Coyuntura II

francisco_cristina_lacampora

 

Escribimos Mariano Fraschini y Nicolás Tereschuk

 

Cerraron las listas y:

  • Cristina define el mecanismo de sucesión y el mecanismo de sucesión define a Cristina. La Presidenta ha iniciado el descenso sobre el aeropuerto de un triunfo del Frente para la Victoria. Se dispone a lograr algo jamás realizado por un jefe de Estado peronista: colocarle la banda y entregarle el bastón de mando a un “otro” peronista también ungido por el voto popular (diferente al caso del traspaso de Kirchner a Cristina). Ese legado puede convertirse en un nuevo hito en esta democracia que puso en el sillón de Rivadavia dos veces a no-peronistas, terminó con la cuestión militar, puso fin a hipótesis de conflicto bélico con sus vecinos, juzgó crímenes de lesa humanidad, aguantó crisis institucionales sin salirse de la letra constitucional, consagró nuevos derechos políticos, económicos y sociales.
  • Cristina no supo, no quiso o no pudo entregarle el mando a un “propio”. Nuestra hipótesis ya es conocida: ese “traspaso” no es simple de lograr en esta Sudamérica del “giro a la izquierda”. Bien mirados, los traspasos de este tipo han tenido lugar cruzando dos coordenadas. Por una lado, se registraron en los países de mayor nivel de “formalidad institucional” de la región. En Chile, Ricardo Lagos le entregó el gobierno a Michelle Bachelet (en el marco de hegemonía de la Concertación). En Uruguay, Tabaré Vázquez le pasó el poder a Pepe Mujica. Y en Brasil Lula Da Silva a Dilma Rousseff. Todos esos hechos ocurrieron en el pico de bonanza económica de la región (Chile 2006, Uruguay y Brasil 2010). En ese período puede ubicarse también el muy especial traspaso de 2007 de Néstor a Cristina. En el contexto actual, la situaci´no parece diferente. La Concertación chilena tuvo que volver a recurrir a Bachelet y no tiene una figura de recambio. Brasil tampoco la tiene más allá de Lula, y Uruguay volvió a recurrir a Tabaré. No hay “nuevos”. No hay “Dilmas”. De más está decir que tampoco parece haberlos en Bolivia, Ecuador o Venezuela, países que comparten con la Argentina un bajo nivel de institucionalidad “formal” (las reglas son más lábiles o no se aplican tal como lo marca la fría letra). En Venezuela, Hugo Chávez debió ungir de apuro a Maduro ante la inminencia de su desaparición física. En Bolivia, Evo Morales forzó la interpretación constitucional y fue por un nuevo periodo barriendo electoralmente a una oposición pobrísima y dividida. En Ecuador, luego de las derrotas en las regionales en las principales ciudades durante este año, Rafael Correa amaga con reformar la constitución e ir por un nuevo mandato. Repetimos: “No hay Dilmas” en este contexto de avanzada neoconservadora en la región.
  • Cristina es peronista y el peronismo actúa como peronismo. Se dobla pero no se rompe. El líder del peronismo no “dicta” sus deseos, por más que a veces necesite irradiar esa imagen. Se trata de una relación de ida y vuelta, dialéctica con dirigentes locales, territoriales, vecinales. Perón no hacía lo que quería, a lo sumo conseguía -según sus propias expresiones- el 50 por ciento de lo que deseaba -lo que más le interesaba lograr-. Si ningún gobernador, si ningún intendente quería internas ¿por qué habría de haberlas?. Por otra parte: ¿Cristina quería Scioli como su candidato? Sabemos que no era su primera (y tal vez tampoco su segunda) preferencia. Pero el ADN del peronismo se constituye con el verbo ganar. Cristina es peronista. Ergo: la presidenta quiere por sobre todo ganar. (Parece a esta altura una verdad de Perogrullo, pero se ve que no para todos: los hombres de negocios más importantes del país, escribió el diario La Nación, recién se dieron cuenta con el ingreso de Carlos Zannini a la fórmula presidencial de que “no hay dudas de que, contra lo que algunos venían especulando, (Cristina) apunta a ganar en octubre”). Ese es su primer objetivo, y el dispositivo que construyó en esta instancia responde a su propósito original. Desde allí que importa poco desentrañar cuánto quería esto o aquello Cristina. Los líderes responden y juegan en la coyuntura con las cartas que tienen en la mano, no con las que les gustaría tener.”La única verdad es la realidad” dijeron por ahí. Puede gustar más o menos, parecer más lindo o menos. Pero es una lógica archiconocida que no debería sorprender, ya que forma parte de la genética movimientista del PJ. Qué gracioso resulta, entonces, escuchar algunos decir que “Cristina no es peronista”, ¿no?
  • El affaire Randazzo afeó y desemprolijó el cierre de listas del oficialismo. Cristina se puso en un lugar en que alguien podía decirle que “no” y el ministro dijo “no”. ¿Consideró el funcionario que el segundo cargo electivo del país en importancia era un extraño “castigo”? ¿Se encontró sin salidas discursivas luego de que la presencia de Carlos Zannini en el binomio con Scioli clausurara la idea de un pleno al “sale o sale” (cualquier candidato “es” el candidato del establishment) que venía sosteniendo el ministro? ¿Pesó el exceso de ímpetu y cierto desdén por cuestiones tradicionales de la política que evidenció, por ejemplo, en la entrevista que dio a este blog, mostrándose más partidario de la “gestión” que de confraternizar con sus pares del peronismo, dijo que no mostraría a su familia, se mostró molesto con preguntas sobre su fama de “solitario” en las lides de la política? El aplauso opositor del día siguiente a la renuncia debería hacer reflexionar al ministro más “financiado” por la gestión presidencial en el último año de mandato. Siguiendo con la línea de la viñeta precedente se invirtió el “Primero la Patria, luego el Movimiento, por último los hombres”.

Seguir leyendo esta entrada

ap / lecturas

ap / comunidad

Documento #niunamenos

Reproducimos el documento #niunamenos   I En 2008 mataron una mujer cada 40 horas; en 2014, cada 30. En esos 7 años, los medios publicaron noticias sobre 1.808 femicidios. ¿Cuántas mujeres murieron asesinadas sólo por ser mujeres en 2015? No lo sabemos. Pero sí sabemos que tenemos que decir basta. En estos años, los femicidios dejaron cerca de […]

¿Haciendo Historia?

La presidenta Cristina Kirchner tendrá su lugar en la Historia, como todo jefe de Estado argentino. Sin embargo, la mandataria podría convertirse en la primera -más allá de lo ocurrido con Néstor Kirchner quien, en una sucesión muy especial, le transmitió el mando en 2007- en vencer una dinámica política que parecía inamovible en el […]

Del odio al amor, un solo PASO

  Las PASO están de moda. Instauradas a nivel nacional en 2009 a través de la ley de Reforma Política, en estos seis años han logrado superar la desconfianza y las críticas iniciales para convertirse en la actualidad en una herramienta ampliamente valorada. De hecho, en 2015 la mayoría de los partidos políticos aspiran a […]

Coyuntura

  Escribimos Mariano Fraschini y Nicolás Tereschuk.   De un tiempo a esa parte, la oposición partidaria, mediática, económica  y política advirtió que existen grandes posibilidades que el oficialismo gane la elección de octubre de 2015. Las declaraciones de algunos de sus candidatos apuntan a que a pesar de todo lo malo que es y […]

La compleja democracia mexicana

  Publicamos este texto enviado por Fabiola Navarro (@fabbiolanavarro) y Arturo Espinosa Silis (@aesupd)   Desde el año 2008, dos cosas caracterizan las elecciones en México: la hiperregulación y la sobre interpretación de las leyes. Una especie de circo con varias pistas, cuya regulación hace que -casi- cualquier movimiento se encuentre en el límite entre lo legal […]

El individualismo espiritual

Luego de un ciclo de más de 12 años de recuperación económica y crecimiento del trabajo en nuestro país, son numerosos los estudios que indican un notable aumento de la clase media en esta etapa. Por citar solo algunos de ellos, el Banco Mundial, en un informe de diciembre de 2014, asegura que en la […]

La agenda del desarrollo para la próxima década de América Latina

(Esta nota fue publicada originalmente en el excelente sitio Nueva Ciudad.) Entre los días 29 y 30 de abril pasado tuve el privilegio de asistir a la conferencia “Declining Inequality in Latin America: Are the Good Times Over?” (“Desigualdad en descenso en Latinoamérica: ¿se terminaron las épocas buenas?”) organizada por el Centro de Estudios Latinoamericanos […]

PASO porteña: impresiones

Dice Mendieta: Hinchas de su hinchada Hablemos de fútbol. El título que encabeza esta columna es utilizado despectivamente por aquellos que gastan a otro hincha carente de resultados deportivos pero que salvaguarda su orgullo alentando, especialmente si se pierde. Lo entiendo profundamente: soy hincha de Racing y, por demasiado tiempo, lo único de lo cual […]

más entradas

Recomendados en Facebook

Archivos

  • Por mes

Buscar en los blogs

Búsqueda en los blogs del blogroll de Artepolítica. Podés agregarla a tu blog.