Four more years

¿Y qué pasa si el kirchnerismo tiene la oportunidad de gobernar cuatro años más?

Todo un debate sería pensar cómo reacciona el sistema político ante esa posibilidad cierta. Si el sistema se “banca” esa presión. Los partidos, los dirigentes. Incluso dentro del oficialismo cuáles serían las reacciones, las estrategias. ¿La oposición buscaría respuestas a sus problemas “por afuera” del sistema? ¿Se profundizaría esta situación en la que los “jefes” de la oposición están en sectores del empresariado? ¿O se produciría una revisión por parte de esos sectores y una “vuelta” a la política, una vuelta a “la agenda la marco yo, no la tapa de ese diario”? No tengo muchas respuestas a estas preguntas.

Sobre cómo aguantaría el sistema el sistema “institucional”, no tengo dudas. Las instituciones no dejan de funcionar bastante bien en la Argentina. Empezando por la Corte Suprema, un sistema judicial en donde el Ejecutivo no tiene asegurado un resultado de antemano y un Congreso que funciona de maravillas. Hay cosas para mejorar como en cualquier país latinoamericano, pero el sistema se la “banca” muy bien.

Una duda que me cabe sigue siendo en la cuestión administrativa y de las capacidades estatales, digamos. Cuando leo noticias como esta y esta me pregunto si se puede seguir así en el mediano plazo, tratando de parchar agujeros con un solo funcionario que va de las papafritas Pringles a una gran empresa industrial, a los frigoríficos, a los supermercados. Me da la impresión de que sin abrirle el juego al resto de la administración, fortaleciéndola y sin marcar un horizonte de mediano plazo es muy difícil encontrar herramientas eficientes ante cada coyuntura.

Y mientras pensaba esto me encontré con una entrevista a Benjamín Hopenhayn en un reciente número de la revista Realidad Económica. Hopenhayn (economista de la CEPAL y UNCTAD, asesor en Planificación en América latina. ex profesor de Finanzas Internacionales y miembro del Plan Fénix) fue director técnico del Plan Trienal, de 1974 (tercer gobierno de Perón).

Lo que a mí más me interesó:

Traigo a colación que hace no mucho, conversando con un alto funcionario del Ministerio de Economía, me preguntaba qué le estaba faltando a un proyecto político que había recogido adhesiones con la causa de los derechos humanos, la reforma de la Corte Suprema, que había promovido la reestatización del sistema jubilatorio, la refinanciación de la deuda unida a la liberación de la dependencia del Fondo Monetario, la asignación universal por hijo para luchar contra la indigencia y la pobreza, entre otras medidas. Yo le contesté que falta hacer y presentar un plan de desarrollo económico y social. Hablar de modelo es una cosa vaga. Si se enuncia el plan, si se tiene el plan, ya no se discute la teoría del modelo, sino que se va a lo concreto y se puede evaluar si ese plan sirve para mejorar la situación económica argentina, para ir a lo que se podría caracterizar como sociedad de desarrollo con inclusión o sociedad del bienestar.

Hacer planificación no es simplemente elaborar y anunciar un plan, sino armar una red en el Estado que pueda confluir hacia un plan general. En 1973, aquí en la Argentina, nosotros hicimos un plan trienal en seis meses con metas por sectores y territorios.
Eso fue posible porque se tenían orientaciones generales de política o estrategia y porque había antecedentes y organismos de planificación extendidos a lo ancho de la Administración Pública, como el CONADE. Hoy hay que reconstruir la estructura administrativa, porque no tenemos un aparato administrativo del Estado.
Sin ese aparato administrativo que determine las necesidades de cada sector y de cada región no es posible una verdadera planificación.

El estado está destruido por 25 o 30 años de neoliberalismo, de un desarme consciente, con la dictadura, con la década más que perdida de los ‘90. Fueron desarmando el Estado para dejar que los mercados actuaran en libertad y lograran equilibrios “eficientes”.

La deuda externa era el palo en la rueda de la economía argentina y hoy la deuda social es el palo en la rueda de una sociedad de bienestar en la Argentina. Esto también se puede insertar en un sistema de planificación. Hay factores como el mercado de trabajo o el acceso a servicios sociales básicos que pueden ser tratados mediante políticas eficientes para combatir los graves efectos de la pobreza y la desigualdad.

Paradójicamente el Plan Trienal sigue teniendo vigencia, porque está basado sobre la idea de que el país estaba mal y que había que reconstruirlo.

Lo interesante sería formar un grupo de cierto nivel que tome el Plan Trienal, lo vaya estudiando, vea lo que es aplicable y cómo podemos avanzar, y a partir de ahí proponga qué hacer.

Para hacer un plan se necesita un gobierno que tenga conciencia del papel protagónico del Estado en la conducción de la economía, con poder para presentar una estrategia de mediano y largo plazos, explicitando las políticas adecuadas para la aplicación de esa estrategia. También es útil, yo diría que muy útil, empezar a volcar esas políticas y esa estrategia en planes que se hagan públicos e inspiren confianza en la sociedad. Lo demás es discusión de gabinete.

¿Y? ¿Estamos para un plan? ¿Estamos para la vuelta del Estado? ¿O sólo va a menear la palabrita De Narváez?

Autor de la foto

69 Comments on “Four more years”

  1. Muy buena! Que bien que nos haría un “Plan de desarrollo”. Hace varios años que se creó el Ministerio de Planificación, por lo que ya existiría ese “aparato administrativo”. Faltaría que funcione mejor.

  2. Buena entrada, Escriba. Es el debate que hay que impulsar. Tal como dice Benjamín “hablar de modelo es una cosa vaga” y difusa, endeble… pensar y enunciar un proyecto podría unir a los convencidos, acercar a los leves simpatizantes y enamorar a algunos de los que se encuentran lejos. El pingüino debería volar.

  3. Creo que los Kirchner tienen un choque con el tema de explicitar un plan. A ellos que tanto les gusta la sorpresa política, creen que un plan explicado a los propios, pero también a la contra, debilita la posición. Si se piensa la política en términos de nosotros/ellos, esto es muy lógico, sin necesidad de obvios ejemplos bélicos, en un simple partido de futbol, a ningún DT se le ocurriría explicar su plan para el partido públicamente de modo que el adversario esté informado. Es obvio que esto a su vez tiene defectos, uno muy importante es el de la famosa “mesa chica”, si uno tiene un plan, pero no lo quiere explicitar, ese plan lo van a saber muy pocos, y no puede hacerse carne en la sociedad. Si este gobierno tiene un “supermoreno”, a esa persona, de absoluta confianza, se le puede decir, “ahora con todo en este sector, allá afloja un poquito, con estos negociamos, etc”, pero eso no solo no se puede publicar en un diario, ni siquiera se le puede informar a una tropa propia que sea numerosa, la información se va a filtrar.
    La visión para mi tiene mucha lógica, pero no logro sopesar hasta qué punto los beneficios superan a los perjucios. Tal vez sea una cuestión de evaluación de fuerzas, cuanto más fuerte se sienta el gobierno, más justificaría que explicite sus proyectos, cediendo en sorpresa y ganando en confluencia de actores en pos de un mismo objetivo. Cuanto más endeble se sienta, más se justifica la política sorpresa.

  4. Al Plan habría que someterlo al escrutinio el año que viene.
    Ahí si presentar un plan y que se lo pueda comparar con los “planes” de De Narváez o Cobos.

    Lo que se pedía antes del 28J por parte de quienes apoyamos este proyecto era una visión de futuro, más que la defensa del Modelo. Crear un plan de desarrollo huele a esa visión.

    Excelente idea.

  5. Es una visión muy interesante. En muchas áreas se nota este problema, de querer y no poder, por falta de una estructura administrativa que pueda actuar y romper la inercia de décadas

  6. Lo que me parece importante resaltar del post es la necesidad de fortalecer la capacidad estatal, especialmente en lo que se refiere a la (re) construcción de una burocracia (en el sentido weberiano de la palabra) estable, capacitada, bien remunerada y orientada en función de los objetivos estratégicos definidos por el accionar del gobierno. En términos generales, lo que actualmente se observa es un elevado grado de desarticulación de las políticas, elevada rotación de directivos públicos, bajas posibilidades de desarrollo de carrera, entre otras cosas. Sin dudas, ésta es una asignatura pendiente que dificulta consolidar y mejorar los aspectos positivos generados a partir de 2003. Si bien el tema excede ampliamente a una persona u organismo, confieso que esperaba más de la Secretaría de Gestión Pública.

    1. en teoría lo ideal es que haya una burocracia weberiana como bien decis, pero con una densa red formal e informal que articule ampliamente las necesidades de la sociedad civil con las políticas públicas del gobierno. en teoría es lo que Evans llama autonomía enraizada del estado.
      claro que la teoría debe llevarse a la práctica.
      para mí excede con creces a lo que la SGP está en condiciones de hacer.

  7. Me basta con otro periodo K como estos. No espero de este gobierno que estructure un estado. No es su fuerte, ni su promesa.
    De todos modos creo que antes de estructurar la administracion, se debe lograr que la burocracia entienda el nuevo camino estrategigo y lo comparta, o al menos comparta la idea que es un camino sustentable, democratico y que la ciudadania lo apoya porque le es conveniente. Y eso se va a llevar el proximo periodo.

    Asi que en el 3er mandato: las leyes que faltan, un ajuste mas en el disciplinamiento de los poderes no republicanos, levantar un poco mas el nivel de seguridad que provee el estado a los mas desprotegidos. Y, si puedo soñar algo mas, una secretaria de comercio con 2 o 3 funcionarios que les de el mate ademas de “tener huevos para gritarle a Coto”. Lo demas, puede esperar.

    1. Me parece que hasta 2013 por lo menos nadie va a tener mayoría parlamentaria.
      Así que cualquiera que quiera hacer un plan, va a tener, de una buena vez, que concertar con alguno del resto.

  8. Completamente de acuerdo con el planteo de Sergio. Por ejemplo, advertir a los poderes que son, que se planea mejorar el reparto de la torta, solo serviría para ponerlos en pie de guerra. En una etapa de debilidad política como la presente no parece una estrategia recomendable (de todos modos los poderes andan bastante sensibilizados).

    Al respecto el General solía decir que de lo que se trata es de desplumar a la gallina sin que chille, o que mejor que decir es hacer …

    Cierto es que, entonces, el apoyo a los four more years se convierte en un problema de fé, apoyado en las realizaciones que efectivamente tuvieron lugar en estos últimos años. Pero también es cierto que nuestro pueblo no deposita mucha confianza en las promesas de los políticos.

    Tambien coincido con La Usina en que es imperativo fortalecer y hacer eficiente el aparato del estado, y eso no es moco de pavo.

    1. Discutiría sobre el concepto de “reparto de la torta” que subyace a tu comentario. ¿cuánto más puede incrementar el Estado su participación en la “torta” para repartirla? El gasto público hoy supera el 40% del PBI. Sin embargo, poco se ha logrado en relación a la distribución del ingreso. Discutiría también que la noción de “distribución del ingreso” dependa preponderantemente de la intervención del Estado, porque a partir de un punto el Estado la logra de un modo sumamente ineficiente. La cualidad de la economía y el capital humano de un país son los principales factores de distribución. Una distribución activa, por inclusión social y económica de la población es algo completamente distinto a una distribución pasiva por intervención redristibutiva del Estado, que es el concepto dominante en Argentina, pero a mi juicio muy pobre. Por lo tanto, no coincido en que los gobiernos no deben anunciar sus planes para no poner en piè de guerra a los sectores afectados por esas redistribuciones, simplemente porque me parece ineficiente pensar en esa forma de gobierno. Pero desde el punto de vista de la democracia, es completamente primitivo aceptar una democracia en que la gente vota sin ningún componente racional, que se deduce de la ausencia de planes de gobierno. Sostenerlo me parece aceptar naturalmente movernos entre la brujería y la alquimia.

      1. ¿Completamente primitivo? ¿La brujería y la alquimia? ¿A vos te parece que después de 8 años de gobierno, la decisión principal del voto en torno al oficialismo es en base a lo que propongan? ¿O sería más lógico decidir por lo que hicieron? Estoy seguro que ante cualquier cosa que prometan, serías el primero en preguntar, ¿y por qué no lo hicieron hasta ahora?
        Te diga o no te diga lo que va a hacer, la decisión más importante para votar o no, a un gobierno que lleva 8 años en el poder, son sus acciones.
        En todo caso lo gracioso es que la oposición, que no tiene hechos para ser evaluada, tampoco presenta planes que vayan más allá de: “vamos a hacer más o menos lo mismo que este gobierno, pero muuuucho más prolijo”.

      2. Si Sergio, completamente primitivo. Porque el futuro presenta una inmensa cantidad de interrogantes que requieren de respuestas claras que -naturalmente- no han sido dadas por el gobierno en el pasado. Y también hay demasiados errores que deberían ser corregidos (¿O deberían profundizarse?) y aciertos que deberían afirmarse (¿O se deberían cambiar?). Todos los gobiernos se desgastan, y éste no será la excepción. Siempre es una obligación moral decir qué vamos a hacer como “agentes” públicos, explicitar nuestro compromiso de futuro. No del pasado. Para el pasado el revisionismo histórico. Pero un gobierno que hace casi dos períodos que está, debe cada vez más indicar para qué quiere prolongar su estadía en el poder, ya que además toda estadía prolongada perjudica a la democracia. Por otro lado, el hecho que las oposiciones no tengan hechos para mostrar, es lo natural ¿o no? De lo contrario, estarías argumentando excluyentemente en favor de los oficialismo, y por lo tanto construyendo una monarquía. Pero bueno, no quiero entrar en la lógica binaria del kirchnerismo. No era mi intención.

      3. Alejandro: De donde sacas que el gasto publico es el 40% del PBI. No me cierra. A mi me da mas cerca del 30.
        Pero los paises que han logrado crecimiento y eliminacion de la pobreza rondan el 55% del PBI en sus gastos, de PBI mucho ms fuertes que el nuestro, incluso per capita. Con lo cual significa que son estados que disponen de muchisimos mayores recursos.
        No pareciera que nada hace mas con menos que nuestro estado.

        No percibo la diferencia entre distribucion activa y pasiva. Para incluir, dar igualdad de oportunidades para que cada uno desarrolle su potencial, partiendo de una situacion de discrimacion profunda, necesitas darle a los mas desamparados de un forma pasiva? activa?. Seguro de desempleo y asistencia social parecieran derechos indiscutibles que tienen los paises que han logrado crecer y erradicar la pobreza de sus naciones.%Pr

      4. El Bosnio: no entiendo cómo los números del PBI te dan cerca del 30%, cifra que creo responde a tu deseo. Las últimas cifras publicadas datan de 2007, venían en franco crecimiento y llegaban al 37%. Todas, repito TODAS las estimaciones dan un gasto consolidado superior al 40%, y en realidad superior al 43%. En los países desarrollados el sector familias es un contribuyente fundamental. Y ya superamos algunos paises desarrollados en cuanto a presión tributaria. Ayer mismo Lula dijo que él primero recreó el capitalismo (lo había comenzado Cardoso) para luego pensar en un socialismo. Lula te da la respuesta: no hay alta participación del gasto en el PBI sin que la población pueda contribuir, porque subir más las tasas de imposición a las empresas arruinará el país. Pensar de otro modo es equivocarse feo. La carga tributaria empresaria en Suecia es baja, aunque hay gente que se divierte mintiendo lo contrario. Lo que si es muy alta es la carga tributaria de las personas, pero dentro de un ambiente de protección infinitamente superior al nuestro. ¿Querés subir el gasto publico al 55%? Hacelo, y verás como vuela en pedazos el país, que aún tiene un PBI per càpita paupérrimo. El Bosnio, ¿porqué creés que hay inflación? El gobierno está emitiendo y financiando el presupuesto con pura y simple emisión, el impuesto a los pobres. Respecto de lo de distribución activa y pasiva, te dire que en la distribución activa, persona es un actor social y económico. En la distribución pasiva, es un Cliente del Estado. Esta diferencia de “modelos” explica un límite real a las posibilidades de crecimiento, en tanto creamos que es lo mismo. Por supuesto, podrías considerar que el ciudadano cliente, luega devendrá en ciudadano Actor, pero el marco de incentivos económicos y sociales no es claro acá, y muy probablemente el ciudadano cliente se cristalice, como ya lo ha venido haciendo y no sólo a causa de éste gobierno. (aunque las características de este gobierno requieren de ciudadanos clientes). Llegamos a un gasto público de un país casi de avanzada, sin inversiones, con un drama social, con subsidios a empresas, y con un bajísimo nivel de prestacioes. ¿Realmente creés que existe la protección social al desempleado? ¿vos sabés que un desempleado con 2 hijos cobra unos 300$ por mes durante 6 meses, y se le amplía otros 6 si tiene más de 45 años, pero con doscientos y pico de pesos? Es un chiste, en realidad comparar nuestros servicios sociales con los de países mucho más organizados, que sin embargo, no gastan mas que nosotros. Sigamos a Lula, consolidemos un capitalismo competitivo, y hagamos una política social socialista, como es Suecia, y como procura ser Brasil (Y en parte, Europa, aunque con sobresaltos). La alternativa es ser EEUU, que no intenta una política social socialista, sino de mercado. Pero no elijamos una economía socialista porque ello lleva a una sociedad pobre.

  9. desde la presidencia de Nestor que se nota eso. Hay gran precariedad en la parte técnica de la burocracia estatal. Pero es lógico. Si querés impulsar una política heterodoxa no contás con gente que tenga experiencia en el campo de batalla porque los que tienen experiencia se formaron en un estado neoliberal. Pero la sola posibilidad de pensarlo ahora, de que surja como preocupación fuerte, indica que existen posibilidades reales de cambiar eso. De la eficiencia en la concreción de las politicas del estado depende mucho el futuro del gobierno.
    PD. Me acuerdo que alguien de cancillería (durante el 2003-04) contaba que todos estaban vigilando a Redrado, que era Secretario de Asuntos Exteriores, porque no parecía muy confiable. Y todos acordaban que preferían que hubiese otro, pero que no había otro que supiera del tema como él, que nadie en cancillería tenía esos conocimientos. Bueno, ese es un ejemplo.
    Saludos

  10. Coincido con Sergio, Néstor (y Cristina), al menos a escala nacional, ganaron las elecciones (y las perdieron) sin siquiera hacer una promesa. Porque la mera promesa incluye una dirección y su imposibilidad de aplicación, un mentira de campaña. Es curioso, el kirchnerismo no puede decepcionar porque nunca prometió nada. La Campaña de Cristina estaba basada en lo hecho. La promesa es la enumeración de lo logrado, en comparación de lo que hicieron los otros. El kirchnerismo gana elecciones con un chuque en blanco. Todo lo que sale es algo que no prometieron, y, por ende, mejora lo que se debería esperar. Por ejemplo, escucho cosas como “lo que no hicieron estos es grabar la renta financiera”, ponele. Mi respuesta es, “¿lo prometieron?”. Estaría bueno, sí; son los únicos que lo pueden hacer, también. Ahora si no lo hacen, no estarían defraudando a nadie, sólo a quienes esperan un revolución por vías democráticas mediante un gobierno milagroso que está a la izquierda de la sociedad. Bastante; y con eso, además, sin prometera nada, blandiendo gestión, pueden llegar a ganar de vuelta.

    1. sí, pero no estaría mal que nos acostumbráramos más a medir planes. Un gobierno no es un programa de tele donde el presentador te anticipa que va a haber sorpresas. Pero es curiosos que la impronta del gobierno porteño también es un poco así. Cuando ganó Macri le preguntan a R. Larreta sobre las políticas públicas y el tipo dice “ya van a ver. Se van a sorprender”. No, esto no es un show de magia. No quiero que me sorprendas. Quiero algo por/con lo cual pelear.

  11. Ponerse a profetizar parece más o menos descabellado. Otra cosa es que el inicio del post dice más de lo que parece y menos de lo que esperabamos. Digámoslo brevemente con las palabras de Mao Tse Tung que en esto tenía mucho que enseñar:

    “Nosotros nos posicionamos firmemente a favor de la paz y en contra de la guerra. Pero si los imperialistas insisten en desplegar otra guerra, no debemos tener miedo de ello. Nuestra actitud en esta cuestión es la misma que frente a cualquier otra dificultad: Primero, estamos en contra de ello; segundo, no tenemos miedo que ocurra. La Primera Guerra mundial fue seguida por el nacimiento de la Unión Soviética con una población de 200 millones. La Segunda Guerra Mundial fue seguida por la emergencia del campo socialista con una población combinada de 900 millones. Si los imperialistas insisten en lanzar una Tercera Guerra Mundial, es seguro que habrá varios cientos de millos más que se volverán hacia el socialismo, y entonces no habrá mucho más espacio en la tierra para los imperialistas…”

    Y a continuación la conclusión:

    “los Estados Unidos no pueden aniquilar a la nación China con su pequeño almacén nuclear. Incluso si las bomabas atómicas estadounidenses fueran lo suficientemente poderosas como para hacer un agujero en la tierra, o incluso hacerla volar en mil pedazos, eso apenas si significaría nada para el universo en su totalidad, aunque sería sin duda un evento importante para el sistema solar.”

    Tiene que ver con el miedo (con otra clase de miedo de la que se viene hablando en estos días), y la única alternativa disponible: no tener miedo que es el único gesto de autoridad absoluta en un mundo sin Dios.

  12. Interesante rediscutir una vez más sobre el tema plan.
    Un buen plan es aquel que esta escrito en un libro que tiene 1000 paginas pero solo las 5 primeras están escritas, antes de la ejecución del plan (Carlos Matus dixit). Mas que un plan es una bitacora, o un blog.
    Yo tiendo a pensar que tanta inquietud sobre el tema, encubre dos cosas,
    1-.cierta desconfianza sobre la capacidad de estadistas de nuestros gobernantes
    2- la no participación política orgánica hace que mucha gente bien intecionada quiera leer la letra chica para comentarla y que quizas le den bola.

    Pero volviendo al foco, como ya dijimos en este agora, planes e ideas sobran lo que faltan son gestores, cuadros técnicos que lleven a la practica las cosas.

    1. Acuerdo con Mus. Y en ese sentido existe algo así como un plan si uno lee entre lineas. Apuesta al mercado interno para generar crecimiento, dolar estable con una distancia que permita competitividad a las empresas, superavit gemelos (como principales indicadores además), apuesta por el mercado de trabajo (paritarias) como mecanismo de inclusión pero trabajando sobre la población fuera de la PEA con políticas activas y aumentando en ellos el gasto público.

      Ahora, si uno va al texto de la entrevista, me parece que se refiere a un plan de desarrollo en términos de PYMES (emprendedurismo, financiamiento) y obra pública. Son elementos importantes.

      Yo apostaría hoy, y coincido con Mus en esto, en empezar a fortalecer a los cuadros técnicos y gerenciales del Estado. Es un buen momento para hacer más eficiente y eficaz al Estado y para que aborde al ciudadano de manera más integral. Hay tecnología para eso y hay capacidad técnica. Es importante hacer notar que no basta con que el Estado esté presente: tiene que hacerlo bien y para eso hay que fortalecerlo.

      Hoy que la política funciona, es un buen momento para dejar de perderle miedo a la técnica y la profesionalización.

    2. En general le piden PLAN a los gobiernos mas populares. Es facil tener un plan de accion cuando ese plan coincide con el poder real, sin conflictos fuertes.
      Pero no tener un plan no es sinonimo de no tener rumbo o de ser impreviscible. Creo que el rumbo de los dos ultimos gobiernos ha sido muy claro y previsible. No todo lo que uno preveia lo hicieron, pero todo lo hecho, en sus grandes lineas, era previscible. Eso es un plan de accion politica, en politica.

      En la republica se votan personas, no planes. De hecho nadie puede hechar a un tipo que no cumple con su plataforma y si hechar a alquien que no es quien gano pero dice que el si viene a cumplir la plataforma. Es un poder individual. Asi que es mejor “conocer al candidato”, sus alianzas, con que sector electoral se va a apoyar, que mandamientos “religiosos” tiene (es catolico practicante, es activista en DDHH, es un represor amnistiado), que conocer su plaforma. Es lo mas racional para hacer. Quien sostiene lo contrario, quizas sin saverlo, alimenta que energumenos sean votados escondidos detras de un plan que nos emocione a todos.%Pr

  13. Un plan requiere quien planifique. El plan le sigue a una idea de pais. Un plan requiere perpespectiva histórica. Creo que no alcanza con rememorar un “plan trienal” de los ’70(estamos en el 2010 no?) Un plan necesita de una administración, como bien señala escriba, que recopile datos y estadísticas (donde estás INDEC, que no te veo..) No lo creo posible con estos muchachos, solo son, a mi modesto entender, una banda de ladronzuelos creativos.

  14. La historia de la barbarie dice: “El estado está destruido por 25 o 30 años de neoliberalismo…”

    ¿60% del gasto público/PBI es destrucción del Estado? ¿O todo lo contrario? ¿El FMI es neoliberalismo o neocorporativismo? ¿Acaso el FMI promueve el libre mercado y la reducción de impuestos, o todo lo contrario?

    ¿Hayek o Von Mises están a favor del FMI, o todo lo contrario?

    El último liberal fue Pellegrini, y recuerden que todo lo antiliberal es anterior al liberalismo, porque uds rehabilitaron el antiguo mercantilismo, el de la colonia española, el de la tiranía rosista, el de la barbarie, con un proteccionismo al “eficiente” empresariado nacional, que ahora vende los productos el triple de lo que salen en europa o usa, pero uds están contentos con el populismo parasitario y anacrónico, que fracasa hace más de 4000 años y termina desatando crisis inflacionarias, empobreciendo a toda la república.

    ¿O nadie se enteró que estamos parados sobre una bomba de tiempo inflacionaria, creada por el gobierno nac & pop?

    Un cáncer que empezamos a conocer con el 1er peronismo, dictaduras neocorporativistas y estatismos de todo tipo y forma, que nada tienen que ver con el verdadero liberalismo, el que consiguió que Argentina sea una potencia mundial a principios de siglo.

    ¿Más planificación estatal en la economía? ¿No te alcanza con el desastre actual, que genera una inflación africana? ¿Así que la burocracia era el secreto de la riqueza de las naciones, y no el libre mercado?

    ¿Y cómo llegaron a ser potencia mundial EE.UU, Inglaterra, Alemania (el milagro alemán ocurrió gracias al ultraliberalismo de la escuela austríaca), Asutralia, etc?

    ¿Te das cuenta que el Estado vive del saqueo al sector productivo de la sociedad, y que todo gasto estatal es una pérdida del mercado? Que el Estado no crea nada, sino que lo roba coercitivamente, porque es un monopolio coercitivo de la violencia?

    Hong Kong, que es una roca pelada, es una potencia mundial gracias al liberalismo, mientras que los régimenes socialistas son tiranías de la miseria, aunque la historia pase en vano para la izquierda parasitaria.

    ¿Ningún estatista entiende que los mitos y entelequias del lenguaje como “justicia social” no son aplicables al capitalismo, ya que generan distorsiones artificiales en el mercado, con el consecuente empobrecimiento de toda la población?

    ¿Que los estados de bienestar generan déficits fiscales insostenibles que terminan destruyendo la moneda?

    El estado es robo organizado, y el mercado es la democracia de los consumidores.

    Saludos.

    PD: Civilización o peronismo…

  15. Américo: Se podría probar, al menos.
    Sergio: Muy bueno el comentario.
    Elbosnio: Me parece que da para más la cosa, pero para que dé para más se necesita ampliar la base de sustentación política. ¿Para dónde? Ni idea.
    Nata: “La promesa es la enumeración de lo logrado” te puede servir en una coyuntura, pero hasta te puede perjudicar en otra. Por ahí no lográs ampliar la base lo suficiente ni siquiera como para ganar.
    Gustavo Pablo: Siete años de gobierno no se hacen con eso que decís vos, nomás. Pensalo.
    Cosas dichas: Vamosssaver.

    1. Escriba, por supuesto que no, pero la “construcción política” de esta gente (creo que el espacio que uds. integran lo sufre) es difícil de entender en otros términos. Sino, a donde ubicamos los constantes y esquizofrénicos cambios de orientación (Recordemos que Clarín – el terrible Mefistófeles de hoy – era el diario que apoyaba explicitamente a Nestor en el periodo 2003-2007, o no? qué pasó en el medio?), la vocación hambrienta de comerse todos los negocios de obra pública a través de unos pocos amigos del poder (el 20% por anticipado no se pone sin garantías), el uso sistemático de los derechos humanos (si, con minúscula, porque deben ser de todos, cotidianos y comunes) como estandarte propio,como si nada hubiera pasado antes, y otros muchos etc. que todos conocemos. Respeto profundamente tu entusiamo por este proceso porque lo intuyo genuino y comprometido pero no puedo dejar de sentir que la estafa kirchnerista ha llegado demasiado lejos.
      Un saludo.

      1. Clarín apoyaba al gobierno hasta el 2007, y el gobierno le devolvía favores anticipando la renovación de licencias antes de su vencimiento, permitiendo la conentración del servicio de cable, etc. Relmente inaceptable.

  16. Escriba, es que el Estado ya está de vuelta, como lo prueba la participación del gasto público en el PBI, superior al 40%, nivel altísimo para un país no desarrollado. Pero ese Estado no logra objetivos de desarrollo ni sociales serios. Hay mucho para discutir.

  17. En los comentarios se indica como falencia que no existe en nuestro país la burocracia para un Estado mejor. Coincido, porque lo he visto trabajado para el Estado. Pero no es verdad que la burocracia no funcione porque su origen actual sea el neoliberlismo y no la heterodoxia. En primer lugar, mucha de esa burocracia viene de períodos anteriores y posteriores a los ’90. Pero además, la burocracia no estuvo preparada para el neoliberalismo, y no lo está para la heterodoxia, simplemente porque carece de preparación. Simplemente porque no hay carrera administrativa. La mayoría de los que trabajan en el Estado lo hacen con precariedad laboral. Por otro lado, considero un error creer que debemos tener cuadros heterodoxos ú otodoxos en la administración. La línea administrativa debe tener solvencia técnica más allá de que sirva un proyecto más de progresista o conservador, ya que de hecho habrá alternancia no sólo de partidos sino también de vertientes ideólogicas, como ocurre en todo el mundo.

  18. Alejandro: No entendí. “mucha de esa burocracia viene de períodos anteriores” o viene de períodos ” posteriores a los ’90”.
    ¿Y qué quiere decir que “la burocracia no estuvo preparada para el neoliberalismo”?
    “La mayoría de los que trabajan en el Estado lo hacen con precariedad laboral” no es así. Este Gobierno blanqueó a gran cantidad de empleados públicos. No es como era antes con la proliferación de monotributistas.
    Saludos

    1. Digo que muchos de los que trabajan hoy en el sector público provienen de épocas anteriores a los 90, y otros del período posterior a los ’90. De modo que no todos tienen un origen “neoliberal”. Pero también afirmo que eso no es realmente importante, puesto que ni los empleados de origen “neoliberal” ni los empleados “heterodoxos” han tenido el marco ni la formación adecuada para un Estado eficiente, ya que no es cierto que exista una carrera administrativa desarrollada. Las condiciones laborales y salariales tampoco permiten una burocracia mas calificada y con mejor motivación. Además, la calidad de la carrera pública no puede medirse, como alguien indicó, con la identificación con una línea de pensamiento más conservadora o más progresista, puesto que los gobiernos irán alternando. Existe una base de formación para el servicio público útil para distintos marcos ideológicos, y es necesario que la burocracia posea esta base. Respecto de la precariedad, hasta donde conozco existe una inmensa cantidad de empleo precario en el sector público, que no ha sido revertido por este gobierno. Quizás no los obliguen a ser monotributistas, como vos decís, pero una inmensa cantidad de trabajadores sólo tienen nombramientos transitorios por períodos muy cortos, sin ningún horizonte de planificación de su carrera. Esto es absoluta precariedad laboral. Había algunos trabajos sobre este tema que en este momento no tengo a mano, pero sería interesante aportarlos, si alguien los tiene. Hay que incluir en el análisis a las provincias y municipios.

    2. Escriba: me podrías explicar de donde saca esta frase “Este Gobierno blanqueó a gran cantidad de empleados públicos.”
      Me parece que esta repitiendo frases hechas sobre un tema que desconoce.

      1. Impresionante, “montones de empleados”.
        Podrías ser más específico en que significó blanquear gran cantidad de empleados públicos?
        saludos

  19. Pero volviendo a tu pregunta, Escriba, de cómo reaccionaría el sistema institucional con los Kirchner 4 años mas, en mi caso opino que se degradaría. Porque con suficiente poder ellos irían desnaturalizándolo para concentrar aún más poder, como vienen haciendo con el uso de DNUs, el manejo del Concejo de la Magistratura, el obstruccionimo a la participación democrática a través del Congreso, el morenismo como visión económica, la concentración unitaria de recursos tributarios, la falsificación de la informción pública, etc., a lo que se suman los gigantescos casos de corrupción que a toda costa tratarán de tapar, para lo cual necesitan aún más poder. Hasta la Corte Suprema, reconocida como un logro del gobierno, ahora se vuelve un error, ya que el gobierno cada vez más la descalifica. Sinceramente creo que la prolognación tan extensa de culquier gobernante en el poder -incluidos los familiares- no hacen sino daño a la democracia republicana. Personalmente creo que la Carta Democrática de la OEA falla al no definir mejor la alternancia. Si estuviera a mi alcance, la modificaría. Una reelección y a jubilarse, para los presidentes. Sin parientes en el medio. Lo mismo para los gobernadores. Y limitaría el re-eleccionismo indefinido de los intendentes. Sólo reelección indefinida a legisladores, aunque hay que cambiar también el sistema electoral.

  20. Alejandro: El Consejo de la Magistratura define la mayoría de sus votaciones por unanimidad, el no-quórum del Congreso ocurre por acciones de oficialistas y opositores, no por uno solo de los sectores. Y la discusión sobre reeleccionismo o no es vieja. Preguntale a Uribe. ¿Hay tal concentración de los recursos federales? En ese caso, ¿la inventó este gobierno? ¿Son porteños nuestros gobernantes?
    Saludos

    Ah, Rothbard: Seguí participando.

    1. Escriba: las decisiones unánimes del Consejo de la Magistratura se refieren a aspectos triviales. El argumento de la unanimidad es un sofisma, puesto que en las decisiones sensibles el oficialismo se abroqueló impidiendo por ejemplo, el juicio a Faggionato Marquez mientras pudo, y amenazando a juicio a cuanto juez quisiera investigar al gobierno. Por otro lado, la composición que dió el Kirchernismo al Concejo de la Magistratura pareciera haber distorisionado el espíritu de los constituyentes (que por suerte se puede rescatar del diario de sesiones). ¿Qué significa que sea vieja la discusión del reelecionismo? No está resuelta, y por tanto mantiene pleamente su lozanía. No entiendo la referencia de Uribe (¿Si Uribe pretendió que lo re-relijan, entoces está bien? Bueno, no para mí. Suerte que no pudo lograrlo). En relación a los recursos ¿Seriamente sostenés que este gobierno no agravó severamente la concentración de recursos violando el esíritu federal? Creo que tu actividad pricipal está orientada a la política, y estarías desconociendo elementos completamente objetivos si no reconocés eso. Tampoco se justifican errores mencionando el de todos los anteriores. Me parece un poco flojo ese argumento. En fin, Escriba, el Estado efectivamente llegó, y se quedó con gran parte del PBI. Pero sin plan, ni buenas prácticas. Las buenas prácticas son aquellas cosas básicas que hay que hacer y que todo el mundo conoce para el desarrollo social y económico. Sin embargo las buenas prácticas son sólo la condición necesaria, pero no suficiente. Se requiere de un plan. Pero un plan exige cohesión, compromiso, inteligencia colectiva, buena fé, consensos, visión, gestión del largo plazo. Todas cosas que en este esquema de rispideces de nuestra política falta, y que en buena medida (no en toda) son responsabilidad del Kirchnerismo, que hizo una verdadera escribanía del Congreso mientras pudo y califica de destituyente a cualquier cosa con la que no coincida (todo lo que no surge de si mismo es destituyente). ¿Recordás lo de no cambiar ni una coma en el Congreso? ¡Si hasta defendemos la falta de planes o su carácter privado! ¿Qué grado de consensos podemos lograr así? Ninguno, pero por falta de vocación. Fijate que cuando hubo amplísimo consenso, como en la asignación universl por hijo, y ya no podía el gobierno seguir sin dar respuesta, evitó ese consenso y estableció el régimen por decreto, impidiendo todo tipo de participación del arco político, incluyendo el propio oficialismo parlamentario. Al fin, lo del plan estratégico es el punto central de tu propuesta y coicido con Hopenhayn. No hay plan, ni interesan los consensos. ¡Hasta el próximo post!

      1. Ahh, olvidé responder que el cemtralismo tributario no tiene ahora que ver con los porteños y los provincianos, sino con un modelo de acumulación de poder a través de los recursos. Modelo que tendrás que coincidir conmigo, no representa los mejores valores democráticos posibles.

  21. Estoy de acuerdo Con la idea de un “plan” y politicas a largo plazo, para terminar con las decisiones de cabotaje que se fueron tomando en los ultimos años de gobiernos.
    La sociedad necesita sostenerse de una vision a futuro para salir del mar de dudas e incertidumbre en el que hoy estamos.
    Pero que hacercon los factores que condicionan esta propuesta?
    Me refiero a la corrupcion, al clientelismo, los intereses propios de empresarios y politicos, y el echo de que todos los que nos representan (incluyo a todos, oficialismo, oposicion o disidentes) nos mienten en la cara, cada vez con menos pudor.
    No soy pesimista pero la historia se repite siempre…200 años a puro DEJA VU.

  22. Alejandro: ¿Dónde está Faggionato? En la casa. Las instituciones funcionan bastante bien, insisto. Sobre las reelecciones: el tema en abstracto no me dice nada. No me gusta que reelijan a Uribe, sí me gusta que reelijan a otros. Gordon Brown fue por más y no pudo. Todo el mundo trata de ir por más, hasta donde el sistema y la política le den. Y sobre el “clima” y eso: ¿la oposición es capaz de generar un plan? Y lo más feo de todo ¿qué plan? ¿uno de desarrollo?
    Saludos

    1. Faggionato está en la casa gracias a la oposición. En este sentido es un logro de las instituciones. Pero ya ves, el gobierno intenta ahora condicionar a la judicatura creando una institucionalidad que le asegure impunidad, según los planes que anuncia con argumentos bien poco republicanos. Respecto de las elecciones justamente debe prevalecer un punto de vista institucional, que tiene un grado de abstracción. Lo que expresás es la negación de la institucionalidad: que algunos se reelijan y no otros. En mi caso veo perjudicial la permanencia excesiva de cualquier persona en el poder, y hay muchos autores que coinciden con ello. El último punto daría para hablar más, porque en un principio del post se arranca negando que este gobierno sea capaz de realizar planes, y luego se supone que si está en condiciones, y la oposición no. No hay rigor en eso. Pero lo más grave es la colonización mental: no pensé que gente inteligente haya caído en la trampa de la fé en irracional en los personalismos providenciales: sólo Kirchner puede gobernar (Kirchner es Dios). Realmente es una idea penosa y falsa. Disculpá, pero me sentiría avergonzado de tener una convicción de este tipo.

      1. Faggionato está en la casa gracias a la institución, que funciona mejor de lo que se dice.
        Y en ningún momento dije “Kirchner”. Leámonos antes de escribir, por favor.
        Saludos

    2. Escriba, la “institución” no funciona bien como vos decís, porque bastó que el gobierno maneje las mayorías parlamentarias para detener todo tipo juicio en su contra. Y esto se debió a que el gobierno modificó la composición del Consejo de la Magistratura. Ese gobierno es el Kirchnerismo, y lo hizo en 2006. Eso es una institución mal hecha, que NO FUNCIONA BIEN, porque permite la impunidad a las mayorías. Otra falla fué no incluir a los fiscales en el control del Consejo de la Magistratura, lo que hace que varias causas por corrupción del gobierno no tengan impulso, y que en cambio se promuevan otras que involucran a opositores. ¿Por qué se fué Garrido? No entiendo qué es necesario leer bien ¿Si dice Kirchner? Si, es kichner, aunque no lo hayas dicho. Saludos.

      1. Escriba: Es sólo una frase. Carrió dice que funcionan las instituciones. Dudo que no entienda que es sólo por el hecho de que el oficialismo esté circunstancialmente en minoría. Instituciones así son endebles. No compartiría un criterio que acepte las contingencias como condición para que las instituciones funcionen. Sería la negación de la institucionalidad. Pero sólo transmitiste una frase. En realidad participo para hablar un poco de política, pero lo hago con independencia de criterio. Y creí que en Artepolítica podría encontrar un buen ámbito. Pero dado el cariz que suelen tomar las discusiones, quiero preguntarte algo concreto ¿trabajás para el kirchnerismo? ¿tu vocación es defender al país, o defender al kirchnerismo? ¿Creés que es lo mismo? Me tengo que ir. Saludos.

  23. Elbosnio: está muy bien en líneas generales tu comentario. Pero ¿qué tal si lo que dice Hopenhayn (a quien yo le prestaría mucha más atención que a mí) puede ampliar también tubase de sustentación política? Y ¿no se puede mejorar lo que tenemos hasta ahora?
    Saludos

  24. Volviendo al post original. Descreo en general de las exigencias de un PLAN, porque ninguna republica lo tiene. O al menos el presidente no lo sigue. La politica con elecciones cada 2 años tiene una logica imposible de escribir en un plan. Y como dije, suele criticarsele un plan a quienes deciden por el camino del conflicto, de enfrentar el equilibrio de fuerzas reales. Martinez de Hoz tenia un plan? Mas alla de que nadie lo defenderia, creo que no tenia un plan. Privatizo cosas, nacionalizo otras, arruino a un sector industrial, favorecio a otro, etc… No fue un plan escrito, aunque ex post presento uno. Fue la accion continua de micro movimientos, enmarcados en una tendencia. Esa tendencia actua como plan, transforma la realidad. Yo creo que los K lo tiene tambien. (Y sirvo en bandeja la asociacion de plan K con MArtinez de Hoz, para algunos).

    Pero si estoy de acuerdo con escriba en que seria bueno tener un estado mas eficiente. (Aun cuando eso signifique destruir mas rapido y mejor cuando la estrategia sea de destruccion). Un estado de tecnocratas, que puedan llevar a cabo las acciones de gobierno. La eficiencia operativa de base va entrando por grietas, me sorprendo cada tando con procesos en red en la gestion de gobierno. Pero a nivel de cuadros tecnicos creo que construir un estado con una vision popular es mas dificil que uno conservador. A Cavallo le resultaba mas facil conseguir tropa de un solo pelo, para llenar 200 lugares, egreados de universidades, con postgrados, con fuertes vinculos e incidencia en la cosa privada, que a alguien que quiera llevar a cabo una estrategia contra-cultural. (Siendo cultura la vision mas o menos monolitica de clase incluida). Como ejemplo, con un aviso en el diario consigo 100 tipos que lleven a cabo la privatizacion de las AFJPs, y no necesito explicarles nada. Si quiero llevar a cabo la estatizacion, necesito hacer estudios psicologicos profundos porque para la gran mayoria que tenga la capacidad tecnica tendra tambien un fuerte prProxy-Connection: keep-alive
    Cache-Control: max-age=0

    uicio contra esa accion.

    Escriba, no se como se genera. O si, pero todo me da decadas de trabajo. Y el comienzo, bien en el comienzo, puede estar una huev

  25. Alejandro:
    Las instituciones tienen una dinámica que les da la política. Y luego de que se dijo un millón de veces que vivíamos en una dictadura, creo que eso es negado por la realidad y que las instituciones funcionan bastante bien, por la dinámica que les da la política.
    ¿Por qué cuestionás el ámbito de la discusión? ¿Tengo que estar de acuerdo con vos para que esté bueno el ámbito? A mí me parece que no hay muchos lugares donde se den estas discusiones, por más que no te encuentres con acuerdos 100%.
    ¿Por qué te parece que no tengo una vocación para defender al país? ¿porque discrepo con vos? Qué raro, che.
    Saludos

    1. Es que justamente tu definición de institución es la negación del concepto: las instituciones tienen la dinámica que les da la política, por tanto no hay principios de funcionamiento, derechos ni garantías. No. Me niego a eso. Ya existen esquemas de organización del poder que se expresan en un Estado de Derecho, en los principios repúblicanos, el constitucionalismo, las Buenas Prácticas, los DDHH, y en tantas otras cosas. Las instituciones repubicanas son aquello que a esta altura de la evolución humana deben quedar fuera de la dinámica de la política, como garantía de toda la sociedad. Y que son aplicables a todas los oficialismos y a todas las oposiciones. Pero en este intercambio se hace necesario descender a estadios demasiado primarios, y no deja de sorprenderme sobre todo proviniendo de gente con muchísima formación intelectual y teórica en la materia, como es tu caso, Nicolás. No termino de comprender.

  26. De acuerdo con los comentarios de Musgrave y elbosnio. Creo que los planes suelen tener el final del de Hopenhayn, piezas soñadas, escritas, comentadas y nunca aplicadas. La Concertación chilena gobernó 20 años sin contar con uno, navegando en las aguas de la coyuntura según el criterio de cada presidente. Mitterand ganó su segunda presidencia prometiendo una vaporosa Francia Unida, que nadie en la oposición pretendía desunir, ya que sus electores lo votaron a él y no a un plan. Ni siquiera Cavallo aplicó un plan, sino su propia discrecionalidad, pese a contar con esos 200 técnicos homogéneos y capacitados que hoy parecen faltarle al oficialismo.

    Por otro lado, además de pensar que no es posible, me pregunto si es deseable contar con una bitácora que supere en legitimidad y poder al propio ejecutivo nacional.

    Si de lo que hablámos es de visibilidad, de previsibilidad y demás ¨dad¨ exigidos por la prensa opositora, los gobiernos kirchneristas son previsibles. Sus paradigmas del 2003 siguen siendo los mismos 7 años después. Los planes suelen distinguirse a posteriori y en eso nadie puede negar que los gobiernos kirchneristas no tuvieran uno.

    Sin duda para transformar un Estado bobo en un Estado activo que pueda revertir la violenta desigualdad de esta sociedad, es necesario contar con una burocracia aceitada. Funcionarios capacitados, con buenos sueldos, buenos equipos y que puedan gastar plata en buenos abogados o en costosas campañas de prensa, como lo hacen las propias corporaciones. Para eso es imperioso contar con un Estado con recursos y creo que eso también es un paradigma del oficialismo (la ¨caja¨ tan denostada por los mismos que exigen un Estado eficaz). Pero sobre todo, es necesario contar en la cabeza de ese Estado con alguien con la voluntad de hacerlo (la muy eficiente burocracia impositiva chilena nada puede hacer por si sola para revertir la inmensa desigualdad de su sociedad).

    Voto por cuatro años más de K, a los ponchazos y sin plan. Con un poco de suerte llegaremos a una reforma fiscal y a una menor desigualdad. Y en el camino, con cuadros políticos como Marcó o Garré incluso podríamos empezar a contar con esa burocracia tan anhelada.

  27. Muy de acuerdo Escriba. La posibilidad de un “plan” viene de la mano de los grandes logros del Kirchnerismo, resumidos en: la rueda anda, no hay crisis económica y hay parcial reconstrucción del Estado. Por eso la oposición -direccionada por la Santa Madre Iglesia- se reconfigura sobre el nicho de la corrupción. Un temazo, pero que deberían advertir que ya fue un leitmotiv de cierta oposición que a fines de los 90 no supo construir un discurso sobre la economía y así le fue. O sea, creo que lo que planteas es válido, pero no por casualidad lo decís ante poniendo su contracara política: 4 años más. Inexorablemente será una tarea del kirchnerismo, o no será. Y lo que dije al comienzo creo que es al explicación de porque sólo dentro del espacio k se puede pensar en reclamar un plan de desarrollo. En cualquier otra tienda política eso es hablar en arameo. Para el 2011, plan de dsarrollo y plan de construcción política propia. Saludos

  28. Sopa: Quizás algún lector pueda ayudarnos con información estadística, pero es así.

    Alejandro: Si negás la política sos vos el que niega cómo funcionan las instituciones. El Congreso funciona bien. Lo hacía cuando el kirchnerismo tuvo mayoría y lo hace ahora. Lo hace de distintas formas debido a que es la política la que le da la dinámica. Las instituciones repubicanas jamás quedan “fuera de la dinámica de la política” porque en las sociedades republicanas pero también democráticas, nada que da “fuera” de esa dinámica. No me parece que en ninguna de estas discusiones se descienda a “estadios demasiado primarios”.
    Saludos

    1. Escriba: no afirmes algo con tanto enfásis cuando no sabés de lo que estas escribiendo. El Estado cambió un montón de gente de un tipo de contrato a otro tipo de contrato, si para vos eso es blanquear, OK, pero a esa gente el día que no le quieren renovar los dejan en la calle sin indemnización ¿eso es blanquear?.
      Además sigue pagando pasantías eternas, pasó muchos contratados a “asistencia técnica” con las universidades, paga adicionales por afuera del sueldo, etc.

  29. Estimado Escriba, coincidiendo con el planteo, agrego algunas lineas a lo dicho.
    Cuando uno recorre el territorio, observa que los ministerios de trabajo y acción social, cada uno por sus parte hacen lo que pueden, pero son parches o mejor dicho llegan hasta donde pueden. Por ejemplo para mejorar la calidad del empleo, es necesario el desarrollo de los sectores industriales, para que generen valor agregado y de esta manera se genere empleo de calidad.
    Algunos empresarios, que piensan que debería desarrollarse una industria nacional reclaman fuertemente un politica de desarrollo industrial, que ponga sobre la mesa la discusión sobre el desarrollo de tecnologías. Por otra lado tambien hace falta, como dice el articulo la creación de tecnicos en el aparato administrativos, lo llamativo es ver como los hacedores de politica local o provincial, no tienen información local sobre los sectores economicos, lo cual dificulta que los mismos tengan una lectura clara sobre la que suceden en las mismas.
    Saludos

  30. “El Plan” Me parece una necesidad para el desarrollo ordenado, pero tambien me parece una necesidad politica del kirchnerismo, la cancha esta bastante marcada y el kirchnerismo tiene un piso nacional del 35%, del resto hay una gran cantidad “nun-k-votaria-a-los-k” pero tambien un porcentaje importante que si le aclaran tu duda central (eso de que pasaria? que se haria? el sistema se lo bancaria?) es muy probable que termine apoyando. El plan es una necesidad para el desarrollo, pero es tambien una necesidad ineludible en el plano eleccionario.

    1. Estimado, estás viendo demasiado 6,7,8 o le estás dando mucha bola al optimista amigo Artemio, ese 35% es un número del conurbano y es un techo; a nivel nacional Kirchner no supera los 27 puntos y, a pesar del voluntarismo estadístico de los últimos meses, no crece si no que ha dejado de caer. Su imagen negativa es irreversible y no le gana un ballotage ni a Videla.
      Creo que el desafío del kirchnerismo es rearmarse pensando en 2015, y el desafío de los argentinos es que surja un proyecto que no sea Macri, Cobos, Carrió o De Narváez. La veo difícil, es una lástima.
      Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *