Injusto ataque a las ciencias sociales
Marcela Ternavasio,lanacion.com.ar

Hace unos años presencié una conversación entre un científico norteamericano de las “ciencias duras” y un español de la disciplina histórica. Mientras el primero cuestionaba las resistencias a integrar a Turquía en la Unión Europea desde una lógica de costos y beneficios económicos, el segundo le respondió: “Es que ustedes no han comprendido todavía lo que significa para nosotros la caída de Constantinopla”. En el uso del “nosotros” se condensaban alteridades diversas, pero se ponía de relieve la incomprensión de un segmento muy importante del campo científico respecto del dramático escenario mundial contemporáneo que hunde sus raíces en conflictos ancestrales.

La anécdota ilustra la misma incomprensión que en estos días viene expresando el Ministerio de Ciencia y Tecnología a través de decisiones y declaraciones que no sólo atañen a la reducción del presupuesto y a su distribución, sino también a la visión que impera sobre el complejo proceso de producción de conocimiento.

(…)

Seguir leyendo el original