Cuando me llega un mail de la cultura me da vergüenza ajena

Me llegó este mail invitándome a firmar. Un legítimo reclamo en todos sus párrafos, excepto en el tercero.

Cuando en nuestra vida hemos compartido proyectos o diálogos culturales con Honduras?

Quién de los firmantes (famosos cuyos nombres omito por pudor) ha tenido alguna vez en su vida una relación cultural con un país del que, hasta el golpe, estoy seguro que desconocían hasta sus fronteras?

Qué argentino podría citar a un escritor, artista o pensador hondureño sin recurrir a la wikipedia?

Porqué los intelectuales argentinos no manifestaron frente a la embajada hondureña (y ya que estamos, porqué Luisito D’Elia et al tampoco lo hicieron?) en vez de declarar una medida tan inútil como inexistente?

Este llamamiento es un papelón más de la intelligentsia local que ni siquiera menciona y adhiere a la actitud fuerte y militante de Cristina Fernández frente al hecho golpista.

Los abajo firmantes, Intelectuales, Artistas y  gente de la Cultura Argentina, nos manifestamos terminantemente en  contra del Golpe de Estado perpetrado contra el legítimo Gobierno  Democrático de la República de Honduras y exigimos el retorno inmediato  del presidente Manuel Zelaya a su  país.

Manifestamos también no reconocer en absoluto ni  al gobierno de facto ni a las personas o instituciones que le secundan.

Manifestamos no tener intención de compartir  proyectos ni diálogos culturales con ese país hasta tanto se  resuelva la crisis institucional. Proponemos el aislamiento de  Honduras hasta que esta insanía se  retire..

Manifestamos que este atentado al orden civil  nos compete en tanto amenaza  regional.

Manifestamos repudiar cualquier forma en la  que se falte al derecho de representació n de los  pueblos.

Reclamamos el retorno INMEDIATO al respeto de  las Garantías Cívicas y los Derechos  Humanos.

Reclamamos  libertad de expresión para la gente que hoy está siendo perseguida  en territorio hondureño.

Repudiamos la represión que hemos visto se ha llevado  adelante en el hermano país de Honduras . Represión que sabemos que  los medios de comunicación locales están negando, mientras transmiten  cosas que no se refieren a la realidad que hoy se vive en las  calles.

El aislamiento en que los golpistas han puesto a Honduras no  será de sólo 6 meses como miente el usurpador.. Nadie de la Comunidad  Internacional apoya esta barbarie que retrasa y retrotrae al contienente  al siglo pasado.

Por la modernización y el avance global de la región, por el  derecho de los pueblos a manifestarse en las urnas, es que los artistas  e intelectuales invitamos a que se sumen de todos los rincones de  la tierra a condenar este atropello demencial.

Reclamamos PAZ y respeto a las  instituciones.

DICTADURAS NUNCA  MAS

FIRMAS  ABAJO Y REENVÍO A culturacontraelgolpe@yahoo.com.ar

38 Comments on “Cuando me llega un mail de la cultura me da vergüenza ajena”

  1. A mí también me pareció en muchos aspectos lamentable la declaración, precariamente redactada y de una indigencia intelectual que mueve a la risa cuando se piensa que empieza hablando en nombre de «Intelectuales, Artistas y gente de la Cultura Argentina» (todo así, en mayúsculas), y aun así la firme, incluso aunque ignoro de dónde viene y quiénes son los que la impulsan. Las cosas no están, me parece, para estar fijándose en eso. Hay que tragarse las objeciones y sumar todo lo que se pueda contra la dictadura hondureña y los que desde afuera están tratando de que se quede.
    Ahora bien: reconocer todo lo que hay que reconocer de este mail no da ningún derecho a decir, salvo que uno tenga ganas de escandalizar o hacerse el exquisito, «cada vez que me llega un mail de la cultura me da vergüenza ajena». ¿Cada vez? ¿Seguro, seguro, que todas las veces? ¿A qué llama cultura, Schussheim?

