Exclusivo: Informe de la CIDH sobre Honduras

Una de las ventajas de Internet es que la información está. Hay que buscarla, pero en algún lado está. Incluso a veces pasa que, como la carta robada de Poe, está en el lugar más visible.
Múltiples son los blogs que, en estas semanas que pasaron pusieron su atención sobre el golpe de estado sufrido en Honduras. Y también numerosos los informes al respecto en la prensa tradicional.

Sin embargo, hubo algo que pasó misteriosamente desapercibido este fin de semana. Me refiero al Informe Preliminar que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) elaborara luego de su visita -del 17 al 21 de agosto- a la mismísima Honduras.

Aquí encontrarán un enlace al trabajo completo publicado en la página oficial de la CIDH que fue casi literalmente ignorado –hasta este momento- por la mayoría de los medios de comunicación.
Vale la pena resaltar dos cuestiones en el marco de este post: por un lado, el siguiente párrafo referido, precisamente, a la libertad de expresión y el rol de los medios: “La CIDH ha podido advertir que tras el golpe de Estado, los medios de comunicación de Honduras se han polarizado. Los medios de propiedad pública, por su inadecuado diseño institucional no tienen independencia del Poder Ejecutivo y, como consecuencia de ello, están abiertamente parcializados a favor del gobierno de facto. Los comunicadores y medios de comunicación que son percibidos como afines al gobierno de facto, han sido blanco de fuertes agresiones, presuntamente, por parte de opositores al golpe de Estado. Otros medios de comunicación que son percibidos como promotores del movimiento de resistencia, han visto constantemente afectada su labor periodística tanto por agentes del Estado como por particulares que restringen la labor informativa. Son pocos los medios de comunicación que en el agudo ambiente de polarización, se han comprometido públicamente con organizaciones civiles a presentar información plural sin que su posición editorial afecte la labor informativa. Sin embargo, la tarea de informar libremente no es fácil de sostener, pues el gobierno de facto cuenta con mecanismos poderosos de injerencia e intimidación que pueden ser empleados de manera abierta o encubierta, bajo la excusa de aplicación formal de las leyes preexistentes. De otra parte, las amenazas y violentos ataques de particulares han dificultado seriamente el ejercicio de la profesión”.

Por otra parte, me permito cortar y pegar parte de las conclusiones de la citada comisión:
“La Comisión constató durante esta visita que el golpe de Estado del 28 de junio ha creado una situación de ilegitimidad democrática que tiene un impacto negativo sobre la vigencia de los derechos humanos de todos los habitantes de Honduras.

La Comisión comprobó la existencia de un patrón de uso desproporcionado de la fuerza pública por parte de fuerzas policiales y militares, detenciones arbitrarias, y control de la información dirigido a limitar la participación política de un sector de la ciudadanía, que tuvo como consecuencia la muerte de por lo menos cuatro personas, decenas de heridos, miles de detenciones arbitrarias, cierre temporal de canales de televisión y amenazas y agresiones a periodistas.

La Comisión verificó la existencia de una aguda polarización que ha incidido en los medios de comunicación y que afecta el flujo libre de la información y la posibilidad de que exista un debate vigoroso y desinhibido sobre los asuntos relacionados con la ruptura del orden institucional. Asimismo, pudo comprobar la existencia de serias restricciones del ejercicio a la libertad de expresión provenientes del gobierno de facto, que han generado un ambiente de intimidación que inhibe el libre ejercicio de la libertad de expresión. Finalmente, pudo comprobar la existencia de amenazas de muerte y ataques violentos a periodistas y medios de comunicación en razón de su línea editorial, provenientes de distintos sectores”.

Una brevísima reflexión y un pedido: lamentablemente, en los últimos tiempos hemos observado de qué manera se banalizan –en la política nacional- algunos términos que debieran ser preservados y, por ende, todos cuidarnos de no utilizarlos de manera superficial. No toda matanza es un “genocidio”, ni todo conflicto con la prensa es “censura”, ni un conflicto de intereses o de poder es una manifestación de “hegemonía” ni las imágenes secuestradas son como “personas secuestradas”. Tenemos la obligación, se esté donde se esté, de ser responsables y respetuosos de éstas palabras, tristes tesoros que nuestra historia nos hizo cosechar con mucha sangre derramada, mucho dolor y muchas heridas aún abiertas.

Pero dónde hay un golpe de Estado, hay un golpe de Estado. Y dónde asoma una dictadura, asoma una dictadura. Y acá si que no debiera haber medias tintas.

Por último: invitamos a quienes lo deseen que linqueen el informe de la CIDH y albergamos la esperanza de poder verlo en algún diario o escucharlo en alguna radio un día de estos.

11 Comments on “Exclusivo: Informe de la CIDH sobre Honduras”

  1. Estaba esperando este material de la Comisión para trabajarlo en el aula, ahí donde los bancos los ocupan aquellos que quizás les toque ser periodistas de algun medio.
    Hay varias cuestiones que puntear al respecto de la situación en Honduras que de alguna manera se entrelaza con los DDHH. Adhiero a la banalización de ciertos conceptos que se desligan de su matriz de significación para ser utilizados a discreción, es cierto. También talla el discurso de los medios o más bien los medios como agentes productores de sentido que están naturalizados en la concepción actual. El silencio de los medios respecto a la situación de Honduras dice mucho más que el informe de la comisión, hay un sentido y una intencionalidad de producir sentido que no puede pasarse por alto. Esa no es tarea del periodista exclusivamente. Ud lo sabe bien.
    Personalmente no me pregunto en clave deontológica porque los claustros del deber ser los abandoné hace buen tiempo. Si me pregunto acerca de las razones que llevan al silencio por parte de la prensa en la situación de Honduras, diré que para comprender ese silencio es necesario volver una y otra vez a captar todo el sistema de relaciones del cual cada discurso es producto, todo el conjunto de condiciones sociales de producción de los productores del propio discurso, para de esta manera volvernos a encontrar en un punto de partida, muy lejos quizás de todo aquello que se haya escrito sobre la persona, su dignidad y los derecho esenciales e inalienables en la producción clásica; en este caso un golpe de Estado con ribetes más que preocupantes en latinoamérica.
    Y eso es parte de un post que alguna vez escribí sobre DDHH desde una crítica cuasi filosófica y nunca publiqué. Veré si lo recauchuto.
    Saludos

  2. Como en los ’70 se ve amenazado el principio de autodeterminación de los pueblos.
    Por su parte Zelaya ha señalado con claridad que la dictadura que usurpa el poder en Honduras no duraría ni 5 minutos ante un mensaje claro del gobierno de Obama.

    1. Buena Mendieta, es verdad que no apareció en casi ningún lado. Para el que quiera hacerse una idea rápida de lo que significa que:

      “La Comisión verificó la existencia de una aguda polarización que ha incidido en los medios de comunicación y que afecta el flujo libre de la información y la posibilidad de que exista un debate vigoroso y desinhibido sobre los asuntos relacionados con la ruptura del orden institucional.”

      recomiendo que entren en los principales diarios, como son la prensa (http://www.laprensa.hn/) y el heraldo (http://www.elheraldo.hn/.)

      Grotesco es poco, y hablar de “polarización” de los medios, es una concesión. La gran diferencia con momentos de polarización más real, como en Venezuela es que, en Honduras, los dueños privados de los medios y los que usurparon la conducción del estado, y por ende los medios públicos…..opinan lo mismo. El sueño perfecto de un Aparato Ideológico del Estado. Casi sin fisuras.

      Saludos.

  3. “La CIDH ha podido advertir que tras el golpe de Estado, los medios de comunicación de Honduras se han polarizado. Los medios de propiedad pública, por su inadecuado diseño institucional no tienen independencia del Poder Ejecutivo y, como consecuencia de ello, están abiertamente parcializados a favor del gobierno de facto.”

    Esta frase es interesante y creo que conviene tenerla en cuenta a la hora de aprobar la nueva ley de radiodifusion aca. No vaya a ser que por “terminar con el monopolio de clarin”, terminemos en algo peor…

  4. Respecto de La Prensa de Honduras (http://www.laprensa.hn) es muy gracioso, porque en sus noticias tiene la posibilidad de dejar un comentario. Sin embargo, es obvio que no publican. En esta noticia con 0 comentarios (?!) (http://www.laprensa.hn/Ediciones/2009/08/26/Noticias/Honduras-hace-historia-para-la-libertad) quise dejar uno en repudio al Golpe de Estado y no aparece. En el Heraldo se ¿puede? hacer lo mismo, pero todas las noticias tienen 0 comentarios.

    1. Me pasó lo mismo. Intenté varias veces poner un párrafo del informe de la CIDH en la nota donde Micheletti declara:”Le demostramos a la CIDH que aquí no existen los ríos de sangre que esperaban encontrar”. No hubo caso. Y eso que la nota estaba llena de comentarios , todos a favor del golpe , claro.
      Tambien estuve viendo las ediciones de la prensa desde el día 20/06 hasta el 28. Es tremendo como fueron invocando al golpe.Todo el tiempo hablando de la ilegalidad. Incluso publicaron que quienes votaran el domingo serían complices de la medida inconstitucional de zelaya y podrían tener penas de 15 a 20 años de prisión.Todos los días un cura en contra de la cuarta urna , todos los días la ´palabra de la corte y de las FFAA. Y todos los días bajando línea sobre el “peligro” de la chavización del país.Un importantísimo aporte de prensa para la destitución.
      En la ediciones del 29, 30 y posteriores también se pueden leer mentiras grotescas. Por ej. el 29 publican la cart de renuncia de zelaya , quien alega problemas de salud.

  5. Mendieta: sinceramente este post me generó muchos ruidos. Le decía que estaba esperando el dictamen de CIDH para laburarlo en clases de DDHH, por momentos me decepciono con este tipo de cosas. La claridad con que se escucha la reproducción del discurso mediático por absolutamente todas las clases de agentes, no puede más que generar preocupación.
    Finalmente, los medios hablaron de Honduras. Ayer en clases decía que muchas veces era más significativo el silencio de las empresas mediáticas que el propio discurso (por definición siempre ideológico). La cosa es que en la sección internacionales o el mundo (nominación cool) se habla del fracaso de la OEA y también de las elecciones que piensa llevar a cabo Micheletti a fin de año. En algunas notas, se omite la nominación jurídica “de facto” al lado de “presidente Micheletti”.
    Por otra parte, este post tiene muy pocos comentarios con una apuesta de discusión más que interesante. Y ahora va una de las preocupaciones de la COMUNICACIÓN así todo con mayúsculas: se sabe qué están haciendo los medios con Honduras (cómo producen sentido) y decimos que los blogs podrían generar ciertos “huecos de incomunicación” en términos de Deleuze a este respecto. Tomando su hipótesis (que comparto y adapto) que dice “que reflexionar sobre la praxis bloguera es condición necesaria pero no suficiente para la legitimación de la misma”, ahora pregunto ¿qué pasa con Honduras?

    Saludos

  6. La ONU, UE, Los no alineados, La OEA, Obama, Hillary….Los países del mundo nos han pedido no acudir a la violencia para resolver esta crisis actual…

    El 28 de Junio hubo violaciones de todo tipo, la violencia extrema se reflejó con el uso de armamento militar y se ha continuado a lo largo de mas de ochenta días de represión, asesinatos y ahora con represión selectiva.

    Zelaya ha luchado en el campo internacional y hasta ha llegado al extremo de someterse a la voluntad de estas naciones y sus políticas. La resistencia lucha en las calle y también lucha por mantener la calma en cada uno de los participantes que ya no soportamos tanta indignación.

    Las resoluciones de L a OEA. y La ONU. , la soberbia y prepotencia propia de dictadura militar de este gobierno de facto, las demostraciones de fuerza y representatividad de la voluntad de los hondureños expresadas el 15 de septiembre en Honduras por la resistencia, deberían de ser razones suficientes y valederas para que los hondureños exijamos a la comunidad internacional que usen de una vez toda la presión suficiente y necesaria para que estas lacras de Honduras salgan del poder y se restituya a nuestro legítimo presidente.

    Si La Comunidad Internacional decide respetar la autodeterminación de los pueblos, entonces ellos deben recordar que la autodeterminación nuestra fue elegir a Zelaya como Presidente por un período de cuatro año y no hasta que lo decidiera la empresa privada hondureña.

    Si La Comunidad Internacional no toma las acciones necesarias y suficientes y decide que “no puede “ con el dictadorzuelo de turno y su mara , entonces perderán el derecho a reclamarle a este pueblo cuando decida tomar la justicia por sus propias manos….

    Los ojos del mundo han estado sobre los hondureños… Esta semana los ojos de los hondureños los tenemos sobre el resto del mundo…

    ¡Por nuestros Padres, por nuestros hijos, por nuestros hermanos, por nuestras familias… por Honduras y por ellos mismos….Ojalá no nos defrauden…!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *