Cadaver exquisito

El siguiente texto surge de un debate interno entre los editores de Artepolítica. El intercambio fue editado para su conveniencia. La autoría de cada frase se mantiene en el anónimato para evitar represalias contra nuestro staff (?)

AAFGB 038 (Large)

Miraba el programa de los Presidentes que dan en Encuentro. Estaba Evo. Filmus pregunta «¿Cuándo pensaste que podías ganar?». Y Evo le dice «en 2002», pero que en 2002 menos mal que el Congreso no lo nombró. Y dice: «Teníamos 23 diputados sobre 65 y 8 senadores sobre 24. Nos hubieran bloqueado el gobierno, nos hubiéramos caído y chau, no estábamos preparados para gobernar». Podría haber dicho «el pueblo Aymara sarasara, los miles de compañeros y compañeras del alto, de la puna, de esto, de lo otro, los siglos de opresión de la sarasa de los movimientos sociales, el socialismo del siglo XXI como una marea de la pacha mama de no-sé-qué». Pero no: El chabón se acuerda cuántos diputados y senadores tenía su partido en 2002. Y cuándo estuvo «preparado para gobernar». Porotos.

Entonces mientras lo veía a Evo y me acordaba de la de Lula, pensaba «Puta (porque cuando pienso soy un maleducado), ¿por qué acá no? ¿Por qué acá la construcción a largo plazo es bandera de De Gennaro?». Acá nos cayó un tipo de una ruleta y resultó la mejor experiencia política que, más o menos, vivimos todos.

Y yo no veo otra, de verdad. No veo que la estemos haciendo ni que nos calentemos por hacerla. Y no creo que la coyuntura sea peor acá que en otros lugares de Latinoamérica, ni que nuestra institucionalidad sea mucho más endeble que en otros países vecinos. Tampoco me gusta la variable «eh lo’ argentino’ somo’ así, repopulista’ papá». Me parece una garcha de explicación, por decirlo académicamente.

¿Alguien ve un cuadro dando vueltas, sostenido en un movimiento, en un sindicato, en un partido, que vos digas: «Ta, no me inmolo por este ahora, pero en diez años voy a estar con vos»? Capaz es el Orden también es eso: que, aunque tengamos que esperar un turno, dos turnos, ya sepamos cuál es la nuestra, para donde hay que ir. Yo no quiero ir a tirarle piedras a Cobos en el 2012, no porque no tenga ganas, sino porque no sé, sinceramente, a quién quiero poner en lugar de Cobos. Hasta que De Gennaro o alguien diga «sí, yo quiero ser presidente, y me voy presentar todas las veces que haga falta», no va a pasar.

El Frepaso iba a ser eso, pero le agarró eyaculación precoz y pegó el atajo de la UCR. Y lo peor de todo es que el frepasismo más radicalizado aún hubiera sido menos transformador que el kirchnerismo.

Ok. Tenemos el diagnóstico: No hay liderazgos a largo plazo. Tal vez estamos condenados a la ruleta. Qué jodida la cosa. Yo pensaba que la política era estabilidad.

Otra cosa. Lula, Evo: ellos son la base. Los sociólogos ayudan, pero los líderes son de la base. Es como si el candidato a presidente de la CTA no fuera Lozano ni De Gennaro, sino Milagros Sala o un dirigente territorial. Pero acá, no veo a la clase media siguiendo y votando a un cabeza. No veo. En un momento, algunos pensaban que D’Elia podía cubrir ese lugar, pero no le dio la nasta porque sobreactuó su carácter de base y no chocó contra nada antes que contra los Otros.

Vuelvo a traer la frase de Lula: «Menos mal que no ganamos en 2002 porque yo estaba muy radicalizado». Yo diría: no ganaste en 2002 porque estabas muy radicalizado. O sea: nadie vota por la variable cabeza/no cabeza. Menem en ’89 era una especie de cabeza (creo que nuestro cabeza, si sale, va a salir de la clase política: tal vez Menem era eso). Ahí va la importancia del sociólogo al lado del de base. Catch all era, ¿no politólogos?

¿Tiene sentido que nuestro «líder» se parezca a Evo o Lula siendo nuestra estructura socioeconómica tan disímil? Argentina está mal, se hundió groso en las últimas décadas, pero sigue lejos de Bolivia e incluso muy lejos de Brasil. ¿Evo no es tan representantivo de Bolivia como un tipo de clase media de Argentina? Quizás podría ser un clase media venido a menos, no creo que este país se pueda bancar a Milagros Sala o a un D’Elía. Aunque estaría bueno que de repente salga de la CTA-CGT algún cuadro con un perfil mucho más laburante.

Nuestro presidente para 2019 sería uno de los empleados de Don Carlos. Pierde todo en el 2001, consigue laburo en 2003, se afilia a la CTA o CGT… Digo, estamos haciendo guión, ¿no? Un laburante. Correcto.

Representativo no es nadie. La representatividad se construye. En el Brasil de hace treinta años pensar en un presidente obrero metalúrgico, no-graduado universitario y retirante nordestino era casi imposible. Ni hablar en Bolivia, en donde Evo no podía ir a la escuela.

Por otra parte: Argentina no es un país de clase media. Ese es, en sí, un mito progresista y porteño. Argentina es un país con 30% de la población pobre, y el 50% de la población infantil pobre. Seguro, no es Bolivia, pero está lejos de ser Europa, o Palermo. No digo que me guste D’Elía, al contrario. Pero digo que es indicativo que el tipo que parecía mejor formateado para llegar (un tipo de extracción pobre pero con formación y discurso) se autoquemó a lo bonzo y se sumergió en la lógica mediática de su personaje. En 1998, mucha gente pensaba que D’Elia iba a llegar.

Sobre la clase media, si hay 25-30% de pobres y a lo sumo un 5% de clase alta, te queda la gran mayoría del país en el medio, otro 60-70% de clase media eso no lo tiene ni brasil ni bolivia, quizás sólo uruguay en la región igual dentro de esa clase media hay mundos muy distintos también.

Argentina no es, ni puede ser, como Bolivia, Brasil, Ecuador o Venezuela. Acá pasó el peronismo y modificó de raíz la estructura social. Por eso postulan al proceso chavista como el peronismo del 45. Eso es. Y es cierto que, crisis y crisis mediante, la «clase media», medida en términos duros económicos (por decil y esas cosas que les gustan a lso economistas y los encuestólogos) se ha ido reduciendo. Pero eso no es mecánicamente trasladable al «imaginario». En términos políticos, me gusta más pensar las «clases» en cuanto a sus consumos culturales y su autopercepción: y acá hay mayoría de esa clase media.

¿Yasky podría ser presidente en 10 años?

Tiene muñeca Yasky, ojo, eh. En ese sentido ningún candidato es perfecto (Néstor, Binner, todos tienen problemas). O sea, hay que llevarlos, no andan solos.

A mí Yasky me gusta. Ahora, ¿no lo están acostando? Los últimos eventos, ¿no son una demostración de fuerza de De Gennaro y Lozano? Me parece que se queda sin espacio Yasky, ¿o me equivoco? Tendría que pactar con Moyano, eso sería un golazo.

El problema de Yasky es el problema de la CTA: las líneas internas. Un lider sindical no puede ponerse contento cuando logra unanimidad. Como mucho, puede llorar cuando se le rompe algo. La CTA no puede tener líneas internas si quiere algo serio. O las tiene que disimular mejor, explotar en las elecciones y reunificar el lunes siguiente. Cada ego no puede ser una corriente. Eso le quita, tanto a Yasky como a la CTA, mucho, muchísimo margen de maniobra.

Las conclusiones las ponen ustedes, en los comentarios.

About Artepolítica

El usuario Artepolítica es la firma común de los que hacemos este blog colectivo.

View all posts by Artepolítica →

37 Comments on “Cadaver exquisito”

  1. De Gennaro y Lozano jugaron a favor de la oligarquía en el 2008. Hasta se subieron al palco en el Monumento de los Españoles. Este post es ridículo, si supone que el futuro argentino, para bien o para mal, estará en manos de estos sujetos, que ni siquiera se dan cuenta que atomizando el movimiento obrero juegan para la clase dominante. O, sí, se dan cuenta, y en vez de bobos son unos reverendos.
    Ahora sí.
    Adios.
    Monogatica

    1. De acuerdo hasta el 2do. punto. Lo de atomizar o no atomizar es para discutir.

      No atomizarse para no debilita el proyecto de Barrionuevo, Pedraza o cualquiera que aplaudía en los 90, me chupa un huevo. Si ése fuera (a futuro) el proyecto a sostener, a cualquier laburante le conviene convertirse ya no en átomo, sino en bosón de Higgs.

      Como siempre, depende al servicio de qué proyecto se ponga la unidad.

      La unidad no es un valor en sí mismo. La Triple A unida es un peligro, no un valor.

      1. Eduardo Real: La unidad siemre es un valor para los que no tenemos poder, si no somos muchos estamos jodidos sin retorno.
        La Triple A no necesita unidad porque es parte del poder, en cambio la CGT, para que sea util a quienes la necesitamos, tiene que haber unidad. Los compañeros de subterraneos, no sienten ninguna obligacion para con los demas compañeros del transporte que no tienen el poder de fuego que tienen ellos.

  2. Las divisiones de una derecha descuartizada por los autonomismos y el prestigio de Felipe González confieren al partido socialista español una posición dominante que se parece un poco a la de los socialdemócratas suecos.
    Pero éstos se han visto varias veces privados de mayoría sin que ésta haya sido sustituida por una mayoría alternativa.
    Y el PSOE no disfruta del extraordinario arraigo de su homólogo de Estocolmo, sobre todo por el poder de los sindicatos vinculados a éste.

    MAURICE DUVERGER 03/12/1992

    Compañeros, los Sindicatos son insuperables cuando se esta a la defensiva; pero para culminar una Contraofensiva eficaz se tiene que tener el partido.
    El Estado, como espacio en disputa, se accede por esa vía.
    El problema histórico de la CTA es que no puede, o no quiere, trasladar el fraccionalismo de la Organización al Partido.
    El Fetiche del Centralismo Democrático los inmoviliza.
    Es un problema que no tienen ni los Socialdemócratas germánicos, ni los Laboristas, ni el Vandorismo.
    Pueden apoyar a un rubio, pero también desafiar a SU gobierno, y no hace falta recordar el Rodrigazo.
    La UGT le hizo 3 huelgas generales a Felipe González; 1988/92/94.
    http://es.wikipedia.org/wiki/14-D
    Un abrazo

  3. A ver… Hay muchísimas diferencias entre el sindicalismo argentino, más no sea la CTA, y movimientos que reivindican etnias maltratadas durante siglos. El sindicalismo está incorporado a la vida política argentina hace varias décadas. O sea, simbólica y materialmente se llevan una tajada de lo que esta patria da de mamar. Otra cosa es si ese «monto» es justo y cuánto de ese «monto» llega a los sujetos cuyos derechos se dicen reivindicar. Este arcón existe y en el diálogo del post ni siquiera se quiere abrir. Lo que el post propone es edificar de aquí para adelante, como si significante «sindicalismo» estuviese virgen en éste país. Y un laburante argentino (alguien que pone el despertador a las 7 am y que sabe que su progreso personal, de darse, depende de que se rompa el orto laburando tanto como de la destreza que tenga para ejercer ese oficio) está mucho más cerca de verse representado por el pensamiento del padre de la maestra asesinada que con los discursos de Moyano o Yasky. Los sindicatos en la Argentina tienen un nivel de autonomía importante, autonomía de sus bases. Evo Morales no tenía autonomía de la población de El Alto; la representación estaba mucho más cerca de los representados. A pesar de los cálculos electorales, que bien hechos estuvieron.
    Caer en un apropicionismo de las representaciones recurriendo a todos esquemas de la más burda división en clases del marxismo, es no querer largar el carnet que habilita a ser dueño de parte de esta realidad, sí, de la de hoy. El gremialismo argentino no puede ganar ninguna elección por fuera de la amañada autonomía que lo reproduce.
    La CTA si quiere dar el salto de calidad para ser deseable por sujetos libres en tanto forma de poder, en primer lugar debiera salir de la lógica «pedigüeña» en la que el Estado es un barril sin fondo al que siempre se le puede sacar un poquito más y nunca va a castigar a cara descubierta (con la ley, en el orden del derecho) de un modo tal que sea coercitivo. La degradación del Estado de las últimas décadas también vino de esta mano, y si se quiere hacer estatismo en serio es un signo que es urgente revertir.

    1. Brillante esto: La CTA si quiere dar el salto de calidad para ser deseable por sujetos libres en tanto forma de poder, en primer lugar debiera salir de la lógica “pedigüeña” en la que el Estado es un barril sin fondo al que siempre se le puede sacar un poquito más y nunca va a castigar a cara descubierta (con la ley, en el orden del derecho) de un modo tal que sea coercitivo. La degradación del Estado de las últimas décadas también vino de esta mano, y si se quiere hacer estatismo en serio es un signo que es urgente revertir.

      1. Gracias Martín. Esa inspiración la saqué escuchando a algún opinólogo por televisión que marcaba la diferencia entre Lula, que condujo la mano de obra de la industria privada brasileña, y la CTA, que maneja empleados estatales. Es diferente haber llegado a articular en tu figura determinada relación capital/trabajo que simplemente juntar voluntades en las cuales el capital desconoce las negociaciones.

  4. En que lio nos puso este»cadaver exquisito»(como no podia ser de otro modo).Quien tiene la bola de cristal?Hemos tenido algunos «batacasos» con sorpresa,y a veces no resultan tan mal.No es lo deseable,sin duda.Me digo¿que poder tendran en la sociedad brasileña y boliviana los medios de comunicacion,en especial la TV.y los diarios(y radio),porque aca tenemos experiencia reciente de imposicion de imagenes de politicos ganadores.Y me contesto:como va a tener un lider verdaderamente popular o laburante una sociedad fragmentada,individualista,en la que los modelos y los candidatos surgen de la clase media,alfabetizada,critica,cuya raiz humana y cultural no es ni aborigen ni africana,sino mas bien europea.La union nacional esta por verse.Nosotros»inventamos»Buenos Aires y el peronismo.La primera nos domina y el segungo garantiza la solucion de los conflictos de intereses de modo que los trabajadores y los empresarios queden conformes.De ultima en lo que hay hoy tambien voto a Sabaella.

  5. Cortémosla con Moyano, es un rocho mal. Lo mismo que D´Elía. Son morochos, gordos, se comen la eses parecen simpáticos porque putean a gente que no cae nada bien; pero por más simpáticos personajes todos sabemos lo que son y lo incapaces que son para salirse de su país. Que modelo de país llevarían adelante?

  6. Disculpen mi ignorancia. Discutimos el presidente para dentro de 10 años y de acá al 2020 qué? O sea, el 2011? qué hacemos? lo miramos por tv? Más allá de eso, ese lider «como-debe-ser» que haremos presidente en el 2020, será el resultado de nuestro prolijo análisis o del mismo proceso de masas de hoy, mañana, pasado…
    De pronto me parece que entraron en el post kirschnerismo diciendo «abracadabra» y voilá!

  7. Perdón, compañeros, pero hay dos o tres cosas que no entiendo bien. La primera de dealle:¿lo de Yasqui es en serio?. Igualmenmte vale para Lozano y Degenaro, como quedó clato en el primer comentario.
    Otra cosa: la pregunta que motiva el post es el futuro político argentino, que se analiza comparando con la realidad boliviana, brasileña, como si ellos tuvieran todo resuelto. ¿Qué viene después de Chavez y de Correa, que hay detrás de Lula y Evo, cual es el porvenir que tienen programado?.

  8. El «cadáver exquisito» está embalsamado y le faltan las manos. En Argentina hubo Perón, y eso es lo peor que le pudo pasar a la Argentina. Claro, no es lo peor que les pudo pasar a los argentinos, pero…
    Chavez reinventa el peronismo 50 años tarde. Evo… casi que lo mismo pero en un contexto más étnico. Bachelet gestiona una Chile inventada por Pinochet después de que la «ausencia de peronismo» generara un Allende. Lula trata de por las buenas y tarde hacer lo que el peronismo hizo por las malas y pronto. Y Uruguay… es Uruguay. Y si, tal vez el Frepaso podría haber sido el Frente Amplio y Duhalde hubiera ganado en 1999 (es un buen lugar para pensar).
    La Argentina peronista ha tenido su «larga agonía» (Halperín Donghi dixit) y ha sido institucionalmente desarticulada pero «los significantes vacíos» siguen en pie.
    ¿Como se puede pensar una Argentina no peronista?
    ¿Como generamos un Lula? No es posible porque el espacio sigue simbólicamente ocupado por el cadáver manco.
    El peronismo es un «hecho maldito» y debemos convivir con él.
    El peronismo armó el «estado de bienestar» (la realidad efectiva que debemos a Perón y a Evita), lo desarmó (la realidad efectiva que debemos a Turco), y lo volvió a armar (la realidad efectiva cuyas condiciones armó el Cabezón, consolidó Néstor e hizo realidad Cris).
    Este país es peronista no necesariamente porque la gente vote peronistas sino porque sigue siendo consecuencia del hecho maldito.
    Volviendo a tierra. La «opción Manolo» hace sentido: Cobos al poder.
    Dendemientras porque debe haber un candidato peronista y porque Cobos tira la toalla a los 3 meses no comparto las críticas a Felipe. Es un superviviente (todos lo ningunean pero aquí sigue), es peronista y… es lo que hay. Les recuerdo que en 2011 la PBA renueva senadores…
    Atte,

    Ignatius

  9. por que no nos hacemos cargo de nuestras debilidades o porque el peronismo nunca dejo al margen a la clase trabajadora a pesar de claudicaciones son siempre el eje central de para forzar un cambio la politica necesita de una base con intereses comunes conciencia y objetivos nacionales y latinoamercanos mmenen con todo lo turro que fue no bajo los sueldos ni propuso la flexibidad y eso hace carne en el tejido social este momento politico no estaba en el imaginario del mas esperansado de los argentinos por lo tanto a partir de la situacion actual considero el objetivo es profundisar los cambios para solidificar nuestra nacion mingo

  10. ¿Che Uds. los que estudiaron ciencia política me pueden explicar que carajo es un trabajador hoy? ¿qué será un trabajador de acá a cinco o a 10 años? y en ese marco la corporación sindical a quienes van a representar en esas épocas. Porque si yo no la tengo chingada, los de la CTA son todos gremios del estado, eso quiere decir que un Yaski que toda su vida golpeó contra el estado va a tener que administrarlo????
    Realmente creen que la Argentina tiene esa composición estequiométrica?? Creo que le erran de acá a la china, o desde el obelisco a puente Alsina. Su visión, como diría Burgués asustado, es muy metropolitana. En la Arentina hay mas del 60% de pobres mychachos y muchachas artepolitiqueros
    Creen que la estructura de clase como era hace 15 20 años no ha cambiado desde el 2001 o lo que es mas dificil si se mantendrá intacta para los proximos 10 años?
    Y por útimo, saben lo que es un tornero hoy?. O creen que un indio cocalero (pero cuentaporpista, no indio dependiente del estado) puede presidir la Argentina y si existe puede manejar algo mas que un telar de palitos?
    La última no es una pregunta, es una apreciación sobre el sindicalista típico argentino, del que habla Manolete. Ese tipo tiene mil internas pero maneja y conduce su sindicato (ponele cualquier gordo), pero al minuto que se le ocurre meterse a diputado o a senador se le desarma el boliche y no puede atender las dos cosas. Moraleja decide volever a su quiosquito porque mas vale ser cabeza de ratón.

  11. Para generar lideres necesitas lucha. Un tipo que se de cuenta que tiene que salir a pelear y se convierta en lider de sus pares. El sindicalismo argentino esta muy comodo. Como a nosotros ,les cayo un lider en la ruleta y disfrutan la vista. Hay que avanzar con la libertad sindical para que se definan los lideres sindicales en la lucha y en competencia por votos y lugares en el partido. Pero comprometidos con el partido (por adentro), para que no sea una guerra de paros. Como comprometerlos? no tengo ni idea, aunque la reforma politica da una pista. Los votos en la interna te sientan a negociar cargos o hombres en las listas del partido, podes perder la interna pero ganas poder igual, lo que hace mas dificil la ruptura.
    Por ultimo, como dice manolo, los sindicatos son mas utiles en la defensa. Perder va a renovar las luchas, y en consecuencia, los liderazgos.
    Y por favor que Cobos no tire la toalla a los 3 meses eh? si llegamos al 2011 con un crecimiento moderado (sin mucho lujo) va ser dificil meter mano con una oposicion bien armada que defienda su proyecto. Lo veo haciendo plancha, mas que subiendo al helicoptero (esperemos)

    1. «La manera en que se reparten las cartas, así como los resultados de las diversas partidas que se juegan en la fase originaria de una organización y en los momentos inmediatamente posteriores», ha sostenido Panebianco, «continúan en muchísimos casos, condicionando la vida de la organización a decenios de distancia […] los resultados de las primeras «partidas» o, dejando la metáfora, las opciones políticas cruciales puestas en práctica por los padres fundadores, las modalidades de los primeros conflictos por el control de la organización, y la manera en que éstas se consolidan, dejarán una impronta indeleble. Pocos aspectos de la fisonomía actual así como de las tensiones que se desarrollan ante nuestros ojos en muchas organizaciones, resultarían comprensibles si no nos remontáramos a su fase de formación»55.

      Sobre los Orígenes del partido peronista
      María Moira Mackinnon
      http://historiapolitica.com/datos/biblioteca/mackinnon1.pdf

      Lo interesante del trabajo es como los Sindicatos lograron imponer su Derecho a intervenir en el Partido, y simultáneamente, impusieron el veto a la intervención del Partido dentro del Sindicato.
      Si partimos de ese concepto, el vandorismo es anterior al mismo Vandor; y es más fácil explicar el funcionamiento del PT.
      Un abrazo

      1. con todo respeto Sr. Manolo, nunca hable con usted pero lo leo y parece muy inteligente.

        su prosa se esta acercando demasiado al elitismo asqueroso de Horacio Gonzalez.

        no es necesario citar 5 libros por cada comentario sobre cualquier cosa.

  12. Pienso como Juan, En Brasil a Lula le cuesta un huevo trasladar su popularidad a su candidata, en Chile parece que gana la derecha, en Venezuela Chavez no construyó una alternativa. En Uruguay, todo bien con el Pepe, pero es un poco… maduro digamos. De Paraguay no hablemos porque recién empieza la cosa allí, pero el padre de la patria la tiene dificil. En Bolivia veo que García Linera es una buena posibilidad de continuidad, pero más allá no se ve una alternativa. Nestor 2011!!!

  13. Yo, peronista. Reconozco a los K como conducción del movimiento peronista y continuadores del camino que nos señaló su ilustre creador. ¿Que fue una ruleta, o la mano de Dios?, y sí, puede ser. Los acompañaré en el poder o en el llano mientras tenga esta percepción y ellos estén dispuestos a dar esa pelea.

    1. el centralismo democrático funciona. Vaya si funciona en la Tupac. la toma de decisión es democrática y colectiva, tras eso, se acata a mano de hierro. Y no se vuelve atrás. El problema es que en el resto del CTA, hay cualunquismo democrático. Si no me gusta me voy al frente, quiebro, denuncio traición a la patria, al movimiento, y al orden natural de las cosas…
      Hay que empezar a diferenciar, aun dentro del CTA.

  14. Es dificil trasladar el anàlisis de los procesos Boliviano y brasilero a la Argentina.
    En primer luggar, como dijeron varios por ahí, la CTA representa a trabajdores del Estado; Evo representa a una clase, pero tambien a una cultura y a una raza que NUNCa estuvo dentro del Estado. Y Lula representa (representa es un decir, claro) a los trabajadores de empresas-industrias privadas.
    En ese marco, un líder o un mnovimiento en Artgentina debería poder integrar a trabajadores del Estado, trabajadores del sector privado (mucho trabajao por delante ahí) y desocupados, movimientos territoriales, piqueteros, campesinos y gente «sin tierra», y comunidades originarias, que las hay y muchas, tanto en el interior como en el conurbano. Puf! el Arco es enorme.
    Por otro lado, si miramos las inclinaciones que tienen los partidos políticos, está muy claro que no hay un trabajao de base para con éstos sectores. Salvo algunos casos (como puede ser la CTa con dirigintes en varias fuerzas políticas, y algunos trabajadores de sectores privados dentro de partidos de izquierda ortodoxa como el Po y el PTS) En general, las estructuras partidarias en Argentina se han constituído en un creciente alejamiento de la problemática y las disputas d los trabajadores y de la sociedad civil en general. Paradójicamente, este proceso se agudizó como nunca durante los últimos veintipico de años de Democracia.
    En este sentido, todo parece indicar que para que los partidos tradicionales tengan algún dirijente popular y de base, que además se banque perder 3 elecciones seguidas como los casos de Brasil y Bolivia, tendrían que cambiar muchas cosas; la reforma política que intenta llevar adelante el Kirchnerismo no parece ni por asomo ir en éste sentido.
    Creo que actualmente el único partido en Argentina que cuenta con cuadros y con un estilo claro de gestión de Estado, con una política determinada y con una historia, es la fracción socialista de Santa fé (desde el 89 gobierna en Rosario y ha ido ganando en diferentes distritos e la Provincia hasta llegar a la gobernación), donde los personalismos son inexistentes comparados con cualquier otro partido, y la formación militante de sus cuadros está apuntada a ser hombres de Estado (todo un logro para cualquier socialismo en Argentina), de gestión. Además, la propuesta de mayor dinamización de la Democracia y extensión del aparato e instituciones del Estado, así como el basamento de estructuras distintas en la articulación Sociedad civil- Municipio, y Municipio-Provinvia (como lo evidenciaron las últimas elecciones santafesinas)puede signnificar a mi juici, la verdadera punta del ovilolo para pensar una real reforma política; que interpele las actuales formas de representación y organización de los partidos y las instituciones en democracia. Aún así, su clara tendencia a una socialdemocracia de corte netamente parlamentarista, lo aleja peligrosamente de la «cuestión trabajadora», por decir de algún modo, como al resto de los partidos.
    Quizá la vocación de arco frentista y de amplio expectro popular de Sabbattella, unida a la larga experiencia de gestión del socialismo santafesiono, puedan ser el esbozo de un programa a largo plazo de conducción de izquierda o centro izquierda.
    Aún así para esa hipotética alianza no parece fácil, en el mediano y corto plazo, articular la representación y las demandas de los trabajadores del estado, lso privados, y los movimientos sociales, territoriales, de desocupados, pueblos originarios y un largo etcétera plebeyo.

  15. El post deberia titularse…»¿Que vamos a hacer los Kirchneristas cuando el Kirchnerismo se consuma?»
    Las lineas internas y las divisiones no son solo exclusivas de la CTA. La CTA surge cuando la CGT se divide en 4 en ese abrazo al modelo neoliberal.
    La proxima eleccion la gana la derecha, y el retroceso del Kirchnerismo va a ser absoluto, no cuentan con un minimo de estructura y ni Santa Cruz les queda para sostenerse. ¿Nada se aprendio de la pejoteada que les hizo el partido en la ultima eleccion de junio? ¿Alguien piensa que la CGT va a defender el modelo?
    Pegarle a la CTA es muy facil, ponerse a construir una alternativa real es mucho mas complicado. ¿Hay tanta bronca con Solanas que no se lo menciona en el post? Esta va a ser a la segunda a presidente, y de a poco le va dando forma a su propia estructura.

  16. Si de soñar se trata, yo pongo fichas para que se junten la CTA, Pino, Sabatella y Binner. Será de masiado? De alguna manera están cerca ideologicamente. La formula seria Solanas-Binner?

  17. Tendemos a buscar el candidato que nos unifique y que nos permita «ganar». En esta consigna creo que tenemos varios de nuestros problemas. El primero es que buscamos alguien que nos represente y que además represente a quienes podrían ocupar el mismo espacio, pero despegamos tal búsqueda de la sociedad compleja que lo produce. Y nosotros, todos los diversos nosotros, somos parte de esta particular estructura social y nada distinto de «nosotros» puede emerger como alternativa a lo que hay. Entonces estamos en problemas mientras no nos hagamos cargo de esta obviedad y vamos a tener que caminar un largo rato todavía para aprender y aprehender, y relacionarnos de otro modo en la cotidiana. Porque soy de los que piensan que los cambios sociales (en su multidimensionalidad) nunca son espontáneos ni nacen de un momento revolucionario, ni de bastillas ni de palacios de invierno ni de plazas de mayo, nacen de nuestra actitud de empezar a cambiar las relaciones sociales (pero no las de producción, de contenido economicista que muchos confundimos con las revoluciones), las de todos los días, las que hablan de cómo funcionamos en las organizaciones gremiales, en las organizaciones sociales, las que privilegian la trascendencia de las políticas por encima de las coyunturas de gobierno, las de cómo elegimos nuestros candidatos a cualquier cargo, desde presidente a delegado de fábrica, de cooperador escolar a presidente de la vecinal. El segundo es que confiamos de este modo en candidatos mágicos, por las mismas razones que acabo de mencionar y entonces nos sorprendemos cuando nos traicionan, porque el modo de construcción política, reprodujo el esquema tan obvio del sistema-mundo en el que vivimos: unos producen y otros consumen. Los poderes constituidos producen y nosotros consumimos, consumimos política, candidaturas, modos de acción política. Y la clave es que la producción política sea tambien objeto de una profunda transformación democrática, (no confundir con democratista). El tercero y acá la corto por respeto a los lectores y escritores, es la noción de «ganar». Esto tiene varias aristas: tendríamos que debatir si ganar es llegar a un lugar o caminar diferente por los lugares donde andamos, si ganar implica que podemos hacer la plancha porque todo seguirá en piloto automático, si ganar implica renunciar a seguir transformando y agreguen lo que se les ocurra. Finalmente, una de las cuestiones que creo debemos resolver es como nos relacionamos con los procesos que permitirían abrir nuevas puertas pero que tienen facetas que no nos convencen … vgr el kirchnerismo …. qué problema no ? Y esto no puede interpretarse sin analizar cómo son las relaciones. No podremos comprender cómo actúa el gobierno nacional sin mirar cómo lo hace la heterogénea oposición …. no podremos comprender por qué las oposiciones actúan como lo hacen sin analizar qué hace el gobierno nacional para que eso sea posible. La clave ….. nuevamente es cómo se teje la urdimbre de relaciones sociales y qué hacemos para que su resultado sea diferente del que la inercia vá marcando.

  18. Muy buen post. Creo que la pregunta que queda flotando es ¿Cómo construir desde la base en Argentina si nadie se reconoce como base?

  19. Muy buen debate, regreso de Uruguay y sus festejos . el Pepe mujica es alguien bien de abajo tambien.
    mas alla del carisma y la encarnacion de los intereses de los de abajo y la expresion simbolica de los anhelos de la clase media . Creo que un lider asi en la argentna es posible.
    Hay cosas comunes en estas «encarnaciones » .
    vienen de una lucha concreta y clara , de la izquierda,del conflicto social
    y se arriman al centro ( no al reves )Sabatella out
    hablan de un modo de vida, nombran llanamente a la pobreza y ponen horizonte desde lo cotidiano
    y un detalle no menor estan entusiasmados y entusiamsan… si ven estas pistas en los nombres que se tiraron aqui … solo hay que esperar, y poner nuestra militancia alli

  20. Buena discusion. Lo que nadie dice es que el PT, o el frente de Evo son construcciones hechas poco a poco, no pensando en el anio que viene. Kirchner tuvo esa oportunidad y en parte por su incpacidad de comunicarse y explicarse frente a los ataques, y en parte por la arrogancia de la izquierda, su proyecto transversal no pudo andar.todavia esta a tiempo, pero ahora lleva una mochila muy pesada de acusaciones e insultos nunca bien merecidos ni contetados.
    De todos los nombrados, la lider Sala es la que empieza con mejores posiblidades, pero es tambien la que tendria que enfrentar mayores dificultades. Por Derecha ni hablar de una mujer, india, organizando a los pobres para hacer las cosas que debe hacer «el mercado que nosotros manejamos». Por izquierda, los estereotipos de los intelectuales amenazados porque ella pretende manejar una ideologia de accion cuando somos los marxistas «los que manejamos la ideologia del pueblo». Pero si ella sigue adelante, y los intelectuales progres y lideres obreros del sector formal se van uniendo a su modo de actuar y armar organizacion real y politica, tal vez por alli va la linea. A todos nos gustan lideres populares que saben construir bien y barato y ademas ponen una linda pileta de natacion al frente como lugar social.

Responder a Dani Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *