11 de agosto de 2012

Era previsible, funciona como un reloj. A un gobierno sudaca se le da por “radicalizar su política económica” (aunque quizás más preciso sería decir “peronizar su política económica”) y, raudamente, la Prensa Independiente de los países del Norte comienza a trabajar duro y parejo para convencer a sus lectores de que el Mal ha logrado ocupar una nueva morada.

De repente, todos quieren saber si nos parecemos a Venezuela (y ya que estamos, respondemos: si, nos parecemos, mucho, y nos vamos a parecer cada vez más). El diario de la Fiat toma curiosas decisiones sobre que noticias priorizar, al momento de informar sobre avatares argentos. Y para il capo di tutti i capi, el Wall Street Journal, en Argentina “el deterioro institucional se extiende por todos lados, y sólo empeora”.

Esa última nota fue escrita por un compatriota emigrado a Harvard que, según parece, se está especializando en “el imperio informal en América Latina, enfocándose en la historia financiera y las relaciones entre USA y América Latina”.

En la misma universidad también trabaja un conocido señor que pronostica un sombrío panorama para la economía mundial. Dice que pocos países zafarán del bajo crecimiento. Los que zafarán, “deben reunir tres condiciones: 1) no tendrán deuda pública alta; 2)  no dependerán en exceso del comercio exterior; 3) serán democracias robustas”.

Listo, dijimos todxs, con alivio: Argie cumple con las tres condiciones. Zafamos, seguiremos creciendo al palo. Pero no. Para este señor, que es turco, economista, y muy prolijo, “los países que han caído en manos de líderes autocráticospor ejemplo, Argentina y Turquía- también tienen una creciente desventaja”.

Está claro que es lo mismo que le hicieron a Perón, cuando comenzaron a llamarlo the argentine dictator. Y habrá que acostumbrarse, porque esto recién empieza. Igual, la batalla por la reputación del modelo es probable que la ganemos nosotrxs, quizás incluso hasta con cierto afano. Pero después hay noticias, que también llegan desde el Norte, que son más efectivas en ir directo a darnos una tocadita, de esas que molestan bastante: “Nobel Energy, una productora de gas y petróleo con base en Texas, acordó comprar licencias de la británica Falkland Oil and Gas (FOGL), para buscar hidrocarburos en la plataforma marítima de las Islas Malvinas”. Habrá que ir haciendo cuentas de cuanto se llevan, así ponemos los números en la mesa de negociación, cuando se esté por firmar la devolución.

Sobre el desendeudamiento: desde la Cámara de Exportadores y desde El Cronista se propone volver a endeudarnos. Zloto pregunta: “¿No valdría la pena, al menos, testear el mercado?”.

Se ve que estos amigos nunca fueron adictos a nada. La respuesta es: no creemos en nuestra capacidad de autocontrol. Creemos que si les tiramos un bonito de deuda a las fieras, iremos pronto por cien más.

Queremos una deuda pública recontrabaja, como en Chile. Es más (y al revés que en Chile): queremos también evitar el endeudamiento de las familias. Mirá este dato: fruto de años de crecimiento y de falta de reglas financieras que eviten los abusos de los bancos y de las grandes cadenas comerciales (que tienen sus tarjetas de crédito propias), en el país trasandino “el 78% de los hogares más pobres está endeudado, y terminan destinando en promedio el 60% de sus ingresos a pagar deudas”.

Y no pasa sólo en Chile. El profesor de Harvard que citábamos recién lo decía clarito, en el mismo artículo: “muchos países emergentes, como Brasil y Turquía, han logrado esta vez contener el crecimiento de su deuda pública. Pero no han sabido evitar una borrachera de endeudamiento de sus sectores privados. Y como las deudas privadas tienen la costumbre en convertirse en deudas del estado, una baja deuda pública puede no ser suficiente para evitar una crisis”. Lo que está diciendo es: los bancos prestan de más, las familias no pueden pagar, los bancos quiebran, el estado salva los bancos, el estado quiebra, la economía se hace bosta.

En Argentina, por suerte, no tenemos deuda privada alta. Aún. A Claudia y a Marcos todos los días los tratan de convencer de que no hay nada mejor en la vida que gastar lo que no se tiene.

Breves:

-Más de deudas, en este caso en la caldeada Europa. Este gráfico permite ver bien como el Banco Central Europeo compró 140 mil millones de deuda pública española e italiana en seis meses, entre agosto y febrero pasados. Y ahora se están dando duro, porque parece que el BCE tendrá que comprar mucho más. Pero algunos no quieren saber nada, como este líder político alemán, que dice: “Madrid, Roma y París no deberían pasarse de la raya. Los países donantes del Norte no son de una resiliencia inagotable”.

-El primer ministro italiano responde, diciendo: “en el rescate de Grecia, la intervención de Alemania y Francia ha ayudado principalmente a sus propios bancos, que tenían los títulos de deuda griega (…) en términos netos, nosotros hemos puesto más que ellos”.

-Y mientras, en Argentina, provincias grandes también colocan deuda: acá dicen que mucha gente compró el bono de la PBA porque creen que protege contra una eventual devaluación del peso; y acá un completo análisis de la emisión de deuda de Santa Fe, otra provincia con números complicados.

-Cambiando de tema, acá dicen que si “si China abre las importaciones de maíz como lo hizo con la soja, hace una década, podría generarse otra transformación global de la agricultura”.

-La industria automotriz tiene buena prensa, pero quizás más de la que debería: “es enorme el déficit comercial que genera el sector. El año pasado, las 830 mil unidades producidas generaron un bache de divisas de 7500 millones de dólares, entre terminales y autopartistas. Casi el 75% del superávit comercial”.

-Nuevos créditos para pymes: el Banco Central dispuso extender hasta cinco años el plazo de devolución de los préstamos.

-El estado nacional sigue mejorando su capacidad de intervención en las 41 grandes empresas donde -desde que se estatizaron las AFJP- tiene presencia.

-Esta semana, la Cámara de Diputadxs convirtió en ley el acuerdo firmado con Uruguay para el intercambio de información tributaria, similar a los ya firmados con los paraísos fiscales Mónaco, Andorra, Bahamas, San Marino e islas Caimán.

-YPF: Galuccio dijo que el objetivo es aumentar en cinco años un 43% la producción de combustibles. Si se cumple, nos ahorraremos mucha plata de déficit comercial (y más probable será entonces que haya dólares para todxs).

-Saliendo un toque de la coyuntura, acá tienen la buena idea de volver a poner en la mesa el debate sobre el traslado de la capital a Viedma.

-En el juicio que se sigue en Córdoba por contaminación con agrotóxicos en el barrio Ituzaingó, se exhortó a las autoridades nacionales a que sancionen “una ley de agroquímicos que prohíba las fumigaciones aéreas”.

-Misterios insondables de la prensa: la medalla dorada del correntino Crismanich no logra llegar a la tapa de El Litoral de Corrientes.

-Fantino entrevista a Scioli, le pregunta por Clarín, el gobernaranja responde: “Yo hago mi trabajo y los medios hacen el suyo. Y punto“.

-Esto sólo para lxs que no saben mucho de Uruguay: el diario El País, el más vendido en Montevideo, es idéntico a Clarinlanacion. Si le creés más que una de cada diez palabras, es tu responsabilidad.

-El presidente Evo Morales inauguró una planta industrial de litio, y anunció: “es el inicio del proceso de industrialización de los recursos evaporíticos en Bolivia”.

-Decía Camila Vallejo, líder ya más que estudiantil y ya más que chilena: “este ajuste tributario es injusto y mentiroso. Genera la ilusión de que nuestro país no tiene las riquezas suficientes para ofrecerle a sus ciudadanos más derechos sociales, cuando bien sabemos que Chile es un país que cuenta con múltiples recursos naturales, pero que actualmente se encuentran en manos de un puñado de codiciosos, que poco y nada contribuyen al desarrollo de nuestro país”.

Para cerrar. Primero: el liberal Guy Sorman dice, “Argentina es un museo de un debate que ya desapareció”. Otrxs, en cambio, dirían: “Argentina (y Sudamérica) son un adelanto de un debate que está renaciendo”.

Segundo: “Maximiliano Zapata fue colgado de las muñecas, posición en la que fue mantenido durante siete u ocho horas en su celda de la Unidad 32 de Florencio Varela. Antes, fue baleado con postas de goma, y molido a patadas y palazos por siete guardias. El juzgado del que depende no le cree, y le recomendó que si denunciaba la colgada no le garantizarían su supervivencia”.

Tercero: “Carlos M. Reymundo Roberts fue reconocido por la SIP, institución que aboga en favor de la defensa de la libertad de expresión y la excelencia en el periodismo (…) en la categoría Opinión – distinción patrocinada por el diario El Mercurio, de Santiago, Chile- por sus columnas “De no creer“”.

 

8 Comentarios a “11.08.12”

  1. En la noticia sobre Chile leemos:
    “El mejor de todos los países es Chile, el cual tiene una deuda del sector público muy pequeña e incluso un superávit de recursos estatales. Esta nación está bendecida por materias primas y vecinos en rápido crecimiento”, indica BI. (BI = portal económico Business Insider, de la financiera Barclay)

    Es decir: VIENTO DE COLA (materias primas, en especial cobre) y países vecinos en rápido crecimiento (por ejemplo: ¿uno con el que tiene 5000 km de frontera?). Oops!

    [responder]

  2. Que bueno que nos vamos a parecer cada vez mas a Venezuela. Porque ahi la estan pasando barbaro los muchachos…

    [responder]

  3. Con respecto a la duda de Zloto diría que entiendo lo que dice y reconozco que cada vez que caen las tasas de interés uno se tienta. Pero es un camino de ida. Si a mi me preguntan: NUNCA MAS.

    [responder]

    Endeudarse per se, no es ni bueno ni malo. El tema es como. Para el caso, el gobierno nacional actualmente si esta tomando deuda, pero con organismos publicos. Hasta cuando puede seguir esta politica? Ad infinitum seguro que no. Las reservas de BCRA hace 4 años que no crecen y cada vez mas, la cantidad de deuda publica que el estado tiene con esa institucion crece y hay en algun momento se llegara un limite. La matematica es muy cruel a veces.
    Hoy en dia, la politica de “desendeudamiento” juega un papel pro-ciclico y de ajuste. Las restricciones a las importaciones y la compra de dolar, tuvieron un impacto directo en el comportamiento economico del pais. No fueron gratis.

    PD: Me encanta escuchar como algunos peronistas usan argumentos de los economistas neoliberales de los 90. El caso de la deuda externa, es uno de ellos.

    [responder]

  4. el recurso ideologico de Macri sobre que el gobierno copia al de Venezuela solo puede prender en los porteñoa que y alguna clase media del interior.Su ignorancia,o mala voluntad,olvida que cada pais tiene su propia realidad y por lo tanto merece una solucion propia.A pesar del petroleo,lo que independiza a ese pais economicamente,pienso que el nivel de vida nuestro sigue siendo superior.Por eso hace poco me sorprendio en Telesur la propuesta de su presidente sobre la economia del trueque,que nosotros ya superamos.En lo que nos parecemos,y celebro,es que somos gente que miramos hacia la izquierda,superando el”culo crespo”macrista.

    [responder]

  5. fe de errratas.completar:…”orender en los porteños que ya son anti-K”

    [responder]

  6. Bueno excelente resumen, con respecto a las deudas privadas eso no va a pasar porque los bancos no prestan plata, y como se dice “el que no tiene deuda, es porque no tiene crédito”,y como se sabe se crece con prestamos, sino es imposible!!!.
    En segundo lugar los que dicen que nos parecemos a Venezuela POR FAVOR!!! que viajen , que lean y que no hablen sin saber .ESTAMOS MUY LEJOS GRACIAS A DIOS!! de parecernos. Somos un pueblo pujante, con deseos, de trabajo, honestos, tenemos esperanzas y aunque digan lo contrario decidimos sobre muchas cosas, somos un gran país un gran pueblo!!!

    [responder]

Los comentarios están momentáneamente cerrados.