¿El resultado de las PASO? Bueno para el Gobierno, si y sólo si…

A_Waterloo_Dogs_Playing_Poker

…primero y principal, se vuelve a verificar la teoría de la Marmikok (la idea de que el Gobierno funciona mejor bajo presión). ¿Que implicaría esto? Antes que nada que, como señala Abel, aquellos comprometidos con el oficialismo dejen de hablar sólo para los militantes.

La Presidenta dijo que el kirchnerismo está “en condiciones de mantener y de aumentar la representación parlamentaria“.  Esa declaración implica, más allá de la intención de presentar los datos como buenos para el oficialismo, reconocer que las cifras se asemejan a las de la elección de la que se renuevan las bancas en octubre: la de 2009, que fue la peor para el Gobierno. No se puede culpar a la Presidenta por buscar darle un sesgo positivo al resultado ante las cámaras (lo contrario sería suicida), pero es de esperar que en privado se muestre inquieta/ preocupada/ enojada o cualquier estado de ánimo similar y, sobre todo, dispuesta a producir algunos cambios para que las cosas salgan mucho mejor para la elección legislativa (y a bajar línea para que miembros del Gobierno y militantes hagan otro tanto).

El resultado de las PASO también muestra, como dice Lucas, que la idea del país dividido tiene menos asidero que lo que muchos sostienen. Reconocer esto le conviene a todos. Al kirchnerismo, porque ponerse anteojeras y repetir como un mantra “primera minoría, primera minoría”  puede llevar derechito al muro. A la oposición, porque el triunfalismo de cuando eran “Grupo A” dio menos fruto que un baldío.

Las PASO son como una extraña variante de póker abierto en la que primero se muestra el juego y luego algunos participantes pueden cambiar algunas cartas, sin que se sepa exactamente quiénes ni cuántas.

Gran juego, el póker.

Fuente de la imagen

8 Comments on “¿El resultado de las PASO? Bueno para el Gobierno, si y sólo si…”

  1. Buenas Comandante,

    El tema del “país dividido” es de doble filo. Muchos entre quienes critican al oficialismo por aprovecharse de ese país dividido harán todo lo posible para que eso se mantenga.

    Por ejemplo, no se puede descartar que una pequeña pero no desestimable parte del voto masista se deba a no-P on anti-P convencidos de que CFK iba por la reforma de la Constitución y la reelección indefinida (radicales, socialistas) y que por ello apelaban al “voto útil”. Ahora que ese cuco se cae por simple aritmética (el FpV nunca tuvo los números y no los iba a tener ni con una victoria nacional del 45%), más de uno votaría por Stolbizer en octubre. Eso a Massa no le conviene.

    Saludos,

    Andrés

    1. Hola, Andrés. El clivaje existe. Ahora fijate que al único que apostó a lo loco al oposicionismo como único argumento de campaña le fue para atrás (De Narváez). Igual, a lo que apunto es a que la dispersión del voto muestra un panorama complejo, y que no hay un gran adversario(en términos de la justa político-electoral) al que oponerse. Los votos perdidos (u otros nuevos) se recuperarán (eventualmente) trabajando sobre puntos concretos, no consiguiendo uno más para la cinchada.

  2. Me parece que la diferencia de la situación del 2009 con la del 2013, y la creencia de que “el gobierno se hace más fuerte bajo presión” es que en 2009, supieron y entendieron que el enemigo era Clarín y que había que atacar para sacar la ley de medios, entre otras conquistas para ganarse al pueblo. Además del poder de negociación que tenía Nestor detrás de ese postulado.

    Yo no se si hoy el gobierno tiene el norte tan claro para donde hacerse más fuerte, y los problemas del gobierno son diferentes que en los otros escenarios de debilidad donde, además, no tenía 10 años de desgaste. Los problemas económicos de 2009 eran más externos, los de hoy me parece que obedecen más a una cuestión interna.

    Por otro lado, en mi opinión (me saltarán), la militancia K tiene que dejar un poco la visión de secta que llevó al resto a pensar que la idea de país dividido es cierta… Nos podemos reir del Argen y Tina, pero que muchas personas piensan que el país está dividido no deja de ser cierto.

    De todas formas, es política, es Argentina… y me parece que el análisis no es incorrecto.
    Saludos.

    1. Hola, CS. Por supuesto, podés tener razón en lo que decís en los dos primeros párrafos, pero implicaría un cambio demasiado grande en lo que ha venido pasando. A mí me parece imposible que la elección de octubre no salga mejor para el FpV que ésta (la peor) en término de porcentajes, el tema es cuánto.

      Y creo que el post prueba mi convicción de la inutilidad de martillar con lo del país dividido, aunque un clivaje de base sea indudable.

      1. Uh, las palabras dificles.

        No sé que quiere decir clivaje, pero me parece imposible que en octubre les vaya mejor. ¿Quién se pasa al lado del perdedor?

  3. Si lo del país dividido es real, hay un 26% que está con el kirchnerismo y un 74% que no quiere saber nada.

    Igualmente los porcentuales seguramente cambiarán para octubre ya que es probable que el kirchnerismo se purifique de oportunistas, arribistas y tibios.

    ¡Che, Al fin de al cabo hay derecho a no estar rodeado de traidores e intendentes!

  4. Mi Comandante: Usted que -como yo- mira el desenvolverse de la política argentina desde afuera (afuera del territorio quiero decir, no afuera del interés y el sentimiento), ¿no le parece que nuestros queridos compatriotas se están dejando llevar por la vorágine y que, como consecuencia, están espantados por los árboles y entonces se pierden en el bosque? Ojo, no lo digo como crítica (si yo viviera allí estaría igual o peor) sino porqué creo que deberían quizás sentarse un ratito y desacelerarse. Tal vez podríamos ayudar, ¿no cree?
    Un abrazo
    Eddie

    1. Hola, Eddie. No, “ayudar” no, eso implicaría que una opinión vale más otra (y si es falso para un lado lo es también para el otro). Que una mayor diversidad de miradas suma, sí.

      Pero recojo el guante, y como me parece que me pregunta por ideas concretas a futuro, le dejo lo que comentaba en el blog de Gerardo:

      Creo que una interna FpV (sea entre quienes sea) en el marco de las PASO 2015 es indispensablepara la continuidad del kirchnerismo como movimiento orgánico y no como referencia difusa (como es el caso del peronismo hoy). A un eventual Cámpora o Maduro le iría para el traste en las elecciones, no lo veo compatible con la idiosincracia argentina actual. Kirchner era (supuestamente) el chirolita de Duhalde, y miren lo que pasó. De eso no se olvidó nadie, Y Cristina y su eventual heredero tampoco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *