Traslado de la Capital: estado de situación y posibilidades

Algunos lectores habían hecho comentarios al respecto en este post. Aquí van algunas precisiones sobre el tema para los interesados.

La ley está. ¿Entonces? Entonces no hay voluntad política. El hecho de que nunca se haya avanzado con la aplicación de la ley se debe a que los beneficios para el país son a largo plazo, y por ende hay poco aprovechamiento político posible . Por otro lado, los damnificados serían los miembros del muy poderoso entramado empresario capitalino y de la PBA. O sea: beneficiarios difusos y a largo plazo (con excepción de la Provincia de Río Negro, obviamente, primera beneficiada directa), afectados concretos y pesados. Esto no disminuye en nada la enorme importancia que tendría efectivizar el traslado para comenzar a jibarizar un poco la cabeza de Goliath y beneficiar al país, pero sí explica por qué no se hace.

¿Hay una solución a este inmovilismo? Sí: una concientización de la importancia de la medida (que genera movilización), como pasó por ejemplo con la ley de medios.