Dos cortitas

– La primera es puro autobombo. El año pasado dijimos: hay que avanzar en servicio doméstico y en regular el trabajo carcelario. Bueno acerté el primero, y al segundo le pegué en el palo. Así que ojo, que salir en Comunidad de Artepolítica, vos proyecto legislativo (?), trae suerte.

– La segunda es hija de la primera. Se me hace que en la política -si querés más definido: más en las policies que en las politics – hay mucho más consenso de lo que parece. Que las tres, cuatro políticas en las que nos tenemos que poner todos de acuerdo, ya están. Si yo fuera politólogo…si yo fuera un politólogo serio, agarraría la base de datos del Congreso (ponele que estuviera mejor, que fuera más fácil cruzar los datos) y te probaría cuántos proyectos son co-firmados por bloques que electoralmente compiten entre sí. Si yo fuera legislador, le garparía a mis asesores para que hagan ese laburo. Entonces no me compraría el camelo de que falta el diálogo, y reivindicaría mi pertenencia de clase. De clase política. Y diría: nosotros dialogamos, Joaquín, ¿lo ve?, firmamos todos estos proyectos juntos. Si fuera yo, ojo.

 

3 Comments on “Dos cortitas”

  1. El problema radica en que los apologistas de la «falta de diálogo» (opositores) se escudan en tal consideración para explicar su impotencia por la ausencia de escucha ajena, y los que presuntamente no-dialogan (oficialismo) eluden olímpicamente el asunto.

  2. Tal cual. Microclima mediático, no tienen chances. La realidad se les escurre por entre los dedos. Hoy los comentarios de LN al respecto de las domésticas fue, como no podía ser de otra forma, vomitado por los lectores digitales del diario: ¿o por la agencia de Souto? Son lo mismo, digamos, ¿o no? Pongámonos de acuerdo en «esas 4 o 5 cositas», delen: nosotros proponemos y usetdes dicen si les gustan o no, ¿quieren?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *