29 de septiembre de 2012

Mediodía del sábado, estas son las noticias.

Primero, tapas.

Comenzamos nuestro recorrido por Página12. En este artículo, Bruschtein afirma que cada vez que se “rasca la cáscara” de esa rabia virtual y cacerolera, no aparecen ni independientes ni progresistas ni moderados. Hay en la red una lista de las páginas que convocaron al cacerolazo y están los nombres de sus administradores. De esa búsqueda se desprende que muchos son cercanos al PRO, a la Sociedad Rural, o incluso son “amigos de los represores”. No hay ni un solo progresista y menos de izquierda. El punto central es que asimilar la marcha del 13 de septiembre como la única expresión o la expresión mayoritaria de la oposición forma parte de esa estrategia que intenta nuevamente generalizar una voz minoritaria.

Además, Dellatorre observa que casi al mismo tiempo que Christine Lagarde amonestaba en público a la Argentina y amenazaba con sacarle tarjeta roja, salía a la luz el anticipo de un trabajo de analistas del Fondo Monetario Internacional, en el cual se remarca la posibilidad cierta de que “las economías más avanzadas entren en otra recesión”. Al mismo tiempo, ese informe indica que está en riesgo el proceso de recuperación que viven los países en desarrollo. Entonces, mientras la conductora del FMI trata de disciplinar a gobiernos “desobedientes” que se atreven a cuestionar las verdades fundamentales del organismo, las conclusiones de sus analistas se acercan más al escenario que prevén gobiernos como el de Argentina y Brasil, que a los que parecen inspirar a su jefa. Con este telón de fondo, los discursos de Cristina Kirchner y Dilma Rousseff proponen un debate profundo sobre consecuencias que pueden exceder un simple impacto recesivo. Pero, vaya que son pocos los que aceptan el convite.

Además, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó por un voto la reglamentación de los abortos no punibles; el Gobierno aspira a una mayor participación de la industria local en Atucha III, y se refuerza la presencia del Ministerio Público Fiscal en el juicio por el crimen de Mariano Ferreyra.

En la Tribuna de Doctrina, la Editorial expresa que la aparición de internet como forma masiva de comunicación reconfigura la interacción entre las personas, con su consecuente correlato en la forma en que se hace política. La dirigencia, que monopoliza el sistema político y de representación desde la llegada de la democracia en 1983, está preparada para ganar elecciones, pero pierde el rumbo cuando la población participa “más allá del voto”. Por ello, la democracia virtual va un paso más allá de la democracia formal y las redes sociales se convirtieron en el canal de expresión de una ciudadanía que asumió que no hay que pedir permiso para hacer lo que no está prohibido. Sarlo critica el desempeño de Cristina en Georgetown y Harvard, e intenta desmentir la idea de una conspiración: “la alocada hipótesis de que había periodistas argentinos sugiriendo preguntas a los estudiantes proviene del desconocimiento del ámbito en que la Presidenta hizo su intervención”.

Pagni x 2: primero, afirmando que Manzano es el nuevo rostro de la burguesía K, el vocero más entusiasta de la estatización de YPF y del nuevo nacionalismo energético. Luego, se refiere a la causa que investiga la complicidad de periodistas con informantes que realizarían tareas de espionaje. Como acusado, plantea una defensa a partir de su convicción de que este enjuiciamiento representa una amenaza a la propia actividad periodística.

Además, Olivera afirma que el enfrentamiento de la despachante con Moreno puede haberse convertido así en un hito, porque no sólo llamó la atención de los hombres de negocios sino que, además, movilizó a manifestantes a la puerta del departamento del juez Norberto Oyarbide, a quien le había caído inicialmente la causa que después rechazó. Para el final, el Chino Navarro vuelve a decir que “el cacerolazo fue grande y tenemos que escuchar”.

En Clarín, Roa indica que en la Universidad de Harvard, Cristina no respondió en el sentido literal de la palabra. Esa misma noche, agrega, el primer ministro británico, David Cameron, también era sometido a un interrogatorio y pasó un papelón. Pero nuestro señor Cameron no se enojó: lo tomó con humor, se rió de sí mismo. Entonces, hay una mejor predisposición al dialogo del par británico. Tomá mate.

Lanata, en la misma línea que Roa, cree que Cristina no puede responder preguntas, que se sustenta en la negación y en el desprecio al interlocutor que se permite disentir o, aunque más no sea, preguntar. Seis preguntas bastante ingenuas (en esto coincidimos) de seis estudiantes, dice, tuvieron en vilo al gobierno argentino durante varios días. Acá y acá más de lo mismo.

Tiempo Argentino: por aquí leemos que aun cuando el metalúrgico Antonio Caló es el nombre que más sonó desde que comenzó esta idea de escindir a la CGT, los sindicalistas no terminan de convencerse de que él lidere la fuerza. Debido a ello, siguen sometiendo a prueba a otros nombres, y no descartan la posibilidad de conformar un triunvirato para la conducción. Dri compara la institución de la Iglesia con las organizaciones mafiosas. Lo que ha hecho la Iglesia tradicionalmente es resolver sus problemas a su interior, sin dar conocimiento al Estado. Esa práctica se basa en un pretendido derecho, en una concepción de sí misma como una estructura que puede guardar absoluto secreto sobre su comportamiento. Sólo adopta medidas internas, que naturalmente no tienen repercusiones. Finalmente, Dearriba cree que las palabras de la presidenta dejan la puerta abierta, de acuerdo a las circunstancias políticas que se vayan configurando, para plantear la reforma constitucional.

Ahora pasemos a Perfil, porque los gustos hay que dárselos en vida. Leuco analiza las respuestas que brindó la Presidenta en la conferencia en Harvard, respecto a su patrimonio. Según su opinión, “en ese choque de realidad y fantasía que Cristina tiene con el dinero, siempre tuvo una actitud distinta que Néstor. El jamás gastó un peso en sus pilchas ni le gustaba aparentar con una casa lujosa. Ella se tiraba la plata encima en carteras, zapatos y accesorios de alta sofisticación internacional”. Tal vez por eso, dice el autor, no termina de entender qué es lo que está pasando con el dólar. Clarísimo (?). Además, Roberto García se pregunta quién asesora a Cristina. Señala que las respuestas dadas por la Presidenta en las conferencias fueron de muy mala calidad, tanto en argumentación como en falta de imaginación.

Algunas breves:

Un recorrido internacional: Chile rechazó el pedido de Bolivia para recuperar el acceso perdido al océano pacífico; en Colombia, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) reafirmaron su “indoblegable determinación de continuar la búsqueda de la paz”; acá dicen que Capriles está confiado en las encuestas, pero parece que madura en Knock out, y en Perú, Fujimori le pedirá el indulto a Humala. Viajamos a Europa, porque en Francia Hollande presentó un presupuesto para 2013 con un fortísimo nivel de ahorro; huelga y protestas en Italia, contra el ajuste, y Cataluña advierte a Rajoy que no podrá impedir el referéndum independentista. En Estados Unidos, un nuevo plan hipotecario para fomentar el consumo, en la cabeza de Obama, quien ya está pensando en su próximo mandato.

Nos despedimos con una excepcional versión de un excepcional tema. Por un excepcional cantante, claro.

Buen sábado.