#nofirmescontelefé

Hay un editor de Artepolítica que tiene un video en sus manos. Hay un editor de Artepolítica que sostiene que sus colegas se han vuelto unos burócratas. Allí está él: en ese celular tiene decenas de mensajes guardados que puede mostrar cuando quieran y que prueban que somos unos oficinistas del blog. Que hemos dejado de preguntarnos sobre el futuro del país y los verdaderos vericuetos de nuestro sistema político. Que hasta hemos dejado de provocar, de provocarnos, de marcar posibles debates futuros, críticas y reclamos al amplio movimiento nacional y popular. Que es como si careciéramos de tema de escritura, habiendo tantos entre las grietas de nuestro país. Que no le queremos pisar un callo a nadie. Durísimo.

Podría decirse que su crítica tiene dónde hacer pie.

Si quisiéramos ser intelectuales a la altura de la altura que cree tener Beatriz Sarlo diríamos, por un lado, que parte de lo que ocurre es la diferencia entre tratar de hacer contrahegemonía y tratar de remar el momento hegemónico. ¿Para qué dar malas noticias ahora, que ya pasó un segundo más hacia ese octubre que parecía tan lejano? ¿Para qué enojarse de más con un contrincante que ha decidido replegarse? Porque, digamos la verdad, los temas de Información General que han comenzado a poblar las otrora poderosas páginas 3 de Clarín son como una bandera blanca que insta a un cambio de actitud.

Por otra parte, está claro que todo esto que pasa no es «pura fortuna». La teoría de la «viudez intocable» que estaría usufructuando la presidenta Cristina Kirchner es una tontería frente al despliegue de cambios y novedades que ha empezado a impulsar su liderazgo de cara a un nuevo mandato. Cambios que suman, que construyen sobre lo construido, como lo son por ejemplo la adopción de elementos de agendas que parecían ajenas y de palabras que parecían vedadas.

Y esa nueva situación, en un mandato que tuvo más días con encuestas en contra que a favor llama a un respiro. ¿Por qué no detenerse un instante y contemplar el momento? ¿Por qué no disfrutarlo? Sería zonzo creer que, como parece haber hecho la leal Mary, se puede arruinar el momento. Aunque no creo que esté de más sentarse tomarse un tiempo pensar cuál es el vocabulario que requiere esta nueva situación.

En principio, lo más cercano a esas nuevas palabras es el discurso de Cristina Kirchner en Huracán:

(…) construyamos con amor, que el odio que algunos quisieron derramar sobre nosotros, respondamos con amor. No hay mejores batallas que las que se ganan con el corazón; no hay mejores victorias que las de la buena onda, el optimismo y la fe en Dios. Esas son las cosas que valen, esas son las cosas que duran y perduran en la memoria de los pueblos.

(…) no pierdan tiempo, no se enrosquen ni se dejen enroscar en discusiones bizantinas que no tienen nada que ver con lo que le importa a la gente y con lo que le importa a la sociedad. No cometan errores que sí hemos cometido nosotros cuando éramos jóvenes.

El gran desafío es que el campo nacional y popular pueda institucionalizar; pero no, eso no se hace a través de una ley o de un decreto. La institucionalización de un modelo de país es cuando se hace carne en el conjunto de la sociedad porque visualiza que ese es el camino más acertado como país y como nación.

Quiero decirles a todos ustedes, que cuando incorporen a otros argentinos no les pregunten de dónde vienen, no les pregunten cuál es su historia o su partido, pregúntenles si están de acuerdo con que la Asignación Universal por Hijo sirve para que millones de niños tengan derecho a la educación y a la salud. (APLAUSOS). Y también, quiero que les pregunten si están de acuerdo con que tenemos que seguir industrializando el país y agregando valor para seguir generando trabajos más calificados para todo los argentinos. (APLAUSOS) Quiero que les pregunten si tenemos que seguir poniendo en la educación pública en todos sus niveles el esfuerzo y los recursos, y si tenemos que seguir aún poniendo más; quiero que le pregunten si necesitamos seguir inaugurando – como hace unos días – universidades públicas y gratuitas para que tengamos realmente niveles de igualdad; quiero que le preguntan si necesitamos proteger el trabajo nacional, la producción nacional y el desarrollo de nuestra industria; si necesitamos también seguir desarrollando un fuerte mercado interno que impulse también a que exportemos más y mejor porque generamos más y mejores puestos de trabajo; quiero que le pregunten si quieren ser un país donde los derechos humanos son una bandera de toda la sociedad, sin ninguna distinción de ideología o partido, porque es lo que nos diferencia de la barbarie. (APLAUSOS).

Bien lejos de «¡No firmes con Telefé!» está el discurso de la Presidenta. Bien lejos de señalar con el dedo al de al lado, de discutir quién llegó primero, de empezar a «limar» al que quizás tenga el la posibilidad de estar en primer plano más adelante. Bien lejos de atacar a los «traidores» y cuestionar a los que «se suben al carro del ganador».  Bien lejos de posicionarse para la próxima, bien lejos de machacar sobre todos los problemas que bien sabemos que aún tiene el país y que -según parece- la ciudadanía confía en que sea este el sector político que pueda resolverlos.

Porque de eso se tratará la cosa. De tomar una nueva agenda con temas no tan nuevos y hacerse responsables por ella.

De cómo seguir «haciendo bajar» derechos a través de un esquema institucional federal que no siempre refleja «abajo» lo que se ve «arriba» (que no tiene por qué hacerlo por generación espontánea, y quizás no lo haga nunca porque ¿quiénes eran los gobernadores e intendentes durante el gobierno de Perón? ¿qué clase de prontuario tenían?-.

La cosa será seguir pensando  cómo conducir la diversidad que implica una sociedad fragmentada como la argentina, que nunca estará «balcanizada», pero nunca-nunca será «chavista».

Cómo empezar de a poco en meterse en la cabeza la posibilidad, quizás, de tener que pasar a una mayoría de edad política en la que, en algún momento, se deja de «conducir» se pasa a «negociar» y más tarde (uy) a «acompañar». U otra mayoría de edad parecida, pero diferente, dónde no necesariamente sean patagónicos los relevos en la cima de la conducción estratégica.

Será. Alguna será. Pero no por ahora.

Muy bien. Fin de espacio publicitario.

Foto.

About Nicolás Tereschuk (Escriba)

"Escriba" es Nicolás Tereschuk. Politólogo (UBA), Maestría en Sociologìa Económica (IDAES-UNSAM). Me interesa la política y la forma en que la política moldea lo económico (¿o era al revés?).

View all posts by Nicolás Tereschuk (Escriba) →

37 Comments on “#nofirmescontelefé”

  1. como dice cristina: «no me hagas llorar…!»

    altisimo post, que me dejo con la piel de gallina. Este puto pais esta cambiando.

    gracias.

    1. y cuando digo «puto pais» no intento descalificar, es con la mayor de las emociones. una onda «chau, puto lindo»

  2. Escriba, siempre un paso adelante.
    Es hora de salir de la trinchera a vivir el sol del mediodía. (El problema es que muchos siguen cómodos en la trinchera)

  3. Muy interesante lo que escribis, y atesora mis pensamientos respecto al hoy de mi pais, no todos quieren que exista cordura, mesura, para recibir a los que buscan este camino, se contentan con el odio,la desidia, el desinteres por despertar lo que deseamos todos. Un pais nuevo con ganas e ideas de quien dejo algo muy importante Nestor Kichner. A el a todos lo de buena voluntad salud.

  4. Me podes elaborar cuál es el «…despliegue de cambios y novedades que ha empezado a impulsar su liderazgo de cara a un nuevo mandato». Por despligue de cambios no me refiero al discurso que citas o cualquier otro discurso.

    Es decir ¿Qué tiene que ofrecer Cris para los próximos 4 años que no haya hecho hasta ahora?

    1. para ofrecer: puede inaugurar la planta potabilizadora de Berazategui, el plan pollo para todos, milanesas de soja para todos, puede implementar el SUBE, darse cuenta que hay inflación, verdurita para todos…
      Hay mucho que puede ofrecer!

    2. Francisco: Ministerio de Seguridad de la Nación, discurso del 1 de marzo (completo), affaire Vargas Llosa, discurso del 11 de marzo, Pacto Social, Directores en las Empresas y una que otra cosa relacionada con la vinculación entre el Gobierno y los empresarios. Para arrancar.
      Saludos

      1. Sumo un bocadito, del discurso de hoy de Cristina: «En definitiva, creo que el gran desafío es seguir haciendo hallazgos, que ya no serán de petróleo, sino que deberán ser de carácter de construcción institucional entre empresarios, trabajadores, con el auspicio del Estado, para que este modelo de crecimiento sea sustentable, que es lo que vengo sosteniendo e insistiendo en todas las reuniones que estamos realizando». (…) «Yo creo en la armonía de otro tipo; creo en la armonía en que podamos conciliar racional y sensatamente los intereses y apelo en este sentido una vez más a todos».

    3. En serio, no pedí discursos. Los de Duran Barba también son buenísimos y no dicen nada… como el que citó Leila ¿Alguien puede estar en desacuerdo con él?

      Hablo de acciones no de discursos.

      1. Pss, lo que está haciendo Garré en el ministerio de seguridad implica cambios importantes que están ocurriendo todos los días, preguntale a cualquiera. El Diálogo Social está teniendo lugar estos días, con hombres y mujeres de lugares claves de nuestro país. Si hay algo que caracteriza al Kirchnerismo son trasformar las palabras en hechos Francisco.
        Con respecto a lo de Duran Barba…gustos son gustos.

  5. «¿Por qué no detenerse un instante y contemplar el momento? ¿Por qué no disfrutarlo?»
    Porque esto recién empieza. En política si uno se detiene y pasa a un estado de contemplación, aunque sea por un ratito, va a perder tiempo (cosa importante si las hay), pero también va a perder banderas posibles para defender (tren para todos, creación de pequeñas y medianas empresas estatales…), lo que puede implicar la perdida de muchas otras cosas. Todos sabemos que las banderas que uno no toma y defiende, las toma y defiende otro (Pino tal vez?).

    «Porque de eso se tratará la cosa. De tomar una nueva agenda con temas no tan nuevos y hacerse responsables por ella.» No suena tan épico, pero creo que es la clave. Ahora, cuándo empezamos? No hay que esperar que nos dicten la agenda desde arriba, empecemos a discutir los temas que se tienen que tratar. Sino, durmamos una siesta larga y recién despertemos nos cuando termine el segundo mandato de Cristina.

    No creo que sea el buen momento para descansar y conformarse, no se si en política existe tal momento. Porque esto recién empieza, por eso tampoco hay que detenerse y contemplar. Porque está buenísimo que la AUH sea ley, pero 220$ no sacan a nadie de pobre, y «construir con amor», «el optimismo», «la fe en Dios», «la buena onda», todas estas cosas son importantes, claro, pero no dan de comer a nadie.

    1. No me parece que haya siesta, justamente. En el post se habla desde el punto de vista de los que tratamos de escribir sobre lo que pasa. Y pasan cosas. Ahí puse algunas en el comentario. De acuerdo con ampliar y acelerar la agenda.
      Saludos

      1. Gracias por la respuesta.

        Lo de la siesta lo digo por algo preciso, y sin intención de chicanear ni insultar, pero sí mostrando mi preocupación.
        Yo entiendo que pasan cosas, siempre están pasando cosas de menor o mayor importancia. Me refiero a los militantes general y a la blogósfera militante en particular: es a ellos a quienes veo adormecidos.
        Veo, siento, demasiado conformismo entre los militantes, muchas veces sobran elogios y faltan críticas, iniciativas. Doy como ejemplo la blogósfera económica, hace mucho que no veo una crítica, al menos una observación al modelo económico. Hace unas semanas ví algo sobre empezar a debatir sobre si este modelo económico es sustentable, pensé que se podía poner interesante, pero el debate murió poco después de haber empezado y no se volvió a tocar el tema.

        Quizás es solo una sensación mía, pero quería compartirla. Gracias por el espacio.

        Te mando un saludo Escriba, lo tuyo es muy bueno y suelo estar de acuerdo con casi todo lo que escribís. Artepolítica me parece de lo mejor que hay para leer en la blogósfera (junto al ElBlog de Abel, deshonestidad intelectual y otros) y espero profundamente que el editor del que hablás al principio de tu post esté equivocado, por ahora le doy la razón en ciertos puntos.

    1. ¿Y al lado de Cris? Porque no está al lado de Macri, está al de Cris… bueno, este mes por lo menos lo está.

  6. Estoy comiendo una milanesa se soja, eso me hace parte de la patria sojera’, he perdido la batalla cultural? podrias esclarecerme?

  7. Dos asociaciones que suscitó la interna troska del blog. Letra para el editor rebelde:

    1.
    Teorema de Baglini.

    2.
    Voy a tomar por vos
    otro trago para olvidar
    que el miedo te comió los pies
    y que ahora sos un tipo más
    y que poco a poco te fuiste yendo
    que poco a poco te fuiste yendo de nuestro lugar

    Te sienta bien el sol
    te sienta bien ser cool
    te sienta bien el mal
    te sienta bien ser Dios
    te sienta bien mentir, y decir
    que te fuiste yendo de nuestro lugar

    Que es lo que ha pasado con tu corazón
    ya no marca el paso que marcaba ayer
    nunca fuiste libre y esa es la razón
    siempre algún idiota para convencer
    hablás toda la noche como un boy scout
    hablas sobre mi vida como tu papá
    los cadillacs tocando para vos
    los cadillacs tocando para vos

    No se haga cargo Escriba, son mis asociaciones.
    Saludos.

  8. Siento una culpa enorme en este «disfrute», porque uno ve que Cristina está a full con todo, que los tiempos no alcanzan, que las manos son escasas, que las encuestas son amargas en comparación con los cambios sobre los que uno descansa: debería ser del 80% en lugar del 45.
    Quizá haya algo también de relajación luego de la reversión de tendencia post 125, pero Cristina no se relaja por eso.
    También puede ser que uno no está cavando fosas en un cementerio para ganarse la vida, y por eso «disfruta» el rato y lo hace tirándoles inofensivos huevazos al circo opositor cuyos payasos no controlan sus desatinos y se dan de tortazos de en serio.

    ¿Mirá si en unos meses Cristina dice «Bueno, ahora me voy a relajar yo, la mesa está abierta, hagan juego señores!»?
    Pasamos del relax y disfrute a un estado epilepsia espontánea producto de habernos olvidados que, como decía Tu Sam, «Puede fallar».

  9. Cristina está jugando un partido en el que van 25 minutos del segundo tiempo y va ganando 2 a 0. Hay que pasar la pelota al costado y no arriesgar. Es así. Visto desde el cinismo más cínico. Y visto desde el idealismo más idealista, también. Porque para lo quieras hacer, tenés que ganar las elecciones y tener el gobierno. Sino, no hacés nada, ni malo ni bueno. Entonces, desde donde se lo mire, pases cortos y que pasen los minutos.
    El 24 de octubre, después de ganar en primera vuelta, si todo sigue como hasta ahora, recién ahí empezaremos a ver con firmeza el proyecto de Cristina para los próximos cuatro años. Que seguramente no va a estar alejado de estos ocho, pero que también es seguro tendrá características propias. Porque ahora la que conduce es ella y no ambos, como fue antes, tanto con Néstor presidente como con Cristina presidenta. Y porque las situaciones siempre son nuevas y requieren nuevas respuestas.
    Por ahora lo que veo es que Cristina puesta a controlar el balón, es más que firme, a nuestro arco ni siquiera se acercan.

      1. las fotos están distorsionadas, ¨el ojo del gorila engorda la villa del amo¨. Se cambiaron hermosos chalesitos (que es lo que creció últimamente y se pusieron arriba ranchitos de lata, todo una mentira como esa que dice que desde el 2.006 hasta hoy 15.000 empleados de la carme quedaron sin trabajo. Falso, están rayando pan para las milas.

    1. Intento yo una explicación múltiple:
      1-Falta inversión pública en vivienda, lo que se ha mejorado (y es mucho) no alcanza para compensar el crecimiento vegetativo. Creo que todos estamos de acuerdo en eso.
      2-Falta inversión en el interior, la mayor parte de la gente que viene a las villas viene del interior, donde la soja no ha generado tantos puestos de trabajo como afirma la mesa de enlace. En muchas zonas ha destruido mucho más de lo que ha aportado, como en las zonas frutícolas, azucareras, algodoneras o tamberas.
      3-Falta desarrollo en los países vecinos: el crecimiento económico de la Argentina, si no es acompañado en Paraguay, Bolivia o Perú, hace llegar mucha más gente de afuera, que viene a aprovechar nuestro éxito. Ya ocurrió así hace mucho (a caballo entre los siglos XIX y XX) y hace no tanto (años 60 y 70). Por una vez, la historia se repite.
      4-En cualquier caso, también ha habido crecimiento de las zonas pobladas más regularmente. Y eso no sale en esas fotos del Gúgl Érz, sale en otras que no están publicadas allí.
      5-Ya hace mucho que Jauretche explicaba que las villas estaban pobladas por gente que no venía del campo, sino del «barrio de las ranas» que tenía cada pueblo; era el terrenos fisal (generalmente junto a la laguna, por eso las ranas) donde había ido a parar la gente que ya hacía mucho que había perdido su trabajo en el campo. La villa de emergencia no es peor que el lugar de donde vienen, es un progreso (al menos hay agua potable y luz) y están mucho mejor ubicadas para aprovechar las oportunidades que aparezcan.

    2. Volviendo al principio: hace falta mucha más inversión en vivienda. Para eso hace falta guita. Este gobierno se ha dedicado a reunir guita, tiene los ingresos y las reservas más altas de la historia. Si no hubiera sido por NK y CFK no podríamos siquiera estar hablando de solucionar ese problema, sería un problema para lamentarse pero imposible de solucionar. Ahora podemos, y es una de las cosas más importantes que debe incluir esa «agenda con temas no tan nuevos» que menciona el autor.

      Si me preguntan a mí, tres millones de viviendas. Como piso. Si se hacen exclusivamente con materiales nacionales y obreros en blanco (por eso mismo, en su mayoría nacionales) más de la mitad de lo que cuestan se paga con el aumento del PBI.

      1. Gracias por contestar.
        El tema es que dados tus puntos de vista, si hace falta vivienda y también hace falta crecimiento de los países vecinos, con solo inversión publica en vivienda no basta.
        Es un tema complejo.

      2. Todo problema complejo tiene oculta en sí mismo una solución sencilla, evidente y equivocada.
        (del libro de las Leyes de Murphy)

        Pero por algún lado hay que empezar. Si te fijás, afirmo que la mayor parte de los villeros nuevos son argentinos del interior (o de otras zonas del GBA, eso lo agrego ahora). De modo que una agresivas política de vivienda soluciona buena parte del problema, e incluye a gran parte de los extranjeros que ya vinieron. Y parte de los que – hagamos lo que hagamos – van a venir.

        Sobre los demás que van a seguir viniendo, realmente no hay mucho que se pueda hacer, salvo jugar a los Texas Rangers y perseguir a tiros a los indocumentados que salten la muralla que construiremos a lo largo del río La Quiaca o que pasen a nado el río Paraguay. No creo que funcione, y la verdad es que no es muy útil tampoco en la Madre Patria (como los llamaba Tato). Salvo que satisface el gusto de los yanquis por andar a los tiros y humillar chicanos, no ha servido para evitar que haya más de 40 millones dentro de su país.

        O podríamos invertir el paradigma que creía ver Macri en el Indoamericano: construyamos casas para los argentinos, y que el mercado provea las casas de los inmigrantes.

        Las viviendas son una de las inversiones que más directamente aportan al PBI y a los impuestos: pocos bienes incluyen en su valor un porcentaje más alto de mano de obra. Y pocos bienes pueden ser producidos recurriendo a un porcentaje más bajo de insumos y herramientas importadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *