El Peronismo Federal en su laberinto

Todo indica que Néstor Kirchner intentará volver a la presidencia en el 2011 como candidato del PJ. Saber si necesitará ganar una interna, depende de que el Peronismo Federal decida enfrentarlo o vaya por fuera del partido.

Alfonsín muy probablemente será el candidato radical, por consenso o ganándole una interna a Cobos. Queda por saber, a cuántos sectores logrará sumar a favor de su candidatura (PS, CC, etc).

Creo que Macri jugará la carta presidencial. Kirchner y Alfonsín están inclinados a la izquierda, lo que le deja una franja amplia a la derecha. Además, el intento de reelección en la ciudad, es riesgoso. Una derrota sepultaría futuras ilusiones presidenciales. Una victoria, sería relativa. Se expondría a otros cuatro años de desgaste en la gestión. Sería complicado, por ejemplo, volver a pedir en el 2014, que le den tiempo porque recién empieza a gobernar la ciudad. En cambio, aunque sus posibilidades de ganar la presidencial del 2011 son escasas, con obtener un 15% de los votos, podría consolidarse como el referente de la derecha para el 2015.

El Peronismo Federal se encuentra en un laberinto. Por ahora decidió ir con un solo candidato. Lo contrario sería una atomización suicida. Pero falta la decisión más importante, veo tres opciones:

1) Abrir su propio espacio, realizando la interna abierta entre ellos para elegir candidato.

2) Asociarse a Macri. Posiblemente eligiendo por consenso un candidato para enfrentar a Mauricio en la interna abierta.

3) Ir por dentro del PJ, eligiendo un candidato por consenso, para enfrentar a Kirchner en las internas abiertas.

La primera sería testimonial. Preserva su identidad política, pero reduce sus posibilidades de sumar votos. Perdería votos por derecha con Macri y desde el peronismo con Néstor. No superaría por mucho el 7% de Rodríguez Saa en el 2007.

La segunda sería acordar con Macri una interna. En caso de ganarle a Macri, se estarían convirtiendo más, en la opción de la derecha, que en la opción del peronismo. Y hay muchos votantes de derecha que no votan a un peronista y fugarían hacia Alfonsín, mal que les pese. Aún peor si su candidato pierde la interna con Macri, ser el furgón de cola del PRO, no les prometería un gran futuro.

La tercera sería la lógica, pero, por ahora, tiene un serio inconveniente. El Peronismo Federal demonizó a Kirchner. ¿Cómo presentarse a una interna en esas condiciones? En esa interna, pareciera que el perdedor, está en las antípodas del ganador, es decir, luego de un desgaste inútil, no se podría integrar mayoritariamente a los votantes derrotados, dentro del espacio ganador.

Creo que para quienes desean desde el Peronismo, generar un poskirchnerismo, esa actitud de demonización, es el mayor obstáculo. En la medida en que no reconozcan como válido, un liderazgo del Kirchnerismo como línea interna del PJ, que se acerca a la década, no podrán superarlo. La superación dialéctica, es “superar, conservando” (aufheben). En este sentido, negar la realidad del liderazgo de Kirchner, no ayuda, y en el laberinto en que se encuentran, está una de las pruebas.

Si el Peronismo Federal enfrenta a Néstor en la interna abierta del PJ, posiblemente debería elegir por consenso a un candidato propio que le permita, en caso de ganar la interna, asimilar al grueso de Kirchneristas derrotados. Un candidato también, que en caso de perder, pueda convivir con el Kirchnerismo, dentro del PJ, aspirando a sucederlo en el futuro. Por ejemplo, en caso de perder Kirchner con Alfonsín, o tras el desgaste de un tercer mandato si gana.

Felipe Solá podría hacer ese papel. A muchos que votaríamos a Kirchner en esa interna,  en caso de ser derrotados, no nos espantaría para nada seguir la candidatura de Felipe. Mario Das Neves sería un caso similar, aunque, por ahora, le veo menos peso político. Si el adversario fuera en cambio Reutemann, la cohesión sería más difícil.

Naturalmente esto sería una concesión del Peronismo Federal. Sería aceptar cierto corrimiento ideológico hacia la izquierda, provocado dentro del peronismo por la corriente Kirchnerista, predominante en la actualidad. Pero es la concesión necesaria para comenzar a buscar una superación. Si insisten en decir “el Kirchnerismo no es Peronismo”, lo único que lograrán, es perder peso político, y ser ellos, quienes se alejen del peronismo en la percepción del grueso de la población.

Es cierto, el Peronismo Federal podría pedir, de un modo similar, que el candidato Kirhcnerista, sea Scioli. Pero insisto en que la superación de un liderazgo, requiere la previa aceptación del mismo. En el Peronismo actual, los Kirchner tienen un lugar indiscutido hasta que sean derrotados en una presidencial, en la interna o la general.  No se van a ir sin que los “echen”, y es lógico que así sea.

36 Comments on “El Peronismo Federal en su laberinto”

  1. Me parece muy optimista desde tu punto de vista.

    No nos olvidemos de las candidaturas testimoniales del Kirchnerismo en la última elección, cuando por la paranoía justificada de que lo traicionen, Néstor obligo a los intendentes a encadenarse a él para que ganen o se hundan todos juntos. No hay amor y Néstor necesita extorsionar a unos cuantos con corazoncitos duhaldistas.

    Por qué los peronistas feudales del interior se deberían sentir más cercanos al Kirchnerismo que al grupo peronista disidente? Lo mismo con algunos (no todos) intendentes del conurbano.

    Descarto que el peronismo disidente saque solo un 7% (van a sacar mucho más) y no descarto que el kirchnerismo no llegue al ballotage.

    Además, está elección es presidencial y se puede apuñalar con menos temores que en una elección en la que sabés que más allá del resultado vas a tener que seguir bancándote a Néstor 2 años más.

    1. Lurker, cuando preguntás: «Por qué los peronistas feudales del interior se deberían sentir más cercanos al Kirchnerismo que al grupo peronista disidente?», entiendo perfectamente tu duda, pero ¿eso no justificaría aún más ir por adentro? Fijate que cuando sugiero que vayan por adentro no descarto que ganen, el favorito es el kirchnerismo, pero alguna chance de perder, tiene.
      En la que van por afuera decís que van a sacar mucho más del 7%. Aquí aprovecho para aclarar algo, esto es si Macri se presenta. Por supuesto que si logran que no se presente, sin aliarse con él, sacarían bastante más. Pero eso lo veo muy difícil porque Macri es el solo para tomar decisiones, no necesita acordar con nadie. Entonces va a ganar ese lugar instalándose ya, de hecho ya está lanzado, y el peronismo federal se encuentra con ese escenario y al ser muchos caciques, tiene decisiones mucho más lentas y difíciles. No pueden ponerle un candidato ahora mismo a que le compita el espacio. Si comparten ese espacio de votantes relativo, pensá que en el 2009, sumando properonismo y peronismo federal sacaron el 25%, para mi ahora encima perderían votos por la polarización arriba. Para mi terminarían en un 10% cada uno. Si se alían con Macri, estamos en la variante 2 y allí si vuelven a un 25 promedio, pero probablemente con Macri a la cabeza y transformados en un partido de derecha.
      Que el kirchnerismo no llegue al ballotagge, realmente lo descarto. Si el peronismo federal va por fuera, incluso muchos de los que yendo por dentro, podrían apoyarlos, no van a dar el paso de salir del PJ. Una cosa es apoyar una línea interna no oficialista y otra ir por fuera del PJ.

  2. Si el objetivo de los disidentes es romper el kirchnerismo, la única opción realista que tienen es competir por adentro: si ganan lo logran de hecho, ya que producirían un éxodo de la gran mayoría de kirchneristas no peronistas, que no se bancarían votar a Solá (me incluyo). Claro que con esto los disidentes corren el riesgo de tener que bancarse seguir a Kirchner si pierden, y no mucho de ellos se lo pueden permitir por el perfil que se construyeron, como bien dice el texto. Muy buen post, Sergio.

    1. Gracias Comandante. En realidad creo que la interna abierta es la última oportunidad que tienen de rearmar el discurso basándose en la democracia interna, tratar de derrotar al kirchnerismo ahí, y en caso de perder, bajar un poco el tono, legitimando ese cambio de actitud en que se pronunciaron los votantes. Pero evidentemente por ahora parece lejano eso, en principio siguen hablando de Kirchner como si fuera el demonio y en sus declaraciones parecen sugerir más bien que van a ir por fuera, pero para mi la cosa puede cambiar cuando vean lo difícil que será desalojar a Macri de ese espacio relativo, que es el que ellos buscan, como le decía al Lurker.

      1. Sergio:
        Primero hay que ver que pasa con la «Ley de democratización de la representación política, la transparencia y la equidad electoral» (¡qué títulito!)que ha sido cuestionada en la justicia, y de lo que dependerá si hay o no internas. Luego también habrá que ver que pasa con la reglamentación de la ley, necesaria para que pueda aplicarse, tarea que le corresponde al ejecutivo, que con astucia está esperando viendo como viene la mano, para reglamentarla de una forma u otra o no reglamentarla, mientras los días pasan.-
        Lo único que podríamos considerar como factible es que si hay internas en el PJ los perdedores se correrán hacia el ganador, salvo unos que otros, siempre ha sido así, recuerdo que Menem le ganó por muy poco a Cafiero y no tuvo mayores problemas en encolumnar a la tropa, eso de derecha/izquierda es tan relativo en cualquier formación política y mucho más en el peronismo.-
        Saludos.-

      2. Sí, Daio, es cierto que hay que ver qué pasa con la ley. Más allá de las precisiones, creo que saldrá en líneas generales y baso mis análisis en eso. De todas maneras, aún sin la ley, las alianzas, internas entre dos candidatos aunque no sean obligatorias y los consensos para promover o deponer candidaturas, siempre serán posibles. Naturalmente falta mucho, pero a través de lo que se perfiló en los últimos días, ya me parece interesante analizar los distintos escenarios. Saludos.

  3. La clave, para mi, pasa por otro lado. Es en el tiempo que queda de acá a la interna. La mejor opción para los disidentes es ganarle la interna Kirchner, con Macri adentro del armado. Pero para eso van a tener que elegir un solo candidato, y ahí van a estar en problemas: de los que posaron en la foto el otro día, varios quieren ser, incluso lo han manifestado publicamente, y hasta Das Neves se ha lanzado un par de veces.

    Bueno, una metáfora futbolística lo explicará mejor. Alguna vez el Real Madrid tuvo a Figo, Beckham, Zidane, Raúl y Ronaldo. No ganaron nada. River en 2000 juntó a Ortega, Aimar, Saviola y Angel, y tampoco ganó nada. En la foto de los disidentes, hay todos números 10 o, como mucho, 9. Nadie está para el barro. No hay Aníbales, Rossis, Pichettos, Randazzos. Y los indios son necesarios, no sólo de caciques va la cosa. En el kirchnerismo está más clara la cosa. El 10 es Néstor, CFK la 9, y el resto corren, muerden, marcan. La dinámica centrípeta del kirchnerismo es más potable para elecciones. Comparar con el 2009 es poco serio: eso fue una legislativa, el electorado se permite más dejar volar los pajaritos. El ejemplo es la derrota de Menem en las legislativas de 1997. En 1999, volvió a ganar Menem.

    Además, el único que gobierna de todos esos es Das Neves, el resto son candidatos de estudio televisivo. Los gobernadores no van a saltar del corral esta vez, sobre todo porque, además, Néstor ha comenzado a abrirles juego, y el recuerdo de un PJ desunido y fragmentado en cacicados provinciales, con un jefe nacional debilísimo (2002), no es bueno, dudo que alguien quiera volver a eso.

    1. Coincido en que tendrán serios problemas para elegir un candidato único, de la foto del otro día a concretar la promesa de no atomizarse, hay un buen trecho. Es buena tu metáfora futbolera.
      En cuanto a los que gobiernan, lo veo más relativo, Solá, Duhalde, Rodriguez Saa, Reutemann, no me parecen candidatos sin experiencia en gobernar, en todo caso les veo otros defectos, pero no ese.
      En el 99 no ganó Menem, Duhalde perdió con De la Rua. La derrota en las legislativas sin dudas es complicada y no tan fácil de revertir, pero en este caso el rival más duro me parece Alfonsín. Por eso creo que lo ideal sería unir el peronismo con una interna, que creo ganaría Kirchner y así enfrentar al radicalismo. Y si en la interna gana otro, quisiera que fuera alguien aceptable para los que preferimos a Kirchner, de ahí que piense en Solá.

      1. Sergio:

        Cuando hablo de que en el kirchnerismo, salvo Das Neves, revistan quienes hoy actualmente tienen resposabilidades de gobernar, me refiero a que el hecho de hacer campaña en posesión de cargo es una ventaja comparativa superlativa: plata y vidriera, la campaña la podes hacer con la gestión. ¿Como va a atacar Duhalde el nucleo duro K pero no peronista? ¿Con los recuerdos de 2002? ¿Como interpela cualquiera de todos los de la foto a la juventud, mucho más proclive a Kirchner? Por ejemplo, ¿no notaste que faltó Sergio Massa en esa foto? Se habla de que está por arreglar con Néstor de nuevo, es de los que mejor intención de voto tiene en provincia de Buenos Aires. A eso me refería.

        Disculpa, después, que no coincida contigo, pero a mi juicio en 1999 De La Rúa representaba la continuidad, y Duhalde el cambio. Dentro de un universo completamente de derecha, claro (todo era derecha por aquellos tiempos en Argentina, solo que había pugna interna por las migajas que ofrecía aquel modelo), las elecciones giraron casi que exclusivamente en torno de la convertibilidad. Y mientras Duhalde era el «La convertibilidad está agotada, por exitosa, pero agotada», De La Rúa era «Conmigo un peso, un dólar. Conmigo, un peso, un dólar» (lo decía dos veces, para que quedara clarito). Luego vimos que el desarrolo de su gobierno fue un constante desafío por romper el récord de cuantos más economistas ortodxos se podían sumar al gabinete, donde más quedaba por ajustar, que ministerio o provincia se podían anexar a otro u otra ídem para reducir costos (y ahora hablan de federalismo, risa dan). En fín, me parece que el delarruismo fue una continuidad perfecta de la década de Menem. Pero son puntos de vista, claro.

        Claro que la remontada será dura, pero no se si conviene más ganar la interna que partir lo más posible el escenario electoral, estoy en la disyuntiva. Ahora, eso sí, dentro de todo lo que es PJ, yo particularmente, después de la conducta ruín que tomaron muchos «compañeros» en el conflicto con las patronales del agro, si no es Néstor, CFK o algún K, voto al PO. Respeto tu desición, pero a mi Felipe, Das Neves, cualquiera de esos, me la puede, como diría Diego, mamar bien mamada.

    2. Como que «No hay Aníbales, Rossis, Pichettos, Randazzos.» si todos tienen el pase facil y en su poder, siguiendo con la analogía futbolera.
      Nestor el 10… tenes más fantasía que El Tony

  4. Interesante el post de Sergio y también los comentarios.- La derrota del pasado domingo de Cobos a manos de Alfonsín también tiene su influencia en el tema, porque permite imaginar un panradicalismo unido detras de «Ricardito» convertido en alternativa con chances electorales serias.- ¿Renacimiento del bipartidismo? Esa parecía ser una intención expresa de la reciente ley de reforma política.- Los vientos no vienen bien para los Pino Solanas, Macris y Carriós.- En tales condiciones resultaría casi suicida para el peronismo disidente no participar en la interna, regalando al kirchnerismo la ventaja de quedarse con el sello y los símbolos partidarios.- Es más, si Cobos obtuvo sus efímeros minutos de fama en las encuestas por haber derrotado a los K con su voto no positivo del 18/7/2008, el peronista disidente que lograse derrotar a Kirchner en las internas de agosto/2011, sería automáticamente el presidente de los argentinos en octubre.- Lo que ocurre es que para tener alguna chance de lograrlo tendrían que lograr unirse y consensuar un único precandidato a presidente de ese sector y eso es lo que parece tan difícil.- Todos quieren ser caciques y ninguno soldado.- Pero si lo lograsen no estoy para nada seguro del resultado de la interna.- Imagino que una fórmula de Reuteman (o Duhalde) para presidente y De Narváez para gobernador, con todo el resto de los peronistas disidentes atrás y con el apoyo mediático de Clarín, La Nación, Vila-Manzano etc… bien puede ganarle la interna a los Kirchner.- Lo difícil es que esos personajes de la foto logren ponerse de acuerdo, lo que probablemente sea una gran suerte para el país.- Saludos, Capitán Medibacha.-

    1. capitanmedibacha, sobre tu pregunta «¿Renacimiento del bipartidismo?», creo que la situación actual (me refiero a los últimos 20 años), es de un equilibrio inestable entre el bipartidismo y la fragmentación. Los 80 fueron claramente bipartidistas. En los 90, con la aparición del Frepaso, se notó que el clivaje peronismo/radicalismo no era suficiente para representar la política argentina. Luego de Menem/Angeloz, sectores de izquierda no se sentían representados y de ahí que el 95 haya visto competir dos candidatos peronistas como Menem y Bordón, representando derecha/izquierda del peronismo. En el 99 el radicalismo absorve al Frepaso y se renueva el bipartidismo clásico. Tras la crisis del 2001, fragmentación total en el 2003, con candidatos radicales y peronistas de izquierda y derecha. Se reorganiza relativamente y en el 2007 se asemeja al bipartidismo clásico con Cristina peronista y Lilita radical, pero seguida de cerca por Lavagna, un híbrido extraño, algo así como centro/centro de ambos clivajes.
      A mi juicio en la próxima elección, se terminará disputando entre Kirchner/Alfonsín, efectivamente con vuelta al bipartidismo. Pero no como algo que perdure, sino siguiendo ese equilibrio inestable que oscila entre el bipartidismo y la fragmentación. Que no me parece malo, para mi representa bastante bien un electorado con doble clivaje, en algunos momentos pesa más uno, y en otros momentos, el otro. Saludos.

      1. Sergio:
        Estamos tan cerca, unos meses no son nada, pero también tan lejos: aquí pueden ocurrir tantas cosas, que no es fácil vislumbrar el escenario de octubre del 2011, incluido un posible adelanto de las elecciones antes que se desinfle la economía, pero un peronismo disidente y una alianza radical/socialista/arista,plantea un escenario casi ineludible de segunda vuelta, que según todos sería fatal para Néstor.- ¿Es o será así?
        Saludos.-

      2. Daio, en este caso realmente no veo chances de que se adelanten las elecciones.
        Y el ballotagge lo veo duro, sí. Aunque si NK llega con un peronismo unificado detrás, ya no tanto. Creo que los escenarios en los que tendría realmente poca chance son con el peronismo fraccionado. Pero en caso de unificarse, si bien no creo que asegure nada, no lo veo en inferioridad de condiciones respecto del radicalismo, allí pesarían más las identidades peronista/radical y eso lo favorecería. Saludos.

  5. Ojala los que creemos que el camino es el proyecto actual no nos veamos obligados a votar a Sola. Das Neves me gusta un poquito más. Tienen que convencerme, los dos. Por ahora no lo consiguieron.
    Ojala el próximo candidato del kirchnerismo haya vivido este proceso desde dentro. Eso quiero votar. Bah, yo quiero votar en 2011 a NK!

    1. Comparto hache, con la única diferencia que en la opción mala, si NK perdiera las internas, prefiero un poquito a Solá por sobre Das Neves. Pero desde ya espero que nada de eso suceda y votemos en las generales a un NK liderando un peronismo compacto que tenga buenas chances de ganrle a Alfonsín.

  6. Sin duda la mejor opción para el peronismo federal es ir por dentro. Nada es más lejano al peronismo que lo testimonial e ir por fuera los acercaría a esa obsesión de la izquierda. Además, como escribe el capitánmedibacha, ganarle al candidato kirchnerista (algo difícil aunque no imposible) transformaría a su candidato en virtual presidente.

    El éxito del gobierno de ese rejunte sin liderazgo definido, que ha gastado a cuenta con las corporaciones y reemplazado todo debate político por un antikirchnerismo teatralizado, será sin duda más complicado que ganar la elección, pero eso no parece quitarles el sueño. Piensan que una vez en la Rosada, el enorme poder del Estado les permitirá reducir los eventuales conflictos entre socios. De la Rúa pensó lo mismo antes de volver en helicóptero a su casa. Y De la Rúa solo tenía en la UCR a Alfonsín como rival.

    La asociación con Macri tiene más beneficios para el PRO que para los peronistas disidentes. Casi todos los votantes de Macri podrían votar a Reutemann o incluso a Solá sin tener que tomar Uvasal a la salida del cuarto oscuro. No parece que eso ocurriría con los votantes peronistas y el candidato Macri (sin contar que los peronistas, a diferencia de los radicales, no practican la tercerización con sus candidaturas). Por último, Macri no parece darse cuenta que los paradigmas de los ´90 no poseen el mismo atractivo de antaño. El patético refrito de farándula menemista que fue reverenciado en el Colón es una muestra de esa falta de olfato.

    1. Estoy de acuerdo Rinconete, un gobierno del peronismo antiK el primer problema que tendría es encontrar una dirección. De todas maneras el nuestro es un país con un acento bastante pronunciado en el presidencialismo, así que vería bastante distinto a unas figuras que a otras. Por ejemplo, si el que enfrenta en la interna a NK termina siendo Reutemann y le gana, yo no lo votaría luego en la general. Para mi sería importante que el peronismo pudiera tener dos alas, pero que el ala más a la derecha, sea de centro.
      Macri es obviamente la opción de la derecha pura y dura, con el peronismo no tiene nada que ver.

      1. El dilema que señalás, el del voto K frente al triunfo de un candidato del peronismo federal, es tan interesante como el del peronismo federal. Que pasaría con todo ese electorado si llegara a ganar Reutemann o más improbablemente Duhalde.

        OMIX suele mencionar ese dilema pero desde otro lugar, es decir la supervivencia del modelo, o al menos del peronismo, sin que necesariamente sean NK o CFK los candidatos ganadores. Acuerda que son los que más chances tienen pero que no hay que atarse a esa única posibilidad.

        Entiendo su punto de vista que de alguna manera expresa la alergia al paradigma progre de la ¨minoría intensa¨, pero siendo no peronista y portador de gran parte de las patologías progres, siento que prefiero perder con un candidato que me enamore y ayudar a reforzarlo políticamente para la próxima, que ganar con uno que lo único que comparte con este gobierno es el ser peronista. Ganar con Reutemann, por ejemplo o con otro candidato tan condicionado por las corporaciones y con un discurso reaccionario, no calificaría ni siquiera como una victoria pírrica.

        Pero reconozco que es un dilema.

  7. sergio:

    Cuando vos decís en el comentario inicial: «Creo que Macri jugará la carta presidencial. Kirchner y Alfonsín están inclinados a la izquierda, lo que le deja una franja amplia a la derecha»

    Después de tanto que se escribió en el foro intelectuales de izquierda interpretar que Ricardo Alfonsín, con Carrió y Giustiniani ocupa un sector de la izquierda, yo no lo comparto, es más derecha que la derecha misma.

    Saludos.

    1. El gusano, creo que Alfonsín es izquierda relativa dentro del radicalismo, comparado con Cobos o Sanz. Como lo mencioné en otras oportunidades, para mi el radicalismo tiene cierta distancia con los trabajadores, que está más allá del eje izquierda/derecha.
      De todas maneras te entiendo perfectamente, es un poco extraño mencionar a alguien tan conservador como Alfonsín, junto con la palabra «izquierda», pero en términos relativos, dentro del radicalismo actual, creo que representa eso. En cierto modo estoy hablando más del modo en que es percibido por algunos votantes de derecha, a los que Alfonsín no les cierra, que de lo que yo mismo pienso. Saludos.

  8. En el triángulo Kirchnerismo-peronismo disidente-radicalismo con Alfonsín de candidato, advierto un común interés de kirchneristas y disidentes en conseguir efectuar una interna peronista auténtica y honesta en la que participen ambos grupos.- El que gane, tiene practicamente asegurada la presidencia.- Si los disidentes van por afuera, pierden seguro, pero Kirchner también disminuye sus chances.- Competir contra nadie lo privaría de los laureles que da el triunfo en la interna, dos meses antes de las elecciones nacionales.- El gran beneficiado sería Alfonsín y los radicales.- En este panorama, si los radichas acceden a la 2° vuelta, con el peronismo dividido, creo que ganan, porque los peronistas antiK harían prevalecer su bronca contra los Kirchner.- Si, en cambio, Kirchner deviene candidato peronista después de haber ganado una interna real y honesta con todos compitiendo, creo que al momento de decidir frente a la urna, muchísimos peronistas antiK, entre el radical Alfonsin y Kirchner, lo votan a éste.- Saludos, Capitán Medibacha.

  9. Creo que la mejor opción que tiene el peronismo federal es ir por fuera, por eso de que no hay garantìas de transparencia. POr otro lado, si el FPV participò tanto tiempo por fuera del PJ con excelentes resultados, no veo porque no pueda ser igual para aquellos. Ademàs,despuès de las elecciones de 2009 Nèstor de acordò del partido.
    Tambièn creo que varios de los integrantes de esta corriente ( los Saà, Romero, Puerta) nunca reconocieron el liderazgo de los K en el peronismo, ni aún cuando era real. Esa creo que es otra razón más para ir por fuera. Igual falta mucho.

    POr otro lado no creo que este línea pueda juntar solo el 7% de los votos, el Alberto sacó eso en el esplendor K. Si se organizan bien van a sacar mucho màs, si bien la cosa no es lineal la sola suma de las intención de votos de sus integrantes indicaría eso.

    Como sea, por dentro por fuera, creo que el peronismo federal puede despedirlos a los K del gobierno. El punto debil que le veo es, como dice Pablo D, el hecho de que son todos Nº 10, hay muchos egos grandes ahí. Pero buehh, eso puede dar un River del 2000 o del 963, hay que esperar

    1. Agustincho, respecto de los votos que pueda sumar el peronismo federal yendo por fuera, el tema clave para mi, como lo esbozo en el post y lo explico un poco más en mi primer respuesta a El Lurker, es que creo que Macri se va a apropiar primero de ese espacio político relativo, afirmando su candidatura, ya que él puede decidir esto por si solo, mientras por lo mismo que decís vos y Pablo D, la suma de egos de este grupo, no tiene la misma flexibilidad, les tomaría meses una decisión equivalente. Entonces con Kirchner de un lado y Macri de otro, si no se pliegan a ninguno de los dos para enfrentarlos en una interna o acordar con alguno de ellos, veo sus votos muy acotados. Si de algún modo logran acordar con Macri, por ejemplo, que alguien del peronismo federal vaya de candidato a presidente y Macri vaya por la reelección en la ciudad, allí sí sacarían más muchos más votos, obviamente. Igualarlos con el 7% de Saa tal vez sea exagerado, pero cualquier ejercicio matemático en un escenario con NK, Alfonsín, Macri y un Peronista Federal, te va a dar muy probablemente abajo del 15% para el peronista federal. Por supuesto coincido en que falta bastante y hay tiempo para que algunas cosas cambien o aparezcan nuevos datos políticos.

      1. Sergio, creo que MAcri no se va a apropiar solo de ese espacio polìtico, si se hace un frente y va de candidato será en base a un acuerdo con el resto. Te imaginás pasando asì nomás por arriba de los Saà, Duhalde o Lole por ej.SOn bichos con mucha experiencia y más èxito en polìtica que Macri, si bien no miden tan bien.
        En el peronismofederal hay muchos con ganas de ser y algunos con posibilidades reales de serlo como para entregarle la candidatura a MAcri. Además, no hay que olvidar las diferencias ideológicas con MAcrib y el «menosprecio» que les hizo Macri hasta ahora con eso de «me van a venir a buscar» a varios de esos nenes no les gustó.
        Donde coincido con vos es en la posibilidad de un frente con MAcri intentando la reelecciòn municipal.
        saludos

  10. SERGIO:

    Yo soy de Rosario, Aquí la gente no come vidrio. Percibo en el ambiente sentido común, Existe un concepto que es muy respetado. «En la economía la ideología no juega» Veo gente de la derecha pensando si gana Macri, Alfonsín o algún otro tarambana que anda dando vuelta, saben que el destino económico se hace trizas, la gente no quiere suicidarse. Vino un amigo mio del Norte, estuvo recorriendo toda esa zona, este amigo es de derecha pura, pero muy inteligente y me comentaba que toda esa zona está totalmente cambiada, existe un desarrollo evidente que es inocultable. Siguió diciéndome: » Observé que los movimientos sociales como los Tupac Amaru tienen una ascendencia tremenda no sólo en Jujuy sino en el resto de las provincias norteñas, toda la gente habla de ellos, y terminó diciéndome, estos que están acá y hablan sin saber, no tienen idea de como cambió todo».
    Yo no quiero pecar de muy optimista, pero todo lo que se vivió en el bicentenario, todo este florecer del pueblo argentino,va a sorprender a más de uno, esto es incipiente que con el transcurrir del tiempo se va a ir acentuando en la toma de conciencia de la mayoría, que atrás no se va a poder volver.
    Saludos

    1. Sí, comparto la idea, como dije en otro post, creo que este es el mejor gobierno de los últimos 50 años, y creo que de un modo u otro, terminará logrando otro mandato en el 2011. Pero también pienso que será una elección muy ajustada, por lo cual, las distintas variantes de armado político, pueden hacer la diferencia. Saludos.

    2. Gusano, soy de Jujuy y si bien hubo cambios positivos a partir de 2002, no hubo ese desarrollo evidente del que habla tu amigo.Los grandes problemas de Jujuy siguen sin resolverse y en consecuencia sus manifestaciones. La pobreza, la desnutriciòn, el desempleo, la drogadicciòn son alarmantes. Te pego un artículo sobre mortalidad infantil, que es de las tres màs altas del país.
      http://www.ellibertario.com/2010/05/31/jujuy-bajo-su-tasa-de-mortalidad-infantil-pero-esta-dentro-de-las-tres-peores-de-la-argentina/

      Sobre Tupac Amaru, es verdad que tiene una ascendencia muy fuerte en Jujuy, pero en las otras provincias del norte no es asì. Por otra lado, realizò muchas obras, pero es un invento político-social inventado por Fellner y los K que se les fuè de las manos al oficialismo local y responde directamente a la hermana Alicia.
      Eso solo no tendría nada de malo, sino fuera por el hecho de que se transformó un organizaciòn polìtica, sin votos ni apoyo pòpular real, que en base a al dinero de Naciòn quiere pasar por arriba a todos. Sin ser radical te recomiendo que busques lo que dice Gerardo Morales sobre Milagro Salas, es todo verdad.
      saludos

    3. Porqué se haría trizas? Por un Lavagna ministro de economía?
      El narcisismo K, más enfocado en supuestos defectos ajenos que en virtudes propias, ya es hilarante. Acá el problema es de egos, no de posturas acerca de como gobernar, sobre todo en economía.

  11. AGUSTINCHO:

    Respeto tu visión de Jujuy, posiblemente susbsitan problemas estructurales que comenzaron a golpear desde el 76, entre ellos lo de la mortalidad infantil que vos mencionás.
    En lo único que no comparto con vos, es en la remisión que me haces a lo que piensa Gerardo MORALES. Este dirigente radical es muy «principista» como todos sus correligionarios, el se las sabe todas desde el punto de vista «político» pero tiene un débito muy difícil de sobrellevar, no sabe gestionar, no sabe hacer, su fin principal es como ganar elecciones, pero cuando se cumple su objetivo principal, luego se derrumban, porque nunca se prepararon para «gobernar». Gobernar no es objetivo de ningún radical, por eso les fue tan mal en la historia del país. Carecen de poder, por más buenas intenciones que tengan. ¿Qué respaldo auténtico tienen para hacer frente a las grandes corporaciones y a los centros concentados hegemónicos ?
    Te saludo con mi mayor respeto.

    1. Gusano, el retroceso de Jujuy quizás fue más fuerte en los noventa que a partir del 76. Si bien no escapò a la tendencia quese dió desde el 76, las privatizaciones y las desregulaciones del gobierno de Menen golpearon muy fuerte en el empleo. POr ej. en Altos Hornos ZApla se retiraron unos 2.500 y entre todas las privcatizaciones llegaron a 7.000, una enormidad para una provincia tan chica. LAs desregulaciones en el mercado del azúcar dejaron fuera a productores y disminuyeron los ingresos de todos. Además se venía operando una tecnificaciòn en la cosecha que dicen dejaron sin trabajo a unas 7.000 personas. Y así en otros sectores.
      A esto hay que suamrle la irresponsabilidad de los gobiernos provinciales que llevaron las deudas a unos 3.000 millones de pesos a la fecha.

      Sobre Morales, se que es un impresentable,pero lo que te recomiendo es tengas en cuenta lo que dice, no sus «principios» que el no los tiene. por ej. si dice que Salas tiene 500 tipos armados, es verdad. Esto no porque lo diga el, sino la gente del RENAR, por supuesto de manera extraoficial.
      Sobre Salas y Morales son dos inventos de los grandes medios de comunicaciòn, ninguno es la maravilla que dicen que son.

      Como dato, en Jujuy hubo dos tipos (los dos peronistas) que se enfrentaron y se resistieron a MIlagro Salas antes que Morales. Julio Moisès ex-intendente de SAn Pedro y de una manera mucho màs fuerte, Josè Luis Martiarena, ex-intendente de San Salvador de Jujuy quien perdió las elecciones en medio de sospechas de fraude, confirmado por muchos. Ahora este último está en el Peronismo federal con los Saá.
      Sobre las «ganas» de gobernar de Morales, coincido no las tiene. El radicalismo fue en la última década el socio minoritario de Fellner, no del peronismo, en Jujuy. LA defensoria para vos, este juzgado para vos, y así.

      saludos

  12. MARIANO T :

    Con un Lavagna como ministro de economía com Lavagna no se haría TRIZAS como la realidad lo demostró en el 2002. Yo me refiero a los que sostienen EL OTRO MODELO NEOLIBERAL no hace falta recordarte que el mundo de hoy y desde mediados del 2008 lo viene exhibiendo en forma cristalina.
    Cuando vos te referís al narcisimo K, más enfocado en supuestos defectos ajenos que en virtudes propias. Mariano, yo te lo digo con mi mayor respeto, si vos no reconocés virtudes de este gobierno es `prque no la querés ver, yo no te voy a citar todos los logros, como así también reconozco que hay errores y vacios, propios del quehacer humano.
    Seguís diciendo:»ya es hilarante. Acá el problema es de egos, no de posturas acerca de como gobernar, sobre todo en economía» Esto que expresás es un sentimiento emocional tuyo, muchas veces el hompre expresa pensamientos que muchas veces distan de la realidad, sobre todo cuando prevalecen los perjuicios.
    Un párrafo especial te voy a transmitir sobre el «EGO». gran parte de mi vida luché contra este yuyo malo que no permite que crezcan las virtudes de la solidaridad, la humildad,ayudar al más débil, etc.
    Los griegos comenzaron a decirlo cinco siglos antes de Cristo- «EL ENEMIGO A VENCER ES UNO MISMO, NO HAY QUE BUSCARLO AFUERA» Estas son las batallas que debemos librar. Entonces te pregunto, redistribuir mejor el ingreso, la asignación universal por hijo-idea no originaria del Kirchnerismo-dos millones y medio de más jubilados, cración de cuatro millones y medio de puestos de trabajo.¿DÓNDE ESTA EL EGO?
    En la economía se presenta UN CONFLICTO DE INTERESES, cada sector defiende con uñas y dientes en desmedro del otro.
    Te saludo Mariano.

  13. Agustincho:

    Seguro que debe ser como decís vos que la crisis de mayor impacto en Jujuy fue la del 90, vos tenés mayores conocimientos que yo de la provincia, y yo aprendo.
    Lo mismo pasa con el resto de tu comentario, respeto tu opinión, me das la mejor impresión de un tipo objetivo, aunque los dos no tenemos los mismos vidrios en nuestros anteojos tengo en cuenta todo lo que decís.
    Saludos afectuosos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *