Tan poca plata

 videla fmi (3)

“La economia nunca ha sido libre:

o la controla el estado en beneficio del pueblo

o lo hacen las grandes corporaciones en perjuicio de éste”.

Juan Domingo Perón

 

Si se ha entrenado lo suficiente el ojo y se ha entonces aprendido la ingrata habilidad de hacer a un lado a la casi totalidad de información-basura con la que el sistema propagandístico del capital distrae y confunde a la población, se percibe con claridad que es lo que ellos quieren. Lo que quieren los grandes capitalistas que manejan nuestra economía es bien concreto. Y es lo que siempre han exigido: transformar sus enormes ganancias a una moneda distinta de la que emite nuestro Banco Central (BC). Y la forma de obtener esto, ahora que –gracias a ellos, y como en casi toda nuestra historia- los dólares en en el BC no alcanzan, es a través del endeudamiento de estado.

El problema estructural clave que tenemos es el déficit de nuestra balanza de pagos. Acá hemos desarrollado en extensión la cuestión, ahora la resumiremos repitiendo algo también dicho previamente: Argentina produce más riqueza de la que consume, invierte o ahorra el 99,9% de su población. La cifra no es exagerada: los fugadores de dinero relevantes no superan por mucho a 42.000 individuos/empresas – y entre ellos, sólo el 1% es realmente relevante. Esto significa que si nuestro país no estuviera económica y culturalmente dominado por minúsculos grupos de capitalistas fugadores, tendríamos un superávit neto de riqueza, lo que a su vez significa que deberíamos tener una economía, una moneda y salarios envidiablemente fuertes. Esto no sucede por tres procesos que nunca se detienen, pero que el sistema propagandístico siempre oculta: 1) se fuga una enorme cantidad de capitales; 2) se pagan enormes cantidades de deuda; 3) se transfieren enormes cantidades de dinero en concepto de ganancias de las multinacionales.

Esta dinámica es común a la mayoría de las economías del planeta. El sistema de acumulación de riquezas de las elites globales se basa, de hecho, en estos mecanismos tan permanentes y poderosos como habilmente ocultados de las conciencias de los pueblos. Consecuencia de la constante fuga de ganancias es que las economías dominadas tienen un permanente problema de fragilidad de sus monedas, es decir de inflación. Esto se cura, desde el punto de vista de ellos, de una sola manera: no protestes y no pongas trabas. Hacé como Perú o como México, es decir: garantizános sueldos bajos, al pueblo endeudálo sin límite con los bancos, y no cuestiones nuestras ganancias, ni la fuga de ellas hacia Wall Street, la City londinense o las guaridas fiscales. Y así verás que todo andará bien, incluyendo la ausencia de inflación, que tanto afecta a los populismos desubicados. Y además, la prensa internacional te llenará de elogios y pondrá a tu nación de moda. Y tus presidentes serán bienvenidos a dar cátedra en nuestras más prestigiosas universidades.

Y cuando el modelo presente algún problema, estarán siempre disponibles los organismos de crédito internacionales. Basta ver el primer inciso de los “Artículos de Acuerdo” del FMI, que dice: “(nuestro objetivo) es dar confianza a nuestros miembros a través de la disponibilidad temporal, bajo adecuadas salvaguardias, de los recursos del Fondo. De esta manera, se les ofrece una oportunidad de corregir desajustes en sus balanzas de pagos sin tener que recurrir a medidas destructivas de la prosperidad nacional o internacional”.

Increíble, ¿verdad? Es que siempre nos están diciendo las cosas en la cara. Lo que pasa es que son muy hábiles, mucho más que nosotrxs, en manejar las venas y las arterias de los sistemas de comunicación masiva y, por lo tanto, de la elaboración de sentido de la compleja realidad. Y así fue que, por ejemplo, entre 1976 y 1982 el endeudamiento de América Latina se duplicó, pero para dedicar el 70% de la nueva deuda a pagar deudas contraídas unos años antes. Y así es también que en la última década los argentinos pagamos más de 80 mil millones de verdes por deuda contraída durante las fiestas de bonos de la dictadura y del menemismo. Esto incluye más de 30 mil millones de las reservas del BC desde 2009. Y lo notable es que no hablemos más de esto –o, más bien, que cuando hablamos de política, no hablemos casi exclusivamente de esto.

De hecho, ¿alguien se ha puesto a pensar con tranquilidad lo que significaría que todo ese dinero hubiera quedado en las arcas de nuestro estado? Gente: no sólo no tendríamos problemas de balanza de pagos y habrían nuevas e incontables obras públicas transformadoras. Además, estaría garantizada la continuidad del modelo político que, con exceso de suavidad para troskolandia, y con fascismo totalitario para el capital y sus mediáticos profetas del odio, intenta distribuir más éticamente las riquezas de esta aun colonizada tierra.

A continuación veremos primero un par de ejemplos de las falacias emitidas desde el sistema propagandístico para convencernos que conviene volver a endeudar al estado. Luego, una breve referencia a lo que parece ser la creciente tentación de muchos compañerxs por elegir la salida aparentemente fácil de rendirse y endeudarse. Después, un argumento electoral para evitar tomar nueva deuda. Por último, unas reflexiones que no derrochan optimismo.

Seguir leyendo esta entrada

ap / lecturas

ap / comunidad

522 años después

“A mí me hicieron crecer políticamente los errores de Estados Unidos… En 2002 antes de la segunda vuelta apenas teníamos 27 de 130 senadores y 8 de 27 senadores. Con esa mayoría: ¿qué hubiésemos hecho? Nada, hubiera fracasado. Y la embajada de Estados Unidos juntó a los dos partidos neoliberales para ganarme. Gran error de […]

Nos vemos en tres semanas

El 26 de octubre y como preveían las encuestas, habrá segunda vuelta en Brasil. La presidenta y candidata del PT Dilma Rousseff y el candidato del PDSB, Aeceo Neves serán los que definirán mano a mano quien conducirá los destinos de la principal economía de Sudamérica en el periodo 2015- 2019. Al igual que en […]

De regreso a octubre

A lo largo de este mes que inicia, se realizarán tres elecciones presidenciales en Sudamérica. El próximo domingo será el turno de Brasil, el 12 la atención pasará a Bolivia y el 26 se realizaran las de Uruguay, y muy probablemente la segunda vuelta brasilera. Se trata de votaciones donde se podrá a prueba la […]

Reflexiones sobre la irreversibilidad

Este no es un post para convencer, sino para convencidos. Convencidos que Argentina vive un momento crucial, ya que el proceso iniciado en 2003, caracterizado por el fortalecimiento del estado y la resultante explicitación del conflicto elites-sociedad, está otra vez bajo peligro de ser revertido. Como cada vez que se ve amenazado, el peronismo kirchnerista […]

Irreversible contingencia

    Algunas cosas que venimos charlando entre los editores de Artepolítica. Luego de varios meses en que el debate estuvo centralmente signado por la marcha de la economía nacional –y por obvias razones sin que esta desaparezca de las preocupaciones centrales-, la primavera está trayendo una ampliación hacia el campo más puramente político. Por […]

Abasteceme, abastecete

  Capítulo I. Blindando Cadenas: El sector productor del acero, se caracterizó desde 2002, frente a los demás sectores, en llevarse el primer puesto, a la hora de fomentar la concentración y la inflación. Previo al estallido del 2001 sus ventas y precios, locales e internacionales eran los más bajos en décadas. Apenas concluye el […]

Ernesto Sanz (miércoles 10 de septiembre de 2014 por la mañana)

Tercera entrevista a un precandidato presidencial en Artepolítica (la primera aquí, la segunda acá), serie para la que contamos con la colaboración del periodista Ari Lijalad. El senador Ernesto Sanz nos recibió en el Comité Nacional de la UCR, que preside. Las medialunas de grasa y de manteca ofrecidas por el centenario partido no obstaron […]

Literatura & kirchnerismo: panorámica del momento

  Si la cultura es un indicador de los cambios sociales, la literatura argentina ¿todavía está para contarlo? ¿Cuáles son los libros del kirchnerismo? Si no de una “literatura kirchnerista” propiamente dicha, ¿se puede hablar al menos de una literatura “del kirchnerismo” como momento histórico? Inevitablemente estos interrogantes no son ajenos a las disputas en […]

más entradas

Recomendados en Facebook

Archivos

  • Por mes

Buscar en los blogs

Búsqueda en los blogs del blogroll de Artepolítica. Podés agregarla a tu blog.