Traslado de la Capital: estado de situación y posibilidades

Algunos lectores habían hecho comentarios al respecto en este post. Aquí van algunas precisiones sobre el tema para los interesados.

  • Como nos recordó Gustavo Arballo, la ley que establece el traslado a Viedma nunca fue derogada. Menem disolvió por decreto el Ente para la Construcción de la Nueva Capital-Empresa del Estado (Entecap), pero la ley sigue siendo válida.
  • La ley (que formaba parte del Proyecto Patagonia, del que lo único que se efectivizó fue la transformación de Tierra del Fuego en provincia) establece que la CABA pasa a ser una provincia aparte.

La ley está. ¿Entonces? Entonces no hay voluntad política. El hecho de que nunca se haya avanzado con la aplicación de la ley se debe a que los beneficios para el país son a largo plazo, y por ende hay poco aprovechamiento político posible . Por otro lado, los damnificados serían los miembros del muy poderoso entramado empresario capitalino y de la PBA. O sea: beneficiarios difusos y a largo plazo (con excepción de la Provincia de Río Negro, obviamente, primera beneficiada directa), afectados concretos y pesados. Esto no disminuye en nada la enorme importancia que tendría efectivizar el traslado para comenzar a jibarizar un poco la cabeza de Goliath y beneficiar al país, pero sí explica por qué no se hace.

¿Hay una solución a este inmovilismo? Sí: una concientización de la importancia de la medida (que genera movilización), como pasó por ejemplo con la ley de medios.

23 Comments on “Traslado de la Capital: estado de situación y posibilidades”

  1. comente el tema al recordarse el aniversario del accidente de Once.Señale la vieja concentracion economica que implica historicamente la CABA.Muchos me atacaron por eso.

  2. Valdría la pena proponer el traslado a Viedma solo para ver cómo los radicales justificarían oponerse a un proyecto de Alfonsín :P

  3. En su momento me pareció una muy interesante propuesta. Era, nada más y nada menos, que sacarle a Buenos Aires ese poder que ejerció durante la vida argentina. Y es poner el punto de origen en el Sur, en esa Patagonia que podría convertirse en campo de disputas. Es dibujar de nuevo el mapa del poder.

    1. Eduardo: el traslado se plantea como una forma de paliar (que no de resolver) la extrema concentración a todo nivel en Capital y alrededores. Corre el eje de la cuenca del Plata hacia el interior del país. Ayuda al desarrollo de la zona (muy perjudicada por el anuncio fallido en su momento: subieron los precios inmobiliarios, etc.). De todas formas, el simple hecho de hablar al respecto es positivo, lleva a la atención sobre el problema central, la hipertrofia de la cabeza de Goliath. Si en el medio de la discusión surgen otras posibilidades, mejor; el traslado tiene la ventaja de ser relativamente fácil.

  4. es cierto:mientras se mantenga la estructura economica dominante no alcanza con ese traslado.Pero no conozco accidentes ni robos-asesinatos en Brazilia…(Australia me resulta tan desconocida como nosotros a ellos).

  5. Brasilia no se llevo mucha gente. No creo que el traslado de la capital politica se lleve las empresas, los servicios, etc.. La gran urbe y sus problemas seguiran, como siguen en San Pablo.

    Mi única preocupación es la invisibilidad para quienes se manifiestan en la calle. Si las decisiones se toman en viedma y los obreros están en el conurbano (una simplificación por supuesto), no afectaría eso las acciones de “lobby corporal”? Porque los otros lobbies se mudarian a Viedma en el mismo avion en que irian los gobernantes.

    No ayuda a aislarlos aún mas de donde estan las personas, donde ocurren los abusos de poder? Si la mudo, prefiero quizas mudarla a La Matanza.

    Lo que hay que mudar a Viedma son empresas. Empresas que requieran mucho empleo. Fomentar el desarrollo en viedma y en tantos lugares mas. LLevar el puerto. Los headquarters, esas cosas pequeñas donde se toman las decisiones y donde por lo general se pagan los IIBB por actividades realizadas en otros lados.

    1. Depende de como se haga, Elbosnio. Hay, efectivamente, que estudiar otros casos (y Brasilia parece un ejemplo negativo). Y la idea es obviamente mudar empresas (a eso apuntaba también el Proyecto Patagonia de Alfonsín).

      1. Creo que un avance importante y mas seguro, que cambiaría mucho el damero (claro que sin crear un proyecto epopeyico) sería mudarla a Rosario o a Cordoba (Ups! Dije Cordoba?). A urbes que ya son la 2da o la 3era en importancia, pero que son muchisimo mas chicas que AMBA. No hace falta hacer un proyecto de laboratorio para modificar la realidad.

    2. Elbosnio, esa de la invisibilidad de la gente es la mejor crítica que haya leído nunca sobre el traslado de la capital.

      Se podría responder que los laburantes del interior quedarían mejor ubicados -más parejos, digamos- respecto de los de la GBA, pero no veo demasiada ventaja en eso.

      Hace varios años (10 o más) vi un cartelón en la Plaza de los Dos Congresos un mapa con un proyecto para hacer un estanque, lago o algo así con esa plaza, la de Mayo y Avenida de Mayo. Se explicaba que era para que las manifestaciones se hicieran lejos de las sedes de las autoridades. Iba apurado y me perdí diez minutos leyéndolo una y otra vez; y de nuevo a la vuelta. En esa época los celulares no sacaban fotos, pero si hubiera tenido la Kodak a mano tendría un rollo entero de esa estupidez.

      Macri ponete las pilas, ahí tenés un buen proyecto para romper todo y hacerle creer a los boludos que estás haciendo algo por el tránsito. En vez de eso, estás haciendo esa boludez de carriles exclusivos en el centro de una avenida que hubiera tenido carriles exclusivos con solo un cartel por cuadra que diga que Cerrito, Pellegrini, Irigoyen (y no me acuerdo la otra) son exclusivas para colectivos.

      Nada, tenía ganas de contarlo.

      Pensándolo bien, Alfonsín debe haber pensado en una nueva capital fundada casi a nuevo en una provincia radicha para que los sindicalistas peronchos no le rompieran las bolas al presidente Angeloz. ¿Quién se lo pregunta a Casella?

      Marcelo

      1. Elgaucho, creo que Alfonsin tomó de Mitterand la debilidad por los proyectos emblematicos. Quizas no recibió como don la capacidad de llevarlos a cabo, pero si de soñarlos. Y me parece que la capital en Viedma era uno de ellos.

        No veo el enfriamiento de la protesta como un objetivo del proyecto. Pero si creo que al no tener el derecho a la protesta social en la via pública como un tema a defender en su agenda, no lo considero dentro de las restricciones de su sueño.

        Lo que decís de acercar al interior, me remito a mi sugerencia Rosarina o Cordobesa. El de Humahuaca o el de Rio Gallegos quedarían igualmente lejos, pero habrian millones que se acercaron mucho a la nueva sede.

  6. mas que mudar,crear empresas o explotaciones en el interior,lo que alguna vez se llamo”polos de desarrollo”pero aca entramos en el tema de la inversion y del”patriotismo” de los de los empresarios.

  7. Isabel, con los empresarios es siempre mejor que hagan las cosas por plata. Porque cada vez que hacen algo por patriotismo significa que nos va a costar mucha mas guita y va a haber muertos. Asi que si hablamos de dinero, que podamos contar y pesar, es el dialogo mas sano que se puede tener.

  8. por supuesto que las empresas productivas deben ser rentables,aun para el gobierno.Ayer me gusto el anuncio de la presi sobre la explotacion de litio en Purmamarca,Jujuy.Crear polos de desarrollo en el interior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *