para la negociación.
    Acuerdo con vos en relación a la historia de conquista de casi todos los países sobre la tierra, pero no en que “Una negociación planteada en términos de conveniencia siempre tendrá mas posibilidades de tener éxito que una revindicación basada en supuestos derechos”, porque nunca se apela abiertamente a eso para negociar, eso se hace en la misma mesa de negociacines y no en los foros internacionales o en las declaraciones. Y de eso se trata en esta instancia, de obligar, junto a la ONU, otros foros internacionales (y hasta con el pueblo británico) a llevar al gobierno británico a sentarse a la mesa de negociaciones. Ya vendrá el tiempo de ofrecer o pedir concesiones, pero ese no es el tema actual o de este debate.

    [responder]

    Tal vez lo que traté de expresar en el comentario es que el derecho internacional no está en realidad demasiado fundamentado en razones de legitimidad sino en el poder puro.

    Esto es hoy así, lo fué en el siglo pasado , durante la conquista de America, en las cruzadas, con el imperio romano y los imperios que lo antecedieron.

    Creo que el ser un imperio no es una condición de maldad intrínseca de quién lo practica sino la consecuencia un desarrollo egemónico en lo económico político y militar de una nación.

    Es decir no es una característica malvada de algunos pueblos sino un rol producto de una situación histórica.
    Por ejemplo: Brasil en los siglos XVII a XIV fué un imperio y actuó con el mismo grado de crueldad que los yanquis o los ingleses.

    Los chinos que hoy a nivel internacional aparecen como relativamente pacíficos y solo interesados en el comercio, cuando se conviertan en una potencia mundial global actuarán el rol imperial como lo han actuado todos aquellos que han estado en esa situación.

    Brasil mismo, si vuelve a tener el peso que tuvo en el pasado también actuará con nosotros de modo imperial llegado el momento.

    Hoy somos socios con Brasil porque Brasil no es un imperio y las asimetrías , si bién son importantes, no son abismales.

    Solamente pueden existir acuerdos societarios balanceados entre naciones de peso político relativamente equivalente.
    Por eso mismo rechazamos el NAFTA con USA.

    En cualquier caso está el consejo de Seguridad de la ONU como testimonio de lo que expreso.

  11. Hace unos días escuché una charla en la London School of Economics entre un diplomático británico y nuestra embajadora, Alicia Castro. Debo decir que la señora Castro me impresionó favorablemente: debe ser de las pocas diplomáticos que puede comunicarse más que competentemente en el idioma del país al que lo enviaron (sí, la charla es en inglés). Al pie, dejo el enlace para el que lo quiera escuchar.

    En el debate cada parte expuso sus mejores argumentos. Para mi el principio de autodeterminación mata a Tordesillas. El principio de autodeterminación para mi es insuperable: hace 8 generaciones que esos isleños viven ahí, mucho más que la mayoría de nosotros acá. Creo que sí tenemos argumentos para algún tipo de reparación y repartija de los recursos.

    Pero no importa mi opinión. El diplomático, se llama John Hughes, dijo algo brillante. Para él Gran Bretaña tiene una posición inflexible en la negociación y flexible en el resultado: ellos se niegan a iniciar tratativas sin los isleños pero, si ellos son parte, están dispuesto a discutir todos los temas. La posición argentina es flexible en la negociación pero inflexible en el resultado: nosotros estamos dispuestos a negociar pero solo aceptamos la devolución de las islas como resultado.

    El dice, con razón para mi, que la posición argentina es hipócrita ¿Por qué insistimos con las negociaciones si no estamos dispuestos a que, como resultado de ella, por ejemplo no obtengamos las islas? Quien negocia, si negocia de buena fe, tiene que estar dispuesto a un resultado menor al esperado. Y nada hay en la posición argentina que permita suponer esto.

    Yo creo que el camino de Menem y Di Tella era el correcto. Tenemos que retomar las negociaciones y discutir todo menos soberanía y, algún día, discutir también este tema. Y que sea lo que Dios quiera.

    Va el enlace

    link to www2.lse.ac.uk

    [responder]

    Apreté enter, accidentalemente, antes de editar. Sepan disculparme.

    [responder]

    eso es verso. hablo del argumento británico.

    1- ¿cuántos de esos tienen 8 generacione allí?
    2- mejor: ¿cuantos de los actuales habitantes tienen abuelos nacidos allí?
    3- los isleños no son “colonia”. es decir no es un pueblo originario sometido por la corona británica que busca su emnacipación y que nuestro reclamo se superpone a su derecho de autodeterminación. ellos jamás quisieron rebelarse a la corona porque… ¡son la corona! que susrpan un territorio que claramente nos corresponde por cercanía geográfica y porque teníamos una base allí en 1833 cuando tomaron las islas por la fuerza militar.
    4- el camino de menem (es ahora el que propone cameron)no conduce a nada porque obviamente jamás podrá ocurrir que inglaterra permita tal cosa. esa es la hipocresía inglesa que tu comentario omite.

    [responder]

    si el derecho de autodeterminación es absoluto devolvamos el país a los diaguitas, querandíes y guaranies y volvamos nadando a Europa.

    [responder]

  12. Francisco, gracias por el link. No pude entrar ese dia, estaba lleno. Lo de Alicia Castro con la Constitucion parece Groucho Marx hablando de sus principios.

    [responder]

Los comentarios están momentáneamente cerrados.