8 de julio de 2012

“Los bancos han tenido muchas ganancias (…) les pedimos que, ahora que están líquidos, sin locuras, ayuden a sostener la inversión”, dijo CFK el jueves. Agregó: el problema de fondo es “este anarco-capitalismo, que está volviendo loco al mundo (…) existen movimientos casi criminales de capitales que van de un lado al otro, especulando”. Y enfatizó que “va a llegar el momento en que van a tener que tomar la decisión los líderes del mundo y tomar control de los paraísos fiscales”.

¿Cómo querés después que, desde las poderosas trincheras mediáticas del anarco-capitalismo, no la llamen loca? Loca linda, corrige el pueblo, sobre todo cuando vota.

Como sabemos, el gobierno dispuso esta semana que los 31 bancos más grandes del país dispongan del 5% de sus depósitos privados para créditos destinados a la producción. Créditos que deben ser mínimo a tres años, a tasa fija, y la mitad tiene que ir a pymes.

Los bancos privados, dijo Cristina, “ponen las condiciones que ponen y las tasas que ponen para que no les venga a pedir nadie”. Y lo que se busca ahora en cambio es que los bancos privados actúen como, por ejemplo, el Banco Nación, donde la pymes: “reciben el 52% de la cartera de préstamos”.

Más precisamente, son “120 millones de pesos semanales que el Banco Nación viene prestando a Pymes para proyectos de inversión, a 5 años y con una tasa del 14 por ciento”.

Y explica acá un satisfecho profesor Heller: “este programa obliga a que la mitad de esos préstamos se direccionen a las pymes, con la misma tasa máxima que para las grandes empresas, cuando históricamente los distintos programas de fomento asignaban la mayoría de los fondos a las grandes empresas, y solo un 20% o menos a las pymes”. Y tira este dato: “si se suma esta línea de crédito al programa ProCreAr, se tiene alrededor de dos puntos del PBI asignados a créditos con un fuerte efecto anticíclico”. Excelente. Ahora no debe fallar la (compleja) implementación.

Es que a los bancos privados tiene plata como nunca, pero sólo les interesa fomentar el consumo: “en mayo el stock de crédito al sector privado aumentó en $ 5600 millones y en junio subió en otros $ 11 mil millones. Pero ese dinero se inyectó principalmente en líneas de consumo personal, en créditos prendarios, en tarjetas de crédito y en adelantos en cuenta corriente”. Total (están acostumbrados a decirse, los muchachos) quince años después, explota la burbuja, quiebra el estado, pero nos cubren la pérdidas.

Y no prestan a las pymes a pesar de que “tienen una liquidez ampliada equivalente al 40% de los depósitos (…) los bancos están limitando la posibilidad de incrementar los préstamos en unos $ 135 mil millones (…) Y no sólo prestan poco, sino que el financiamiento a la inversión productiva es mínimo y concentrado en las grandes empresas”.

En ese mismo artículo leímos que: “el Santander está a la cabeza con ganancias por $ 1676 millones en 2011, le sigue el Macro con un resultado de $ 1176 millones, el Francés con $ 1006 millones, Galicia con $ 1107 millones, el Citi con $ 755 millones”. Más precisamente, fijáte acá que en 2005 los bancos locales ganaban 1800 palos. En 2011: quince mil palos. Mucha plata para tan pocas empresas.

Sobre lo hecho hasta ahora con el tema créditos para la producción, leímos: “se intentaron varias soluciones, la más audaz hasta ahora había sido poner en marcha el Plan Bicentenario (…) en más de un año de vigencia prácticamente el Banco Nación y el Credicoop son los únicos que se interesaron en colocarlo (…) para el resto, la banca privada y buena parte de la banca provincial, la renta de la operación es “muy chica”“. Y claro, no vamos a laburar para la gilada.

Por eso CFK les dejo en claro a los banqueros que además se les está pidiendo que gasten en publicidad para estos créditos las mismas fortunas que gastan para financiar la propensión al consumo (único punto de este programa con el que, dicen, Clarín y La Nación están de acuerdo).

Ojo que los líos con la banca no son sólo en nuestras pampas. Los hay también allá donde están muchas de las casa matrices: “los banqueros ingleses no pueden creer que se hable, en la City, de la tasa Tobin (…) Se conversa sobre este tema, debidamente enmascarado por dos grandes (en circulación) matutinos de la capital argentina, porque refiere al centro neurálgico –creemos− de la gran tormenta financiera, comercial y política global en curso, cual es el de plantear si los líderes del mundo, o mejor dicho algunos dirigentes en el mundo, han de asumir la responsabilidad y la conducción de una vasta y profunda reforma del sistema financiero”.

Y agregan en algún lado de este interesante artículo: “Mercados que pisan países, definen gobiernos y destruyen economías a través de (…) quizás no más de 50 pantallas de computadoras terminales, alimentadas a su vez por miles de otras pantallas de operadores”.

Ah. Y sobre el delictuoso papelón de los banqueros británicos, acá una cita, entre miles posibles de un tema que hay que seguir: “La oposición laborista fue más lejos y pidió una comisión independiente de políticos y financistas, modelada sobre la que está investigando la relación de los medios con las finanzas, a raíz de las escuchas telefónicas del grupo Murdoch”.

Breves:

-Esta nota de un economista no oficialista ya se la recomendó en el RDM del lunes, pero va de nuevo, por si querés saber porque “la deuda externa fue una mochila con que nació la democracia y que empeoró con la convertibilidad. Recién en estos últimos años pasó a ser un bolso de mano. El desendeudamiento ya es una realidad y transformó lo que antes era una debilidad, en una fortaleza”.

-Y este articulo de un diario no oficialista dice: “la fuga de capitales retrocedió a USD 200 millones el mes pasado. Para encontrar un monto mensual tan bajo, hay que remontarse a diciembre de 2008 (…) el kirchnerismo está logrando, de manera forzosa claro, que la dolarización por el carril formal tienda a ser cero”.

-Pero quienes sólo leen La Nación, o su socio Folha de São Paulo, después creen que es verdad que: “la Argentina vive fuga de capitales, inflación en alta y desaceleración de la industria, y Brasil sabe que deberá socorrer a su tercer mayor socio comercial” (todo este articulo es desinformación).

-Extranjerización de la estructura productiva, leíamos: “de las 500 empresas más grandes del país, la participación de las de origen extranjero crece ininterrumpidamente en la década del ’90, pasando de 44% en 1993 a un 68% en 2002, estabilizándose en 2003-2010. (…) Las ganancias de las empresas extranjeras son cuatro veces las de las locales, y las utilidades y dividendos que sacaron del país en 2011 alcanzaron los 8500 millones de dólares, cifra cuatro veces superior al promedio de la convertibilidad.

-En línea similar, el 60% de los automotores vendidos en el país son hechos afuera. Mucho. En cambio, en calzados, 8 de cada 10 son argentos.

-Decían los de #132: “Si hay imposición, habrá revolución“. Hay que ver, pero es verdad que quietxs no están.

-Buen post sobre la economía de Brasil, donde van 20% de nuestras exportaciones (40% de las industriales).

-Paraguay: entrevista útil sobre la matanza de Curuguaty y el futuro del Frente Guasú.

-Uruguay: bueno vamos a decirlo, total lxs queremos tanto que podemos. Estamos podridxs de los yoruguas que tiran contra Argentina. Y más aun de los celestes noventistas: “Lacalle, incluso, se reunió con Federico Franco (…) El Partido Colorado resolvió retirar a sus legisladores del Parlamento del Mercosur”.

-Ya habrás leído del nuevo y terrible ajuste que se viene en el estado italiano. Quizás se te pasó que “sigue en pie la compra de 90 cazabombarderos F35 de Lockheed. (…) Se trata de una inversión de entre 15.000 y 20.000 millones de euros”. Hay apuestas a ver quien le pega al mes que empiece la rivoluzione.

-Cruzando los Alpes, en cambio: “el aumento del impuesto a los ricos reportará 2.300 millones de euros al estado (…) también se elevará la presión fiscal sobre los bancos y las compañías petroleras”. Es que están pagando 50 mil millones de euros de deuda por año. Imposible.

-Internet: Parlamenteo UE le dijo no al ACTA.

-Medios: cualquier domingo es un buen domingo para repasar las cosas que el presidente Correa cuenta sobre los medios dominantes.

-Medios II: acá la cooperativa de La Pampa que comienza a dar 70 canales con un abono mensual de 85 pesos.

-La Voz de Clarín para De la Sota se queja que el estado nacional pide que revisen el tema de su inviable sistema jubilatorio. Pero fijáte lo que cuentan acá.

-Y la Embajada festeja el 4 de Julio dos veces. La segunda sería “su festejo “federal“. Allí la recibirá el gobernador José Manuel de la Sota, en Córdoba”.

-Por si no lo viste: megainversión de Aerolíneas. Ojo que falta pero, a este ritmo, va a terminar siendo una aerolínea cool.

-El litio nos va a dar mucha plata. El Pregón de Jujuy le dedicaba tapa importante pero, hasta donde pudimos ver, la nota no aparece en la sección online. Que lástima.

-Cuando puedas, escuchá a Lula.

- Siguen desalojando campesinos.

-En Argentina hay 35 ríos, arroyos y lagos apropiados por terratenientes.

-Tinelli quiere ser presidente. Dice que de San Lorenzo.

Para cerrar. Escribía un dirigente Pyme hoy, sobre la mucha plata que se va a destinar a créditos para su sector: “puedo decir que este hecho jamás pasó en la historia.

Sí, sí, lo sabemos. Por eso cuidamos a este gobierno. Y evidentemente lo de los bancos debe traer votos, porque a un pequeño diario en gran decadencia se le pasó mencionarlo en tapa. Pero lo que no se le pasó en esa misma tapa fue el generar expectativas de inversión pública insostenible, claro. Por lo cual, una vez, más tuvo que desmentirlo la Corte.

Lo que pasa que hay gente cuyo laburo es claro: convencer a sus lectorxs y audiencias que el país están “en medio de un vendaval económico”.

Frente ante tanto patriotismo, ¿qué puntos débiles tenemos? El primero, claramente, la inflación. Mirá lo que decía un cándido lector de El Cronista: “Si supera esta instancia, Argentina será Venezuela. Es el momento de articular una oposición seria homogénea y con un plan. La inflación es el único arma para que Argentina termine con esto”.

Por eso, quizás no es suficiente criticar a los  supermercados por los “poquitos descuentos” que acordaron con la tarjeta Argenta para jubilados. Ni siquiera recordarles que: “tanto han ganado, y han abierto tantas cadenas. Muchachos, a ver si se ponen a tono con los descuentos”. Quizás lo que tienen que hacer los super es bajar precios, directamente, y comerse el costo. Esto porque, lamentablemente, quizás hay que aceptar que los pibes ya hicieron el golpe inflacionario. En un goteo diario, como hacen con la desinformación. Y no son sólo los super, claro.

Algo parecido parecen decir acá cuando escriben que “necesitamos que el estado capte parte de las diferentes rentas oligopólicas, avanzando en acciones que contribuyan a la modificación estructural de nuestra economía (…) A veces la mejor manera de resolver problemas de coyuntura es a partir de transformaciones de fondo”.

El otro instrumento que tienen lxs patriotas, claro, es la (aun más compleja de resolver) inseguridad: “fue como un estallido. Por televisión, el país parecía en guerra”.

Es que los privilegiados de siempre no parecen querer aceptar el espíritu de los tiempos, está bastante claro. Y si bien muchas almas empáticas y mentes afiladas hace sutiles llamados a la estimada prudencia, otras responden: todo bien, pero es el 2012, hace frío, y hay que seguir repartiendo, que de eso se trata.

 

4 Comentarios a “08.07.12”

  1. Si siguen con lo de ‘loca’, sólo conseguirán que -aprovechando el aniversario del gran Astor- gane la calle el estribillo ‘loca ella y loco(loca) yo’…

    [responder]

    Perdon la ignorancia, Raúl: a que tema corresponde el estribillo?

    [responder]

  2. Excelente artículo-resumen ! Say no more

    [responder]

    Gracias Pablo, SNM.

    [responder]

Los comentarios están momentáneamente cerrados.