Para amnésicos y desprevenidos

   Parafraseando parcialmente a Joaquín Sabina, podríamos decir que los diarios de hoy no hablan demasiado de aquello que ocurrió hace exactamente 53 años. El 16 de septiembre de 1955, una conjura cívico-militar, bajo la absurda denominación de “revolución libertadora” y una no menos cínica y falsa consigna: “ni vencedores ni vencidos”, logró derrocar al gobierno que encabezaba Juan Domingo Perón, elegido en comicios sin fraude ni proscripciones en 1946 y reelecto de la misma forma en 1951. Comenzó allí una oscura noche que duró más de 18 años, hasta que el mismo mandatario desalojado del poder volvió a ser elegido sin fraude ni proscripciones, y pese a la feroz campaña que se desató en el país para borrar (a él y a su ideario) de la memoria -y específicamente del futuro- nacional. Ese objetivo no pudo consumarse, pese al empleo de una enorme batería de medidas dirigidas en su contra, cuya herramienta más increíble e ilustrativa fue el Decreto-Ley 4161, del 5 de marzo de 1956 (“Prohibición de elementos de afirmación ideológica o de propaganda peronista”). Fue publicado en el Boletín Oficial del 9 de marzo de 1956 y aplicado  rigurosamente durante largo tiempo. Reflotarlo hoy tal vez sirva para refrescar la cabeza de muchos opinólogos, sobre todo extranjeros (¿Rouquié?), acerca de la imposibilidad de modificar la realidad, por más que la realidad no sea de nuestro agrado. Aquí va el texto del referido instrumento «democratizador», con la ilusión de que lo conozcan algunos y lo recuerden otros, por ejemplo los diarios que existían hace 53 años y hoy padecen de amnesia, entre otras enfermedades, algunas incurables.  
Visto

el Decreto 3855/55 por el cual se disuelve el Partido Peronista en sus dos ramas [el Partido Peronista Masculino y el Partido Peronista Femenino], en virtud de su desempeño y su vocación liberticida, y

Considerando:

Que en su existencia política el Partido Peronista, actuando como instrumento del régimen depuesto, se valió de una intensa propaganda destinada a engañar la conciencia ciudadana, para lo cual creó imágenes, símbolos, signos y expresiones significativas, doctrinas, artículos y obras artísticas.

Que dichos objetos, que tuvieron por fin la difusión de una doctrina y una posición política que ofende el sentimiento democrático del pueblo argentino, constituyen para éste una afrenta que es imprescindible borrar, porque recuerdan una época de escarnio y de dolor para la población del país y su utilización es motivo de perturbación de la paz interna de la nación y una rémora para la consolidación de la armonía entre los argentinos.

Que en el campo internacional también afecta el prestigio de nuestro país, porque esas doctrinas y denominaciones simbólicas adoptadas por el régimen depuesto, tuvieron el triste mérito de convertirse en sinónimo de las doctrinas y denominaciones similares utilizadas por grandes dictaduras de este siglo, que el régimen depuesto consiguió parangonar.

Que tales fundamentos hacen indispensable la radical supresión de esos instrumentos o de otros análogos, y esas mismas razones imponen también la prohibición de su uso al ámbito de las marcas y denominaciones comerciales, donde también fueron registradas con fines publicitarios, y donde su conservación no se justifica, atento al amplio campo que la fantasía brinda para la elección de insignias mercantiles.

Por ello, el presidente provisional de la Nación Argentina [por entonces el general Pedro Eugenio Aramburu], en ejercicio del Poder Legislativo, decreta con fuerza de ley:

Art. 1º

Queda prohibida en todo el territorio de la nación:

a) La utilización, con fines de afirmación ideológica peronista, efectuada públicamente, o la propaganda peronista, por cualquier persona, ya se trate de individuos aislados o grupos de individuos, asociaciones, sindicatos, partidos políticos, sociedades, personas jurídicas públicas o privadas de las imágenes, símbolos, signos, expresiones significativas, doctrinas, artículos y obras artísticas, que pretendan tal carácter, o pudieran ser tenidas por alguien como tales, pertenecientes o empleados por los individuos representativos u organismos del peronismo.

Se considerará especialmente violatoria de esta disposición la utilización de la fotografía, retrato o escultura de los funcionarios peronistas o sus parientes, el escudo y la bandera peronista, el nombre propio del presidente depuesto, el de sus parientes, las expresiones “peronismo”, “peronista”, “ justicialismo”, “justicialista”, “tercera posición”, la abreviatura P, las fechas exaltadas por el régimen depuesto, las composiciones musicales “Marcha de los muchachos peronistas” y “Evita capitana”, o fragmentos de las mismas, y los discursos del presidente depuesto o su esposa, o fragmentos de los mismos.

b) La utilización, por las personas y con los fines establecidos en el inciso anterior, de las imágenes, símbolos, signos, expresiones significativas, doctrina, artículos y obras artísticas que pretendan tal carácter, o pudieran ser tenidas por alguien como tales, creados o por crearse, que de alguna manera cupieran ser referidos a los individuos representativos, organismos o ideología del peronismo.

c) La reproducción por las personas y con los fines establecidos en el inciso a), mediante cualquier procedimiento, de las imágenes, símbolos y demás objetos señalados en los dos incisos anteriores.

Art. 2º

Las disposiciones del presente decreto-ley se declaran de orden público, y en consecuencia no podrá alegrarse contra ellas la existencia de derechos adquiridos. Caducan las marcas de industria, comercio y agricultura, y las denominaciones comerciales o anexas, que consistan en las imágenes, símbolos y demás objetos señalados en los incisos a) y b) del Artículo 1º.

Los Ministerios respectivos dispondrán las medidas conducentes a la cancelación de tales registros.

Art. 3º

El que infrinja el presente decreto-ley será penado:

a) Con prisión de treinta días a seis años, y multa de m$n 500,- a m$n 1.000.000,-.

b) Además, con inhabilitación absoluta por doble tiempo del de la condena para desempeñarse como funcionario público o dirigente político o gremial;

c) Además, con clausura por quince días, y en caso de reincidencia, con clausura definitiva, cuando se trate de empresas comerciales.

Cuando la infracción sea imputable a una persona colectiva, la condena podrá llevar como pena accesoria la disolución.

Art. 4º

Las sanciones del presente decreto-ley serán refrendadas por el Excelentísimo señor Vicepresidente Provisional de la Nación [el almirante Isaac Rojas] y por todos los señores ministros secretarios de Estado en acuerdo general.

Art. 5º

Comuníquese, dése a la Dirección General del Registro Nacional, y archívese.

About Mono Gatica

ENRIQUE MARTÍN (Mono Gatica). EX SECRETARIO DE REDACCIÓN DE LA AGENCIA DyN Y REDACTOR EN LOS DIARIOS LA RAZÓN, LA PRENSA Y CRÓNICA. ACTUAL PROFESOR DE REDACCIÓN PERIODÍSTICA E INTRODUCCIÓN AL PERIODISMO EN DISTINTOS INSTITUTOS PORTEÑOS.

View all posts by Mono Gatica →

42 Comments on “Para amnésicos y desprevenidos”

  1. Sabés lo que pasa, que en ningún lado del mundo (salvo en países en que están subsidiados por el gobierno), los diarios pueden dedicar espacio a hablar regular o frecuentemente de lo que pasó hace cincuenta y tres años. La gente los compra para enterarse de lo que está pasando hoy y se especula puede pasar mañana, y los avisadores ponen avisos en los diarios que la gente compra. Los avisos pagan los sueldos de los periodistas. Lo que pasó hace tanto tiempo es tema de historiadores, campo muy diferente al periodismo, y si el público está interesado en el tema compra sus libros. De todos modos Página12 cumple con las condiciones para hablar regularmente del pasado.

  2. Escribí esta canción en 1967 y ese decreto estúpido estaba todavía en plena vigencia. Recuerdo los «oooohhh» del público cuando pronunciaba la palabra «Perón»

    LAS COSAS QUE PASAN

    Que lindo es sentarse en la puerta de un bar,
    y ver a Buenos Aires pasar y pasar…

    Pasa un cartero en bicicleta con telegramas color violeta
    Un patrullero de la policía que busca a un chorro hace 15 días
    Pasa el lechero con cara de nada vendiendo leche contaminada
    Un escribano serio y cerrado tirándole besos a un abogado.

    Pasa un político con paso corto añorando el congreso con aire absorto
    Pasa un vampiro buscando una mina, pero lo violan pasando la esquina
    Pasa el verdugo con su picana y al tiempo que pasa me mira con ganas
    Pasan dos tuercas corriendo picadas, se cruza una vieja y la hacen pomada.

    Pasan los taxis y los colectivos, la secretaria del ejecutivo
    Un jubilado, tangos de antes, Jorge Luis Borges, la niña y su amante
    Los siete locos, los contrabandistas, los buenos hombres, los masoquistas
    Las prostitutas y los pianistas, las curanderas y sus analistas.

    Pasa una niña de mil apellidos vendiendoselos a los desposeídos
    Pasa una banda de criminales en sus hermosas motos policiales
    Pasa un Mercedes con chapa extranjera llevando la amante de un tipo cualquiera
    Pasa un Mercedes con chapa oficial llevando la amante de un general

    Pasan oscuros los empleados clavándole el codo al tipo de al lado
    Pasan oscuros los tipos de al lado clavándole el codo a los desocupados
    Pasan corriendo los estudiantes porque los persiguen los vigilantes
    Pasan corriendo los vigilantes porque los persiguen los estudiantes.

    Pasa un obrero en alpargatas con veinte pesos que es toda su plata
    Pasa el ministro de economía, le dice: mi hijito no hay mas plusvalía
    Pasan los locos, pasan los cuerdos, si no les das corte te dan con el fierro
    Pasa una mina con traje escotado, un cura la sigue y cae en pecado.

    Pasan los presos con aire de muerte, pasan llorando su triste suerte
    Paso yo mismo y me veo sentado mirando a la gente que pasa a mi lado
    Pasa la guardia del presidente, los sables al aire, todos dementes
    Pasa la historia de nuestra nación, naturalmente exlcuyendo a Perón.

    Pasan los gatos, pasan los perros, pasan los vivos, pasan lo muertos
    Pasan corriendo, pasan zumbando, pasa el silencio, pasa gritando
    Pasa el país y el continente, pasa mi vida estúpidamente…
    Mientras estoy en la puerta de un bar,
    viendo a Buenos Aires pasar y pasar.

  3. Hermoso lo de Jorge. Yo sí me había acordado, y elegí otra documentación…

    PROCLAMA REVOLUCIONARIA DEL GENERAL LONARDI
    «Al pueblo argentino y a los soldados de la patria. En mi carácter de jefe de la Revolcuión Libertadora, me dirijo al pueblo, y en especial a mis camaradas de todas las armas, para pedir su colaboración en nuestro movimiento. La Armada, la Aeronáutica y el Ejército de la patria abandonan otra vez sus bases y cuarteles para intervenir en la vida cívica de la Nación. Lo hacemos impulsados por el imperativo del amor a la libertad y al honor de un pueblo sojuzgado que quiere vivir de acuerdo con sus tradiciones y que no se resigna a seguir indefinidamente los caprichos de un dictador que abusa de la fuerza del gobierno para humillar a sus conciudadanos […] Sepan los hermanos trabajadores que comprometemos nuestro honor de soldados en la solemne promesa de que jamás consentiremos que sus derechos sean cercenados. Las legítimas conquistas que los amparan, no sólo serán mantenidas, sino superadas por el espíritu de solidaridad cristiana y libertad»
    EDUARDO LONARDI,
    General de División,
    Jefe de la Revolución Libertadora.

    —————————————————-

    «Aquella noche de septiembre de 1955, mientras los doctores, hacendados y escritores festejábamos ruidosamente en la sala la caída del tirano, en un rincón de la antecocina vi cómo las dos indias que allí trabajaban tenían los ojos empapados de lágrimas. Y aunque en todos aquellos años yo no había meditado en la trágica dualidad que escindía al pueblo argentino, en ese momento se me apareció en su forma más conmovedora. Pues, ¿qué más nítida caracterización del drama de nuestra Patria que aquella doble escena ejemplar? Muchos millones de desposeídos y de trabajadores derramaban lágrimas en aquellos instantes, para ellos duros y sombríos. Grandes multitudes de compatriotas humildes estaban simbolizados en aquellas dos muchachas indígenas que lloraban en una cocina de Salta.»
    ERNESTO SÁBATO.
    —————————————————-
    Extraído de Caraballo, Charlier y Garulli: Documentos de historia argentina, 1870 – 1955, Buenos Aires, 1995, p. 106 y ss.

    Y todavía quedaría para recordar La noche de los lápices

  4. Schusseim: a usted se lo conoce más como Piero?
    Si no fuera porque Clarín hace poquito homenajeó a Frondizi con suplementos especiales y todo, diría que lo que dice el furcio es discutible.
    Pero teniendo en cuenta lo dicho, cabe decir que es totalmente falso.
    Saludos

  5. Mariano: Le di esa canción a Piero en 1973 y él la paseó por todos lados diciendo que era suya.
    Revise su concepto de falsedad.

  6. Schussheim: disculpe Jorge. Soy un tarado. Recién caigo.
    Lo de la falsedad era por el comentario de el furcio, no por usted.
    Revise los comentarios.
    Saludos

  7. Tudo bem, Mariano, Pero lo que dice el furcio es cierto. Que a Clarin todavía le queden afectos de su época desarrollista es la excepción que confirma la regla del periodismo que dice que no hay nada más viejo que el diario de ayer.
    Claro que el London Times y el NYT, y mediante un pago, ofrecen sus archivos desde 1785 y 1851 respectivamente. Pero en este pais la memoria tieene pocos cultores.

  8. Se podría armar un debate, ¿no?
    A ver, vamos a armar lío.
    Hubo ciertos apoyos paradójicos a la Libertadora, el más paradójico de todos, el de Rodolfo Walsh, que declara, en la introducción de 1957 a la primera edición de Operación Masacre:
    Suspicacias que preveo me obligan a declarar que no soy peronista, no lo he sido ni tengo la intención de serlo. Si lo fuese, lo diría.[…] Tampoco soy ya un partidario de la revolución que -como tantos- creía libertadora. Se perfectamente, sin embargo, que bajo el peronismo no habría podido publicar un libro como éste, ni los artículos periodísticos que lo precedieron, ni siquiera intentar la investigación de crímenes policiales que también existieron entonces. Eso hemos salido ganando».
    (Walsh: Operación Masacre, Buenos Aires, Ediciones de la Flor, 2001, pp. 192 – 193)
    Seguir las sucesivas introducciones que va realizando Walsh conforme pasan las distintas ediciones y los años, es un buen ejercicio para comprender los itinerarios de determinados circuitos de clase media en relación con el peronismo. En las últimas introducciones, Walsh es el que todos conocemos.
    Claro que las circunstancias de publicación, con ser mejores que en 1954, deben ser tomadas en cuenta, pero el párrafo que cito no es contradictorio con aquella introducción inicial, en la que el autor todavía confía en la posibilidad de que se haga justicia sobre los ejecutores.

  9. Bueno, yo lo de el furcio lo entendí de la siguiente forma:
    «Los diarios no están para ocuparse de la historia, salvo aquellos que están subsidiados por los gobiernos. En este país el único es Página 12».

    Yo creo que los diarios, y los medios periodísticos en general, dedican espacio importante a la historia, sobre todo en cuanto a lo que ella puede aportar en la reafirmación de lo que piensan de la actualidad. Por eso, prestan atención a lo que quieren de la historia. El ejemplo de Clarín y Frondizi es claro. Hicieron un recordatorio en el que se incluyó también el acto en el que participó gran parte de la oposición, y sirvió como reaparición de Duhalde en la vida política, todo esto en medio del conflicto gobierno – campo.
    En cambio, se «olvidan» de la «Libertadora», no vaya a ser que algunos jóvenes se asusten y vuelvan a «alistarse» con el gobierno después de haber abandonado sus filas porque «no es tan de izquierda como parecía». Se entiende lo que pienso y por qué digo que lo de el furcio es falso? Bueno, por lo menos yo lo entendí como una ironía.
    Saludos

  10. «La mayoría de los periodistas y escritores llegamos , en la última década, a considerar al peronismo como un enemigo personal. Y con sobrada razón. Pero algo tendríamos que haber advertido: no se puede vencer a un enemigo sin antes comprenderlo.
    En los últimos meses he debido ponerme en contacto por primera vez con esos temibles seres -los peronistas- que inquietan los titulares de los diarios. Y he llegado a la conclusión (tan trivial que me asombra no verla compartida) de que por muy equivocados que estén, son seres humanos y debe tratárseles como tales. Sobre todo, no debe dárseles motivos para que persistan en el error. Los fusilamientos, las torturas y las persecuciones son motivos tan fuertes que en determinado momento pueden convertir el error en verdad»
    Walsh, Ibídem.
    Cosa que finalmente le pasa al autor, pero diez años después… los historiadores vemos siempre los grises.

  11. De paso, este testimonio muestra que el clivaje «alto – bajo» que define Ostiguy era en aquellos momentos absoluto. Sólo alguien como Walsh, o, en alguna medida, Sábato, podía trascenderlo y adquirir perspectiva.

  12. Este sitio ya se parece a la unidad básica más pedorra de la inteligentzia peronista, con Walsh, Jauretche, Cooke o alguna otra vaca sagrada como la autoridad siempre citada.

    Lo peor de todo, es que la mayoría -si no todos- de los que congratularon al autor y el mismo, están muy lejos de esa época. Hay gente que hace un gran esfuerzo por quedarse en el pasado: es incontrovertible que desde 1983 en adelante el peronismo es el principal -o uno de los principales- responsables de las penurias del pueblo.

  13. Enrique: Gracias por recordar las fechas que hacen a nuestra historia política, y que hoy se pretende desde las empresas massmediaticas ningunear como parte de un pasado a olvidar,o mencionandolas de soslayo como si se trataran de nimias anécdotas. La historia del 55 en adelante es la historia de la resistencia popular ante la hipocresía del republicanismo de todo cúneo ( dictatorial o «democratico»).
    No nos olvidemos de que en la Junta Consultiva se sentaron TODOS los partidos politicos » de la democracia» con Isaac Rojas.
    Pero claro…. mejor no hablar de ciertas cosas ¿no?

    Saludos

  14. emilio: yo congratulo al mono gatica por lo que escribió aquí, sin haber sido ni ser peronista (aunque a diferencia de Walsh, quién aseguraba que nunca lo sería, para integrar en el 69 el Peronismo de Base y Montoneros en el 73, quizá alguna vez lo sea). Escribir que recordar ese decreto aberrante y vergonzoso es quedarse en el pasado, es como escribir_y salvando las diferencias_ que hay que olvidar el Nunca Más, o la Shoah porque pertenecen al pasado. Huelo que sus condolencias sobre las penurias del pueblo no son legítimas y que su comentario lo ubica en los andurriales de la Sociedad Rural. Discúlpeme si me equivoco, pero lo suyo huele a primate grande y peludo.

  15. Gracias, María Esperanza,
    A principios de los 90 le agregué otra estrofa a esa cancioncita:

    «Pasa la guerra y pasa la paz, pasa un país caminando hacia atrás,
    pasan los rostros de viejos amigos, pasan borrados y desvaídos,
    pasan algunos seres queridos, algunos muertos y algunos vivos,
    pasan las esposas y los maridos, pero no pasan sus hijos queridos…»

  16. shusseim:

    Lo suyo suena patético, decirle «huele a primate grande y peludo» a quien dice una obviedad del peronismo que nos gobierna es un chicana bastante idiota.

    Quedarse en el pasado es recordar ese decreto como si estuviera vigente, al tiempo que se omite que el peronismo (con el radicalismo) es el principal asesino de militantes populares desde 1983. Por ejemplo, a Kosteki y Saltillán, por citar los más conocidos, los asesinaron balas peronistas.

  17. Alguna vez háganse cargo de sus cagadas, ¿no?, como si solamente supieran escribir sobre el 55.

    Schussheim, ¿qué piensa de la organización de asesinos llamada triple A promovida por Perón?.

  18. Me dice schussheim: «Huelo que sus condolencias sobre las penurias del pueblo no son legítimas y que su comentario lo ubica en los andurriales de la Sociedad Rural».

    Para mí tus cometarios te ubican al lado de López Rega, la mano derecha de Perón.

  19. Mendieta:

    Usted no adora con seriedad a la vaca cubana, adora a un movimiento que es lo contrario a la revolución cubana. Si hay Cuba socialista es porque allá rompieron con los preceptos populistas, no por haberlos seguido detrás de un general de formación prusiana y de inocultables influencias fascistas. Para que exista Cuba socialista tuvo mucho que ver la influencia de comunistas como Guevara. Si Cuba acabó siendo una influencia negativa para nuestro proceso, si cumplió un papel discutible, ya es otro tema de debate, aquí vale la experiencia cubana para la siguiente comparación:

    En la Argentina, por el contrario, hubo un movimiento que trató de infiltrados a los que quisieron hacer una revolución socialista bajo la advocación del peronismo, y hasta el general les tiró encima la triple A, ¿no eran esos los anticuerpos de Perón?. El propio Walsh terminó admitiendo que después de tanto decirle traidores a los Vandor, comprendió que él era el traidor, ya que Perón prefirió a los otros.

  20. Emilio: Ud. dice que «hubo un movimiento que trató de infiltrados a los que quisieron hacer una revolución socialista bajo la advocación del peronismo, y hasta el general les tiró encima la triple A, ¿no eran esos los anticuerpos de Perón?. El propio Walsh terminó admitiendo que después de tanto decirle traidores a los Vandor, comprendió que él era el traidor, ya que Perón prefirió a los otros.»
    No es una interpretación correcta. Precisamente fue Montoneros quién no entendió la logica movimientista del peronismo y se alejó de sus bases populares a partir del 74. Leamos el texto de Perón hablando a la JP en febrero de 1974.
    Precisamente la autocritica de Walsh en los papeles de 76-77 a la conducción montonera advierte sobre el error que significó no considerar que en el peronismo el movimiento crea a la vanguardia y no al revés. En el caso del peronismo no se aplica la categoría marxista » vanguardia crea movimiento popular», y Walsh lo entendió claramente, desde una perspectiva nacional-popular que es la que corresponde aplicar para entender la complejidad del peronismo.
    Saludos.

  21. emilio. Es evidente que usted no me conoce ni sabe de las multiples amenazas que me hizo la triple A en 1975, ni que la primera de esas amenazas «por judio y zurdo» fue el mismo dia que montoneros me amenazo por «complicidad con el sistema»
    Para finalizar mi relacion con usted. Milita en la UCD o en el PO?

  22. Schussheim, esa situación de estar corrido por derecha y por izquierda que le pasó a usted es uno de los «misterios» del peronismo que dejan anonadada a gente que está fuera de ese movimiento y no lo pueden entender. Es también una de las razones por las que a cierta clase media progresista le resulta tan difícil acercarse a esa doctrina tanto como a otros a la iglesia: tienen una mística y un atractivo histórico y de masas pero se mira a los administradores terrenales y se sale casi huyendo.

    A mi familia en el 76 los denunció un «compañero». Estoy esperando el 21 de setiembre para pintar en un post mi aldea en esos días. Perón dijo que el que ataca a un compañero es traídor, el movimiento está lleno de traidores que consideran al otro no-peronista para poder clavar el puñal. Y eso también lo ven los que nunca tuvieron experiencia dentro del peronismo y no lo pueden entender.

    Y lo que marcó emilio dentro de su «ignorancia sobre la entelequia peronista» que es propia de mucha gente que ve a veces con fascinación y a veces con horror al peronismo, nadie lo contestó. Por eso cuando un Kosteki o un Santillán son carne de cañón de un jefe peronista como lo era Duhalde haciendo el numerito del disciplinado para los ojos del Departamento de Estado de Estados Unidos cuyo titular militar para América latina decía por esos días en el programa de Oppenheimer «se necesita control sobre el desborde social», entonces piensan, no sin cierta razón, que la sangre de los no-peronistas -lo sean o no- no vale nada para el movimiento, porque estando por fuera, la lógica de «poner el cuerpo» espanta a esa progresía educada. Aquel «se balearon entre ellos» que el sicario estatal repitió como un guión, sonó con una retórica conocida por trillada.

    Luciano, relatar el partido del domingo con el diario del lunes en la mano es muy fácil. Las cosas no eran tan sencillas entonces aunque algunos se hayan dado cuenta y otros no quisieron o no pudieron ver cómo eran las cosas. Correr con la vaina ortodoxa como le está pasando a algunos en estos días poniéndose más papistas que el papa no les ayuda a sumar y en algunas cosas que se leen me resultan hasta irresponsables. A esto último no lo digo por vos, pero supongo que tenés claro que a tu dialéctica no la podés compartir con un compañero cuya única dialéctica es darte un cadenazo en medio de la jeta. En el árbol peronista hay muchas ramas y dan distintas clases de frutos, como escribió el fantástico Santoro «El peronismo no es de derecha ni de izquierda pero tiende a serlo».

  23. Excelente lo que ha escrito, DagNasty. Mas que lo que dice, su forma de decirlo le aclara las ideas a este no-peronista. La frase de Santoro es profetica y se contrapone a aquella de «yo no me meto en politica, si siempre fui peronista», de las epocas en las que el pais era mas ingenuo.

  24. Soy no-peronista criado en una familia peronista, eso me ha puesto obligadamente siempre del otro lado para entenderlo desde el rincón del hereje que no sigue la tradición familiar.
    Gracias por compartir la canción!

  25. DagNasty, y yo soy no-peronista criado en una familia anti-peronista, de modo que estamos en rincones distintos aunque similares.
    Al respecto, le comparto esta otra canción.

    HASTA NUNCA, JUAN

    Se iba transformando lentamente en un recuerdo,
    pasaron varios años de su muerte;
    no quedan ya motivos para amarlo o para odiarlo
    y pensar que alguna vez fué el hombre fuerte!
    Su nombre quedará por mucho tiempo en nuestra historia,
    al igual que quedaron otros nombres;
    seguirá siendo la causa de alianzas y discordias,
    o aceptamos que tan sólo fué un hombre?

    Hasta nunca, Juan,
    aunque yo no lo quería
    usted fué parte de mi vida y no lo puedo olvidar…
    hasta nunca, Juan,
    sin pensar en sus errores,
    sin venganzas, ni rencores, sin pasión ni enemistad…
    hasta nunca, Juan,
    poco a poco nuestra historia
    va borrando su memoria y se confunde al recordar;
    hoy no es como era entonces, hay que ver el horizonte
    y dejarlo a usted atrás…

    Nosotros cada tanto precisamos nuevos padres,
    nos cuesta decidirnos a ser grandes;
    crecer es un negocio tan lento y doloroso
    que preferimos quedarnos como antes.
    Vivimos encerrados entre nieblas y fantasmas
    y delirio y locura estrafalaria,
    sin ver que las barreras que nos tienen atrapados
    son barreras tan sólo imaginarias

    Hasta nunca, Juan,
    lo he borrado de mi mente,
    me despido hasta siempre, no nos vuelva a visitar;
    hasta nunca, Juan,
    el juego ha terminado
    usted ya está del otro lado y es tiempo de descansar…
    hasta nunca, Juan,
    sea un padre generoso
    que sus hijos vivan sólos sin tanto amor paternal…
    hoy no es como era entonces, hay que ver el horizonte
    y dejarlo a usted atrás…
    Hasta nunca, Juan,
    hasta nunca más.

  26. AH! genial! así nos echan a patadas a los dos juntos cantando su canción =)

    «aunque yo no lo quería
    usted fué parte de mi vida y no lo puedo olvidar…» síntesis contundente del pensamiento nacional de los no-peronistas!

  27. Bueno, después de que me llegaran las maldiciones de varios, no de los amigos, me había quedado sin internet. Recién ahora retorno, y me encuentro con un clima lindísimo, digno de un fogón (y ahora los atentos organizadores y propietarios de esta página probablemente nos permitan hacer uno: últimamente venimos mimados los miembros de la comunidad AP).
    Yo vengo de una familia «mixta», en lo religioso, y en lo político (padre judío /madre católica, padre peronista /madre no peronista, tirando a antiperonista). Aclaro que muchas familias son mixtas por motivos más obvios, no vaya a ser que venga el chistonto.
    Y por esas cosas, creo que pude llegar a adolescente tardío (29) sin pelearme demasiado en política. Lo que nunca esperé es que volviese, como en los primeros meses del año, ese espíritu que había conocido sólo por lecturas (y, en algunas cosas, por dichos de mi madre).

  28. Ezequiel, a fin de aclararle mi pertenencia/no pertenencia política, le comento que tengo el carnet número 4 de la Federación Argentina de Campamentos.
    O sea que soy de esa generación en la que la discusión dialéctica se desarreglaba con una puteada y se arreglaba cantando todos juntos.

  29. Ma gustó la onda de contar la evolución de cada uno, hacemos un esfuercito más y nos ahorramos la guita de la terapia de grupo. Mi padre era judio (ateo, yo también lo soy) y mi madre católica no practicante. Ninguno de los dos era peronista. Mi padre era izquierda, tipo PC, aunque no afiliado. En mi adolescencia esta era también mi posición. Con el correr de los años y los libros me fuí acercando cada vez más al peronismo. Hasta hace un par de años me describía como izquierda cercana al peronismo, ahora prefiero decir que soy peronista, cuando hablo de política con cualquiera siento que esa es la definición que mejor me expresa. Creo que cualquier definición política incluye cierta arbitrariedad, hay que elegir la que se adapta mejor a lo que uno piensa. Yo sería la variante al vesre de DagNasty, peronista de familia no-peronista.

  30. Si llegó la hora de las confesiones, haré la mia. Padre y madre judios no practicantes. Yo, ateo desde los cinco años, ya que por haber sido precoz habia leido mucho a Monteiro Lobato y sabía bastante sobre mitología griega. A esa edad, parado frente al templo de la calle Pasoy esperando poder entrar a saludar a mis abuelos en Iom Kipur, se me mezclaron las ideas de Jehová y de Zeus y pensé que si decia que dios no existia y existia, un rayo surgido de la cúpula del templo iba a fulminarme. Lo dije para mis adentros y ya que sobreviví, llegué a la inmediata conclusión de que dios no existia.
    Familia antiperonista rabiosa y anticomunista, naturalmente me afilié a las Fede a los 19 años, pero no por convicción sino siguiendo a Norma, propietaria del mejor culo militante de la época. Rompí el carnet cuando el secretario de mi círculo me convocó a Plaza Irlanda, diciéndome que había mil fusiles para defender a los azules comandados por Ongania. La lectura obligatoria del Manual de Marxismo Leninismo de Kusineen (que quemé en la parrilla de lac asa de mis padres durante el Plan Conintes) jugó parte importante en mi salida de la Fede.
    Voté por primera vez a un peronista en el 2003 y volví a votar a una peronista en el 2007.
    Ultimamente, y cuando en la mesa de los sábados con mis tan queridos amigos peronistas y futboleros se habla de esos dos temas, siento la carencia de no haber sido peronista tanto como siento la carencia de no entender nada de fútbol; o sea de sentir esas dos grandes pasiones de pertenecer al campo de lo nacional y popular.

  31. Jorge, usted es peronista, quédese tranquilo. Así figurará en su historia, cuando yo la escriba. Lo del fútbol, con una platea (la popular está peligrosa) en un partido de Boca, preferentemente por Copa Libertadores, lo arregla todo. Sólo un consejo: usted mírelo a Riquelme y piense en Pericles.

  32. Pese a la influencia marxista de mi padre, yo salí católico y tirado al nacionalismo. Obviamente, por poco tiempo. La ruta fue algo extraña para los 90: Iglesia tercermundista (la última que había: al cura lo mandaron a Mozambique y nunca supimos más de él)- militancia en el Colegio (corrimiento a la izquierda) – Frente Grande – Frepaso – el living de mi casa luego de la Alianza. Después fueron apariciones descolgadas, no actividad.
    Recién con Néstor volví a la actividad, aunque poco a poco, y me sinceré, ingresando al PJ. Aunque veo que soy el único que entró, no hay nadie acá, che…

  33. Ahora que lo miro, tiene su lógica, un poco penosa pero la tiene.
    De más está decir que en el FG – Frepaso, la mitad de los militantes de Juventud eran del PC, un tercio socialistas, y el resto variaba entre el PI y la difusa «pata peronista».
    Y bueno, la otra estación fue Filosofía y Letras, en cuyos augustos pasillos me di cuenta de que la militancia universitaria no era lo mío.

  34. Ustedes dos no saben la suerte que tienen con esos apellidos y familia de estar contando esto en un blog progre y no en uno de los muchachos de la UOCRA! =)

    Mi caso es típico del molde provinciano peronista aunque con laaaaaarga historia por no venir de los últimos barcos sino de los primeros entre conquistadores y piratas. Cuando nací ya tipo de familia -por parte de abuelo paterno- en la que Perón eran del orden natural del mundo como que los pájaros volaran y el agua moje. Es muy largo de contar y no le interesa a nadie pero acotaré a que mcuha militancia alrededor, los abuelos maternos radicales antiperonistas, las experiencias de vida y los defectos intrínsecos de los esquemas derecha-izquierda locales me terminaron confinando al marginal lugar -por mirar desde afuera de cualquier estructura- en el que permanezco ahora, me pasó, ideológicamente hablando, lo que un blogger expresó gráficamente hace mucho para describir su soledad en la polarización: «No hay peor cosa que tener un enemigo hijo de puta y un amigo pelotudo». =)

  35. Ezequiel: Venía pensando en eso, así que ya que sacaste el tema, podés contar un afiliado más. Si tenés a mano alguna dirección por saavedra o nuñez de un local PJ pasámela, sino averiguo, seguro debe haber alguno cerca.

  36. DagNasty. Más peligroso es tener enemigos pelotudos y amigos hijos de puta.
    Si no, pregúntele a Néstor y a Cristina.

  37. Presumo que soy peronista desde los 9 años, pero me enteré mucho después. Una noche de 1962, a oscuras y pegado a una radio del tipo capilla, esperé que anunciaran el triunfo de Andrés Framini en las elecciones para gobernador de la provincia de Buenos Aires. No sabía quién era él ni su Unión Popular. Muchos años después supe que se trataba del candidato posible de un peronismo proscripto. Cuando la radio dijo que había ganado, fui a dormir tranquilo. Después, todo pareció coincidir. Siempre fui asalariado, nunca hice amigos en la Universidad y renegué del periodismo tras 30 años de profesión, asqueado en 1995. Vivo en 18 metros cuadrados, soy católico y me gusta el tango. Todo políticamente incorrecto. Ser peronista también lo es, a pesar de su mayoría.
    PD Framini nunca pudo asumir su cargo, logrado legítimamente, pero se dio el gusto de ganar (ese viejo vicio peronista y ese capricho infantil desde siempre). En ese caso fue contra la injusticia. Aunque yo no lo sabía, ese fue mi norte desde entonces,la presunción de un pibe de 9 años. Y creo que es el veradero objetivo del peronismo, pese a tantos no positivos…a lo largo del viaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *