Debatiendo con Beatriz Sarlo

Para que exista el debate político, es necesario que ambas partes tengan posiciones permeables. El discurso monolítico, tanto a favor como en contra del gobierno, cierra las posibilidades de debatir. Me parece que esta nota, demuestra que el discurso de Beatriz Sarlo, no es monolítico, veamos algunas de sus afirmaciones: “si yo estoy diciendo claramente “Cobos tiene que renunciar”, tiene que haber la posibilidad de un diálogo.” “Aguinis dice “la gente lo vota a Kirchner porque da el plan social”, vos tenés esa nota que no solamente es reaccionaria sino que es lamentable desde el punto de vista intelectual”

Son pocas las veces que una crítica de Sarlo al gobierno me parece que no tiene asidero. En cambio, muchas veces les veo una parte de razón a sus críticas, pero a la vez, les noto una mirada sesgada, donde se le asigna mucho más peso a los errores que a los aciertos. Voy a comentar tres párrafos de la nota en cuestión, reconociendo en todos los casos una parte de verdad en lo expuesto por Sarlo, pero mostrando cómo, a mi entender, sus críticas no valoran objetivamente la situación.

Dice Sarlo: “Si mañana arregla con Clarín, yo creo que de parte de Clarín no habría problemas para arreglar en tanto no se recortaran sus intereses. Ahí se tocaron intereses y el capitalismo reacciona como tal. No sé cómo va a terminar eso, pero no lo entiendo como una cuestión de principios.”

Es cierto que Clarín apoyaba a Kirchner, aunque el apoyo principal fue los dos primeros años, hasta el cambio de ministros en el que salió Lavagna de economía y entró Garré a defensa. Pero lo que hace Sarlo, es contraponer cuestiones de intereses con principios, hablando como si en la política no existieran mixturas  entre ambas cosas. Dice que “ahí se tocaron intereses”, pero, ¿por qué se hizo eso? ¿En qué sentido les convenía a los Kirchner tocar los intereses de Clarín? Solo en el sentido de no permitir que Clarín les imponga decisiones que ellos no querían tomar. Entonces, eso, ¿no es actuar por principios? Lo que Sarlo quiere decir, es que esos principios no funcionaron de manera absoluta, ya que los K tendrían que haber roto con Clarín desde el primer día de gobierno. ¿Acaso para llevar adelante los principios no es deseable medir las fuerzas para saber si es posible o no, hacerlo con éxito?

Finalmente, ¿de verdad me está diciendo que no sabe cómo va a terminar? Es obvio que hay puntos de no retorno. En algún momento se atraviesan líneas de las que no se vuelve, y con Clarín eso ya ocurrió. ¿Una foto de Kirchner abrazado con Magnetto? ¿Con Ernestina Herrera, tal vez, festejando el cumple de Felipe o de Marcela, mejor aún? La ruptura con Clarín es definitiva y no se puede negar que los principios tuvieron que ver para llegar a una decisión de esa naturaleza. Si fuera solo cálculo político, la ruptura nunca sería tan definitiva con el diario de mayor tirada del país.

En la nota, también dice: “Yo diría que hay un estado de la opinión pública que no valora que ayer Joaquín Morales Solá lo llevó a Filmus y a Pinedo, y Filmus lo destrozó a Pinedo. ¿Cuándo puede pasar una cosa así en 6 7 8? Nunca.”

En 678 los invitados opositores son muchos menos que los invitados oficialistas en los programas de TN, eso es cierto y me parece una crítica válida. Pero si nos quedamos solo en eso, parece que el gobierno desequilibra la balanza en su favor en lo que a medios se refiere. Sin embargo, una mirada global sobre el tema, indica que con eso recién se achica la desproporción a favor de la oposición en lo que a medios se refiere. En los medios gráficos, la desproporción es abrumadora, con Clarín y Nación captando un porcentaje enorme de lectores. En la TV abierta, canal 13 y América son fuertemente opositores, mientras Telefé sería relativamente neutral, contra canal 7 y ahora 9, favorables al gobierno. Entonces, la lectura de Sarlo, no me parece incorrecta, pero sí, sesgada, solo menciona la parte del tema que le conviene para criticar al gobierno.

En otro párrafo: “(…) los peronistas normales, digamos, te dicen que la cultura política de Kirchner no es peronista, pero tampoco es de otra naturaleza, es kirchnerista en el sentido de que es una originalidad. La falta de consideración y lealtad hacia el resto de los integrantes de ese gran conglomerado ha dejado heridas profundas, fuertes.”

Creo que el destrato de Kirchner para con sus aliados políticos, sean de su partido o no, es real. Se han quejado de eso, políticos tan disímiles como Solá y D’Elia, entre otros. Evidentemente eso dificulta la construcción política. Sin embargo, profundizando, podríamos preguntarnos de qué modo ocurre lo que Sarlo menciona como “falta de consideración y lealtad”.

Por ejemplo, Kirchner obligó a Solá a bajarse de una posible reelección en Buenos Aires, respondiendo a un reclamo de la ciudadanía. A D’Elia le pidió su renuncia como funcionario por un apoyo de D’Elia a Irán, cuyos mnistros estaban acusados en la causa Amia. Cuando Cristina implementa la AUH, evidentemente muchos de los que manejaban planes sociales ven recortado su poder. En todos esos casos podemos hablar de “falta de lealtad” con aliados políticos, pero, eso, ¿no sería justamente tener principios que están por encima de las lealtades políticas?

Esos principios, también se pueden vincular con cálculos políticos, pero son cálculos en los que se priorizan: reclamos ciudadanos, política internacional soberana y derechos sociales. Entonces, ¿en qué quedamos? ¿Cuáles son los valores a los que hay ser más leal? ¿Los que mencioné, o hay que priorizar las lealtades políticas a personas?

En cualquier caso, seguramente mi visión también es sesgada en sentido contrario al de Sarlo. Creo que las visiones sesgadas no impiden el debate. No se pretende objetividad absoluta para plantarse frente a los temas. Lo que impide el debate son las visiones monolíticas. Creo que las de Sarlo, no lo son.

24 Comments on “Debatiendo con Beatriz Sarlo”

  1. Lo de Solá tiene más que ver con que pasar de Gobernador de Buenos Aires a diputado es como pasar de Jefe a cadete. El no fue un gobernador fracasado como Ruckauf, se banco la crisis del 2001-2002, lo bancó a Arslanian y hasta tuvo superavit.
    Fue definitivamente una democión.

    Lo de 678 tiene más que ver con qué muchos kirchneristas piensan, como leí aquí, que 678 se compara favorablemente con los programas periodísticos de TN, cuando en TN todas las semanas es posible ver a uno o más ministros del gobierno, diputados o senadores oficialistas, o sindicalistas amigos del gobierno.
    Es evidente que 678 es un programa mucho más panfletario que A dos Voces (conocido por los antikirchneristas como a dos sobres antes del conflicto con el campo del 2008)

    1. Lurker, es obvio que a nadie la cae bien pasar de gobernador a diputado. El tema es qué su lugar natural hubiera sido la vicepresidencia. Kirchner priorizó la concertación con el radicalismo (no tengo que decirte que salió mal…), en ese sentido Kirchner sin duda prioriza las políticas que cree mejores, por sobre la lealtad a personas específicas. Entiendo que a nadie le caiga simpática esa actitud (a mi tampoco), pero en términos de responsabilidad política hacia el pueblo, la gente o como le llamemos, posiblemente sea una virtud, más que un defecto. Y a mi no me importa si lo hace más por supervivencia política que por amor al pueblo, ya que muchas veces esas cosas son indiscernibles, si tratás de hacer lo mejor para que te voten, es suficiente, estás tratando de hacer lo mejor. En el caso específico de Solá es obvio que salió mal. Pero en lo de la AUH que menciono, es obvio que es bueno. Pero creo que ese tipo de falta de lealtad que menciona Sarlo, no puede ser vista solo como un defecto, aunque lo sea en parte porque dificulta la construcción política, pero también permite un potencial de trasnformaciones que los «leales» no tienen. No creo que se pueda ver el tema como cuando alguien no es leal al hermano o a la mujer. La responsabilidad política es algo muy distinto. Te digo más, hasta creo que ese tipo de «deslealtad» hacia otros políticos, y más lealtad hacia lo que pide el pueblo en cada momento, es algo de lo que la gente reclamó en el «que se vayan todos».
      A mi me gusta 678, pero porque creo que dicen cosas más ciertas que en a Dos Voces, pero eso es simplemente porque coincido más con su lado político. Es obvio que 678 de objetivo no tiene nada, es directamente un programa partidario. Estoy de acuerdo con vos y con Sarlo, solo digo que aunque los de programas de TN son menos groseramente partidarios, en el sentido de que dan opción a respuesta invitando oficialistas, también es cierto que el tiempo de pantalla que tiene la oposición, en canales que tradicionalmente tienen más rating, supera con creces esa falta de objetividad de 678, en cuanto al balance final de apoyos que tiene cada uno. Solo planteo otro lado del tema para verlo completo, pero en la expresión puntual de Sarlo, estoy de acuerdo.

  2. Sergio: no basta, para que se pueda dialogar, con que las visiones no sean monolíticas. Se trata de estar dispuesto a escuchar y a revisar, no sólo las propias ideas, sino el lugar desde el cual se las piensa y se las dice. Sarlo sabe practicar muy bien un discurso no monolítico según lo que expresa de manera manifiesta, pero es incapaz de aceptar nada que no sea su propio discurso, y con los discursos que le vienen «de afuera» ejerce el arte de seleccionar y manipular de acuerdo a sus conveniencias, con una enorme habilidad. Lo importante es que parte del lugar de quien tiene la verdad y los mejores motivos, desde los cuales decide qué escuchar y qué no, y ese lugar no es capaz de discutirlo ni reconsiderarlo. Claro que no es ella la única, y que abundan quienes lo hacen desde el lado opuesto a Sarlo, con menos talento en general. Sólo quiero decir que no compremos el verso tácito de su accesibilidad al diálogo.

    1. Balvanera, es cierto que no veo a Sarlo dispuesta a revisar sus ideas, pero convengamos en que en el diálogo político entre adversarios, eso es realmente poco usual. De todas maneras el diálogo al que me refiero no es tanto el de «tomemos unos cafés y charlemos», en el cual ambos pueden esperar sinceramente llegar a conclusiones nuevas, sino más bien un diálogo público. Es difícil tomar un texto de Aguinis y empezar a refutar barbaridades, uno se siente un poco idiota haciéndolo. Con Sarlo, me parece interesante profundizar en su discurso. El diálogo al que me refiero apunta más a terceros que lo lean y saquen conclusiones, que a convencerla a ella. Creo que en el diálogo político entre adversarios es difícil en general esperar mucho más que eso. Distinto es entre aliados que tengan matices, allí cada uno está mucho más abierto a modificar un poco su visión de las cosas y el diálogo suele ser más fructífero.
      Respondiendo a tu última frase, estoy de acuerdo a medias, es un verso si entiendo apertura al diálogo en su acepción literal, pero si lo veo con todos los límites que le impone una situación como la actual, de fuerte contradicción de sentido, a adversarios políticos, la posición de Sarlo me parece razonablemente abierta.

      1. En ese sentido, estoy de acuerdo. Haría falta ahora la existencia social de una población -o de un sector de la población- interesada en hurgar en discursos de modo de permitir la emergencia de ese diálogo público.

    1. Sí, lo había leído, pensar que el tipo se presenta como el adalid del pensamiento democrático:
      «El estruendo hiriente que envuelve al Centro suscita la respuesta despreciativa de un sarcasmo sordo» «En varios sentidos, las muchedumbres porteñas miran de reojo y con fastidio el desparramo en una ciudad colapsada por preparativos de gruesa teatralidad. Se nos informa que estamos de fiesta.» «por todas partes un patrioterismo banderillero y desfachatado pretende justificar el desorden, como si esta gestualidad callejera tan desaforada fuese equivalente a la exaltación de nobles ideas nacionales.» «Esas gentes caminan a mi lado, rozan o chocan sus cuerpos, enajenados y miran sin ver nada.»
      Y bueno, que le vas a hacer Pepe, seguramente no sos parte de los millones de personas que están festejando (sí, millones, un millón solo había la otra noche), tendrás que compartir tus nobles ideas nacionales, con el estruendo hiriente y el desorden desfachatado, este país no es solo tuyo.

      1. Tal vez no le salió por eso ;). La pluma de Pepe no es muy rica, que digamos.

        P.S.: Aclaro que el «Qué es esto» es para mí un ejemplo; si vas a ser gorila, escribilo así. Si no, no rompas los huevos.

  3. me adhiero a lo que señala Balvanera a las 12.26.Y me pregunto por que gente como ella no»desciende»a intervenir en blogs como este.En cuanto a 6,7,8,me han asegurado que invitan a opositores y no acceden a ir.Llonto opina que debiera ponerse en ese caso una silla vacia con un cartelito que de el nombre del negado.

    1. Isabel, es cierto que en cuanto a las presencias de opositores en 678, habría que medir bien eso, puede que a los programas de TN los defensores del gobierno están más dispuestos a ir, que los opositores a 678. Pero, aunque a mi me guste 678, es obvio que no es objetivo. Tampoco intenta parecer objetivo. Digamos que es una contraposición entre programas de TN que dicen ser «periodismo independiente», y evidentemente no lo son, y un programa como 678 que acepta tomar posición ideológica y es evidentemente subjetivo en su manera de presentar los informes, no tanto en las opiniones de los panelistas. Ni que decir que prefiero a 678, pero entiendo que desde la oposición ideológica haya argumentos para relativizar las verdades de un programa así. Conste que para tomar a Sarlo como sujeto de diálogo, solo me parece posible hacerlo en tanto oposición política, tanto como Carta Abierta, por ejemplo, es aliado político, desde ya no veo a Sarlo como «opinión objetiva». De hecho una de las cosas buenas que le veo a 678, y a la política confrontativa del gobierno en general, es la de forzar la toma de posición de los distintos actores políticos.

  4. en ningun momento sostengo que 6,7,8,sea un programa objetivo,ya que sale a defender objetivos oficialistas,aunque es mejor su archivo(por retaceado que sea)que el discurso de los» periodistas»de TN ydemas.

  5. Sergio, tu razonamiento sobre el caso clarin es un loop; vos decís : «Si fuera solo cálculo político, la ruptura nunca sería tan definitiva con el diario de mayor tirada del país.» Pero el que dice que la ruptura es definitiva sos vos y de ahí concluís que es por principios y no por intereses.
    Lo único definitivo es la muerte y sólo para el que se muere. Decir que hay algo definitivo en política me parece entre ingenuidad y mera conveniencia argumental. Si realmente fuera una cuestión de principios tenían desde el 2003 para plantearla; se trata de una jugada política de mera conveniencia y nada mas.

    1. No Angel, estás omitiendo lo que digo primero. Donde explico por qué para mi la ruptura es definitiva, es en este párrafo, lo pego aquí: «¿de verdad me está diciendo que no sabe cómo va a terminar? Es obvio que hay puntos de no retorno. En algún momento se atraviesan líneas de las que no se vuelve, y con Clarín eso ya ocurrió. ¿Una foto de Kirchner abrazado con Magnetto? ¿Con Ernestina Herrera, tal vez, festejando el cumple de Felipe o de Marcela, mejor aún?»
      Luego lo que decís sobre que podían haberla planteado en el 2003, ya está respondido en el post, lo pego aquí también: «Lo que Sarlo quiere decir, es que esos principios no funcionaron de manera absoluta, ya que los K tendrían que haber roto con Clarín desde el primer día de gobierno. ¿Acaso para llevar adelante los principios no es deseable medir las fuerzas para saber si es posible o no, hacerlo con éxito?»

      1. «¿Acaso para llevar adelante los principios no es deseable medir las fuerzas para saber si es posible o no, hacerlo con éxito?”

        No durante tanto tiempo, definitivamente no!!

    2. Angel, se necesita construir poder para enfrentar a semejante monstruo mediático, no es el diario de mayor tirada, es la gran concentración de medios de comunicación.
      cual es la mera conveniencia y nada mas?. S.R.A., Vila-Manzano, clarín, papel prensa, etc. etc..

  6. Sarlo tiene una mirada sesgada, seguro, pero no le quita méritos ni achica su peso relativo dentro del campo intelectual. Que nadie se confunda: Sarlo no es lo mismo que el simio retardado de Aguinis.
    No son TODOS los opositores lo mismo, y quizás es hora de desgranar algunos interlocutores potables para debatir, sobretodo en vistas a 4 años más de kirchnerismo.

  7. Buenas: Llegué tarde al post. Lo se. Lo acabo de descubrir. Murió Néstor Kirchner pero estos temas, que aquí debaten, siguen actuales y creo los seguirán siendo cada vez más. En lo personal respeto mucho a Beatriz Sarlo e imagino que su actitud opositora es por algo muy bien fundada, algo que rebasa los límites de la palabra. Creo que a ella no le gusta el autoritarismo, es una cosa de principios, de moral; no es sólo política. De todas maneras, lo que quería agregar aquí era otra cosa. He leído el artículo, todos los comentarios, y considero que hay un error garrafal a la hora de equiparar dos mundos como TN y 6, 7 y 8. Hay diferencias de valores que no se han, al parecer, tenido en cuenta.

    TN es un canal de Clarín, es cierto. Es un canal opositor, es cierto. Es un canal de cable, es cierto. Es un canal de acceso restringido, es cierto. En definitiva es un canal privado. Canal 7, por otra parte, es un canal del estado. Es una canal oficialista. Es de televisión abierta. En apariencia no tiene restricciones. Finalmente, es un canal público. De hecho, se hace llamar Televisón pública. Ahí está el problema. Ambos, creo, hay que pensarlos de otra manera.

    Al ser canal 7 un canal estatal sus contenidos pasan a ser también parte del estado. 6, 7 y 8, por lo tanto, y sobretodo siendo el único en su especie, es un programa de contenido estatal. El problema es que el estado son 40 millones de ciudadanos, no sólo los que votaron al actual gobierno o los que ven el programa. El doble discurso que rodea, no sólo ese programa, sino que toda la programación del canal no es representativo del estado.

    Que exista TN con todas sus opiniones, buenas y malas, no es problema mientras se mantenga en la esfera privada. Que exista un programa como 6, 7 y 8 es un problema dentro de un estado. Y es un problema grave. Es un problema que se podría solucionar fácilmente si existiera, dentro del canal, algún espacio de idología y debate distinto. Como eso no existe sigue siendo un problema.

    Para no confundirse. Estado no es lo mismo que gobierno. De hecho el estado está por sobre el gobierno. Lo que el actual gobierno hace es mezclar las herramientas, confundirlas y fundirlas para su conveniencia. En realidad, ese el principal y mayor de los inconvenientes. En ese sentido, y tratando de apelar a la objetividad que en este artículo se reclama, debería existir dentro de canal 7 programación opositora o simplemente 6, 7 y 8 no debería existir. Pero existe.

    Saludos.

  8. Creo que la opinion de Roberto está totalmente equivocada.
    -Primero deformar una noticia, es un acto que demuestra que no existen los principios fundamentales del periodismo.
    -Segundo Clarin, América, etc., son grupos privados que «dicen» defender los intereses del pueblo, en contra del atropello de los gobiernos, cuando solamente defienden sus intereses.
    -Tercero: 678 es un programa crítico, y oficialista, pero tené en cuenta que es uno solo, contra canales periodísticos, como TN, C5N, AMERICA NOTICIAS, Radio Mitre, Continental( excepto Victor Hugo), etc, que todo el día se dedican a dar noticias tendenciosas y sesgadas, correspondiendose con los intereses corporativos. Y en este caso, este programa sale como una alternativa al retruque que tiene el gobierno frente a tanto abanico informativo opositor.
    -Cuarto: no pasaría nada si es que los medios privados deformaran la realidad y mientieran descaradamente como lo hacen.

    -Quinto: los medios no quieren una democracia real, abierta y participativa, ya que no le permiten imponer «su» verdad. Por eso no quieren una Ley de Medios de Comunicación.
    -Sexto: este que vivimos actualmente con los medios de comunicación, no es solo aquí en la Argentina, sino que pasa a nivel mundial, fijate como deforman la información acerca de lo que está pasando en España o inventan mentiras acerca de Obama en USA. Esto fenómeno solo genera situaciones de inseguridad ya que es imposible creerle a un medio privado, ya que sabemos que solo muestran una cara de la realidad, imponiendo sus criterios de interpretación, y así no es la realidad.
    -Séptimo: la verdad es que del programa 6,7,8; se han invitado a distintos personalidades de la oposición, ya fueran períodistas, políticos, o empresarios y la mayoría de las veces se negaron a asistir. En cambio los oficialistas deben obligatoriamente asistir a los medios y programas opositores ya que se deben a la sociedad en general y exponer sus opiniones. Entonces debemos decir que la oposición no repseta a la sociedad ya que se niegan a debatir en otros ámbitos que nos sean favorables, como los medios privados.

    A mi criterio creo que 678 es otra forma de ver la realidad y que para tomar una decisión es necesario analizar las distintas caras de la misma y recien intentar una hipótesis.
    Gracias.

  9. Sarlo de donde saliste ?, porque a vos no ?, quien sos ? te la das de intelectual y defensora de la verdad y nunca te escuche condenar la dilación del reconocimiento en la verdadera identidad de los hijos de la dueña de Clarin o en temas tales como la apropiación de Papel Prensa o la no apliación de la Ley de Medios. A vos si Sarlo, a vos si.

  10. Estimado Pablo (24/5): Me voy a tomar la molestia de responderle punto por punto no para decirle que esta equivocado, sino para que usted solo se pueda dar cuenta de lo pobre y absurda que es su argumentación.
    1. Tiene razón, ¿estaba pensando en 6,7,8, por casualidad?, ¿o quizás en Página 12?, ¿o El Argentino?, ¿o Canal 7?, ¿o el 9?, ¿o Télam?, etc…
    2. Hasta donde se, estos grupos no dicen defender nada de nada. Esas son palabras oficialistas sin sentido, jamás vi en Clarín esbozar la voz del «pueblo» ni mucho menos. A diferencia de medios oficialistas que constantemente lo hacen. Típico de esos discursos son términos como » el pueblo», «la gente», «la mayoría», etc…
    3. Nadie ha discutido la «legalidad crítica» de 6,7,8 que no está mal. Lo que aquí está en discusión es el uso de fondos públicos para ello. Tan simple como eso. El que sea uno solo o no, da lo mismo. Su justificación Pablo no es excusa, es pobre y sin sentido. Por otra parte, ahora es evidente que 6,7,8 no es el único (es hasta divertido que mencione la palabra «retruque»).
    4. Debería revisar la redacción en este punto porque afirma todo lo contrario a lo que (imagino) quiere denunciar. De todas maneras, no es un argumento. Es una excusa absurda.
    5. Antes de hablar de «democracia real, abierta y participativa» debería explicitar a qué se refiere con eso porque afirmar eso (defendiendo a medios exclusivos como los oficialistas) es, literalmente, estúpido. Sobretodo porque imagino que a los medios oficialistas no les interesa exponer lo que ellos consideren como verdad, ¿no?
    6. «Argumentación» sin sentido la suya. Sería bueno que explicara que entiende usted por realidad. Por lo que veo confía en la «realidad» oficialista como única creíble, y si eso no es estar ciego, no sé que podrá ser.
    7. En parte tiene razón, sí, han invitado a personajes de la oposición a 6,7,8 que no han ido. Sólo en parte porque han asistido personas como Beatriz Sarlo o Robert Cox que no son oficialistas y que se han alimentado y desnudado la pelotudez de los participantes estables de ese programa. Por otra parte, afirmar tonteras como: «Entonces debemos decir que la oposición no repseta (sic) a la sociedad ya que se niegan a debatir en otros ámbitos que nos sean favorables, como los medios privados», es (otra vez) absurdo. Su razonamiento no tiene sentido. En primer lugar, a nadie se le obliga ir a ningún lugar. Segundo, los políticos en general (no sólo los oficialistas) se deben a la sociedad, más que mal, ellos los votan y les pagan el sueldo. Tercero, y para retomar la conversación original, eso no es lo que yo expuse y, de hecho, no tiene nada que ver. No se escape por las ramas.

    Me parece más que claro lo expuesto. De todos sus puntos, no hubo uno solo que refutara mi comentario anterior. Le aconsejo, antes de opinar, pensar (un poco al menos).

    Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *