Todo hecho es político

Algunas reflexiones sin retenciones, ahora que el conflicto entre el gobierno y “el campo” entra en una “tregua”.

Lo primero es separar la paja del trigo. Diferenciar lo que es un conflicto sectorial –“el campo”-, básicamente de origen económico, aunque no exclusivamente –“las retenciones”-, de sus consecuencias políticas y sociales posteriores.

Ya habíamos planteado hace unos cuantos días, acá, que lo que nació como un conflicto de los productores rurales había ido tornándose en el catalizador que habían encontrado diversos y heterogéneos sectores de nuestra sociedad opositores al Gobierno nacional.

Entonces podríamos ocuparnos en analizar la reacción de estos diversos sectores sociales (la clase media alta urbana, la clase media media de la pampa húmeda, los opositores políticos y una larga lista de etcéteras). Pero eso quedará para otra oportunidad.

Prefiero detenerme en hacer algunas observaciones acerca de cómo reaccionó el gobierno nacional ante este conflicto. Estimo que hay una riqueza mayor en este abordaje. Especialmente para aquellos que -aun críticamente, oscilantemente, impotentemente, las más de las veces -formamos parte de aquellos que apoyamos el rumbo general del actual gobierno nacional.

1/ Toda medida de gobierno, especialmente una “económica”, implica un bordado político previo. Un tejido político que sustente esa medida. Entonces uno se pregunta cómo no midieron eso, cómo no anunciaron en conjunto las medidas complementarias para los productores chicos, como no acompañaron eso con un “reparto” para los gobernadores y los intendentes. La Presidenta lo dijo redondamente: cuando hay que “redistribuir” siempre hay que sacar de algún lado. Bien. Falta aclarar dónde se va a poner eso que se sacó de allá.

2/ Se podría especular con que los propios éxitos del anterior gobierno (el de Néstor) sean los riesgos del actual. La brocha gorda ya no pinta. Hay que tomar el pincel finito, cambiar de etapa, afinar la gestión por áreas. La famosa sintonía fina es un sordo grito, mucho más potente que las cacerolas de Barrio Norte. Me surge esto: cuando germinan las semillas de tomate que tengo en las macetas del balcón, les pongo unos tutores chiquitos, palitos de helado. Pero cuando crecen las plantas, y se vienen los frutos, mejor que antes haya cambiado los tutores por unas varas más grandes, atadas entre sí. A eso le llamo “armado”, y si no está la planta se viene abajo.

3/ Claro, hay dicotomías que no siempre pueden ser superadas sin costo (podría decir “dialécticamente”, pero suena un tanto soberbio para un populista como Mendieta). Si fortalecés tu entramado con el PJ tradicional, se te espanta una porción imprescindible de la clase media. Si intentás guiños para esa clase media, fortalecés esa relación, los muchachos peronistas te miran mal, cuando no te juegan en contra por abajo. Y aquí entra en juego lo de los medios de comunicación, la batalla por la emisión, por la opinión pública. Yo buscaría algunas diagonales. No sé si vieron a un tal Felipe Solá en el programa de TN de antenoche, ese es el ejemplo.

4/ Todavía es temprano para afirmaciones categóricas de índole “sociológico”. La espuma debe bajar en todos nosotros. Pero me atrevo a lo siguiente: si algo surge de todos estos días de tensión es que, en términos culturales, nuestra sociedad poco ha avanzado desde el más rancio noventismo. El individualismo, el sálvese quien pueda, los falsos binarismos, el desprecio por “el otro”, la incapacidad de construir una comunidad, un país integrado e integrador siguen tan vigentes como en esos tiempos.

5/ Párrafo aparte para el rol de los medios de comunicación masivos, en especial la TV. Va siendo hora de que se construya un contrapoder de ese contrapoder. Manejan el arma más potente de nuestra Patria. Debieran ser un poco más responsables en el tratamiento de la información y de la opinión. Digo más: blanqueen su posición política, háganla pública (como hacen los medios en EEUU o Europa antes de una elección). Pero, y haciendo otra analogía superficial, ya que se quejan tanto de las organizaciones sociales o sindicales de cómo manipulan, acarrean y utilizan a sus bases, dejen de usar y acarrear a las suyas: los integrantes del Partido de los Apolíticos, ese que parece tan mayoritario en nuestro país. Salvo en las elecciones.

6/ Y en medio de tanta crítica, dos elogios: 20 días de lock-out del campo, 200 cortes de rutas, desasbastecimiento creciente de alimentos en las ciudades y bajísimo, casi inexistente, grado de violencia pública (¿la trompada de D ´elia fue un juego de niños al lado de la barra de River, no?). Así que un reconocimiento desde acá a Aníbal Fernández y la Gendarmería (tantas veces criticados) y a los punteros barriales del GBA, que aguantaron los bolazos de saqueos pateando los barrios y calmando a sus vecinos.

Para finalizar: ¿hay algo que pueda unir a esta ya larga enumeración de hechos y cuestiones? Sí. Es la política, un arte casi sin manuales.

19 Comments on “Todo hecho es político”

  1. Ah, pero si la dialéctica es una cosa maravillosa… (?)

    Muy bien, Mendieta. A caballo entre el punto 5 y 6, yo esperaba que se viniera el mundo abajo si seguía corriendo hambre en el conurbano (hambre de desabastecimiento, claro, porque el otro es como el sol, aunque los medios no lo cubramos, siempre está). Mientras tanto, en la redacción, la noche del primer cacerolazo muchos reclamaban "un muerto, así Cristina se va a la mierda". Hay medios que huelga un poco aclarar posiciones porque lo publicado alcanza, otros sería bueno que lo hicieran, atendiento al postulado "sociológico" de que es imposible la objetividad. Pero que muchos vamos a seguir dando asco, eso segurísimo.

  2. Con respecto al punto 5.

    LAS HORMIGAS TRABAJARON 20 DIAS PARA LAS LANGOSTAS.

    Tanto para la SRA, como para las langostas mediáticas: Una de ellas Clarín, que presiona fuertemente al gobierno por el ingreso de la televisión digital al país.

    El multimedios hace lobby para que el Estado adopte la norma que utiliza USA. En esto lo ayuda la Embajada norteamericana que muestra preocupación a la vez que pide a funcionarios como Roger Noriega y Condoleeza Rice que hablen poniendo al Peronismo como enemigo de la Democracia a la “americana”.

    El Grupo Telefónica, por el contrario, prefiere la norma europea. Y los europeos presionan a través de sus medios de comunicación.

    En esta los medios “independientes” “objetivamente” y sin otro interes que no sea “informar” al soberano, apoyaron al “campo” en contra del gobierno y le mostraron al gobierno el poder de erosión y aflojaron cuando les pareció conveniente hacerlo.

    Golpear y negociar. La frase vandorita utilizada por las corporaciones para imponer un negocio sin que sean tenidos en cuenta los intereses del pais en el asunto.

    El Gobierno aún no se decidió.

    Así como tampoco termina de cerrar del todo la entrada al negocio del cable del multimillonario mexicano Carlos Slim -como es dueño de CTI (ahora de Claro) no puede, por lo menos por ahora, tener medios de comunicación-.

    "Hace 2 semanas, uno de los representantes del Estado en Papel Prensa, Mauricio Mazzon, rechazó por 2da. vez consecutiva el balance presentado por la empresa." urg24

    La llegada al Comfer, en lugar del bueno pero demasiado intelectual y poco práctico Julio Barbaro, de Gabriel Mariotto un crítico de los multimedios, es otra mala noticia para Clarín.

    Néstor y Cristina -junto a Alberto Fernández- recibieron en la Quinta de Olivos al CEO del Grupo, Héctor Magnetto. Hablaron sobre el ingreso de la televisión digital al país. Magnetto no salió muy satisfecho que digamos. Y a partir e alli se agudizaron las fricciones.Por el otro lado presiona los europeos y estos son tanto o más de desconfiar que el mismo Clarín.

    Kirchner que desconfia de cualquier contrapoder ve que el poder de Clarín (o aumentar el de los europeos) es una espada de Damocles y cree que lo mejor es infiltrarse dentro del grupo.

    Esa sería una solución kirchnertista.

    Una más peronista es pensar medidas de acción directa para la próxima extorsión de la Patria Mediatica. O pensar si es posible un desarrollo tecnologico propio en cuanto a TV digital, una "norma sudaca" por ridículo que suene.

    Es ese poder de extorsión y manipulación, ese poder de crear actos “espontaneos”. En este caso cacerolitos ABC1 y piqueterismo rural es en definitiva poder antidemocratico y reaccionario.

    Ese poder que si fueramos lo suficientemente democraticos pensariamos en aniquilar, más si tenemos en cuenta que hay un sector medio que es caldo de cultivo de cuanto lavado de cerebro anda rondando por ahí.

    La patria mediática toma en cuenta este elemento esencial: como sea el peronismo sigue ganando elecciones. Por lo tanto hay que prepararse para crear las condiciones como para que el sujeto presionado sea el peronismo gobernante.

    Los sectores medios urbanos son básicamente no peronistas y constantemente se les lava el cerebro utilizando para ello elementos propios de una visión de “clase” que no le da el cuero para ser chicha -aunque quisiera- y que se niega a ser limonada.

    Se nos atribuye una estetica grasa, un desprecio a las instituciones, cierto desaliño, corrupción genética, relaciones de dominación, hipocrecia, autoritarismo, bipolaridad, demagogia, manipulación, más todo lo que se les pueda ocurrir en el momento y que no sea bueno.

    Para la estetica clasemediera y sus valores de "clase" somos los politicamente incorrectos y por ello el blanco preferido de prejuicios inducidos.

    Los habitantes de esta Ciudad que “tiene un puerto en la puerta y una expresión boquiabierta para lo que es novedad” no han cambiado mucho y bombardeo informativo constante y mediante se mantienen siempre lo bastante alejados del peronismo y ante el mínimo estímulo proveniente de los medios serán partidarios de las causas más insospechadas de concitar la solidaridad de estos seres urbanos, siempre que sean los horrendos peronistas los que pongan a la especie declarada “protegida por las señoras gordas” en peligro de extinción.

    Nada tiene que ver esto con avasallar las libertades de prensa, expresión y de ópinión. Al contrario neutralizar el abuso de la posición dominante de estos pooles informativos sería una victoria de las libertad de estar "inocuamente" informado como para formar nuestro propio juicio.

  3. Mendieta

    Estoy copiando y pegando de otras entradas mias, pero me parece este que pego ahora un interrogante que me gustaria que alguien me desasne:

    Que hacemos vieja? nos quedamos a ver el editado de la Plaza Re cool contra la Plaza re grasa. Como pueden los sectores medios exigir golpeteando sus woks irse derechito a la indigencia.

    ¿Si tuvieramos que cuantificar -en pesos- la publicidad encubierta de los minutos de tv y radio y centimetros en diarios, etc, en lo que prestigiosos, famosos, objetivos comunicadores sociales insumieron en dar manija a troche y moche para que a la noche la gente de 2 barrios porteños salga a abollar teflón, sumale el costo de los mensajitos de textos, horas de data entry para enviar cadenas de email y todo lo que se te ocurra, cuanto daría la cuenta?.

    Es decir cuanto me costaría a mi provocar un acto “espontáneo” en contra del peronismo. Contando tambien la cobertura posterior de los mismos de Zapping, CQC, Gente, Caras, Chacra, Tradición, Familia y Propiedad, etc? que evidentemente sirve para que el "idiota útil" no se sienta tal.

    ———————-

    URGENTE

    Aviso urgente

    A esconderse que se escaparon gorilas del zoologico de Perez Companc y vienen amasijando peronistas

    -Envia este mensaje a 10 amigos que te va a dar suerte

    Testimonio 1.- Jacobo Winograd diciendo: “Yo conozco a un tipo que envió este mensaje a diez amigos y se ganó una 4X4 en un concurso de la Revista Chacra”.

    Testimonio 2.- Maru Botana diciendo: “Si envías este mail a 100 amigos y conocidos, te ganás un wok que viene con un video explicativo asi la negrita esa que vive en Berazategui y que limpia tu casa aprende a usarla, no le damos manual de instrucciones por que seguro que los padres de puro borrachos no la mandaron al colegio.”.

  4. Pingback: ¿Hay otra salida?
  5. Muy buen post (y lo digo aunque yo sea uno de esos que -aun críticamente, oscilantemente, impotentemente, las más de las veces- forma parte de aquellos que NO apoyamos el rumbo general del actual gobierno nacional).

    Saludo cordial,

    P.S.: para aquellos que están más informados acerca del accionar de los medios de comunicación, ¿es cierto que durante la noche del cacerolazo en Capital, Rosario, Tucumán, Paraná, etc., etc., TELAM, la agencia oficial de noticias que pagamos todos los argentinos no emitió ni un solo cable dando cuenta de este fenómeno.

    Fenómeno de cierta relevancia, al punto que el mismo llevó a nuestro presidente de facto, el amigo Néstor, a llamar a los ministros de nuestra presidente de iure, la sufrida Cristina, a los gritos de "Escuchás?, escuchás bien?, hijo de…".

    P.S.2: habiéndo ingresado a la página de la AFIP, y habiendo constatado que Cristina Elisabet Fernández, domiciliada en la calle Alcorta de Río Gallegos, figura como monotributista y declara ingresos anuales por su actividad de corredora inmobiliaria por $15.000 anuales, ¿alguién me sabrá aclarar si este hecho tiene su razón de ser en una opereta de algún "abadista" resentido delsector sistemas de la AFIP, si la mentada solo se trata de una homónima de nuestra presidente de iure, o si esta última es lisa y llanamente una evasora que de forma bastante caraduresca reclama responsabilidad fiscal a otros actores?…ojo, no tomo esta última hipótesis como cierta, pero me resulta bastante sugerente, y de serlo reafirma los postulados de Mendieta de que esta haciendo falta afilar el lápiz, porque se está empezando a abusar de la brocha gorda.

  6. La ideología como mito político está en curso de realización permanente para quedar siempre igual. Gran parte de la generación de los Sesenta-Setenta vivía en una pecera con “reglas de pensamiento” extremamente rígidas, y parte de las sucesivas se encontró (en) esa herencia, atenuada en las reglas, pero con contenidos muy similares.

    Si observamos los movimientos de masa del siglo XX, vemos que practican reglas muy rígidas. No dudar, porque dudar es traicionar. Temer y evitar la tentación de conocer ‘directamente’ las ideas adversarias, porque en ellas el “enemigo” acecha y podría seducir, como el Demonio. Se asume que el pensamiento ‘externo’ pertenece al reino del error, de la herejía, o de la traición. Por eso, cuando las circunstancias imponen una respuesta a alguna critica pública, solo los de confianza de los Vértices incursionan en los textos puestos en el Index.

    La ideología es como una pecera que no te deja ver afuera.

    Los movimientos políticos tipo pecera tienen una policía del pensamiento integrada por voluntariosos “intelectuales”, que reprimen o punen cualquier herejía. En estos términos la política tiene mucho de la religión, especialmente de la Católica y especialmente de la de la Contrarreforma. La razón crítica (¡siempre homenajeada hasta el hartazgo!) ocupa un lugar marginal respecto a la Fe. Los fieles y sus profetas viven en el temor de las “desviación”, de los errores heréticos a que los puede conducir la libertad.

    La pecera es autoreferencial y produce sus propias evidencias: los hechos empíricos parecen confirmar lo que se dice en la pecera porque se transforman, más o menos subrepticiamente, en “hechos” producidos por ella.

    Si el movimiento llega al Poder, financia ejércitos de ideólogos (“trabajadores intelectuales”) que mantienen, actualizan y transmiten las estructuras míticas de la pecera, principalmente actuando en las estructuras del Estado (escuelas y Universidades, en las organizaciones “de masa”, etc.), en fundaciones, sindicatos, en los medios, etc. La sociedad es sometida al bombardeo sistemático de la ideología al poder, adaptada según el público al que va dirigida.

    Así se obtiene el Milagro: a un cierto punto la ideología se reproduce por así decir “autónomamente”, son las mismas masas que a nivel más rudimentario se encargan de mantenerla en vida. Ahora al Poder le bastará mantener vivo el fuego bajo las cenizas. Cuando considerará oportuno de hacerlo, soplará sobre él (¡bueno, es una manera de decir!).

    Superado ese punto, el movimiento podría perder el Poder, pero su ideología en las masas sobrevivirá:

    • Minoritariamente, cuando la “Conducción” ha caído tras haber sido responsable de una catástrofe nacional (Italia, Alemania), o de haber demostrado la incapacidad de desarrollar la economía como compensación de la falta de libertad (la ex URSS)

    • Más viva y difundida cuando el movimiento sea desalojado del Poder antes de haber producido una catástrofe total (peronismo en los sesenta y setenta) gracias al recuerdo de las dádivas concedidas al “pueblo”

    • Minoritaria y reducida a nostalgia, como el franquismo reconciliado con la democracia liberal (España) tras haber entendido que era necesaria para proseguir el crecimiento económico la modernización.

    En América Latina durante los Sesenta-Setenta del siglo XX se desarrollaron y ‘actualizaron’ (fundamentalmente ‘cubanizándolos’) los lugares comunes de la vieja propaganda nazifascista y soviética que vió la luz (¡y se la apagó a otros!) en las décadas previas a la Segunda Guerra Mundial.

    En el curso de los años veinte, treinta y cuarenta dicha propaganda había superado con éxito todas sus contradicciones con la realidad (el mecanismo ideológico es casi inmune a la realidad), llegando magistralmente a presentar la alianza del agosto 1939 entre Hitler y Stalin (que incluía la asistencia militar alemana a la Armada Roja y el acuerdo para repartirse la Polonia) come algo “revolucionario”.

    Ya en esos años (además de otras cosas que salto aquí, como los campos de concentración) nazismo, fascismo y comunismo habían demostrado de tener mucho de esencial en común, más allá de las formas jurídicas.

    Se trata de aspectos orgánicos:

    1. Construcción de un mito político que substituye la Historia, basado esencialmente en la re-escritura “revisionista” de la Historia (a veces modificada cada año, como en el caso del estalinismo), en la antinomia amigo/enemigo, en la idealización o demonización (hasta la deshumanización) de categorías sociales, en la exaltación de las realizaciones reales o imaginarias del régimen, etc., coronando el todo con el culto de la personalidad y la divinización del leader (Duce, Führer, Conductor, Leader Máximo, etc.)

    2. El Partido único al poder está por encima de la ley (¡que él mismo hace!) en cuanto partido “revolucionario”

    (la Constitución Soviética escrita llegó a ser muy democrática, pero nunca funcionó; Hitler controlaba centralmente la economía como se hacía en Rusia sin necesidad de nacionalizarla formalmente, etc.)

    3. Autodefinición del propio Estado como “Estado Proletario” (en Argentina, más tarde, se lo llamó “de los Trabajadores”) opuesto a los estados “plutocráticos-capitalistas-imperialistas”

    (Una curiosidad: el marxismo (de Lenin) no consideraba los países como “imperialistas”: definía el imperialismo como una forma superior de desarrollo del capitalismo, considerado globalmente. Sin embargo los leaders sucesivos han adoptado la terminología de países “imperialistas”, más funcional a la retórica política manipuladora de masas)

    4. Crítica del sistema económico de mercados libres (o “capitalista”) como en sí mismo “explotador”, al que los nazis asociaban los hebreos

    5. Critica denigratoria y deslegitimación de la democracia liberal

    “Liberal” no significa solo que el gobierno es elegido por un voto popular más o menos libre (lo contrario fueron, por ejemplo, las “democracias populares” de voto no libre de los ex países comunistas del Este Europeo). “Liberal” significa que el sistema jurídico y político está construido para evitar la dictadura de las mayorías y garantizar los derechos de las minorías, y fundamentalmente de la menor de las minorías: el individuo y sus derechos de libertad, vida y propiedad, y sus corolarios de libre expresión, de libre movimiento, etc., etc.

    6. Propaganda sistemática contra los países democráticos más avanzados (Inglaterra, Francia y en ese entonces secundariamente USA)

    7. Aislamiento cultural de los propios países y total control de la Cultura

    8. Caracterización del Estado Totalitario como alternativa “superior” a la democracia liberal

    (Partido único al poder y socialismo: control estatal centralizado de al economía, de la cultura, etc., encuadramiento de los individuos en organizaciones de masa y militarización de la vida civil, intromisión del Estado en la conducción de la vida privada, etc.)

    9. Construcción y deshumanización propagandística de un siempre renovado y camaleónico "enemigo" interno como parte esencial del mito político

    En la ex URSS disidentes (o cualquiera, después que los primeros habían sido exterminados) acusados de espías, saboteadores, burgueses, etc.; en Alemania e Italia: hebreos y otras minorías étnicas y opositores, en Argentina: “la oligarquía”, los comunistas (aquí la torta se da vuelta), los vendepatrias, etc., o sintéticamente “gorilas”.

    Este presunto “enemigo interno” sirve al Poder para atribuirle la responsabilidad de las consecuencias del propio mal gobierno, y si oportuno movilizar las masas descontentas contra él para que desahoguen sus resentimientos y frustraciones, derivados de la imposibilidad de cumplir las promesas ideológicas de erigir el Paraíso en la Tierra.

    El saqueo más o menos directo de los bienes del “enemigo interno” es parte de su utilidad. Al saqueo a veces provee el propio gobierno en nombre de las masas por medios “legales” (impuestos confiscatorios, expropiaciones, etc.) o de tanto en tanto las incita a proceder por su cuenta.

    10. El “enemigo” externo son las “plutocracias capitalistas imperialistas”, individuadas según los casos y las conveniencias de oportunidad. Es muy cómodo atribuir los propios fracasos a un enemigo externo ("1984", Orwell) o esconderlos agitando su amenaza.

    Lo anterior es la vieja materia prima esencial sobre la que se construyeron, en el mismo periodo, las ‘peceras’ ideológicas latinoamericanas: ideologías ‘nacional socialistas’ pretendidamente ‘originales ‘ y ‘nacionales’, pero que no eran que copias adaptadas de esa materia prima.

    Luego la música conoció solo variaciones sobre el tema. Hoy el Colectivismo bajo la forma de Estatismo, su única forma histórica real, sigue ilusionando los que aspiran a mejorar este planeta, ya que no se dan cuenta de no haber salido de la pecera.

    Algunos retoques:

    Con la Segunda Guerra Mundial los americanos fueron determinantes en la derrota mundial del fascismo, del nazismo y del expansionismo japonés.

    Cuando los yanquis aplastaron el nazifascismo los dirigentes e ideólogos de los movimientos inspirados en los regimenes europeos dictatoriales fuertes, que ya nutrían por ideología aversión por los americanos, la transformaron en resentimiento a nivel de DNA.

    Tenían sus razones porque aún en los casos en que conquistaron el poder tuvieron que autoreprimirse y contentarse de limitar sus regímenes a populismos nacionalistas más o menos autoritarios, tipo el peronismo. De modo que desde el fin de la Segunda Guerra, el antiamericanismo supera definitivamente al ‘anti-inglesismo’.

    Los comunistas, desde luego, ¡también se volvieron antiamericanos!. Cuando fue derrotado el nazifascismo el americano apoyo a la URSS no era más necesario. La competencia USA/URSS transformó los americanos en el enemigo numero uno de todos los PC. Algo parecido sucedió en Europa. Estos movimientos en Europa hoy no cuentan casi nada, pero sus prejuicios aún entorpecen lo que queda de la izquierda y parte del mundo “progre” europeos.

    En fin, en América Latina la experiencia castrista propuso la figura ‘romántica’ del barbudo que va por la Sierra fucilando campesinos que no quieren sumarse a la guerrilla, en lugar de la vieja y poco aburrida figura marxista tradicional del revolucionario: trabajador ejemplar, estudioso, y militante infatigable empeñado en el “obscuro trabajo cotidiano entre las masas”.

    Aparte eso (el fierro en lugar de la política) la contribución del castrismo no fue original. Protegido por los acuerdos ruso-americanos, se prodigó en propaganda para generar un sentimiento antiamericano que no había en la mayoría cubana (a pesar de Martí).

  7. L V Mises: resulta clara su aversión al comunismo, fascismo, peronismo, estatismo y populismos varios. Es asimismo conmovedora su fé en la democracia liberal (es posible que los iraquiés la adopten en cuanto el tio Sam termine de exterminar a esos pocos millones de retrógrados que todavía no quieren ver la luz).

    Lo que no alcanzo a entender es que cazzo tienen que ver con este post.

    Mendieta:es excelente su análisis, posiblemente sea muy temprano para hacer un balance, pero para lo negro que pintaba creo que la sacamos barata. No ví lo de Felipe Solá, ¿que dijo?

    Politico Aficionado

  8. Mendieta, yo juntaría el punto uno y el dos en uno solo: no hubo "bordado" previo porque este gobierno está demasiado acostumbrado al verticalazo, al "porque quiero yo" y eso mismo es lo que dificulta la sintonía fina (para sintonizar tenés que escuchar lo que dicen los otros, no sólo lo que dicen los adulones). Tienen que bajarse un poco del caballo, digamos.

  9. Vamos uno a uno.

    Ana C. Gracias, supongo que “lindo” es una alabanza.

    Faco: Precisamente, con lo publicado no alcanza. Sobre todo si antes te versean con la objetividad. Ni hablar si lo acompañan con el tema de la “extorsión” del gobierno a los medios.

    Omix: datos interesantes. Y con un lenguaje que las empresas mediáticas entienden bien: los negocios. Pero lo cortés no quita lo valiente: la comunicación del gobierno podría ser mucho mejor. Y no entiendo como mete a un semanario tan prestigioso como Gente dentro de esa confabulación.

    Gerardo: me di una vuelta. Pero no me convidaron café en su boliche. El post me gustó.

    Peter Wiggins: En serio le gustó? Debo empezar a preocuparme? Me zarpé de autocrítica?

    LV Mises: Uffff. Se nota de lejos que la tiene muy clara, con reglas de pensamiento extremadamente rígidas y que no duda de de sus afirmaciones ("porque dudar es traicionar"). Permítame decirle que desde mi pecera, donde nadan tiburones de dudas, ballenas de incertezas y cardúmenes gigantes de pescaditos como yo, lo veo muy metido en la suya. Por cierto, y hablando de antinorteamericanismo y de campos de concentración y de derechos jurídicos y de todo eso: ¿me explica Guantánamo? Irax expliquéselo a Político Aficionado.

    Político Aficionado: Lo de Solá no es qué dijo, si no cómo lo dijo. Y eso no se lo puedo mostrar. Gracias x el elogio.

    Carlos: juntelos si quiere. Pero bajarse “un poco” del caballo no es sensato. O te bajás del todo o te quedás arriba bien montado. En el medio se torna jodido galopar.

  10. Me gustó donde llama "comunismo" a lo que debió llamar "stalinismo". No son exactamente sinónimos.

    Al nazifacismo no lo derrotó EE.UU. – ellos entraron en la guerra cuando ya se percibía que la derrota alemana (principalmente) era cuestión de tiempo. La verdadera derrota fue en Rusia – no sé usted, pero un país que "invierte" más de 20 millones de muertos (contra 300 mil yanquis) hace un "esfuercito" mayor. Tampoco aventuraría decir que esos muertos murieron por un efecto "pecera".

    Y por más que la ideología nos meta en una pecera (que no es más que otra mirada ideológica) no son asimilables el nazi-fascismo, el comunismo y el peronismo. Y las diferencias no son una cuestión folklórica, si quiere y ya que se metió con la guerra, solamente cuente el número de bajas y haga el cálculo de cuantos "pescaditos" mató el peronismo. Capaz que le da que los "autoritarios peronistas" muertos fueron muchos más que los "demócratas liberales" en esa misma condición.

    Toda vida es valiosa pero como los cadáveres se pueden contar, permiten darnos una idea de quienes eran las mojarras y quienes los tiburones en esas peceras a las que usted recurre.

    Saludos.

  11. Raúl, disiento con su apreciación relativa a que la "inversión en muertos" es el baremo para medir la contribución a una victoria bélica. Bajo ese criterio: Yugoeslavia, China, Polonia o Francia -por nombrar solo algunos de los actores de la contienda que sufrieron mayores bajas que los EE.UU.-, contribuyeron más a la victoria contra el Eje que los EE.UU..

    La posición en el frente del este de la que gozaban los ejércitos nazis comienza erosionarse ¿casualmente? a partir de la intervención de estadounidense en la contienda, intervención que redundó en ingentes aportes materiales a la U.R.S.S.. Cierto es que la maquinaria bélica alemana sufrió a manos del Ejercito Rojo, como también es cierto que dicho ejército comía raciones americanas, calzaba botas americanas, se movía en semiorugas y camiónes americanos, volaba muchos aviones americanos, utilizaba munición y explosivos americanos, y contó con la ventaja de que la base industrial alemana fue destruída por bombardeos americanos e ingleses.

    Por otra parte coincido con ud. en sus apreciciaciones finales, que Perón haya manifestado reiteradamente sus simpatías por el sistema fascista de gobierno, no lo convierte en un nazi (ni mucho menos).

    Saludo cordial,

  12. Mendieta: "bajarse del caballo" se usa en el sentido de ser menos autoritario (hablar cara a cara, en vez de hablar desde arriba del caballo a la gente de a pie).

    Sr. Wiggins: las estimaciones son que el ejército alemán sufrió alrededor del 90% de sus bajas en el frente oriental. Y si bien el Ejército Rojo recibió ayuda americana (lo más importante fueron los camiones y semiorugas, en realidad, porque le permitieron mucha mayor movilidad), en el frente oriental se peleó durante mucho más tiempo, con muchos más efectivos, en un territorio mucho más grande, etc. La URSS tiene más derechos, me parece, a reclamar el mérito que USA.

  13. Coincido Carlos con ud.:

    Las bajas infringidas, antes que las sufridas, son una medida mas certera para medir la contribución a una victoria militar. Disiento eso si con su apreciación final.

    Entre otras razones, porque un estado difunto como la URSS, mal puede reclamar nada (no voy a entrar en chicanas sobre que conflicto llevo a la desaparición de esa entelequia) y quizás por mi tendencia a valorizar en extremo los aspectos logísticos de un conflicto: el hecho de que el aparato militar soviético estuviera mejor equipado y alimentado que el alemán al final de la contienda -lapso en el cual se verificó la mayoría de las bajas alemanas- creo que tuvo más que ver con el aporte material de EE.UU. a la URSS y su acción sobre la retaguardia alemana que con otra cosa.

    También estimo que quizás el aporte de líneas fabriles completas tuvo tanta o más importancia que el de los camiones y semi-orugas (que como bien señala, fue de importancia capital, sobre todo porque el aparato militar alemán nunca estuvo tan mecanizado como se ha hecho ver desde la historiografía más básica acerca del tema.)

    Pero lo cierto es que, si nos pusieramos a discuitir sobre el tópico 2da. Guerra M. -debate que da para largo-, estaríamos saliéndonos del contexto, no ya solo de este post, sino del blog mismo.

    Espero poder debatir con ud.

    sobre tan apasionante período histórico en otra oportunidad.

    Saludo cordial,

  14. Y no olvidarse de que ´Hitler necesitó de la neutralidad benevolente de Stalin para lanzar la campaña hacia Francia.

    No fue otra cosa el pacto de Munich, pocas semanas antes de la guerra, en el que se dividían a Polonia.

    Stalin nunca le habría declarado la guerra a Hitler. El gran error estratégico de Hitler fue haber invadido la URSS antes de conquistar todas las plataformas en Occidente que hicieron posible el contraataque de los americanos(Inglaterra y Africa).

  15. 1. Sobre el “bordado”. Desde hace mucho que no bordan, sino ordenan. Pero alguien parece haber dicho que el rey está desnudo.
    2/ O como dice usted, “La brocha gorda ya no pinta. Hay que tomar el pincel finito”. No veo que esto vaya a ocurrir, porque son muy truchos. Lo ves a JDV con un pincel?
    3/ “Claro, hay dicotomías que no siempre pueden ser superadas sin costo”. Correcto. Pero más aún, una crisis no es momento de buscar amigos. Cuando sólo conseguiste “aliados” a través del apriete y ya no alcanza la torta para repartir a todos, estás en problemas.
    4/ “nuestra sociedad poco ha avanzado desde el más rancio noventismo. El individualismo, el sálvese quien pueda, los falsos binarismos, el desprecio por “el otro”, la incapacidad de construir una comunidad, un país integrado e integrador siguen tan vigentes como en esos tiempos.” Estoy de acuerdo con todo esto salvo en llamarlo noventismo. Viene de bastante antes me parece.
    5/ “Párrafo aparte para el rol de los medios de comunicación masivos, en especial la TV. Va siendo hora de que se construya un contrapoder de ese contrapoder. (…) blanqueen su posición política, háganla pública”. Hace falta? No sabemos que Página e Infobae (síps, ahora son lo mismo) son ultraoficialistas; que La Nación es del campo; y Clarín de Clarín?
    6/ “Y en medio de tanta crítica, dos elogios: 20 días de lock-out del campo, 200 cortes de rutas, desasbastecimiento creciente de alimentos en las ciudades y bajísimo, casi inexistente, grado de violencia pública”. Efectivamente, ya estamos muy duchos en un armado que disminuya la violencia cuando la ley no se respeta (no importa quién la viole). Pero eso no es muy bueno: es un punto más a favor del “Partido de los Antipolíticos”; ni siquiera la ley expresa una voluntad colectiva.

    Estamos en el horno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *