El Pato Rengo de Cristina es de nosotros, las vaquitas son ajenas

Alguna vez el Néstor imaginó el salvavidas cristinista para obviar lo que a muchos gobernantes les sucede en su segundo período de mandato: el desgaste acompañado de una salida poco elegante y sin solución de continuidad. Según dicen, el proyecto político se hunde en la lontananza y, como consecuencia, la estrategia a mediano y largo plazo queda aplazada. Y eso es, quizá, una de las peores cosas que le puede pasar a la Argentina que queremos, y estoy convencida de no estar exagerando.

Cristina fue siempre un cuadro de la ostia: bastaba verla en la Cámara de Senadores o de Diputados para saber que la mina tenía futuro. Nunca fue una oradora más, y eso se nota estando adentro, observando la atención de pares y público presentes, y sintiendo el silencio que se rinde ante los que la saben lunga. Pocos lo logran. Quizá algún día los enumeremos: sí, son pocos.

El Néstor fantaseó (cosas del amor, ¿vio?) con la continuidad y –supongo- la vuelta triunfante en el 2011, y muchos también apostaban a que le heredaba a su jermu un paquete de bodrios bien comunicados. El voto popular acompañó en las elecciones. Las ganaron los dos, mesa chica mediante.

¿Y a qué viene todo este derrotero? Sí, Cristina heredó cosas pesadas, no somos ciegos. Néstor vaya si heredó cosas pesadas en el 2003, pero remó en el dulce de leche.

Sin embargo muchach@s, si seguimos así, sin poner un poco de onda, sin bancar al Gobierno desde el campo nacional y popular, esto sale por derecha, nos gusten a veces o no nos gusten otras los discursos de la Cristina como Presidenta. Y sabemos lo que eso significa, por eso no vamos a abundar.

Es así de simple y por eso lo repito: esto sale por derecha. Y eso parece que no lo entienden los progres, ni los semiprogres, ni los gorilas buenos, ni los peronistas K, ni la mar en coche. Siempre hay una queja, un sí pero…, un pelo en el huevo. Y lo digo así, de una, sin eufemismos. O se banca el proyecto (con sus grises) o se es funcional a la derecha: a Macri, a Carrió, al que se les venga en mente.

Y todo, absolutamente todo va a cambiar. Entonces muchos nos lamentaremos de no haber dicho ni hecho algo que sostenga un corto, mediano o largo plazo; muchos nos dedicaremos a ser -otra vez cómodos- oposición; muchos haremos blogs infantiles o de modas; qué sé yo, muchos nos iremos a nuestras casas otra vez, sin creer en nada ni en nadie. Todos, para variar en la historia del centroizquierda argentino, nos autoboicotearemos porque no podemos dejar de cuestionar. 

Por eso, ahora tiene que venir la etapa de la construcción política, del armado de cuadros, de la inteligencia de sumar dirigentes continuadores. De un recambio.

Si no es así, el Pato Rengo se habrá impuesto una vez más en nuestra historia; habrán triunfado, una vez más, los “otros”; y “nosotros” volveremos -con la inercia que nos caracteriza- a perder, a ver frustrados nuestros sueños. Y el Pato Rengo, más que del kirchnerismo, será de los que amamos la política más que el bolsillo de turno. De los que queremos un país con justicia social para todos. Hoy es, más que nunca, el momento de bancar.

29 Comments on “El Pato Rengo de Cristina es de nosotros, las vaquitas son ajenas”

  1. Ahi va. Me joden los cómodos observadores de los errores ajenos, preservandose para un promisorio e intachable futuro “cuando todas las condiciones estén dadas”. El progresismo conservador, bah.

  2. Mendieta: Tengo un post preparado al respecto desde la semana pasada (como éste). Para variar, la catarata de acontecimientos postergan mis líneas.

  3. ¿Sabés qué pasa?
    Que este es el argumento que usan siempre para aparatear cualquier espacio los peronistas (perdón si suena feo, es más complejo que esto, pero a estos fines, es gráfico). Y es un argumento que, justamente lo que no hace es escuchar al otro y lo deja en la disyuntiva de mierda de, o decir que sí a todo, o decir que no, darse la vuelta e irse.
    Porque además es un razonamiento que no tiene autocrítica, y no dice “esto es lo que estamos pudiendo hacer, súmense (pero súmense en serio) con sus críticas y sus distintos puntos de vista y vamos a ver que hacemos. Tampoco plantea poner puntos en común para poder seguir adelante. Se pretende lo que en derecho llamamos un contrato de adhesión.
    Esto lo he visto claramente con esta irrupción que ha tenido el kirchnerismo en todos los espacios políticos que sin declararse peronistas, intentaban una mirada nacional y popular.

  4. – Acuerdo con Isa.
    – Comprendo a HAL por el post principal.

    Ahora bien… pregunto: ¿es descabellado marcarle una agenda social al gobierno acercada con buena onda, antes que se lo haga la derecha con mala onda?

  5. Gracias Ángel.
    Lucio: usted ha expuesto el argumento “progre” que yo cuestiono. Gracias por el aporte. Y no queremos adhesión, sino compromiso ahora, esta semana, estos 100 días, ya. Después vemos.

  6. Se sale por derecha por obra y gracia de la propia orientación oficial, no por la falta de apoyos.
    Estamos viendo los límites infranqueables del kirchnerismo y ahora sólo resta esperar escenarios donde Scioli o personajes semejantes aparecen como los sucesores obligados. Es un proyecto que no da para otra cosa.
    Lo peor que se puede hacer es subsumir la totalidad de las expresiones progresistas al interior del dispositivo K, que termina operando como una muralla de contención antes que como un catalizador.
    De todos modos, ya juntaron bastantes progres y nac&pop, ¿por qué no arman algo ustedes y nos dejan de esgunfiar (qué antigüedad) a los que no adherimos?

  7. Me sacó las palabras de la boca Hal. Que buena idea. Lo vamos a dejar de esgunfiar. Y nos vemos en el cuarto oscuro (eso sí decide jugarse por alguna alternativa) o comentando los resultados posteriores.

  8. Si lo encuentro en el cuarto oscuro, voy a pensar que algo no funciona bien en la elección.
    ¿Sabe a qué me hizo acordar? Al sonsonete menemista que repetía una y otra vez los resultados electorales. Líneas de continuidad, parece.

  9. Quizás a muchos les gustan las prístinas aguas. Pero en general la historia es así: repletas de fangos. Una inmensísima gama de grises.

    La historia, acá y en Saturno, se cambia con las fuerzas “realmente existentes”: quedar esperando que las condiciones sean las mejores es la mejor manera de no hacer nada.

    Lamentablemente no sé si hay tiempo para empezar a construir. Pero el desafío sigue siendo ese cuadros y encuadramiento, sino la salida es por derecha.

    Y no me vengan con la boludez al estilo lozanista que el gobierno ES de derecha: miremos las contradicciones principales y las secundarias, miremos ésto que hay o lo que es probable que venga si este tinglado se cae.

  10. Me extraña Hal. Me entendió mal. Cuando dije d encontrarlo en el cuarto oscuro es que daba por descontado de que lo iba a encontrar en alguna boleta como candidato. Y con lo del mememismo lo que único que puede decirle es que el que renunció al PJ como afiliado cuando era gobierno y poder fui yo. Descuento que como buen progresista ud. hizo lo mismo durante el gobierno de Alfonsín, no?

  11. MEC: parece que Mendieta me está postulando, así que vote por mí.
    Mendieta, habrá renunciado al PJ con el menemismo pero ahora se le pegaron los latiguillos. ¿Será una especie de reivindicación tardía?

  12. Eso. Votemos a Hal. Yo voy a ser su ala menemista, quizá la que lo ayude a durar en el poder un par de semanas para que pueda hacer todas esas cosas lindas y buenas que tiene preparadas para nosotros.
    Lo único que le pido es que no se postule en Racing eh.

  13. No tenía que ser funcional a nada. Es una rebelión fiscal, con bastante fundamento pese a las rebuscadas o descaradas mentiras que la defienden, frente a la cual había que captar la realidad, reconocer el error y negociar algo. La intransigencia de los presidenciales se los convierte en funcional a cualquier cosa que los amenaze. Todavía hoy si negocian algo razonable con los ruralistas estos giran y se vuelven a laburar y todo se desvanece como espuma. Y Carrió y Macri y el que Ud. quiere tendrán que ir a apoyarse a otra parte.

  14. Por una vez, voy a decir que Hal tiene razón. Me parece que muchos de los que en esta especial circunstancia están del mismo lado que yo, en el pasado han sido centroizquierdas y no se resignan a dejar en el camino a sus antiguos cófrades.
    Y me parece que es un error. Ya bastante serio y peliagudo es el problema de cómo seguir esta película, para encima entretenerse en incordiar a los que no la quieren seguir de ninguna manera y más bien prefieren cerrar el cine.
    Lo que Isa dice yo lo entiendo de esta manera: no hay espacio para la crítica si no es desde esta trinchera. Y me parece bien, en la medida en que no sea un portazo de clausura de toda crítica en todo momento. Pero el derecho a participar del debate se gana participando en la pelea.

  15. No planteo problemas de espacio. Planteo problemas de de agenda.

    Es claro que si Kisti queda débil, en los próximos meses, la derecha pretenderá marcarle ciertos tareas, puntos y deudas.

    Los de marketing político le recomendarán visitar a Tinelli, a Su y todas esas giladas.

    Pero de ¿qué forma se le puede presentar una agenda social para fortalecerla y que no terminemos en un tobogán hacia la derecha?

  16. Mendieta: ¿garantiza dos semanas? ¿Seguro que sus antecedentes avalan eso? Mire que usted también tiene olor a Frepaso, eh. No alcanza con la fotito de Eva.
    Por Racing no se preocupe que su jefe ya está haciendo bastante para que el próximo campeonato juguemos con Platense.

  17. Isa, no te gastes, acá la opinión pública importa menos de lo que creés. Nadie de nosotros va a tener la culpa por no haber apoyado, si esto se va a la mierda. Ni ningún opositor que escribe en Artepolítica tendrá ningún mérito si realiza sus sueños de ver caer el Gobierno de Cristina.

    Estas cosas se jugaron con fuerza no con palabras. El logro del campo no fue poner al público en su favor, logró poner al público contra el Gobierno a fuerza de terror, pero tampoco importa que el público esté contra el Gobierno, importa que nos tienen sitiados desde el primer día, y aunque la gente les hubiera gritado que se vayan, ellos se hubieran quedado en las rutas. Si vos sacás el revólver y tenés al otro contra la pared, la discusión es pura burla.

    Tal vez, si el Gobierno no hubiera apostado a ganarles por cansancio, podría haber negociado, o sea, se habría vendido a ellos. Pero ya es tarde. Se jugó, si pierde, perdió.

    Si píerde es porque los enemigos tienen fuerza, no son bebés de pecho, manejan mucha plata, tienen mucho poder, la gente común no puede hacer demasiado. Ahora mismo Macri está juntando plata par comprar kirchneristas, y seguro que consigue unos cuantos. Unos cuantos se van a ir a pasear en camello a Egipto gracias a este negocio de vender a Cristina. Lo mismo pasó cuando echaron a Ibarra, no fue la indignación por Cro-Magnon, fueron las fuerzas que lo querían voltear para quedarse con la torta, los chicos de Cro-Magnon fueron la excusa.

    Y hay que ver cuánto le cobran al Gobierno lo que le falta por gobernar, o si lo tiran desde el Congreso todos sus enemigos y los amigos que se pasen de win. Si contás cuántos son los enemigos naturales del Gobierno, además de los del campo, no vas a parar de hacer la lista. A Cristina la van a voltear como a Ibarra. No me parece otra cosa.

    Sumá:

    el campo
    la Iglesia
    los militares
    la Policía
    los jueces
    los xenofobos, homófobos, moralistas.
    los izquierdistas
    los peronistas anti-K (Duhalde, etc)
    Macri
    Lilita Carrió
    Grondona
    Clarín
    Crítica de la Argentina
    Mirta Legrand “de Tinayre”

    y siguen las firmas…

  18. Eva: Eh, salimos contentos de la Plaza hace dos dìas y ahora estamos muertos? Vos hablàs de un juicio polìtico?

    No hay motivos para festejar nada pero tampoco para armar un velorio. El precio ha sido elevado, se han cometido errores gruesos que pueden remontarse mediante la polìtica.

    Era absolutamente necesario bajar un par de cambios para que el conflico se encauce. Y esto lo sabìa “el campo” tambièn. No es casualidad que se arma un caceroleo rabioso en la semana en donde iban eventualmente a decidir salirse de la ruta. Por eso tambièn la demostraciòn de la voluntad polìtica
    de parte del gobierno y quienes apoyamos en el acto en la Plaza. Ademàs fuimos sabiendo que esto ya estaba en manos del Congreso.

    No lo veo asì como vos lo ves. No va a ser fàcil para ellos tampoco.

    Saludos

  19. Confieso que entre al conflicto a favor de “el campo” y post como estos y el hecho que no hice otra cosa mas q leer leer leer y leer información tanto de un lado como del otro me llevaron a abandonar mi postura “progre conservadora” y bancar al gob. sin renunciar a mis criticas.
    El argumento principal que me llevo a dar el paso de un lado a otro fue cuando le dije a mi primo:”Ves zurdito, a vos te citan a marx y te dejan contento”
    A lo que me respondió sabiamente y utilizando el hecho de que estudio psicología:
    “Imaginate a Macri citando a Bucai”
    Y si, hay q banKar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *