El eminente constitucionalista Gregorio Badeni

A raíz del decreto presidencial determinando que diarios y revistas sólo pueden ser comercializados en kioskos, el eminente Gregorio Badeni declaró a los medios que «es la única actividad regulada por el Estado»

Aparentemente el eminente Badeni olvida que las tarifas de los taxis, subtes, trenes y colectivos también lo son, así como la venta de medicamentos éticos, y posiblemente otros que no recuerdo en este momento.

No debería el eminente Badeni dar unas vueltas por la calle antes de decir pavadas?

23 Comments on “El eminente constitucionalista Gregorio Badeni”

  1. schussheim, la cita completa no es exactamente la que vos decis: «A partir de ahora la venta de diarios será la única actividad comercial regulada por el Estado» ¿Lo tuyo es mala fé o dislexia?

    1. Y qué es lo que cambia Francisco? Porqué mala fe? Sigue siendo una de esas frases que se dicen y publican para confundir.

      1. Porque en principio la actividad comercial no esta regulada. Están regulados los servicios públicos, también la venta de medicamentos y hay miles de regulaciones municipales acerca de donde se pueden construir locales, etc. El estado tiene y ejerce su poder de policía, que quede claro.
        Pero fuera de estos supuestos, el estado no manda a vender chocolates sólo en los kioscos o frutas en las verdulerías.
        Con esta medida sólo se busca favorecer a un gremio que seguro estará más que agradecido y dispuesto en el futuro a devolver el favor: con lo que eso implica para la libertad de prensa.

      2. Cómo que en principio LA ACTIVIDAD COMERCIAL no está regulada, qué estás diciendo? por supuesto que sí lo está. Vos mismo dás el ej. de los medicamentos. No hace falta ser experto para saberlo, intentá vender chocolate en tu ferretería o fruta en tu lavamdería y vas a estar infringiendo la ley. Cada rubro necesita una habilitación.

      3. Fijate cómo tu antikirchnerismo no te deja pensar bien , y terminás defendiendo a badeni , a la nación , a toda costa , a riesgo de decir una falacia , desperdiciando la oportunidad de quedarte callado.
        Un consejo , no te preocupes tanto por los diarios , que el 98% de sus ventas las realizan en los correspondientes kioskos.
        Hoy cualquier estupidez es util para instalar que el gobierno atenta contra la libertad de prensa.
        Saludos.

      4. Francisco Q.: Francisco cree en la libre empresa. Quiere vender chocolates en las verdulerías, verduras en las ferreterias, diarios fuera de los kioskos y sus ideas neoliberales en artepolítica.

  2. Cita original: http://www.univision.com/contentroot/wirefeeds/50noticias/8077121.shtml

    Es notable también lo dicho por Paula Bertol (Pro-Capital), «el Gobierno no deja de sorprendernos con medidas que atrasan en el tiempo. Mientras algunos pensamos en cómo abrir más y mejores canales de comunicación, ellos piensan todo el tiempo en cómo cerrarlos»

    Y tiene razón, en la era digital cortar los canales de distribución parece la medida de un idiota, con todo el respeto que me merece la investidura presidencial.

    1. De todas maneras lo dicho por Badeni sigue siendo falso, y las excepcones señaladas por Schussheim siguen siendo válidas.

    2. Te faltó citar esta frase de Malcri refiriendosé al gobierno: «No sé…, estos pibes piensan cosas perversas las 24 horas del día boloo»

  3. Lo dicho por Badeni es efectivamente incorrecto. Y seguramente Badeni no escribiría esa frase en un artículo que le publicara La Nación sobre el tema. En este caso, se trata de una cita (supuestamente textual ya que aparece entrecomillada) de una conversación que, probablemente en forma telefónica, tuviera el periodista con Badeni. La frase es una frívola ligereza de Badeni.

    Pero no entiendo porqué alguien dice acá que la frase de Badeni ha sido dicha y publicada para «confundir», como si la medida tomada por la Presidenta fuera una medida virtuosa que require de prácticas periodísticas medidas aviesas para poder criticarla.

    Por supuesto, el decreto de la Presidenta merecería en Artepolítica un análisis más serio. Discutir el furcio de Badeni es una manera de escaparle a una medida que tiene claramente el propósito de crear un instrumento totalitario de restricción a la libertad de información. La monopolización de los medios de distribución de la prensa escrita (poniéndolos en cabeza de un sindicato que, en connivencia con el Estado, puede en cualquier momento suspender la distribución de un periódico o una revista) tiene que ser criticada severamente.

    Schussheim dice ser hombre de la publicidad y de los medios. Yo supondría que la medida presidencial le merece severas críticas. No hacer esas críticas es connivencia.

    1. Soy hombre de la publicidad y de otros campos, pero no de los medios.
      No sé porqué debería verme obligado a hacer críticas a una medida que defiende los derechos sindicales.
      La suposición de que ese sindicato pueda suspender la distribuición de algún periódico o revista es una especulación suya que ve intenciones totalitarias en un gobierno elegido democráticamente. Si ese hecho llegara a suceder lo criticaré sin necesitar de sus sugerencias.

    2. ¿Sueño, o hay decenas de monopolios privados, entre ellos, el de los teléfonos, por ejemplo? Sin mencionar oligopolios legales como las empresas de celulares.
      Hay provincias enteras en donde hay sólo un proveedor de internet, usualmente Telefónica o Telecom, quien controla el acceso de manera total.

      1. Perdon ¿Ese es el mejor argumento que encontras para crear otro?
        De hecho, es un grave problema que haya un monopolios u oligopolios en el tema internet: te invito a googlear «net neutrality».

      2. No, no es una defensa de nada. Pero me parece que el potencial de esta medida de realizar un «control totalitario de la noticia» es minúsculo.

  4. No se entiende por qué debiera criticarse «severamente» la monopolización (muy relativa monopolización que incluye a decenas de miles de pymes, en general individuales o familiares) de la distribución, pero no merece la misma severidad la monopolización de la prensa en un puñado de grandes grupos y empresas.
    La única diferencia es que en un caso se trata de horrendo sindicato y en el otro angélicos capitalistas privados. Esto justifica la hipérbole «instrumento totalitario», pues, como se sabe, para una cierta escuela de pensamiento la intervención del Estado que no responda a los deseos e intereses del capital privado equivale a «totalitarismo».

  5. Algo similar a lo que menciona Andrés el Viejo ocurrió con la concesión de las licencias de radio y TV que Kirchner prorrogó. Los medios no criticaron el hecho de que lo haga por decreto, sin el famoso diálogo consensuado y la lentitud republicana defendidos por el vicepresidente opositor, los propios medios y casi toda la oposición durante el debate posterior sobre la nueva ley de medios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *