Versus

Casi una semana tardaron en recomponerse del resultado que arrojaron las urnas en las primarias del 14 de agosto. Y como viene pasando estos últimos años, el intento de ordenar discursivamente la tropa vino primero por el lado de los “periodistas de opinión” y los analistas y luego, recién luego, en algunas voces puramente partidarias.
¿El nuevo caballito de batalla es? En octubre hay que impedir que el oficialismo repita un caudal de votos que le dé mayoría en ambas cámaras, por eso hay que impulsar un “voto equilibrio”. Que viene a ser así: no importa a quién vota a presidente (o presidenta) en octubre, pero corte boleta con nuestros legisladores.
La vacuna con este argumento fue, primero, tibiamente inoculada desde las páginas de La Nación. Luego fue funcional para que algunos la aprovechen para dirimir sus internas partidarias, y por eso Ernesto Sanz, del radicalismo, fue el primer dirigente de una fuerza en salir a militarla: tira debajo de un camión la candidatura presidencial de Alfonsín y, al mismo tiempo,  resulta la mejor canción para la interna y para quienes son candidatos de la UCR, que ya se habían comprado el traje y la corbata y de golpe empezaron a pensar que con 12% no entraban. Con matices, fueron por el mismo camino Duhalde y hasta la propia Carrió.
Cinco cosas, y nada más que cinco cosas, acerca de este relato del voto “equilibrio”.
1-    Políticos vs. Periodistas: La mayoría de la oposición política vuelve  a chocar con la misma piedra una y otra vez. Su default posicional, su vacío estratégico, es otra vez llenado por los Morales Solá, los Majul, los Lanata. Lo que en sí no tendría nada de malo, pero evidencia este abandono del liderazgo por parte de quienes, en democracia, se supone expresan la conducción política de las sociedades: los representantes políticos. Quizás otra posibilidad, también válida, y también saludable, sería que los actualmente “periodistas” se hicieran cargo y se pusieran al frente de sus ejércitos y directamente, fueran ellos los candidatos (por lo menos no podrían lavarse las manos luego, como hicieron el lunes después de las recientes elecciones). De cualquier modo, nunca está de más recordar que la exclusiva responsabilidad de que esto suceda es de la dirigencia opositora: en política, los vacíos, siempre, alguien, los llena.
2-    Hegemonía vs. Equilibrio. Hasta hace un par de semanas, no más, desde esas mismas columnas se hablaba del “amañado, particular y extravagante” sistema de balotaje argentino, que contempla “extrañas mayorías del 45%” o “las aún más particulares del 40% con una diferencia de 10 puntos sobre quien salga segundo”. Se hablaba, insisto, que estos valores para una segunda vuelta “son únicos”, ya que en cualquier “lugar serio del mundo”, un balotaje implica superar el 50% más uno de los votos. Cuando se decía esto –argumento sensato pero intrascendente: acá se eligió, producto de un pacto político, establecer ese sistema. Y otro pacto político puede modificarlo. Listo. Chau- nadie esperaba que CFK alcanzara las cifras que alcanzó. Por eso ahora es hasta risible escuchar a las mismas personas alertar sobre el peligro hegemónico de que Cristina Kirchner alcance esa cifra del 50% en octubre.
3-    Equilibrio vs. Desequilibrio institucional: hay un aspecto si se quiere más profundo acerca de esta nueva andanada que hace eje sobre un supuesto institucionalismo republicano como último “dique de defensa” ante un “desequilibrio” de poderes. El primero es que niega un aspecto central de cualquier democracia liberal: el voto popular es soberano y es con esa soberanía que deben construirse mayorías para gobernar. Algunas veces esa mayoría debe construirse con alianzas (en el Congreso, por ejemplo), pero a veces no resulta necesario. Es cuando la sociedad dispone, otra vez, con su voto, otorgarle la mayoría a determinado partido o fuerza política. Yendo a la experiencia fáctica reciente, el congreso nacional tuvo estos últimos años (y aún tiene) “mayoría opositora” y sin embargo funcionó menos que nunca. Ni contrabalance, ni contrapoder ni ocho cuartos: se repartieron los cargos de las comisiones y se pusieron a echar nafta a la hoguera de las vanidades.
4-    Argentina: vida cotidiana vs. Alienación. Puede esta apelación “institucionalista” interpelar a grandes mayorías de la población? ¿O es, precisamente, un camino sólo transitable para minorías que tienen resueltas ya otras prioridades? Veamos: se trata de una elección presidencial, donde se juega, principalmente, el gobierno ejecutivo de un país. Lo ejecutivo, en el campo no ideal, sino bien concreto, de la ciudadanía tiene un nombre: cercanía con mis deseos y necesidades. El votante tiene la inteligencia de hacerse una sola pregunta: ¿quién me ofrece mejores perspectivas de futuro a mis necesidades actuales? Y las grandes mayorías argentinas tienen necesidades, deseos y ambiciones muy concretos: trabajo, vivienda, educación, cloacas, seguridad, calidad de vida. Digamos que en las mesas de las familias, salvo en el reducido grupo de aquellas con todas las necesidades básicas más que resueltas, nunca se sirve de postre “institucionalismo y república” como si fuera “fresco y batata” ¿Quiénes son, en verdad, los alienados?
5-    Oficialismo vs. Oposición: Ante una oposición tan falta de rumbos, el actual oficialismo corre el riesgo, efectivamente, de bajar sus estándares de calidad. Nunca es fácil competir contra uno mismo. Y ese es el desafío, en este momento, del kirchnerismo: superarse a sí mismo. Por el lado de la oposición –las oposiciones- resta desear que abandonen su modorra, su confusión de deseos con lectura de la actualidad y vuelvan de las vacaciones que se tomaron mientras dejaban al mando a unos improvisados comentadores. Igual de improvisados que quien esto escribe. Nunca está de más recordar que la Patria necesita de todos.

Mendieta : De chiquito, Mendieta no quería ser bombero ni policía. Soñaba con ser basurero. Ir colgado, como un superhéroe, del camión. Despúes se las ingenió para ser y hacer muchas cosas, todas más interesantes que lo que terminó siendo: un Licenciado en Comunicación, algunas veces como periodista, otras como funcionario público. Sus únicas certezas son su sufrimiento racinguista, la pasión por el mar y cierta terquedad militante. Todo el resto puede cambiar mañana. O pasado.

47 Comentarios a “Versus”

  1. Muy bueno especialmente el item. 1, Politicos vs. Periodistas.

    [responder]

  2. Hegemonía vs. Equilibrio, un hallazgo terrible, Mendieta.
    Ahora nosotros somos los que le damos órdenes a la Oposición (ya están para cualqueir cosa, ¿no?).
    Yo me animo: link to indiepolitik.blogspot.com

    Abrazo.

    [responder]

  3. Se me escapò el envìo.
    Lo que quería destacar es que el grado de compromiso con toda la operaciòn de comunicaciòn destinada a erosionar al gobierno, distorsionar la difusión de su gestión y concentrarse alrededor de los costados más lamentables pero también más excepcionales – caso Schoklender p. ej. – fracasó ante un buen registro del olfato popular.
    En ese plano, varios de los analistas (Morales Sola, Grondona, Majul, Van der Kooy, Bonelli, Blanck, Kirschbaum, Kodvaloff) apostaron al ocaso del kircherismo y de independientes no tuvieron nada.
    Hasta podrìa decirse que obligan a revisar el nivel de influencia de la llamada prensa hegemónica en cuanto a que una cosa es el poder que tienen para instalar la noticia, componiendo la agenda y otra es el efecto que esa penetraciòn audiovisual o de peso en la prensa escrita, puede lograr.

    [responder]

  4. Muy bueno. Sobre todo el último punto: no puedo dejar de pensar que en su momento de mayor poder el kirchnerismo cometió su mayor error político (la 125, no por su contenido sino por las formas y el desmanejo político) mientras que después contra las cuerdas realmente profundizó el modelo. Sería una cagada volver al 2007 en ese sentido. Yo quiero el kircherismo de la ley de medios, de la reestatización de las AFJP y Aerolíneas, de la AUH.

    [responder]

  5. O sea: La prensa hegemónica no existe, o es la del Gobierno, vistos los resultados.

    O bien, la prensa no influye en las decisiones de los votantes, entonces carece de sentido la dicotomía “políticos versus periodistas” y toda las apelaciones propagandísticas, a veces sumamente agresivas en contra de periodistas “maliciosos”.

    Salvo para entretenerse por TV, a aquellos que no les gusta Tinelli.

    [responder]

    No te creas. Del 50% restante, no menos del 40% son voces Mañetistas. Sumá El Hijo + Narcobañero + el Alberto + Paciente Psiquiátrica Ambulatoria + Argumpedo, y verás un delicioso coro de recitadores del libreto de Corneta.

    Éso sí, los guionistas no se hacen cargo del bajo rating obtenido por c/u.

    [responder]

    Perfecto: si la prensa “hegemónica” solo influye en los perdedores, el oxímoron demuestra mi argumento.
    Saludos.

    Owned!

    sí que influye… lo que ocurre es que se puso tan grosera la forma de operar, tan evidente y poco seria, que terminaron sumándole votos a cfk. pero eso también es influir, digo, dar tanto asco al intentar influir, mintiendo y tergiversando, al punto de que te dan ganas de votar a los maléficos k.

    [responder]

  6. Muy bien todo lo que decís, pero ante una oposición que (como decís) no tiene rumbos, qué sugerís que haga? Porque si el rumbo es hacer cloacas y el resto de tu lista, te diría que si tienen la plata, cualquiera las hace. Dado el sistema de afano en el gobierno argentino, que es estar prendido en la obra pública (salvo excepción famosa, no es posible hacer desaparecer fondos públicos), todos harían cloacas o caminos o viviendas si hay fondos, derecha, centro o lo que sea. Para ganar de vuelta hay que hacerlas. Y si hablamos de rumbo mas allá de hacer cloacas, a riesgo de equivocarme, me parece que cualquiera de los simpatizantes Kirchner en este blog votaría a Kunkel antes que a Binner, si esa fuese la opción. Por eso me intriga que se preocupen tanto por la oposición.

    [responder]

    Mendieta

    Está dicho: lo primero que sugiero que hagan es que retomen la iniciativa política y dejen de ir a la cola de los medios. Lo segundo es que intenten aceptar las prioridades de las mayorías de la población, antes que intentar convencerlos de que es más importante conceptos abstractos que realidades concretas que le transformen la vida. Y me preocupo por la sencilla razón que, de verdad, creo en la democracia.
    Saludos

    [responder]

    Compartimos la creencia en la democracia. Pero te diría que como la política no es caridad, me sorprende que te preocupe realmente la situación de la oposición, que no es tu tema ni tiene porqué serlo. Es tema de ellos encontrar su rumbo, si existe. Me parecería mucho mejor ( a mí) que tu tema fuese como hacer del FplV un partido mejor de lo que es (y mucho más democrático) en cuanto a accesibilidad al proceso de decisión, un sistema partidario de abajo hacia arriba en vez de de arriba hacia abajo, un sistema en que no es privilegio del lider elegir cuanto candidato haya, etc. Temas muy relevantes en vista de lo que pasa, y que nunca leo debatidos en Artepolítica. El problema de la oposición es mucho más mío que tuyo, pero el tuyo me interesa mucho más. Porque, a no ser que China (el equivalente moderno de Inglaterra en el siglo XIX) reviente, el presente sistema económico tiene décadas de vida, y Argentina tiene por delante un período de hegemonía oficialista indefinida, como lo tuvo de 1880 a 1916.. Preferiría que estuviese a cargo de un partido realmente democrático que de una corte de sátrapa.Saludos

    Mendieta

    1) Este blog se caracteriza, a los ojos de muchos oficialistas, por plantear, precisamente, miradas críticas sobre la propia marcha del gobierno y del propio FpV. Si no los leíste es porque, evidentemente, no los querés leer.
    2) Me preocupo por la noposición porque se me canta. Y efectivamente debiera ser preocupación primaria de los opositores. Sólo que no veo que se hagan cargo. Estoy esperando algún escrito, en un diario, en un blog, en un tuiter más no sea, dónde dejen de hacer seguidismo de los editorialistas.
    3) Esta corte de sátrapas, tal como vos decís, es un perfecto ejemplo de lo que critico a los opositores: se niegan a aceptar algo, aunque más no sea algo, de lo hecho hasta ahora. Así les va. Sigan así muchachos, que les está yendo joya.

  7. Excelente el post y sobretodo el ultimo parrafo.
    La oposición creyó que bastaba con lo de siempre para ganarle al kirchnerismo, que representó históricamente un cambio, que puede no gustarte en qué consistió el cambio, pero no podrás negar que lo es. Podrás decir que no es progresismo porque para vos, joven AntiK, no hay progreso, pero sabés que hay cambio y a vos tampoco te seduce ese estancamiento y promesas de recorte y pacatería.

    Entonces, joven Kirchnerista, tal vez tengamos que llenar (también) el vacío que dejó esa oposición, nacer como una crítica interna, sin mostrar por el momento fisuras graves que puedan alimentar las mortecinas brasas de la oposición, pero dándole al OTRO núcleo del kirchnerismo un interlocutor que esté a la altura, para generar y escindir a futuro en una diversisad de fuerzas con otros nombres, otros -ismos, que acepten como inamovibles las conquistas logradas desde el 2003, pero que vayan por más.

    [responder]

  8. Buenas… Muy bueno el programa!
    Respecto de lo “raro” del 45%, o del 40 y más de 10 puntos de diferencia, la realidad es que en España, según como se ditribuyan regionalmente tus votos podés tener una cómoda mayoría absoluta (quorum propio) en el 42%, o no tenerlo con el 45%. Felipe llegó a tener, con las elecciones del 82, con el 48% de los votos, casi 2/3 del Congreso. Y esto, con sistema DHont. En Inglaterra, que en tiempos de Thatcher tenían un sistema mayoritario, con el 38% por ahi te llevabas todo; o sea, cada circunscripción aportaba parlamentarios de la fuerza más votada, aunque se hubiera llevado sólo el 30%. Se habla muchísimo de lo que no se sabe, siempre desventajosamente hacia nosotros. Esto respecto del 2, renegau…
    Y respecto del 5, me parece que de momento no hay riesgo, Cristina tiene uns estándares de autoexigencia altos, y lee los diarios (y le siguen molestando), con lo que no creo que haya lugar para mucho bajar la guardia, y, además, yo -por lo menos yo…-percibo como una ola de optimismo que invita a la acción, a vamos por más en todos los niveles.

    abrazo

    [responder]

  9. Gracias por la aclaración. Si tenés tiempo, por favor mencioname algunos de los posts en AP que hablan de mejoras específicas del FplV en el sentido mencionado porque me los he perdido. Lamento que lo de corte de sátrapa te moleste tanto. Yo diría que un sistema en que todos los candidatos a diputados son nombrados o vetados por el presidente, y en el que el mayor plan de viviendas a cargo del estado se le adjudica a una amiga de la presidenta, que se lo pasa a alguien que le cae bien, y ese plan por cientos de millones de dólares no es controlado por nadie (para hablar solo de cosas que han pasado en los últimos tres meses), estamos más cerca de Khadafy que de Olof Palme en cuanto a metodología de gobierno. Pero por lo visto a vos te parece bien, asi que let’s agree to disagree.

    Sobre tu crítica a lo que los opositores no dicen con respecto a los méritos del gobierno, te recuerdo que la AUH fue un plan de Carrió, implementado por el gobierno. Origen que jamás he visto reconocido en ningún blog en AP, pero no los leo todos, por no decir ningún discurso oficial. Si está bien que el gobierno no mencione los méritos de la oposición cuando los tiene, no veo porque te molesta que la oposición haga lo mismo.Y si lo que esperás es que la oposición diga lo mismo que el gobierno en todos los aspectos, dejaría de ser oposición.

    [responder]

    Mendieta

    No Guillermo, no tengo tiempo. Buscalos. Ya que lo aseveraste, yo te contradigo. Si querés saber cuáles, tomate el laburo.
    Y, por cierto: el proyecto de Asignación Universal es de Elisa Carca. Y luego de Lo Vuolo. Y luego del Frenapo. Y luego de Carrió. Si me vas a intentar correr con archivos, buscá hasta el final.
    Te vuelvo a decir: yo no espero que la oposición diga lo que yo quiero escuchar. Quiero que diga algo que no sea antes dicho por Morales Solá. O por Majul. O por Lanata. Nobleza obliga: Carrió dice cosas antes que estos tipos. Cosas peores, claramente más fundadas: por ejemplo que a los Kirchner los quieren matar. Un olfato bárbaro el de Lilita.
    Lo de Khadafy es otro ejemplo más de lo perdidos que están. Te perdono. Es emoción violenta.

    [responder]

    Bueno pero Elisa Carca es parte de la oposición, forma parte de la CC. Así como el Matrimonio Igualitario fue un proyecto de alguien del socialismo si no me equivoco.

    Khadafy?? Khadafy?? Por dios.. Si te sentas a pensar tus palabras te vas a dar cuenta de lo desubicado que estas..

    [responder]

  10. Mendieta:
    Cada uno puede hacer las apreciaciones que quiera sobre la realidad, pero resulta difícil responder cuando se hacen sobre la base de presupuestos que omiten datos muy concretos que contradicen el sentido de la argumentación. Por ejemplo, lo de tu primer párrafo, se contradice con las expresiones de Carrió el día inmediatamente después de las elecciones, donde traza su estrategia para octubre, (independiente de que se pueda estar de acuerdo o no con dicha estrategia) pero que pone en evidencia de que no esperó las indicaciones de los editorialistas.
    Igualmente entiendo tu preocupación por la oposición porque esta no acierta o hace seguidismo. Todo seguidismo es nocivo, sea opositor u oficialista, del partido que sea.
    No obstante, me parece apropiado mantener el equilibrio de nuestros juicios, porque nomás estamos hablando de una coyuntura electoral, no es el desencadenante de ninguna tragedia para unos ni el ingreso al Arco del Triunfo para otros. Hasta ayer nomás se repetía y se compartía de que gracias a la «bonanza económica» eran confirmados los oficialismos por el voto popular (con la excepción que confirma la regla, de las elecciones de Catamarca), y este es más o menos el panorama, se obtenga en octubre más o menos los mismos guarismos que el domingo 14 de agosto.
    Saludos

    [responder]

    Mendieta

    Comparto.

    [responder]

  11. Disculpame, pero si decís “Artepolítica es un blog que hace crítica al gobierno’, te pido la evidencia, y me decís ‘Buscala’, tengo todo el derecho a suponer que no te acordás de un solo post crítico, escrito por alguien que tenga la linea del blog. A Mempo Giardinelli por aca se lo ve poco. Y por mas que te pares en los tacos mas altos que encuentres, no cambia los errores de sátrapa del gobierno, que los hace. Lo que no quita sus méritos cuando los tiene. Pero mal podés ser crítico o contribuir a mejoras si cuando se te mencionan errores se te suelta la melena. Saludos.

    [responder]

    Mendieta

    A Mempo se lo ve poco porque este no es el blog de Mempo. Por cierto: me encantaría que alguna vez escriba acá. Te recuerdo algo: en nuestro país, el único delito en el que uno se ve obligado a mostrar su inocencia es el enriquecimiento ilícito. ASi que no me voy defender haciendo tu laburo. Si te parece que no hay aquí elementos críticos es tu problema y tu preocupación. Cuando me pagues un sueldo laburo para vos y me das ordenes. Mientras tanto, alpiste.

    [responder]

    Si lo que mencionás como “elementos críticos” son posts ocasionales por gente que ni es del elenco estable ni kirchneristas, La Nación tambien publica cada tanto algo escrito por un kirchnerista. Lo que no la hace imparcial, objetiva, ni auto-analítica. Y si, como decís, te interesa la democracia, el auto-análisis honesto es esencial para mejorar la calidad de la política democrática. Porque nadie, individuo o partido, cambia por crítica externa. Sólo si ves y aceptás que tenés un problema vas a poder resolverlo. Individuo, o partido. Por eso, el mérito sería que alguno de los fervorosos kirchneristas que escriben en Artepolítica (o Morales Solá en La Nación)) escribieran con buena fe sobre que les parece habría que corregir en su propio lado. Es lo que le pedís en tus comentarios ahora, de la oposición y sus periodistas. Morales Solá no lo hace,pero vos y tus colegas tampoco

    Lo que vos hacés, en cuanto a análisis de situación, tiene los mismos méritos o defectos que los de Morales Solá. Que se justifica en el caso de él, porque trabaja para un medio con tendencia muy definida, que le paga. A vos no te pagan. Si vos o tus co-bloggers kirchneristas nunca ven una falla a corregir en el gobierno, o son fanáticos o el gobierno es perfecto. Y si el gobierno es perfecto, para qué querés democracia. Lo único que hace falta es agradecer al cielo (o a la Sra de Fernandez, si Dios no es tu tema).

    Damián, lo de troll ponelo en el mismo lugar en que guardás tu respeto indudable a la opinión distinta a la tuya.

    Guillermo, sos más pesado que un piano.

    Revisá los posts del año 2009. “Hay que dejar de leer a Laclau” se decía acá.

    Revisá los recientes sobre la derrota en Capital a manos de Macri.

    Y cortala con esa psicología barata. Este blog hace críticas al gobierno. Lo que sí, no hace las que “vos” querés. Hace otras. Y nunca se pretendió ser neutral ni objetivo. ¿Qué estás pidiendo? Para ser neutral hay que cobrar un sueldo.

    Guillermo, no tenés otra cosa que hacer? No es la 1º vez que te veo molestando, “trolleando”. Porque lo que vos planteás no es una discusión seria, es un trolleo.

    Muchach@s, por favor, no alimenten más a este tirapiedras.

    [responder]

  12. lo que me encantaría saber es como llegó Bertani acá…
    saúdos!

    [responder]

  13. Mendieta, creo que la clave en el “triunfo” de Cristina la dio Jorge Giacobbe (creo que se escribe así) cuando dijo que “la sociedad no le puso fin al período kirchnerista” a lso periodístas que buscaban la explicación en los errores de la oposición.Lo dijo en el programa de Grondona. Coincido con el hombre. Hizo buena elección por los aciertos del gobierno, a ojos de la gente, en primer lugar y en segundo por los errores de la oposición. Ahora el gobierno creo que tendrá que mirar sus errores y tratar de corregirlos si gana en octubre. La oposición igual. Fijate que la segunda fuerza, el peronismo federal, habló muy poco de institucionalismo y república. Habló de cosas concretas,como las que vos citas. Inflación, federalismo (si bien hay mucho de la constitución ahí), falta de energía, pobreza, inseguridad, etc… tan errados no estamos, si sumamos los votos del Cabezón y del Alberto. Lo peor que puede hacer el gobierno si gana es cerrarse sobre si mismo y seguir adelante con eso de profundizar el modelo. EL modelo está para ser corregido o cambiado. Fijate las cifras de desempleo, pobreza e inflación.

    [responder]

  14. Quiero comentar algo sobre el tema “Medios”. Atención, que en la Capital, que es donde mayor penetración tienen Clarín y La Nación, el kirchnerismo ganó….con la misma cantidad de votos con los que perdió de manera abrumadora Filmus. O sea, en Capital sí se nota que realmente a la oposición le faltó articular un proyecto convincente, porque votantes opositores al kirchnerismo, hay, y a montones. Que los medios no te “programen” qué pensar y votar no quiere decir que no tengan influencia. Poca, mediana, mucha, según el tema, según las edades de los votantes, etc, etc, pero nadie niega que las empresas mediáticas influyen en la percepción de nuestro ambiente. Si no fuera así, no se destinarían, en todo el mundo, millones y millones de dólares para controlar medios de todo tipo, de parte de partidos políticos, empresas, o lo que fuera. Los opositores que dicen “¿vieron que los medios no influyen” están reconociendo que las empresas mediáticas tradicionales tomaron, toman y tomarán partido ideológicamente. Las empresas mediáticas (todas, sea el Grupo Clarín o el Grupo Szpolski), instalan temas, y muchos de los temas de las conversaciones cotidianas de los argentinos son puestos en circulación por los medios, con determinado enfoque, con ciertas fuentes y no con otras, caracterizando positiva o negativamente a distintos actores políticos, etc, etc. Que la influencia de los medios no sea científicamente medible (en el sentido de la precisión) ni significa que esta no exista. Por ejemplo: Binner (a quien votaría si no se presentara CFK, a quien voté en las primarias), está asociado a la imagen de “honesto”. Bien, en los medios santafecinos han salido muchas denuncias (se verá si son sólidas o no) sobre presuntas corruptelas de los socialistas en esa provincia. Hasta el momento, las empresas mediáticas opositoras ni “mu” han dicho. Eso refuerza la imagen actual de Binner. ¿Significa que lo pueden hacer ganar? No, pero sí que lo pueden proteger, y, en cierto modo, “blindar” su imagen ante gente que todavía no decidió su voto.

    [responder]

  15. Estimado
    1- Hay culpas repartidas. El oficialismo eligió a la prensa como oposición. La prensa recogió el guante y la oposición se sentó en la platea. Si está el gobierno realmente preocupados por tener una oposición y quiere poner su granito (de arena), que a ellos se remita como tales. Ques e peleen los periodistas y lo blogueros con los periodistas y los blogueros
    4- ¿Supone este qrgumento que el oficialismo no garantizará institucionalismo y república? ¿Es muy complicado alinear los dos programas?
    5- Fumá, Mendieta. La competencia con uno mismo, en el peronismo, no permite bajar los estándares de calidad, o al menos la guardia, porque el que esté en gateras te duerme.
    Saludos.

    [responder]

  16. Horca, gracias por lo de pesado. Seguro que la fiesta se anima como si hubiera fuegos de artificio cuando vos llegás. Si hay que ir a 2009 para ver posts auto-críticos, son dos años promediando. 700 días a dos/tres posts diarios, digamos 1700 posts para encontrar uno autocrítico. Impresionante. Sin entrar al detalle que 2009 y Macri fueron las dos oportunidades en que el kirchnerismo se pegó un susto, o sea que si no hay sustos no hay motivo para pensar como se hacen las cosas mejor. Dale que vas bien.

    [responder]

    guillermo,

    soy testigo de haber leido muchos artículos que señalaban errores, marcaban cosas a mejorar, tiraban propuestas sobre la marcha, tomaban distancia.

    hace poquito, con las elecciones de capital, vas a encontrar varios. además están los comentarios. en donde también expresamos nuestras disonancias.

    vamos bien en AP. es un gran lugar.

    lástima que a veces uno se tiene que detener a dar testimonio de cosas que están al alcance de la memoria honesta y de un mínimo de trabajo de archivo.

    [responder]

    Tapones de Punta, no vale la pena entrar a ‘si’, ‘no,’ ‘si’, ‘no’. Lo unico que me parece que vale la pena hacerte notar es tu innecesaria acusacion de deshonestidad. No he sido deshonesto con vos ni con nadie, teneme la misma cortesia. Si tenes motivos para pensar que soy deshonesto, aclaralos. Si es una sospecha, guardatela hasta que tengas pruebas irrebatibles. Hace la vida mas facil.

    pero, guillermo… el que acusaba y pedía pruebas de que acá había artículos donde se debatían diferencias con el oficialismo y discutía la existencia de las mismas eras vos.
    y vos negabas eso mientras los demás intentábamos decirte que acá no se trata de un lugar solo para adherentes a ultranza…

    el que discute “nuestra honestidad” sos vos. me remito a esta simple cadena.

    si viajaste en el pasado, ya debés haberlo comprobado.

    saludos,

    Yo tengo la sospecha de que guillermo es un pelotudo egomaniaco que no soporta la idea de perder y no se banca que los que a el le gustan hayan perdido por paliza. Y como no tiene forma de procesar el hecho de que las politicas que a el le gustan, son despreciadas por mas del 50% de la poblacion, se dedica a atacar a la gente de artepolitica, que son un ejemplo de esos que el desprecia porque, simplemente, se atreven a no darle la razon a el, guillermo, que tiene la verdad revelada (aunque se niegue sistemáticamente a confrontar su supuesta verdad revelada con la realidad, y que cambie de tema o eluda con difamaciones cada vez que se le remarcan las contradicciones entre su verdad y la realidad).

    Creo que es al pedo discutir con alguien que muestra ser fiel reflejo de lo que acusa a los demas: un fanatico opositor incapaz de tolerar la menor posibilidad de que, en algun recondito aspecto de su gestion, este gobierno esté en lo correcto.

  17. Se olvidó de Matriarcalismo vs Patriarcado

    [responder]

  18. Tapones de Punta, si realmente te preocupa tanto el tema de la objetividad y variedad de artepolitica, y mi cuestionamiento, tenes las siguientes opciones:

    1) Decirme ‘Estas equivocado, fijate cuando Mendieta puso X, Alejandro Y, o Maria Esperanza X’ o cualquiera de los regulares haciendo critica de cosas del gobierno, que sinceramente no me acuerdo haber visto nunca. Y puede ser mi error. Pero si no lo vi o no me acuerdo, no es de mala fe cuestionar. Que me menciones los cuestionamientos tras el episodio Macri es comola clase de con las entrevistas ‘Digame por favor porque Ud es tan maravilloso.’ Preocuparse como partisano porque las cosas no van tan bien como uno querria no es lo mismo que un analisis critico con la intencion de mejorar.

    2) Podes igualmente decirme ‘Chupame un huevo, esto es un blog maravillosamente objetivo, no tengo que probarte nada.’ Perfectamente normal en la cultura de comunicacion politica argentina, y el entendimiento criollo de intercambio humano.

    3) Decirme que has hecho 1) cuando lo que haces es 2) realmente no sirve para nada. Ni a vos ni a mi.

    [responder]

    no me preocupa “tanto”. yo tengo bien en claro qué pasa acá en AP porque leo desde hace mucho casi todos los artículos y mi único objetivo era reafirmar lo que se te venía diciendo: que acá se plantearon y se plantean diferencias con “el gobierno”.

    querés que te diga qué artículos: bueno, los títulos no me los acuerdo. pero para qué los querés? para ir a leerlos? tampoco es trabajo mio acercarte esa bilbiografía.

    te hablo desde la buena leche: están esos artículos. no creo deber más nada a nadie. ese era mi único comentario.

    dar un testimonio, insisto: no las pruebas que vos me estás pidiendo.

    [responder]

  19. Perdon, se borro periodismo entre ‘clase de’ y ‘con las entrevistas’

    [responder]

  20. No, Leandro, ninguna de las cosas que me atribuis es correcta. Pero lo que es espeluznante son las animaladas, tipo tus comentarios, que se ven en un blog presuntamente escrito y leido por la gente con el nivel educacional mas alto del pais, pagado por los impuestos de la poblacion inocente. Incluyendo el ocasional felpudo intelectual tipo vos. Mas espeluznante aun es pensar que seguramente tendras un empleo publico.

    [responder]

    Mendieta

    A ver si aflojamos. Este es mi post. y no me gusta que se puteen ni se descalifiquen. Debatan. O los borro.
    Guillermo: si me vas a acusar a mí o a Artepolitica de estar bancado por los impuestos te invito a que vayamos juntos a la Justicia a denunciarnos. O cerrá el orto. Tamos?

    [responder]

    Hay que ver si “bancado por los impuestos” se refiere al blog o al nivel educacional más alto del país, en el snetido de que quienes postean pasaron por la universidad pública.

    Doctor (y no de medico ni abogado) para usted.
    Lo dicho: es al pedo discutir con alguien que solo sabe de falacias, difamaciones y prejuicios, porque no tiene argumentos.
    No veo la hora de que lleguen las proximas elecciones, la gente como usted se pone tan nerviosa y yo lo disfruto taaaaanto, mire…

    [responder]

    Mendieta, es bastante claro que lo de ‘pagado por los impuestos’ se refiere a lo ultimo dicho antes de la coma = la educacion que hizo posible diplomas. Pero dar vuelta lo que dice el otro es un recurso usual. Cree lo que quieras, y hace lo que quieras. No vas a ver mas comentarios.

    Leandro, no entendes absolutamente nada. Si fuese creyente prenderia velas para que gane Cristina, para que sea ella quien tenga que enfrentar los feroces cortes de presupuesto que hacen falta para desacelerar el modelo antes de que se le salgan las ruedas. Lo peor que podria pasar, desde mi punto de vista, es que otro tenga que pagar la cuenta que ella tiene. Y, por motivos que no vienen al caso, te aseguro que el resultado de las elecciones en Argentina ni me cambia la vida, ni me la ha cambiado desde antes de que nacieras. Seguramente votaste a Menem en su momento, ahora votas a Cristina, votaras a Scioli o Macri cuando lleguen. Tene un poco mas de tolerancia a los demas.

    [responder]

    Y a vos quen no te respeta? si sos vos el que salta en todo post de lo que sea a atacar al gobierno y a todo aquel que simpatice con el, acusandolos de comprados de necios de faltos de autocritica y de lo que se te ocurra?

    Y lo mas llamativo, es que a la vez que te haces el indignado porque “en artepolitica no se critica al gobierno”, te olvidas que el mismo sitio en donde decis semejante pavada que no resiste mirar tres post para atras, vos mismo podes hacerte un usuario y escribir el post que se te ocurra, que incluya todas las criticas que vos quisieras que aparezcan en artepolitica. Es decir, esta en tus manos que artepolitica publique post que digan exactamente lo que vos queres que digan, sin embargo no solo no lo haces sino que culpas de ello a los demas, que segun vos, deberian escribir por vos lo que vos no queres escribir. No te parece demasiada soberbia pretender que el unico discruso y la unica critica válida es la tuya, y que si no coincide 100% con lo que vos queres decir, de la forma que vos queres decirla, no es critica?

    Me parece que el que no se banca que mucha gente en Artepolitica (y desde el 14, mas de la mitad del pais) piense distinto, sos vos, no yo o la gente de este medio…

  21. mendieta: me parece que incurris en una tentación muy habitual en el discurso kirchnerista: sobreestimar el rol de los periodistas. Como se señaló arriba, la influencia de los grandes medios tiene un rango de alcance mas acotado del que imaginamos. Nosotros, porteños y GBA, estamos bombardeados y alienados por la retórica zocalera; pero en otros lares (me consta), el sentido se construye de otra manera y desde otros discursos. Por lo demas, ajustado como siempre. abrazo

    [responder]

    Gullermito, derrapaste. Avivate que la sociedad avanza, que lo que está discutiendo no son tus agendas. Avivate rápido, que el camino del rencor hacia las mayorías por no ser como uno quiere que sean (tengo formación marxista, imaginate) sólo te va a llevar a un sucedáneo de elitismo en medio del desierto de la soledad. Avivate de las cosas que están pasando a tu alrededor. Avivate, o vivirás amargado, si te sigue interesando la política. O dedicate a tu persona y proyecto, y no te hagás más mala sangre.

    [responder]

Los comentarios están momentáneamente cerrados.