Ladrando en la neblina

Pruebo y pruebo, pero sólo me salen panfletos de escasísimo rigor. Esto de postear en Artepolitica se está poniendo difícil, con el nivel de mis compañeros de jauría. Y es así que decido abandonarme a los instintos y dejar de lado toda pretensión de calidad. Reemplazamos eso por corazón y tripas en días que todo se ha vuelto confuso.

Así que, siguiendo con lo que se viene discutiendo teóricamente en este mismo blog (Acá y acá), vamos a hacer una columna que quizás nos traiga problemas.


Nos vamos a alejar de la academia y la serena reflexión para quedar bien cerca del barro de las trincheras. Y vamos a decir un par de “no nos bancamos más” como clara toma de posición. Y no es que ignoremos que gran parte de las causas de nuestros siguientes “no nos bancamos más” se deben a erróneas acciones políticas, comunicacionales y de gestión del oficialismo gobernante. Algunas de ellas las hemos planteado bastante antes que más de uno que ahora está de invitado permanente en los programas de TV. Claro que sabemos esto. Porque, contrario al discurso mediático hoy en boga, somos muchos los que no concebimos la acción y la práctica política en el “campo popular” sin un fuerte sentido crítico y autocrítico. En ese sentido, Mendieta se declara en “búsqueda permanente” de un espacio político concreto de construcción. Y si se declara en “búsqueda permanente” es porque asume que no existe ese “ideal”. Pero también decimos –quizás ingenuamente- que el peor pecado de una praxis política militante es no operar en el marco de lo “realmente” existente. Sólo asumiendo este riesgo podemos intentar modificarlo.

En este sentido nos interesa resaltar hoy una sola critica al oficialismo gobernante: así como no le tememos a la “polarización” de nuestra sociedad (sí, también somos “mouffianos”) quisiéramos que esa polarización no esté construída sólo discursivamente. En criollo: si vamos a pedir que los sectores populares banquen el proceso político y el conflicto que este acarrea, no alcanza con lindos discursos “redistributivos”. Hay que redistribuir de verdad. Más. Mucho más. A su vez, si se busca polarizar y antagonizar, hay que elegir muy bien dónde está el parteaguas. La historia argentina es pródiga en mostrar que no hay polarización exitosa que quiera seguir gobernando sin un importante sector de la clase media jugando de este lado. Y para esos sectores hoy no hay un “relato” apropiado ni políticas comunicacionales acertadas.

Sin embargo, dicho todo esto al sólo efecto de demostrar que no somos tan giles de repetir como loritos la “línea oficial”, es oportuno aclarar en que hay momentos en que la crítica –aún la más sincera, la más constructiva- es pasto para la manada de los “ellos” que mentaba el Escriba. Para que se entienda: que muchas veces no sepamos bien quiénes somos “nosotros” no quiere decir que no sepamos bastante bien quiénes son “ellos”.

Hechas estas aclaraciones, a los bifes para que se enojen los lectores:

-No nos bancamos más que si expresás una opinión defendiendo al gobierno o alguna de sus políticas, seas un empleado de Alberto Fernández, lacayo de Albistur, infradotado mental, corrupto y asaltante de monaguillos. Eso sí: si alguien expresa una crítica al oficialismo, automáticamente se convierte en paladín de la libertad, defensor de las instituciones, “objetivo” y “sensato” emisor y candidato a Dalai Lama. O sea: yo, opositor, soy –en principio, naturalmente- “bueno”. Vos, oficialista, sos –a priori, científicamente- “malo”.

– No nos bancamos más el doble standard de la mayoría de los medios de comunicación y de sus “trabajadores” de prensa. Un ejemplo fáctico: hasta hace dos meses, Elisa Carrió se paseaba por todos los canales y programas de cable aseverando que el gobierno tenía cooptada y presionada por los métodos más sofisticados a toda la prensa de la Argentina. De este discurso se hacían eco varios medios (Perfil, ponele). Ahora vemos, por los mismos canales y programas, una cerrada defensa de la “amplísima” libertad de expresión que, a Dios gracias, existe en nuestra tierra. Libertad que viene a estar amenazadísima por las críticas oficialistas al rol de algunos medios de comunicación. O sea: yo, opositor, puedo decir lo que quiera, que para eso tenemos libertad de expresión. Vos, oficialista, ni se te ocurra criticarme, que me estás censurando.

– No nos bancamos más el vaciamiento de sentido que se está dando de varios términos que no debiéramos mentar así como así, tan banalmente: autoritarismo, censura, persecución. La verdad es que, precisamente aquí, con nuestra historia de sangre y dolor, debiéramos ser un tanto más respetuosos del peso de esas palabras. (Podría decir, con la calentura que albergo, que quienes dicen eso lo hacen, precisamente, porque no debieron sufrir en carne propia la censura y la persecución en los años en que de verdad existían. Pero no lo digo, porque me van a acusar de autoritario. Horror).

Para finalizar: hace mucho tiempo, María Esperanza mencionaba acá a Aristóteles. La cita era esta: “si hay un individuo -o más de uno, pero que no sean suficientes para constituir la población de la ciudad- tan distinguido por su superior virtud que ni la virtud ni la capacidad política de todos los demás sean comparables con las de aquéllos, si son varios, o si es uno solo, con la de aquél, no hay que considerarlos como una parte de la ciudad, pues se los tratará injustamente si se les juzga dignos de los mismos derechos, siendo tan desiguales en virtud y en capacidad política, es natural que tal individuo sea como un dios entre los hombres”. “De lo que también resulta evidente que la legislación es forzosamente referida a los iguales en linaje y en capacidad, pero para esos hombres de esa clase superior no hay ley, pues ellos mismos son ley.”

Ni más ni menos que esto es lo que pienso que anda pasando por estos días en la Argentina. Parte de la “clase superior” -la de siempre, por lo menos desde la dictadura para acá- ha decidido que ya es hora de mandar a parar un proceso de cambio político y social que incluso excede la propia voluntad del oficialismo gobernante.

Y este perro se vuelve loco y muestra los dientes cuando lo quieren atar al árbol para que le quede claro hasta dónde puede llegar.

62 Comments on “Ladrando en la neblina”

  1. Un día me tocó en una asado, de compañerito de banco el obispo local. Se me ocurrió discutirle una idea que había largado y el tipo se enojó. Es más, le dijo al anfitrión que no iba ningún otro asado porque le sacábamos el cuero.
    Sabe lo que pasa Mendieta con el obispo no se discute

  2. Estamos con Usted a muerte, Mendieta. Ah, si sabremos de ser tratados de autoritarios e hijos de puta (han llegado a decírmelo a los gritos, literalmente) por defender alguna cosa del oficialismo, o inclusive por permitirnos cuestionar una crítica de la oposición. Está claro que es una cuestión más estética que política: automáticamente uno pasa a ser una especie de “grasa”, un ser inferior poco iluminado en esto de entender “la realidad” con “el buen sentido común”. Nos lo podemos decir entre nosotros de las más variadas formas, pero todos sabemos en el fondo que son viejas costumbres que siguen intactas en este país. Dicen que son los gorilas, dicen…

    Poco tiene que ver esto con diferencias en unos idearios derivados de racionalidades puras, sino que pasa sencillamente por los intereses de cada uno (futuro deseable, le dicen) y la mejor forma que encuentran para justificarlos –como anécdota algo banal, vaya de ejemplo el incidente Sábat: la comunidad casi completa del humor gráfico, aún gente que venía apoyando más o menos al gobierno, saltó indignada ante el ataque porque le tocaron a alguien que les gustaba.

    En última instancia, seguir solamente peleándose no solo no va a lograr nada, sino que acelera el vaciamiento del discurso que estamos viendo. Este enfrentamiento se dirime en la acción y, si sigue esta línea, el gobierno tiene que ponerse las pilas (i.e. redistribuir en serio, como usté dice) antes de que no le quede otra que meterse en el área chica.

    En fin, lo bancamos a muerte y compartimos sus hartazgos. Abrazo y buenas noches.

  3. Mendieta, las cosas que ud. cita como aquellas “que no se bancan más” me parece que no son privativas de la Argentina. En todas partes, la derecha o los conservadores se impregnan de la connotación de “seriedad” y un cierto sentido patrimonial/fundacional del país (“los patricios”). Hace poco en España, Rajoy dijo, refiriéndose a Zapatero, que “había que pedir algo más que tener dieciocho años y ser nacional para ser presidente del gobierno”…

    Pero frente a eso, la izquierda o el progresismo también explota sus connotaciones: una cierta superioridad moral de estar con las mejores causas, la pureza, el idealismo, la bondad, la ética, el rechazo de El Poder (SIC), etc. En la Argentina, el radicalismo era la Constitución y “la causa” contra el régimen, y el peronismo fue y en parte sigue siendo “el pueblo y la nación” contra la anti-patria o los mezquinos de adentro…

    Quiero decir que cada uno, en la lucha por el sentido, usa lo que tiene a mano. (De paso, ud. mismo escribe en un plural mayestático que no se sabe a qué nosotros refiere. Me parece lógico y legítimo en un post que queda cerca del “barro de las trincheras”.) Las armas, incluso, se parecen (de ahí que el populismo sea un momento de la política, y no de ciertos partidos o ideologías).

    Otra cosa es la relación de fuerzas. Cuando ésta se modifique (en España cayó muy mal que en los debates electorales Rajoy le dijera a Zapatero todo el tiempo “ud. no sabe nada”, “ud. no se entera”, etc.), no tendremos que salir a decir que no nos bancamos más tales o cuales cosas. Es más, nos vendrá bien que el enemigo las diga, porque irá en su contra.

    1. Y tiene razon Rajoy,por que Zapatero responde al nuevo orden mundial impuesto por EEUU e Inglatera, a traves dela masoneria que busca la destruccion de la identidad nacional y dla etnias con el fin de que nadia sepa sus origens y buscar la mescloanza de pueblos asi se domina mas facil la mente junto con la izquierda salvaje y sangrienta y la derecha globalizante ,asi ninguan ser humano puede organizarse contra el futuro gobierno mundial, que es lao que busca la izquierda y la dercha que con us cuento viene matando mas de 5miloones de seres humanos, no mas meztizaje de pueblos,no al nuevo sistema economico global en base al modeo de china seudo comunismo y liberalismo.

  4. Mendieta adhiero en todo y yo también estoy bastante podrido de la “superioridad moral” conque intentan fulminarte en cualquier debate. Uno no se siente cómodo en el lugar del energúmeno tampoco y debe adoptar una actitud casi zen frente a quien con impunidad lo ejerce descalificando pues habla en nombre del sentido común instalado.

    Uno mira a esto con pena pues a quienes cree que tienen sus mismos intereses los ve adoptando el discurso de aquellos que juegan para los intereses de enfrente. Hay una percepción que la “clase superior” manda a parar un proceso de cambio y esto trae consigo un elevado nivel de conflicto y esto aterra a los sectores medios.

    Una medida en favor de la mentada “redistribución del ingreso” saldremos a bancarla nosotros con mejores argumentos que los que tenemos hoy pero me temo que la clase media ejercerá una vez más su profunda aversión al conflicto. Con lo “del campo” quedó demostrado: se unen al bando que creen más fuerte o que está en mejores condiciones de ganar para que el asunto termine de una vez. Las alusiones a la “paz” de Carrió van en ese sentido: “dejemos en paz al campo”, “prendamos una vela por la paz”, etc.

    Tal vez algo se pueda hacer en favor de reconquistar el apoyo perdido, tal vez se debería haber hecho antes para evitar perderlo.

    Saludos

  5. Mendieta:
    se nota que ese ladrido le salió del alma. Me pareció sencillamente extraordinario !!

    Claramente estamos hablando de una batalla cultural en la que estamos siendo derrotados, por lo menos en un sector de la población que debería ser un aliado natural.

    Estoy haciendo referencia a un grueso sector de la clase media, que, como ya ha sucedido otras veces, ha decido acompañar a la clase alta en su determinación de volver a manejar lo que considera propio.

    ¿Que hacer? Esta es la pregunta del millón.

    Sin pretensión de tener la respuesta a una pregunta del calibre de la precedente quisiera mencionar dos cuestiones que me parecen importantes:

    * Necesitamos profundizar el diagnóstico (este post es un paso en ese sentido).

    * No debemos rehuir la contienda cultural en ningún lugar. No tendremos la prensa pero disponemos de sitios como artepolítica y otros y el boca a boca con el que que pudimos vencer en otras batallas.

  6. Es cierto, Mendieta, que si defendés algo del gobierno te achacan ser rentado por el oficialismo. En lo personal, trato de hacerle entender a mucha gente que, antes que oficialista, soy “Opositor de la Oposición”, pero no la entienden y me ven como un peronista…
    Mirá, en cualquier momento me afilio y listo!!!!

  7. Muy bueno, Mendieta. Exelente.
    A mí, que tenía en el aire desordenadas esas ideas, me da la sensación de que, todo esto, desnuda un poco las posiciones y lo difícil que resulta encarar un proceso popular, ante lo sofisticado de la hegemonía cultural del neoliberalismo y, lo que hay que llamar, su vertiente progresista.

  8. Bueno, Mendieta, a los que no nos gusta este gobierno nos dicen gorilas, neoliberales, insensibles sociales y cosas parecidas, aunque no lo seamos. O nos desprecian por tener un ideal de sociedad bastante más justo, eficiente y democrático que el que propone el gobierno, o nos intentan hacer creer que no es posible en Argentina.

    Musgrave, todavía tenemos la esperanza que lo suyo sólo sea una amnesia temporaria, pero la verdad es que hay que reconocer que el ataque que tiene es grave ;-)

  9. Ay, Mendieta, yo también estoy cansado de los Borbones, que con naturalidad mayestica nos gritan en perfecto castizo: “PORQUE NO TE CALLAS”.
    Aunque uno no llegue ni al tobillo del Hugo del Norte.
    Asumamos hidalgamente, que los Sectores Medios Ilustrados; como buenos Borbones, repito, nos consideran inconvenientes.
    Molestamos, total ellos ya cobraron en estos 6 años.
    Cualquier reforma o intento de esta, es un atentado contra su dignidad y bolsillo.
    No son giles ni despistados, apenas llegan a turritos ventajeros.
    La distribución y el blanqueo laboral los afecta más a ellos que a la oligarquía; son los titulares de las miles de PyMES que negrean y evaden.
    Aunque solo tengan la famula por horas, y un departamento en Caballito.
    La Negrada con plata en el bolsillo, es una competencia intolerable, le van a disputar los servicios y bienes culturales.
    ¡Hacer cola para el cine del Abasto!, o ¡esperara a que despejen una mesa en las Cañitas!
    Vuelvo a insistir con la elección de Macri en la CABA, no fue casualidad, ni un error.
    Fue absolutamente conciente, y en defensa propia del capital financiero y simbólico.
    En esta batalla Cultural y Política, estamos solos; nos condenaron a priori por existir.
    Gritan, se enervan y actúan como desaforados, porque no existe una alternativa como “la Gente”
    El Gorilismo como desesperación y despecho, porque quieren mantener el Status Quo.
    Hasta acá llegamos, y solo queda administrar y/o gestionar la realidad.
    Ni pensar en transformarla.
    Un abrazo

  10. Manolo:
    es muy certero su análisis, me hizo pensar en como algunos de los peores gobiernos que hemos padecido en estos últimos 35 tuvieron la perspicacia de arrojarle a esta clase media algunas sobras de las respectivas fiestas con los viajes a europa, el televisor color, el dolar barato, el deme dos, la eliminación del impuesto a la herencia etc.

    Con esto las tuvieron conformes durante genocidios y remate de la nación y otros menesteres.

    Sólo recuperaron algún destello de conciencia cuando les tocaron el … bolsillo sin anestesia con el corralito y tomaron sus cacerolas, pero el efecto fue efímero.

  11. Ana C., en tu primera frase hacés un descargo, pero en la segunda ya empezás a asumir que porque uno banque al gobierno tiene algo así como unos ideales algo “grises”, por así decirlo. O, como le decís a musgrave, que se olvidó de todos los buenos conceptos que aprendió (al menos eso interpreto yo solamente de leerlos aquí). No me hace falta mucha impaciencia para tomar eso como una especie de anti-heterodoxia y creer, tal vez, que el mote de neoliberal no lo tenés del todo desmerecido.

    Acusaciones de un lado hacia otro, y viceversa, van a haber siempre que haya lados, pero la cosa se empieza a tornar un poco despreciable cuando uno piensa al Otro en los términos de sí mismo. Es decir, una cosa es decir “vos sos tal cosa” y otra cosa es pretender estar por encima del enfrentamiento en cuestión y cantar las cuarenta al estilo de “vos sos tal cosa porque esto y lo otro y aquello otro también”. Un rasgo muy característico, aunque no exclusivo, de la gorilada que mira desde arriba a la “grasada populachona”, de modo que no te debería extrañar la tentación en que varios podrían caer de llamarte gorila.

    Es ese tema de simplificar al de la vereda de enfrente (y no solo eso, sino hacerlo presuponiendo tener unos parámetros legitimados por alguna racionalidad o algún sentido común a prueba de cualquier tipo de refutación) lo que a mí me da bronca… sospecho que no soy el único.

  12. No creo que por defender a un gobierno se sea empleado de Fernandez y no se quien puede haber dicho eso, pero defender a un gobierno donde estan los Anibal Fernandez, los Guillermo Moreno, los Ricardo Jaime, los De Vido, los Micelli, los Albistur, etc… bueno, reconozcamos que no es una posicion muy comoda que digamos. Y me parece lamentable tener que salir a defender un gobierno que cuenta con este tipo de nefastos ministros.
    Pero bueno, no se como hizo K para convencer a algunos que era un gobierno “popular” y “distributivo” y algunos a pesar de todo, a pesar de las criticas que ellos mismos hacen, en el fondo lo defienden…

    Por otra parte, yo cuando veo que de la otra vereda se califica alegremente de golpista, gorila, neoliberal, oligarca, etc, etc, etc, que el señor Mendieta en su blog y varios otros usan banalmente, tambien me parece un vaciamento del sentido de varios terminos que al señor Mendienta (y a todos) tanto le molestan…

  13. Esteban: Yo apoyo en muchos aspectos a este gobierno y no trato de golpistas a algunos de los que se oponen, como por caso la Coalición Cívica que ni siquiera para trabajar un Golpe le da. Sí trato de sediciosos a los ruralistas que cortan rutas y desabastecen a las ciudades.
    Respecto la gente que nombrás, en todos lados hay de todo un poco, sino fijate la principal fuerza de la oposición, con Bulrrich, Adriancito Pérez, Prat Gay y Cía.
    O Clarín con serias sospechas de apropiación de menores por parte de su patronal.
    De los accionistas de La Nación…
    De los que ponen la teca para el diario del gordi…
    O López Murphy y Macri con fuerzas infectadas de personajes ligados a la dictadura sangrienta, etc.
    La verdad, con pepe Albistur, Felisa y Anibal Fernández puedo ir a cenar sin problemas, con los que te nombré, no. Me dan miedo

  14. Mendieta su ladrido es de los más certero, vivo en mi lugar de trabajo día a día ese escenario.
    Una pregunta al pasar ¿Que pasaria si mañana un programa de tv extranjero tildara de dictador y desaparecedor a, dijamos, Irigoyen, Alvear, Frondizi, Illia, Alonsin o Menem?
    Tal vez, los medios y una gran parte del arco político criticarian tal suceso, en tanto el mismo deforma y transgiversa la historia de la Argentina.
    La referencia obvia es a Perón y los Simpson.
    Creo, humildemente que todos, de un lado y de otro, deberiamos sentirnos agraviados por que, mal que le pese a muchos, Perón fue un Presidente Argentino electo democraticamente en tres oportunidades y al menos por eso merece respeto. Lo pueden criticar, pero no mentir, ni a él ni a ninguno.
    ¿Se imaginan a Paturuzito diciendo que Roosvelt era un dictador y un asesino?
    Galimatias

  15. Esteban:
    Preguntale cómo se convencieron de que es un gobierno “popular” y “distributivo” a los que antes no laburaban en Solano, La Matanza o Burzaco y ahora no pueden subir al bondi porque siempre viene lleno, porque, justamente, también consiguieron laburo sus vecinos…

    Y cuando se suben, se dan cuenta que no son los únicos que volvieron a comprar desodorante y que no son los únicos que volvieron a ir a una parrilla el sábado o que se pueden garpar un telo. O que no son los únicos que se compraron un DVD truchongo para ver un DVD trucho una truchada de tiros…

    En fín… no es ni la revolución ni el 51% de la torta peruca ni la “España va bien”, pero algo es algo. Y los demás (la banda de Lilita+PratGay o Macri+algún liberal) no garantizan nada mucho más que eso….

  16. Esteban
    La respuesta de Juan Carlos de Borbón a Hugo Chávez no la puse por casualidad o estética.
    El brote del Rey, ¿Fue porque Chávez mentía, o no era el lugar y la circunstancia adecuada para decirlo?
    Aznar reconoció como gobierno legitimo a los golpistas apenas se comunico públicamente.
    Para un defensor de la democracia estuvo flojo, demasiado, como si tuviera algún interés en el cambio de gobierno; ¿no?
    Si el problema era el lugar y circunstancia inadecuados; Zapatero lo estaba defendiendo con toda mesura.
    Aunque fuera su enemigo político, e incitara a su partido a una oposición blindada.
    El Rey salto, por ser corresponsable institucional de Aznar, quedaba pegado mal.
    Los Peronistas también tenemos brotes gorilas.
    Las calificaciones de Filmus y Alberto F después de las derrotas en la CABA son Gorilas.
    Y el Gorilismo, como demostración de despecho y desesperación de las Clases medias NO es culpa nuestra.
    No tienen dirigencia que los contenga, ni que les baje línea política.
    Botox, Ladrones, autoritarios, hegemónicos, KK, etc.
    No son precisamente un discurso político superador, es ODIO en estado puro.
    Y lo emiten personas educadas, con un buen pasar económico, que conocen el mundo.
    Solo hay que leer los comentarios de La Nación.
    Te concedo que el Lupo es un desaforado, y D’Elia nunca debió salir de La Matanza.
    Pero el comportamiento generalizado del Otro bando no califica como gandhiano.
    Van a terminar como los Ceaucescu, ¿te acordas?
    “Están visiblemente humillados.
    Sentados uno al lado del otro en un pupitre de escuela, se los ve incómodos así, enfundados en sus abrigos importantes de piel, de esos que usa la gente rica en cualquier lugar del mundo cuando hace frío.
    A medida que pasan los segundos de video, la ancianidad se apodera de sus rostros, casi a ritmo de vértigo.
    Es la Navidad de 1989. Nicolae y Elena Ceaucescu van a morir y lo saben.
    El enojo y el pánico, en dosis parejas, dominan los gestos de ella.
    A él, en cambio, se lo ve sumido en un mar de cinismo que traduce en miradas de desprecio profundo: está escuchando los argumentos de quienes se arrogaron el derecho de juzgarlo.
    Luego de 24 años de ejercer un poder absoluto, los Ceaucescu están del otro lado del escritorio”.
    http://www.clarin.com/diario/2003/05/18/i-03910.htm
    Con estas imágenes fantasean, y se desesperan para que llegue ese día, donde descorchando champaña lo miren por TV.
    ¿Es mentalmente sano?, para no hablar de moralidad, a la que son tan afectos.
    Un abrazo y mis disculpas por lo largo de la cháchara.

  17. ¿Qué es todo esto?
    Compraron al grupo Hadad (gorilas, cipayos y fachos, si los hay), hicieron negocios con los grupos Clarín y Telefónica durante casi cinco años, montaron sellos editoriales para pegarle a los tipos que consideran molestos, usaron la SIDE para operar contra candidatos de la oposición, y, acá en blogolandia, hay toda una patrulla de adherentes K que, al menor atisbo de oposición, te cuelgan el cartelito de gorila, neoliberal o boludez por el estilo.
    Déjense de mariconadas y asuman que tienen mucha responsabilidad en el clima de intolerancia, che.

  18. Me encanta Mendieta, está bueno leer sus ladridos. Creo que es insostenible la pretensión de objetividad ideológicamente aséptica desde donde se paran a cuestionar a la política. Me preocupa mucho que en estos momentos hayan personas en la función pública que en cuanta aparición mediática desprecia discursivamente la política y la ideología, como si se pudieran escindir y así lograr una “gestión” sin “contaminación ideológica” (no hace falta que aclare me parece a quiénes me refiero).

    Es preocupante que dirigentes políticos cuyos discursos son amplificados por los medios masivos envíen estas señales a la población ya que se está intentando instalar la idea de la neutralidad y es muy raro escuchar alguna voz en medios masivos que rompa con esa hegemonía discursiva.

    En fin, felicitaciones por el ladrido.

    Abrazo

  19. Mendieta precede su manifiesto con tantos “caveats” que hace casi imposible opinar sobre, o criticar, los contenidos de dicho manifiesto. Anticipándose a toda crítica, él ya ha metido las fracesitas exculpatorias que le permitirán decir “pero cómo, si yo ya aclaré que gran parte de las causas de mi manifiesto se deben a errores de gestión del oficialismo gobernante “. Sugiero poner ésta última fracesita al inicio o al final (o en el medio) de cada una de las 3 “declaraciones” que hace Mendieta y se van a dar cuenta que las mismas carecen de sentido.

  20. Yo le explico, compañero Hal: “mariconadas” e “intolerancia” en una misma frase queda feo en este nuevo mundo de “todos y todas” y esas cosas. Entiendo el mensaje igual. Fíjese si no el primer post de este blog.
    Saludos

  21. Político Aficionado: usted habla de una “batalla cultural en la que estamos siendo derrotados”. Disiento con su opinión. Más que “batalla cultural”, lo que hay en la Argentina de estos últimos años son técnicas de propaganda perfectamente pautadas e implementadas por un sector de los medios y la dirigencia de derecha. Fíjese por ejemplo en el cartel que sacó una tilinga de Belgrano el día del “cacerolazo espontáneo” contra el gobierno: “Cristina K: Montonera, Revanchista, Resentida, Mentirosa, Atea y Grasa” Perfecta síntesis del mensaje diario, constante y paciente, que medios como La Nación vienen instalando en parte de la opinión pública. Una vez que el mensaje queda grabado en el cerebrito de lo que los sociólogos denominan “líderes de opinión”, el mensaje se trasvasa natural, fluidamente hacia la manada de las clases Media-media y Media-alta.

    Lo que yo creo que constituye una verdadera derrota cultural es la insolidaridad social instalada en este país desde Martínez de Hoz en adelante. Alcanza con ver un rato cómo manejamos los argentinos para entenderlo. Porque, digámoslo de una vez, al grueso de los sectores medios y pudientes de la argentina les importa tres carajos si están Videla o Drácula de presidentes, con tal de ir al shopping los domingos. Es en este clima de derrota cultural de lo social en donde se instalan con éxito las técnicas de propaganda por parte de los medios y la dirigencia de derecha. ¿Alguien se imagina, por casualidad, a Carrió defendiendo con éxito un lock-out ganadero en, digamos, 1972?

    Mendieta, en cuanto encuentre un “espacio político concreto de construcción” que supere al del gobierno, por favor avise, que me prendo.

    Saludos a todos

  22. Voy a coincidir en algo con Hal. Los bienpensantes desde la derecha procesista hasta el centroizquierda bienpensante opina que todos los que defendemos, así sea condicional y parcialmente, al Gobierno somos ignorantes, infradotados y, sobre todo, comprados. Nos nos quieren, nos desprecian. ¿Y qué? ¿Es tan grave?

  23. Me voy a concentrar en las críticas. Ellos merecen una respuesta que esté a su altura.
    Ana C: es verdad, muchos oficialistas cometen ese tipo de error. De meter en la misma bolsa a todos. Con respecto al ideal de sociedad yo también tengo uno que es mucho mejor que el existente en la actualidad. Y lea a lemmycaution que algo le dice.
    Esteban: tiene razón. Defender a ciertos tipos no es cómodo. Pero me hago cargo. Usted hace lo mismo en su vereda? ¿O tiene la comodidad de no meterse? Y sí, a veces también somos banales. Suscribo la respuesta que le da “verboamerica”. Por último: le agradezco lo de “señor”. Se nota que no me conoce.
    Hal: quisiera ser valiente como usted. Que le voy a hacer, soy maricón y me afectan las críticas.
    Charendon: no le puedo contestar porque soy bruto y no se que son “caveats”. Si es en inglés, seguro tiene razón usted. Pero se contradice: pudo opinar igual, no?

  24. Esto que hace Hal me empieza a hacer dudar de la palabra de mi madre que siempre nos jodió con la intolerancia en los años de Perón…
    Hay ciera oposición que es tan nerviosa, tan tipo Nelson Castro, que se brota mal y ve fantasmas por todos lados.

  25. De qué intolerancia? De la exhibida por los compañeros K, querida María. No pueden mariconear y ponerse en víctimas cuando buena parte de la militancia y, lo que es peor, de la dirigencia kirchnerista hace exactamente eso que parece afectar la sensibilidad de Mendieta.

  26. El relato del gobierno nacional y popular luchando contra “los de arriba”, “la puta oligarquía”, “los golpistas”, “los noventistas” y demás ya cansó por mentiroso.

    “los de arriba” de hoy son los Kirchner, que son hoy uno de los grupos más poderosos de la “burguesía nacional”.

    llamarlos empleados de alberto fernandez o de pepe albistur sería generoso. el término que me viene a la mentes es el de “idiotas útiles”.

  27. Hal: No contestaste ninguna de mis afirmaciones, elegiste una diagonal. Que es cacarear con la intolerancia K sin aceptar ni por un instante que el clima es generalizado.Polarizado.
    Sencillamente, te pregunto:
    Vos pensás que yo, por bancar este gobierno, soy corrupto o lacayo de Albistur?
    Vos pensás que en los medios no hay doble standard y ocultamiento de sus intereses revestido de “neutralidad” e “independencia” (vale para Hadad y para La Nación)
    Vos pensás que es correcto que hoy en la Argentina se hable de censura?
    Por último: las boludeces, vengan de donde vengan, no afectan mi sensibilidad. Afectan la poca inteligencia que me va quedando. Y no vaciemos de sentido también el término “tolerancia”.

  28. HAL
    Estimadísimo amigo y compatriota, vos sabes desde hace rato que soy un Opositor Interno; como lo eras vos el 30 de Abril del 2000.
    De lo que se esta hablando en este post, esta ejemplificado en esta columna del nunca bien ponderado Joaquín Morales Sola.
    http://www.lanacion.com.ar/archivo/nota.asp?nota_id=15040&origen=acumulado&acumulado_id=
    Todos los temas que hoy son corrupción y autoritarismo, hace 8 años eran genialidades políticas.
    Me agraria conocer tu calificada opinión sobre TODOS los temas que se tratan en la columna.
    Porque lo viví de afuera, y cerraba filas con el Hugo
    Un abrazo

  29. Mendieta, respondí a tus afirmaciones en mi primer comentario.
    Digo que hay tantos fulanos acusándote de lacayo por bancar a este gobierno como individuos colgándome el sayo de proyanqui por oponerme.
    Digo que el doble estándar de los medios también ha sido alimentado y utilizado por este gobierno para construir su relato.
    Digo que las denuncias de censura son tantas y tan fundadas como casi todas las habidas del 83 para acá.
    Y digo que se vacía el término “tolerancia” cuando se acusa de intolerante a todo aquello que queda afuera del universo K mientras desde el Estado -y con recursos del Estado- se hacen operaciones contra candidatos opositores.
    No me rasgo las vestiduras por ninguna de estas cuestiones pero tampoco es cosa de ver como los muchachos kirchneristas ponen cara de compungidos y se hacen las víctimas.

  30. Estos comentarios se están convirtiendo en una buena ejemplificación de aquello contra lo que ladra el Mendieta, sobre todo de algunas calificaciones un poco excesivas, al estilo del “patrullas de adherentes K” esgrimido por Hal. Es una línea discursiva que no está muy lejos de “manifestación espontánea vs. fuerzas de choque pagas”, “pueblo vs. mercenarios”, y ya sabemos dónde termina esa seguidilla si la extrapolamos.

    Lo peor es que, insisto, en esta confrontación una de las dos partes enfrentadas no se ve al mismo nivel que la otra: automáticamente encara el enfrentamiento como estando en la posición superadora al conflicto en que ella misma se encuentra. En criollo, esto quiere decir que se siente legitimada para usar tonos bastante agresivos, casi como en una cruzada épica, y no solo eso sino que se indigna terriblemente ante una réplica– y ni hablemos si se te ocurre engranarte y contestarle con el mismo tonito en lugar de explicar todo con una paciencia servil, o no responder a todas sus acusaciones como un criminal en el banquillo. Tristemente, me pasa todo el tiempo, tanto ahora mismo en varios rincones de la blogósfera, como en el tête-à-tête diario.

    De todas formas, la mentalidad más sana acá probablemente la tenga Andrés el Viejo: muchachos, algún día vamos a tener que asumir que no nos quieren, y que no va a ser justificándonos que los vamos a superar.

  31. lemmy: lo suyo es una buena “ejemplificación” de aquello a lo que me refiero en mis comentarios precedentes. Reduccionismo, tergiversación y pose de víctima.
    Primero, no hay dos partes enfrentadas sino una multiplicidad de agentes en distintos niveles de conflicto porque tampoco hay una sola lectura opositora ni un único interés en oposición al oficialismo. Existe una centralidad de la fuerza gobernante como ocurre y ocurrirá con cualquier otra fuerza en el gobierno pero eso no habilita para unificar, ramplonamente, a todo aquello que queda fuera del universo oficial.
    Segundo, basta darse una vuelta por blogolandia para ver que no sólo no hay paciencia servil sino una buena predisposición a los tonos bastante agresivos en sus compañeros. Reitero, a mí no me enoja, ni ofende ni altera ese registro. Eso no implica que, propuesto el debate, se deba consentir con el silencio un discurso donde los oficialistas son puestos en el lugar de víctimas.
    Tercero, si a usted le parece que una expresión como “patrullas de adherentes K” es equivalente a “manifestación espontánea vs. fuerzas de choque pagas” u otras derivas sugeridas, bueno, en fin, esa creatividad en la comprensión de textos está fuera de mi alcance. Que le aproveche.
    Cuarto, tiene razón, es imposible que este gobierno pueda ser 10 veces más corrupto que hace tres semanas. Semejante marca está fuera del alcance humano.

  32. Bueno, seguiremos sin acordar, pero por lo menos ahora estamos todos más en ánimos de debatir y menos de “déjense de mariconeadas”. Si usté me congratula por mi creatividad de leer el uso de la expresión “patrullas” como una acusación de alguna especie de corporativismo patotero, yo también hago otro tanto por ver una victimización en mi ejercicio de expresar algunas cositas que me disgustan. Siento que de alguna forma está justificando mi berrinche… es el cuento de la buena pipa.

    ‘nas noches.

  33. Yo ya sé, Mendieta, que usted tiene un ideal de sociedad mucho mejor que el del gobierno y seguro que casi idéntico al mío, o al de Hal, pero parece que nuestra visión de lo que está pasando ahora y de lo que hace el Gobierno nos pone en dos veredas distintas, lo que es ridículo. En fin.

    Lemmycaution, es muy divertido eso que decís que yo miro desde arriba, porque es exactamente lo que estás haciendo vos en tus respuestas. Quizás sea nomás un rasgo inherente al ser humano que trata de ver las cosas en perspectiva y analizarlas para entenderlas mejor. De todas formas, la definición de neoliberal y ortodoxa, que es bastante precisa, no se me aplica. Y la heterodoxia es eso, heterodoxa.

    Ahora, yo la palabra “gorila” la interpreto como una agresión, realmente. Y jamás se me ocurriría hablar de los pobres como “grasada populachona”.

    Lo que sí tengo que confesar es qué no entiendo para nada por qué hay gente que defiende tanto a este gobierno, cuando lo máximo que se merecería sería una especie de esperanzamiento escéptico, de esos que cuando al final hacen algo bueno, uno se pone tan contento que les perdona todo.

    Lo cierto es que desde que se fue Lavagna del gobierno, no hacen más que meter la pata. Están desaprovechando la oportunidad más maravillosa que tuvo la Argentina desde la II Guerra Mundial, cometiendo un desatino detrás del otro y dejando de hacer las reformas de fondo que son tan necesarias para mejorar la distribución del ingreso y que la Argentina se desarrolle.

    La mejora en las condiciones de vida de los pobres, de los que Verboamérica habla más arriba, hasta ahora han sido puro derrame, nada de distribución, bien al estilo neoliberal del que tanto se quejan. Y para que la ilusión siga, cebaron la economía de tal manera que la pusieron en un nuevo sendero explosivo, bien al estilo Menem. Nadie nos cuenta que para que baje la pobreza y mejore la distribución del ingreso no es necesario para nada que la economía crezca al 9% anual.

    Poniéndola en un sendero estable, con un crecimiento menor, una buena reforma (¿o debería decir re-creación?) del Estado de Bienestar y medidas de emergencia como las que Mendieta supo proponer alguna vez, bajaría muchísimo más la pobreza, mejoraría la distribución del ingreso y la sociedad no estaría viviendo las tensiones que está viviendo. El derrame solo no le llega nunca, nunca jamás, a los más pobres, ni siquiera en Suecia.

    Manolo, me costaba entender a qué se refería con eso del odio hasta que ayer leí los comentarios de los lectores en una nota de Crítica sobre la presi inaugurando un hospital en Tucumán. Qué espanto. Así entiendo que se pongan a la defensiva o contraataquen. Pero reconozcan que muchos de los ataques a la presi se deben a que su actitud no denota demasiada sinceridad. A veces pienso que su discurso no se lo cree ni ella.

  34. El Movimiento de Peron, le dio dinero a la clase trabajadora. Aumento sus ingresos reales. Eso fue todo el “pacto” entre ambos. Qué harian los trabajadores con el ingreso adicional, es algo que quedo librado al mas grande de los liberalismos de todos los tiempos de la humanidad, pues puesto que el Estado solo oficio como benefactor de unos (en detrimento de otros), dejo todo lo que no era el beneficio en la mas grande de las incognitas.
    Hoy todavia, de lo unico que se habla es de la riqueza. A donde va, de quien es, porque es de tales. El resto sigue estando en el mas grande de los limbos, desde que el Estado Peronista puso un pie aqui.
    Dado que dejar a todo lo demas en el limbo durante muchas decadas, no hace mas que disolverlo, hoy, salvando al valor “dinero”, no hay ningun otro elemento valorable. Por eso en el terreno de la educacion y, las ideas, se observa una pauperizacion gigante.

  35. Hal:
    La actitud intolerante hacia este gobierno empezó desde antes que asumiera como Ud. puede verificar recordando que decían Claudio Escribano, Mirta Legrand, J. M. Sola, M. Grondona etc.,
    Lilita Carrió (disculpe), esperó hasta el día siguiente.

  36. Ana
    A mi personalmente, me obligan a ser oficialista los empujones de la Oposición.
    Me siento como un socialista francés que tiene que optar entre Le Pen y Chirac.
    Y no es una exageración.
    Para distender el ambiente, le hago una apuesta, si UD pierde solo tiene que decir “Que horror”.
    Si yo pierdo pago una cena cuando UD quiera, por supuesto para UD y sus invitados. ;-P
    Se esta gestando un Neo federalismo virtual, los relatos y discursos son “copias” del federalismo de Bossi, el aliado de Berlusconi.
    UD que esta en Europa, debe conocer mejor que nosotros las propuestas de la Liga del Norte.
    Si no me equivoco, el planteo básico es romper con la solidaridad fiscal.
    Pero como son picaros, solo se refieren a las retenciones; del IVA no quieren ni hablar.
    Entonces tenemos que el “Interior” no debe compartir y el Conurbano si.
    Y se va a potenciar el tema de los porteños ladrones y corruptos, los vagos del conurbano que viven a choripan y vino; etc.
    Pongamos como fecha limite el 20 de Agosto.
    Un abrazo

  37. Disculpe que lo corrija, PA: las apretadas de Alberto Fernández a Lilita comenzaron antes de que ésta emprendiera su cruzada anti K y la señora Legrand ha sido visto en situaciones de kirchnerismo explícito. El resto de los mencionados, efectivamente, son enemigos declarados de este gobierno desde el primer día pero no son representativos de las múltiples voces y/o intereses que quedan fuera del universo oficial. Si quieren putear a Escribano, M. Solá o Grondona, vamos juntos. Si pretenden asumir el rol de víctimas de una oposición intolerante, eso ya es joda.

  38. Más bien diría “víctimas de de una oposición inexistente”, incapaz de articularse en un proyecto político concreto. Me falta el vocabulario politológico para desmenuzar esta idea, pero ya ha sido expresada en blogs afines a éste por gentes varias.

    Y yo, por lo menos, no quiero ponerme por encima de nadie, solamente busco un oponente, en lugar de alguien en actitud de cura párroco diciéndome “ya entenderás, hijo mío”. No acuso a nadie en particular acá; es una sensación. Salute.

  39. Y a cuento de qué vienen si la oposición se articula o no? Con mayor razón, si la oposición no existe es aún menos justificado el tono compungido que adoptan los simpatizantes K.

  40. Que catarsis muchachos!!!

    Bravo Ana C. por sus palabras, no hay que resignarse,
    aceptar lo dado, porque “es lo que hay”.

    No creo que sea en este gobierno, habrá que esperar al próximo
    tal vez,o al otro, o al otro. No se le puede pedir a los Kirchner otra cosa , simplemente porque no está en su naturaleza, gobiernan como gobernaron siempre, en la génesis de sus carreras políticas prosperaron ejecutando deudores morosos, muy lejos de los valores de la juventud de la época.
    Existen aspectos positivos en esta gestión y tambien vicios nefastos, yo por los menos, humildemente no los puedo convalidar , eso no me convierte en antiperonista o gorila, y
    estoy a años luz del pensamiento de La Nación.
    Porque tenemos que optar entre lo que hay y la derecha?
    Si el gobierno no tiene oposición política y las condiciones
    económicas son tan buenas, porque el PEN tiene tantos problemas? Falta pensamiento estratégico?
    Es posible o deseable ver a Lavagna de Jefe de Gabinete?

    Saludos y felicitaciones por el blog

  41. No estaremos gritando mucho todos?

    Ana,
    “…no hacen más que meter la pata. Están desaprovechando la oportunidad más maravillosa que tuvo la Argentina desde la II Guerra Mundial, cometiendo un desatino detrás del otro y dejando de hacer las reformas de fondo que son tan necesarias para mejorar la distribución del ingreso y que la Argentina se desarrolle”.

    Acuerdo en un 100%. Tenemos muchas diferencias, pero cuando se despacha con estas cosas, no puedo dejar de reconocer su enorme lucidez.

    Y ese párrafo quizás sirva de ejemplo. Están quienes ante eso dicen “este gobierno no va a cambiar todo lo que hay que cambiar”. Ok, tienen razones para pensar de esa manera, hasta el Escriba ha dicho que el Kirchnerismo no va a generar movilización popular, no está en su ámbito de interés.

    Pero en eso se reconoce que hace falta movilización popular para conseguirlo.

    Estamos también (no me pongo por arriba, me pongo bien adentro y tomo posición) quienes miramos afuera y decimos ¿y quién lo haria? ¿cuales son los actores políticos que lo van a generar? Y ahi está nuestra cuota de razón, no hay oposición que merezca más confianza que el gobierno actual (preste atención: no es que el gobierno lo merezca, es que la oposición lo merece menos). De ahí lo de “realmente existente”: porque es claro que por afuera no hay nada con el mínimo olorcito a popular que genere la movilización necesaria para esa transformación política que todos queremos.

    Saludos!

  42. Gracias a Dios, llego Ángela Merkel para poner la información en su sitio.
    ¿Se imaginan lo que llegarían a decir los Opositores Anónimos, si CFK usara un escote como el de Ángela?
    Ya se, HAL argumentaría que CFK no “tiene” las capacidades de AM, y la Dra. Carrio si. ;-P
    Lo escabroso, es que la información y opinión digna de Gente y/o Para Ti, ocupa espacio en las páginas de análisis político.
    http://www.elpais.com/articulo/gente/pronunciado/escote/Merkel/elpepugen/20080414elpepuage_5/Tes
    Un abrazo
    PD Espero que no se tome el comentario, como una observación machista

  43. No creo ser muy original pero sospecho que a este gobierno hay que “defenderlo” porque es el único legítimo hasta el 2011. Es probable que más de uno no le guste pero hasta que no se demuestre lo contrario, hubo elecciones hace poco, ganaron y es natural que pretendan gobernar. Así funciona el mundo democrático, creo.
    Es muy interesante el nivel de algunos comentarios, Hal por ejemplo, recuerdo que lo “conocí” por llamar “lechón de proa de la derecha” a su líder carismática y se ofendió por el “trato desconsiderado” – realmente ha evolucionado mucho en la profundidad de sus análisis hasta descubrir que los que opinan diferente a él son maricones. Todo un caballerito inglés resultó, lo felicito.
    Es un tanto complicado defender algo que a uno no le gusta – a mí no me gusta este gobierno y no me gustan una multitud de personajes que lo habitan pero, “es lo que hay” y esa definición no significa que deje de pensar lo que pienso ni tampoco que no haya nada más por hacer.
    Ahora bien, si no reconozco “lo que hay” no podré pensar en incorporar o buscar construir “lo que no hay”. No por obvio, es menos cierto que lo que hay es un punto de partida, no la llegada.
    Llenarse la boca (o el teclado) con puteadas o moreno o los fernandez es pancito para hoy y hambre para mañana; porque (seamos sinceros) a la izquierda de los kirchner está la pared y a la derecha ….ay, mejor ni mirar.
    Supongo que para un sospechado de peronista como Mendieta debe ser complicado adherir a algo tan trabajoso de adherir pero bueno, por andar detrás de la hija hay que bancarse cada suegra…. uy, perdón, me olvidaba, los maricones andamos detrás de los hijos.
    Y hoy la suegra es una casta avara y reaccionaria que tolera poco y mal cualquier intento de reacomodamiento de ingresos (hablar hoy de “redistribución” real es un chiste, con el tipo de estado amorfo vigente desde el 76 más los “logros” de los 90) que para ellos es “confiscación”, “comunismo”, “populismo” y otras perlas idiomáticas de su ideario estrechísimo.
    Acá hay un conflicto por plata, por más que se lo quiera disfrazar con tanto argumento colorido, que el “campo”, que Clarín y la mar en coche.
    Plata, simple, concreta, más la posibilidad (porque recién se habla de la “posibilidad de redistribuir”) de que los dineros tengan un fluir diferente al habitual y que algunos de los que más ganan resignen un poco a favor de los que no ganan nada, o muy poquito. Como haría Cáritas, pero con papeles.
    Existe, dicen, la posibilidad de que mucho dinero se pierda en los caminos de esa “redistribución” – ¿Y? – ¿es una novedad que los dineros se pierdan en el camino, con o sin redistrución? ¿justifica tanta alharaca ahora si sabemos que las cosas son más o menos las mismas desde hace muuuuuucho tiempo? ¿son los K tan “diabólicamente” diferentes especto a próceres como videla o el innombrable? – Sí, son diabólicos; tienen una idea desarrollista, industrialista, de recuperación del empleo (empleos basura, de acuerdo, pero que evitan visitar los tachos de la ídem) y de mejoramiento de un montón de indicadores sociales y hasta personales. No es mucho, pero decididamente no es poco.
    La caída libre paró, ahora estamos en una meseta y a alguien se le ocurrió que se puede volver a subir – eso es lo malo de este gobierno – habla precisamente de lo que esperan oír los que están todavía en el fondo del pozo. Subir. Salir.
    La corrupción, DeVido, la valija del venezolano, la “libertad de prensa”, moreno, el INDEC, el botox, etc. no importarían un comino si los negocios seguían como antes del 2001; viento en popa; precios por las nubes dolarizadas, el dólar alto y los salarios chinos – el paraíso.
    Pero como la negrada se pone cargosa y además de comer más seguido quiere comprarse pilcha colorinche e ir al cine… el panorama ya no va, es pretender volver a “épocas superadas” y toda la milonga clasemediera que, de nuevo, vuelve a comprar los espejitos de colores de lo anti-insoportable, anti-“esa mujer” y de buenas a primera se descubre que gobierno constitucional y legal es opuesto a “institucional” – Un psicólogo ahí….
    (¿se acuerda, Mendieta, cuando el carlo era alto, rubio y de ojos celestes; los mocasines blancos, el traje amarillo y te lo vendían como “elegante”? – Qué tiempos aquellos!!; eso sí, yo le juro que no lo voté y me miraban tan feo como cuando ahora intento demostrar que “esa mujer” no es tan mala)
    Este mensaje tiene el mismo problema de la Argentina: la extensión, asì que se termina con un cordial saludo de maricón a maricón…

  44. Usted no es un maricón, Ricardo Rubén, usted es un individuo con dificultades para la comprensión de textos (y una gran propensión a la paráfrasis). De lo contrario, habría entendido en aquel debate que no me ofenden sus referencias a Carrió como “lechón de proa”. Se trataba, en todo caso, de poner en evidencia una ¿crítica? donde había más de misoginia que de análisis. Ahora, si quiere seguir degradándose con tales expresiones, problema suyo.
    En cualquier caso, si ese problemita que lo afecta no se interpusiera entre su inteligencia y las opiniones ajenas, vería que el asunto (lo de “mariconada”) no es con quienes disienten sino con la actitud de víctima que adopta buena parte de la militancia y dirigencia oficialista.
    El resto, como dije, innecesarias paráfrasis de opiniones más interesantes sobre el gobierno en curso.

  45. Mendieta, lo felicito por su post. Me parece sensato, equilibrado entre la pasión y la comprensión. Es la primera vez que lo leo, pero intuyo que propuestas como ésta son las que escasean.

    Coincido con algún comentario, cuyo autor se autodenomina "opositor de la oposición". Reconozco que también soy opositor del oficialismo, lo cuál tal vez me coloque en una especie de disconformismo estructural.

    Creo que nadie puede equivocarse en todo, así como acertar en todo es humanamente imposible. Por eso, ni el oficialismo (el de hoy o cualquiera) pifiará todos los tiros, ni la oposición será una panacea de aciertos.

    Lo que creo importante es que todo el mundo pueda decir lo que cree, en tanto tenga mínimos argumentos. Y ese es, creo, el mayor problema. Ni el oficialismo, ni la oposición, ni los medios, ni nadie se banca que le mojen la oreja. Cualquier defensa de lo que uno cree es automáticamente un ataque para quienes creen lo contrario.

    No me refiero a la libertad de prensa. Me refiero a la libertad. Que los medios digan, pero que todos podamos decir.

    Mientras esta actitud defensiva y cobarde se mantenga, en casi todos los espacios de participación que tiene el país, seguiré en ese limbo de disconformidad.

    Un saludo grande, lo estamos leyendo.

  46. Ana C.: usted critica en el presente Gobierno cosas que yo también critico. Y, permítame decirlo, tampoco llenan mi gusto otras que usted no critica. Pero el problema no puede agotarse en esa constatación un poco fatalista, que se limita al mundo de las ideas. Hay un mundo real y en ese no queda más remedio que tomar posición. Las alternativas reales son peores, y con mucho. Sin necesidad de hipotetizar la caída del Gobierno, su esterilización completa a manos de los empresarios agrícolas y de la oposición que tiene votos significaría conservar todo lo de malo que usted advierte y agregar mucho más de peor. ¿Dónde están las fuerzas, reales y viables, capaces de torcer el rumbo en cualquier sentido medianamente deseable?

  47. Sí, Hal ….o don "paráfrasis".

    A mí me importa un rábano que usted se ofenda por gorduras ajenas y sí me resulta desagradable que por lo general trate de encubrir con lenguaje complicado, cuestiones que son mucho más simples de entender. Sus virtudes de interpretrador de textos no son tan brillantes como presume, así que no se engrupa – o peor – si es como sospecho, que entiende bien lo que le dicen pero se va por algún lateral alternando entre la chicana y la pavada. Se hace el boludo, bah!

    Lo de la "misoginia" con la carrió es un rebusque ridículo suyo – esa señora no es un peligro por ser mina; es un peligro por ser oportunista, reaccionaria y tan escasamente democrática que aún no terminó de digerir que PERDIÓ las elecciones y se prende en cualquier tumulto para hacer daño.

    Y su pretensión de que hay peronistas que se "victimizan" es de una caradurez flagrante, típica de quien adhiere a una "líder" que "le afanan un millón de votos" y se va "al mar a descansar"; sea serio alguna vez y trate de no hacer anti-peronismo berreta como su jefa y el Coro de Cachivaches que la sigue.

    Hay que ser muy necio y/o de mala leche para negar que hay una campaña anti-gobierno – por las excusas, las culpas o los negocios que sean – pero esas campañas siempre terminan jodiendo a los que menos defensas tienen, o sea, la mayoría de los habitantes de este país; aquellos que viven de un sueldo en blanco, en gris o en negro. O ninguno.

    Llamar "maricón" a alguien por peronista y por plantear este tipo de cuestiones poco oficialistas; esa sí que es una mariconada; que habla más de usted que de ellos.

    Acaso en ese rejunte llamado "Coalición Cívica", ¿no hay nada que a usted le parezca cuestionable? ¿algún error? ¿algún vaticinio más disparatado de lo habitual? …digo, porque si alguna vez se le escapa un comentario, un cuestionamiento, un disenso….lo rajan, seguro, ¿la gente tendrá que apartarse de su lado? y decir: "….ése, ése es el maricón de Hal" – Feíto, no? – Póngase en el lugar de los otros y respete, que no duele.

  48. Usted es o recibe algún emolumento por hacerse, Don R.?

    Mire, le explico de nuevo a ver si en esta le entra: mariconadas son las de quienes acompañan, militan o dirigen una fuerza que no tiene ningún empacho en defenestrar al oponente valiéndose de cualquier artimaña, y luego posan compungido por las ofensas ajenas.

    Por ejemplo: usted puede venir hasta aquí, puede decir cualquier imbecilidad (como la de plantear una cuestión sobre el antiperonismo o dar por sentado que integro la Coalición Cívica o hablar de una campaña anti-gobierno) y yo no voy a andar llorando porque un energúmeno se deschavetó haciendo catarsis en Artepolítica. Bueno, con menos razón deberían llorar los tipos que negocian con Hadad y Clarín, le inventan cuentas en el extranjero a los candidatos opositores y se valen de idiotas útiles que van por la vida colgando el cartelito de gorila a quien piensa diferente.

    Ahora sí, vaya tranquilo y por la sombra que ya no está para estos trotes.

  49. Sí, Hal, los viernes a la tarde paso a cobrarle a D'elía por el servicio de fastidiar a una luminaria intelectual como usted.

    ÇQué le pasó? ya dejó de ser lilito? ¿se le ocurrió pensar por su cuenta y lo echaron?

    Y tiene razón, comentarle la imbecilidad del antiperonismo a un antiperonista como usted es un malgasto de tiempo que ni se merece. Si es dueño de la verdad revelada, como todo necio vanidoso.

    Mientras, antes de irme a pasear por la sombrita (eso es lo bueno de algunos laburos, poder disfrutar de los días lindos) le dejo una frase – no una paráfrasis, así no degrado su nivel: "nada más inconmensurable que la vanidad del pigmeo". (Luis Franco – Pequeño diccionario de la desobediencia – 1959)

    ¿No le gustó? …perfecto. Le viene bien.

  50. Che, devuélvale la guita a D'Elía porque, lejos de fastidiar, leer sus bodoques deviene en un ejercicio más que ameno. Qué sé yo, debe ser el encanto propio de lo bizarro.

    En cuanto recuerde algún aforismo de Narosky, lo posteo. Digo, así continuamos el intercambio de frases boludas.

    La seguimos en otro momento, besitos.

    PD: tanta insistencia por indagar en mi militancia suena medio vigilante, eh.

  51. No HAL,

    Ud (bah, Lilita)no puede decir que NK es Hitler o Stalin o (en dias en que se siente mas benévola), Ceausescu, sin convertirse en un golpista o en un compañero de ruta de los golpistas (conste que no digo idiota útil porque Carrió de idiota no tiene un pelo).

    Aclaro asimismo que:

    a) Esto no significa poner a todos los opositores en la misma bolsa.

    b) No estoy a sueldo del gobierno. Soy un Politico Aficionado.

    c) Esto no es una mariconada ( simplemente ocurre que los peronistas estamos un poco cansados de poner los presos, los torturados, los desaparecidos y encima ser los malos de la película).

  52. Estimados:

    Los leo hace poco, sé poco de Economía, pero al menos tengo ganas de saber un poco más. Lo que sí, permítanme que se los diga, es que veo siempre que todo se reduce a un River – Boca.

    Los argentinos somos eso, el fútbol local, discutiendo por cuestiones de camiseta, sin ver que, en el fondo, si sólo existiera un equipo no sería posible jugar a nada.

    La capacidad de autocrítica es asombrosa, la capacidad de objetividad también. Me parece bárbaro que tengamos pluralidad de opiniones, pero que Uds, personas de mucho conocimiento, sigan tratándose de Peronistas y Antiperonistas.

    Sigue siendo River Boca. ¿Quién puede decir que uno es mejor que el otro, cuando al país lo hacemos nosotros mismos? ¿No es mejor agachar la cabeza, aceptar nuestras derrotas, armar una listita de deseos, tratar de llegar a un común acuerdo sobre lo que queremos y a partir de ahí unirnos, como cuando juega la Selección? Ok, a muchos no les gustará Riquelme, porque es de boca, o algún otro porque es de River, pero el fin es común: si no ganar la copa, al menos golear a los ingleses.

    Saludos y que, nuevas notas nos encuentren más unidos, discutir no es malo, ponerse la camiseta que nos regalaron sin que pudieramos elegir siquiera, sí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *