La alegre empresa de todos

Estoy leyendo la autobiografía de Jorge Antonio (véase su obituario, por Susana Viau) “¿Y ahora qué?”, en una edición impresa en 1970. Voy por la mitad. No llegué al golpe del 55. Transcribo los párrafos que más me impactaron de esta historia. Digo “esta historia” porque no importa acá si “es verdad” o no. Me parece interesante la historia y me dispara una serie de ideas. No necesariamente lineales o que siguen el texto “al pie de la letra”. Ideas.

Como simple contexto, diré que Antonio, hijo de inmigrantes, nació en 1917. Dice haber trabajado en el frigorífico Swift y en la construcción de la Ruta 2. En 1939, con 21 años, luego de cumplir el servicio militar, se convierte en técnico especializado en Rayos X en el Ejército. Dice haber participado del 17 de octubre, con 27 años. De repente, conoce a José Figuerola, cerebro del Primer Plan Quinquenal. Trabaja en la Secretaría Técnica, en la confección del plan, en las oficinas de Larrea 1440. Se pelea con Figuerola y ahí arranca su carrera empresaria.

Todo el relato está lleno de baches, de cosas que no se explican bien, todo va muy rápido. Pero no deja de ser muy intersante. Van fragmentos :

“Comencé a tomar contacto, otra vez, con el interior del país. Iba por cuestiones comerciales y visitaba toda clase de construcciones. Comprendí que todas las previsiones del Plan Quinquenal, a cuya elaboración había contribuido con tanto amor y voluntad se cumplían rigurosamente. La Argentina estaba poseída por el afán creador y todo nos daba la seguridad de que aquello no se dentendría nunca. (…) También me dí cuenta que, en plan de realizaciones, la actividad privada superaría a la del gobierno que, desd eya, y por sí sola, era muy grande y preveía cosas que nuestro espíritu nunca se había atrevido a imaginar”.

-.-

“Nunca se avino con mi temperamento la pequeña especulación, eso de dar un golpe y luego detenerse, esperar. ¿Esperar qué? ¿A que la vida nos consuuma estúpidamente nuestras energías, mientras vemos cómo van engrosando las cuentas bancarias con avidez de usurero o rentista? ¡No!, ¡yo iba a subir con el país!, ¡junto con otros argentinos que tuvieran sueños similares a los míos! ¡Y habría de lograrlo, plenamente!”.

-.-

“Un día me dijo que se le había ofrecido un negocio nuevo, de muy buenas perspectivas, pero que él no quería complicaciones a esa altura de su vida. Se trataba de construir chatas areneras, de esas que buscan sus cargas en el lecho del Plata. Era, de verdad, una actividad completamente nueva, hasta entonces no intentada por nadie. Era la creación de una industria, la iniciación de una empresa distinta. Ya mi imaginación volaba: veía grandes astilleros, miles de obreros trabajando en ellos y barcos argentinos, totalmente argentinos, surcando los mares dle mundo. No eran desvaríos. Simplemente, se trataba de mi imaginación, fundamentada sobre una voluntad creadroa, apta parea empresas desconocidas, fuera de lo rutinario. He sido siempre así”.

-.-

“Al finalizar el año 1948 se habían vendido unos trescientos cincuenta automóviles. Mis ganancias alcanzaron alrededor de un millón de pesos. Pero yo no quería meter ese capital -entonces bastante considerable- en un hucha ni en ninguna cuenta bancaria. Quería movilizarlo, crear nuevas actividades”.

-.-

“Fui, pues a entrevistarme con los directivos de la General Motors. Les hablé con detenimiento y se sientieron vivamente intersados por mis propuestas. En el segundo contacto me presentaron al Presidente de la empresa, el señor Wilson, que luego sería Ministro de Guerra del General Eisenhower. ¡Qué distinto! Allí un industrial pasaría a ser nada menos que el hombre de quien dependieran los planes militares de una potencia mundial. En la Argentina, otro industrial, que amaba intensamente al país, que trabajaba por su bienestar y la prosperidad de sus compatriotas, sería tratado peor aún que un simple delincuente de orden común…”.

-.-

“En un momento determinado, y cuando ya los embarques estaban casi concluidos, nos encontramos con que las ventas se hallaban paralizadas debido, quizá, a una momentánea saturación del mercado. Mis socios llegaron a desesperarse y una tarde se reunieron todos, poniéndose de acuerdo sobre un solo punto: Jorge Antonio es el culpable de la ruina que se nos avecina, él se ha equivocado y por eso no podemos colocar los mil coches que están en el puerto. ¡Necios! ¡Flojos de espíritu, faltos de hombría! (…) Al fin, cuando me harté de tanta estupidez y mediocridad, les comuniqué que, en cuarenta y ocho horas más, no tendríamos un solo automóvil en nuestro poder”.

(…)

“Fui a casa, me higienicé, cambié de ropa y hablé telefónicamente con mi amigo, el coronel en situación de retiro y abogado, Darío Saráchaga, que, en esos momentos, ocupaba la presidencia de ‘Clarín’”. (…) “Así fuimos al despacho del doctor Noble, en ese entonces instalado en la Avenida de Mayo (…). De pronto le dije a Noble, a boca de jarro: puede imaginarse que mi visita no es de cortesía. ‘De lo que sea, estoy a su disposición, Jorge Antonio’. Entonces me explayé. Le conté cuanto planeaban los distribuidores y la mala acción que estaban a punto de cometer conmigo. (…) “Entonces puse un ejemplar de ‘Clarín’ sobre su escritorio y le agregué: la prensa miente muchas veces, tergiversa los hechos en infinidad de oportunidades y, en fin, ajusta la realidad a sus propios intereses. Lo que vengo a pedirle es que mienta una vez más. Pero, en este caso, será una especie de mentira piadosa. Asintió, aunque dando grandes circunloquios. (…) Pero, finalmente, convino en que yo tenía toda la razón del mundo. ‘Pero lo que no veo, Jorge Antonio’, me dijo, ‘es qué tiene que ver Corea con su negocio de automóviles’. Tiene, verá que tiene… le dije en un tono entre serio e irónico que lo dejó más perplejo aún. Y expuse mi pensamiento: los Estados Unidos tienen toda clase de problemas en estos momentos, la industria está prácticamente dedicada a la guerra, produciendo toda clase de materiales con destino a la misma. Como la situación se agrave, aún más, cosa que sucederá inevitablemente, no sería nada de extraño que su gobierno resuelva aplicar las mismas restricciones que las puestas en práctica durante la segunda guerra. Pero Noble no entendía. De modo que hube de seguir adelante: es muy simple, necesito que usted publique en ‘Clarín’, lo más destacado posible, como si se tratara de un cable recibido desde los Estados Unidos, un texto similar al siguiente. Y sacando mi lapicera, escribí allí mismo: ‘La situación por la cual atraviesa el proceso de guerra en Corea, hará, sin lugar a dudas, que los Estados Unidos corte drásticamente la exportación de maquinarias y automóviles para América del Sur y otros países’. Y conste, doctor Noble, agregué al extenderle el papel, que esto es muy factible. El lo leyó, me miró nuevamente, como si no me creyera capaz de utilizar una argucia como aquella y me dio seguridad de que, al otro día, la ‘noticia’ saldría en primera plana y bien destacada. (…) En cuarenta y ocho horas se habían vendido, prácticamente los mil automóvines que se abarrotaban en nuestros depósitos y los que esperaban en la aduana. Antes de la terminación de aquel año, tuve la inmensa satisfacción de mostrarles a los que me acompañaban por un simple afán especulativo, sin ningún otro propósito que el de ganar dinero fácilmente, que habían llegado a reprocharme la temporal paralización de las ventas, que vender cinco mil automóviles en nuestro país era un juego de niños”.

-.-

“(…) marché a Alemania (…). Hablando en términos ajedrecísticos, creí llegado el instante de la partido en que debía dar jaque al rey. Así fue, que sin ningún circunloquio más, avancé en profundidad en aquella conversación, que podía ser realmente decisiva: pienso que podremos conseguir tal licitación y, más aún, compraremos dos mil quinientos automóviles diesel, que se pagarán al contado, pero exijo la contrapartida. Y esta no es otra que todas las comisiones que nos corresponden cobrar, tanto por los trolebuses cuanto por los coches se paguen inmediatamente en maquinarias. Y lo restante hasta completar la fábrica de camiones, ustedes deberán invertirlo en Argentina en función de capital”.

-.-

“Nunca había estado personalmente con el General Perón (…) Algunos de los otros, de los miembros de su gabinete, parecían hallarse coléricos por mi presencia en la Casa de Gobierno (…) Yo nunca les había visto. No participaba en tareas políticas ni habíame enfrentado con ellos por ninguna razón. Con toda malevolencia adujeron su desconfianza. Dijeron que la plante industrial no se levantaría nunca. Cereijo, apoyado por Gómez Morales, fue muy duro en sus expresiones”.

-.-

“(Perón) me invitó a que hablara con entera confianza y sosiego”. “Señor, creo profundamente en sus realizaciones y en la Revolución Peronista. Sé de los planes de industrialización que le animan y de los propósitos que ellos encierran de transformar a la Argentina en un gran país. Mi obligación como argentino es la de cumplir con mi parte dentro de tan gigantescos planes. Por eso quiero hacer radicar una fábrica de camiones, otra de tractores y, más adelante, cuando así lo requieran nuestras necesidades, una de automóviles”.

“Perón me escuchó y luego me dijo: ‘¿Y qué piensa hacer cuando concluya todo eso?’”

“Encarar la construcción de una gran vía de comunicaciones y carreteras que crucen el país de norte a sur y de este a oeste, trazar ramales troncales que se metan en los pueblos, por pequeños que estos sean, y poner en ellos muchos camiones capaces de transportar la riquza de la Patria, la que nace de su suelo y la que debemos extraer de sus entrañas y, aún, la que produzcan las fábricas y talleres”.

“Tendrá muchos contratiempos”, me contestó, “pero si usted dice la verdad tendrá también nuestro apoyo. Solamente le pido que haga el sacrificio de cumplir con lo que me está diciendo. Eso es mucho más importante que ganar dinero y retirarse a vivir descansadamente”.

-.-

“Nosotros levantamos los cimientos de una verdadera ciudad industrial. Construimos nuevas y mejores instalaciones para la fábrica propiamente dicha. Instalamos laboratorios de ensayo de materiales, grandes y espaciosas salas de proyección para dibujantes y cómodas oficinas. Hicimos del trabajo, no la diaria rutina, la cual se debe realizar porque no resta otra posibilidad, sino la alegre empresa de todos y cada uno de los que, en comunidad, no sólo ganaban su pan honradamente, sino que lo hacían imbuídos en el convencimiento de que también trabajaban para la Nación. Construimos una escuela modelo para los hijos de los trabajadores y, además, casas, verdaderos hogares donde todos pudieran vivir con dignidad y felicidad. Nosotros éramos empresarios de la Nación Argentina”.

-.-

“Mi idea tomó forma concreta cuando el Estado licitó las radiodifusoras que habían sido privadas y los canales de televisión. La licitación fue pública y, como todos los negocios en que yo intervenía, ejecutados con gran limpieza. No hubo ningún género de concesiones ni de influencias. Por trece millones de pesos, nuestro grupo adquirió LR 3 Radio Belgrano y el Canal Siete de televisión, por ese entonces el único existente. Un gran diario -totalmente nuevo en su técnica, contenido y forma- que pensábamos editar y una agencia noticiosa completaban mis planes en ese sentido. También adquirimos la Agencia Telam, que estaba en situación de quiebra”. (…) Sentía como un deber la necesidad de comunicar el pueblo la verdad de aquel esfuerzo: que se debía puramente aun puñado de argentinos, de hombres jóvenes que creían en el país y tenían fe en su destino. ¿No se nos enseñaba, acaso, desde las pantallas de los cines, los diarios, las revistas y las radios a reverenciar a Henry Ford, que nada tenía en común con nosotros’ ¿No se hablaba admirablemente de Onassis y de Carnegie y de todos los ‘reyes’ industriales inventados por la propaganda norteamericana?

-.-

“Así, nuestro núcleo empresarial se expandió notablemente y llegamos a tener veintisiete empresas dedicadas a las más diversas actividades (…) Para la construcción y venta de tractores teníamos la Fahr ARgentina, Deutz Argentina y Autarc. En fundición y equipos de inyección estaban Inyecto Magnet y Visargentina, en tanto que para la rama de galpones, silos y vagones trabajaba Favis SRL. Junto a ellas, en lo agropecuario, forestal e inmobiliario, actuaban establecimientos especializados (…) Las exportaciones las hacíamos a través de Fabar. Llegamos, incluso, a forestar 2.500 hectáreas en San Pedro -Buenos Aires- con Eucaliptos. Fue un verdadero modelo en su género nuestra tarea. Ahí están los árboles bien adheridos a la tierra argentina”.

-.-

“¡No había salido de un hogar humilde para convertirme en un empresario más del sistema capitalista! Había en mí el sentido del cambio de guardia”.

-.-

“Recuerdo que me venían a hablar. Algunas veces eran incitantes: ‘Jorge Antonio, deje usted al país; venda, ¡váyase!, todavía es tiempo de no perder su esfuerzo”. Otras, las de quienes sentían de verdad lo que podría sobrevenir con el derrumbamiento del peronismo, tenían ese tono dramático de los que se preguntan por qué causas inexplicables el odio es capaz de sobreponerse al amor y al mal le es dable vencer al bien”.

Foto.

Nicolás Tereschuk (Escriba) : "Escriba" es Nicolás Tereschuk. Politólogo (UBA), Maestría en Sociologìa Económica (IDAES-UNSAM). Me interesa la política y la forma en que la política moldea lo económico (¿o era al revés?).

52 Comentarios a “La alegre empresa de todos”

  1. Un relato muy interesante sin dudas. Un relato de un país que no existe más (con todo lo positivo y negativo que encarnaba ese país). Un relato de un país que es imposible de hacer hoy, de la misma manera que es imposible que EEUU vuelva a ser el EEUU de 1950.

    Hay que reinventarse, eso es innegable.

    [responder]

    Para mí la moraleja es otra. No se trata de intentar repetir una situación pasada, pero no tanto por imposible, sino más bien para entender que no existe un camino escrito e inevitable. Siempre hay alternativas mientras hayan ganas e intenciones personales y políticas que se atrevan a imaginarlas. Al final de cuentas, en lo que a mí respecta, nunca creí que un presidente iba a entrar a Campo de mayo y ordenarle a un militar que saque los cuadros que homenajeaban a la dictadura. Pero eso ocurrió, y abrió una brecha en un supuesto estado inalterable de las cosas.
    De alguna manera el kirchnerismo es eso: una posibilidad en un ambiente asfixiado de escepticismo compulsivo.

    [responder]

    Intereasnte juego de espejos donde el Sr Jorge Antonio nos cuenta su pasion por el pais y sus proyectos, y el ya trillado comportamiento de la prensa “opo”.

    Claro que tantos espejos nos pueden jugar una mala pasada y podamos quedar atrapados entre los “mercaderes del templo” a los que hacia referencia Salvador Allende en su memorable discurso.

    En una de esas el Sr Tereschuk, que es tan curioso, sigue investigando y descubre que una emision completa de un bono de la deuda publica argentina (Serie 2, TIDOL o TACAM) tuvo como destinatario una persona con nombre y apellido como acreedor. Motivo ?

    [responder]

  2. Uh, si Jorge Antonio hubiera tenido una netbook y todo backapeado del 40 al 2000!

    [responder]

  3. De la conexión con los nazis no menciona nada el libro?

    [responder]

    Se puede leer sobre ese asunto en la nota de la señora Viau que linkeo.
    En el libro se lee extensamente sobre la gran amistad cultivada por Antonio por el gobierno de la República Federal Alemana.
    Saludos

    [responder]

    Claro, esta es la parte buena: “Allí, a la planta de Mercedes Benz, “entró un montón de gente, entre ellos Adolf Eichman”, reconoció ante su entrevistador, que de inmediato quiso saber: “¿Lo hizo con el nombre falso de Ricardo Clement?”. Antonio, muy suelto de cuerpo, aclaró: “Todo el mundo sabía perfectamente que era Adolf Eichman y figuró en la Mercedes Benz como Adolf Eichman desde 1949 hasta que lo detuvieron, en 1960”. Para Antonio, el pasado de Eichman era horrible pero “era la guerra y él no hacía más que cumplir órdenes”. No son pocos los que suponen que, en realidad, Jorge Antonio llega a la prosperidad por haber sido el nexo entre Perón y la gran industria alemana. El mismo admitió que fue al amparo oficial que su actividad comercial se diversificó, abriéndose a un rubro en alza: la exportación de granos. Le fue bien, más que bien porque “ganábamos todas las licitaciones del IAPI”, frente a empresas de la talla de Bunge & Born, Dreyfus y la Continental de Granos.

    Bueno Henry Ford colaboró abiertamente con los nazis e hizo aportes a la literatura antisemita tales como “El Judío Internacional”, todo lo cual no le impide ser considerado una suerte de héroe nacional y modelo de empresario exitoso en USA.

    A la hora de elegir entre J. Antonio y otros de los capitanes de industria como Fortabat, Rocca, Perez Companc o la vda. de Noble me quedo decididamente con J. Antonio.

    Si claro Politico Aficionado,
    son sus valores: “lo importante es que sea mi amigo, no que sea un delincuente.”
    Traducido a la liturgia politica contemporanea:
    “lo importante es que sea obsecuente o fiel,
    no que sea un delincuente”.

    Que Eichman figuró como tal en la planta es un disparate provocador y antisemita de turco mentiroso, típico de JA.

    Político, muy triste lo tuyo. Más allá de lo DAIA friendly de tu postura, claro.

    Alucinante su conclusión, McLovin.

    Lo que Político dice es algo que los EEUU y Rusia disfrazada de URSS y muchos más quieren olvidar: que nazis hubo en todas partes, “comprendidos” y tolerados por muchísimos demócratas, que EEUU y Rusia disfrazada de URSS se llevó nazis de pura cepa para construir sus arsenales con los cuales volvernos a todos a la edad de piedra. Tuvieron que ser asesinados ocho millones de seres humanos de cero a noventa y nueve años y más para que quisieran despegarse de esa lacra, conservando, eso sí, a los científicos. Ahora bien, hace dos post, en defensa de Aguinis, Mariano T. dijo qure los nazis eran recontraidealistas. Ninguno de los que ahora saltan contra una verdad evidente como la que dijo Político dijo ni mu. Los invito a que repudien ahora esos dichos, que me parece que no son una exposición de hechos como la que hizo político, sino un juicio de valor repugnante. Y que reconozcan que pese al pronunciamiento de todos los generales gorilas encabezados por Toranzo Montero sobre la violación de nuestra soberanía, el Mossad hizo la piadosísima obra de limpiarnos de una inmunda basura. Los escucho, a ver sio son tan imparciales.

  4. En otra escala y rubro, hoy sería un Samid?

    [responder]

    Uy, me dprimí (?).

    [responder]

    Y bué… “Empresario exitoso” y peruca :)

  5. Es curioso que justo este post quede al lado de la nota de Lo Vuolo. La podriamos renombrar:

    Jorge Antonio para Dummies

    “..En esta estrategia lo que interesa son las ventajas comparativas de la relación de los grupos económicos con el sistema político.

    Los grupos no nacen, crecen o se achican por mayor o menor eficiencia económica, sino por el sistema de relaciones que establecen con el sistema político . Acceso privilegiado a la información, privatizaciones, concesiones de áreas de servicios públicos, proveedores del Estado, subsidios, obras públicas, entre otras. Esto hace que no se preocupen mayormente por la especialización sino por la diversificación, incluso en áreas en las que no se tiene experiencia ni conocimiento. “

    [responder]

  6. Silenoz

    A raíz de don Paolo me parece interesante por que se muestran trazos de lo que se pretende de un empresario, su característica “schumpeteriana” cosa que en nuestra situación parece no abundar pero que en apariencia debería venir del impulso del sector PyME, Y otra característica propia de todo sector que es su capacidad de “lobby” o “operación política” –excepto don Paolo que operará amígdalas o apéndice pero políticamente no-

    No importa el paso del tiempo, cambiarán las formas, relaciones, sistemas pero la vocación empresarial siempre debe estar. Obviamente sin la ayuda de los gobiernos no pueden, muchas veces, transformarse en big players y los primeros por este acuerdo tácito o no, están en condiciones de reclamarles la contrapartida y ponerlos en caja de ser necesario

    Sería la bendita “burguesía empresaria” –amigos del poder- necesaria para todo país que se precie de querer ser industrial y su “operación política” -ehhh perdón quise decir- “relación” con dichos gobiernos

    [responder]

    “…Obviamente sin la ayuda de los gobiernos no pueden, muchas veces, transformarse en big players”

    Y donde esta la “obviedad” ?

    En que la presion impositiva es de las mas altas del mundo,
    la macroeconomia de las mas inestables,
    el marco regulatorio insoportable,
    y la condena social al empresario exitoso fomentada permanentemnete desde lo politico y cultural ?

    Digo, ahi radica la “obviedad”..?

    [responder]

    Silenoz

    No me vengas con semejante pavadas a esta altura.
    Ahhh…te faltó la “inseguridad jurídica”
    Te recuerdo que a don Paolo uds. no lo indentifican como amigo del poder por que NADIE se los dice

    En lugar de venir con enunciados vetustos sería más piola preguntate por qué se archivó tan rápido el expediente y no se derraman páginas de indignación liberal republicana ante el bochorno de presentar las comprometedoras epístolas operacionales… no cierto que Paolo no opera

    C’mon

    Estimado,
    no suelo borrar con la izquierda lo que escribo con la derecha. Ya dije anteriormente lo que me importaba el caso Techint.

    El tema del post no es “Don Paolo” y tu referencia, hasta donde yo interpreto, es generica.

    Tambien dije antes que en un entorno de negocios como el argentino (aunque no te guste la expresion, es la realidad) solo los grandes players que se pueden bancar a traves de las decadas asesores, lobbistas, y tienen las espaldas como para soportar un cambio de gobierno, sobreviven.

    Claro que seguramente vos me puedas demostrar lo contrario,
    y debes ser un empresario exitoso que estas aqui escribiendo detras de un teclado mientras te tomas un daikiri en Puerto Madero.
    Todo eso para mostrarnos a todos nosotros, reverendos nabos, lo facil que es hacer una empresa dentro del modelo “Nac & Pop”.

    Silenoz

    53 no vengas con sarasa que empresas tales como Honda, Toyota, AGCO, Sony y un largo etc. –genéricamente los “amigos del poder”- no dicen por ningún lado. Estás tomando una posta que te puede dejar pedaleando en el aire.

    Los big player ya son tales y en su gran mayoría –por no decir todos- son extranjeros con lo cual hacen su propio juego antes que ideología, estamos hablando de guita viste antes que boludear en la superestructura…. de hecho, a mi entender, a estos habría que evitarles que crezcan en cantidad

    El tema es generar big players nacionales o ¿de qué pensás que se trata la industrialización con desarrollo?

    La esperanza la tenés en las PyMES que se quejan sí pero por más créditos, hacen lobby para presionar a los bancos y celebran a la “segunda línea” que no para de tacklear, pescar pelotas en los rucks y, por si fuera poco, la van de principales ball carriers en situación de ataque. Y para citarte esto no dependo de las notas de los diarios oficialistas las mismas declaraciones las encuentro p.e. en la página de Industriales de 3 de Febrero que tiene algunas PyMES como Zanella y Tecnocom

    La referencia mía es genérica a cualquier país con cualquier tipo de gobierno, no es ninguna defensa de nadie o de modelo

    Y perdé cuidado que si fuera un simil Paolo, no estaría acá perdiendo el tiempo…

    Silenoz, ¿vos no sabías que Taxman no es una canción de Lennon McCarty sino de gardel LePera?

    Silenoz

    Ja ja don alpargatas… no…. me agarró, no me pregunte por qué pero el tango ni por ósmosis..

    Expláyese amigo, dele no más

    Sabés que Silenoz, estoy de acuerdo con una frase tuya. Los big players ya son tales, como la Barrick. Los que se llenan la boca de ideología son otros. Nunca lo escuché a Munk hablando de glaciares.

    [responder]

    Silenoz

    Y McLovin ya andamos con “papers” y aprovechando:

    “..(2)Problemas sociales tales como destrucción ambiental causada por industrialización rápida se volvieron serias. La contaminación de mercurio de Minamata fue un caso típico…”

    Desarrollo Económico y Política Industrial del Japón
    Shoji Nishijima

    Todo tiene un costo estimado…. y no pidamos puritanismo donde a veces no se puede

  7. no es el unico ejemplo de”afinidad”con Germania en aquel tiempo peronista.

    [responder]

  8. “53 no vengas con sarasa que empresas tales como Honda, Toyota, AGCO, Sony y un largo etc. –genéricamente los “amigos del poder”- no dicen por ningún lado. Estás tomando una posta que te puede dejar pedaleando en el aire.”
    ……………………………………………………………………………………………..
    Las gafas Silenoz…! las gafas…! donde mencione, siquiera indirectamente, a esas empresas ¿ Posta, que posta ?

    Del Sr Roca (que es obvio que no necesita defensa de nadie) solo se una cosa:
    Todavía está al frente de su empresa. Hoy podrías estar discutiendo con Arcelor Mittal, o US Steel, o vaya a saber con quién.

    Te suenan nombres como Establecimiento Modelo Terrabusi ¿O Astra Compañía Argentina de Petróleo ¿O Stani ¿O…y la lista sigue es larguísima….

    Porque no los vas a buscar para echarles en cara que se llevaron la capitalización de mercado de sus empresas ¿O me vas a decir que ellos si hicieron sus fortunas en un “entorno competitivo” ?

    Y en que época se fueron todos esos “capitanes de industria” ¿en la época de Martínez de Hoz ¿En la época de Videla ¿No Sr..!!. Fue durante el muy democrático y popular gobierno peronista de Carlos I de Anillaco.(de paso, me recordas porque partido es Senador ¿)

    Y acaso no fueron esos “patriotas” los que armaron sus grupos empresarios durante las décadas anteriores, con el BANADE (ex-Banco Industrial Argentino), por ejemplo, con ese BANADE que ahora quieren reflotar desesperadamente?

    Bueno, no es necesario, para eso está el ANSSES. Ese ANSSES que aportara “créditos blandos” que capitalizaran a las empresas de la nueva burguesía. Esa nueva “burguesía nacional” (y popular) que tanto te preocupa formar.

    Claro que aquí parecen no importar las palabras de Salvador Allende, sus palabras eran solo para el “capital humano”.

    Te sigo preguntando, esos grandes capitanes de industria ACTUALES que aplauden a la Sra. desde la primera fila, abren sus empresas a la bolsa y comparten las suculentas ganancias que la presidente les remarca que ganan con los ahorristas?. Finalmente, en una “cruzada solidaria”, lideran los procesos de cambio social a través de sus empresas para democratizar el capital e incorporar sangre nueva a la dirigencia privada en la argentina.

    No. Claramente no. 12 acciones cotizan en el panel líder de la Bolsa de Comercio de la “Capitalista” Republica Argentina. 12 Acciones representando a 12 empresas. Te lo repito? : 12.Vos sabes cuantas cotizaban en la década del 60? Te ahorro la búsqueda. Varios cientos.

    Sabes cuantas cotizan y se lanzan a cotizar anualmente en los países asiáticos? no, no sabes. Y lo peor es que tampoco te importa porque vos pensas que eso no tiene que ver con el crecimiento económico y la distribución del ingreso.

    Pero ahora hablemos del “modelo Nac & Pop” y decime: Seria posible vender de un plumazo una empresa estratégica si su capital estuviera democratizado en miles de accionistas? NO, NO SERIA POSIBLE. Todos los accionistas deberían querer vender. No uno solo, o un grupo minúsculo y cerrado.

    Algo mas. Lo ves a “cristobalito” siendo enterrado debajo de su destilería ¿..y al banquero también ?. y al resto de “nueva burguesia” “capitalizada” por el modelo “Nac & Pop” ?

    DALE UN SORBO A TU DAIKIRI Y DECIME UNA ULTIMA COSA:

    “ALEGRE EMPRESA” ? ALEGRIA DE QUIEN, DEL QUE ES CAPITALIZADO (UNA VEZ MAS) PORQUE EL GOBIERNO LE REGALA UNA EMPRESA PRESTANDOLE PLATA A TASAS NEGATIVAS ?

    Y pensar que dicen que son de izquierda….

    [responder]

    Silenoz

    Ja ja.. no me vengas con el típico adonde dije yo y la pastrangada habitual –y aburrida por cierto-, justo vos que sos experto en no contestar lo que no te conviene…. conmigo no 53…… no jodas

    Lo de Stani y demás las explicaciones las tenés, como te dije alguna vez: del ’55 al 2001

    Respecto a la boludez de la “plata de los jubilados” mirá como la timbeaban en la dictadura nipona y de paso por ahí nos dejamos de joder ¿no?:

    “Se consideraban estas industrias como “industrias en crecimiento” las cuales tenían potencia de alto crecimiento(…) Para financiar estas medidas políticas el gobierno utilizó el Programa de Inversión Financiera y Préstamos del Estado (Zaisei Touyushi) para la cual las cuentas de ahorro de caja postal y de seguro social fueron aprovechadas. De hecho, estas industrias fueron altamente protegidas y se les daban incentivos especiales….”

    “Fue la gran cantidad de ahorro nacional que financiaba las demandas bien altas de inversión en este período sin contar con el crédito extranjero

    Desarrollo Económico y Política Industrial del Japón
    Shoji Nishijima

    “En Japón, el crédito habitacional está fuertemente restringido, lo
    cual obliga a las personas a un esfuerzo sistemático y prolongado de
    ahorro. En el lapso en que se alcanza el monto requerido, ese ahorro está disponible para la inversión. Además, el mecanismo institucional de cuentas de ahorro está localizado en miles de oficinas de correo ubicadas en todo el territorio, lo que facilita el acceso a la población. Esta mayor propensión al ahorro de las familias japonesas se refuerza por el sistema de pagos de las empresas, que incluyen bonificaciones que se pagan semestralmente y que pueden llegar a representar entre un tercio y un cuarto del salario real. Esos ingresos esporádicos de monto importante tienden a favorecer el ahorro. Por otro lado, el sistema de pensiones basado en el pago de una sola suma global en lugar del pago periódico cada tanto tiempo, constituye otro factor que fomenta la propensión al ahorro. A lo anterior se agrega un sistema de seguridad social muy precario, por lo que las familias dedican recursos importantes como previsión para la vejez o la enfermedad (McGraw, 1986).
    A esa mayor disponibilidad de ahorro de las familias, se suman los
    mecanismos que tienden a encauzar ese ahorro hacia la inversión. Ahí interviene directamente el sistema de intermediación financiera que, siendo privado, está sujeto a los reglamentos del Banco de Japón y del Ministerio de Finanzas. Estos establecen normas para orientar los recursos para los sectores de uso más intensivo de capital en los cuales se fijan sucesivamente las prioridades. Hasta hace muy pocos años, se limitaba en forma casi absoluta la salida de capitales fuera del país, es decir, el ahorro se quedaba y se encauzaba, por lo menos en determinadas proporciones, hacia sectores prioritarios. Esta generación de ahorro interno y su canalización a sectores prioritarios se desarrolla en el marco de una sucesión de programas definidos con el objetivo principal de lograr ese circuito en que el crecimiento y la competitividad se refuerzan recíprocamente”

    Fernando Fajnzylber – Una visión renovadora del desarrollo de América Latina

    Pero claro, el problema es que acá si se quiera hacer algo parecido es definitivamente malo por que lo intenta la dictadura asintomática..

    Carry on, carry on

    [responder]

    Sile, deja de mandar fruta.

    Bueno, saca todo el credito habitacional y metele a los argies el comportamiento cultural y de trabajo de los japoneses.

    Andaaaa…!!!!!

    Silenoz, hágame un favor, usted ya sabe que yo soy gaucho redondo, soy peronista así que nunca me metí en política, y soy tan fascista que levanto hasta el cielo el alpargatazo del reo de Villa Crespo que creo se descargó en Samuel Tesler, el filósofo de Don Leopoldo, nuestro Poeta Depuesto. Por favor, explíqueme qué es la izquierda, para mí siempre fueron los ricos hablando en degicil, quiero decir, don Blaquier dice cayate, coya bruto, vos qué sabés, y nos manda la polecía, pero don Izquierda Progresista dice compañero, usted tiene que asumir que los clivajes de clase mueven inexorablemente las contradicciones irreductibles de la agonía mortal del capitalismo hacia nuevos paradigmas en los que los actores tienen la oportunidad de intercambiar roles esteriotipados por otros verdaderamente disruptivos, actuados en clave revolucionaria, donde los sujetos de la historia asumen el rol que objetivamente les corresponde de acuerdo a su lugar en la estructura dominante y rompiendo con ese lugar de alienación ideológica que la ideología revolucionaria verdaderamente proletaria tiene la misión de develar. Usted, compañero, está alienado, debe dejar de ser sujeto en sí para transformarse en sujeto parí sí, incorporándose a la vanguardia proletaria naturalmente dirigida por nosotros, que somos el camino, la verdad y la vida. Por favor, Don Silenoz, no sabe la cantidad de tetras que me tomé y no hay caso, no entiendo lo que dicen ni porqué si la izquierda está con el pueblo nunca le entiendo un carajo y siempre está de acuerdo con los que nos recagan, y la presi es totalitaria de derecha, una perra caliente ladrona, pero le juro que le entiendo clarito todo lo que dice y me parece que l que dice está muy bien. Qué es la izquierda Don Silenoz, explíquemelo por favor, que me da vergüenza no entender a esa gente tan culta que tanto quiere ayudar al pueblo.

    lo que me hizo cagar de risa alpargatas no tiene nombre.

    Silenoz

    ja ja..
    Ahhh igual disculpeme don, no le entendí mucho, hableme como don Quispe vio’..
    Yo pensé que 53 cuando me hablaba de izquierda y too’ eso vio’ se refería al sentido de circulación

    Ahora digame don ¿no e’ peronista la presi?

    Silenoz

    Ja ja…
    Bueno recomendación para HMS 53
    Bark at the moon
    Lyrics acá

    [responder]

  9. No está de mas aclararle al amigo 53 que C S Menem no es senador por el oficialismo.

    [responder]

    Just for the record, el innombrable es senador por la minoría por el Frente Patriótico Riojano, que salió segundo detrás del FPV el año pasado.

    [responder]

    Político, no se haga el Gil: el deber de este gobierno, si fuera honesto, hubiera sido convocar a una conferencia intergaláctica y pronunciarse contra el apoyo del innombrable a cualquier iniciativa presentada por el ejecutivo, rechazando su voto en el Senado, en el sistema Planetario y en el Universo, aclarando expresamente, para que no queden dudas, que no compartió, ni comparte ni compartirá las políticas de MnM. A continuación de lo cual una investigación dirigida por Luis Alberto Romero, ahora reconciliado con Jorge Lanata, demostrará desde una perspectiva científicamente histórica que está documentadamente demostrado que todo eso es falso.

    pero que tipo pe-lo-tu-do…

    ahora venga a decirme tambien
    que “al innombrable nadie lo voto”

    por favor,
    hagase cargo de algo alguna vez en la vida.

    Al innombrable la última vez lo votó el 25%, da justito lo opuesto al 75% que juntaron las fuerzas progres en el 2011. Será que al innombrable lo votaba la derecha y gran parte de la clase media hueca que hoy cacerolea?

    yo estoy seguro que 53 muertos votó al innombrable.

    obviamente no en el 89 (que le daba asco)

    sino en 95 y 2003, cuando ya nadie dudaba de su condición de garca.

    No hay que avergonzarse del senador Menem y sus votos funcionales al oficialismo y admitir, como lo hizo la Presidenta que:
    Noticias: ¿A Menem lo votó en el ’89 y en el ’95?
    CFK: Sí, absolutamente y creo que no me equivoqué.
    Noticias: ¿Y por qué entonces parece tener una cierta tirria contra el menemismo?
    CFK: El menemismo representa un modelo de hacer política con el cual no estoy de acuerdo. Me molesta esa suerte de gerenciamiento de la política que impone.
    Noticias: ¿Y por qué lo vota entonces?
    CFK: Porque el cincuenta por ciento de los votos que tuvo Menem en su reelección, sirve para legitimar políticas, no para legalizar escándalos. Entonces cuando se plantea un tema como el de Camilión o Angeloz, yo no puedo aceptar que haya “obediencia debida” en el Senado. No soy la “recluta” Fernández y a partir de Menem el servicio militar es optativo y yo no pienso hacerlo.
    Noticias: ¿No hay una contradicción demasiado visible entre esa rebeldía suya en el Senado y el apoyo con los votos a Menem?
    CFK: ¿Y qué tienen de malo las contradicciones? Peor es caer en ese mal de los políticos, para los que si sos oficialista todo tiene que estar bien, aunque vaya contra tus íntimas convicciones. Y si sos opositor, todo tiene que estar mal y decir a todo que no. Y no es así: no vivimos en el paraíso, pero hoy estamos mejor que en la Argentina inflacionaria.
    link to blogs.perfil.com

    [responder]

    Seguramente fue por su lealtad al riojano que la hizo expulsar del bloque oficialista.

    ¿Que quería que conteste, en este reportaje de 1996 a pocos meses de la reelección del innombrable por una mayoría abrumadora?

  10. Esto es totalmente fuera de tema, pero yo no soy muy respetuso de las normas. Sólo es para los del palo, no tiene mucho sentido que respondan los otros. En pg.12 últimas noticias:
    “Protestas y cacerolazos en distintas ciudades del país

    Miles de personas se concentraron en distintas provincias, autoconvocadas por Twitter y Facebook, en contra del Gobierno nacional, con consignas que abarcan desde reclamos por mayor seguridad, el rechazo al uso de la Cadena Nacional y contra una eventual reelección presidencial. En la Ciudad de Buenos Aires cientos de vecinos se concentraron en Plaza de Mayo, con cacerolas y carteles. Los grupos principales comenzaron a marchar desde la esquina de Santa Fe y Callao y se movilizaron por la avenida 9 de Julio hasta la plaza.”

    Vivo en un ´pueblo pequeño. Si vamos a dejar que en las grandes ciudades el verdaero fascismo gane las calles, me ofrezco a hacer un seminario sobre lo que a continuación pasó en Europa.

    [responder]

    Si, alpargatas. A mi también me preocupan profundamente estas movilizaciones masivas e inorgánicas.

    Mi pesadilla era una avalancha sobre la casa de gobierno, con represión, muertos y heridos. Uno nunca sabe quién puede ponerse al frente de estas cosas.

    [responder]

    yo estuve ahí anoche. no en la plaza, sino el corrientes y 9 de julio.

    veia a los caceroludos pasar con sus camisas lacoste y banderas aregentinas como capas.

    lo preocupante eran las caras de odio.

    se los veía muy inestables.

  11. “Que el fascismo gane las calles”. No hay que asustarse. Los mismo pensaron algunos analistas que había ocurrido el 17 de octubre del 45 y no era así, a pesar de las simpatías del coronel por don Benito.

    [responder]

    Hay diferencias bastante obvias, Daio. El 17/10/45 la movilización tenía objetivos bastante claros y explícitos: se pedía la libertad de JDP, injustamente preso en Martín García y su restitución en la Secretaría de Trabajo.

    No era tan inorgánica, Evita, Cipriano Reyes y otros dirigentes jugaron un importante papel en la misma. Si bien provocó algún efecto de incontinencia intestinal en la oligarquía la marcha fue pacífica, sin desmanes y las únicas víctimas fueron trabajadores baleados desde la terraza de algún periódico republicano (o al menos así dicen).

    No fue una marcha movida por el odio sino por el amor.

    [responder]

    Nunca una manifestación del pueblo -blanco, negro o gris -según la caracterizan algunas mentalidades racistas- puede ser descalificada, salvo que se piense que solo el sector social que se identifica con el gobierno -de turno- es el único que puede salir a las calles.
    Con relación a Evita y el 17 de octubre, entiendo que su participación es considerado por la mayoría de los historiadores como un mito.

    Ojo, tampoco es creíble que la movilización de ayer haya sido taaan inorgánica, digamos que su conducción prefiere actuar desde las sombras.

    [responder]

    Dejando de lado que para mi el fascismo es básicamente antiobrero, lo que ayer, según pude ver, se pedía, o por lo que se protestaba era: uso de la cadena, no a la rere, no poder comprar dólares, inseguridad e inflación. No me voy a referir a los insultos porque no vale la pena. Muchos manifestaron que salían porque estaban viviendo bajo una dictadura que no permitía expresarse. Esto último, dado que se estaban expresando, y cómo, marca el nivel. Voy a cometer un exceso racista, pero puesto que gritaban el que no salta es negro y k, creo que puedo: todos los manifestantes eran muy blancos. Ahora, fuera del tema de la inflación, que está enormemente exagerado, los demás temas me parece que no ameritan una movilización, y ninguno amerita exigir que se vaya ya.

    Me parece que el fascismo no fue antiobrero, por el contrario esos regímenes otorgaron generalmente numerosos beneficios al trabajador. Por supuesto no fue un sistema donde gobernaran los obreros, lo que hasta ahora no ha existido en la historia, salvo el chiste de que algunos autoelegidos gobiernan en nombre del proletariado.

Los comentarios están momentáneamente cerrados.