La autonomía estatal Kirchnerista vs. el poder de Moyano

¿Es el kirchnerismo la cristalización de un proceso político de autonomía estatal inédita en nuestro país? Dicha autonomía estatal como estrategia de poder ¿es la táctica en la que se guarece el kirchnerismo para los próximos años? ¿La autonomía estatal como construcción de poder, permite un sostenimiento político acorde a los tiempos de crisis? Mediante esta tipo de construcción ¿se ensancha la coalición de apoyos o se resta aliados?

Este post no pretende dar respuestas cerradas en torno a estos interrogantes, pero sí procura entender la estrategia de poder del kirchnerismo, para la etapa que se avecina. Como se escribió hace poquito tiempo aquí, estas notas le dan continuidad al análisis en clave de autonomía estatal- incertidumbre- factor de poder, esquema por el cual intentaré entender las razones por la que el gobierno termina de divorciarse de uno de los aliados naturales durante gran parte de las administraciones kirchneristas, como es Hugo Moyano.

Sin aspirar a un detallado examen de las razones personales que habitan en los vínculos políticos y que pueden convertirse en factores explicativos del divorcio Gobierno- Moyano  (que muchos análisis periodísticos le dan categoría de verosímil) aquí exploraremos una respuesta basada en razones políticas y formuladas en clave de pregunta. Es decir, los avatares personales de la relación CFK- Moyano, carecen, por sí solas, de la fuerza explicativa para poder explicitar el divorcio de los otrora aliados.

La autonomía esgrimida por el gobierno a lo largo de estos 9 años (y más claramente palpable en los últimos cuatro) resulta el factor explicativo más importante para comprender su relacionamiento con el resto de los actores sociales y políticos, incluido por supuesto el sindical. El kirchnerismo ha pretendido convertirse en un factor de poder inédito para la historia política del país desde la restauración democrática, a partir de un proceso de emancipación que generó importantes grados de incertidumbre para el resto de los actores.  Como se dijo, esta incertidumbre produce mayores temores en lo más alto de la pirámide social, ya que en su mayoría, son los empresarios y los grupos de poder más importantes quienes vieron durante décadas asegurados sus negocios al amparo de un estado dócil y poco renuente a la transformación de las reglas del juego y hoy se muestran escandalizados ante la “avanzada K”. Esta incertidumbre puede entenderse a partir de que dichos grupos sufren la pérdida de la iniciativa propia sin intromisiones oficiales y  deben contar con la presencia de un Estado con juego propio y con capacidad de dominio sobre el entramado social.

El kirchnerismo, en ese sentido, ha pateado el tablero político a partir de una estrategia de avanzada, basada en hacer del Estado un agente de poder con capacidad de disciplinar al resto de los actores. Desde allí que no sólo los empresarios sientan el desamparo oficial  sino que también hoy pasen por el mismo desfile los dirigentes sindicales, en especial, su líder. Es decir, el disciplinamiento oficial se dirige hacia los actores con poder de veto sin distinción de credenciales y aquí el poder de Hugo Moyano emerge como uno de los desafíos a los que se enfrenta (ba) el gobierno.

En ese sentido, el gobierno se mueve suelto de cuerpo frente a las corporaciones y haciendo sentir fuertemente su presencia en la arena de la toma de decisiones. Sin embargo, es justo aclarar que el planeo aéreo sobre los intereses en pugna puede resultar una eficaz estrategia en sociedades donde priman los negocios corporativos que ahogan el accionar el estatal (aquellos hijos de la “conciliación de clases” atada al estado de Bienestar, tipo europeo), pero ¿es una jugada eficaz en países en donde el poder real de dichos actores es desigual como en el nuestro y en general, en los sudamericanos?.  ¿Es lógico tratar por igual a las cámaras empresariales que a las sindicales?¿No colisiona esta táctica frente a la postulada por la presidenta de “no neutralidad” en el conflicto social?

Hoy el kirchnerismo ha decidido dejar en el camino a una de sus espadas de antaño, sin tener, al menos a simple vista, a su reemplazante en el trono de Azopardo. El “aguante de Hugo”, en las buenas y en las malas, durante la etapa kirchnerista no puede cuestionarse y fue palpable en los últimos años. Es cierto que el modelo económico que primó le permitió al sindicalismo gozar de una importante porción de poder y obtener para sus asociados jugosos dividendos (aunque, como es evidente, no se trate del mejor de los mundos) para poder legitimarse. Con seguridad, la táctica gremial de demandar lugares en las listas, su reclamo histórico de aumento del mínimo no imponible, el amago de parar el país luego del exhorto suizo, entre otros, fungieron como elementos que sumados dan como ecuación un proceso de desgaste frente a un gobierno poco proclive a verse corrido de su estrategia de “control social”.

En ese marco, la pregunta a responder es ¿al debilitar la posición de Moyano al frente de la CGT, no se está resintiendo al sindicalismo? Al atacar al líder camionero, ¿no le estamos sacando los argumentos históricos a los sectores antisindicales? Conviene recordar que la derecha durante años denostó el comportamiento de Moyano, no sólo por ser un estrecho  aliado del kirchnerismo, sino también por que su accionar colisionaba con la histórica docilidad gremial de los tiempos del neoliberalismo. Por lo tanto, ¿Qué utilidades obtiene el gobierno, salvo la de desalojar del trono a un actor con pretensiones de poder?  En pos de mantener indemne la autonomía estatal ¿es conveniente dejar al sindicalismo flaco de poderes? ¿Es Moyano un actor con capacidad de dañar al gobierno?

Se torna innegable aclarar que la estrategia de autonomía de los actores económicos sociales por parte del Estado en esta década le permitió al kirchnerismo producir un proceso de  transformaciones vitales para dejar atrás las consecuencias nefastas del neoliberalismo militar- menemistas de los últimos treinta años. Lo que se plantea en este post es si esta exitosa estrategia de poder puede convertirse en un fin en sí misma (la estrategia para ayer, hoy y siempre) o sí ya esta variante de poder estatal necesita de “otras dependencias” para avanzar hacia una mayor transformación económica y social.

¿Habrá llegado la hora de una autonomía con sintonía fina? ¿Se puede profundizar el modelo desde esta estrategia y cercando a los aliados naturales? ¿Se fortalece a los aliados restándole poder a sus líderes? Como siempre la realidad se encargará de responder estos ansiosos interrogantes.

Mariano Fraschini : Doctor en Ciencia Política y docente (UBA- UNSAM)

34 Comentarios a “La autonomía estatal Kirchnerista vs. el poder de Moyano”

  1. Me encanta la construcción de una autonomía del Estado, siempre y cuando no sea autonomía del gobierno. Porque es preciso que el gobierno sepa lo que ocurre en la sociedad para actuar con todo el pdoer del Estado para el bienestar social.
    Construir un Estado autónomo lo sitúa en un margen, si mañana viene otro gobierno se podría aprovechar de esa autonomía.
    Por eso yo defiendo la alianza estratégica que este gobierno selló con el movimiento obrero. Pero el mov. obrero no es sólo Moyano. Y esa alianza precisa que haya fluidez.
    El Estado precisa gobernabilidad para llevar adelante un proyecto inclusivo que toca intereses poderosos. Precisa de toda organización social que pueda apoyar. Lo que no precisa el gobierno es una pelea permanente con la CGT, sino profundizar esa alianza.
    Si Moyano deja de mirar para dentro y vuelve a actuar como siempre hacia fuera, peleando como sabemos que sabe, yo lo apoyaría de vuelta.

    Yo decía esto hace un tiempo
    http://yaesta.blogspot.com.ar/2012/02/como-vinculamos-la-sintonia-fina-con.html

    Sin embargo, ya no hablo más de sintonía fina. La realidad demostró ser muy gruesa aún. Existen intereses que están dispuestos a todo. Por eso lo fino debe convivir con lo grueso. Así que más que sintonía fina sería ir cubriendo las grietas que se hacen en la pared mientras ésta se sigue consolidando. O elija ud la metáfora que prefiera.

    [responder]

    Creo, no asevero nada, que Cristina entendió que, en el capitalismo y su desarrollo nacional aún por llevarse a cabo en nuestro pais, el sujeto clave y su impulsor es (valga la redundancia) el capital; en nuestro caso, una burguesía nacional incipiente (industrial?). Con ella (la burguesía nacional), como motor del desarrollo, y controlada por un Estado con poder y sin olvidar al trabajador (mercado interno), más allá de bonitos y épicos discursos “izquierdistas”, debería estar la alianza estratégica hoy. Quizá sea este el pensamiento de Cris.
    Esto, ya lo sé, es sintonía muuuuy fina, conociendo a nuestros empresarios. Pero creo que Moyano ya dió lo que podía dar. La situación ya no da para seguir pidiendo todos los años el 35 % de aumento salarial. Al otro día las empresas aumentan el 40 % por las dudas… el dólar no se puede tocar y la competitividad en un país con un desarrollo tecnológico medio-bajo como el nuestro desaparece en dos años (por algo G. Moreno se está matando para parar importaciones).
    No olviden, Néstor daba cualquier cosa por tener una “burguesía nacional” como Brasil.
    Es sólo una posibilidad entre otras, no excluyente, pero a mi entender, con una visión de mediano plazo lógica y coherente y sobre todo desapasionada.
    Saludos

    [responder]

    Mariano Fraschini

    Hache, coincido con el comentario y con su post
    Tokinho, esa vía es la que se probó desde el 45 para acá. Y los resultados hablan por sí solos. Por ahi existen otras trayectorias y otros actores para llegar al mismo puerto final
    Saludos

    [responder]

  2. Muy beuna la nota por tomar le planteo de fondo y no las dicusiones superficiales. Dificil saber que pasará efectivamente, porque, por ejemplo Moyano podría ser reelecto, y así y todo, eso no darle mucho mas poder. Porque con con las partirias funcionando, el poder de la CGT como un todo, se diluye un poco.

    [responder]

  3. Los que saben dicen que el secreto es saber hacer las preguntas correctas. Las respuestas las traerá el tiempo, porque son los resultados los que validan las estrategias en política

    [responder]

    Musgrave, donde anda? se extraña finanzas publicas!

    [responder]

  4. Leyendo a Fraschini hay como una defensa escondida de Moyano.El peronismo suele cortar cabezas cuando estas se encocoran demasiado,y asi parece erigirse la figura cuestionada.Sin olvidar que”para todo hay argumento”,y que el peronismo necesita del sindicalismo como pata de apoyo.Ahora,el cristinismo se presenta buscando nuevos apoyos en la sociedad,en este caso generacional:la juventud.El tiempo dira si el rumbo es acertado.E incluye el tema de si el gobierno aspira o no a seguir siendo arbitro entre los intereses economicos que representan epresarios y trabajadores,o percibe otras fuerzas sociales en el campo de juego que le importen mas,como ser capitales externos,internos,industriales y agrarios,emergentes provinciales,etc.

    [responder]

    Mariano Fraschini

    Sergio, si hay reelección de Moyano que divertida sería la cosa, je
    Isabel, ¿le pareció una defensa escondida?

    [responder]

    Si isabel
    es verdad que el kircherismo, o mejor dicho, el critinismo, aposto por la juventud en desmedro del sindicalismo
    la conciliacion tipica de clases, con actores con claras representaciones/intereses economicos se troca por algo distinto
    es relativamente facil de pensar las direcciones de fuerza sincicalismo – patronales – gobierno (por encima, casi hegelianamente)
    sin embargo me cuesta mucho pensar las representaciones/intereses que porta esta juventud ‘elegida’. prescindencia pura de la economia en pos de la politica, con el estado como unico locus?
    quizas sea otra pregunta a hacerse
    iba a tirar el concepto de suma del poder publico, pero eso me recuerda mucho a grondona y me da mucho escozor eso…jaja

    [responder]

  5. Creo, no asevero nada, que Cristina entendió que, en el capitalismo y su desarrollo nacional aún por llevarse a cabo en nuestro pais, el sujeto clave y su impulsor es (valga la redundancia) el capital; en nuestro caso, una burguesía nacional incipiente (industrial?). Con ella (la burguesía nacional), como motor del desarrollo, y controlada por un Estado con poder y sin olvidar al trabajador (mercado interno), más allá de bonitos y épicos discursos “izquierdistas”, debería estar la alianza estratégica hoy. Quizá sea este el pensamiento de Cris.
    Esto, ya lo sé, es sintonía muuuuy fina, conociendo a nuestros empresarios. Pero creo que Moyano ya dió lo que podía dar. La situación ya no da para seguir pidiendo todos los años el 35 % de aumento salarial. Al otro día las empresas aumentan el 40 % por las dudas… el dólar no se puede tocar y la competitividad en un país con un desarrollo tecnológico medio-bajo como el nuestro desaparece en dos años (por algo G. Moreno se está matando para parar importaciones).
    No olviden, Néstor daba cualquier cosa por tener una “burguesía nacional” como Brasil.
    Es sólo una posibilidad entre otras, no excluyente, pero a mi entender, con una visión de mediano plazo lógica y coherente y sobre todo desapasionada.

    [responder]

  6. A mi entender, un presidente que asume con el 23% de los votos (Néstor) no puede darse el lujo de elegir aliados: Si lo apoyaba Drácula, bienvenido sea. Es lo que hay.

    Otro cantar es asumir con el 54%. Ahí sí te podés dar el lujo de decir con este sí, con éste no. “Sintonía fina” en las alianzas. Y la verdad que debe ser medio molesto tener de “socio” aquien no se cansa de espetarte en la cara que quiere “un presidente trabajador” (¿?), que amenaza pararte el país porque un juez suizo pidió sus papeles, que ve fantástico parar Aerolineas como si los hubiera salvado el Arcángel Gabriel del futuro de remiseros que tenían enfrente, que le parece adecuado un paro de subtes por “tendinitis”, que cree merecer X diputados por “los servicios prestados”, etc.

    El alquiler del aparato prestado se estaba tornando más que oneroso en términos políticos. Y cuando uno es pobre políticamente, no tiene más remedio que alquilar. Bueno, esa pobreza se terminó. Es hora de construir la base propia. La Cámpora es parte de esa construcción propia. No más alquiler. Y esa decisión de autonomía se notó claramente en el armado de listas de octubre.

    Por otro lado, y del mismo modo que eligió comunicarse con su pueblo sin intermediarios que introduzcan “ruido en la linea”, creo que Cristina entendió perfectamente que puede interpelar a un trabajador sin intermediarios. De hecho, me parece que el trabajador se siente más respaldado por la creación de 5,5 millones de nuevos empleos que generaron las políticas de Cristina que por los aumentos de sueldo evanescentes y cortoplacistas que pueda obtener Moyano.

    En síntesis, a mi entender los factores de más peso en la toma de decisiones fueron a) La construcción propia antes que alquilada y b) La eliminación de intermediarios entre ella y el pueblo.

    [responder]

    completamente de acuerdo con la síntesis y el comentario en general.

    lo lindo es ver cómo el ogro de moyano comienza a transformarse para la prensa en un encantador príncipe azul defensor de la república y las instituciones.

    saludos!

    [responder]

    Gracias master.

  7. Me gusta Artepolítica porque si ignorás el panglossianismo que flota en el ambiente como humareda de opio :), se aprende mucho. Este post es uno de esos.

    Cuando habla de “conciliación de clases” y “negocios corporativos”, no explicita, pero implicita (¿existe la palabra?) que las clases política y sindical SON parte de ésos negocios, en una relación incestuosa que, como la endogamia , no me importa si es moral o no, sino que no engendra salud.

    No es por golpearse el pecho por la calidad institucional, pero si celebramos un estado disciplinador (otra lectura más sensata de la idea de “diKtadura”), que me sumo a ése brindis, hecho de menos una transparencia que nunca llega.

    [responder]

  8. Tokinho:
    nuestra “burguesía nacional” no parece estar a la altura de las circunstancias. Por eso creo que fatalmente el estado deberá volver a ocuparse de conducir algunos sectores clave en las areas de transporte y energía. En realidad las PyME están mucho mas consustanciadas con los intereses nacionales.

    [responder]

    Estimadno, esperemos que el estado este un poco mas a la altura de las circunstancias de lo que lo estuvo al inicio de las privatizaciones. Como siempre la amnesia nos impide recordar como se llego a ese proceso. La historia oficial dice que un grupo de cipayos vendepatrias decidieron desguazar al pais regalando sus empresas de servicios publicos a las multis. Que habia que comprar agua mineral porque la de la canilla de “Agua y Energia” era marron ? y a quien le importa..? que habia que subir los 12 pisos del depto a pie porque SEGBA no te daba luz cuando llegabas a tu casa? y quien se acuerde de eso..? Que un depto valia varios miles de dolares mas segun tuviese el telefono proporcionado por Entel ? Son menudencias que nunca van a volver a pasar. Eso si, ya nos acostumbramos a las colas en las estaciones de servicio, o que nos vendan la “premium” porque de la super comun “no entregan”. Todo eso ya es algo normal. La YPF del estado tenia en 1991 51.000 empleados y era una de las pocas empresas petroleras en el mundo que daba perdida. La de Jose Estensoro, solo unos meses despues, daba utilidad con balances auditados y registrados en la SEC, con 8.000 empleados. Por supuesto que ademas no habia cola en ninguna estacion de servicio. Sigan profundizando “el modelo” muchachos, y militando en forma acritica sim importar la capacidad profesional ni estatura moral de los “lideres” a los cuales apoyan.

    [responder]

    Avisame cuando salgas de la peluqueria, asi te paso a buscar.

    ¡Que gusto volverlo a escuchar, Neustadt!

  9. ¿Se trata de los intereses del Estado imparcial, de todos los ciudadanos y para todos los tiempos, o de los intereses del kirchnerismo, parcial por necesidad, de quienes operan en sus altas esferas, y caduco en lo temporal? ¿Se pueden confundir los intereses del kirchnerismo y los del Estado? ¿No debería ser, en primer lugar, autónomo el Estado de toda apropiación por un sector, ya tenga el 20, 40 o 60% de los votos? ¿Por qué hay que creer que el vicepresidente, que más que un sujeto físico, como todos ustedes y servidor, parece una agencia inmobiliaria, es un hombre honesto, si hasta 2007 Ernestina lo era, hasta 2011 Eskenazy lo era, y hasta 2015, Scioli lo seguirá siendo, a pesar de lo que desveló el domingo Verbitsky sobre el gobernador de Buenos Aires? ¿Vale todo? ¿Vale aliarse con mafiosos (Boudou dixit en referencia a ‘Clarín’, y yo estoy de acuerdo con Boudou: ‘Clarín’ siempre ha sido, es y será mafioso, también cuando apoyaba a los K)? ¿Vale un vicepresidente que viene de lo peor de la oligarquía argentina, a saber, la UCeDé de Alsogaray? ¿Valen integristas como Urtubey? ¿Por qué no se puso a alguien de valía, de pasado impoluto, como Eduardo Luis Duhalde, como compañero de fórmula en las elecciones de octubre? Hasta ahora los descartes que ha hecho el kircnerismo (Duhalde en 2005, Clarín en 2008, Eskenazy ahora, mañana Scioli) coinciden con los del país en su conjunto, en cuanto a regeneración política, económica, social y cultural. ¿Y cuando dejen de hacerlo?, ¿cuando ya no coincidan? ¿Sirve a los intereses del país tener a Boudou como potencial sucesor de la Presidenta? La Justicia tendrá que investigar. No se puede condenar a Boudou antes de un juicio, aunque tratándose de un discípulo de Alsogaray, es para echarse a temblar. Pero, ¿por qué Boudou no comunicó a la Justicia en su momento los contactos del estudio del hijo de Righi? ¿Cuántas cosas sabe y no cuenta el vicepresidente? ¿Cuántos actos delictivos de tercero tiene guardados en el baúl de los recuerdos Boudou, para sacarlos cuando le conviene? ¿No es paradójico que haya caído Righi, el ministro de Cámpora, el hombre que en el 73 pronunció uno de los discursos más notables de la Historia argentina, mientras el discípulo de Alsogaray, defensor de la dictadura y de lo peor de la Historia reciente del país, se pavonea como si nada desde la Vicepresidencia de la Nación? ¿Qué autonomía saca el Estado con todo esto? Los gremialistas corruptos de Moyano -otro antiguo aliado- son malos, sin duda. ¿Y los empresarios de Boudou, los promotores inmobiliarios de Puerto Madero, las versiones siglo XXI de Arteche? A mí, la verdad, el vicepresidente me recuerda con su discurso y sus modos a Richard Fuld, el grosero mandamás de Lehman Brothers. No estoy diciendo que la Argentina sea Lehman Brothers. Lehman Brothers, más bien, es España, cuyo ministro de Economía presidía la división europea de Lehman Brothers cuando aquel banco quebró y casi se llevó consigo a todo el “mundo rico”. Lo que digo es que no se construye un Estado autónomo, imparcial, con gente como Boudou en la vicepresidencia. Cuidado, en la vicepresidencia. No es un secretario técnico de una oscura dependencia ministerial. Al final, mi pregunta es: ¿asistimos con el kirchnerismo a la construcción de un Estado autónomo, a la construcción de una fortuna personal autonóma o a ambas? ¿Qué pasará cuando una, la otra o las dos diverjan, si es que algún día lo hacen, en su trayectoria? ¿Habrá habido una construcción de un Estado imparcial? ¿Y si algún día quien cae de la foto no es otra que la Presidenta, (des)calificada como “enésimo fracaso de la burguesía nacional”? ¿Está segura Cristina de que la próxima en la lista de antiguos aliados reconvertidos en enemigos no será ella? ¿Dónde toma inicio el final?, ¿quién es el conductor que anuncia la llegada a la parada final? ¿Y si la sintonía fina, con todo su Banco Central y Moreno, no puede evitar un sudden stop? ¿Acaso hay algo (no digamos “alguien”, tal vez es demasiado pedirle a la oposición eso), un síntoma de vida inteligente, en la oposición, una alternativa creíble? ¿Qué se propone desde la otra vereda? ¿Se puede confiar un centavo a la Estenssoro, antigua discípula de Cavallo, hija del elegido por Menem para YPF? Cuidado, porque la Presidenta elogió a Pepe Estenssoro el 1 de marzo. ¿Pepe Estenssoro no fue, entonces, según la Presidenta, un fracaso más de la “burguesía nacional”? Demasiadas incógnitas, y demasiada desfachatez, que escribe hoy una señora.

    [responder]

    Seria tan facil eliminar todas las suposiciones aclarando bien las cosas. Quien o quienes son los accionistas finales propietarios de la famosa empresa Cicone ? Quienes son, detras de la cadena de empresas Uruguayas y Holandesas, las personas fisicas que estan involucradas ? Durante una decada se critico a los fondos buitres, a los paraisos fiscales y al lavado de dinero, y ahora se encarga la impresion de la moneda del pais a una empresa cuyos propietarios son una empresa radicada en paraisos fiscales cuyos ultimos accionistas se desconocen ?
    Que un senador de la nacion salga a calmar las cosas diciendo que es la casa de la moneda la responsable es patetico. El contratista que la casa de la moneda utiliza sigue siendo la empresa cuestionada de la cual el gobierno mismo esta interesado en no dar a conocer a sus accionistas. El Sr Tabanelli, propietario de Boldt, sera o no sera un corrupto mafioso, pero a los propietarios de Boldt se les conoce la cara. Alguien conoce la cara de los propietarios de la ex-empresa Cicone ?

    [responder]

    No conozco la cara de los propietarios de Ciccone, y viendo cómo de rápido cambian las cosas, cómo Rafecas pasa de ser un “héroe” a “vil villano” que aconsejaba a los amigos del vicepresidente, mejor esperar.

    GPA ,de excelencia tu mirada. Muy buenos interrogantes , de eso se trata de buenas preguntas, Saludos

    [responder]

  10. Si el Sr Boudou es una persona honesta, deberia hacer una nueva conferencia de prensa. Hablar al pais como lo hizo anteriormente e informar quienes son los accionistas, personas fisicas, propietarios ultimos de las empresas “holding” (holandesas, Uruguayas, etc) a la que pertenece la ex-empresa Ciccone. O acaso alguien puede creer que el gobierno vaya a contratar a un desconocido para una tarea de esa naturaleza ?

    [responder]

  11. Pablo Lerner

    Muy buen artículo.
    Hugo Moyano puede distanciarse de la Rosada y dejar de liderar la CGT, pero Camioneros sigue bajo su mando. Si el objetivo del gobierno es dejar a Moyano flaco no creo que lo logre.

    [responder]

    Es,una obviedad.

    [responder]

    moyano flaco??

    ni en el dieta club…

    [responder]

  12. Para miel autor defiende la posicion de moyanoy todo el tema de la autonomia es unaforma de atacar solapadamente al gobierno

    [responder]

  13. 51 almas decis 51 mentiras, ya con el tiempo se sabra la mentira de todo esto

    [responder]

    Cuales son mis 51 mentiras ? Mi pregunta es muy sencilla y de muy facil respuesta: Vos sabes quienes son los accionistas o propietarios de las empresas que controlan a la ex-Ciccone ?

    [responder]

    Mariano Fraschini

    Amigo GPA, me parece que tu argumento va por varios flancos. Vamos de a uno, dale?
    Apu, argumentos se agradecen
    Saludos

  14. En lo esencial, comparto todo el análisis, Mariano. Me gustaría agregar un intento de entender el conflicto, utilizando como clave, conceptos centrales del peronismo.
    La autonomia estatal kirchnerista, bien puede ser vista como algo bastante cercano a la clásica pendularidad del peronismo. Un estilo plenamente pragmático que genera incertidumbre en los distintos actores, asgurando flexibilidad al propio gobierno. Para poder alcanzar los grados de ejecutividad que esta estrategia requiere, es fundamental establecer un verticalismo hacia adentro, logrando que el poder esté fuertemente centralizado y la toma de decisiones sea libre y rápida.
    Creo que el conflicto aquí se plantea, porque estos principios, que están en el ADN peronista, colisionan en este caso con el que posiblemente sea el principio central de ese mismo ADN: la alianza con la clase trabajadora. Es cierto que no necesariamente hablar de un lider de la CGT, por más apoyo que tenga, es lo mismo que hablar de la clase trabajadora en general. Pero si la CGT es, mayoritariamente, la representante de los trabajadores, y a eso le sumamos un lider de la CGT con fuerte apoyo popular, el conflicto está a la vista.
    Me hago la siguiente pregunta, los trabajadores, ¿a qué o quién se sienten más fuertemente unidos? ¿A Cristina, a Moyano, o al Peronismo?
    El tema es opinable, pero yo contestaria: al peronismo. Y no hablo por supuesto del “escudo y la marchita”, como creen muchos en términos peyorativos. Creo que la clase trabajadora se siente fuertemente unida a los principios que mencioné antes: Quiere un gobierno pragmático, no demasiado aferrado a teorías que eventualmente colisionen con la realidad, quiere un gobierno ejecutivo, que asegure la puesta en práctica de aquello que pretende realizar, y sin duda quiere un gobierno que exprese una alianza con los trabajadores.
    Por eso el conflicto en sí, requiere un manejo tan delicado, ya que se encuentran en juego, varios principios fundamentales del movimiento.
    Abrazo.

    [responder]

    Mariano Fraschini

    Excelente Sergio, habría que profundizar por esos lares. Me parece que el análisis debería incorporar la dimensión histórica: el peronismo (coincido, será tal vez para un próximo post).
    Las preguntas que formulás son clave también. Cito “los trabajadores, ¿a qué o quién se sienten más fuertemente unidos? ¿A Cristina, a Moyano, o al Peronismo?”. Cuantas cosas se juega en esa respuesta no?
    Abrazo

    [responder]

  15. Mi opinión personal, por supuesto, es que desde el 2003 a la fecha para el gobierno nacional se acabaron los imprescindibles, no importa de que riñon provienen, como tampoco si tienen un pasado heróico o cargan consigo el pecado original de haber tenido una pertenencia ideológica contraria a los intereses populares, y lo digo con el respaldo que otorga la historia del movimiento peronista. Este proyecto nacional que arranca desde el principio de este siglo, requiere de todas las herramientas posibles y adecuadas que exige la dinamica política tanto nacional como internacional, cuyas caracteristicas principales residen precisamente en la velocidad de los cambios y siempre con un final abierto que exige la inclusión de los mejores jugadores…. hasta que dejen de serlo, con lo cual el “mote” de fusible cobra sentido en función de asegurar la marcha de este proyecto que esta claramente por arriba de cuestiones menores.
    Ningun argentino, en su sano juicio, puede negar la importancia que tiene la clase trabajadora en el desarrollo del país, es mas diria que es el alma del proyecto nacional, pero como toda alma nesecita de un cuerpo armonico para completarse, y eso veo que no esta sucediendo en tanto y en cuanto esa autonomía estatal (lo de Kirchnerista me parecio peyorativo) este prisionera (aparte de los consabidos grupos de poder) de la Moyanodependencia con el agravante de que el líder de la CGT, otrora “héroe” de la resistencia antimenemista, hoy le este dando oxígeno a una oposición moribunda.
    También habría que decir que algunas actitudes del secretario general a despertado mas de una suspicacia en este colectivo y porque no a la sociedad en general tambien, cuando arremete contra el gobierno desde lo político y no desde lo gremial, suspicacias que llevan a pensar que tiene la intención de construir un poder nepotico, una nueva version de como convertirse en otro “gordo” en la conducción de la central obrera que le pueda servir como plataforma de lanzamiento hacia alguna aventura política, que indudabemente le asiste todo el derecho, pero para ello se debe tener una visión que vaya mas alla de la nariz, en fin….son suposiciones mias. Un hombre al que le reconocemos su coraje, que supo moverse en la inmediatez, bailar en una baldosa cuando la circunstancias lo exigian, pero que si no se tiene la profunda convicción como para defender un modelo de país que no empieza ni termina en un reclamo salarial, sino que incluye a todos los sectores de la sociedad, un proyecto que seguramente trasciende nuestro tiempo biológico, sino se entiende esto, Moyano o cualquier funcionario cualquiera sea el rango, entonces…muchas gracias por los servicios prestados y a otra cosa.
    En cuanto a los profundos interrogantes de algunos comentaristas como el de GPA o el de 70 balcones y ninguna flor, tal vez nunca encuentren repuestas,porque ninguna les vendra bien.

    [responder]

  16. [...] el discurso del otro día, puede perder la jefatura de la central obrera. Lo decimos con todas las dudas que en este blog nos genera una jugada de poder como es esa. Es la vida. Esperamos que todo salga [...]

Tu comentario


Si es tu primer comentario en este blog, va a ser moderado por un editor. o se aceptarán comentarios que incluyan calumnias, agravios o expresiones discriminatorias, tampoco aquellos que involucren el uso de múltiples seudónimos.