Vacíos

Anoche prendí la televisión para dejarla de fondo mientras cocinaba y ante la falta de Los Simpson o el partido de Lanús, terminé sintonizando La Cornisa. Majul había convocado a un autoproclamado “experto en seguridad” cuya perorata agarré empezada, pero pude escuchar muchas cosas interesantes al ritmo del picado de cebolla. Este buen hombre decía entre otras cosas (cito de memoria):

-La “Maldita Policía” no era tan mala porque robaba pero hacía.
-Con la Maldita había menos crimen.
-Estaba bien que la Maldita robara, porque sin presupuesto la policía no puede hacer nada, como ahora.
-Los que salen a asaltar bancos y toman rehenes son “simios drogados” con los que “no se puede negociar ni dialogar” (sic).
-Para prevenir el crimen hay que “salir a reventar villas” con allanamientos.
-Que  “no está mal que caigan en cana cinco peregiles si agarramos a dos chorros”.
-En un arranque místico de Lombrosianismo puro, propuso que los controles policiales en los accesos a Capital Federal paren a la gente por “portación de cara”.

Su discurso sólo era interrumpido por otro periodista, cuyo nombre no recuerdo, que intentaba refutarlo con buenos argumentos pero mal manejo de los códigos televisivos. Majul y un tercer periodista también quisieron iniciar tímidos debates; por toda respuesta, el “experto” esgrimía “a vos te puede gusta o no gustar, yo te digo cómo hay que hacer para bajar la delincuencia”.

Este “experto en seguridad” era un tal Víctor Stinfale, que, según me avisaron minutos después, fue abogado de Telleldín en la causa AMIA, de miembros de la barra de Boca y de Monzer Al Kazar, además de emprendedor nocturno. Pero claro, los tiempos de la TV son tiranos, y Majul no pudo darse el lujo de informarnos el prontuario de este buen hombre (o si lo hizo, yo no lo vi).

Podríamos desechar la opinión de este tipo por sus antecedentes, o por haberlas expresado dentro del aparato mediático, o porque lo dijo en un canal perteneciente a un diputado opositor que tiene un plan contra la inseguridad, ayudame, ayudate, ayudín, incluso podríamos putear a Majul porque… bueno, porque es Majul.

Pero no. Porque el problema acá es que este señor te-dice-cómo-se-soluciona. Y este señor, y tantos otros señores, te dicen cómo se soluciona porque no hay nadie del otro lado para decírtelo. Ubique en este “otro lado” al gobierno, el kirchnerismo, la centroizquierda, el espacio nacional y popular, el progresismo, a Darío Santiago Silva que la está rompiendo, y a quien usted quiera.

“En política, no hay espacios vacíos; el lugar que uno deja lo ocupa otro”, rezaba más o menos el principio de Arquímedes aplicado a la política. Y el gobierno no puede seguir dejando vacío el espacio del discurso sobre la seguridad, que sigue siendo, ay, una de las principales preocupaciones ciudadanas.

No, la seguridad no es oligarca ni de derecha, menos cuando “son los más pobres los que más sufren las amenazas de las pistolas”. Una víctima es una víctima, y eso deberíamos haberlo aprendido hace seis años, cuando el espacio vacío lo ocupó un señor que decía ser ingeniero, y obligó a un kirchnerismo entonces dominante a sancionar un paquete de leyes que sirvió de muy poco.

El espacio vacío lo ocupan señores que te la dicen como es, lo ocupa la oposición, lo ocupa Chiche Duhalde proponiendo menos rutas y más cárceles (y sabemos que los Duhalde no comen vidrio), lo ocupan personas que oponen Seguridad a Derechos Humanos. No es así. No tiene por qué ser así.

Porque Derechos Humanos no se contradice con Seguridad. Al contrario: Derechos Humanos puede (tiene que) ser Juicio y Castigo con Asignación Universal por Hijo, derecho a un juicio justo y menos salideras, protección para la víctima y para el victimario.

¿Por dónde se empieza? ¿Por la Maldita Policía, el Poder Judicial, las leyes actuales, la inclusión social, los noticieros de América TV? No tengo idea. Pero hay que empezar a discutirlo, darle vueltas al tema, reconocer errores, proponer, hablar. Porque la naturaleza aborrece el vacio. Y en este tema, estamos llenos de agujeros negros y balazos.

Autor de la foto.

35 Comments on “Vacíos”

  1. “Pero no. Porque el problema acá es que este señor te-dice-cómo-se-soluciona. Y este señor, y tantos otros señores, te dicen cómo se soluciona porque no hay nadie del otro lado para decírtelo”
    El año pasado Marcelo Saín se sumó al EDE… hace dos semanas lo escuche en Radio Nacional refiriéndose al tema de la policía bonaerense.
    ¿No hay nadie del otro lado o no veo a nadie del otro lado?

  2. Escuché una parte de lo que decía este Stinfale y me preguntaba dónde estaba el límite de la apología del delito.

    Realmente este tipo necesita una camisa de fuerza.

  3. Si si, creo que hay que empezar ya a ocupar esos espacios y estar en esos programas, dejar expuestos a todos estos oscuros personajes. No solo en el tema seguridad en todos los temas. Hacerse el pulenta en 678 no sirve de nada.
    Nada, es solo una opinión.

  4. El otro tema es que, en código de TV, no “suma” alguien que diga que las cárceles tienen que servir para corregir a las personas, que los niveles de delincuencia están relacionados con el grado de desigualdad social, que la policía tiene que garantizar los derechos de todos (tanto víctimas como victimarios).

    Ah! Y al gobierno tampoco le interesa decirlo, porque tendría que actuar en base a esos postulados. En este tema, prefiere esconder la cabeza como el avestruz, antes que asumir una posición que indique claramente cual es su postura sobre la inseguridad o el delito.

  5. Es un tema complicado y largo de analizar. Yo puedo decir que comprendo un par de cosas, pero que son parte de un todo que no comprendo completamente.
    Ese par de cosas son las teorías de las penas, que si tomamos el método actual, nos encontramos con que “la moda” es de Jakobs. Uno se pone a estudiarla y lo único que él explica es la implementación de la norma al caso concreto. Funcionará para Alemania, pero acá somos otra cultura.
    El asunto es que muchos de los abogados que dan derecho penal… o que me dieron derecho penal, al adoptar estas teorías, tratan al que busca la aplicación de la norma como un modo de dar justicia, como a uno que no se ajusta a la “moda” y tratan de relegarlo. El derecho en algunos casos hace que se cometan injusticias a todas luces. El problema es que si entramos a buscarla vamos a terminar en cualquier parte y con más cabezas cortadas que cogotes sanos.
    El otro tema que veo que está muy mal es la droga y la desigualdad.
    Respecto a la droga: ¿Cuanto falta para que se termine de radarizar el espacio aereo argentino y la creación de la ley de derribo?
    La desigualdad: ¿Que tenemos que hacer con los ricos que construyen mansiones en barrios cerrados junto a las villas miseria? Viven contando plata delante de los pobres, el sistema los excluye, la educación apenas existe, los encierran por portación de cara, viven una vida miserable y no todos los días comen algunos ¿Pretenden que con tanta ostentación delante de sus ojos no haya violencia, celos o deseo de tener lo que le ostentan?

    1. de acuerdo con lelale.

      Por otro lado, hay que hacer una autocrítica desde la izquierda, el discurso “quieren criminalizar la pobreza” me tiene un poco podrido, ya bien podríamos, como dice Faco, incluir la seguridad dentro de una politica de derechos humanos completa, y cerrarle la boca a la derecha blumberguista..

    2. Muy bueno todo lo que decís. Yo tendría cuidado con el tema de la droga igual porque es embarrarla. Sabemos que no es lo mismo un faso que el paco, que los narcos generan violencia pero los pibes que salen de caño están todos con alcohol y pasti. Pero programas auspiciados por la industria farmacéutica no van a salir a decir esto, no?

      1. Puidi ser! Eso de las farmaseuticas no lo tenía en la cabeza.
        Respecto de la droga, es como digo, es un tema que no conozco demaciado, pero lo de la radarización es algo que apalearía un poco la situación… por lo menos subiría el precio para que consuman menos.

  6. En la línea que decís vos, de no dejar el lugar al otro, y sin que me importe demasiado qué quiere decir (y a quién) Chiche Duhalde cuando dice que quiere más cárceles y menos rutas, vos no propondrías más cárceles? El hacinamiento carcelario, es un tema de la derecha también?

  7. ¿Stinfale no estuvo suspendido de la matrícula un tiempo como parte de una condena por eso que algunos llaman “delito”?
    Entre las características lombrosianas hay que agregar: sujeto con saco y corbata (accesoriamente barba candado]

  8. Empecemos por el principio: El tema “seguridad” siempre fue un discurso de la derecha.
    Las medidas tomadas al respecto siempre fueron medidas de ese discurso, aumento de penas, renovaciòn del aparato represivo, y lavado de cara policial.
    El discurso progre siempre quizó poner en el tapete que el tema es grave, pero no tanto, y que esto se cambia con incersion social.
    Para empezar debo decir con conocimiento de causa, que las únicas medidas que yo vi que bajaran realmente el índice delictual fue la reincersión social.
    Este año con notable recuperación ecónomica y medidas de reinsercion (asignación universal, planes de coop barriales) respecto del anterior, los índices delictuales del conourbano a bajaron entre un 5% y 8% (según la zona) respecto del período enero-junio del 2009, y por lo que vi de los meses de julio y agosto la tendencia es aún mas a la baja.
    Ya se que algunos van a salir diciendo que las estadísticas no son reales, yo creo que si son muy reales, las estadísticas criminales tienen dos delitos que no pueden camuflarse, los homicidios y los roos de vehículos y en ellos los números incluso han bajado mas.
    No obstante ello es indudable que aunque el sistema de repartija siga mejorando, el delito igua tiene un núcleo duro, que son todos esos pibes de barrios marginales que eran menores en la epoca del menemato, todos estos pibes tiene ahora entre 10 y 30 años, tuvieron una infancia de mierda, vivieron como mierdas y eso ahora hay que remediarlo de alguna forma y muchos de ellos se llaman Carlos Saúl, por que tuvieron la desgacia de nacer en 1989.
    Piensen que las redes de contención social estuvieron rotas por diez años, (y hablo de todas las redes, estado inexistente, familias pauperizadas por la desocupación, por lo que solo les quedaba la colecta mas por menos, y conociendo a los que la hacen, mejor ni hablar)
    El quid de la cuestión en definitiva es reincertar a estos pibes o usar el aparato represivo, o usar ambos métodos.
    La solución no la tiene nadie.
    Por que la única manera de reinsertar es hacer creer en el sistema, dar esperanza, y eso es mas que díficil, como le haces creer a alguien que el camino es ganar $ 1500 laburando, si con un caño pueden hacer esa plata en un solo día, el sistema ya les desmostro que no sirve para nada, los llevo adonde estan.
    Por eso creo que es muy dificil, y complejo la solución, y que nadie crea que esto va a pasar de un día para el otro. La única forma que yo veo como posible es mediante medidas de reinserción y utilizando el aparato represivo -de manera legal obviamente- al mismo tiempo y después esperar que el tiempo haga su traajo.
    Aunque no lo puedan creer entre el 1999 y el 2001 los indices delictivos eran entre un 20 % y un 30% mas alto que hoy y por ejemplo hoy el indice de homicidios es parecido al de Francia -Argentina 6 homicidios cada 100.000 habitantes al año, francia 5, contra paises como México que tiene 30, Brasil 19-.
    Eso quiere decir que unos 7 u 8 homicidios por día los que nos da la cantidad necesaria para poner varios por día en los medios.
    Espero sirva para pensar un poco mejor el tema.

    Por otro lado no nos olvidemos

    1. Está muy bueno todo lo que decís y concuerdo con muchas cosas, pero acá no hablamos de un tema de medidas si no de discursos. De un lado tenés al oficialismo no dando quórum para tratar un plan de seguridad -ok, el plan será pésimo, no digo que haya que aprobarlo, pero esquivarle el bulto al debate de esa forma, ante la opinión pública, equivale a decir que el tema te interesa un carajo-, lo tenés a Scioli diciendo que tiene las manos atadas… ¿cómo un ejecutivo va a decir que no puede? Del otro lado, se te llena de estos tipos. En definitiva, no es tanto del hacer el problema, sino de la, ay, comunicación…

      1. Lo que pasa que el discurso a veces se mezcla con chicanas, y el discurso -hay que hacer algo por x tema- se explica solo, la chicana tenes que explicarla, y cuando la tenes que explicar con la mitad ya perdiste la comunicación, la mayoría se queda con que no queres hacer nada por el tema x, y nadie entiede que la oposición quiere girar el proycto de Papel Prensa a comisiones donde son mayoría, para ese momento no podes comunicar nada, entonces quizás sea mejor jugar solapada la chicana de no dar quorum, que en definitiva no es mas que un instrumento politico constitucional.
        En lo particular no estoy tan en desacuerdo, no se si piensan tocar el Codigo Penal endureciendo penas -en eso no coincido- pero en general por lo que escuche quieren poner trabas al delito cámaras, celulares, y cortinas visuales, en general esas son las medidas coyunturales que mejor resultado concreto dan.

  9. Es interesante el debate. Por un lado, qué se hace y como se hace para bajar el delito. Estoy de acuerdo que la mejor política es la de reinserción, laburo, estudio y, en definitiva, esperanzas de progreso. Por otro lado, coincido, hay un ataque constante de parte de aquellos sectores que pugnan por una política más represiva, y no se encuentra una contraparte poderosa que brinde argumentos sólidos para rebatir ese discurso dominante. Además, es muy fuerte la estigmatización y el laburo que se viene haciendo desde hace años para ubicar el delito en un sector específico de la población, justamente la más vulnerable y la que menos recursos discursivos posee para hacerle frente a esos ataques.
    De todas maneras creo que hay ámbitos y ámbitos para dar ese debate. Hay lugares, o personajes, que mejor dejarlos hablar solos: Majul o Stinfale

  10. Está bien el post.
    Ahora, además de llenar el vacío con discursos, estaría copado que el gobierno empiece a hacer algo por la inseguridad. Algo más que comprar chalecos y helicópteros, que es lo que siempre dice Anibal.
    Porque el argumento de que para reducir el delito hay que bajar la pobreza es tan falso como el verso del derrame de los liberales. En Venezuela se bajó mucho la pobreza, y el delito se triplicó. Digo, para dar un ejemplo.

    1. Coincido, no hay propuestas, no hay medidas, no hay política.
      Eduardo Real, de eso se trata, me parece, el post. Nadie de todos los que escriben o comentamos en AP tiene una idea de qué debería ser una política de seguridad, ni siquiera digo plantear propuestas concretas sino tener opinión formada sobre presupuestos básicos que debería tener una política de seguridad.
      Y sí, lo de la inserción social, el empleo, las mejoras en las condiciones de vida, etc., estamos todos de acuerdo. Pero eso no es política de seguridad y, sobre todo, no te sirve como discurso para discutir las propuestas represivas concretas que te tiran del otro lado.
      Algo tenemos que hacer de este lado, aunque sea discutir entre nosotros. Que este posteo tenga sólo 20 comentarios me parece que es una mala señal.

      1. Discutir de “la inseguridá” es un planteo absurdo. Sí podría discutirse del DELITO, que es cuantificable. Porque, quién te dice, puede disminuir el delito y aumentar la “inseguridá”.

        Yo recuerdo haber visto la disminución de las cifras de delito que se produjo entre el 2002 y el 2005. De los delitos “no dibujables”: Asesinatos, secuestros, robo de autos. Y sin embargo, luego de disminuir consistentemente esas cifras durante tres años, apareció “el padre de la inseguridá”, Blumber.

        ¿Alguien me explica cómo puede bajar el delito y al mismo tiempo subir “la inseguridá”?

        No sea cosa que nos hagamos cargo de la agenda de otros. El Sheriff Colorado agradecido.

      2. No, yo no te estoy plantenado que hablemos sobre “la inseguridá”, lo que digo es que cuando un tipo como Blomberg te viene con la carpetita de propuestas para, por ej., duplicar las penas, no sirve que salgas a decir que es una boludez, que está comprobado que el aumento de penas no funciona como ‘desincentivo’ al delito, etc, etc (por más que sea cierto, eh!) Creo que esos planteos hay que responderlos con propuestas concretas (que yo no tengo), con las estadísticas no hacemos nada.

      3. Insisto con lo siguiente: Marcelo Saín hace años que viene trabajando el tema. A su producción académica le suma la experiencia de gestión.
        Googleando al vuelo te encontrás con varios artículos de él.
        Decir “No hay propuestas. No hay medidas. No hay política” es la boludez más grande que se puede hacer. Es posicionar favorablemente las “propuestas represivas concretas que te tiran del otro lado”.
        Y si este posteo tiene 20 comentarios es, justamente, porque repite esa misma boludez.

      4. Eduardo Real, me parece que deberías levantar un poco la mirada. Te puede dar bronca que el tema te lo instale el Colorado, pero entiendo lo que dice el post. No vas a evitar que el Colorado gane votos con eso burlándote de los que hablan de la “inseguridá”. Además, me parece un comentario muy elitista, muy pedante.
        Coincido con lo de Saín, pero también te señalo que a Saín lo sacaron del gobierno. Nunca le perdonaron lo de las valijas de Antonini.

    2. Carlos, y dónde está Saín exponiendo sus genialidades? En la UNQui? Acaso el EDE está impulsando un paquete de medidas en el Congreso basado en su asesoramiento especializado? Vamos a presentar un paper en lo de Majul?
      Cuáles son las medidas que propone Saín? Contame, dale

  11. Desembarcás con el Estado en intendencias y comisarías.
    Infiltrás las barras bravas.
    Purgás el sistema judicial y penitenciario.
    Renovás el Ejecutivo con hombres probos, íntegros y capaces.
    Y si todo esto resulta muy ingenuo intentás negociar con la yuta y los intendentes para que entreguen las franquicias que producen más violencia a cambio de quedarse con el juego, las drogas y las putas.
    ¿No?

  12. ¿Qué pasó? ¿Entraron ladrones en Olivos?
    El Néstor habló sobre la in/seguridad.-
    Según narra Página 12 hoy:
    “El ex presidente Néstor Kirchner criticó a la Justicia por “permitir que los delincuentes entren por una puerta y salgan por otra” y cuestionó a “los dirigentes” opositores que “tienen un discurso simplista” y “especulan con el dolor de la gente”.
    “Hay que solucionar el problema de la justicia”, dijo Kirchner y aunque aclaró que no hay que generalizar señaló que “el retardo” de algunos procesos permite “esconderse en un falso garantismo y que los delincuentes entren por una puerta y salgan por la otra”. (probablemente se haya referido a las causas que lleva el dr Oyarbide, recientemente amonestado por las dos Cámaras de Apelaciones.-)
    A Francisco de Narváez, en tanto, le recriminó que hizo campaña prometiendo un plan contra la inseguridad que nunca presentó. “Que lo traiga para solucionar este tema rápidamente”, lo apuró. (Bueno, se lo ve algo angustiado por la inseguridad)
    ” Y concluyó argumentando que “es fundamental tener coraje, no como en la Cámara de Diputados, donde a algunos legisladores les tiemblan las rodillas y otras cosas” a la hora de votar en contra de los intereses concentrados. “¿Cómo pueden tener tan pocas convicciones?”, se preguntó. “Es tal la cobardía que tienen, que no se entiende para qué querían que los voten en 2009.” (es cierto, especialmente los que nunca van al recinto y sólo han votado una vez)
    Grande Néstor.- La clase media te va a botar.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *