30 de septiembre de 2012

“El mundo ha caído en el desorden porque la política y la economía han perdido sus fundamentos éticos (…) ya no poseemos una economía social de mercado sino llanamente el capitalismo (…) necesitamos un sistema de mercado social-ecológico internacional. Se ahorra a costa del ser humano, cuando hay en el mundo dinero como trigo y dinero como mierda. Y nos representa la gente falsa”.

Basta-de-zurdaje-por-favor, habrán pensado algunxs. Pero a no apurarse: quien habla es un líder demócrata cristiano alemán. Y como es sabido, habemus pocas cosas menos zurdas que esa especie. Y el alegato viene a cuento  de un informe recién publicado por el gobierno germano, que da cuenta de la creciente concentración de la riqueza en la única vieja potencia cuya economía se mantiene dinámica. Y atención: los números del informe no difieren significativamente de la mayoría de los países. Por ejemplo, en que el 50% más pobre posee sólo el 1% de la riqueza total del país. De hecho, seguro que a esto se referían los empleados públicos tanos que hicieron huelga el viernes, cuando gritaban: “Basta de cargas para los más débiles. Ya hemos dado suficiente“.

Hay veces que en las entrevistas las preguntas son mejores que las respuestas. Por ejemplo acá, que preguntan: “El mundo desarrollado exhibe ratios de deuda pública sobre PBI no vistos desde el fin de la II Guerra Mundial, y altísimos déficits fiscales. Además, la mayoría de los países tiene una población que envejece, lo cual aumentará la presión sobre el gasto público. ¿Cómo podrán los gobiernos manejar la situación sin recurrir al default o a la reestructuración de su deuda?”. La respuesta, casi inevitablemente, se queda corta.

Sabélo: la Presi de tu país no es normal. Por ejemplo, se anima a decirle en la cara, o sea en Washington, a nuestros primos yanquis: ustedes también dibujan la inflación.

Y dijo, además: “los países ricos no quieren socios o amigos. Sólo quieren empleados o subordinados. Y nosotros no vamos a ser empleados ni subordinados de nadie”. Así que no te sorprendas si, como explican en la misma nota, el Moody’s Investors Service nos bajó el numerito que usan para decir cuán bien, o más bien cuán mal, les caemos. Es que, seguimos leyendo en esa nota, parece que CFK sufre de “matonería populista”. Y agregan, de manera involuntariamente graciosa: “el gobierno argentino debe mostrar a los inversores que está dispuesto a seguir las reglas del juego, para poder así financiar con más deuda externa la explotación de sus vastas reservas de petróleo y gas”.

Y si justo te preguntaste que serían las reglas del juego, acá va un ejemplo, provisto por un atento comentarista: firmás un tratado de libre comercio con la megapotencia económica, que justo es tu vecino de arriba. Tenés buena tierra, buen sol, así que producís buenos tomates. Ellos, sin embargo, no te dejan venderlos en su mercado. Y vos lo aceptás, como aceptaste todo lo demás. Las reglas del juego.

Breves:

-En la ya famosa conferencia en Harvard, hubo un flaco que hizo una buena pregunta, minuto 3.30: “¿Por qué Chile, Brasil, Colombia y Perú logran crecer pero sin cepo cambiario y con menos inflación qué Argentina?”. A lo ya respondido por Cristina, agregamos: porque ellos van más despacio en la mejora de los indicadores sociales, es decir en el crecimiento del estado.

-Y por si no te convencimos, fuentes insospechadas de peronismo o kirchnerismo informaron que la pobreza bajó un 60% desde 2003, y la indigencia un 80%. Eso, en muchos barrios, lo empiezan a llamar revolución.

-Y hablando de la maldita inflación, y de los oligopolios, y de los arreglos entre multis y supers, y de la publicidad hiper-reiterativa como forma de dominio y de control, leímos justo algo bueno, sobre la mala leche.

-Pero ojo, porque esta semana hubieron declaraciones que sembraron cauto optimismo. Va textual, del general Kunkel: “la inflación es un problema provocado evidentemente por los formadores de precios, que son los que tiran los precios para arriba. Cuando finalmente terminemos tomando las medidas que me parece que no vamos a tener más remedio que tomar, van a decir que estamos interviniendo excesivamente la economía”.

-Leímos: “un dato que llamó la atención a senadores del FPV es la inasistencia, a todas las audiencias públicas, de las compañías de seguros y de los bancos. La idea que sobrevuela es que (…) “si no hay quejas es que algo mal hemos hecho””. Coincidimos.

-El Gobierno quiere hacer de acá a 2025 dos nuevas centrales nucleares. Los chinos las quieren construir. La puja es cuanta tecnología propia desarrollamos. Altapolítica de verdad, temas que merecen ser tapa  de domingo. Aunque no hablamos de ellos, obvio.

-Están quienes dicen que así se resume el ethos de la nueva política: “Aunque yo me vaya, el movimiento sigue, es horizontal y no está centrado en una persona”.

-Y luego, explican que en cambio así se resume el de la vieja política: “En Argentina está en juego la libertad de expresión“.

-Y que la variable clave -la que separa todo lo que fue de lo que será-, se resume en dos palabras, o en el nombre de un disco.

-Acá dicen que el kirchnerismo no reconoce ninguna oposición legítima. Pero nuestras fuentes nos dicen que sí reconocen a una oposición: las multis. Y no mencionamos a ninguna para que no se ofendan las demás.

-Todxs sabemos que el Pepe Mujica entiende de política. Por eso suele ir directo a lo importante, por ejemplo recordándoles a sus compatriotas antiargentos que “en 2001 hubo un arreglo entre las selecciones para que Uruguay juegue el repechaje”. Ojo porque es difícil volver de la traición.

-El presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia habló de su país, pero se aplica a todo el matonismo populista sudaca: “esta mentalidad nueva en la cual la oposición al empresariado es remplazada por el reconocimiento y el respeto. Que este tiempo tenga temblores y de vez en cuando sismos no hace menos cierto que nos anuncia un nuevo país, que confía en sus empresarios, en su esfuerzo y en el talento nacional”.

-Acusarán sensiblería (I): que un astuto, cauteloso y sagaz estudiante le diga a Eduardo Feinmann “vos no estás haciendo periodismo”, a nosotrxs, nos emociona.

-Acusarán sensiblería (II): acá bancamos, admiramos, agradecemos y envidiamos un poco a estos aplaudidores.

-Leíamos: “esta semana estuvo cruzada por la educación (los conflictos en CABA y PBA). Sin embargo, para los medios hegemónicos las vedettes fueron Georgetown y Harvard y las conferencias de prensa de la Presidenta”.

-Quizás no fue sin querer, porque fijáte que a los mismos medios se les pasa de informar cada cosa.

-Leímos: “El Gobierno culpa a la prensa independiente por alimentar un clima negativo en la población –aunque con esa misma prensa obtuvo el 54%. ¿Cuántos más votos se piensa que podría haber obtenido?” Como no es sólo el gobierno el que acusa, respondemos: calculamos que rozábamos el 80%.

-Leímos en la revista de los estudiantes de Harvard: “muchos dicen que Kirchner (se refieren a Cristina) ha sido insensible con los medios, y que no responde a las preocupaciones de sus representados”.

-Qué raro, porque CFK habló con sensibilidad de los oficios salvajes. Dijo, minuto 32: “el periodismo ya no es como el que ejercían Mariano Moreno o Benjamín Franklin, a la luz de las velas. Hoy son empresas económicas (…) ya no es el periodismo que nació fundamentalmente como un ejercicio político de los revolucionarios”.

-Hablando de lxs que no pueden evitar hacer bardo. Para cuando dentro de aproximadamente una década alguien escriba el libro “Clarín 2008-2018: de la omnipotencia a la irrelevancia”, queremos pedirle que, por favor, en la tapa ponga una foto de los revolucionarios de Columbus Circle.

-Y volviendo a la famosa conferencia, después está el estudiante salteño que, antes de preguntar, se le escapó (o no) un: “no voy a preguntar lo que quieren ellos”.

-Y quien sabe quiénes serán ellos. Acá va una hipótesis: en 1959, en una visita al Departamento de Estado (ministerio de relaciones exteriores de USA) un funcionario, jefe de relaciones públicas, le explica a Ítalo Calvino su trabajo: “Nuestra tarea es crear noticias y lograr que se publiquen. En la oficina de al lado hay otra agencia, cuya tarea es prevenir y reducir el impacto de noticias desfavorables”.

-Cambiando de tema: vamos Lionel todavía. Leímos: “Me llamó Ventura y me dijo que Messi estaba loco conmigo (…) Estuvimos hablando desde las doce de la noche a las cuatro de la mañana. Le conté toda mi vida, me contó toda su vida. En un momento salió del cuarto para hablar con Vitale y, cuando volvió, yo ya estaba en pelotas esperándolo. El pibe se lo ganó.”

Para cerrar. Leímos en los comentarios a un post del ingeniero: “Digo yo, estos tipos no improvisan, el plan debe tener varios puntos por cumplir. ¿Al final del túnel qué? ¿Comandos Civiles “libertarios”? La provocación es clara, lo peor que se puede hacer es caer en ella.”

Seguro. Y para no caer en ella, que mejor que recordar que hay un objeto que tiene colgado en los hombros el Eternauta, pero que no lo tiene su reencarnación.

O, si preferís: “Primero las trituraron hasta hacerlas pedazos. Luego, el material fue fundido en un horno de alta temperatura y transformado en barras que serán donadas al Hospital Garrahan. Las 7133 armas destruidas ayer en Campana llevan el total a 167.664 desde que se inició en 2007 el programa que recibe armas anónimamente a cambio de recompensas económicas.”

Pero en fin. ¿Tanto judeocristianismo te irrita un poco? Ok, a ver, probá con el taoísmo. Y si no funciona, quizás con buena música.