  2. Jorge: «Cuando en nuestra vida hemos compartido proyectos o diálogos culturales con Honduras? Quién de los firmantes (famosos cuyos nombres omito por pudor) ha tenido alguna vez en su vida una relación cultural con un país del que, hasta el golpe, estoy seguro que desconocían hasta sus fronteras? Qué argentino podría citar a un escritor, artista o pensador hondureño sin recurrir a la wikipedia?»

    Me parece que se señala la luna y te quedaste mirando el dedo. Es irrelevante el nombre del país. Lo que se condena es el hecho, no importa si ocurrió en Honduras o en Tangamandapio. Ya sabemos cómo son las cosas. Si ahí tiene éxito, en dos semanas está la Chechu Pando con los tanques acá, con Biolcatti y el Dr. Habano redactando el Comunicado Nº 1.

    Otra vez, el árbol y el bosque.

    1. Eduardo: pensé que no era necesario escribir que la «gente de la cultura argentina», así como otras muchas gentes, reaccionamos cuando las papas ya se han quemado.
      Nunca hubo antes declaraciones para denunciar las condiciones de extrema pobreza en las que viven más de la mitad de los hondureños.
      E insisto: adonde están los piquetes frente a la embajada de Honduras?

      1. Jorge: Cuando uno firma una declaración, solicitada, carta abierta o como se la quiera llamar, mal haría en no circunscribir la posición desde la cual lo hace. ¿En nombre de quién lo dicen? ¿De los argentinos a secas? Biolcatti seguramente no la suscribiría, ni otros cuantos. No se puede uno arrogar la representatividad que no tiene ni le ha sido delegada. Yo la firmé y no me considero ni un intelectual ni un hombre de la cultura, pero en todo caso adhiero en forma personal.

        «Nunca hubo antes declaraciones para denunciar las condiciones de extrema pobreza en las que viven más de la mitad de los hondureños.» Es cierto. Tampoco la hubo sobre Haití, Dominicana, Burundi, Mauritania ni 3/4 partes del globo. ¿Y? Seguís enfocando el problema atado al nombre de un país. ¿Qué importa cómo se llama el país? La pobreza y la miseria se extiende por el globo no como un hecho puntual, sino como un problema que se arrastra desde la época de las cavernas por todo el planeta. Es amorfo y atemporal. Éste (el golpe militar) es un hecho puntual y único de los últimos 30 años. Y que de prosperar, se extendería en breve a toda la región. Sigo sin entender a qué apunta la crítica. Si al hecho de haberse referenciado como intelectuales o gente de la cultura, o que, como dice la Chiqui, ¿A quién carajo le importa Honduras? En serio, no logro objetivar a qué apunta tu crítica.

        Respecto de la «ausencia de piquetes frente a la embajada de Honduras» lo entiendo aún menos. Entiendo que querés homologarlo con lo de Israel/Gaza, pero no sé qué cornos tiene que ver. El embajador hondureño en Argentina sigue siendo el que designó Zelaya, no creo que le hayan dado el placet al que se le ocurra designar a Micheletti. En todo caso, si hubiera «piquetes» como vos decis frente a la Embajada de Honduras serían en respaldo del gobierno constitucional de Zelaya, no en contra.

        A menos que vos estés homologando a las víctimas del golpe hondureño con los criminales de guerra que atacaron a Gaza, no sé a cuento de qué habría que protestar frente a la embajada de Honduras. Repito, el único embajador hondureño reconocido es el que nombró Zelaya. Cada día me confunden más tus razonamientos.

  3. balvanera, no tengo prblemas en reconocer que no es cada vez, pero mi oficio de publicitario me hace escribir titulares detonantes.
    Su pregunta final no tiene respuesta. Es como preguntar qué es ser judío. Hay demasiadas respuestas posibles y seguramente casi todas equivocadas.
    En este caso muchos de los integrantes de la intelligentsia argentina se atribuyen a sí mismos la condición de gente de la cultura, denominación que no suena modesta.
    Como compositor suelo llenar mi tarjeta de desembarco escribiendo «músico» en la línea que describe la ocupación, y a veces he escrito «ninguna», pero no se me hubiera ocurrido nunca autodenominarme «hombre de la cultura».
    Quizá usted podría responder a ese interrogante.

    1. Bueno, si hay un único firmante, podría uno aclarar que es intérprete de bombo legüero. Si firman dos, podrían hacerlo firmando como bombisto y actor. Si firman tres, se les podría añadir «y titiritero». Si firman diez mil ¿Cómo querés que firmemos? Yo no soy ninguna de esas cosas y firmo igual, es irrelevante el tópico, importa lo que se dice, no la profesión.

      Pero en última instancia, tenés razón: Podrían haber puesto «Los abajo firmantes» y al carajo. Pero el post saca de foco el problema, corre el eje de la cuestión, qué sé yo.

  4. No creo que sea para escandalizarse tanto.
    Ni tampoco creo que por pudor haya que ocultar los nombres de los firmantes. Si, al final, ellos deciden firmar un documento que se da a la opinión pública, no es para ocultarse.

    Ojo, hay que pensarla antes de firmar mails y forwardearlos.
    Hay opciones mucho mas inteligentes para alentar la participación que buscar adhesiones vía mail: en un sitio, con información comprobable y mejor si hay sustento institucional.
    Yo puedo escribir un mail apoyando la difusión de videos de mariposas teniendo sexo con búfalos y poner que los firma el Comandante Castro y George W.

    Justo hoy salió en Página/12 un artículo contando que Missing Children recomiendo borrar las cadenas de mails que llegan sobre chicos desaparecidos. Dicen que no dan resultado y que generalmente son instrumentos para análisis de mercado (y recolección de direcciones de mail para spamear, agrego yo).
    Les paso el link: http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-128918-2009-07-27.html

  5. Yo nunca contesto estas cadenas. Me parecen inútiles. Pero hay gente a la que no, y en esa dirección me parece bien la propuesta, porque este golpe de estado no es ni más ni menos que la primer avanzada imperialista para recuperar todo lo que ha perdido en estos últimos 10 años.

    América Latina es así. Siempre fue así. Un compás desbalanceado: por cada 10 años de construcción hay 20 de destrucción.

    1. Estos planteos y olvidos-el de enemigo principal, digo- se parecen a los de la izquierda , bifurcada en mil senderos por cuestiones similares.

  6. Algo típico en cierto tipo de integrantes de ciertas franjas supuestamente sofisticadas de la sociedad es que, cuando la situación reclama salir a pegar, así sea verbalmente, en vez de salir a pegarle al enemigo, prefieren salir a pegarle al que tienen o tendrían que tener al lado.

      1. Muy cierto.
        Una de dos, entonces (y lo digo en serio, literalmente, sin la menor ironía): o hay algo en el modo de decírselo al amigo -una carga, un plus en el tono, un matiz- que impide considerar que se trata de eso, de decirle al amigo «che, te equivocás», o hay una predisposición mía o un prejuicio que me lleva a ver una mala leche que en realidad no está.
        De todos modos… Aceptando que es así. ¿Qué habría en esta tendencia a poner primero, antes que nada, el «pero», así sea un «pero» amistoso y constructivo, y despues, bueno, tal vez, si queda tiempo, démosle al que hay que darle?

      2. Scsussheim:
        Después de dejar el comentario anterior intenté borrarlo porque creo que fue apresurado. Pero no puedo hacerlo, así que dejo constancia que creo que, así como está, me parece que está mal. Me quedo sólo no con la primera parte, y la segunda querría no haberla escrito. Es una pendejada. Si tuviera los instrumentos para hacerlo, quedaría así:

        Muy cierto.
        Una de dos, entonces (y lo digo en serio, literalmente, sin la menor ironía): o hay algo en el modo de decírselo al amigo -una carga, un plus en el tono, un matiz- que impide considerar que se trata de eso, de decirle al amigo “che, te equivocás”, o hay una predisposición mía o un prejuicio que me lleva a ver una mala leche que en realidad no está.

      3. balvanera: le agradezco su aclaración ya que me senti dolido al ser considerado como integrante de esas fanjas supuestamente sofisticadas de las que me siento muy lejano y a las que desprecio.
        Usted tiene razón al reclamarme que cambie de lugar ese «pero» que me lleva a malquistarme con gente con la que me siento afín, como usted. Pero debo confesarle que prima en mí un gusto adolescente por la provocación, por la esgrima verbal que no me sirve para ganarme amigos.
        Los que lo son (y casi escribo «los que lo fueron antes») saben eso y suelen perdonámelo después del correspondiente intercambio de trompadas.

      4. PS. Antes de escribir este post, envié mi reclamo original a una media docena de firmantes, queridos amigos ellos, y me mandaron a cagar. Ninguno de los hechos obstó para que anoche varios de nosotros fuéramos juntos al teatro y a morfar.

  7. si no lei mal…segun el «articulo 3» se esta proponiendo un «bloqueo cultural» a honduras…

    aja…

    pero no era q estabamos en contra de los BLOQUEOS???…se me viene a la memoria el ej. cubano…

    hagan un jueguito…en el «comunicado»….donde dice HONDURAS…cambienlo por CUBA…

    no queda pipi-cucu???…

    pero bue…todos sabemos q la de honduras si es una dictadura…la de cuba???….nah…

    en fin…

    P.D: en solidaridad con los intelectuales y artistas de la solicitada…voy a dejar de bajar peliculas hondureñas del emule…en tu cara michelletti¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    1. Yo respaldaría con gusto un bloqueo absoluto a todos los que escriben nah, pipi-cucu,q por que y bue por bueno, que prescinden de las mayúsculas y los signos de puntuación pero no se privan de aburrirnos poniendo a cada rato palabras enteras en mayúsculas y series repetidas de puntos suspensivos y signos de interrogación y exclamación. Es la renuncia zángana y autosatisfecha a la escritura y al pensamiento que, como otro tentáculo del reino de la ignorancia y la estupidez, se nos viene por todos los costados encima.

  8. SHUSS–Te gustaria al palo en LATIN?¿?¿—//LATIN: es una lengua de la familia indo-europea, que fue hablada en la antigua Republica Romana y en el Imperio Romano desde el siglo IX a de Cristo————————-VETUS LATIUM (hoy llamada estupidez enciclopedista AUTISTA)–fuente: Wikipedia!!!-HEIM-

      1. epaaaaHH!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!shuss ( con minuscula)—que es pipi-cucu—?¿?¿?—ayy que antiguedadd, pero ya lo estoy respetandohh—cuando hacemos el piquete frente a la Embajada de Honduras?¿?¿–que loco lo suyo no?¿?¿

  9. Schussheim ha puesto su mirada sobre un tema muy interesante cual es de una tradicional recurrencia a declaraciones que generalmente promueven intelectuales ligados al àmbito de las ciencias sociales, repudiando a las fuerzas màs reaccionarias que desarrollan en el mundo acciones destinadas a destrozar gobiernos que encarnan polìticas progresistas o de reformas del entorno social que afectan privilegios de los sectores màs poderosos que existen en cada naciòn. O que en sociedades divididas por origenes ètnicos o conflictos colonialistas como puede ser el caso de Chechenia, Georgia, Sudan, los palestinos, los kurdos, los tutsi o tantos otros pueblos oprimidos o enfrentados con quienes los someten a persecuciones o acciones de exterminio, se ven de repente convertidos en noticia mundial por una agudizaciòn de confrontaciones bèlicas, terrorismo, bombardeos, ocupaciones o algunas de esas piruetas militares que se difunden inmediatamente en el espacio mediàtico.

    Cada tanto, cuando estas cosas que pasan permanentemente – podrìa decirse no menos de una vez al mes –
    se conocen, aparecen en forma de solicitada o declaraciones en cadena, invitaciones a solidarizarse con la parte màs dèbil del conflicto, repudiar a la màs fuerte y requerir el cese de lo que anda sucediendo. Y más de uno – me sucede – brinda su adhesiòn porque aún convencido de que el mero testimonio, asì como se formula, no sirve absolutamente para nada, le parece que es borrarse o reflejar una indiferencia cómplice con el agresor, retacear ese apoyo que se anda pidiendo.

    Lo que SCHUSSHEIM alerta sobre ese comunicado vinculado al tema Honduras, señala parte de esos caràcteres negativos y casi podrìa decirse, reflexionando un poco sobre la declaraciòn en sì, que le sirve màs a todos esos comunicadores televisivos que andan desparramando la idea de que para que tiene que ocuparse nuestro gobierno de ese problema, que a demostrar que abordar la cuestiòn y viajar al epicentro del conflcito como lo hizo la Presidente, es resguardar la democracia en todo el continente incluìdo nuestro país.

    Ser creativo al elaborar estos textos, es algo màs que incorporar ingredientes publicitarios al discurso polìtico, aunque no deja de ser una condiciòn esencial en el mundo mediàtico.
    Ser creativo hoy, es volverse sensible a las reacciones de la comunidad y pensar que la polìtica se construye no sòlo con los que piensan lo mismo, sino y màs que nada, con los que piensan diferente, con los que dudan, con los que no entienden pero quisieran, con los que olfatean, con los que reconocen amigos y enemigos aùn sin poder fundamentarlo intelectualmente. Con el subsuelo de la patria como decìa Scalabrini pensando en el hombre que està sòlo espera.

    Si no queremos que los dichos de TInelli, Mirtha Legrand, Susana Gimenez o alguno de estos personajes que son escuchados por multitudes, condicionen el pensamiento social, dejemos de escribirnos entre nosotros mismos cuando redactamos esos comunicados.

    Si entendì a donde apuntabas: muy bien Schussheim !!!

    1. luisk: gracias por tu aporte aclaratorio y creativo. Para alguna gente fimar esa declaraciones inconducentes representa una forma de alivio; es el «ya dimos» de quién dona unos pesos para una buena causa, un «hice algo», un tranquilizador de conciencias. Una limosna, para decirlo más clarito.

      1. Sucede que me funciona la contramemoria porque tenìa un tìo muy miserable, que siempre decìa: – yo ya dì – .
        Entonces, no muy convencido pero para no mirarme como lo observaba al tìo, termino firmando no muy convencido.

  10. La propuesta de no «compartir proyectos ni diálogos culturales con ese país» es incorrecta (más allá de que muy probablemente no existan hoy entre argentinos y hondureños relaciones culturales algunas). El «aislamiento de Honduras» es una propuesta irracional. Las políticas internacionales de aislamiento pueden tener sentido cuando están correctamente focalizadas. Por ejemplo, el «aislamiento deportivo» en el caso sudafricano probablemente colaboró (sin ser, por supuesto decisivo)para que la sociedad blanca sudafricana aceptara el desmantelamiento del apartheid. Pero los ejemplos de casos donde algún aislamiento funciona son escasos.

  11. Curioso, Schussheim. Su post me hace recordar esta frase:

    «Cuando me hablan de cultura, saco el revólver».

    Firmado: Joseph Goebbels.

      1. Ni Goering ni Goebbels. La frase exacta, «Wenn ich Kultur hore … entsichere ich meinen Browning!», pertenece a una obrita de teatro estrenada en Alemania en 1933 por el cumpleaños de Hitler, a la que asistieron, por supuesto, muchos jerarcas nazis que leugo la repitieron acá y allá. La obra se titulaba «Schlageter» y su autor fue Hanns Johst. Parece que los nazis le tomaron gusto a la frase, porque aludía por una parte al revólver, tan masculino, y denigraba a cierta cultura, tan poco aria, ella, por lo general.
        Saludos !

Responder a schussheim Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *