De Guantánamo a Portugal

George Bush los detuvo hace más de un lustro a través del Ejercito y los servicios secretos norteamericanos en la base de Guantánamo, Cuba. Sus delitos, según el Gobierno estadounidense, fueron conspirar contra los intereses de la mayor potencia mundial.
Los organismos de derechos humanos, como Amnistía Internacional, señalaron que ellos han sido “sometidos a tortura” en un lugar fuera de cualquier «Tratado y ley».En cambio, Charles Stimson, subsecretario asistente de Defensa de Estados Unidos, consideró que están en una “prisión modelo” donde no se han violado sus “derechos humanos”.
Sin embargo, la Corte Suprema estadounidense falló a favor de crear una ley especial que contemple la cárcel en la que se encuentran y el nuevo presidente norteamericano,Barack Obama, por otra parte, prometió a la Comunidad Internacional que la cerraría por las anomalidades con las que funciona.
Mientras, esperan, pacientes, recibir asilo político en otro país ya que a sus Estados no pueden regresar por miedo a represalias y las “personalidades” que los metieron presos no se hacen cargo de su situación.
Ellos son cerca de 60 prisioneros y en estos días recibieron la noticia de que Portugal los aceptará como ciudadanos de su país. Algo que los alivia si se ponen a pensar que sólo Albania ha aceptado prisioneros de Guantánamo.

4 Comments on “De Guantánamo a Portugal”

  1. Guantanamo continua siendo una prueba abrumadora de que como se ha conseguido anestesiar a la opiniòn pùblica mundial, de manera que se pueda seguir considerando una naciòn democràtica a los EEUU, calificaciòn que tendrìa que ser incompatible con la subsistencia de un campo de concentraciòn donde se mantienen detenidos a hombres que han sido privados de todo derecho de defensa, proceso, visitas, identificaciòn, defensores y las elementales garantìas que corrientemente tienen en una sociedad civilizada, personas en situaciòn parecida.

    Un efecto de la anestesia es que se habla esporadicamente de este tema, al punto tal que GUANTANAMO ya forma parte del folklore de la polìtica exterior norteamericana y su inclusiòn en la campaña de OBAMA ha sido incluìda sin ninguna denuncia concreta ni plan especifico de anulaciòn de estas cárceles ilegales.

    Finalmente, parece una burla a la humanidad, que la potencia hegemònica brinde permanente informaciòn y caracterizaciòn benèvola o severa para los regìmenes que considera autoritarios o democràticos, mientras mantiene impunemente esta verdadera afrenta al orden jurìdico internacional.

    Todos los dìas tendríamos que tener un recuerdo para alertar sobre que este micro AUSWICHTZ del siglo XXI, continúa en actividad.

  2. EEUU no ha ratificado la adhesion al Estatuto de Roma, que crea la CORTE PENAL INTERNACIONAL para el juzgamiento de los crìmenes de guerra.
    Aunque se declarara que la invasion a IRAK es violatoria del orden jurìdico internacional incluyendo el campo de concentraciòn de GUANTANAMO, BUSH resultaría absolutamente impune.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *