Corrido por derecha

El kirchnerismo se construyó a sí mismo como un gobierno progresista. El sostén económico de su legitimidad es claro: la mejora de la distribución del ingreso, en la disminución de la pobreza, en recuperación del salario real, el incremento de las jubilaciones, etc. Pero no fueron éstas las únicas banderas progresistas que levantó K. Avanzó también sobre distintos actores, en general muy desprestigiados, construyendo su postura en contraposición a estos personajes “del pasado”. Se cargó a la mayoría automática y renovó la Corte Suprema, gritó y luego pagó al FMI, desplantó a Bush cuando trataba de imponer el ALCA, le sacó la ESMA a los milicos y reactivó los juicios.

Mi preocupación ante la situación política actual parte de la idea de que Cristina no va a durar 4 años con el recuerdo de algunas cosas que hizo su marido. Necesita una nueva agenda, mostrar que el país avanza. Hacer que el país avance. Claramente en el 2007 el país estaba en una situación notablemente mejor que en el 2001-2003, pero con eso no llegamos al 2011. Y ya no la tiene tan fácil.

En primer lugar, no parece encontrar con éxito nuevas banderas para “robarle al progresismo”. Ayúdenme si me olvido de algo, pero ¿cuáles fueron las últimas movidas [no económicas] de impacto al estilo de la renovación de la Corte o la avanzada sobre los militares?

El otro tema, en el que [adivinan bien] podré explayarme más, es el económico. Acá es donde estamos jodidos en serio.

Creo que se lo escuché decir a un economista hace unos meses [espero me preste el término]… el progresismo fácil se terminó. Hace un tiempo por acá decía algo así: “Más de una vez sostuve que el período que por esos años empezaba [y terminó en 2005-2006??] parecía preparado especialmente para un peronista con ambiciones de quedar en la historia. Salarios bien deprimidos y tasa de ganancia extraordinaria, un nivel de utilización de la capacidad productiva bien bajo, ajustes fiscal y externos ya realizados. Todo listo para que venga un peronista, suba salarios, jubilaciones, baje la pobreza, todo consistente con incrementos de la producción industrial. “Distribución de la riqueza y reindustrialización” listo esperando a quien sepa interpretar el momento histórico.”

El kirchnerismo interpretó el momento histórico. Su decisión podría haber sido consolidar la caída de salario real para, por ejemplo, tratar de avanzar en lo que se conoce como un export-led-growth. Salarios bien bajos para competir en el mundo. Pero estimuló la recuperación. Con subas por decreto, mejorando el salario mínimo y generando empleo con el sostenimiento del tipo de cambio alto y el impulso a la demanda agregada.

Pero ya está, se acabó. En el 2007 dejó de subir el salario real, dejó de mejorar la distribución del ingreso, dejó de caer la pobreza. Sí, la economía siguió creciendo, la industria se expande a tasas increíbles, las MOI [manufacturas de origen industrial, o “exportaciones industriales” para los amigos] vuelan. Y? El crecimiento, el desarrollo industrial [no digo que esté pasando ahora, ojo] es un medio para mejorar las condiciones de vida de la gente, nunca un fin en sí mismo.
El seguir siendo progresista [cuando consigan un sinónimo más agradable no se olviden de avisarme] en lo económico requiere de un cambio de estrategia. Sostener el tipo de cambio alto con retenciones ya no alcanza. Es una base, pero insuficiente.

Las políticas productivas y distributivas del 2008-2011 serán más complejas o no mejorará ni la producción ni la distribución. Sin política industrial nadie sueña con que la industria siga creciendo a tasas cercanas al 9%. Y ya no hay mucho margen para que la pobreza baje por el efecto derrame, es decir, por la creación de empleo. Incluso la mejora del salario real en base a la disminución de los márgenes de ganancia parece estar empezando a chocar cada vez más con una economía concentrada, con actores con suficiente poder de mercado para vetar la redistribución. El Estado se metió en la disputa. Se metió en 2006, con acuerdos de precios, presionando para que varios sectores acepten reducir sus márgenes. Se metió en el 2007, liberando los acuerdos de precios, dejando que recuperen márgenes, con un pacto social rengo, donde se controlaron salarios pero no precios.

Las otras dos formas de distribuir el ingreso son, diría yo, mediante la apropiación de los recursos naturales y la política tributaria y fiscal. Lo de los recursos naturales no es menor en un país con abundancia como el nuestro. Gran parte de la distribución del ingreso está determinado en Argentina por quien se apropia de la renta de la tierra, minera, petrolera, etc. El Estado hoy se apropia de la renta de la tierra con retenciones, muerde algo de la petrolera y regala la minera.

La otra pata de la redistribución es conocida: cobrar impuesto a las ganancias, renta financiera, a la herencia, etc; para mejorar la salud y la educación pública. El que no tiene acceso a la salud y a la educación privada te lo agradecerá. E incluso el que sí tiene acceso, podrá usar su ingreso para otros usos.

Muchas veces se usa el gini como medida de distribución del ingreso, y se mide el gini antes y después de la intervención del Estado. “Antes del Estado”, con la distribución más “pura” generada por la estructura productiva, Argentina tiene un gini muy alto, pero parecido al de mucho países desarrollados. Cuando se ve la distribución después del efecto de la intervención, en Argentina no mejora, mientras en los países más igualitarios si lo hace. Los países que tienen mejor distribución que nosotros, la tienen gracias a un Estado que interviene y reparte bien. No es nuestro caso.

El problema con las políticas que se necesitan para seguir avanzando es que son de una complejidad mucho mayor, requieren de un Estado con una mucho mayor capacidad de intervenir. Uno podría decir que la capacidad de intervención del Estado en los inicios del kirchnerismo estaba determinada por el Estado que había heredado. Ahora está determinado en gran medida por el Estado que construyó en estos últimos 5 años.

Este post podría seguir varias páginas más, pero ya se me deben haber aburrido hace rato.
A qué voy? No me queda tan claro cómo logrará surfear los próximos años el kirchnerismo. La construcción desde la centroizquierda requiere de un esfuerzo de gestión que hasta ahora demuestra no estar dispuesto a afrontar. Pero tampoco parece tan fácil un giro a la derecha.

Hoy el gobierno se ve corrido por derecha. Se le pide que no toque rentas extraordinarias. No importa si van a construir hospitales. “No jodan con las ganancias”. Los cacerolazos no piden más redistribución. Piden menos. Menos intervención del Estado. Dejar a los sectores de ganancias extraordinarias en paz.

El problema es que parece minado el camino de la construcción por derecha. Algunos enemigos logró ganarse. Difícil imaginarse a La Nación bancándolos, sin importar qué giro hagan.

Pero bueno, tampoco hay que ser tan escéptico… Así como la principal herramienta del “progresismo” K fue el tipo de cambio, también puede ser éste el que le permita el giro. Bajar el tipo de cambio y subir las tasas. Te ayuda a aflojar la inflación. Auge de consumo durable cuando viene la apreciación real. La clase media va feliz a Brasil barato, si sigue la apreciación mira con ganas Cancún. El sector financiero tendrá buenas ganancias en dólares. Entran capitales especulativos. Otro populismo del tipo de cambio, populismo de derechas. La clase media ya no te mira tan mal, por derecha te insultan menos.

Cualquier semejanza con lo que se viene correrá por vuestra propia imaginación. Lo de ahora es un escarmiento a los especuladores, al agro y a la industria. ¿O no?

Autor de la foto.

31 Comments on “Corrido por derecha”

  1. Tavos: la construcción del texto me parece impecable histórica y economicistamente. No obstante, me (re)pregunto: ¿cómo es posible caracterizar a un gobierno de este tipo como progresista???
    Creo que una de las claves la plateó Bourdier cuando realizó una comparación, tal vez un poco hirónica, entre los gobiernos populistas en eurapa occidental y AL. Él intentaba enseñar que en el viejo continente el populismo está asociado DIRECTA E IMPLÍCITAMENTE a gobiernos de derecha, al tiempo que en latinoamérica también lo eran, pero disfrazados de “progresistas”. A mi juicio, este es el rol que intentó (y vaya si le salió bien) jugar el krichnerismo una vez implantado en el poder nacional.
    Pero, suponiendo que esta respuesta queda inconclusa…me hago algunas otras preguntas:
    ¿quién paga más cuando existe inflación?
    Ante un crecimiento del PBI y una regresiva dstribución del ingreso, ¿quién se perjudica en términos relativos?
    ¿Las retenciones a ciertos productos agrícolas perjudican a los asalariados y los pequeños empresarios (de cualquier sector)?

  2. ¿Las razones por las que el gobierno tiene tintes progresistas no están perfectamente resumidas en el primer párrafo? Digo, porque si estamos aguardando una socialdemocracia europea (si alguien quiere eso), te podés quedar esperando, eh. Y Bourdieu habla precisamente desde ahí… Pues bien, que no se moleste, se puede quedar donde está.

    Es hora -hace rato- de que dejemos la mirada axiomática de “si es oposición/corta rutas/escracha diputados es de izquierda”; la cosa a veces se invierte. Receta ingenieril bien cuadrada: hay que ser capaces de poner una gran caja negra en el medio, y ver qué entra y que sale. Lo que sale de K es el primer párrafo de Tavos; el sobre de la Micelli es lo que está en el medio. A partir de ahí es cuestión de hacer un análisis costo-beneficio sobre de qué lado estar.

    Karate o no karate, Daniel San.

  3. Me quede con ganas de más artículo y me parece que vos también porque no se si se cerró del todo y no me quedo del todo claro por qué es corrido por la derecha.

    Con respecto al juego de progresismo (palabra con la que yo tampoco me siento demasiado cómodo) que planteas, me parece muy lucido. Lo que sí creo es que en términos económicos, el gran padre del modelo es más Duhalde que Kirchner, con lo que le puede pesar a cualquier una figura como esa. No me queda del todo claro cuales fueron las GRANDES intervenciones económicas del Estado durante el primer gobierno K.

    Comparto totalmente que CFK no puede abandonarse a la inercia del gobierno de NK, porque si no el país se va a pique. Creo que CFK tiene una oportunidad histórica que es la de lograr que un segundo mandato sea al menos tan bueno como un primero. Perón no pudo lograrlo, y aún a Mendez, me toco un ou, se le fue todo al carajo, evidentemente porque el modelo lo implicaba. Por cuanto en el peronismo sería también un hecho histórico lograrlo.

    tafaute, me quedo con los análisis de la distinción de Bourdieu y me salto esas páginas, porque pecan de un etnocentrismo de cagarse patas pa arriba. Creo que hay análisis más serios y profundos, aún en O´Donell, que relacionan al “populismo” (esta palabra no solo me pone incómodo sino como dicen los españoles, me cabrea) con el concepto de ciudadanía, donde salta con mayor claridad que en aquellos países donde el concepto no es lo suficientemente abstracto y universal, ese “populismo” se transforma en un movimiento de construcción del nivel anterior, lo nacional, la mera aplicación del estado de derecho o la búsqueda de lo colectivo. En este sentido, comparar a NK con Sarkozy o con la Merkel, ya que estos son los representantes de ese neopopulismo y de la nueva derecha europea, es bastante insensato.

    Saludos
    Hector

  4. Un muy buen artículo.

    Aparte del hecho que a mí me parece que la redistribución del ingreso que tuvo lugar hasta ahora fue puro efecto derrame. De las cuatro cosas que nombrás como sostén económico de la legitimidad del kirchnerismo (la mejora de la distribución del ingreso, la disminución de la pobreza, la recuperación del salario real, el incremento de las jubilaciones) las primeras tres están asociadas al proceso de recuperación y, aparte de las jubilaciones, no parecen haber sido el resultado de políticas redistributivas explícitas de envergadura. Encima, descuidando la inflación como lo hicieron, no sé cuánto queda de esas mejoras. Así, se me hace un poco difícil catalogar al gobierno como “progresista”, palabra por la que comparto el disgusto. De a poco, está resultando un eufemismo que quizá esconda el temor a hablar de “izquierda” o “centroizquierda”.

    Si, como bien decís, una política redistributiva pasa por la política tributaria y fiscal, en ese sentido la política del kirchnerismo ha sido de lo más conservadora.

    Lo que no entiendo muy bien es por qué decís que hoy el gobierno se ve corrido por derecha.

  5. El problema grande está en los sectores medios de la “opinión pública” porteña que parecen querer más bien que dejen-tranquilo-al-campo con menos Estado que el mayor nivel de intervencionismo que requiere la próxima etapa.
    ¿Quién va a bancar la redistribución de “segundo grado” que se necesita en una nueva etapa? ¿Los radicales K?
    Si tratás de hacer un décimo de lo que se plantea en el “programa Tavos” te van a decir que estás “desperdiciando el espectacular momento” y te van a acusar de chavista.
    Al Gobierno se lo corre por sus aciertos y no por sus errores. Es lo que le molesta a distinguidos lectores como a Ana C. (que siempre te trata de correr por izquierda desde la derecha) y a toda la derecha vernácula más rancia.
    El problema es todos los piquetazos que te van a querer hacer con un Estado 2.0 ¿Y cuál es el armado político que debe ir detrás?
    Abrazo

  6. le agregué un final, ya que los giles de Hal y Alejandro me subieron mi impresentable borrador
    leyendo los comentarios veo que igual tuvo aceptación, así que me voy a hacer el sota

    Ana: la frase “la redistribución del ingreso que tuvo lugar hasta ahora fue puro efecto derrame” es altamente contradictoria
    si hubo redistribución, entonces la mejora de ingresos no es sólo por derrame, en parte es por redistribución
    y lo mire por donde lo mire, la distribución 2003-2007 mejoró
    hay un lindo informe del observatorio de empleo que busca las causas de la caída de la pobreza… dice que es 75% derrame (crecimiento) y 25% redistribución

    redistribución hubo, pero insuficiente
    como diría la Barcelona, no alcanzó para los pobres

    saludos

  7. La “apropiación” de la renta de la tierra consistió, básicamente, en transferir recursos de trescientas mil piymes del interior a media docena de industriales o exportadores.
    El cierre de exportaciones de carne del 2005, con 30 % de baja al productor y apenas 5 % de baja al consumidor. Adivínese quien se quedó con lo del medio. O el manejo del trigo en la Argentina, que es escandaloso.
    La “apropiación” pètrolera y energética en general nos tiene al borde del colapso en abastecimiento y la minera, de minerales que aquí no se necesitan como el oro y que podría ejecutarse sobre un par de multinacionales , esa por supuesto esta intocada y siempre habrá tiempo para hacerla en otro momento – cuando debió ser la primera y mas profunda si de “apropiar renta” estamos hablando. Esta conducta revela el verdadero carácter progresista del gobierno actual.

  8. Ahora lo veo más claro el artículo, gracias por ponerle ese final que se pedía.

    Entonces ahora entiendo a lo que te referís con correr por derechas. Aunque creo que es así, no creo que implique proposiciones de un modelo que no toque la renta extraordinaria. Cierto que el campo lo pide, como actor afectado. Pero la clase media creo que reacciona por otras cosas. Si el proyecto hubiera comenzado elevandose al Congreso, no creo que hubiera despertado tanto entusiasmo en la clase media. Si vas a dar pelea solo es que solamente vas a pelear.

  9. Se acabo el progresismo facilongo.
    Alguna vez tenia que suceder.
    No siempre venis despues de un combo que incluye a De La Rua, Juanjo Alvarez, Rucucu, Mathov, Artana, Solanet, Roque Fernandez, y Cavallo.
    Debera aparecer el otro progresismo.
    Esta por verse.

  10. Bueno, si eso implica la corrida por derecha, es un verdadero desastre, pero un poco es a causa del terrible error político que se mandaron con toda la historia de las retenciones. Si la gente pide menos intervención, me parece que es porque no le parece que este gobierno sepa gastarse bien la plata que recauda, como a vos (y a mí). Y además porque no le parece que la forma de recaudar sea la más eficiente desde el punto de vista de la asignación de recursos, como a mí (y no me animo a decir como a vos, aquí). Y además, como dice Hector Casas, porque rechaza cómo se toman las decisiones.

    En cuanto a la apreciación real del peso, otro desastre que nunca dejó nada bueno, sólo más deuda, más pobres y un Estado cada vez más incapaz, pero que resulta ser la consecuencia de la negación de la inflación hasta que se hizo demasiado tarde.

    Me resulta un poco raro lo de la redistribución más allá de que haya sido por crecimiento (en lo que no veo la contradicción, por otra parte, a no ser que para vos redistribución sea solamente lo que pasa a través de los impuestos y transferencias y no lo que pasa a través del mercado de trabajo, entonces sólo es una cuestión de vocabulario. Para mí, lo que pasa por el mercado de trabajo es derrame, a no ser que el mercado de trabajo mejore porque hay políticas laborales activas). El gasto social no aumentó demasiado, pero si vos decís que se explica de esa forma, será cierto.

    Escriba, mire que ya tengo mis años para hacer semejantes acrobacias. ¿Qué quiere decir exactamente correr por izquierda desde la derecha?

  11. Tavos,
    Muy buen post, se lo extrañaba!

    Pregunto: ¿qué pasaría con la competitividad de las PyMES si baja el tipo de cambio? ¿no las pondría en una posición todavía más dificil? y agrego, ¿no podría complicar a nivel político? Porque son los vinculados a ese “sector social” los que salen a cacerolear… son los más “alienados”, en su relación entre “ideología” e “intereses objetivos”.

    Ana, creo qeu Escriba con “correr por izquierda desde la derecha” quiere decir que los objetivos que usted explicita son progresistas, pero los medios que sugiere para alcanzarlos son ortodoxos.

  12. Coincido con Gerardo. Es muy bueno el post y es urgente pensar el Estado 2.0 y el sustento político del mismo. La apropiación de los recursos naturales y la política tributaria y fiscal son el eje de una Agenda a construir, que sería muy importante poder empezar a descular, porque aunque su desagregación la revela de muy difícil ejecución, a la vez empuja la discusión hacia adelante. Un post de Mendieta de no hace mucho sugería algo similar. Hay que pelotear una Agenda que recoja lo aprendido (o no) en estos 25 años de democracia y que sirva para pasar de pantalla, porque con los logros de la gestión de NK ya no la pioteamos más, nos comimos los ahorros. Ojalá este espacio pueda servir para imaginar y discutir esa Agenda y el entramado que la sostenga. Sería un intento por retomar la iniciativa en un momento donde la vanguardia, paradoja o no, la tiene la nueva derecha.

  13. Algunas reflexiones…..
    El tema de la redistribución del ingreso es un tema que debemos aclarar más, sino quedamos empantados en discusiones pueriles sin sentido, como por ejemplo si el gobierno es o no progresista.
    Por ejemplo, si bien se puede hablar de una recuperación salarial tanto en el sector público como en el privado en la etapa 2002/07, tenemos que considerar desde donde se parte para hablar de una redistribución del ingreso. A donde voy, voy al lugar de si antes ganaba 700 pesos dolares ahora debería ganar 2100 pesos para quedar igual, con el peso específico que siempre tuvo el mercado interno con respecto al consumo de todo tipo, pocos podrían estar en desacuerdo con esto; de hecho pocas bocas se escucharon durante el período 2002/6 en esta recuperación, que en realidad no implico ninguna redistribución del ingreso, sino quedar igual que antes (ese antes que nadie cuestionaba desde el lado de arriba).
    Ahora bien…. llegamos al 2007 y la realidad es distinta, empezamos a hablar seriamente de redistribución del ingreso en serio, es decir tratar de superar el nivel de participación del sector asalariado en el consumo total, tanto de bienes como de servicios y O CAUSALIDAD empiezan los quilombos.
    Estoy totalmente de acuerdo con el tema de las retenciones móviles, y no solo al agro, sino al sector petrolero y fundamentalmente (no se me ocurre jurídicamente como) al sector minero; ademas de un impuesto en serio al sector financiero y un control mucho más eficiente con respecto a las matufias del sector bancario que se quedan todos los meses con una parte no poca del ingreso del sector asalariado.
    Con respecto al sector industrial tenemos un socio (Brasil) al que debemos acoplarnos en las mejores condiciones posibles, la complementariedad es absolutamente necesaria y reflotar en serio los proyectos energéticos con Venezuela y cía.
    Y creo que llegamos a un momento crucial y es CON QUIÉN CORNO IMPLEMENTAMOS Y CONTROLAMOS TODO ESTO?. No hace mucho leí un artículo donde se hablaba de la baja cantidad de empleados que tenía el estado con respecto a un funcionamiento serio de control de gestión de la actividad privada.
    No era que en este período íbamos a presenciar la reorganización del estado y una mejora de la calidad del mismo?
    Muchachos, sin esto último cualquier política es imposible de llevar adelante y menos de controlar.
    No se soluciona con pingüinos sino con personal que en serio esté comprometido con las funciones estatales, con una ética en serio y demás está decir con un salario en serio, es decir tener un gasto público acorde con las tareas a realizar y para eso se necesita plata.
    Sin estado no hay nación ni nada, y lamentablemente en este momento lo que tenemos es una muestra gratis y vencida del mismo.

    PD Quiero hacerme y hacerles una pregunta…. ¿Cuánto necesitamos en la Central para quedar por fuera de la crisis actual y de las futuras en el sistema mundial?

    Creo que más plata no?

  14. Ya escuche en varias oportunidades el argumento de que la toma de renta extraordinaria del campo es un primer paso al que le siguen cosas como la renta petrolera, la renta financiera, la renta minera. Y tambien leo que esperan que si las retenciones al agro fueron rabatidas a cacerola limpia, el impuesto a las acciones o la nacionalizacion del petroleo pondrian en jaque a la gobernabilidad.
    Ahora me pregunto: es tan asi?
    Si nacionalizan hidrocarburos, invierten y como consecuencia de eso tenemos seguridad energetica en el mediano plazo. Quien va a hacer el piquete? Los gerentes de shell?
    Si se grava la renta financiera quien va a salir a la calle. Los que timbean en la bolsa? Cuantos son? Que despliegue territorial tienen?
    No sera que las retenciones al agro son una mezcla de aversion al campo y causa comun con las verdaderas corporaciones del pais.

  15. Sin una reforma impositiva formal, ha habido una de hecho y de claros efectos redistributivos.- Al incrementarse furtemente los ingresos por retenciones a las exportaciones, impuesto al cheque y mejor recaudación del impuesto a las ganancias -que pesan sobre los sectores más pudientes- disminuyó la incidencia en la recaudación total del IVA y de las cargas que gravan el trabajo -que son pagadas por los asalariados y sectores de menos recursos.- Resultado: los más ricos contribuyen proporcionalmente más y los pobres menos.- Me asusta un poco la necesidad de etiquetar como “progresista”, “izquierdista” o “conservador” a este gobierno y no perdería demasiado tiempo debatiendo eso.- Un punto sí me llama especialmente la atención .- La indudable recuperación de cierta autonomía en las decisiones del Gobierno argentino en la era “K”.- Ni hablemos de Menem, Cavallo o De la Rua, pero recuerden que a principios del 2002 Duhalde debía cumplir las indicaciones que le daba el FMI y la Argentina vivía pendiente de los dictamenes de ese organismo.- Las decisiones las tomaban funcionarios de ese Fondo, pese a que no habían ganado elección alguna que les permitese gobernar la Argentina.- Incluso forzaron al Congreso Nacional a modificar una serie de leyes (quiebras, responsabilidades de bancos etc.) que al FMI no le gustaban.- Y Duhalde y el Congreso obedecieron sin chistar.- Kirchner, ni bien asumió el Gobierno tomó las riendas y mandó a pasear al FMI, organismo que hoy ya perdió gran parte de su influencia en el mundo.- Destaco entonces como un gran logro de los K la recuperación de la capacidad de decisión nacional.- Se trata de un requisito necesario para una política nacional y popular, pero no suficiente, pues no basta con decidir, hay que decidir bien.- Admito que sobre este punto tengo serios interrogantes -inflación, INDEC, política agopecuaria, estrecha cercanía con los grandes grupos empresarios, jubilados, desigualdad, exclusión, participación del asalariado en el ingreso, energía, policías, reforma judicial, etc).- En todas estas cuestiones tengo serios reparos o dudas sobre lo que hace el Gobierno.- Lo sintetizaría así: es el mejor gobierno que he tenido en los últimos 40 años, lástima que sea tan malo! Saludos.-

  16. Yo comparto lo que dice Gustavo Mario con respecto a retenciones a mas sectores y mayor control al sector privado. Y no creo que se trate de superar un progresismo facilongo. Mirado en una perspectiva muy conveniente es facilongo, pero en serio, de facilongo nada.

    Creo que el Gobierno tiene desafíos por delante que incluyen un modelo de distribución progresista pero, que a como esta el mundo, no puede obviar reforzar las capacidades institucionales, retener ganacias extraordinarias y controlar al sector privado.

    Comparto que la clase media es siempre una patada en los quetejedis, porque es muy conspiratoria, pero sinceramente no creo que el reclamo sea como dice Escriba, por menos Estado, sino por Estado de verdad, Estado de consensos, Estado de mayorías que se actualizan en el debate (no solamente elecionarias), Estado en el que se pueda ver impreso un proyecto de sociedad, de acumulación, de país. Si el camino por recorrer va en ese sentido, no creo que la clase media salga a cacerolear. Y no simplemente por una cuestión de TC mas alto sino por conjunto de directrices que nos sigan proyectando en un camino sin abismos como los del pasado.

    Si le pedimos una profundización democrática al Gobierno, una radicalidad democrática, también debemos pedir a los actores sociales que sean más democráticos y pluralistas, y esperemos que la clase media, como otros sectores, se comporten a una altura histórica. Pero a su vez también hay que tratar de ver las críticas antes de que estallen los problemas en la mano. Porque no es pura efervecencia reaccionaria la que alimenta a la clase media de hoy día y para ellos también gobierna el Ejecutivo.

    saludos
    hector

  17. Comparto mucho del post.
    La intervención del estado debe ser “virtuosa” ,debe regular pero a la vez ayudar a que la torta crezca (no creo que haya sido el caso de la leche ,la carne y la energía por ej.)
    También debe ser previsible y transparente, por ej. porque se subsidia la oferta y no la demanda en determinados sectores?
    Cual es el objetivo de subsidiar el combustible de los aviones?.
    Porque hacer un subte en Córdoba Capital cuando la mitad de los
    cordobeses no tienen cloacas?
    Los recursos del estado llegan al núcleo duro de pobreza?
    No , se quedan en los sectores medios y medios-bajos
    Pasamos de un Indec con problemas pero prestigioso a un IndeK que da risa.
    Creo que mucho de la oposición que tiene hoy el gobierno es por esta forma hiperconcentrada , oscura y arbitraria de gobernar y que ha construido un Estado sin iniciativa, paralizado ,turbio, donde lo único que se puede hacer es ver que resuelven los de la “mesa chica”.
    Cristina tuvo oportunidad de cambiar el estilo, de abrir el juego y que hizo? Mas de lo mismo, mantuvo a funcionarios cuestionados y se cerró todavia más en las decisiones, los resultados están a la vista.

  18. Adrian, si hay desabastecimiento de combustibles, contra quien van a putear los porteños en sus 0 km? donde van a ir a piquetear los taxistas? La apropiacion de la renta petrolera es en todo caso en relacion a Repsol y no a Shell. Y no tengo respuestas, pero supongo es un tema con muchas aristas (acaso no se esta importando gasoil por que no la produccion interna no alcanza para cubrir el mercado?)

  19. me quedaron algunas cosas dando vueltas en el bocho:
    1) te preguntás por las últimas medidas de impacto (que no sean económicas). Bueno quizá la declamada profundización del modelo implica empezar a asumir medidas económicas a partir del sustento político alcanzado en el período 2003-2007.
    2) el carozo del asunto sigue siendo de credibilidad, no? ¿se le cree al kirchnerismo en lo que creen?. Creen en serio en los derechos humanos, en la independencia de poderes, en políticas inclusivas? parece enroscado el análisis, no les da esa impresión? Sería algo así como: lo hacen pero no creen en lo que hacen. Claro el INDEC y la manipulación de encuestas no los ayuda mucho si concentran para si el resurgir del país.
    3) Cuando hablamos de espacio progresista pienso en algunos barrios de Capital Federal, Rosario, y algo de Córdoba. También pienso: quien era el portador de los ideas progresistas antes que el kirchnerismo “las afanara”?
    4) Mi enigma por develar: podrá el kirchnerismo (el gobierno) quedar como un actor superador del conflicto o quedará enfrascado en la dinámica del conflicto (el actual con el agro o el próximo que venga). Es decir, que será el kirchnerismo en el devenir histórico.
    5) Una definición que pruebo hoy sobre el kirchnerismo sería algo así: Se define como sujeto ideológico, pero bien sabe que el poder se ejerce pragmáticamente. Algo así, ponele.

  20. Esta etapa comienza a desnudar la realidad de la dirigencia argenta. No se trata de izquierda o derecha, rancios u ortodoxos, planificadores o librecambistas, intuyo una problematica mas amplia q abarca a todos los politicos, cuya ineficacia para desarrollar politicas es alarmante.
    Por ahi Escriba se preguntaba cual es el armado politico detras de esta nueva etapa. Responder esta pregunta requiere, antes de debatir el programa, debatir “quienes” estan capacitados para hacerlo. Aqui hacen agua, no solo los K, hace agua Carrio, el viejo PJ, Macri, etc.
    Ejemplos sobran, pero lo mas llamativo es la capacidad para darle la espalda a “toda” la poblacion q tienen los politicos. No reconocen a los caceroleros, pero tampoco reconocen a los pobres (q erosionan con una inflacion q no quieren ver). El pueblo quiere saber de q se trata. Digamos entonces q se trata de un juego de poder, cuya capacidad de permanencia implica dedicarse a negociar y a hacer negocios, con el unico fin de q el de abajo no te haga mierda. Todos corren a todos, Carrio era Lenin en el 2000, Lavagna era trosco xq renegociaba la deuda, Nestor era golpista de Chupete junto al resentimiento de Duhalde. Hoy K es progre, Lavagna esta a la derecha de Macri y Carrio planea la libertadora. Es patetico, pero gobernar en la Argentina no es armar un plan para crecer, es armar un plan para mantenerse en el poder lo mas posible. Solo eso.

  21. Este gobierno se hace el progresista, pero desde el 2007 que los salarios reales vienen cayendo, y la distribución del ingreso viene empeorando. Que hace el gobierno para solucionarlo? Miente en los números de la inflación y no publica la distribución de los ingresos entre asalariados y capitalistas. Mientras tanto les subsidia los servicios públicos a las clases altas, y reparte subsidios a las empresas amigas, como los $163 millones de pesos anuales que le entrega a la Aceitera General Deheza, o los $330 millones anuales con que subsidia a las aerolíneas. Un desocupado cobra $150 de un plan trabajar, mientras que una persona de clase alta cobra el equivalente a muchos planes trabajar en subsidios a los servicios públicos que consume. Por otro lado piensa gastar 5000 millones de dólares en el tren bala. Ojalá fuera progresista el gobierno, pero lamentablemente no es el caso.

  22. No creo que el gobierno no vea las cosas. No creo que tampoco no vea la inflación. La ve y muy clara, por eso interviene el INDEC y larga unos numeritos falsos. Sin embargo, la inflación no es mas que la consecuencia de una política para mantener el tipo de cambio alto, junto a algunos que se creen vivos. ¿Qué casualidad que hoy esté bajando el dolar a un centavo por día, no es cierto?

  23. Coincido en que en está nueva estapa del modelo que comenzó en 2002 se requieren una nueva serie de políticas con un grado mayor de sofisticación donde la resdistribución del ingreso sea un punto central.
    El éxito en el armado e implementación de estas políticas dependen en un importante grado de contar con un Estado de mayor capacidad.
    Lamentablemente, existen varios ejemplos durante el gobierno de NK donde pareciera haberse ido en sentido contrario al objetivo de poseer un Estado con mayores herramientas
    Algunos votamos a CFK creyendo que iba a trabajar en ese punto, abriendo más el juego e incluso algunas medidas en ese sentido creo que se tomaron (la creación de un ministerio de ciencia y tecnologia por ej.) aunque luego de unos meses claramente quedaron en solo buenas intenciones.
    Sin embargo, me parece apresurado creer que no se seguirá avanzando en ese camino. Creo que este conflicto con el campo ha impedido seguir una agenda de gobierno propia, con ello no exonero de responsabilidad al gobierno pero hay que resaltar que de diciembre hasta aquí, las condiciones no fueron las mejores.
    Tren bala, subsidios pocos transparentes, Indec son hechos que hacen dificil defender el proyecto del gobierno pero por otro lado, no definen el modelo economico.. Este a pesar de no haber sido todo lo resdistributivo que deberia serlo, creo q tiene la flexibilidad para que lo sea; en cambio, existen otros modelos defendidos que se basan en la exclusión para lograr sustentabilidad.

  24. Me encanto el post, no lei todos los comments.

    Solo dos grandes ideas:

    1) La teoria de la dependencia. ¿Se acuerdan de Teotonio y de FHC? El capitalismo periferico no es el capitalismo central (pero angora Brasil comienza a ser central, vaya paradoja). Si fueramos capitalistas y centrales podriamos ser socialdemocratas. Como no lo somos…
    2) Està claro que seguir creciendo deberia tener una pata “micro” con acciones estatales que las generen. Para eso necesitamos agentes estatales efectivos. No hay. Demasiados años de contar que todo empleado estatal era la caricatura de Gasalla (gracias neustadt, no por nada con minusculas). Las poquitas politicas micro que funcionan (pensamos en tenencia de armas por ejemplo) estan empujadas por ONGs.

    En el horno. Atte,

    Ignatius

  25. bueno, tavos, es que una de las chotadas que tiene el kirchnerismo es que si no lo corren por derecha, no se corre un centímetro de donde está, porque el colectivo que eligió conducir no lo puede ni quiere correr hacia la derecha, y no sólo eso: creo que lo que mencionás como salida posible en el último párrafo podría ser = de bancado por el pj que la anticumbre. lo digo con todo el dolor de mi corazón eh.

  26. Después de leer los comments, no sé a quien haré referencia precisamente, pero me cuelgo de un par de temas:
    Alguien escribió la necesidad del tipo de cambio “competitivo” para las Pymes. Sin dudas que es necesario, pero no es condición sufieciente para su desarrollo. Y ahí es donde esto se une con lo expuesto por otro sobre el rol de los empleados estatales: sin que ésta sea tecnocrática y meritocrática, va a ser imposible salir del pozo.
    Pero más allá de esto, el tema es cómo. Y ahí viene la desilusión.
    Cuando intento pensar cómo se podría intervenir, es donde me empantano (y les pido que me ayuden). Por ejemplo: ¿Cómo hacemos para que el conflicto con el agro sirva para desnudar lo peor del Gobierno (no siendo eso justamente las retenciones), cuando se juntan por la misma causa el PRT y el PRO, Blumberg y Ripoll, Castells y Miguens?
    Por lo menos yo, en el cuadro de situación actual, no la veo…
    Abrazo

  27. Muy bueno el análisis.
    Yo no creo que la redistribución haya sido puro efecto derrame. Soy docente universitario y las numerosas veces que me aumentaron el sueldo lo comprueba. No estoy conforme, ni mucho menos pero me tomo como un ejemplo de la redistribución. Quiero decir, cuando el país con Menem crecía no se aumentaban los sueldos, enfin

  28. Este gobierno es un desastre…Es, diría, de lo peorcito que hemos tenido en años. Es un gobierno de haraganes, de vividores. Lo de las carpas es de no creer! (Por favor, si alguien conoce caso similar en las democracias maduras donde el “Estado es el afectado” que toma la calle, le pido encarecidamente me ponga al tanto.)
    Los ajustes salariales me parecen paliativos, un esfuerzo insuficiente para devolverle poder adquisitivo al salario después de la maxidevaluación de Duhalde. Lo demás sí es ciertamente derrame. Ni qué decir de las expectativas inflacionarias y de las (im)posibilidades crediticias.
    Igualmente pienso que un gobierno no está sólo para “repartir guita”. ¿Qué hay del cumplimiento de la ley, del compromiso con una ética pública? En ese campo el gobierno tiene escasísimas credenciales. La renovación de la mayoría automática y los juicios por crímenes de lesa humanidad no alcanzan. La obligación fiscal – el pago de los impuestos – en este contexto de corrupción estructural será una carga cada día más dificil de sobrellevar. Y un sinnúmero de normas jurídicas y derechos que el Estado no garantiza. A esto se suman los discursos divisionistas y la idea de que el “rearme el Estado” debe hacerse a cualquier precio, caiga quien caiga. Toda objeción legal puede verse como expresiones liberales de una legalidad burguesa favorecedoras del “Estado mínimo”.
    Sinceramente lo que sea que este gobierno intente resucitar, ya nació muerto: la posibilidad de acometer un proyecto político nostálgico y autoritario en el siglo XXI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *