Sabbatella y el sendero que no se bifurca

Durante estos últimos días, en el seno del EDE (o sin más, el sabbatellismo) las aguas dejaron de estar calma. El debate que tardó más de cuatro años en desatarse irrumpió de golpe en los medios a partir de declaraciones de sus máximos dirigentes de Capital. Las posturas son claras: integración al FPV como un espacio interno o acompañamiento con autonomía desde afuera de esas filas como hasta hoy.

Poder interpretar cuales serán los pasos a seguir por el sabbatellismo en la coyuntura nos lleva a retroceder en el tiempo, para observar las huellas del camino, que parece ir sin retorno hacia la integración formal.

Con sólo 29 años Martín Sabbatella (desde acá en adelante MS) ingresaba a la intendencia de Morón acompañando el proyecto político, que allá en 1999, encarnaba la Alianza por el Trabajo, la Justicia y la Educación. MS integraba el grupo de intendentes provenientes de las filas del FrePaSo (había llegado allí luego de una primeriza experiencia en el PJ y una mayor en el PC) que habían ganado con el viento de cola delarruista, intendencias con historia peronista, como la de Avellaneda, Quilmes y Lomas de Zamora. Como se sabe la experiencia de la Alianza se fue destruyendo al compás de las renuncias, los megacanje y los corralitos y la explosión se extendió a lo local quedando los municipios aliancistas cercados por el insaciable PJ. En ese sentido, Morón no fue la excepción y el 2001 los encontró atrincherados en la intendencia defendiendo la legitimidad obtenida por los votos dos años atrás. La recomposición del sistema político a partir del interinato duhaldista, le permitió a MS enhebrar acuerdos tácticos con Felipe Solá para sortear la crisis económica de aquellos años y comenzar así su alejamiento definitivo del FrePaSo.

El 2003 representó para MS el año decisivo para su supervivencia política. Sin adherir a ninguna representación nacional conformó el espacio político Nuevo Morón, un partido local, en vista a reelegir en su distrito. Apelando al corte de boleta, su campaña electoral tuvo en la “tijera” la herramienta principal de promoción, convirtiéndose en marca registrada de la lógica moronense de hacer política. Mientras los tres distritos gobernados por frepasistas volvían a sus antiguas manos peronistas, Morón se convertía en el caso distintivo que revalidaba credenciales a partir de la mística que le imprimían sus jóvenes gobernantes. El triunfo de ese año le permitió sortear con éxito la legislativa de 2005 y la nueva reelección de 2007. Durante ese lapso intentó construir una fuerza provincial que a falta de elecciones se quedó sin nafta antes de empezar. Lo poco que se juntó sirvió para insertarlo en el interior del espacio sabbatellista que algún día iría a jugar, pero no para mantenerlo dentro de una herramienta política de construcción a futuro al carecer de la zanahoria electoral que incentiva al encuadre interno. Tanto en Capital, como en provincia, se lanzaron experimentos de ese estilo que no llegaron a la cosecha ante la ausencia de cargos a la vista.

Hasta ese momento la relación con el gobierno nacional mantuvo la distancia existente entre dos gestiones que tenían horizontes diferentes. Para MS la prioridad pasó a ser custodiar el distrito y la “tijera” como instrumento político de corte, le permitía ser votado, por las diferentes fuerzas que se presentaban a nivel nacional y provincial. Es poco lo que quedará para el recuerdo de esos cuatro primeros años en lo que hace al posicionamiento político frente al gobierno nacional, salvo los elogios a la política de derechos humanos, Corte Suprema y la política regional y sus críticas a la calidad institucional y la escasa voluntad de profundizar el “modelo”. La única salida nacional había sido el encuentro con Binner, Juez y Martínez Garbino, una entente que se disolvió a poco de empezar.

Luego del triunfo de octubre de 2007 (el último de MS en el distrito) y tras varios amagues, se decidió jugar de lleno en la arena electoral provincial. Para ello, se construyó el Encuentro por la Democracia y la Equidad (EDE) que tuvo su eje en Bs As, Capital y Santa Fe. Sin lugar a dudas, el primero era el distrito donde el EDE ubicó toda su energía, ya que desde allí MS daría el salto hacia las grandes ligas.

En ese sentido, el posicionamiento político nacional comenzó a partir del conflicto con las entidades patronales del campo. Allí Sabbatella jugó claramente a favor de los intereses del gobierno argumentando que la legitimidad del Estado para intervenir en la economía es uno de los pilares de cualquier administración política que pretenda modificar el status quo sistémico. Sin embargo, ese apoyo venía cargado de críticas por izquierda en las que se definía al kirchnerismo como un espacio en el que “conviven el antídoto y el veneno” y de ser un gobierno que había puesto un “piso”, pero no había podido perforar el “techo” en lo que hace al conjunto de medidas económico- políticas. Desde allí que el planteo de la autonomía era la estación en la que se guarecía MS para no ingresar en el “tren fantasma”, pero tampoco para subirse a esa oposición “que quiere retroceder al pasado”. Esos fueron los principales argumentos para avanzar en un armado en vistas a la elección legislativa de 2009.

A sabiendas que el novel partido no alcanzaba para disputar con pretensiones en el distrito más poblado y extenso del país, enhebró una serie de acuerdos partidarios que abarcó desde Libres del Sur hasta la CTA. El armado interno del Nuevo Encuentro determinó que el orden de la lista de la alianza sería MS, Graciela Iturraspe (por la CTA) y el “Huevo” Ceballos (por Libres). En Santa Fe se decidió jugar con Rossi (el primer acercamiento concreto al kirchnerismo) y en la Capital se resolvió no jugar (en una decisión no exenta de polémica), aduciendo la imposibilidad de un acuerdo similar al de la provincia entre Pino (en ese momento nac&pop), Heller (FpV) e Ibarra.

Durante la campaña electoral MS se mostró respetuoso de su contrincante Kirchner (“el mejor presidente desde el 83”) y le pegó duro y parejo a la oposición y a su punching ball provincial Daniel Scioli. Aquí aparecía con claridad la ecuación sabbatellista: “una cosa es el gobierno nacional y otra el provincial”. Inclusive hoy dicha ecuación tiene nombres propios.

La elección del 2009 le reportó buenos dividendos a la fuerza que obtuvo el 5,7% pudiendo colar dos diputados en el Congreso. A partir de ese año, el kirchnerismo, como se sabe, profundizó su política de inclusión democrática que había comenzado por la estatización de las AFJP y que continuó con la ley de medios, la asignación universal, el matrimonio igualitario, entre los salientes, lo que configuró un nuevo posicionamiento al interior de la fuerza. El armado del bloque en diputados respondía a esa nueva caracterización y se diferenciaba de la alianza del NE. Es decir, se sumaba por el lado del kirchnerismo “autónomo” (Heller, Rivas, Basteiro) y se restaba por el lado del progresismo blanco (Lozano, Iturraspe, CTA).

El camino hacia el kirchnerismo se encontraba en el horizonte inmediato y el acuerdo electoral con vistas a la elección de octubre de 2011 con Kirchner y, luego de la muerte de este, confirmado por Cristina abrió las puertas para un acercamiento mayor. El “antídoto” superó al “veneno” y MS jugó en forma decidida por la candidatura de CFK a la cual acompañó a nivel nacional en la totalidad de las categorías (senadores y diputados con listas comunes), manteniendo sólo la autonomía a nivel provincial y local. El 5,74% de las PASO y el 6,48% del 23/10, evidenciaron que el piso electoral es muy parecido al techo y que la autonomía esgrimida como un tercer espacio político entre el kirchnerismo y la oposición tiene réditos minúsculos.

Hoy se sabe, el EDE se encuentra inmerso en un debate sobre la conveniencia de incorporarse a las filas del FpV, como un espacio dentro del kirchnerismo o continuar ligada a esta lógica que descansa en el apoyo al gobierno con autonomía partidaria. Se debe indicar de todas maneras, que el acierto de Sabbatella fue comprender los distintos momentos  políticos y jugar en consecuencia. El olfato político le indicó cuando debía dar los pasos necesarios para posicionarse en forma correcta ante las diversas coyunturas. En eso colaboró su apertura ideológica alejada del “gorilismo tradicional” del progresismo local.

La pregunta que deberá responder el sabbatellismo es desde dónde es conveniente dar el apoyo al gobierno, es decir, desde qué espacio se robustece de mejor forma al Proyecto. A su vez, el debate sobre la identidad también será puesto sobre tablas, ya que el ingreso pleno al kirchnerismo dejaría soldados heridos. Dentro del EDE, también se encuentran los que añoran una vuelta al progresismo blanco y hacen fuerza por una autonomía que deje espacio a un posterior acuerdo con el socialismo de Binner (a quien le fue bárbaro en Morón y del que se sospecha generó un cruce de votos entre su candidatura y MS- Ghi). Convertirse en una parte de un proyecto político que contiene otras, a veces disímiles y antagónicas, será todo un desafío para una fuerza poco propensa a ser conducida. En ese sentido, el “Movimiento Evita” sería un buen espejo donde el EDE podría mirarse.

Zanjar el debate interno será la tarea que se dará el sabbatellismo en esta hora, que daría toda la sensación tiene un camino único. El dilema será: O se conduce a los buenos, pocos, pero bien definidos ideológicamente (el grupo esclarecido) o se forma parte de un proyecto nacional y popular, siendo eso, una parte de un todo no conducido, pero con una gran proyección provincial y nacional como pieza de recambio para lo que viene. . El temor a quedar encorsetado en el interior del Proyecto deberá ser otro miedo a superar ya que para empujar en una dirección de mayor profundización del modelo, hace falta mostrar credenciales de acompañamiento desde adentro. Y estaría bueno, que desde las propias filas del kirchnerismo aparezcan voces que respalden un incremento de las medidas que apunten a morderle mayores tajadas a los sectores concentrados de la economía.

Hagan sus apuestas, pero volviendo al comienzo, son pocos los caminos que da la sensación le  quedan al EDE en un sendero que parece dejar de bifurcarse.

Mariano Fraschini : Doctor en Ciencia Política y docente (UBA- UNSAM)

67 Comentarios a “Sabbatella y el sendero que no se bifurca”

  1. Mariano querido, impecable la descripción que hacés. Abrazo!

    [responder]

    Mariano Fraschini

    Hilario querido, gracias maestro!
    abrazo grande

    [responder]

  2. Lo unico q le falta al 4 de copas este es meterse en el kirchnerismo para q se lo degluta el peronismo y mas ahora, q el cristinismo viró a la derecha.

    Las alianzas se hacen en base a las bases. Y se vio q hubo mucho voto cruzado Binner-Sabatella, es lo natural.

    Hacer una alianza o no deacuerdo a como interpreto cada uno el “momento historico” del pais es de un centro de estudiantes, no de un partido politico.

    [responder]

    mucho voto cruzado binner-sabatella? cuánto es mucho?

    [responder]

    No sé cuánto, pero recuerdo haber visto en la elección cómo la boleta mitad azul y mitad turquesa de Cristina-Sabbatella estaba mucho más alta de la parte azul que de la partye turquesa, eso era todo corte de boleta.

  3. Muy bueno. Nuevo Encuentro es un pequeño gran partido, que fue de los primeros en animarse a decir “mirá que lo del kirchnerismo viene muy bien” y que, como si fuera poco, ahora se anima a plantear que es conveniente profundizar –y mucho- la alianza con el peronismo. Estaría bueno que el Partido Social Patagónico de Fabiana Ríos siguiera los mismos pasos, enriqueciendo así al FpV (aunque, como vos decís para Nvo Encuentro, inevitablemente perderá a parte de su base que se irá con el progresimo blanco).

    En cuanto al “punching ball Scioli”, hace poquito salió en los diarios que estuvo en la reunión de los operadores del cable, léase Clarín. Y como parecería que parte del sciolismo no entiende las reticencias que genera su “estilo”, acá va un intento de explicación: si no te animás a enfrentar a Clarín/La Nación, podés ser amigo -podés salir en todas las fotos también- pero no sos del palo, ergo no serás el/la preferido/a para que tome el bastón de mando en 2015. La vida es dura: si hacés política, no te podés llevar bien con todos, por más buena onda que (sabiamente) pretendas promover.

    [responder]

    Mariano Fraschini

    Napule, coincido el del Frente Social Patagónico es otro de los PP que tendrían que sumarse. Me parece que la cosa viene por adentro, al menos en esta coyuntura, también teniendo en cuenta lo escaso que estamos en cuanto a candidaturas para el 2015.

    [responder]

    Fabiana Rios agarro una pcia quebrada y, si no estoy mal informado, saneo las finanzas implementando politicas progresistas. No le fue facil, y ademas su gobierno (segun entiendo) fue honesto. Merece trascender al escenario nacional. Pero te queremos con el peronismo, Fabiana. Por favor, mostra que no sos gorila y nos hacemos fan.

  4. Mariano, la descripción es digna de ingresarse en Wikipedia.
    Respecto al análisis, usas dos veces la palabra “conveniencia”: “el EDE se encuentra inmerso en un debate sobre la conveniencia de incorporarse a las filas del FpV, como un espacio dentro del kirchnerismo o continuar ligada a esta lógica que descansa en el apoyo al gobierno con autonomía partidaria” y me parece que MS, si bien es un político que manifestó claramente su voluntad de poder y protagonismo, no se caracteriza por analizar sus decisiones en base a la conveniencia como fundamental incentivo.
    Creo que, liza y llanamente, SM decidió que quería ser parte de este momento histórico, siendo parte del movimiento social que está transformando a la Argentina. Y desde ese deseo e identificación ideológica con Néstor primero y después con Cristina, se acercó al FpV para “sumarse”. Otro tema será cómo se opera en el día a día ese “sumarse”, que seguramente los encontrará más seguidos en el camino con el Movimiento Evita (como decís) o con la Cámpora o Colina o… y menos con el tradicional veneno del PJ (ver el caso San Luis).

    Lo que “conviene” es estar donde uno debe, hoy MS debe estar junto a Cristina. El peligro no está en integrar el FpV y desintegrarse, sino lo contrario. Si algunos soldados quedan heridos será consecuencia de la lucha, pero los costos no deben interponerse en lo que “debas ser” porque caeremos en la lógica sanmartiniana, donde “no serás nada”.

    [responder]

    NAGUS.info

    En la nota que le hace La Nación ayer, Sabbatella dice: “Somos una de las fuerzas que componen el universo kirchnerista. El Frente para la Victoria [FPV] es otra. De hecho, se puede ser tan kirchnerista desde Nuevo Encuentro como desde el FPV”.

    Clarito, no?

    [responder]

    Mariano Fraschini

    Sergio, coincido, tomé lo de conveniencia en términos de estrategia política, no en lo que hace a la conveniencia coyuntural por un cargo o por una cuestión táctica. Es cierto que MS siempre jugó sin pedir a cambio, de eso no hay duda. Me parece que para el Proyecto, lo idea sería con un MS adentro. Los compa siempre miran para el costado y se amuchan con el que ven más cerquita. Si no fijate el caso de Mariotto. ¿Que diferencias hay entre él y MS?.Por ahi pasa el tema, me parece

    Amigo Sergio

    Es un tema aparte, pero lo del ¨veneno del PJ¨ referido al caso de San Luis merece una discusión en sí.
    Así como Néstor no repitió como presidente lo que hizo como gobernador (aunque hubo gente que lo acompañó en ambos cargos), me pregunto si los Rodriguez Saá lo hubieran seguido el mismo camino. De hecho, durante los 7 días que el Adolfo fue presidente, además de declarar el default, recibió a las Madres, propuso un mega plan de forestación keyneseana para crear empleo, prometió un bono federal para licuar las casi monedas provinciales… Iniciativas heterodoxas que podría haber defendido Néstor.

    Un abrazo,
    r.

    [responder]

    NAGUS.info

    Estimadísimo Rinconete, usted me mal interpreta porque presume que mi opinión política sobrevuela las grandes ligas del Adolfo y el Alberto.

    Lo mío es humilde (me enseñó una novia) mi comentario apuntaba a la elección de Enrique Ponce como mandamás de la Ciudad de San Luis. El cual fue apoyado por Nuevo Encuentro y el FpV (línea progre, si se quiere), y no por el PJ (línea fundadora) compitiendo con el candidato de los hermanos macana. El electo Ponce hizo campaña diciendo que haría en la Ciudad de SL lo que Sabbatella hizo en Morón, flor de slogan!

    Para pensar…

    Abrazo!

    Amio Sergio

    Como siempre, debería haber pensado un poco más antes de escribir. No tenía idea de la elección en la ciudad de SL…

    Para pensar!

    Un abrazo,
    r.

  5. Excelente Fraschini.

    Te falto una frase del decalogo sabbatellista: “Preferimos ser cola de leon que cabeza de raton”. Ahi esta resumido el debate. ¿Se sumaran a un proyecto colectivo mas grande, lo que implica resignar la conduccion de MS? ¿O lo acompañaran con un espacio mas chico que, como bien decis, mostro su ineficacia (al menos en terminos electorales)?

    Y, la gran pregunta, que dejas picando al principio del articulo: ¿es el EDE o MS?

    [responder]

    En primer lugar, creo que la discusión sobre si el Encuentro es o no parte del kirchnerismo, ya fue resuelta hace un tiempo. De hecho, Sabbatella llevó como candidata a presidenta a Cristina. Creo que eso no genera dudas hace rato.
    En todo caso, como bien decís en las primeras líneas de la nota, la discusión podría ser si hay que ser parte del FPV o no. Ese fue el tema que se planteó en ciertos núcleos de la Ciudad de Buenos Aires. De todas maneras, creo en ocasiones solemos tomar algunos debates que se dan en la capital –los cuales en muchos casos no transcienden nunca ese ámbito- para analizar, en este caso, la situación de un partido nacional.
    Creo que el gran acierto de Nuevo Encuentro fue el de sostener con absoluta coherencia su postura de avanzar en la construcción de una “gran fuerza social hija de este momento histórico que comenzó en el 2003” de la mano de Néstor Kirchner y que continúa Cristina. Con ese objetivo claro, Sabbatella repitió hasta el cansancio que era necesario seguir construyendo “esa gran fuerza” guiado por las convicciones, “encontrándonos con muchos y muchas”, sin ningún tipo de mezquindad ni conveniencia. Lo importante, a mi entender, es no tener dudas de que es necesario sumarse a este proyecto, y eso hace rato que Sabbatella lo expresa muy claro.
    Me parece que “el temor a quedar encorsetado en el interior del Proyecto” no es (ni debe ser) una de las preocupaciones de Sabbatella. Creo que es errado pensar que mantener la autonomía y la identidad se trata de dos valores per se. Como si el objetivo primero y último fuera “tener identidad propia y autonomía”. Lo importante de esas dos cualidades es saber para qué las tenemos. Y acá vuelvo a lo anterior, esa pregunta tienen que responderse siempre desde la convicción y la coherencia, y no desde la mirada de que “como somos autónomos nos vamos moviendo de acuerdo a lo que convenga o nos deje mejor parados”.
    Es por eso que comparto la propuesta de Nuevo Encuentro de no quedarse mirando el ombligo de la identidad propia y pensar en la construcción de una identidad más amplia que incluya a todos los que creemos que hay que poner el cuerpo para fortalecer y profundizar este proyecto nacional.

    [responder]

    hache

    Cola de león o cabeza de ratón? Los peronistas auténticos nunca piensan en chiquito… Ah, perdón, ya entendí.

    [responder]

  6. el socialismo es tibio, y como tal, mas tarde o mas temprano, se va a enfriar.

    [responder]

  7. Sinceramente -perdonen mi ignorancia- no entiendo cuál es el debate. Más allá de alguna voz de CABA, no se escucharon a otros dirigentes o militantes dque plantearan esa vieja discusión binaria adentro/afuera.
    Da la sensación que se trata más bien de lo que algunos quieren que debata Nuevo Encuentro. Mientras, esa fuerza es clara es su planteo: forma parte de un espacio kirchnerista en construcción, una identidad amplia que cobija a muchos sectores, entre ellos, a NE y al FpV, amalgamada quizás por el liderazgo de CFK. O sea, “forma parte de un proyecto nacional y popular, siendo eso, una parte de un todo”.
    Entonces, la discusión sobre la necesidad de entrar al FpV para formar parte del kirchenrismo es falsa, además de innecesaria. Adentro del universo K y afuera del FpV. La decisión la tomó NE hace rato, con coherencia y convicción, estar donde hay que estar, poner el cuerpo (ir a la plaza a bancar las retenciones, por ejemplo) e integrar el proceso que está transformando el país.

    [responder]

  8. Me parece que no hay duda alguna de que se mantendrá la utonomia partidaria para sumar desde Nuevo Encuentro al proyecto nacional aspirando a contruir una gran fuerza kirchnerista que pueda garatizar este rumbo y profundizarlo

    Gonzalo Ruanova que te garue finito

    [responder]

  9. Muy buena descripción .
    Los q estamos dentro del NE sabemos q el momento actual es producto de un devenir coherente de MS y de su equipo de trabajo.Me pregunto si los demás lo entienden Creo q es el gran desafio de EDE para las próximas elecciones sin CFK

    [responder]

  10. Muchachos, la discusión es extemporánea: ya están jugadas las cartas. Las alternativas que plantea el análisis no existen, tanto MS y como el EDE ya tienen las cartas en la mesa.

    [responder]

  11. Lo felicito por e texto, la cantidad de información y de argumentaciones
    Observo:
    1. El “PJ insaciable” pudo actuar en Avellaneda, Quilmes y Lomas de Zamora, porque las tres intendencias fueron un desastre, y la de Morón no; ahí se notó la falta de ideas respecto a un proyecto político.
    2. El EDE no deja de ser un partido vecinal y el caben las generales de la ley. Tenemos decenas deesos en el país. Es cierto que la figura de Sabatella, traspasó Morón, por loq ue significa gobernar en el conurbano, pero tiene lo límites políticos de todos los partidos semejantes. (aunque en lugar de ser consevador como el resto, sea lo que es).
    3. Mi impresión es que los que aún se quedan en el partido, están mas cerca de Binner que de Cristina. Hay algo re progresismo republicano (o bastante) en nucleos del EDE (se lod igo a usted que sabe mucho mas que yo). Me recuerda al PI de los ’80: cuando se pregutnaban que carajo hacer con el peronismo, no se habían dado cuenta que casi todos los militantes se habían ido con Cafiero. La autonomía es apra limitarse a partido vecinal; para jugar en las grandes ligas quedan als dos opciones que usted plantea. Para sopstenerse dentro del FPV, debería armar una coalición de partidos afines, nos etal vez con el Movimiento Evita; si va solo, no supera el desayuno.

    [responder]

    Mariano Fraschini

    Ari, son las preguntas del millón dice ud? Que difícil, no? Lo importante en esto, creo, es no enamorarse de si mismo.
    Pablo, necesitaremos una heladera?
    Sergio, es cierto los dos primeros puntos. Pero, que dilema lo que plantea ud en el punto el 3!!

    [responder]

  12. ¿cuál sería el beneficio para el EDE en caso de integrarse?

    así como está, acompaña, con mucha libertad para dar el debate. qué se puede obtener de la “integración”?

    [responder]

    Imagino que el beneficio podría ser mayor protagonismo en la campania de la CABA 2013 (a través de, digamos, Gabriela Cerruti), lo cual podría venirle bien al FPV inclusive.

    (no tengo enie)

    [responder]

    hola alejandro,

    cerruti jefa de gobierno? qué lindo sería volver a tener un funcionario en ese puesto.

    pienso en paralelo que la respuesta de los grandes medios será comparar esto con la incorporación de la ucedé en el arco menemista.

  13. Excelente Mariano. Se aprende y se debate con sus post. Un grande.

    [responder]

  14. Se que lo suyo no es el periodismo, con lo cual me quedo con las ganas de saber si esta experiencia es un ejemplo de gestión que puede propagarse a los distritos vecinos, al menos, como hizo Massa en el norte del conurbano, o el personalismo, en el buen sentido se come la estructura.
    Aprovecho para decirle que es un buen post, una recopilación del derrotero de un dirigente, que como tantos ya no es ni joven, ni ajeno a las prácticas electorales de acomodar el cuerpo cerca del fogón, distinguiendo cuando no queda otra a cuando habría coincidencias discursivas.
    Lo que si me llamó la atención es tanto cambio de alianza partidaria en tan poco tiempo de vida, 10, 11 años quizás uno más, y le pregunto, sería una suerte de la otrora ex piba pero por izquierda?
    En cuanto al debate que se da al interior de ese partido, lo que parece es que si en serio se debate la forma de resolverlo en una construcción democrática es urna mediante. Y le pregunto si conoce que eso haya sucedido antes o esté previsto como corolario de tanto debate y debata.
    saludos, r.

    [responder]

  15. Me gustó mucho el post, Mariano. Muy sugerente, con tela para cortar.
    El camino más “coherente” con el discurso es la integración de NE al FPV, con sus ritmos y sus tiempos pero integración al fin. Si no se produce (ni se producirá?) es por dos razones no menores vinculadas a la “ingeniería electoral” (fa!): 1- el futuro electoral de MS (nunca será candidato del PJ, columna vertebral del FPV) y 2- la necesidad de “proteger” Morón y no diluirlo dentro de algo más grande (el fantasma Rousselot se diluye, Marinucci existe y si bien Ghi ganó cómodo con más de 20 puntos el 42% no es para tirar manteca al techo con una gestión que empieza a mostrar signos de agotamiento).
    Para agregar complejidad al debate, la metodología de construcción interna que se fue dando desde 2008 no se caracterizó por la apertura y la participación, sino más bien por el personalismo y la discrecionalidad (como atenuante me pregunto si había otra forma), lo que explica la dispersión que se está produciendo (me parece).
    Síntesis: la coherencia marca seguir lo sugerido por Ruanova pero a MS no le conviene

    [responder]

    Muy bueno!!! Ahora Ruanova le explica a Sabbatella por dónde se es coherente… Un groso!

    [responder]

  16. Soy un ex militante del EDE. La pregunta es, ¿se puede ser Kirchnerista y gorila al mismo tiempo? Lo pregunto por que el EDE, en su matriz, es profundamente gorila. Por eso me fui.

    [responder]

    Roberto vendria bien que des mas data. Aca abajo Gabriel te responde. Sabemos que hay algo de gorilismo, vos decis que es mayoria?

    [responder]

  17. Soy un militante del Encuentro. Me sumé a esta fuerza porque expresa claramente la integración al proyecto nacional, poniéndole el cuerpo a todas las medidas transformadoras impulsadas por Néstor y Cristina (incluso antes de la elección del 2009), y la distancia con lo peor del PJ.
    Realmente, no veo que tiene de “profundamente gorila” enfrentar a Insfrán (que manda matar indios), a Beder Herrera (que es socio de megamineras) o a Scioli (con su neoliberalismo bonaerense), con tanta claridad como acompañamos a Rossi, a Urribarri o al nuevo intendente de San Luis, Ponce, entre muchísimos otros. Gorila es ser antiperonista, no estar en contra de algunos que -desde adentro- desean lo mismo que muchos que están enfrente.
    Nuevo Encuentro no está afuera del kirchnerismo. Es una de las fuerzas del kirchnerismo. Es más, es parte del Frente para la Victoria en numerosos distritos y a nivel nacional, y por eso pudo aportar votos a la reelección de CFK, llevándola como candidata a presidente.
    El recorrido que tuvo Sabbatella y Nuevo Encuentro es absolutamente coherente. ¿Quién le puede cuestionar haber hecho entrar de diputada a la ex compañera Graciela Iturraspe? ¿Los que hicieron diputados a Miguel Bonasso, Vicky Donda o Graciela Camaño? Ese planteo es infantil y alejado de cualquier entendimiento político. Sobran gestos (fotos, discursos, actos) entre Sabbatella y Kirchner que evidencian que las diferencias de dispositivo político no erosionaban una relación que siempre fue excelente. A tal punto que fue el propio Néstor el que impulsó la colectora.
    Ahora, ¿de dónde surge que la existencia de Nuevo Encuentro afecta al proyecto nacional? La absoluta identidad kirchnerista que Sabbatella le imprimió a la fuerza que conduce ¿en que sentido es perjudicial para Cristina? No se comprende. A mí me parece que la existencia de Nuevo Encuentro es muy buena para el proyecto nacional y popular, incorporando a sectores políticos y sociales que -incluso con identidad peronista- no se fuman a parte de la dirigencia justicialista que integra el FpV.
    Pero además: no hay ninguna confrontación con el FpV. Son dos sectores políticos (uno inmenso y con mucha historia y otro pequeño y emergente) que aportan al mismo proyecto nacional. Y el aporte de NE está claro, ¿no?. Sólo en Buenos Aires, Sabbatella aportó más votos que los que recogieron Beder Herrera, Insfrán y Gioja juntos.
    Tal vez, en algún momento, sea necesaria esa incorporación de NE al FpV. Hoy no aparece esa necesidad, más allá de las ambiciones individuales de algún dirigente porteño. Tal vez, lo que surja es un Movimiento Kirchnerista en el que estemos todos. Mientras tanto, por la misma avenida, sin rencores y con similares propósitos. ¿Cúál es el problema?

    [responder]

    firmo al pie.

    saludos,

    [responder]

    Firmo al pie de su firma al pie.

    firmo al pie de la firma al pie de la firma al pie.

    Buena respuesta, Javier! Clarita y contundente!

    [responder]

    Perdón, me confundí. Felicito a Gabriel.

    desocupado

    Firmo al pie de la firma de los que firman al pie luego del que firmó al pie y además llego tarde a la letúrac, pero lo importante es el gesto.

    [responder]

  18. No sé cuál es EL PROBLEMA, pero no tengo duda de que uno de ellos es que muchos compañeros se rehúsan a aceptar que el PJ tiene elementos contrarios al Proyecto, aunque tácticamente apoyen y sean parte electoral de él. No hablo del PJ que intentó armar el Peronismo Disidente (o no solamente), sino del oficial. Muchos no quieren asumir que hay dirigentes que trabajan para intereses antipopulares y antinacionales, como si eso fuera un cuento gorila y no una realidad pasmosa. Les recuerdo que hace muy poco el PJ entero fue cooptado por el enemigo, no se trata de una alarma de quisquillosos; obviamente hablo del menemismo. La mera existencia de NE denuncia este asunto, que pone incómodos a muchos culpables (lo cual es lógico) pero también incomoda (menos lógico pero comprensible) a un conjunto de compañeros con una visión simple y facilista sobre la naturaleza de nuestro movimiento, que dista mucho de ser simplemente el pueblo políticamente organizado.

    [responder]

    Correcto. Pero desde el 2003 el PJ viene dando crecientes signos de que quizas pueda, quiera y sepa convertirse en un partido de izquierda popular. Y NE es la mosca que molesta para que ese proceso se complete.

    [responder]

    Nuevo Encuentro, con su minúscula dimensión, impide que el PJ se transforme en una fuerza de izquierda popular??? Mamita!!! Sabbatella seria como una especie de Kohinoor de la política: poderoso el Chiquitín!!! Aflojen con la sidra, che..

    Napule, quisiera de veras que expliques por qué te parece que para ese proceso el NE es “la mosca que molesta”. Yo lo veo más bien como un catalizador de ese proceso se complete (o se aproxime, digamos). No veo cómo alguien organizado marcando un rumbo y apoyando y acompañando lealmente puede estar molestando salvo a los que no les gusta ese rumbo. En qué lo ves, concretamente.

    Claramente me exprese mal. Lo dije como un elogio. Es la “mosca que molesta” a los Scioli, De la Sota, Insfran, etc, etc. Es decir, que mejora (desde mi punto de vista) al peronismo.

    Me parece que la definición “partido de izquierda popular” es excesiva. No es que se rechace al PJ por “gorilismo”, sino que, como dijo Gabriel, conviven elementos terriblemente antitéticos. Si la izquierda es pluralismo, extensión de derechos, debate, distribución de la riqueza… que lugar cabe en un partido de izquierda para muchos de los gobernadores norteños?

    Creo que los elementos constitutivos mas importantes de la “izquierda” son la voluntad redistribucionista y el privilegiar la protección de los más débiles. Ese son tambien, me parece, los genes elementales del peronismo. Dicho esto, es claro que hay y hubo mucho conservadurismo, liberalismo y hasta fascismo dentro del PJ. Pero desde 2003 esos elementos estan en retroceso, y esta es una gran noticia que nos regala el sistema de partidos local. Lograr que el peronismo se instale definitivamente en la izquierda -es decir se kirchnerice completamente- es un objetivo que es bien dificil pero que vale la pena. Sabbatella y varios otros estan ayudando mucho a que esto pueda lograrse, en un proceso que seguramente llevará mucho años.

  19. Eternauta

    En principio, quiero felicitar a Fraschini por la rigurosidad con la que describió el derrotero de MS.
    Creo que Nuevo Encuentro no debe perder la identidad. Hay que seguir como aliado del gobierno pero desde afuera. Incorporarse a las filas del FPV es un error que terminará licuando a MS. Desde adentro dudo que se pueda tener la libertad de actuar y decir lo que se expresa desde la autonomía. El precio es alto. No quiero a los diputados de Nuevo Encuentro levantando la mano disciplinadamente. Quiero que MS siga teniendo barba y no sólo bigotes. Con el FPV hay que golpear juntos, pero marchar separados. Es la mejor manera de poder correr por izquierda a una gestión que dió muestras de un gran avance progresista (por eso voté a CFK), pero que todavía no me termina de convencer. El justicialismo tiene una historia por derecha muy pesada que todavía no terminó de evacuar.
    Creo que es necesario construir una fuerza por izquierda transversal, que exprese aspectos históricos del progresismo (aspectos que el FPV jamás expresará)y que ese espacio no lo ocupe la “izquierda dogmática” o “principista” que termina jugando siempre para la derecha más reaccionaria.
    El crecimiento electoral vendrá con el tiempo, no hay que desesperarse. Hay que apoyar y enriquecer este momento político y la mejor manera de hacerlo es desde afuera.

    [responder]

    Correr por izquierda no es el propósito de Nuevo Encuentro. Simplemente se aporta a la consolidacion y profundizacion del proyecto transformador desde un lugar distinto al Fpv.

    [responder]

    Eternauta

    Espero que siga aportando desde un lugar distinto y lo más autónomo posible.
    No veo que hay de malo en “correr por izquierda” al gobierno (siempre con cariño por supuesto).

    Mariano Fraschini

    “Golpear juntos, marchar separados” cuanto hacía que no escuchaba ese slogan brillante que entendía las contradicciones internas de los procesos de tinte reformista. La pregunta siempre será: ¿desde donde se corre más y mejor al gobierno por izquierda? O ¿Desde dónde se empuja más fuerte al gobierno hacia posiciones mas audaces como nos tiene acostumbrados? ¿Se lo corre al gobierno kirchnerista?. Sostengo que es mejor desde adentro, pero una inteligente autonomía no está mal tampoco. La segunda opción requiere mucha astucia y audacia

    [responder]

    desocupado

    Ese muchacho, “El eternauta”, me cae bien (leí varios de sus comentarios). Y su consigna memoriosa ídem.

  20. El Sabatellismo no existe, es una colectora eventual.

    [responder]

    Muy buen análisis. Muy sólido…

    [responder]

    desocupado

    Tan sólido como un pedo líquido. Parece una consigna de “El aguante”, el programa de T y C Sport.

  21. Además no habría que razonar como si las posiciones políticas fueran una u otra de acuerdo a lo que pinte mejor desde una especie de racionalismo abstracto; muchas veces son resultado de un complejo juego de factores subjetivos y azarosos en la práctica, y de arduos debates. El aglutinamiento que forma el NE es diverso, y por lógica tiene posiciones diferentes adentro, que condicionaron y condicionarán la toma de posición. Aunque parece claro que se acabó la posibilidad de un “apoyo crítico” de pura externalidad, ahora será la de una franca entrada en la interna del peronismo como movimiento. Por supuesto que se sacrifica la prolijidad a favor de la posiblidad de mayor incidencia en la realidad: está por verse si es un cambio a favor de los objetivos que la fuerza se ha trazado, eso lo dirá el tiempo.

    [responder]

  22. Esta muy bueno el texto y los comentarios.

    el tema como siempre es la trampa del peronismo. El PJ es el sosten del gobierno, por una cuestion territorial y por tener la llave para abrir el quilombo. Hay algunos que creen que el Kirchnerismo alquila el piso de arriba de la casa peronista, yo no se si es tan asi, creo que hay muchos rasgos de Nestor y Cristina que los hacen pertenecer al “peronismo peronista”, pero bueno concedamos

    el peronismo DEBE ser superado, las razones son obvias. Se dice que para ser un gobierno de mayorias hay que tragarse todos los sapos, aliarse con el que este y eso es falso. repito el peronismo debe ser superado ya sea por algo revolucionario como cree Charlie Boyle o por una socialdemocracia que logre cagarse en el liberalismo cuando sea necesario como creo yo. (no se acaba asi con la pobreza si no existe el mercado, no se conoce algo asi en la historia)

    por eso los nuevos dirigentes tienen que ser inteligentes, tienen que construir, tienen que escuchar a las bases y proponer cosas distintas, algo mas que ponerle nestor kirchner a un bache.

    [responder]

  23. los sindicalistas son queridos por sus bases por lo que hacen bien, NO por el choreo,etc.

    [responder]

  24. Querido Mariano: La polémica que Ud. plantea produce menos excitación que las que se desatan en los programas de quema masiva de neuronas. De todos modos es claro que el gordomoronismo nació para morir en su orígen. Si Ud. vé que, por ejemplo, los ministros del Poder Ejecutivo tienen una prescindibilidad evidente, ¿qué puede esperar un intendente (encima no peronista) del conurbano? Entre morir en Morón (título de algún cuento) y fundirse en un proyecto hegemónico, el ya no más joven Sabbattela, tiene poco margen de elección. Saludos,

    Norman

    [responder]

    Eternauta

    Norman: No se que nota le excita (espero que no sea si Cobos tiene o no que tomarle el juramento a Cristina).
    Para los que somos de izquierda y no nos identificamos con el socialismo de Binner ni con la izquierda dogmática, y queremos profundizar el modelo nacional y popular, seguimos atentamente los movimientos de Sabbatella porque se transformó en un referente de esta coyuntura política, compleja y apasionante. Celebro la nota de Fraschini ocupándose de este tema vital.

    [responder]

    firmo al pie. EL problema es urgente, vital y por supuesto no tiene solución, porque la cosa es dinámica.

    “nació para morir en su orígen”. Hay gente que se esmera en sorprender…
    No sé adónde militás, ni que historia tiene esa fuerza política. Pero tus pronósticos están vencidos hace varios años, Norma.

    [responder]

    Y si te hace falta excitarte, en la web podés conseguir buenos relatos…

    Mariano Fraschini

    Norman, que pesimista que anda.
    El concepto de gordomoronismo, ya lo patentó?
    Saludos

    [responder]

  25. Cabeza de Ratón o Cola de León.

    [responder]

  26. Es un buen analisis el que haces Mariano pero hay que analaizar otra cosa no menos importatante. Y es la cantidad de compañeros heridos que han quedado en el camino gracias a todas las decisiones que tomo la cupula EDE, llamese Sabbatella, Grana, Ravettino. en malvinas por ejemplo han arreglado acuerdos con lo peor del Pj, y los compañeros que trabajaron durante mas de 3 años en el partido, fueron pasados por alto. A martin le podria haber ido mucho mejor si no hubiese traicionado a su propia militancia y arreglado con punteros de Pj.

    [responder]

Los comentarios están momentáneamente cerrados.