Los 2 años

tigre1

Las elecciones legislativas de medio término en la mayoría de los sistemas presidencialistas se convierten en un test electoral que tiene diversas ramificaciones explicativas. En primer lugar, dicha votación tiene como principal objetivo modificar la composición parlamentaria (en el caso argentino la mitad de la cámara de diputados y un tercio de la de senadores). En segundo término opera como un termómetro político del devenir futuro. Por último, estas elecciones dejan claramente identificados a los ganadores y perdedores de la contienda, como así también las posibilidades futuras de los competidores. Sin embargo, una mirada atenta a la historia de nuestro país demuestra que muchas veces quienes emergían como los principales (y únicos) ganadores de la elección legislativa y favoritos a llevarse el premio mayor dos años después, no siempre dieron la talla virtuosa y culminaron siendo convidados de piedra. Veamos algunas postales de las últimas décadas.

Buenos Aires, 1987

A dos años del primer recambio en la esfera ejecutiva nacional, el alfonsinismo gobernante tenía por delante la elección más difícil de su mandato: gobernadores, senadores y diputados. Se debe recordar que previo a la reforma constitucional de 1994, el mandato presidencial tenía una duración de seis años, lo cual implicaba dos renovaciones parlamentarias y una de ejecutivos provinciales. En ese marco, y a pesar de haber triunfado en la elección legislativa de 1985, el radicalismo debía superar la prueba más difícil desde que era gobierno en un contexto socioeconómico que empezaba a mostrar incipientes dificultades. El 6 de septiembre de 1987 el peronismo volvió al triunfo luego de varios sinsabores y la elección en la provincia de Buenos Aires catapultó  a Antonio Cafiero a la cima política de aquél momento histórico. El peronista renovador, que ya había salido victorioso en la legislativa desafiando a la estructura del PJ, se convertía, para los medios, la sociedad y la opinión pública, en el principal hombre a ocupar el sillón presidencial en 1989. Lejos se encontraba Carlos Saúl Menem, por ese entonces gobernador de la Rioja y más conocido por las imitaciones del cómico Sapag, de convertirse en una alternativa concreta y viable para el movimiento peronista.

 

Buenos Aires, 1997

El menemismo cumplía ocho años desde su ascenso al gobierno y enfrentaba la elección más complicada desde 1989. El recambio legislativo de 1997 le auguraba a la oposición política, encarnada desde ese mismo año por la Alianza, grandes posibilidades de triunfo. La recesión económica, el desgaste gubernamental, las internas dentro del PJ, una sensación de final de ciclo, subyacía en el entorno político- institucional. El acierto de los dos grandes partidos de la oposición (UCR y Frepaso) de asociarse en una coalición superadora le otorgó competitividad electoral al sumar el voto antimenemista en una única opción. El 26 de octubre la flamante alianza partidaria triunfó en los principales distritos del país y en la provincia de Buenos Aires, Graciela Fernández Meijide derrotó a la esposa del “padre de la derrota”, hiriendo de muerte la sucesión duhaldista en el interior del peronismo. La senadora frepasista, estrella principal de la jornada, continuaba concatenando triunfos electorales allende la capital, su distrito original, y se convertía en la principal candidata a ser la opción opositora ganadora en la siguiente elección presidencial.  Atrás quedaba Fernando De la Rúa, jefe de gobierno porteño en esos momentos y ausente en dicha compulsa electoral, en el imaginario político y social de candidatos ganadores y posibles vencedores dos años después.

 

Buenos Aires, 2009

Luego de seis años de gobierno, el kirchnerismo enfrentaba la segunda elección legislativa en uno de los momentos (por no decir “el” momento) más difíciles desde el 25 de mayo de 2003. Luego de vencer en las elecciones presidenciales de dos años atrás, CFK enfrentaba su segundo año de gobierno en un contexto económico espinoso y con fuerzas opositoras movilizadas y en auge. El adelantamiento del calendario electoral (luego de que los gobernadores opositores adelantaran las elecciones distritales con antelación a la general prevista para octubre) advertía sobre las debilidades oficialistas y la confianza opositora en el triunfo. El 28 de junio de 2009 las distintas oposiciones vencieron en forma contundente a los candidatos kirchneristas, ubicando a sus principales exponentes en el lote de aspirantes al sillón de Rivadavia (¿o de Perón?). La lista encabezada por Carlos Reutemann y seguida a un pelito por Cobos y Macri (Y De Narvaez jugando a modificar la Constitución) mostraba que la oferta electoral opositora era amplia en su abanico y segura en la transición que se aventuraba  en el corto plazo. Nadie siquiera sugería una posible recuperación política del kirchnerismo, ni mucho menos que CFK reelegiría 24 meses más tarde.

 

La evidencia electoral es clara al respecto: los ganadores de la elección legislativa (y candidatos de cajón a repetir dos años después) no logran llegar a Balcarce 50. Las razones (que no es el objetivo de este post) resultan ser, como en la mayoría de las explicaciones de los fenómenos políticos, variadas y multicausales. En los tres casos descriptos, los candidatos “seguros” a) dos fueron al Congreso y uno a la gobernación, b) dos perdieron en internas y otro no se presentó, y c) su experiencia ejecutiva y legislativa era variada. Por lo que las explicaciones en torno al carácter institucional resultan ser insuficientes para comprender el frustrado intento. Eso sí: el camino que compartieron los tres fallidos candidatos fue la evaporación  de su capital político y, con ello, sus posibilidades de insistir en los años sucesivos.

 La elección legislativa de octubre parece estar definida en la mayoría de los distritos. Las PASO adelantaron las chances concretas de cada una de las fuerzas políticas. De repetirse, los ganadores (o el ganador) quedará muy claro. ¿Le alcanzará entonces con ello para convertirse en la figura de recambio de acá a 2015? Considerando la historia ¿le convendrá? ¿Los derrotados de octubre, serán los candidatos de fierro del 2015? ¿Los que hoy son descartados, tendrán alguna chance en dos años? Amigos y amigas, hagan sus apuestas. Los dados comenzaron a volar por los aires y la capacidad (la virtud dixit genio florentino) y fortuna de ellos dictaminarán los años por venir.

About Mariano Fraschini

Doctor en Ciencia Política y docente (UBA- UNSAM- FLACSO)

View all posts by Mariano Fraschini →

45 Comments on “Los 2 años”

  1. En vista de lo que ha pasado con CK diria que hacer pronosticos y proyecciones sobre quien va a estar o no en 2015 no tiene mucho sentido.

    1. david, que es eso d que pueda terminar el mandat? lo va a terminar salamin eso es lo q quicieran ustedes q no termine.

      1. Querido Balcón:

        A nosotros los salamines republicanos entrados en años, nos interesa mucho que se cumplan las normas y plazos constitucionales.

        Los que hemos conocido varios gobiernos kakistocráticos, este es solo comparable con el de Isabel, y lamentablemente ese gobierno terminó de la peor manera.

        Y a pesar de que yo era el mismo salamín, pero casi 40 años más joven que ahora, no quería que la echaran a Isabel, faltaban pocos meses para elecciones.

        Una verdadera pena…

        PD: ¿Podrías aprender a escribir con palabras entendibles, utilizando las vocales de nuestro rico idioma castellano?

    1. PD: Y de paso, un curso de ortografía no te vendría nada mal. Necesitamos nuevas generaciones que no sean demasiado analfabetos…

      1. Hablando de ortografia, son notables los carteles que deja ‘el pueblo’ afuera de la Favaloro. Como vi una foto de una coya con trenzas y estatuitas del Gauchito Gil y Virgenes de Lujan, cabe suponer que estamos hablando de los sectores menos favorecidos, como dirian los redactores. Lo que da mucha fe en el futuro es que, a diferencia de comentarios de lectores en LN, Clarin, o incluso en Artepolitica, no se ve una sola falta de ortografia. Ni una. Asi que el milagro kirchnerista ha logrado un nivel de educacion asombroso para el pueblo mas sufrido, superior al de los paises escandinavos.

        A no ser que los carteles esten escritos por los asalariados de La Campora, ex CNBA, en Balcarce 50, y dados a las coyas traidas en Aerolineas.

        http://www.lanacion.com.ar/1627080-cristina-kirchner-parte-medico-final-operacion

      2. Leer «necesitamos» es un verdadero milagro sarmientino.

        No obstante se observa un par de licencias más poéticas que ortográficas:

        «Queremo» sería una concesión al sindicalismo nac&pop.

        «Donde tu vallas» sería una alusión a las ídem que protegen a La Casa Rosada, para tranquilidad y sosiego de los esforzados funcionarios.

      3. – Si están bien escritos, fueron los empleados del gobierno.
        – Si están mal escritos, es para burlarse de lo ignorantes que son.
        El odio los domina y los carcome, no tienen remedio.

      4. guillermo, si observa con cuidado verá que en la foto N°26 se ha deslizado un error de ortografía. En el cartel en forma de corazón que aparece en la misma pusieron vallas en vez de vayas, el responsable ya fue juzgado en forma sumaria y fusilado.

      5. Al que lo domina y carcome algo inexplicable es a Ud, Raul C. Cualquier persona medianamente educada y razonable que confronta la ridiculez de una especie de santuario estilo el del paramo donde se estrello Gilda (que al menos tiene la nobleza de ser genuino, no armado por la Secretaria de Prensa, La Campora, etc), pero tan burdo en su fabricacion que los mensajes del ‘pueblo’ tienen ortografia de Felicitado y caligrafia de licenciado, y la coya viene tan impecable y planchada que parece lista para una escola do samba tema Altiplano, tendria la sensatez de no decir nada y asumir en digno silencio las idioteces del peor aspecto de lo que apoya.

      6. Pará, Raúl:

        Nada de odio.

        La ortografía y el idioma en general han sido de gran interés para mí, dado que mis padres inmigrantes de Europa desconocían por completo el castellano.

        Mi madre llegó a dominarlo a la perfección, no así mi padre, que nunca pudo tener una pronunciación aceptable.

        Tal vez para compensar, siempre le dí mucha importancia al lenguaje.

        Eso es todo. Le deseo lo mejor a Cristina: que se cure, y que gobierne lo que le corresponde.

        Igual en algo tenés razón: no tengo remedio: no voté nunca ni votaré peronistas (o cualquier nuevo populismo que aparezca por estas pampas, por ejemplo el de Macri, ja).

      7. Político:

        No estoy de acuerdo con el fusilamiento por ignorancia.

        Ya expresé en otras oportunidades las causales de ejecución sumaria que yo instituiría a nivel constitucional.

        1) Ensuciar las paredes con leyendas inentendibles.
        2) Hacer ruido con la motito del delivery.
        3) No apretar el botón del mingitorio público.
        4) Tirar papeles y demás residuos en la calle.

        Válido incluso para menores de 16 años.

        Será Justicia.

      8. Discriminador, racista, si. Ud es de una agudeza de observacion que pasma. Que suerte que tiene el kirchnerismo en contarlo en sus filas, por lo menos hasta el fin de Octubre, de acuerdo con su aneja tradicion de ser oficialista hasta que cambia.

      9. Carlos:

        Festejo nuestra coincidencia: siempre preferí la carne equina a la porcina.

        Que como todo el mundo sabe, la carne de cerdo está prohibida por el Corán. Y dado que el Islam viene a salvarnos del salvaje capitalismo, conviene ir adaptándose a los tiempos que nos tocará vivir.

        Y además, desde lo profundamente épico: A quíen se le ocurriría combatir en una carga de caballería montando un chancho?

        Saludos.

    1. Aparecio la vestal, enarbolando laureles flamigeros. Bronca no, en absoluto. Simplemente me hace gracia que puedan ser tan troncos que hasta para armar una muestra de amor popular fatta in La Campora sean torpes sin remedio. Con razon el dolar esta a casi 10.

    1. Massa no es candidato por el lado kirchnerista. No tiene asociacion alguna con el kirchnerismo hoy. Segun vos, la actividad politica tiene que estar suspendida hasta que Cristina termine su mandato?

      Tu comentario tiene sentido solamente si uno da por hecho lo siguiente:

      – el kirchnerismo puro nunca ha sacado mas del 23% del voto, asumiendo que en 2003 todo ese 23% sabia para que lado iban a correr Nestor y su gente.

      – para ganar, el kirchnerismo necesita disfrazarse de peronismo PJ, si no se queda con el electorado de cafe de facultad de ciencias sociales.

      – El problema es que Massa se esta afanando toda la base del PJ que da el triunfo, dejando al kirchnerismo reducido a su minoria que no puede ganar.

      Si estamos de acuerdo en eso, entiendo tu comentario. Pero reitero que eso no es problema de Massa, ni contraria ningun principio legitimo de la actividad politica.

      1. Que es el kirchnerismo puro? Me parece muy superficial tirar porcentajes al aire cuando se trata del fenómeno político más importante de los últimos 50 años en la Argentina y que, además, lo reduzcas (vaya a saber que cuentas) al 23% (??). O eso de «disfrazarse de peronismo (no es peronismo el kirchnerismo??).
        Que datos te respaldan?
        Abrazo

      2. ‘Kirchnerismo puro’, con los limites de simplificaciones de pocas lineas, es la variante contemporanea del eterno problema de la izquierda argentina con ideologia, que del socialismo principios siglo XX aqui nunca ha podido llegar al poder por envion electoral propio. Una vez que aparecio la dicotomia radicalismo/peronismo, con el peronismo asociado con ‘el pueblo’, no le quedo otra opcion si queria ir a algun lado que colgarse del peronismo. Ese intento de subirse a caballo del peronismo para llegar a algun lado empezo con los radicalizados de los 70s, y ha vuelto con la gente que sigue a los Kirchner. Como los radicalizados 70s, lo primero que se les ocurrio en cuanto tuvieron acceso es tratar de convertir al peronismo en lo que no es ni va a ser nunca, con el resultado que Peron los echo de la plaza y ahora a Cristina el elefante peronista la va a aplastar antes que seguir aguantando a La Campora, Maximo, y el resto de las boludeces que le quiere poner encima. Simplificando, te reitero que lo que queda del kirchnerismo, si le sacas el peronismo, es un cafe de facultad con licenciados con terapeuta. Que sumo 23% en la eleccion 2003, incluyendo gente que lo voto porque eran peronistas pero no menemistas. Es la cifra mas medible de alcance del kirchnerismo ‘puro’, que coincide mas o menos con el resultado de las PASO ahora. Si tenes mejores datos, encantado de saberlos.

        Si es el fenomeno mas importante de los ultimos 50 anios no se puede saber ahora, mientras esta pasando.

      1. Escuchame Guillermo, ese 23% en 2003 es para vos el K que en ese momento era kirchner- duhaldismo? Crees en serio que el kirchnerismo es la izquierda que hizo entrismo en los 70ª y lo vuelve hacer ahora? La verdad que reducir al kirchnerismo a la izquierda residual argentina me deja sòlo una pregunta: para vos que es el peronismo entonces? si el kirchnerismo no lo es, entonces, el peronismo se reduce, según tus números a menos del 30%. Para vos el massismo, el menemismo son sòlo el peronismo?
        Yo pienso al reves, el kirchnerismo es lo màs parecido al peronismo desde 1955. Soberanía Política, independencia económica y justicia social quien la expresó mejor desde el 1ª de julio de 1974?
        Saludos

      2. El peronismo es lo que ha sido siempre, una mezcla de diosa y pantera entre mentalidad de derecha con muchos toques de fascismo en cuanto a culto al lider, perpetuacion en el poder, un ‘pueblo’ monolitico (quien no apoya al lider es traidor, vendido, etc) con una curiosa mezcla de objetivos fascistas (eliminacion de los controles sobre el poder que ponen las democracias) con aspiraciones social-democratas que eran la otra corriente politica dominante de la epoca de Peron. El problema del peronismo, para mi punto de vista, es que cuando la linea social-democrata entra en conflicto con la linea autoritaria-fascistoide, siempre gana la 2da porque eso es lo que Peron era, y la mayoria de sus seguidores queria, entonces y ahora. No se si estabas vivo en esa epoca, pero que los unicos aliados de Peron en el 55 en Latinoamerica fuesen Stroessner, Perez Jimenez y Trujillo, y Franco en Europa, deja las cosas bastante claras.

        Numeros: yo creo que en Argentina hay un 30% peronista que votaria a Boudou, Lassie o quien fuese el candidato del PJ, un 15% de izquierda progre que hoy es el nucleo duro del cristinismo, un 5/10% de izquierdas varias que odian a los progres porque los ven como burgueses chetos terapeutizados con culpa que en el fondo no van a cambiar mucho(que es bastante ajustado), un 30% de centro post-radicalismo no peronista, un 10% de derecha no troglodita (Macri, etc) y un 5% o menos de derecha antediluviana. Obviamente hay fluctuaciones y estas son cifras de un parrafo en blog, pero sobre esa base te diria que el 54% de Cristina fue el 30% peronista duro, el 15% del kirchnerismo, y 10% de los demas felices porque habian cambiado el auto y el plasma/un cierto % de ay, la viudita, pobrecita, tan solita, etc. Hoy en dia los del plasma y el auto no vuelven, los de la viudita no son tantos, y el peronismo duro se manda a mudar.

        Si el kirchnerismo es la expresion de todas esas cosas, como te dije, creo se vera mas claro cuando se asiente la polvareda del relato.

        con objetivos

    1. ‘Aludido’ implica una sutileza de expresion, una ambiguedad posible de interpretacion que dado que pensas con un hacha y escribis con un martillo no es la palabra que viene a la mente leyendo tus exabruptos.

  2. Isabel:

    Los gusanos son una importante fuente de proteínas.

    Algunos dicen que las hamburguesas imperialistas se hacen con esa materia prima.

    Y los orientales los consideran un manjar. Y cuando quieren insultar ¿sabés qué dicen?

    «Con tanta humedad, aumentan las vacas»

    ¡Una taenia saginata ahí!

  3. no soy oriental.No me apetece el pene de cerdo como a los chinos.Pero se que todos los dias tenemos un femincideo,y algunos pretenden practicarlo electronicamente.

      1. Basta de decir pavadas Guille y de agredir a las mujeres, basta chabon. tiene razon Isabel sos muy agrecivo con la mujer

      2. Oime, balconsito, para seguirte la ortografia. Isabel se refirio a ‘gusanos’. Si eso no es agresivo/insultante, no se que es. Mi comentario sale de ahi. Si no quiere ser agredida, que no agreda. La mayor justicia que se le puede hacer a una mujer o cualquier ser humano en supuesta inferioridad, es tratarlo/a como si fuera igual a uno. Si Isabel descalifica, yo la descalifico. Si no quiere que la descalifiquen, que no lo haga primero.

    1. Ay, Isabel:

      Si aún no he provocado uxoricidio luego de varias décadas de convivencia, es porque casi seguramente de femicida no tengo nada. Ni siquiera electrónico.

      Aunque nunca se sabe… la bruja está muy rompebolas últimamente…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *