De septiembre a octubre

Julio los preparó, agosto se los llevó. Y llegó septiembre. Y resulta que de repente faltan dos años para 2011. Después de un junio fatal, la mesa se dio vuelta. En este punto es interesante preguntar cómo y dónde estamos, hacia dónde vamos y si el kilo de tomates sigue a 20 pesos.

En la madrugada del nefasto 29 de junio, mientras muchos hacían un Rodríguez Sáa Revival esperando las mesas de La Matanza, nadie daba ni dos pesos por el kirchnerismo. Pero una vez más, contra todos los pronósticos, gracias a la larga siesta de la oposición vedettizada, el gobierno se levantó. Y andó. La jugó calladito, sin estridencias. Primero la convocatoria al diálogo, para demostrar otra vez que los de enfrente son una bolsa de gatos que se arañan entre ellos. Y el clímax llegó la semana pasada, con el combo de: despenalización de la tenencia de drogas + Ley de medios + estatización del fútbol, además de otra (más o menos) exitosa cumbre de Unasur y la adopción de la norma japonesa-brasileña de TV digital.

Todo en menos de 5 días, y de repente el Gobierno parece tener aire, como si las últimas elecciones fueran sólo un mal recuerdo. Y parece que todos empezaron a pensar en 2011. El PJ disidente, para reemplazar al kirchnerismo. Y el kirchnerismo, para llegar entero a diciembre e imponer un candidato propio, o al menos ser una facción de peso para dirimir la interna peronista.

Por eso, cabe comenzar a preguntarse qué pasará de acá a dos años para ver cómo se resuelve el escenario, en materia económica, social y política.

Economía

La crisis final y fatal del capitalismo comienza dar tregua. Parece que los capitalistas no se coparon con la propuesta de Altamira y no pagaron ellos mismos la crisis, pero todo indica que el sistema se irá acomodando, como hizo en el último par de siglos, y que la actividad volverá, más temprano que tarde, a niveles aceptables, aunque menores a los anteriores.

Los precios de las commodities ya encontraron su piso y rebotaron. Durante los próximos años volveremos a tener exportaciones con altos precios en dólares. Si el llamado «viento de cola» se mantiene, no será muy difícil para el kirchnerismo volver a impulsar el consumo interno como en el período 2005 – 2007, y regresar a los superávits fiscal y comercial.

Evitar la fuga masiva de capitales, no asfixiar el consumo interno, mantener la inflación a raya y el dólar controlado serán las principales tareas del equipo económico. Descontando una catástrofe, no es muy difícil de cumplir. La señal que se hizo hacia el FMI anticipa la posibilidad de una normalización -de verdad- del INDEC y de un nuevo canje de deuda o pago al Club de París.

Social

Las consecuencias sociales de la crisis en otros países del mundo pueden ser terribles. Al menos esa es la tésis de Manolo. Con el desempleo aumentando dramáticamente en países como España y Estados Unidos, algunos anticipan un aluvión de excluídos hacia países como Argentina.

Ante ese panorama, las redes de contención de nuestro país deberán estar preparadas al 100% para aguantar a los que lleguen. Pero para eso, el kirchnerismo debería saldar su deuda más grave y postergada, el de los sectores más bajos. En fin, aplicar aunque sea alguna de las medidas sociales que viene reclamando el sector nacional y popular. Si lo hará o no, sólo El Calafate lo sabe.

Política

Y acá llegamos al meollo del asunto. El punto que está modelado en los otros dos. ¿Qué pasará con la política en los próximos dos años? ¿Quién ganará, quién perderá? Sólo podemos esbozar algunos puntos. Veamos:

El «tema del campo» no será un obstáculo mayor para la gobernabilidad. La efervescencia de mediados de 2008 ya pasó. El poder de convocatoria, «la bronca» de la Mesa de Enlace ya no son los mismos. Con la recuperación de los precios de las commodities, ya no se puede plantear un todo o nada, y menos apostar por el nada. Con el desgaste, deberán sentarse a negociar. En ese sentido, la designación de María del Carmen Alarcón al frente de la Secretaría de Asuntos de Estado, apunta a buscar la negociación, la conciliación, para desarticular el tema más temprano que tarde.

«El campo», además, se ha convertido en una suerte de «padre eterno», a lo Perón, pero al revés. Está con todos pero con nadie. No se referencia en ningún partido de forma unilateral, sino que apela a cualquiera que pueda resolver su problema. En definitiva, no se casa con nadie. Si el Gobierno desarticula el reclamo, le quitará a toda la oposición el mérito de alzarse con una valiosa victoria política.

Mientras tanto, el Peronismo se muere por reemplazar al kirchnerismo. Pero sabe que si el Gobierno no llega más o menos entero a 2011, pueden perder las elecciones. Por eso, el justicialismo disidente se debate entre la oposición abierta, el apoyo crítico y el respaldo simbiótico. La pata peronista de la gobernabilidad está casi garantizada. Si el gobierno termina con mala imágen, los disidentes podrán imponer a sus candidatos. La lista es interminable, pero los de mayores chances son Reutemann y Solá, que aún no tiene suficiente fuerza. Todo dependerá de cómo se juegue a partir del nuevo Congreso. Si el gobierno llega fortalecido, tiene esperanzas de forzar una continuidad.

En la vereda de enfrente, la situación no es muy distinta. El panradicalismo (CC + socialismp + ACyS) debería ser una opción de cambio fuerte, ya que en 2011 se cumplirían 10 años ininterrumpidos de gestión peronista. Pero aún no encuentran la forma de lograr acuerdos mínimos para coordinar, por ejemplo, posiciones parlamentarias comunes. Si consideramos, además, que están divididos en varias fracciones, la cosa se les viene difícil. Imposible es, por ahora, preveer un candidato consensuado entre todos ellos. Sus opciones comenzarán a definirse también a partir de diciembre, en el edificio de Entre Ríos y Rivadavia.

En fin, eso es todo lo que puede preveerse a dos años de distancia, dada la situación actual. La tarea es más o menos clara, y no queda mucho más que seguir tirando para adelante. Por eso, mis queridos chichipíos, a seguir trabajando, la neurona atenta, vermouth con papas fritas y ¡Good Show!

About Faco

Facundo Falduto nació en Lanús durante la presidencia de Alfonsín. El destino lo llevó de chiquito a otra vida en otro lugar. Es redactor, escribiente, algo parecido a un periodista, y editor de blogs (?). Miente mucho y a veces habla en tercera persona, como ahora.

View all posts by Faco →

20 Comments on “De septiembre a octubre”

  1. Es una visión y análisis, bastante razonable, pero (je, siempre hay uno). Habrás notado que las últimas medidas fuertes del gobierno, si bien es indiscutible que le hicieron recuperar el centro de la discusión pública, no es menos cierto que ni una camina por el sendero de la agenda que vos marcás.

    Con respecto a tu último párrafo, te agrego lo siguiente, en 2011 también se cumplen 28 años de Democracia ininterrumpida con 20 años de gobiernos del PJ, (71,5%), también se cumplen 22 años (Justo los años que tenés)de gobierno del PJ interrumpido en la Provincia de Buenos Aires (78,5%), también durante esos 28 años se cumplen casi 22 años de Mayorias Parlamentarias en manos del PJ.
    Vale decir, creo que no solo la oposición debe sentarse a charlar,TODOS, deberián y deberiamos sentarnos a charlar, digo, en vista de los resultados.

    Que estemos mejor.

  2. Ojo, ojo, ojo.
    No nos durmamos en los laureles de el 28J no pasó nada porque tenemos iniciativa.
    Después del 10 de diciembre vamos a ver que pasa.
    No nos apuremos, seamos optimistas, pero no nos apuremos a sacar conclusiones acerca de lo bien que estamos y lo mal que están los otros, ya nos pasó muchas veces incluyendo el mismo 28J.
    Saludos

  3. bien. se pudo salir de la situación de «derrota» donde nos querìan arrinconar y vale rescatar la forma en que se salió: abriendo puertas (estaban antes y no se veian o esa mezcla de azar y necesidad que impregna la vida, puertas deleuzianas? (peronismo deleuziano?)al menos en una de ellas atras estaba sentado grondona)o saliendo por arriba, como gusten, lo cierto es que el » combo de: despenalización de la tenencia de drogas + Ley de medios + estatización del fútbol, además de otra (más o menos) exitosa cumbre de Unasur y la adopción de la norma japonesa-brasileña de TV digital» es virtuoso. lo social es el punto mas urticante

  4. Es notable, realmente, la capacidad del oficilismo de retomar la agenda politica y marcar los tiempos. Es refrescante a la vez pensar en que recien vamos por la mitad del mandato de Cristina (porque parece medio instalado que ya queda poco, que ya se termina no?) y que si en la mitad del mandato recuperamos aerolineas, la administracion de los fondos de las jubilaciones, democratizamos el futbol y principalmente los medios, creo que hay gobierno para rato si se logra apoyar en los sectores progresistas y se aleja del nucleo opositor por el camino que esta mas a la izquierda.
    reforma tributaria?, reforma politica? cuales son las proximas banderas?

  5. Faco: en línea con lo que dice Primo, estoy en desacuerdo con vos respecto que una suba del precio los tranuilizará. Ya que la efervesencia rural se enciende conforme aumentan los precios, y disminuye conforme bajan. La emocionalidad campestre y el mercado de Chicago mantienen una relación directamente proporcional. La baja los deprime, las subas los enardecen, porque empiezan a calcular lo que «pierden de ganar» con una retención al 35%. La baja del precio de la soja, justo cuando ellos dejan de comercializar es lo peor que les puede pasar a tipos que se consideran el centro, no ya del país, sino del mundo. Es como que el mercado les dijera: «Muchachos, no mueven el amperímetro». Eso impacta fuerte en la autoestima sojera. Una recuperación galáctica de las commodities solo produciría más conflicto. Se sabe, si hay un motor del capitalismo, ese es la avaracia. Cuanto más, se quiere más. Ese es el orden natural del capitalismo. No hay «conformismo» en el sistma capitalista. El límite a la capacidad predatoria del Capital lo debe imponer el Estado en una última instancia al limitar la conformacion de los monopolios, cuyo resultado, de constituire, es la destrucción literal del Mercado. Esto es así aún para Carl Smith, quien, sin embargo, sostiene que es justamente la tendencia al monopolio la que mantiene vivo el funcionamiento del capitalismo. Se aprueba la aspiración al monopolio (la avaricia) como fuerza motriz de todo el sistema, pero sin dejar que se consolide porque de allí devengaría su autodestrucción.
    Como dice Marx: «Al capital le horroriza la ausencia de beneficio. Cuando siente un beneficio razonable, se enorgullece. Al 20%, se entusiasma. Al 50% es temerario. Al 100% arrasa todas las leyes humanas y al 300%, no se detiene ante ningún crimen.»
    Se entiende ahora? Lo mejor que nos puede pasar es que los precios se mantengan en valores «razonables». De otra manera, se alimentaría la voraidad predatoria.

    1. Es posible. Pero yo marco dos consecuencias posibles del aumento de los precios de los commodities. Una es que la economía argentina mejorará. La otra es que el reclamo agrario perderá fuerza. La segunda puede ser cierta. Pero creo que con un año y medio de conflicto, y considerado el escenario político actual, el tema se diluirá. Al menos esa es mi apuesta.

  6. bien…bien…bien…vamos progresando…

    hasta hace unos meses alguno ya estaba pensando en pasar a la «clandestinidad» para defender al matrimonio progre del inminente «golpe de derecha»…

    y ahora???…alguno ya sueña con un regreso con toda la pompa del nestor para el 2011…vieron q no era para tanto???…

    pero igual les advierto algo…no se preocupen por los clasemedieros q no los votan…la prensa cipaya q no informa lo q ustedes quieren…los progresistas traidores q no acompañan sus leyes… etc etc etc…preocupense el dia q sintonisen radio10 y esten dando informacion sobre saqueos en el conurbano…ese dia si,vayan poniendo las barbas en remojo…

    de onda…

    en fin…

  7. Yo no desestimaría a Macri dentro de las posibilidades. Creo que tiene más fuerza que Solá y que Reutemann si logra un acuerdo digno con Duhalde y De Narváez, no?

  8. Me parece excesivamente idealista el comentario y poco realista, los ìndices de impopularidad del gobierno siguen creciendo y sin inversiones la torta se achica y los que mas van a sufrir son los mas pobres. Me sumo a los que dicen que 20 años de gobiernos del PJ en la provincia y diez en la Naciòn, no han solucionado ni la pobreza, ni la injusticia social creciente ni la marginaciòn del 40 % de la sociedad. Mientras tanto los Moyano son cada vez mas ricos y los Cristobal Lopez, Rudy Ulloa Igor y el resto de la parentela sigue enriquecièndose, empezano por los copresidentes. Que me expliquen objetivamente y seriamente que tiene este gobierno de progresista

    1. Te corrijo, 22 años en la Prov. de Bs As y casi 20 en la Nación (10 de Carlo, 1,5 de Tachuela; 4 de Nestor; 4 de Cristina (que nadie la va destituir).
      Si, ya se, -Carlo, no era Peronista, y Tachula es Peronista de derecha, no me vengan con esa.
      Siempre el verdadero «peronista» es el próximo, los habitantes de la Prov. de Buenos Aires lo saben bien, si se lo dicen cada 4 años.

      1. ¿Que problemas solucionaron los gobiernos no-peronistas?

        Hasta dónde sé, los empeoraron en ambos casos, tanto Alfonsín como De la Rúa.
        Muchachos, dejen de joder con el PJ, eso es para la gilada de los Iglesias y los Rozitchner que no tienen dos dedos de frente y usan un argumento de adolescentes, usen la cabeza un poco.

      2. No sabía, que una discusión de política, era un concurso de ver quien la tiene más larga o corta (tachar según gusto).
        Si diez años de Menem y 22 años gobernando la Prov. de Buenos Aires, no son argumentos como para comenzar una discusión, te la van a seguir poniendo, que la disfrutes!!

      3. -Ah, me olvidaba!
        ¿No se te ocurrió pensar, que tal vez todo esto lo digo como Peronista?
        Que tengo los huevos al plato, de tanta destrucción de los principios y las obras de los 2 primeros y únicos gobiernos genuinamente Peronistas.
        Que muerto el Viejo, al igual que los Radichas en los 30´, los «compañeros», entraron en el «sistema», y la revolución quedo solo para calentar gargantas.
        O acaso como muchos que andan dando vuelta por allí, vos también comenzaste a interesarte en la política nacional y su historia desde la 125?

  9. Si, hay un aluvión de alemanes comprando terrenos en San Clemente del Tuyú porque quieren mudarse a la Argentina y nuestro mayor peligro es que extraterrestres envidiosos nos invadan empezando por Calafate. El 28J, como vengo afirmando hace mucho, hubo los efectos de un agujero negro que afectó el pensamiento de las masas que hasta el sábado a la tarde estaban bien pero el lunes 29 ya estuvo compuesto. Si fueran hoy las elecciones, sumando los aciertos recientes, sacamos entre el 61 y 64%.

  10. Sres Foristas, el Sr.Fernando que se expresa, anteriormente no soy yo, aunque podría estar de acuerdo con su texto, también podría adoptar otra postura si consigo una changuita, aunque sea de aplaudidor en actos oficialistas, toy sin laburo vio…..

  11. Ojalá sea como vos decís. Pero yo veo que la derecha no se va a quedar con los brazos cruzados, y ahí puede pasar cualquier cosa.

  12. El Gobierno se viene recuperando bien. Pero todavía «no mide», dicho en filosofía Escribista.
    El termómetro va a ser luego de la asunción de los nuevos congresales.
    Si la economía se recupera, se va a recuperar la imagen del Gobierno.
    Pero creo que el daño que hicieron a la imágen K los Medios es muuuuy jodida.
    No hay opinión mediopelera que no sea parecida a los comentarios típicos de La Nación. O por lo menos, a mi me cuesta encontrarla…
    ¡Saludos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *