No se puede hacer más lento

 

 

“Este libro  se  interroga  centralmente  sobre  la lógica  de  formación  de las  identidades  colectivas”.

Laclau, Ernesto (2006), La razón populista, México: FCE.

 

“Hola. Muéstrenme sus banderas, a ver. A ver los de atrás también sus banderas. (La gente grita Argentina Argentina). Ese me gusta más, ese me gusta más. Argentina para todos”.

Cristina Kirchner, estadio de Arsenal, 20 de Junio de 2017

 

“Lo primero ha sido dividir la  unidad del  grupo  en  unidades menores que hemos  denominado de mandas: la unidad en nuestra perspectiva, el resultado de una articulación de demandas”.

Laclau, Ernesto (2006), La razón populista, México: FCE.

 

“Sé lo que está pasando y ustedes también lo saben. No vengo a contarles nada que no sepan porque lo sufren en carne propia porque hoy no hay ningún argentino que no conozca a alguien, no tenga un amigo, un pariente, un vecino, un conocido o el mismo que no haya tenido o no tenga problemas de trabajo”.

Cristina Kirchner, estadio de Arsenal, 20 de Junio de 2017

 

“(…) el populismo no  tiene ninguna  unidad  referencial  porque  no  está  atribuido  a  un fenómeno  delimitable, sino a  una lógica social cuyos efectos  atravie­san  una  variedad  de fenómenos.  El populismo  es,  simplemente,  un modo  de construir  lo  político”.

(…)

“…la desestimación  (del populismo) está vinculada a un prejuicio  idéntico,  es  de­cir, el repudio  del medio indiferenciado  que  constituye  ‘la multitud’ o ‘el pueblo’  en nombre de la institucionalización y  la  estructuración social”.  

Laclau, Ernesto (2006), La razón populista, México: FCE.

 

“El insulto y el agravio déjenselo a ellos, nosotros organicemos a nuestros compatriotas, a nuestras mujeres, a nuestros jóvenes, a nuestros mayores”.

Cristina Kirchner, estadio de Arsenal, 20 de Junio de 2017

 

“La unidad más  pequeña  por  la  cual  comenzaremos  corresponde a la categorÍa de  ‘demanda social’. Si  la  demanda es satisfecha, termina  el  problema;  pero  si  no  lo  es,  la  gente  puede  comenzar percibir que los vecinos  tienen  otras  demandas  igualmente insatisfechas -problemas  de  agua,  salud, educación,  etcétera-.  Si la situación permanece igual  por un  determinado  tiempo,  habrá una de demandas insatisfechas y una creciente incapacidad del sistema institucional  para  absorberlas  de  un modo  diferencial (cada  una manera separada  de las  otras)  y  esto  establece  entre  ellas una equivalencia.  El resultado  fácilmente podría ser,  si no es interrumpido por factores externos, el surgimiento de un  abismo cada vez mayor que separe  a  sistema institucional de la  población”.

Laclau, Ernesto (2006), La razón populista, México: FCE.

 

“Lo veo, lo veo y lo siento porque… a ver… seguramente ustedes en su barrio, en su colegio, en su trabajo tienen hombres y mujeres que por ahí son de otra idea política pero yo me pregunto: cuando van al supermercado ¿a alguno le hacen alguna rebaja o le cobran más barato porque es de un partido o de otro? A ver… yo les pregunto: cuando les llegan esas facturas delirantes de agua, de luz, de gas ¿vienen con un escudito de la Unión Cívica Radical, del PJ o del Partido Comunista? No, vienen con un escudito de Edenor, de Edesur y de todos esos que ya sabemos quiénes son. Entonces, entonces, entonces… Los telegramas de despido o las suspensiones de los turnos de las fábricas no son: voy a suspender a los de un partido y no suspendo a los de los otros, voy a despedir a los de un partido y no despido a los otros”.

Cristina Kirchner, estadio de Arsenal, 20 de Junio de 2017

 

“Aquí  tendríamos, por lo tanto,  la  formación  de  una frontera in­terna, de  una dicotomización del  espectro  político local a través del surgimiento de una  cadena  equivalencia! de demandas insatisfechas. Las  peticiones  se van  convirtiendo  en  reclamos. A una demanda que, satisfecha o  no, permanece  aislada,  la denominaremos  ‘demanda democrática’. A la pluralidad de demandas que  a través de la articulación equivalencial  constituyen  una subjetividad  social  más amplia, las denominaremos ‘demandas populares’ comienzan así, en un nivel muy incipiente, a  constituir  al ‘pueblo’  como  actor  histórico potencial. Aquí  tenemos,  en  estado  embrionario, una configuración populista. Y a tenemos dos claras precondiciones  del populismo:  (1 ) la  formación  de  una frontera interna  antagónica separando el ‘pueblo’ del poder ;  (2)  una  articulación  equivalencia!  de demandas que hace  posible  el  surgimiento  del  ‘pueblo’. Existe una  tercera precondición  que  no  surge realmente  hasta  que la movilización política ha alcanzado  un nivel  más  alto: la unificación de estas diversas demandas -cuya equivalencia  hasta ese punto, no había ido más allá de un vago sentimiento de solidaridad- en  un  sistema estable  de significación”.

Laclau, Ernesto (2006), La razón populista, México: FCE.

 

“No me parece justo que estemos sufriendo, no me parece justo que nos hayan desorganizado la vida así porque ¿saben que siento? Siento que le han desorganizado la vida a la sociedad. La gente tenía la vida organizada, la gente tenía su vida organizada podía planificar. A fin de mes tenía su sueldo, sabía lo que podía gastar, sabía lo que podía ahorrar para las vacaciones, sabía cuánto iba a separar para la cuota del auto, sabía cuánto juntaba para los ladrillos o la bolsa de cemento de la casa que se estaba haciendo. Eso es tener la vida organizada y eso es lo que han venido a romper. Nos han desorganizado la vida, la gente tenía proyectos”.

Cristina Kirchner, estadio de Arsenal, 20 de Junio de 2017

 

“Cualquier identidad popular requiere ser condensada, como sabemos, en torno a algunos  significantes (palabras, imágenes)  que se refieren a  la  cadena equivalencial como  totalidad.  Cuanto más exten­dida es la cadena,  menos ligados  van  a estar estos  significantes  a sus demandas  particulares originales es decir,  la  función de representar “universalidad”  relativa  de  la  cadena  va  a  prevalecer  sobre  la  de expresar reclamo particular que constituye el material que sostiene esa  función. En  otras  palabras:  la identidad  popular  se  vuelve  cada vez  más plena desde  un  punto  de  vista  extensivo,  ya  que representa cadena  siempre  mayor de  demandas;  pero  se vuelve  intensiva­mente más pobre, porque debe  despojarse de contenidos particulares fin de abarcar  demandas sociales  que son totalmente heterogéneas entre sí. Esto es: una  identidad  popular funciona  como un significante ­tendencialmente vacío”.

Laclau, Ernesto (2006), La razón populista, México: FCE.

 

Porque ojo que esto no les llegó únicamente a los trabajadores… ha llegado también a los científicos, a las clases medias, a los profesionales… Por eso les hablo de construir esta unidad ciudadana. Luisa, ¿dónde estás Luisa? Luisa es… bibliotecaria. No es bibliotecaria, Biblioteca Popular Islas Malvinas. Vení Luisa. Luisa trabaja hace años en la Biblioteca Popular Islas Malvinas y bueno… y la gente y las familias venían siempre a pedir libros, ahora vienen a pedir comida. Y bueno… ayudan en lo que pueden porque ellos no hacen comida pero sí reciben provisiones. Gracias, gracias Luisa por todo. María, María de un comedor, hace 20 años que trabaja al frente de un comedor. María Cañete, vení María. María, comedor, hace 20 años… se más que duplicó la cantidad de chicos pero además vienen las mamás y vienen también con un tupper, vienen con un tupper porque los hombres no van al comedor porque los  hombres tienen vergüenza de pedir comida. Van las mujeres, como las leonas ¿vieron? que son las que salen a la caza. Las mujeres siempre proveemos a la cría. Gracias, gracias”.

Cristina Kirchner, estadio de Arsenal, 20 de Junio de 2017

“… a esta altura debería  estar claro  que  por  “populismo” no  entendemos  un  tipo de  movimiento -identificable con una  base social  especial  o  con  una  determinada  orientación  ideológica-,  sino una  lógica  política.  Todos los  intentos  por encontrar lo que es especí­fico  en  el  populismo en  hechos  como  la  pertenencia al  campesinado o a los pequeños propietarios, o la  resistencia a la modernización eco­nómica,  o  la  manipulación por elites  marginadas, son,  como  hemos visto,  esencialmente erróneos:  siempre  van  a  ser  superados  por  una avalancha de excepciones.  Sin embargo,  ¿qué entendemos por “lógica política!? Corno  hemos  a  afirmado  en  otra  parte, entendernos las lógicas sociales  como  involucrando  un  sistema  enrarecido  de  enun­ciaciones, es decir,  un  sistema de reglas que trazan  un horizonte den­tro  del  cual  algunos  objetos  son  representables  mientras  que  otros están  excluidos”.

Laclau, Ernesto (2006), La razón populista, México: FCE.

 

“Bárbara, vení Bárbara. Trabajadora del calzado, una Pyme de 15… Bárbara, calzado, sí mi amor… hay en todas partes. No llores, te pido por favor que no llores, lo único que te pido, yo te pido que no llores nada más. Yo no tengo que llorar hoy, no llores. Adrián, vení Adrián. Adrián, vení Adrián. ¿Otro ahí, un médico? Un médico allá por favor. Adrián de ex Raimat, una cooperativa que fue fábrica recuperada. Vení Adrián, él es Adrián, Adrián es el presidente de la cooperativa ex Raimat que fue fábrica recuperada y entregada en cooperativa. Los está matando el tarifazo, no pueden y además, como hacen tapitas y envases también les abrieron la importación pero quiero decirles algo de las facturas. Ellos pagaban entre 16.000 y 18.000 pesos de luz, ahora les viene 70.000 pesos de luz. Pagaban 12.000, 13.000 pesos de agua y ahora les viene más de 45.000 pesos de agua. Competencia desleal porque le abren la importación, falta de financiamiento y, por si todo eso fuera poco, tarifazo”.

(…)

“Quiero finalmente también porque hay otras historias que son también historias de vida. No y acá también me faltan porque me acuerdo… Mirá qué memoria que tengo, menos mal porque… en lo que me entregaron faltan productores. Falta Pablo, vení Pablo y Graciela, vení Graciela y vení Pablo. ¿Dónde estás Pablo? Uno de cada lado. Mírenlos bien. La lechuga que ustedes comen, la verdura de hoja que ustedes comen, los tomates y los morrones… él y escuchen bien los xenófobos por favor. El vino hace 10 años de Bolivia, tiene toda su familia acá, ocho hermanos madre y padre. Trabajan todos los días, toda la semana, solo los sábados a la tarde… pero además. Pero además, Pablo está en primer año de agronomía de la Universidad Nacional de La Plata. Señores, señoras, a los que fruncen la nariz con los compatriotas de la patria grande. Las frutillas del oeste también. Graciela, él de Melchor Romero… Graciela de la cooperativa “La Primavera”. Ella cultiva dos hectáreas pero hoy, con lo que está pasando, más lo que le pasó con la tormenta del 5 de febrero está subsistiendo ella y su familia con la AUH porque no puede ni trabajando toda la semana hacer frente a lo que está pasando. Pablo trabaja en medianía una hectárea con su hermano Abel y el 50% se lo lleva el dueño de la tierra y el otro 50 él pero acá lo tenemos, parado, orgulloso, estudiando él y Graciela manteniendo a sus hijos. Estos son los ciudadanos y las ciudadanas que queremos para todos”.

Cristina Kirchner, estadio de Arsenal, 20 de Junio de 2017

 

“…la representación constituye un proceso en dos sentidos: un movimiento desde el representado hacia el representante,  y movimiento correlativo  del representante hacia el  representado.  El presentado depende del  representante  para  la  constitución de su identidad”.

Laclau, Ernesto (2006), La razón populista, México: FCE.

 

Vengan, vengan cerca. Yo quería que ustedes entendieran qué es esto de Unidad Ciudadana. ¿Saben por qué? Les voy a explicar. Porque muchas veces cuando uno ha participado en partidos políticos… toda la vida… la propia endogamia de los partidos terminan los dirigentes creyéndose más importantes ellos que la sociedad. Y yo quiero volver, quiero volver a ser parte de un movimiento político donde lo importante es el pueblo, donde lo importante son los que sufren, los que lo necesitan, donde lo importante son los comerciantes que tienen que levantar la persiana todos los días. Los empresarios que tienen que darle trabajo a los trabajadores y poder pagar los salarios. Esta es la Argentina que queremos. Esto es Unidad Ciudadana, para que lo entiendan todos. Para que lo entiendan todos y todas. Gracias y mucha fuerza. No hay que bajar los brazos, no hay que ponerse triste, no hay que llorar. Al contrario, esto debe darnos la fuerza a todos y a todas para saber que tenemos que construir algo mejor de lo que tuvimos hasta ahora. Muchas gracias a todos y a todas. Los quiero mucho a todos y a todas. Gracias”.

Cristina Kirchner, estadio de Arsenal, 20 de Junio de 2017

 

Foto

: "Escriba" es Nicolás Tereschuk. Politólogo (UBA), Maestría en Sociologìa Económica (IDAES-UNSAM). Me interesa la política y la forma en que la política moldea lo económico (¿o era al revés?).