Vamos por más

La estatización de YPF no garantiza que lograremos terminar con el déficit energético. Tampoco  asegura la optimización de nuestra matriz energética a partir de la incorporación de más energías renovables. Ni siquiera confirma la ampliación de la producción de hidrocarburos. Todo esto es probable, pero dependerá de la capacidad del gobierno de mejorar globalmente la política energética -para lo cual, claro, se ha dado el lunes 16 un paso esencial.

El principal dato que deja la recuperación de YPF no tiene de hecho que ver con la política energética, sino con la política en general. Esto es: la dirigencia política argentina se anima. Se anima a mejorar -corrigiendo errores del pasado- y a innovar –al punto de que hay hoy muy pocos países que  puedan mostrar el nivel de profundización de políticas de cambio estructural como el que se ve en el  nuestro.

Y decimos con claridad “dirigencia política”, en lugar de peronismo o kirchnerismo, porque es cada vez más evidente que la mejora supera al legado de Néstor o al liderazgo de Cristina. En efecto, las principales políticas que se han implementado desde 2003 –derechos humanos, deuda pública, estatizaciones, ley de medios- han contado con un creciente apoyo pluripartidario. Y la recuperación de YPF trae una gran noticia adicional: el apoyo de la Unión Cívica Radical.

No es común, en ningún país, que surja una clase política que se atreva a enfrentar a los verdaderos poderes de este mundo, es decir quienes mueven el dinero grande, las armas, los medios. Pero tampoco es común la historia reciente de nuestro país que, por caer tan bajo, aparentemente ha permitido el surgimiento de un excepcional espíritu de autoregeneración. Por supuesto que hemos tenido algo de suerte –los términos de intercambio en particular- pero todo indica que se trata de un fenómeno de maduración colectiva, que se trasluce especialmente en las nuevas generaciones, politizadas y demandantes, pero a la vez realistas en su ambición.

Necesitamos entonces aprovechar de este momento único para, más que nada, extenderlo en el tiempo. Sabemos bien que el proceso de transformación del país necesita, como mínimo, de dos décadas más de políticas de cambio estructural. La pregunta entonces es, ¿cómo logramos profundizar el modelo?

Hay dos planos en la respuesta. El primero, esencial, tiene que ver con las políticas económicas. Necesitamos mantener los superávits gemelos –hoy amenazados-  pero manteniendo a la vez la notable expansión que se da desde 2003 en la inversión social y en obra pública. Además, necesitamos institucionalizar la política comercial proteccionista; mejorar –mucho- la matriz energética;  desarrollar –mucho- la infraestructura productiva; y, quizás lo más difícil, terminar con la “cultura” inflacionaria de las corporaciones con capacidad de afectar precios, que son principalmente agentes del poder multinacional.

Lograr desarrollar estas políticas implica de hecho profundizar el conflicto con las corporaciones trasnacionales, ya sea para evitar los abusivas remarcaciones de precios o para apropiarnos de las, también abusivas, transferencias de ganancias a sus casas matrices.

Es fundamental entonces comprender que lo de Repsol no es nada. Lo más difícil está por venir. Y las puteadas que nos estamos comiendo estos días tampoco son nada. Van a ir in crescendo, justamente porque se están dando cuenta que en la Argentina está naciendo algo que, si no en fondo al menos en forma, es más presentable que el caribeño modelo bolivariano. Ergo, más amenazante.

Y esto nos lleva entonces a la segunda parte de la respuesta a la pregunta de cómo profundizar el proceso de cambio. Lo interesante es que esta segunda parte no tiene que ver con la economía, sino con la política. La única manera que el estado argentino podrá enfrentar con alguna chance de éxito a los factores de poder trasnacional –aquellos que les dan ordenes a Obama, Rajoy, Monti, etc.-  es haciendo lo que está pasando en estos días: trabajando en equipo, superando las –siempre algo artificiales- fronteras partidarias.

En otras palabras: la coalición multipartidaria que apoya la estatización de YPF debe hacerse estructural. Y, para esto, el gobierno de Cristina tiene que hacer lugar. Sería iluso pretender que radicales y socialistas nos apoyen si no les damos espacios de poder real –cargos ejecutivos, para ser más claros.

Estamos acostumbrados a pensar en gobiernos de unidad nacional para los momentos de crisis. Pero es al revés: necesitamos de la unidad para poder profundizar el éxito, es decir las políticas económicas que vienen demostrando que dan resultado en la lucha contra la pobreza y la desigualdad.

Lo dicho no quita que siempre habrá quienes no quieran integrar esta coalición: los liberales, que creen en otro modelo de desarrollo; los conservadores, que, bueno, son conservadores; los medios más poderosos, que son financiados por el gran capital; y –lo más triste- los dirigentes políticos y sociales cuyo ego es tan antiguamente grande que si no se les da lo que ellos consideran merecer (muchas veces con justicia) se enojan, restando apoyo a políticas con las que están en realidad de acuerdo. Pero no importa: quienes quedamos fuera de esas cuatro categorías somos, por supuesto, muchos más.

Resumiendo: la Argentina está aprendiendo. Por eso nos ladran, porque cabalgamos.  Pero no vimos nada aun, nos van a querer echar del G20 y mucho más. Es lógico, así funciona el mundo. Pero la Argentina, junto a buena parte de Sudamérica, se rebela. Nos rebelamos porque aprendimos. Nos rebelamos porque tenemos las riquezas para no tener pobreza.  Y nos rebelamos juntos, en equipo, porque sabemos que los que están del otro lado tienen mucho más poder que nosotros.

Compañera Presidenta, solidificar la coalición que se ve en estos días en el Congreso está en sus manos. En la compleja etapa que sigue, en la cual se profundizará el conflicto con el poder verdadero, el peronismo probablemente no va a poder por sí sólo. De más está decir que confiamos en usted.

Imágen

86 Comments on “Vamos por más”

  1. Festejo lo de YPF, sinceramente lo hago, de todo corazón. Pero no nos ceguemos por la algarabía y dejemos de lado cuestiones graves que nos han pegado de lleno tales como la tragedia de ONCE. Se ha dicho mucho y no se ha hecho nada. Se han tirado agravios en todas direcciones, y nadie de nuestra dirigencia se ha animado a proponer reformular nuestro sistema ferroviario. Y los silencios, esos silencios que mas duelen son los que nos llenan de dudas. Si vamos por más, vamos por todo, atendamos todo en su DEBIDO momento.

    Saludos.

    1. Totalmente de acuerdo que aun no se da respuesta a la tragedia de Once. Estamos a la espera de la reformulación del sistema de transporte metropolitano. Y si no llega, se lo reclamará.

      Pero no creo que estemos “cegados por la algarabía”. Más bien lo que intenté trasmitir es preocupación por los palos que nos van a dar, cada vez más, desde los centros del poder mundial, a medida que sigamos avanzando por este camino.

      1. Sr. abajo le están respondiendo, pero de cagon, con perdon de la palabra (por no decir igual a los que escriben pagos por algún poder ) que no se animan a poner su nombre.
        Me pregunto, Que tan difícil es ver que a división de ideologías según atadas a algún medio, sos o no parte. Destruyendo o colocando en la vereda de enfrente al otro, quienes hoy nos gobiernan, dejan servido el acto de omisión que es opinas mal, sos de afuera,de la contra. es una tac-tica cruel, maliciosa.
        La cuestión es simple, por que pasa y paso en materia de hidrocarburos lo que paso? que tiene que ver que se tome una medida tardía a contramano de lo que se tomo en otro momento por el mismo partido que apoyo esa medida.????. Los responsables a la justicia sr a dar explicaciones. le cabe lo mismo a quien es responsable por el servicio ferroviario en gral. eso es ser creíble, eso es ser honesto, eso es ser legal, eso es ser objetivo, eso es querer una patria llena de justicia….. sr. algún día los que saben escribir, cosa que yo no…pido perdón por tal hecho. se darán cuenta que en este siglo que reina la comunicación es muy importante hacerlo con objetividad. ??? mis saludos

  2. zaz, otro trasnochado de la transversalidad… es ése el camino? ¿es eso lo que garantizaría el éxito? ¿es eso lo que claramente “falta” para conseguir lo que queremos?
    Un par de ideas acá:
    1. en lo económico -o si queremos “desarrollista”- el péndulo de YPF muestra otra historia: la incompetencia de una clase dirigente que gobierna los destinos del país hace veintipico de años (y es MUY exitosa en mantenerse en el poder) sobre la planificación y las políticas a largo plazo para llegar a un modelo de país X, que tal vez tienen masomenos en mente, no se. La crisis energética, que excede con mucho a YPF, es un sector donde por su naturaleza el cortoplacismo dirigencial argentino muestra la hilacha feo. Si bien entendés perfecto que la expropiación de YPF apenas PUEDE LLEGAR A SER un primer paso, me parece que fallás feo en reconocer el meollo del problema: cuando Perón estatizó los ferrocarriles la consigna también caló hondo en el espíritu independentista económico de la ciudadanía (“los ferrocarriles son nuestros”, se gritaba como ahora–la UCR apoyó la medida y la criticó por insuficiente!), pero después fracasó espantosamente la empresa desarrollista, la política de transporte (historia muy larga… pero no es al pedo que nadie la traiga a colación en la narrativa de hoy en día). Tu lectura no sólo que no se hace cargo de este problema gravísimo, sino que por ello mismo, tu propuesta no garantiza que esto vaya a dejar de ser así.
    2. a mi me suena que uno de los principales problemas *políticos* de Argentina de hoy es la brutal tendencia hacia el unipartidismo. Por diversos motivos de ineptitud propia de los dirigentes opositores y un contexto de salida de una crisis política gravísima en 2002 (que destruyó a todos), pero también de búsqueda desmedida de poder y construcción política con recursos (top down) desde la presidencia por parte de K (radicales K, transversalidad, borocotización, etc.), la oposición en argentina NO EXISTE. Tu propuesta va más en dirección de crear un partido del tipo del PRI, no el escenario más sano democráticamente, del que normalmente se sale con una crisis espantosa (PRI) y uno que tampoco garantiza progreso (ej: la coalición de izquierda en Chile, que mantuvo por ejemplo durante 20 años el sistema de educación neoliberal y que tuvo que ganar la derecha para que su pusiese en crisis).
    En fin, creo que tu nota está bien escrita pero que te perdés mucho y que le falta cierta reflexión más afinada.
    Mis dos granitos de arena.

    1. Sobre tu segundo punto: pasa que yo no creo que la atomización partidaria (aun si perfectamente bipartidaria) sea un fin en si mismo.

      Yo adhiero a la vision que afirma que la principal fuerza antidemocratica de esta epoca es el gran capital trasnacional (que domina a su vez a casi todos los grandes medios del planeta, ergo al debate politico -y que recien esta empezando a verse amenazado, por la aparición de Internet). Por lo tanto, creo que la lucha es contra ese poder, no entre sectores sociales. Por eso creo que el “somos el 99%” de los de Occuppy Wall Street resume el espiritu de la lucha politica de nuestra epoca.

      Una vez que logremos desconcentrar el capital, avanzando a un nuevo estadio de democracia, si entonces tendra mas logica avanzar hacia un sistema de partidos mas atomizado.

      Mientras, creo que un partido de clase media vs un partido de sectores populares es pelearse entre la gilada, dandole un lindo show a los (muy poquitos) de arriba, que manejan el debate mientras se cagan de la risa.

      El mejor ejemplo es el bipartidismo norteamericano: sus grandes capitales, que dominan a los grandes medios, han logrado que la mitad de la población defienda una agenda de derecha extrema, y casi toda la otra mitad una agenda de centroderecha. Slds.

      1. Ojo con eso, che. Tampoco evitas la crítica.
        Aún si “el gran capital internacional” es el monstruo que tanto nos asusta, eso no determina que un sistema de partido único al que vos apuntás sea ninguna garantía. Al contrario, el “gran capital” (internacional Y local) busca influir A TRAVÉS de los partidos políticos, comprándose líderes corruptos, proponiéndoles negocios, etc. Tu ejemplo de EEUU en todo caso prueba esto: ambos partidos están hasta cierto punto cooptados. Por ende… ¿es más fácil “infiltrarse” u “operar” a un partido que hacerlo con varios? Obviamente es más fácil hacerlo con uno: ¿qué garantías tenemos que un omnipotente peronismo (K o lo que venga después) no sucumba ante este poder como lo hicieron el PRI, la Concertación chilena, etc.? Mucha gente te diría que gran parte del gobierno K está también coptada por empresarios amigos (negarlo completamente sería muy ingenuo), pero por lo menos están permanentemente sujetos a esas presiones y ciertamente han tenido que ceder ante ellas muchas veces: Clarín por 4 años, sin ir más lejos.
        No entiendo tu punto respecto del 99% como alternativa a los partidos. Ellos tienen una opción clara en EEUU: influir en el partido demócrata, que es lo que busca hacer para pedir más regulación de las corporaciones, etc. Fuera del ámbito partidario son apenas un movimiento que le da color a la democracia yanqui, nada más.

      2. Pasa que no “apunto a un sistema de partido único”. Eso me resultaría tan asfixiante como a vos. Lo que sí planteo es una coalición muy amplia de partidos, competitiva a su interior, o más aun, competitiva electoralmente, pero que luego gobierne en conjunto, como sucede en algunas democracias consensuales (Paises Bajos, por ejemplo).

        Por que gobernar en conjunto? Porque a menos que seas liberal o conservador, queremos lo mismo. Y el que gana conduce, el resto acompaña tratando de enriquecer la gestión (en realidad, un partido liberal puede ser parte de una coalición popular, dado que puede querer lo mismo solo que proponer otros medios, otras politicas. Justamente hay ejemplos en Benelux y países nórdicos).

        Ojo, la cooptación del gran capital no es principalmente a través de politicos que venden su bolsillo y su alma. Hacen algo mucho mas sutil y efectivo: cooptan consciencias, como decia ayer Forster en Pagina con respecto a los 90s.

        Al dominar el debate mediatico, nos convencen de que nos tenemos que pelear entre pobres y casi pobres; de que somos todos corruptos (o muchos); de que la corrupcion estatal es el problema (y no la privada, es decir llevarse tanta plata), etc. Hay que entrenar la mirada, para ver como nos llevan a pensar lo que a ellos les conviene, para que no se discuta los pilares fundamentales del status quo.

      3. Ahora me cierra menos el planteo: Arg está tendiendo a un sistema de partido único en parte por causa de medidas como las que vos proponés. Las coaliciones de partidos resuelven el problema de la atomización, que no es el problema de Argentina precisamente (lo que menos necesita este gobierno es más bancas en el congreso o más poder partidario!). El problema es que no hay oposición, y dado el significativo espectro de centro-izquierda en laArg actual, lo mejor que le puede pasar es articular partidos de centro-izq que representen una ALTERNATIVA electoral al gobierno actual (i.e., que se peleen por ver quién es más progre!). Ninguna alianza de partidos en Arg, y mucho menos cuando el peronismo ultra-verticalista es parte, ha sido “competitiva en su interior”, ni creo que vaya a serlo jamás: qué querés? que la interna peronista (inexistente y transera como pocas sea la elección general porque la alternativa extra-peronista no existe??? Pretender que Arg vaya a copiar la configuración de Holanda o países escandinavos (donde SI hay oposición, por otro lado) es realmente mostrar una desconocimiento de variables culturales sobre la política argentina y la de esas tierras que me asusta.
        La idea de Forster es muy parcial: si algo determinó el éxito del capital neoliberal durante los 90 fue que cooptaron al partido justicialista (Menem y sus gobernadores, K incluido, con pocas excepciones, como tal vez Bordón), eso le garantizó que el estado les vendiera las joyas de la abuela y que la política de estado fuese mantener las condiciones de seguridad jurídica para favorecer la inversión extranjera, aún a costa del desempleo estructural. Que se hayan apropiado asimismo del debate mediático para darle apoyatura a aquello es importante, pero no es lo central. Clarín no vendió YPF; Menem, Kirchner y otros lo hicieron. Nunca nos olvidemos ni escondamos eso, lo que me lleva a insistirte sobre la primera crítica, que no contestaste y me parece la más central.

      4. Bueno me centro en la primera critica entonces. Creo que, sin decirlo de manera absoluta, tenemos que tratar de hablar un poco menos de los errores del pasado.

        Lo importante es que estamos teniendo una notable convergencia de ideas, hacia la izquierda, como vos bien marcas.

        Luego, es una cuestion de optimismo/pesimismo. Yo veo grandes avances en la cultura politica del peronismo. Y ahora me parece que llego tambien el momento del radicalismo, con la autocritica que implica haber decidido votar a favor, aun con disidencias parciales con el proyecto de ley, en lugar de votar en contra, que es lo que propone la antipolitica mediatica.

    2. ¿Esa es la respuesta? “No hablemos tanto de los errores del pasado”? Chau… me suena a lo que decían los menemistas en los 90 cuando les insistían sobre la dictadura (por no decir los propios milicos presionados por la transición post-malvinas). Igualita la respuesta. Se ve el pasado para no repetir errores: cuando ese pasado tiene apenas 20 años e involucra a los mismos que antes, preocupa más todavía. Pero esto no es oponerse a la medida, ni contar las costillas a nadie, no confundamos, esto es identificar la fuente del problema porque lo que se hizo con YPF fue una vergüenza que apenas pareciera (optimistamente) que empezamos a querer resolver. La primera lección es que “aplaudir sin preguntar” (que es lo que sugerís) es malísimo: es exactamente lo que pasó en 1992 y 2007, la mayoría aplaudió sin chistar. No cometamos el mismo error.
      Mirá: hay un sector que apoya al gobierno incondicionalmente, lo que haga Cris está bien y punto.
      Leer que el radicalismo está haciendo una “autocrítica” al acompañar la expropiación es muy miope, disculpame: desde Yrigoyen (que la creó), pasando por Illia (quien anuló concesiones a privados), por Alfonsín (cuyo plan moderado de privatizaciones, no acompañado por el peronismo, en modo alguno preveía privatizar ese sector estratégico) hasta la oposición a la venta por el peronismo menemista en 1992, la linea del radicalismo ha sido muy consistente en 100 años respecto a que YPF debe ser del Estado. Yo no defiendo las cagadas del radicalismo, pero tampoco mintamos descaradamente.
      Por otro lado, en qué sentido decís que la “antipolítica mediática” propone votar en contra??? Yo leo todos los diarios, incluidos LN y Clarín, y si bien hay objeciones (o más bien críticas al panquequismo oficial, a veces muy chicaneras) podría decirte que ninguno se opuso tajantemente a la idea. Sólo Macri salió con esa y ahí nomás dio media marcha atrás. Tus lecturas me sorprenden… ¿podrías postrar artículos de alguno de estos diarios indicando esa línea en cantidad suficiente como para inferir una linea editorial tan clara?

  3. Me gusta mucho el espíritu de tu post, el estado de ánimo que manifiesta me conmueve. En serio.
    Difiero allí donde el problema es ubicado solamente del lado político del asunto. Creo que todos coincidimos en que acá lo que hay es un problema de recursos básicos y de infraestructura. Esto es básico para que no estalle una próxima crisis. Esto excede al color político del gobierno e incluso a las formas de administrar la economía que se tenga. Si se sigue creciendo se van a necesitar más y mejores medios de transporte y más y mejores fuentes de energía. Esto va más allá de cómo se distribuya luego el fruto de ese crecimiento económico. Con una sola bolsa de carbón se puede hacer asado para un determinado número de comensales, es un límite material. Por eso es que me parece que habría que poner el crecimiento de estos sectores como cabeza de proa, antes incluso de aferrarse a determinados puntos de vista teóricos respecto del funcionamiento de la economía. Hay que hacer más trenes y los trenes salen tanta guita, le van a costar eso a Macri, a Moyano o a Dellacarbonara. Yo, que siempre fui más bien romántico antes que “eficientista”, debo reconocer que el factor tiempo nos está apretando: No se puede sacar todo el petróleo que queramos de un año para el otro, por más que pongamos la guita en exploración toda junta sobre la mesa. Hay limitantes técnicos. Tal vez sea por eso que nadie está en amplio desacuerdo con el discurso de ponerse las pilas con estos sectores estratégicos.

    Saludos

    1. Gracias. Sobre tu punto: efectivamente se está generando un muy interesante (y poco habitual para nuestra cultura politica) consenso. Por eso hay que aprovechar el momento e ir por mas. Para ir por mas, hay que armar una sociedad, es decir institucionalizar incentivos.

      No podes esperar que la UCR y el PS se queden y den su aporte solo porque les decimos gracias, como (bien) hicieron hoy CFK o Randazzo. Tenemos que darles espacios de poder, para que construyan dentro de la coalicion oficialista y tengan expectativas de, algun dia, de ser ellos lo que lideren -como hoy y probablemente por un buen tiempo mas le toca al peronismo.

      1. Napu, es que yo creo que el orden causal debiera ser otro. Los otros partidos políticos no están acompañando al gobierno en esta jugada de YPF, están votando a favor de algo que creen que está bien. Como te decía antes, este diagnóstico referido a la necesidad de aumentar la matriz energética, es estructural respecto a la economía argentina. Sin mejoras en estos sectores no hay proyecto político viable. Por eso fijate que hasta Macri ayer salió a decir que de ganar en 2015 él no volvería a privatizar YPF. Es que es un diagnóstico técnico el que manda a buscar más carbón porque sino el asado se queda crudo.
        Así es que creo que el barco no es el kirchnerismo sino algo que lo supera; a ese barco se van a subir buena parte de los demás partidos políticos así como del resto de la sociedad. Este mismo efecto que generó YPF se conseguiría con una profunda y digna modificación del servicio de transportes. Por supuesto, lo que va a encontrar contingencias y va a servir para pelotudear un rato, es la historia de las diversas gestiones respecto a los recursos que vayan a ser modificados. Así, por más que no sean impedimento para el cambio, cuestiones como las de Menem votando a favor, Cirigliano y TBA manejando los trenes, el grupo Ezkenazi con el 25% de YPF, y demás cositas asociadas a estos sectores dependientes del Estado tendrían que ser puestas rotundamente en caja de modo de no complicar el avance de las reformas requeridas.

      2. Si te entiendo bien Diego, creo que se puede concluir de tu argumento que si se plantean politicas “buenas”, es decir las que nos hacen llegar a consensos tan importantes como el de YPF, entonces podemos avanzar a una eventual politica de alianza competitiva como la que en el post se plantea.

        Como en mi caso creo que estas politicas se haran cada vez mas comunes -xq la clase politica esta aprendiendo y mucho- entonces veo un escenario factible para una alianza interpartidaria competitiva.

  4. Suena lindo Napule, el GAN, el tercer movimiento histórico, la transversalidad, etc. pero no la veo.

    Por mi parte me conformaría con que Cristina le de lugar a los peronistas que la sostienen desde el primer día, y a veces ni eso…

    1. Pasa Guido que yo creo que al peronismo solo -o si queres al peronismo mas el kirchnerismo no peronista- nos pasan por arriba.

      Hasta ahora pudimos. Pero la cosa recien empieza. La pelea de verdad empieza ahora, que se estan dando cuenta que venimos en serio (por la guita, que es lo unico que les importa). Para seguir disminuyendo la pobreza y la desigualdad, necesitamos que los grandes capitales se acostumbren a ganar mucha menos plata. No va a ser nada facil, tenemos que remar (casi) todos juntos. Para mi ahi esta la clave si Argentina se va a convertir en un pais desarrollado o no.

  5. Estoy encantado con la novedad, pero soy pesimista. Argentina es, desde su origen, no un país sino un territorio de saqueo. Nos hemos resistido, hemos intentado mucho, de la nada hemos vuelto. Pero para la verdadera milonga hace falta más que aspirar a que el Estado sea una especie de socio minoritario de brillantes negocios hechos en el territorio: los grandes capitales no se acostumbrarán a ganar menos plata, jamás. Hacen trampa, siempre. Mientras estén, conspirarán. Al final, con éxito; y todo volverá a empezar.

    1. Dicen que Nietzche escribio que “nunca está más oscuro como antes del amanecer”. Quizás el 2001 fue ese momento, pero ¿quien sabe? El tiempo dirá si llegó o no el momento del cambio para este pedacito del mundo. Mi sensación, Donnantuoni, es que llegó. Los grandes capitales tendrán que acostumbrarse a ganar (mucha) menos plata. Veremos.

    2. Argentina tiene el PBI per capita más alto de la región, está primero o segundo en desarrollo humano, mejoría de indicadores de salud y educación, es el país que más bajó el Gini en los últimos años, lleva 30 años sin golpes de estado. Argentina tiene algo asi como 10.000 dolares de PBI per capita, India tiene 1.800.
      Seguro, hay mucho problemas y mucho por avanzar. Pero ponerse melodramático con lo del “territorio de saqueo” oscurece más de lo que aclara.

      1. Te entiendo, pero no me llames melodrámático sin antes evaluar que vos misma me das la razón. De esos 10.000 dólares por cabeza a varios millones de trabajadores (no me refiero a los excluidos de toda inserción, sino a los que contribuyen a formar la torta) les toca mucho menos que la mitad. Son (somos), literalmente, saqueados. No veo cómo saber esto sea contribuir a la oscuridad.

  6. GRAN PESIMISMO EL DE DONNANTUONI.La dignidad significa rebelarse contra el saqueo.Acabo de escuchar al inefable N.Castro decir en”el juego limpio”que el kirchnerismo se caracteriza por presentar problemas viejos como nuevos,en este caso el de la provision de energia.La intervencion estatal se debe entonces a lo insostenible de la situacion…Como vemos no se habla de la responsabilidad de Repsol para llegar a este punto,y menos de que,aunque el problema sea viejo,la solucion es nueva.

    1. Efectivamente, Nelson Castro se equivoca. No hay que hablar mas del pasado. Eso es hacerle el negocio a los poderosos. Quien puede tirar la primera piedra sobre su ideas del pasado? Quien nace sabiendo como gobernar? Todos aprendemos camino al andar, y eso es lo que esta sucediendo al interior de todos los partidos argentinos. Por eso es tan importante reconocer el apoyo radical a lo de YPF. Porque, como bien sabe hacer el kirchnerismo, hay una implicita profunda autocritica, undesandar el no apoyo a las leyes esenciales de los ultimos años.

      1. El kirchnerismo no solo falló en el pasado, falló en su actual gobierno con el control a las privatizadas, y esos mismos que fallaron están controlando ahora la estatización. ¿porque deberíamos inferir que esta vez lo harán bien?
        para ir por más los responsables políticos, no solo las empresas saqueadoras, deben pagar el costo.

      2. Lo que pasa Sopa es que, desde mi punto de vista y experiencia, gobernar es hipercomplejo. Esto resulta, entre otras cuestiones, que los politicos aprenden dia a dia, cambian de ideas, y no solo en terminos de medios sino a veces incluso de fines (igual que todos, en todos los aspectos de la vida, me atrevo a decir).

        Por lo tanto, creo que fallas como las que vos mencionas deben ponerse en perspectiva de los muchos aciertos que se vienen logrando.

      3. pero que se hace con los que fallaron AHORA, en el control de las privatizadas, ¿se les concede el perdón de la ingenuidad? ¿se proclama que la próxinma vez lo van a hacer bien?

      4. Depende la naturaleza del error, tu grado de responsabilidad, tu capacidad para efectivamente evitarlo, y muchas variables mas.

        Creo que es inevitable que los altos funcionarios de un gobierno comentan muchos errores, xq gobernar un estado moderno es una tarea inhumana (bueno, Luxemburgo no deber ser asi, ponele, pero casi todos los demas paises si). Por eso creo que es muy importante tener en lo que dije en la frase anterior, comparar con los logros, y ahi si valorar el error. Slds.

  7. Durante el primer gobierno de Cristina, a la par de acompañar los avances que se iban dando, mi “demanda insatisfecha” seguía siendo la desmonopolización POR AFUERA de la Ley de Medios.

    Es decir, obviamente quebrarle el pescuezo mediático a la prensa patronal por un lado, pero no quedarse SÓLO con Mañeto. Desarmar la trampa cazabobos “informativa” es una tarea de todos los días, pero con 678 y la transversalización de la internet 2.0, está a nuestro alcance agregar nuestro granito de arena para horadarles la nave nodriza.

    Pero faltaba más. Estamos rodeados de muchísimos otros monopolios o carteles que es lo que motoriza y torna viable la suba de precios. Marchar al “mercado perfecto” implica disolver esos “grumos” del capital que se encargan de apropiarse de tal o cual punto clave en la producción y/o comercialización de un producto, y desde allí, ponerle el precio que se le cante. Mañeto era uno. Repsol era otro. Centrales, claro. Pero que deberá extenderse además a los carteles de la yerba de Las Marías-Molinos-Hreñuk, los de la leche Mastellone-Sancor, el de los fasos Massallin/Particulares – Nobleza/Piccardo, el aluminio de Aluar, el papel de diarios de Papel Prensa y tantos otros “nudos” del capital con los que convivimos durante décadas inocentemente, creyendo que los precios subían porque ganábamos mucho, y no porque estos hijos de remil putas le ponían el precio que se les cantaba.

    Disolver monopolios y carteles no es gratis. Tomar el control de la principal formadora e precios afecta no sólo a Repsol, sino también a Shell, Exxon y Petrobras, que si quieren vender algo van a tener que ajustarse a lo que la YPF recuperada diga (o exportar a 42 U$S el barril).

    Recordemos que por temas similares a éste se ha matado presidentes. Se han dado golpes de Estado. Así que nos van a cascotear el rancho duro y parejo. Mucho más si se dan cuenta que Mañeto-YPF es sólo el comienzo, pero varios de los que mencioné dos párrafos atrás me parece que están poniendo las barbas en remojo.

    Pero ése es, a mi entender, el único modo de quebrarle el espinazo a la inflación estructural que padecemos: atomizar la oferta, no bajar sueldos.

    1. Pensamos igual, Eduardo. Ese es el nucleo central del post. Hay que desmonopolizar cada sector. Hay que acostumbrar al empresariado -al que abusa, porque hay muchisimos empresarios con consciencia social- que no pueden tener ganancias extraordinarias -a menos que tengas la genialidad de inventar un Google, ponele. Esa es la batalla cultural. Y recien empieza.

  8. Napule, el consenso se ha logrado y la Presidente ha tenido un inesperado apoyo hasta el momento con la medida. Pero tambien este consenso debe ser leido a mi entender como una gran responsabilidad.

    Esa responsabilidad no es solo politica, sino tambien practica o de gestion.
    Administrar una empresa petrolera integrada no admite muchas discusiones ideologicas a las que tan acostumbrados estamos los argentinos.

    Hay muchas empresas de este tipo en el mundo, y es poco lo que se puede inventar. Salvo que se quiera incurrir nuevamente en los errores del pasado. Aqui no seran efectivas las chicanas y los ideologismos.

    YPF debera ganar plata para invertir y crecer. Es la misma formula que utilizan los que administran, y fijate los ejemplos que te doy, Lukhoil en Rusia, Petrobras en Brazil, PetroChina en China, ENI en Italia o EXXON en US.

    Ojala sepan aprovechar el momento y la confianza de la gente y no darle la razon a aquellos que dicen que solo quieren la caja. Suerte. Y si la necesitan pidan ayuda, que la van a tener.

    1. Por supuesto que ese es el paradigma para YFP, 51. Y el hecho de que vos, que te autodefinis de derecha, digas “si necesitan ayuda la van a tener”, habla del momento unico en el que estamos. Lo mismo para el apoyo de Biolcatti a lo de YPF.

      Por eso la pelota esta en la cancha del oficialismo. Es CFK quien puede hacer de este momento el origen de una coalicion politica que permita enfrentar a los poderes economicos trasnacionales, y asi avanzar en la construccion de un sistema “social de mercado”, por ponerle un nombre. Modelo que, por otra parte, es el modelo que funciona, y es el modelo que casi todos queremos.

  9. Debo ser un apátrida miserable por reflexionar sobre estas cosas, pero tienen conciencia de esto:

    Art. 17.- La propiedad es inviolable, y ningún habitante de la Nación puede ser privado de ella, sino en virtud de sentencia fundada en ley. La expropiación por causa de utilidad pública, debe ser calificada por ley y previamente indemnizada. Sólo el Congreso impone las contribuciones que se expresan en el artículo 4º. Ningún servicio personal es exigible, sino en virtud de ley o de sentencia fundada en ley. Todo autor o inventor es propietario exclusivo de su obra, invento o descubrimiento, por el término que le acuerde la ley. La confiscación de bienes queda borrada para siempre del Código Penal argentino. Ningún cuerpo armado puede hacer requisiciones, ni exigir auxilios de ninguna especie.

    Art. 20.- Los extranjeros gozan en el territorio de la Nación de todos los derechos civiles del ciudadano; pueden ejercer su industria, comercio y profesión; poseer bienes raíces, comprarlos y enajenarlos; navegar los ríos y costas; ejercer libremente su culto; testar y casarse conforme a las leyes. No están obligados a admitir la ciudadanía, ni a pagar contribuciones forzosas extraordinarias. Obtienen nacionalización residiendo dos años continuos en la Nación; pero la autoridad puede acortar este término a favor del que lo solicite, alegando y probando servicios a la República.

    1. Ah, se trata de la Constitución de la Nación Argentina, Parte 1º Declaración de Derechos y Garantías.

      Tal vez solo una estupidez…

      1. Art. 128 de la CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA

        Función pública de la riqueza

        1. Toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general.

        2. Se reconoce la iniciativa pública en la actividad económica. Mediante ley se podrá reservar al sector público recursos o Servicios esenciales, especialmente en caso de monopolio, y asimismo acordar la intervención de empresas cuando así lo exigiere el interés general.

      2. No sos ningun apatrida ni es ninguna estupidez. El debate que planteas es justamente el que hay que analizar. Y Cecilia te respondió, en mi opinion, con el punto central: el derecho a la propiedad se subordina al interés social.

        Y responder con la constitucion de otro pais es totalmente aceptable. Los cuerpos legales estan para ser cambiados. Son un instrumento, no un fin.

      3. Estimado ZXC, su comentario es muy valido.

        Creo haber respondido a su inquietud en un comentario anterior, de todas formas quisiera traer a la discusion lo siguiente.

        …………………………………….
        DNU:

        Un decreto de necesidad y urgencia (DNU) es un tipo de norma existente en la Argentina que, a pesar de ser sancionada por el Poder Ejecutivo, tiene validez de ley. Una vez promulgado el DNU, el Congreso debe analizarlo y determinar si continúa vigente o no. Este tipo de legislación está contemplado en el artículo 99 de la Constitución Nacional.

        Como su nombre lo indica, los DNU sólo deben sancionarse en situaciones excepcionales, cuando sea imposible seguir los trámites para sancionar leyes mediante el Congreso. Además, no pueden sancionarse decretos que legislen sobre materia penal, tributaria, electoral o el régimen de los partidos políticos.

        Al igual que los decretos comunes, son sancionados por el presidente, pero en acuerdo general de ministros. Esto significa que todos los ministros y el jefe de Gabinete deben participar en la creación del DNU.

        Una vez dictado el decreto de necesidad y urgencia, el jefe de Gabinete debe dirigirse a la Comisión Bicameral Permanente del Congreso en un plazo no mayor de 10 días. Esta comisión tiene que elevar un dictamen y enviarlo a cada Cámara legislativa para su tratamiento, también en no más de 10 días. Cabe destacar que, en este tiempo, el DNU tiene plena vigencia.

        Cada cámara del Congreso deberá emitir una resolución expresando su apoyo o rechazo al DNU. Si ambas cámaras rechazan el decreto, éste pierde validez de forma permanente. No obstante, quedan a salvo los derechos adquiridos mientras la norma estaba en vigencia.

      4. Y su duda cual seria, ZXC?
        Si lee clarito lo que escribio, verá que la constitucion dice “La expropiación por causa de utilidad pública, debe ser calificada por ley y previamente indemnizada.”. Es decir, que se puede expropiar, basado en la utilidad publica, mediante una ley del congreso, y mediante una indemnizacion adecuada. Es decir, exactamente los pasos que se estan siguiendo: hoy se vota en el senado el proyecto de ley que declara de utilidad publica el autoabastecimiento de petroleo y combustibles, y sustenta la necesidad de expropiación, fijando que el tribunal de tasación (que se encarga precisamente de eso, para todos los casos de expropiación) se encargará de establecer la indemnización correspondiente. Claro como el agua, perfectamente ajustado a derecho, ajustado a la ley de expropiaciones, al codigo civil y a la constitución.

        Entonces nuevamente le pregunto, cual es la parte que no le gusta?
        Es acaso la intervención de la empresa lo que le molesta? bueno, le explico, la intervencion de la empresa es una medida que tambien se ajusta a derecho, el estado puede intervenir empresas (por ejemplo, lo hizo recientemente leuego de la tragedia de once, lo hace tambien en toda quiebra para resguardar los intereses de los acreedores y evitar el vaciamiento de las empresas, etc.). La intervencion no implica una enajenacion de bienes, simplemente se trata de tomar control del funcionamiento (la gestion, simplemente) para garantizar que no se alteren las condiciones. Mas aún, la intervención tiene un plazo de tiempo finito, pasado el cual, cesa y vuelve a las manos del dueño que corresponda. Por ejemplo, si el congreso no vota la ley de expropiación, se deberá devolver el control a repsol.
        Asi que, nuevamente, todo se ajusta a derecho, la expropiacion todavia no se realizó, se completará cuando el congreso apruebe la ley y el tribunal de tasación fije la compensasión, y por ahora lo unico que hay es una intervencion para garantizar el normal funcionamiento de la empresa mientras dura el proceso.

        Imaginese que no se hubiera intervenido mientras se realiza el proceso expropiatorio. Repsol cierra todos los posos y refinerias, corta todas las cadenas de distribucion y deja al pais sin combustible por un mes. Más aún, rompe todas las maquinas y bienes, vende todos los activos que puede, saca todo el dienero del pais, y borra todas las pruevas de sus archivos que indiquen posibles ilicitos. En fin, lo que intentan hacer todos los empresarios frente a una quiebra, lo que motiva que se nombre un sindico y se intervenga la empresa. Le pareceria a usted “serio” y que defiende los intereses del pais, un gobierno que actuara de forma tan estupida? yo, sinceramente, lo minimo que espero de mi gobierno es que no sea estupido y no se deje joder, estafar y robar por una multinacional. Asi que la intervencion me parece una medida acertadisima. Usted preferiria tal vez que se le diera a repsol la oportunidad de vaciar la empresa?

      1. Comandante como no entenderlo en su cansancio. Pero si respondemos asi, le hacemos el juego al Financial Times y todo lo que hay detras, debajo y delante de él.

        Si se responde con argumentos (como la primera parte de tu respuesta), no les queda otra que debatir. Con la segunda parte, te empiezan a gritar, que es lo que buscan, para que no se escuche lo principal.

      2. Quisiera aclarar, cuando dije “te empiezan a gritar, que es lo que buscan, para que no se escuche lo principal”, no me referia a ZXC sino a tanto medio y periodista, e incluso en este caso algunos politicos de afuera.

    2. Hasta donde yo veo, se envió al Congreso el proyecto de ley para ‘calificar’ la utilidad pública, indemnizar y luego expropiar.
      La violación a la Constitución no la vi.
      Más todavía, creo que no la puede haber visto nadie.
      De todos modos, estas defensas de intereses privados (GUITA) que se valen de la Constitución y los más altos valores (ya alguno va a venir con los Derechos Humanos también), me resultan siempre muy conmovedoras.
      Ahora, si lo que se busca agitando el artículo constitucional (ya lo vi en redes sociales) es CONFUNDIR INTERVENCIÓN CON EXPROPIACIÓN, eso no es juego limpio.
      Los que dicen ‘qué mal, desalojaron brutalmente a los directivos, etc.’ me generan una cierta ternura: es obvio si Repsol dispusiera, ya no digamos de los X meses de proceso negociador/legal de expropiación, sino tan sólo de algunos días o semanas en control de YPF, podría (para mejorar su posición negociadora en cuanto a la indemnización [chantajear] y/o para joder, en el sentido argentino del término):
      -Destruir información comprometedora o desfavorable
      -Modificar información ídem
      -Inutilizar equipos de producción
      -Destruir información técnica necesaria para la producción
      -Disminuir bruscamente la producción o provocar cambios drásticos en ella, causando problemas graves para el funcionamiento de TODO: industrias, comercios, transporte…
      -Etc.
      Supongo que los que claman por la Constitución no quieren que eso pase ¿no?

    1. Creo que finalmente lo entendi, Diego. Vos decis, “el que se quemó con Cobos ve la UCR y llora”, no?

      Esto se contrarestra pensando en los buenos, como Raul Alfonsin ponele.

  10. Napule: Respecto del post, me fui para el lado de la inflación y de la red de macro y mini monopolios que se encuentra por debajo y la sustenta. Cada empresario armó su “peaje”, y el que quiere pasar por su territorio, debe ponerse. Pero me quedó ahondar un poco en el tema del “cómo” sumar, de invitar a la mesa a la oposición (razonable) y cargos.

    Había escrito una serie de consideraciones, pero a medida que la escribía, me quedaba cada vez más borroso el concepto, sobre todo cuando intenté bajarla a tierra con personajes concretos, no con abstracciones. Ponele Pino, para tomar un ejemplo.

    Y la verdad es que me hace ruido, qué querés que te diga. Olvidarse de las actitudes canallas que ha tenido sólo porque en ésta apoya (igual primero quiero ver la manito levantada) es un precio alto. Aún cuando uno ya tiene el estómago a prueba de batracios, cuesta. Tampoco estoy seguro que sume, ya que para éso primero debería abandonar su proyecto personal y concebirse como parte de un proyecto, y no precisamente la cabeza del mismo. No creo que se baje del caballo. Y si no lo hace ¿Traerlo para qué? ¿Qué sumaría? No sé… rumio, rumio y rumio y no me cierra.

    También es para recordar que éso ya se intentó en su momento. No hablemos de C*b*s, vayamos a un ejemplo más chiquito: La Hormiguita. ¿Te parece positivo el saldo de su paso por a administración pública? Y… qué sé yo… cosí-cosá… no sé.

    De cualquier modo, si es por “biodiversidad”, con lo que tenemos adentro me parece que ya tenemos suficiente. No sé. En cualquier caso, no me parece una buena idea incorporar gente que pretenda mantener su proyecto personal por encima de la construcción colectiva, que si no entiendo mal está en la base de lo que estás proponiendo. Para sumar “stars” y “starlettes”, que se queden donde están.

    1. Con que sólo estos dirigentes rompieran su servidumbre con Clarín y compañía (Ley de Medios mediante, tal vez) sería un gigantesco paso adelante.
      Eso, y los apoyos parciales, ‘críticos’ y condicionados que puedan prestar, caso por caso.
      Sería mucho, y es difícil pensar que se pueda pedir más.
      Tal vez haya cambios cuando en las otras fuerzas políticas vayan surgiendo los dirigentes coetáneos (es decir, de la misma generación) de los de la Cámpora.

      1. Exacto. Y el electorado lo ve, no nos confundamos. Por algo Binner le gano a Alfonsin. Se vio logica y respeto en el primero, lo opuesto en el segundo.

    2. Eduardo, coincidimos en que la “biodiversidad” no es un fin en si mismo.

      Mas aun, coincidimos que el factor fundamental es apoyar a quienes apoyan proyectos colectivos en lugar de proyectos personales. Esto de hecho es quizas el cambio cultural fundamental que estamos presenciando en la clase politica, lo que fue bien resumido por CFK el 10 de diciembre de 2011 cuando dijo ante el Parlamento “yo no soy yo, sino parte de un proyecto colectivo”.

      Dicho esto, todos, o casi, tenemos que tener una chance de recuperarnos de los errores. Esto tambien es fundamental.

      1. Pero es que no veo que haya enfrente un desarme que exceda Malvinas e YPF. ¿Cómo puede ser que TODO lo demás esté mal? ¿Ni de casualidad embocamos una?

        Tengo en claro que se necesita sumar para aguardar el diluvio, pero ni estoy seguro que vaya a haber diluvio ni que del otro lado haya voluntad de deponer proyectos personales para sumarse un colectivo.

        O sea: Puede que sea necesario, pero por el momento veo verde la real posibilidad de construcción colectiva.

      2. Muchachos, en palabras de su Jefa, “no se hagan los rulos”.

        Yo no sumaria gente porque si.
        Ademas la gente no es un paquete, y si ve que Ud insisten en algunas de las cosas que ve como errores y Uds no quieren arreglar, no se va a sumar. Va a mirar de afuera con angustia como Ud se gastan el cheque en blanco que obtuvieron y nada mas.

        El problema es que alguna autocritica deberian hacer. Alguna.

        Hasta el anuncio de esta semana el clima economico estaba “nublado y con probabilidades de lluvias aisladas”. Ahora salio un sol radiante, Ud piensan que va a ser eterno ?

        No expropiaron el 51 % de un kiosco en el barrio de Balbanera. Expropiaron el 51 % de una empresa petrolera integrada que a precio de mercado 12 meses atras valia 17 mil millones de dolares.

        Los argumentos de la oposicion son conocidos.
        Ademas del problema de la seguridad juridica y el clima de negocios, Ud haran de YPF un centro de negocios personales, una fuente de empleo partidaria, etc.

        La empresa no es la gallina de los huevos de oro ni se pueden solucionar los problemas del pais si continuan con la politica energetica que tenian hasta el momento.

        Se necesita una inversion descomunal para mucho de los proyectos de los que se habla.
        Por otra parte en algun momento la nafta en los surtidores va a tener que aparecer, o la gente se los va a comer crudos.

        Sepan disculpar la chicana, pero con ideologia o hablando de Derechos Humanos la nafta no va a aparecer en los surtidores. Tampoco el Gas Oil para levantar la cosecha.

  11. La verdad yo tampoco veo mucho lo de dar cargos ejecutivos. Quizás un modo de ser inclusivos con parte de la oposición, sea mostrarnos más flexibles a la hora de discutir proyectos como este. Por ejemplo, la propuesta que le escuché a Giustiniani de incluir a las provincias no petroleras en las utilidades y no solo en aspectos formales, a mi me parece positiva. Modificar el proyecto, mejorándolo en lo que sea posible, es un modo de ampliar los respaldos potenciales que me parece más plausible.

    1. Mi sensacion es que eso no alcanza. Si queres profundizar politicas de cambio estructural, desde los centros de poder nos van a dar con todo (lo que le han hecho a Chavez, un poroto, xq a nosotros nos van a mirar mas, desde America Latina y desde el resto del mundo).

      Entonces, si necesitamos estar todos juntos en el barco para poder enfrentar lo que se viene, a un dirigente politico hoy en la oposicion tenes que ofrecerle perspectivas de influencia real. Eso, me parece, es sobre todo cargos ejecutivo.

  12. Para confiscar las ganancias de las empresas no cuentes con el apoyo de ningún partido, ni de la Corte Suprema.
    Ni del empresariado nacional, ni de esas empresas que van a pedir que las expropies.
    Tal vez podés sondearlo a Altamira, pero dudo que te de bola.

  13. Viendo algunos comentarios de más arriba, de Donnantuoni, María y otros, me parece procedente copiar un comentario que puse en otro blog.
    ————————————-

    La Argentina es un país feliz. El emprendedor puede crecer. El asalariado está más o menos cubierto de la casi inexistente inflación, por mérito de paritarias generosas.

    Quien está en situación desventajosa, es feliz con un aporte del gobierno, por pequeño que sea.

    Las empresas grandes, tanto más subsidiadas cuanto más amigas son del poder, prosperan.

    La tierra tiene 30 cm de humus. Las materias primas abundan.

    Hasta tenemos la tercera reserva mundial de shale-oil. Claro que no tenemos ni capital ni tecnología para aprovecharlo, pero eso ya vendrá con la próxima e inminente privatización de la explotación de YPF, aunque se llame de otro modo.

    O sea: no tenemos necesidad de hacer esfuerzos grandes, casi todo nos viene dado (sabemos que Dios es argentino).

    Esa es a mi juicio la perfecta conjunción para el eterno gobierno de un partido único, populista, soberbio, de lenguaje canchero, legislación de cumplimiento laxo, y actitudes prepotentes. O sea, un partido igualito a nosotros.

    Carece de sentido pues, hablar de oposición. Y si hubiese realmente un 1,8% de gente pensante, hasta esa cifra me parece sorprendente por lo elevada.

    Hay peronismo para rato.

  14. pese a tener 28 años no soy habil con la tecnologia, mas bien renuente. Pero sigo este blog y quise subir algo q escribi un poco a las apuradas y no supe como hacerlo -quiza no se pueda, sinceramente lo ignoro-. Perdon por usar este lugar, pero aunq deberia elaborar mejor el texto, neceisto exponerlo.
    De-construyendo

    Mucho se ha escrito y dicho últimamente sobre la actuación de Néstor Kirchner como gobernador de Santa Cruz, respecto de su apoyo a la privatización de YPF. Así como del supuesto voto a favor de la privatización que habría realizado CFK que por entonces, dicen, era diputada. El mismo argumento ha sido esgrimido en torno a la política de derechos humanos adoptada por el gobierno desde el 25 de mayo de 2003, contraponiéndolo con la supuesta pasividad de Néstor y Cristina frente al golpe cívico-militar.
    Lejos de esquivarle el bulto a estas discusiones que en principio parecen ásperas, creo que deben agudizarse los sentidos y responder sin temores y con inteligencia. En primer término hay que decir que -desde una hipocresía de absoluta hijaputez- quienes hacen estos señalamientos sobre la actuación de Néstor y Cristina en la dictadura cívico-militar son principalmente Clarín y La Nación. Propulsores del golpe y encubridores del genocidio, cuya participación activa les permitió adueñarse de Papel Prensa, terminar con la actividad sindical dentro de sus empresas y demás yerbas –interesante palabra por estos días-. A su vez fue desde estos grupos económicos-mediáticos que hoy acusan a Néstor de haber apoyado la privatización de YPF, desde los cuales se activó un gigantesco aparato propagandístico para convencer al pueblo de que la entrega del patrimonio nacional a manos de extranjeros era el camino hacia la riqueza y bienestar del país. Lo escrito, sin embargo, no responde directamente las acusaciones vertidas, sino que en todo caso, invalidan desde el punto de vista ético a los “denunciantes”. Prosigamos…
    Un historiador y filosofo inglés llamado Herbert Butterfield (1900-1979) denominó historia Whig a “la historia escrita como si el presente fuera la consecuencia inevitable y deseable del pasado” Este enfoque histórico relata los acontecimientos sucedidos en el pasado a través de una visión anacrónica, omite los procesos del devenir histórico y sus vericuetos, elimina las contradicciones y vicisitudes de los sujetos que hacen la historia en pos de la “pureza científica”, y sustrae los hechos de los contextos dentro de los cuales se suceden. Esta postura ortodoxa dentro de la historiografía es la que se le aplica sin ningún atisbo de ingenuidad a Néstor Kirchner a la hora de analizar -desde la oposición económica-mediática- su paso por la política. Así como es utilizado para cuestionar las decisiones que en la actualidad toma la presidenta, apoyándose en las contradicciones con su pasado. Para responderle a estos paladines de la justicia hay que rever un poco la historia reciente.
    Respecto de los derechos humanos. Es de público conocimiento la militancia de Néstor y Cristina en la FUP durante su paso por la UNLP. Como lo es la postura adoptada por ellos en contra de la lucha armada en los `70, decisión que hoy puede apreciarse como correcta a la luz de la historia, pero que en aquellos tiempos era un debate candente que atravesaba a toda la militancia. No es menos cierta la solidaridad que han tenido con compañeros de militancia que intentaban sobrevivir al genocidio. Tal es el caso de Labollita, muy caro a los afectos de Néstor y Cristina. Así como el hecho de que ambos fueron presos políticos durante la dictadura cívico-militar. Algunos podrían juzgar de insuficiente el accionar militante de esta joven pareja, a otros les parecerá tan extremista como el accionar de Montoneros o, incluso, del ERP. Lo cierto es que a la hora de analizar –sin mala leche- como atravesaron los Kirchner el periodo más oscuro y sangriento de nuestra historia, no puede dejarse librado a pareceres personales. Debe considerarse el contexto y las vicisitudes que atravesaban a todos los ciudadanos por el genocidio que estaba en marcha, los miedos intrínsicos a la condición humana potenciados por el terrorismo de estado, y la valentía que implica “sobrevivir” al exterminio sin un rasguño en el propio cuerpo viendo desaparecer a los compañeros. Si se me permite una pequeña digresión: el hecho de sobrevivir al exterminio es sin duda una carga mucho más pesada para aquellos militantes que fueron desaparecidos, torturados y liberados con el objeto de propagar el miedo. Ellos cargan una cruz que genera en mi el más profundo respeto y agradecimiento por su lucha, que esto quede bien claro por favor. Por otra parte, hay que señalar fuertemente que bajo el argumento de que a Néstor y Cristina nunca les importaron los derechos humanos y que quieren adjudicarle un heroísmo falaz a su militancia juvenil, subyace la idea sádica y perversa de que por no haber sufrido vejámenes físicos y psicológicos de manera personal, es un ejercicio hipócrita de su parte la reivindicación de la lucha de sus compañeros de entonces y de los organismos de derechos humanos de la actualidad.
    Respecto de YPF. Sobre la cuestión de la soberania hidrocarburífera se blandieron dos argumentos para truncar la decisión de la presidenta desde la oposición mediática: 1) que Néstor fue un activo promotor de la privatización, y 2) que Cristina votó a favor de la “entrega “ en el Congreso Nacional.
    Al primer argumento hay que responder que a grandes rasgos es cierto, pero que existen vericuetos a tener en cuenta que descalabran la intencionalidad mentirosa de Magnetto y sus esbirros. Néstor apoyo la privatización primera en el año 1992, que impulsaba el modelo publico-privado que hoy encara Cristina con la recuperación de YPF. Este modelo público-privado es el que prima a nivel mundial, en las economías desarrolladas y en los países hermanos del cono sur que suelen refregarnos en la cara como ejemplos a seguir. Este modelo se explicar a raíz de la gigantesca inversión necesaria para explorar, extraer, refinar y comercializar los recursos hidrocarburíferos. Así es que el Estado invita a la participación de privados, pero conserva la denominada acción de oro para ejercer el control de la empresa, atendiendo los intereses nacionales. Ese fue el proyecto que apoyó Néstor en 1992, similar al que encaró la compañera presidenta Cristina Fernández de Kirchner el histórico 16 de abril del corriente año. Luego, a fines de la década del ’90, el presidente de entonces, antes de retirarse del poder, vendió la acción de oro, obligando a las provincias a hacer lo propio puesto que no tenían poder de negociación frente a los grupos económicos multinacionales y dado que las cuentas publicas acuciaban a los gobernadores, que habían padecido la destrucción del aparato productivo de sus provincias a la vez que se le transfirieron durante esa década desde el Estado Nacional la administración de la salud y educación publicas.
    Respecto del voto de Cristina a favor de la privatización es una mentira lisa y llana, ya que en ese año no tenía ningún cargo a nivel nacional. Recién en 1995 asumió como senadora nacional por Santa Cruz. Sin embargo, vale rescatar la valentía de la presidenta que en su mensaje al país por la recuperación de YPF, reconoció haberse equivocado al apoyar la privatización, como así también reconoció que fue su espacio político –que por esos años no conducía CFK- quien la privatizó.
    Los errores no fueron sólo de los políticos, ya que todo el pueblo argentino apoyó las privatizaciones pensando que eran la panacea económica. En buena hora que tanto el pueblo argentino, como nuestro gobierno, hayamos aprendido de la experiencia y podamos revertir con coraje y decisión los pasos equivocados. No seamos ingenuos! Estos dos argumentos, al igual que el famoso ¿por qué no lo hicieron antes?, pretenden confundir la opinión pública con el único objeto de invalidar éticamente al gobierno y así impedir la profundización del proyecto nacional, popular y democrático que esta en marcha.
    Saludo la reparación histórica que lleva adelante la presidenta, y reivindico su militancia y la de Néstor que, al igual que el pueblo argentino, fueron atravesados por los vaivenes de la historia.

    1. Felicitaciones. Pero voy a agregar lo que se omite decir respecto de la actitud “entreguista” de NK en 1992: Su condición de Gobernador de Santa Cruz por entonces, y que el petróleo nacional pasaba a ser provincial. Esto se materializó 2 años más tarde con la constitución de 1994, impulsada por “El Padre de la Democracia” a través del
      pacto de Olivos.

      O sea, como Gobernador del Emirato Petrolero de Santa Cruz, debería de haber rechazado la propiedad del petróleo que la nación cedía a las provincias. Sólo un loco lo haría.

      Pero finalmente, también la gente se divorcia. Y no creo que nadie esté en condiciones de recriminarle “Eh, boludo,hace 20años te querías casar, y ahora te querés divorciar? ¿quién te entiende a vos?”, como si en el medio no hubieran ocurrido cosas que te llevaron de A hasta B, como si la experiencia recogida en el interín no tuviera peso.

      Y lo dice alguien que el saqueo de los ’90 lo denunció en los ’90, no un converso. Por mí, si alguien corrige su error, es algo a merituar, no a recriminar.

      1. Creo que tu observacion es redundante, ya que dice lo mismo que yo de otra manera. Pero igual vale que hagas mas explicito q yo la critica -aunq cre haberla hecho bastante clara igual-. y si, muchos resistieron los 90, y creo que asi como se le debe a los organismos de derechos humanos el principal y mayor reconocimiento por lo que consiguieron, lo mismo vale para quienes resistieron la ola neoliberal. Pero no dudo que esas luchas parieron al gobierno de “los kirchner” Gracias por comentar lo q escribi. saludos

      2. Eduardo Real quería felicitarlo por la denuncia del duopolio Sancor-Mastellone que viene haciendo lo que quiere con los precios de los lácteos hace décadas.

        Pensar que Nestor se jugó en una complejísima operación de salvamento de Sancor junto con el gobierno de Chávez, debería haberla estatizado, o entregado a los trabajadores.

  15. La verdad saludo tu optimismo respecto al supuesto comienzo de cambio de mentalidad de la dirigencia política, yo, lamentablemente, desconfío no sólo de los de “afuera” sino también de los de “adentro”. En la UCR pareciera que hubo algún movimiento ya que tuvieron que discutir bastante su postura final en el senado, sería bueno saber cuanto fue debido a la dirección que citás en tu post o por alguna otra situación interna alejada por supuesto de la trascendencia del tema YPF.
    En cuanto a los de adentro y bueno, tras las primarias, hay muchos reconvertidos al kirchnerismo y otros que lo son porque no les queda otra y estos ante el primer atisbo de cimbronazo se sabe para que lado huyen y no descartar los “Alberto Fernández” por venir.
    Un logro a resaltar es que por lo menos se pudo atomizar a los tira bombas de siempre que van a seguir dando vueltas porque los sostiene la extrema derecha que supimos conseguir.
    A veces creo que esperamos y pedimos demasiado de una sola persona y olvidamos que, como tal, le resulta imposible estar lúcida, por decirlo de alguna manera, al 100% durante todo el día de los 365 del año, pero creo que tiene un buen equipo por detrás y me refiero especifícamente a los nombres que menos suenan.
    De todas formas, no nos queda otra más que esperar y ver como se desarrolla todo el asunto, por el momento son todas conjeturas y buena y mala onda.
    Más allá de los piedrazos mediáticos de adentro y de afuera a los cuales no le deberían prestar demasiada atención porque entiendo que este gobierno está acostumbrado a que le den duro y parejo y en el balance salió airoso, se viene una disputa interesante de seguir, el senador de Santa Fe y ahora Scioli ya están pidieno “participar” más o menos como las provincias petroleras. El argumento de uno es por el tema de reparto por la soja y bueno, no vaya a ser cosa que se intente resucitar la guerra gaucha, están un poco desbandados los paisanos pero siguen estando y el gobierno es de los socialistas con alguna intención de ser la “opción” dentro de 3 años. El argumento del otro es porque en la provincia de Buenos Aires se refinan la mayor cantidad del petroleo, Scioli ya empezó, por abajo, hace un tiempo su trabajo para ser el candidato del 2015, según Verbitsky hasta Magneto lo banca. Podría decirse que desde el vamos no arrancamos bien, ya hay dos que están pidiendo una guita que en principio no hay ni habrá por un largo trecho. Aunque en el caso de Scioli su intención, para mi, es mostrarse como uno los artífices del gran éxito de la nacionalización de YPF… ya se la jugó, convengamos que es audaz.
    En principio tendríamos que ver cuáles son los primeros pasos, que van a ser dados por el oficialismo y que va a tener la voz cantante por lo menos en estos primeros meses. Lo único que tenemos a mano como para sospechar su desempeño futuro en YPF es ver lo que hizo en su rol de gerenciador de empresas o sea cual fue el desempeño de este gobierno con empresas que tomó y que estaban en manos privadas y me refiero a ex AFJP, Aerolineas, Aguas y Correo y no se si alguna otra. No conozco en detalle la situación de cada una de ellas, seguro que los aquí partipantes podrán dar buenos datos al respecto y si les interesa el hilo, pero tengo entendido que muy bien ex AFJP, más o menos bien con Aerolineas teniendo en cuenta de donde se viene y Aguas – Correo sin mayores problemas. O sea analizar lo actuado para poder, aunque sea groseramente, proyectar lo futuro.
    Para finalizar, como bien decís queda mucho, diría, demasiado por hacer y lo más difícil es lograr que de una vez por todas se afianzen políticas de estado que trasciendan los gobiernos de turno pero a la vez hay que ser optimistas, después de todo ¿quién hubiese pensado hace 9 años atrás que estaríamos discutiendo estos temas?

    1. Me agarro de tu pregunta final para responder: nadie esperaba tanto cambio. ¿Por que entonces suponer que el ritmo va a modificarse, si en realidad hasta mas bien parece estar profundizandose?

      Si se profundiza el modelo, significa que se siguen proponiendo politicas de cambio estructural, que son las que impactan como bombas en el sistema politico, dividiendo aguas. Asi, a medida que van avanzando los gobiernos K y desde la 125, va quedando cada vez mas gente de este lado.

      Entonces, porque parto del supuesto que el modelo se profundizara, creo que tendremos cada vez mas oportunidad de incoporar gente del palo, que no traicione cuando las aguas se ponen bravas, que la logica preocupacion que vos presentas y que trantos problemas ha traido.

      Esta fue exactamente la jugada de CFK en 2011, al incorporar a tanto joven que estan por ideas y no por, como decia arriba Eduardo, por proyectos personales.

      Y aprovecho para responder entonces a un punto de Eduardo: el “diluvio” (el quilombo continuo con las multis y todo su aparato de presion) es inevitable, xq esta en el gen del kirchnerismo ir por mas-y, quien te dice, quizas ya tambien en el del sistema politico argentino en general, gracias al aprendizaje colectivo acumulado. Slds.

      1. Estoy de acuerdo que algo se está moviendo en la oposicion y se se quiere dentro de parte del peronismo, mi duda es cuan profunda o los motivos reales de dicho movimiento, y me repregunto esto cada vez que escucho a personajes como Gerardo Morales, Stolbizer, Scioli (éste último por lo que hace más por lo que dice y te digo la verdad para mi es precupante que éste sea del “palo”) entre otros y la verdad que me entusiasma el surgimiento de esos cuadros jóvenes necesarios para una oxigenación de los partidos, es más, nemos mal que están.
        Aquellos que entran sólo por proyectos personales y…. es algo con lo cual hay que convivir, sólo queda crear los anticuerpos necesarios para desplazarlos en caso de su aparición, en cuanto a la “volatilidad de la gente” frente a los problemas.. forma parte de las reglas del juego, no habría que preocuparse demasiado, en la medida que se profundize y baje al mortal común se van a ver hechos similares al de Octubre pasado. En cuanto a los palos o “diluvio” hay anticuerpos probados, como te cito en mi comentrios anterior.
        Y si, para mi Cristina es un cuadro político excepcional, está lejos de cualquiera por más que se le escape, de vez en cuando, algún exabrupto o no vaya a la velocidad que uno quisiera, hubiese pagado por ver un debate entre ella y cualquiera del otro lado, ya sea político, economista, filósofo, epistemólogo, el que venga. Creo que tenía diseñado el afianzamento del “modelo” antes de las elecciones y lo está ejecutando, basta ver el cuadro de funcionarios nuevos que nombró como una prueba, lo que pasa es que reemplazarla no va a ser facil pero hay que hacerlo.
        Y para terminar, mirá confieso que era muy escéptico y hasta me reía socarronamente cuando escuchaba sobre el cambio cultural que produjo el kirchnerismo, pero despues de leer algunas cosas de Kliksberg, o escuchar a tipos como Aleman o Laclau, que inclusive agredecen por ser contemporaneos del momento que se está viviendo en la Argentina y… la puta mirá a quienes hay que refutar, estoy esperando al intelectual opositor que lo haga….
        Saludos

      2. Disculpame que retome este comentario pero me imagino que, al igual que yo, después de lo visto el viernes en Vélez tenemos motivos como para ser optimistas frente a aquellos “que no traicionen cuando las aguas se ponen bravas”. A su vez me entusiasma ver que el kirchnerismo no depende tanto de un sector como ser el peronismo o el sindicalismo en su todo
        Saludos

  16. Que la única oposición esté en los medios, es sano desde el punto de vista del sistema republicano, ya que no hay oposición política.

    Por eso el ataque sistemático a la prensa, llámese hegemónica, independiente, o como sea.

    El “vamos por más” del título de este post, encierra un serio peligro autoritario, por ejemplo en ir a fondo contra las únicas voces que molestan por ser diferentes del relato oficial, y que es la prensa independiente. Me refiero puntualmente a inteligentes y valientes periodistas y comentaristas, pertenezcan o no al grupo Clarín. Ir contra el poder es siempre riesgoso.

    Esperemos que la sensatez del pueblo impida la hegemonía autoritaria.

    1. Es muy raro ver a los periodistas independientes escribiendo como lobbystas del Imperio Británico, de España y de la empresa Repsol, entre otras respetables o sublimes entidades.
      Yo no veo que adherirse a esos poderes y gozar de su cobertura sea muestra de ‘valentía’, precisamente.
      Hasta podría sospechar que pagan más y mejor que lo que podría ofrecer el gobierno.
      Como siempre, se fustiga sólo al ‘poder’ elegido en las urnas y se escamotea el carácter poderoso (económica y políticamente) de esas entidades.
      La única forma de analizar esto con alguna honestidad sería reconocer a TODOS los poderes en danza, más allá de cuál sea el ‘poder’ que se supone que tiene razón.
      Y dicho sea de paso, desde hace 9 años la ‘prensa independiente’ publica cada día CENTENARES O MILES de insultos groseros y propuestas de derrocamiento por la fuerza contra la presidenta (así como fue contra el presidente anterior), y más insultos contra todos los funcionarios y adherentes, e incluso los votantes.
      En este escenario, victimizarse diciendo ‘nos atacan’ PORQUE SE LES CONTESTA, es grotesco e indecente.
      Y una muestra más de lo poderosos que se sienten, o sienten que merecerían ser.

      1. Por supuesto que debe hacerse siempre una lectura crítica de todo tipo de periodismo: independiente, opositor, u oficialista.

        El poder al que me refiero, fruto de las urnas, debe ser controlado. Si no hay oposición, bienvenido el periodismo.

        Con referencia al poder económico, el estado controla, maneja y administra con escasísimo control el 33% del PBI, cuando el más poderoso multimedio no debe llegar al 1%

        Cierto es que hay poderes económicos transnacionales muy importantes. Entonces tal vez lo mejor sea comportarse seriamente y no ser un paria internacional. Aunque reconozco que a veces nuestra prepotencia y escaso apego a la legalidad no parece haber producido demasiado daño al Partido Unico gobernante. Sí al contribuyente, que sostiene con su esfuerzo a todos los desaguisados económicos.

        El problema es que seguiremos siendo una república que pudo llegar muy alto y optó por la mediocridad teñida con soberbia. Tal vez eso nos gusta, qué se yo…

      2. Por las dudas te aclaro que siempre quise una YPF estatal, y lamenté muchísimo su privatización.

        Aún cuando el partido gobernante (con las mismas personas incluso), hizo exactamente lo contrario.

      3. Yo tambien lamenté muchísimo su privatización, que me convirtió en un desocupado.

        Pero parece que es lo que quería nuestra sociedad en los ’90, fruto también de la prédica mediática. Vox populi, vox dei.

      4. “El poder al que me refiero, fruto de las urnas, debe ser controlado. Si no hay oposición, bienvenido el periodismo.”

        Cuánto quelonio prófugo en tan pocas palabras…

        1. Para vos, el poder que debe ser controlado es el “surgido de las urnas”, y

        2. Si no hay oposición, bienvenido el periodismo. Te faltó agregar “ya que no podemos contar más con el partido militar.”

        Todo vale.

      5. Hola, Eduardo:

        El poder siempre proviene (o debería) de las urnas. No dije nada más que una obviedad.

        Cuanto mayor es el poder estatal, más necesario es su control, ya que hay una tendencia natural a la suma del poder público, especialmente en países de legalidad laxa como el nuestro.

        Lo que me faltó decir, preguntámelo.

      6. Mirà el ejecutivo y el legislativo son completamente legales, fueron elegidos en democracia, respecto a la justicia tengo mi serias dudas y si no me remito a las famosas “cautelares”, por citar una, cautelares que si llego a pedirlas yo no sòlo se me cagan de risa sino que, encima, voy en cana por desacatado, fijate la Corte Suprema con el bendito artìculo de la desinversiòn… mirà como se hacen os distraidos…..la verdad no veo un “compamiento” del ejecutivo en este poder ni por asomo, todo lo contrario.

        Ahora si el ejecutivo y el legistavo actual te no gusta, es otra cosa y deberìamos buscar otro sistema entonces, que no sea la democracia obviamente.

        Lo de los escupitajos, mirà no me acuerdo, pero no entiendo a que viene, disculpame, pero si te referìs a que esos 10, 20, 100, 1000, 10000, la cifra que vos quieras de padres que lo hicieron por la propaganda del gobierno o por el choripan y la coca, traeme la fuente

        Te equivocàs, los talibanes estàn actuando desde hace unos años y los estàn diezmando de poco, a los otros y por donde màs le duele: contrargumentando la cantidad de falacias monumentales de los supuestos independientes. Ya que estamos te comento que a mi la situaciòn que tienen todos los periodistas, de un lado y del otro fundamentalmente, me divierte. Y no te digo nada de aquellos que yo llamo “equilibristas” que por no querer ser de un bando andan camninando en la cuerda floja y cuando resbalan caen siempre del mismo ado

        Respecto a la guita en pautas, mirà los periodistas que màs difuciòn tienen no son precisamente oficialistas, sacando canal 9 y el 7, en todos los demàs incuido cable te encontràs mìnimo de 3 no oficialistas por 1 oficialista, si a este ùtimo lo encontràs

        Si por supuesto que todavìa hacen muchas cosas que no deberìan pero no es facil sacarles el poder, pero por lo menos se està avanzando algo, no hace mucho el cambio de la carta orgànica del central, por eso “hay que ir por màs”.. uyyy perdòn …cierto que incito a la violencia.

        Ahhhh… si me vas a decir que la reforma de la carta es para financiar a la caja K.. game over por hoy

      7. Silenoz:
        Legales sí. Independientes no.

        Lo de los escupitajos no eran choripaneros. Eran progres.

        Hay falacias monumentales de ambos lados.

        “Difusión” se escribe con “s”.

        La carta orgánica del Central se modificó para liberar el enseñoreaje de reservas en el Banco de Basilea. ¿O te creés que se necesitaba para decirle a Marcó del Pont: “Mandame mañana al Tesoro 10 mil millones de los verdes”?

        La caja la tienen igual. Sea del Anses, sea del Central, o ahora de la venta de nafta de YPF.

        ¡Good night! (Saludo de la British Petroleum que tiene renovados sus concesiones por NK por un par de décadas). ¡El que no salta es un inglés!

    2. Me parece que el post no tiene relación alguna con la prensa independiente pero bueno….
      “Que la única oposición esté en los medios, es sano desde el punto de vista del sistema republicano, ya que no hay oposición política.” Yo creo que es precisamente al revès, no estamos mejor polìticamente hablando, precisamente por tener una oposiciòn muy floja en general y que se la pasò aportando premoniciones apocalìpticas, denunciando en los medios en lugar de la justicia entre otras cosas.

      “El “vamos por más” del título de este post, en…..” Es tu parecer y a mi no me parece, de hecho si se lee el post no incita a la violencia y menos con los periodistas. Respecto al poder y quien lo tiene es un tema, como mínimo, opinable, de hecho yo creo que el estado está recuperando un poder que no debería haber perdido, sí por supuesto que ir contra el poder es peligroso, este gobierno lo sabe y los que padecimos las políticas neoliberales también.

      Además no creo que la función del periodismo sea controlar al gobierno, me parece que hay instituciones creadas para ello, entiendo que hay periodistas que están dolidos porque perdieron esa función que se auto atribuyeron y que nunca deberían haber tenido. Según tu particular punto de vista en cuanto a control del estado, entonces habría que darle más recursos a los medios, ajá… ¿con control o sin control estatal? Ahhh no … cierto que las empresas privadas son todas eficientes, contemplativas para con sus clientes y cumplidores con sus impuestos…

      Sabés lo que pasa, que ya fuimos muy permisivos con el poder transnacional, fuimos los alumnos ejemplares, le dejamos hacer todo lo que querìan y mirá como terminamos la gran mayoría en el 2001. Ahora si a vos en esa época te iba mejor que ahora, puedo comprender tu problema en calidad de contribuyente actual.

      Prepotencia y no apego a la legalidad….. si te referís a los de YPF, Repsol anda flojo de papeles en su argumentación al respecto. Si se trata de otra cosa, decí cuál.

      Si estoy de acuerdo que pudimos llegar muy alto, pero con las políticas aplicadas, sobre todo, desde mediados de los ’70 hasta el 2002 seguro que no, al menos para la mayoría de la población

      1. Silenoz:

        Cuando el poder abarca y ocupa los tres poderes republicanos, la vía judicial, que es imprescindible, resulta insuficiente.

        La violencia contra los periodistas es incitada desde hace tiempo. ¿Recordás las fotos de niños echando escupitajos sobre los afiches de periodistas levantiscos, con el beneplácito de sus oficialistas padres?

        Afortunadamente no apareció (aún) ningún talibán dispuesto a darles su merecido con mayor contundencia.

        No hace falta darles recursos a los periodistas de la oposición. Basta con los recursos estatales dirigidos a medios amigos y/o creados ad-hoc.

        No solo fuimos muy permisivos con el poder transnacional, lo somos ahora. Alcanza con leer los diarios de hace unos meses respecto de las petroleras. O los diarios de hoy con las petroleras que no se llaman Repsol. O con los bancos, que siguen regidos por la ley financiera de Martínez de Hoz y Videla.

        Finalmente, nuestra decadencia no comenzó en el ´70. La supimos conseguir desde mucho antes.

    3. David:
      Hablás de la libertad de expresión que descubrieron el día que ya no eran mayoría? Tener que comerse una o dos paradas de carro de vez en cuando tendría que ser una experiencia valorada por la masa proto-fascista, los repentinos republicanos, la transversalidad conservadora y racista, y aquella clase social que necesita que le limpien el colon, la derecha cobarde. Pero, una pena, no le están sacando el jugo: optaron por el pataleo y el berrinche ( já, el léxico que les consiguió esa costosa educación bilingue y bendita no resultó tan distinto de lo que oíamos a diario en nuestros eficientes baños estatales de la secundaria!), de matones del campo con gamuza se transformaron en mártires de internet acosados por agentes k, que los fastidian y torturan con reclamos y reivindicaciones falsas (y pagas, por supuesto, inevitable añadido que les hace brillar los ojitos de alegría y alivio, porque “al final de cuentas ustedes no son mucho mejor que nosotros, no? ” ) sobre presuntos derechos y movimientos políticos ya supuestamente “aniquilados”… Prefieren mentirse e hipnotizarse unos a otros, una gang bang masturbatorio con mantra de ocasión, alguna frase corta precocida en el mismo horno hediondo que sienten familiar, ya que es la misma matriz que los parió así, tan pobres de imaginación.
      Esto, según vos, formaría parte (a escala micro, ya sé) de ese “peligro autoritario”? Capaz no estoy entendiendo. ¿Estás preocupado, estás defendiendo a esa gente linda que jamás se liga con las necesidades ajenas, en general más acuciantes y urgentes, pero que si lo hacen es para enrostrarle a “ese gobierno populista y demagogo” la responsabilidad por lo que no hace, lo que no hizo, y tambien por lo que hizo y que no debe volver a hacer más? En este mismo blog es fácil notar tanta gente que cree que oponiéndose sistemáticamente nos hacen un bien, nos enseñan, nos señalan todo eso que está mal en nosotros los ingenuos pero que ellos, y ya solo por eso en un salto cualitativo evidente, harían mejor .
      En fin, el nuevo mensaje que les han dejado bajo la almohada es: el kirchnerismo no solo es culpable por su eventual éxito, sino que también es responsable por su oposición nula. Este razonamiento, arrancado a los tirones de un retorcido sentido de justicia, está lleno de agujeros. El primero y principal, y para mí definitivo y terminante, es el hecho de que es falsa su nulidad, su pregonada inexistencia. Para ser rigurosos, hay demasiados a la vista de aquellos que aceptarían gustosos tener un rato el timón, y de paso hacer aquí y allá alguna corrección urgente a este “zafarrancho”. Todos ellos (necesitamos nombrarlos?) tienen un plan listo, infalible, y están en forma para actuar. Necesitan un traspié, un cambio abrupto, ese twist of faith que los coloque en ese sillón que les quita el sueño. Solo que tienen un problemita: no pueden hablar. No pueden decir lo que están pensando, lo que han estado planeando. No pueden ni mencionar en qué han sido instruidos y encomendados . Es que la gilada, están seguros, no entendería. No ahora. Entonces, así, casi sin quererlo, son los parias más inesperados del “relato”. 00 Un pelotón de callados conspiradores esperando la hora. La derecha cobarde, en fin, que algunos descolgados defienden o zamarrean con una mezcla de cariño y desesperación. Sí, ir contra el poder es siempre riesgoso, pero estar a favor es mucho peor.

  17. Fabián:
    Tal vez ando flojo en comprensión de textos, o tal vez sea la hora.
    Lo cierto es que no te entendí un pomo.
    Buenas noches.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *