Trabajo registrado: industria contra agro

A continuación se observan los datos del Observatorio de Empleo y Dinámica Empresarial, para busar una aproximación a un tema que no es fácil: cuál es la diferencia entre el empleo industrial y agropecuario. En este acercamiento usamos datos de empleo registrado, con la aclaración de que se trata sólo de la punta del iceberg que emerge (la metáfora me pareció muy correcta).

Hacia el segundo trimestre de 2010 el sector agropecuario alcanzaba los 350.000 empleos registrados declarados mientras el sector industrial ascendía a más de 1.200.000 puestos registrados y declarados.

Quizá se puede mencionar que el empleo con pésimas condiciones de vida (“trabajo esclavo”) para el trabajador que se detecta en varios campos del país, no suele aparecer como trabajo registrado, quizás.

En este sentido desde 2003, el sector industrial creció un 54%, y el agropecuario un 32,7%, en su volumen de empleo registrado a fines del segundo trimestre de 2010.

Dentro del sector industrial el mayor crecimiento de personal registrado se encuentra en las grandes empresas (60% para el período 2003, II trim 2010), lo cual abre otra serie de reflexiones que no se harán aquí, alguito sobre esto figura en otro lado.

Se puede seguir leyendo aquí.

2 Comments on “Trabajo registrado: industria contra agro”

  1. El laburante de los cultivos extensivos pampeanos esta registrado en una proporción mucho mayor a la industria. El que labura en soja, trigo, girasol, maíz, ganadería, etc. para más datos, sus patrones son los de la Mesa de Enlace. Bucaron empleados en negro durante dos años con ejércitos de inspectores, t no encontraron nada que merezca una conferencia de prensa o una nota de verbitzky.
    Deben ser 100 o 120.000 empleados. 150.000 a lo sumo.
    El resto del sector, el “otro campo”, es otra historia.

  2. Fijate que yo no escribí pensando en pegarle a un actor en particular. Mi post era de análisis sobre el trabajo registrado en esos dos sectores. Creo que yo escribí algo mesoeconómico y vos me respondes desde la micro. No sé bien qué queres decirme, tal es así que no sé si estoy respndiendo lo que me decís o hablando sólo. No sé si aportas datos (en este caso muy confusamente) o me discutis el post. Disculpame.
    De hecho nunca sintonizamos nosotros, creo que nos cuesta entendernos, siempre siento que hablamos de distintas cosas. Como si vos necesitarás poner en debate todo, sin entender que a veces los debates merecen cierto vuelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *