Lo general y lo particular

A veces es complicado ir de lo particular a lo general. Y a veces también es difícil ir de lo general a lo particular.

Saber valorar esta diferencia puede resultar crucial a la hora de intentar entender los actuales roces entre parte de la CGT y el Gobierno o, quizás más puntualmente, entre Moyano y Cristina Kirchner.

Por definición, el sindicalismo tiene la obligación de dar cuenta de un sector, de una parte: los trabajadores sindicalizados. Es decir, y seamos obvios: son una corporación. Y está bien que así sea.  Y también es correcto –en el plano sindical- que privilegie en su lucha el alcanzar beneficios y conquistas para los trabajadores que forman parte de los sindicatos. Los que cotizan. Pretender que abandonen esta, su función primaria, es por lo menos algo inocente.

Por autodefinición, este Gobierno ha asumido –en boca de su máxima expresión, la Presidenta- que “no es neutral”. Esto no es habitual en el marco del posmodernismo que todo lo licua, que todo lo lima para hacerlo “suave” y “políticamente correcto” y pone en tensión esa mentira de Perogrullo de que un gobierno debe “buscar el bien común”.  Sin llegar, ni por asomo, y permitanmé el jueguito, a un “clasismo clásico”, el aseverar que no se es neutral resulta por lo menos motivador. Porque, qué sería el “bien común” cuando en toda sociedad hay siempre lucha de poderes, conflictos y tensiones? (paréntesis: desconfía, joven argentino, de aquellos que te venden la posibilidad de un mundo sin peleas y tironeos, doble contra sencillo que son los que tienen la sartén por el mango y que no la quieren largar ni compartir). Pretender que un gobierno que se ha animado a esta toma de posición (además de innumerables hechos de la realidad, como la recuperación del trabajo, el retorno de las discusiones paritarias, el amplísimo crecimiento de la cobertura previsional –que, no está de más recordar, son derechos de trabajadores jubilados, pero trabajadores al fin- , etc.) y equipararlo aunque más no sea indirectamente con la nefasta década del menemismo es, por lo menos, una canallada. Y no hay táctica que lo justifique. En el post anterior decíamos que Cristina había tirado una soga, una salida, al titular de la CGT. Bueno, anoche Moyano la rechazó y dobló la apuesta en su creciente enfrentamiento con el Ejecutivo. Una pena, porque pareciera enfrentar un camino de inmolación con sus propias bases y sus históricos compañeros de ruta (O sea, que Plaini diga que hay que bajar la tensión y que Barrionuevo te elogie, Hugo, te tendría que calmar)

Por historia, Moyano ha demostrado ser un buen defensor de los derechos de los trabajadores sindicalizados. E incluso ha tenido etapas en donde amplió los márgenes de esa lucha hacia fuera de lo estrictamente sindical. Efectivamente, tiene en su haber una trayectoria meritoria en los 90, cuando fundara el MTA para enfrentar al liberalismo menemista y comenzara una saludable tarea de articulación con otros sectores sociales y sindicales (la naciente CTA, por ejemplo, el acompañamiento a los jubilados que pedían 450 en el Congreso, otro). También ha sabido “leer” con inteligencia la llegada de Néstor Kirchner en 2003 y acompañar el proceso político allí iniciado (otro paréntesis: algunos ahora le critican haberse “beneficiado” en un aumento de su poder relativo hacia dentro del sindicalismo de este acompañamiento, como si eso fuera pecaminoso. Bueno, traiganmé alguien que acompañe un proceso político para perjudicarse y perder poder y hablamos). Por eso resulta particularmente inexplicable que, con su trayectoria y siendo un tipo hábil e inteligente, pareciera hoy estar preso más de sus  pasiones y antipatías personales que por una lectura fría y serena de la situación política pasada y presente. Para decirlo claro: que el tipo pelee por que los sindicatos logren el mayor aumento salarial posible es absolutamente legítimo (así como el pedido de aumento de las asignaciones familiares, escandalosamente bajas en la actualidad), pero poner en juego el proceso político que le permitió mejoras muy concretas –aunque insuficientes- a la clase trabajadora (de la cual él es precisamente representante de una parte –repito, de una parte-), suena, por lo menos, contradictorio y difícil de entender. No por nada pareciera estar enfrentando disidencias de otros secretarios generales aliados en relación a cómo “pararse” frente al gobierno.

Por historia y por presente, ya lo hemos dicho, Cristina Kirchner ha demostrado ser transparente a la hora de las definiciones políticas gruesas. Se le pueden achacar varias cosas a la Presidenta, pero no el no ser clara y concreta a la hora de decir lo que piensa. Y así como ha dicho que no piensa ser “neutral”, también ha dicho que no va a quedar sujeta o condicionada por aquellos que pretendan marcarle la cancha desde un sector específico. Sea este sindical, patronal, empresario, etc. Es de esperar que esta convicción sea ejercida con el mismo énfasis hacia todo tipo de poder sectorial.  Porque nunca está de más el recordar que la política tiene un campo de acción y está obligada a tener una representación más amplia que lo “sectorial”. Más obviedades: así como lo sindical se debe a sus afiliados, la política se debe a la totalidad de una sociedad, aún cuando no pretenda representar nunca a toda ella.

También es de esperar, dicho sea, que los que están alrededor dejen de escupir para arriba.

Fuente de la foto.

Mendieta : De chiquito, Mendieta no quería ser bombero ni policía. Soñaba con ser basurero. Ir colgado, como un superhéroe, del camión. Despúes se las ingenió para ser y hacer muchas cosas, todas más interesantes que lo que terminó siendo: un Licenciado en Comunicación, algunas veces como periodista, otras como funcionario público. Sus únicas certezas son su sufrimiento racinguista, la pasión por el mar y cierta terquedad militante. Todo el resto puede cambiar mañana. O pasado.

56 Comentarios a “Lo general y lo particular”

  1. ¿Cuál es el problema con que Hugo quiera no sólo más aumentos de salario, si no un mayor espacio en la “alianza de gobierno”? La verdad, no lo entiendo. Igual, no me parece correcto reducirlo a un problema personal entre individuos (Cristina vs. Hugo). Es un problema histórico en el peronismo. Está aquella formulita que dice que el movimiento obrero no quiere ser más la columna vertebral. Quiere ser la cabeza del movimiento.

    No digo que esto explique todo, pero no deja de ser un indicador: el gobierno hizo una elección hace unos meses en las listas. La elección fue no darle mayor espacio al movimiento obrero organizado. Luego hubieron otros indicadores al respecto. El problema es con quién elige el gobierno construir sus alianzas… hicieron una “ponderación” de aliandos. Y el movimiento obrero sacó un numerito bajo en la misma. Ahora hay que lidiar con las consecuencias.

    [responder]

    es cierto que parece (es) una disputa intrínseca en la historia del peronismo. Pero si quieren ser cabeza entonces tienen que demostrar que están capacitados para ello, entre otras cosas haciendo política y no extorsionando a lo bobo. La amenaza de paro general tras el exhorto suizo daño mucho la relación. Como también el caramelito que se tuvo que comer el gobierno cuando bloquearon la salida de diarios.

    En lo que no coincido es en tu segundo párrafo, solo porque no hayan metido la cantidad de gente que hubieran querido en las listas no me parece excusa suficiente, sino ya estarían peleados desde el 2007. Ningún político que se precie de tal va a relegar poder porque sí, especialmente a un espacio tan sectorial.

    Por otra parte está la “sintonía fina” que también agrava las cosas, la economía argentina resiste continuar el modelo que tuvimos estos años anteriores? en algunos casos como por ej. los subsidios pareciera que no, y mientras se hagan estas correcciones va a haber quejas desde los ámbitos afectados directa o indirectamente (CGT incluída). Si los sindicalistas hubieran llenado las listas no hay ninguna garantía que no estarían en conflicto, es mas la situación sería aún peor porque tendrían al gobierno acorralado. Por ahora mejor cada uno en su lugar y tratar de mantener el diálogo abierto y la cabeza fría, aunque las “formas” de Moyano no colaboren a ello.

    [responder]

  2. yo la pregunta que me hago es la siguiente: amén de que no esté satisfecha el “ala sindical” del movimiento con el “espacio” obtenido en el último tiempo ¿en dónde piensan abrevar y obtener el lugar que creen merecer?
    no se me ocurre otro espacio político en donde puedan estacionar más cómodamente sus camiones.

    [responder]

    En un gobierno de Scioli con De Narvaez en la provincia.

    [responder]

    eso puede hacerlo sin pelearse con el gobierno.

  3. Creo que Moyano esta jugando con fuego. A pesar de algunas “cuestiones” nunca del todo aclaradas, se le ha reconocido a Moyano su lucha a favor de los trabajadores durante la década del noventa y su valiosos aporte a la construcción de este modelo nacional. Todo hasta el día del discurso en la plaza. Como la mayoria de las cosas, rara vez se dan por generación espóntanea, vaya uno a saber que lo que se estaba incubando en el líder de la CGT, y ¡¡oh casualidad!! erupcionó casi inmediatamente despues del 54%.
    No le daria mucha entidad a los guiños de Barrionuevo, o a su encuentro con Macri, pero si, a sus íntimos deseos de sacarse la foto con Scioli (tal vez sea recíproco ese deseo) sabiendo que 4 años pasan rápido y mucho mas velozmente en el, por la cual el hombre tomo sus recaudos pensando en su descendencia, típico de los nepotismos.
    Seríamos muy ingenuos desconocer el poder de fuego que tiene el gremio que el representa, y que ya dejo vislumbrar la posibilidad de ejecutar alguna medida extrema, como ser llamar a un paro nacional, que no solo habría de golpear al gobierno, sino a la sociedad en su conjunto, justo en los momentos difíciles que atraviesa la economía mundial, y Huguito no se entero que nosotros estamos dentro del paquete, digo entonces que Moyano se convirtio en un mono con navaja.
    Que los creyentes le vayan prendiendo velas a San Cristobal, para que a Moyano lo pasen a retiro.

    [responder]

    Suscribo al 200%.

    [responder]

  4. lo que señala Cresto es lo mas certero,pero no termino de percibir los motivos que tiene H.Moyano en estos momentos.Hay “gato encerrado”.Y es lamentable.

    [responder]

  5. por otro lado,no me parece feliz el titulo elegido por Mendieta.

    [responder]

    El titulo no es para hacer feliz a la gente. Refleja, hace referencia a Hegel y como éste entiende la relcion universal/particular. Moyano representa un particular (corporacion en terminos de Hegel), y Cristina el Universal (el Estado). Legitimada por el 54% (a la lagalidad, y ña legitimidad hay que agregarle tamben el elemento abstarcto, segun Hegel, lo indterminado, la familia, la eticidad natural entre el pueblo y el Principe, Cristina contiene los 3 momentos, al igual que el soberano hegeliano) no hay nada que discutir. La parte y el todo, esta claro. Menos Moyano que no se dio cuenta.

    [responder]

    Impecable lo suyo, Goliardo.

  6. A mí me parece acertado el título y la forma de presentar el problema. Si se piensa potenciar la lucha por conquistas obreras (tanto económicas como políticas, sociales, ideológicas, etc)-lo particular- la primera cuestión a resolver es lo general: con qué proyecto, desde qué historia, en qué marco, con qué alianzas, amigos y adversarios se va a manejar uno.
    Moyano, vice del PJ dice que se va porque es una cáscara vacía ¿después del triunfo electoral, de la depuración de lo peor -hoy llamado peronismo “alternativo?¿Despues de años de estar allí sin poder disputar, no porque no lo dejaran sino porque ya hay un proyecto global exitoso en curso -el kirchnerismo- y en la Argentina no hay espacio para proyectos políticos populares por fuera del peronismo? Y, insistamos, el peronismo hoy es kirchnerismo y quien se aparta se va del peronismo, del frente y sobre todo de cualquier posibilidad de incidir en su disputa sectorial. No va comparar a Moyano con experiencias anteriores de disputa sindical en el peronismo, a menmos qu euno quiera revindicar a Vandor, viejo aliado d elos milicos, Rucci, ya sabemos, etc….

    [responder]

    Tu lógica es correcta. Pero el punto es: si estás en una alianza/proyecto/movimiento/frente que te ningunea desde hace (más o menos) un año. Que prácticamente te saca de un armado electoral y que te “baja” un reclamo fuerte (digo, lo del reparto de la alianza)…. Si pasa todo eso… me pregunto… ¿sos parte real de esa alianza?

    [responder]

    Perdón, quise decir “reparto de ganancias”, no “reaparto de la alianza”…

    Si, sos parte real y el problema que tenés es mejorar tus condiciones de negociación. Eso, en el marco del peronismo y de la ausencia de alternativas populares fuera de él, no se puede dar a través de debilitar la alianza general rompiendo o confrontando con todos, sino ampliando la propia base social y obtener por el paso de ese avance, más espacio en las decisiones y el ejercicio del poder.
    A nadie que avnza con más base social y propuestas lo ningunea nadie en política, a menos que quiera minar su propia base de sustentación. Moyano ha cometido, creo, dos errores. Uno; considerar que el avance en la capacidad de reclamo de los trabajadores no devenía centralmente de las acciones del gobierno (recuperación AFJP, aumento salario y jubilación real, aumento de empleo y del sector formal, jerarquización del reclamo obrero y no represión de la protesta social, etc) sino de si propia acción (actos CGT, conflictos sectoriales y avance en la agremiaciòn de camioneros, etc). No es así y tampoco lo ven así los trabajadores: la campaña electoral en fábricas fue aleccionadora en este sentido: nadie más que Cristina puede ir a las ´fabricas con el respaldo inmediato que obtiene. Dos: Entendió que era màs fácil tensar las fuerzas que hoy tiene y pasar a cobrar por ventanilla que encarar transformaciones de fondo en la CGT, el gremialismo en general u en su propia sindicato. Mientras la pelea siga siendo burocrática, sin más participación y organización de los compañeros tabajadores que una movilización de tanto en tanto(y en esto no hubo ningún cambio) quien lo viene haciendo bien desde el Estado y obtiene un respaldo del 54% no tiene contra

  7. Bueh, o sea que, mientras los trabajadores pidan aumento de salario (hasta por ahí nomás, porque tienen que ser “responsables”) está todo bien. Ahora cuando quieren ir más allá, se ponen en contra de “proyecto nacional”. Clarísima la lógica.

    Repito: se hizo una ponderación de aliados; el movimiento obrero (organizado) sacó un numerito muy bajo en esa ponderación. Ahora hay que bancarse las consecuencias de las decisiones tomadas.

    [responder]

    no y no

    [responder]

    Ok. Buen argumento. Me convenciste.

    pero te parecen bajas las paritarias cerradas hasta ahora?

  8. Pregunto nomas, que es mas importante si ser parte de una alianza o ser parte de un proyecto de nación, ademas lo de alianza a mi no me cierra puesto que con los de la casa es un contrasentido, a no ser que la trotska haya copado la central y yo no me haya enterado.
    Demasiadas presiones recibió y recibe este gobierno desde afuera, como para que unos caprichitos tensen la cuerda mas de lo debido, a no ser que esten buscando otra cosa.

    [responder]

    La idea es “acelerar los tiempos”. Pero obviamente (excepto para Moshano), si actualmente la presi orilla el 70% de imagen positiva, si encima la ataca un “negro, feo, malo y sucio”, sus acciones no tienen techo.

    Pedir audiencia a porongazo limpio no creo que le vaya a funcionar, por más que escriba 10 “Cartas Abiertas”.

    La estrategia de Cris es correcta: Silencio de radio. Para que tenga que levantar la apuesta, hasta tornarla insostenible. Y cuando no la pueda sostener, patada en en el orto y a la cucha.

    [responder]

    Satamente Eduardo, si el grone y sus bestias hacen un paro general y rompen algo vamos todos a la plaza: los militantes K codo a codo con nosotros los burgueses a pedirle que le rompan el o.

    Me falto decir a diferencia de muchos otros sectores (en particular los miembros de un conocido movimiento historico) los garcas somos coherentes y Moyano nunca nos gusto, sea K o antiK.

    Más que personalizar la cuestión en Moyano, hago referencia a quienes creen que aún estamos en el ’45 y que en los últimos 67 años no sucedió nada. Los que creen que aún son “la columna vertebral” (con aspiraciones a ser “la cabeza” como deslizara en algún momento).

    La conformación de listas de las pasadas elecciones creo que los reubicó con su real peso actual, y, obvio, para alguien que cree ser “columna vertebral/cabeza”, semejante baño de realidad no le debe de haber resultado gratificante. Mala leche, ajo y agua, qué vá’sé…

  9. tanto Hugo M.como Cris.K.son dos particulares.El titulo no me parece pertinente porq

    [responder]

  10. porque corresponde al campo de la logica y de la epistemologia y no a la politica.No ayuda,confunde.Me parece que Goliardo tiene un lio con los conceptos hegelianos.En tal caso la dialectica en la situacion que vivimos nos muestra contradicciones secundarias dentro de un movimiento sociopolitico,como es el peronismo,donde los intereses capitalistas y laborales juegan sus cartas.

    [responder]

    Hegel afirmaba que un gobierno es la facción triunfante.
    Sólo eso … una facción.

    Aqui se confunde al gobierno con el Estado.
    54% es mucho pero no es el 100%.

    [responder]

    ¿Dónde dice eso HEgel?
    Por otra parte, una cosa es el gobierno, y otra es el Estado.

    “El gobierno no es él mismo otra cosa que el punto que se fija o la individualidad de la voluntad universal. El gobierno, una voluntad y una ejecución que parten de un punto, quiere y ejecuta al mismo tiempo una determinada ordenación y una acción determinada. Con ello, excluye de una parte a los demás individuos de su obrar y, de otra parte, se constituye con ello como un gobierno dotado de una voluntad determinada y contrapuesto de este modo a la voluntad universal; no puede, por tanto, presentarse simplemente de otro modo que como una facción. Lo que ocurre es que la facción triunfante se llama gobierno y precisamente en ello, en el ser una facción radica de modo inmediato la necesidad de su perecer; y el ser gobierno hace de él, a la inversa, una facción y lo hace culpable. Si la voluntad universal se atiene al obrar real del gobierno como a una transgresión perpetrada contra ella, el gobierno, en cambio, no tiene nada determinado y exterior mediante lo que se presente la culpabilidad de la voluntad contrapuesta a él; en efecto, frente al gobierno como la voluntad universal real está solamente la pura voluntad irreal, la intención.”

    Hegel.
    Fenomenología del Espiritu, Espíritu, La Libertad Absoluta y el Terror.

    Jorge Dotti decia que la Ciencia de la Logica de Hegel es la obra de teoria politica más importante de la historia. Cuando uno lee esa obra (en especial, la de la enciclopedia), uno ve que los ejemplos que da Hegel son de la teoria politica para explicar la rlacion universal/paticular. Ejemplo:

    “En lo que concierne a la diferencia entre simple comunidad y lo verdadero universal, se halla un notable ejemplo de ella en el Contrato Social, en que se dice que las leyes del Estado debieran ser la expresión de la voluntad general, que no es por esto la voluntad de todos. Rousseau hubiera llegado a una teoría del Estado más racional si hubiera tenido en cuenta constantemente esta distinción. La voluntad universal es la noción de la voluntad, y las leyes son determinaciones particulares de la voluntad fundadas en esta noción” LOGICA, CLXIII

    Cuando hegel habla d ela facción trinufante se refiere a la particularidad que se impone como universal, sin mediación (Robespierre). Pero es un momento de diferencia, sin mediación. Tambien hay que leer “gobierno” no como lo entendemos nosotros, sino como ejecutor. Nuestro sistema constitucional prevee mayor poder al ejecutivo, al gobierno.

    Respondiendo a Isabel, hay que acercarse como politico a la ciencia, para detectar las relaciones de poder. Un consejo que nos daba Foucault.

    [responder]

    Lo universal del Estado y lo particular de la persona están mediados precisamente por lo individual … que es la facción.

    A mi me parece que la Presidente confunde la Jefatura del Estado con la Jefatura de la Administración Pública que es el gobierno. Por cierto que ejerce legitimamente ambas.

    En el discurso de ayer debió querellarse con la Reina Isabel II que es la Jefe del Estado del Reino Unido – y por lo tanto su par – y no con un ministro aunque sea el primero. Este es sólo el Jefe de la Administración Pública del Reino Unido.

    Hay que hacer notar además que a nadie se le escapa a esta altura de la vida la naturaleza represiva de una condensación conceptual. El todo por la parte.

    La estatización de la persona.

    Cuando en 1982 – hace ya tantos años – fué Raul Alfonsín invitado a subirse a aquel charter a Malvinas lo llamó el cepo patriótico. Y no fué.

  11. Hay que atender las declaraciones del Secretario General de la CGT y al documento que no plantea demandas nuevas, sino que datan de hace bastante tiempo y que no han tenido respuesta. Dicho esto para no caer en apresuramientos ni echar a mano a conceptos hegelianos que a poco de andar devienen en conceptos del más clásico antiperonismo.

    Es alarmista plantear que ejercer reclamos sindicales y sociales ponga en juego ningún proceso político (democrático), ni que lo particular deba subordinarse a lo general por nada más decirlo. Ejemplos sobran: ¿dónde se ubicaría la protesta de los pueblos del Famatina contra la minería a cielo abierto y dónde el Estado (provincial, nacional)? ¿Acaso las movilizaciones populares que volvieron a fojas cero la 125 implicaron un quiebre institucional? ¿O los trece paros contra la política socioeconómica de Alfonsín dieron cuenta de la democracia o de su gobierno?

    Tenemos la democracia, que es lo más saludable. La tarea del militante es hacer cada vez más amplia y participativa la democracia. Subordinación y valor: para eso están los cuarteles.

    Attenti: Menem lo hizo, fue el primer gobierno peronista que dividió la CGT.

    [responder]

    Voy a dar un ejemplito práctico para que se entienda por qué no es “alarmista plantear que ejercer reclamos sindicales y sociales ponga en juego ningún proceso político”.

    Supongamos que usted fuera un adolescente viviendo en casa de sus padres, y sus padres le tienen asignada una mesada para sus gastos.

    Supongamos que en la empresa donde trabaja su padre la cosa esta fulera, al punto de tener reducciones en las horas extras, suspensiones, y en general una rebaja salarial para evitar el cierre de la planta.

    Supongamos que en ese contexto usted va y le exige a su padre que le duplique la mesada, porque no le alcanza y usted considera que ha sido un buen alumno y buen hijo y por eso merece mas dinero.

    Supongamos que usted se encapricha, insulta a su padre, lo ataca, sin atender a razones, cuando le explica que esta todo complicado y en este momento no puede atender a su reclamo. Supongamos que usted se rebela y sin ser capaz de entender las complejidades de la generalidad de las finanzas del hogar, se centra en sus atendibles razones de buen desempeño en sus estudios y buen comportamiento, viendo sólo su particularidad y sin capacidad de analizar y aceptar la realidad economica de su hogar, situando su reclamo en lugar de la justicia y los merecimientos, en el contexto de la posibilidad real de la economia de darles respuesta. Y por ello confronta, insulta, ataca violentamente a toda su familia, generando una situacion insostenible, de malestar, confrontación y violencia.

    En ese escenario, usted, ahora, considera logico, serio, razonable y adecuado ese comportamiento? Entiende que, por mas justos y validos los reclamos “particulares” del adolescente, es necesario tener en cuenta el contexto “general” de la economia familiar, y que atender a ese reclamo particular en una situacion complicada para la familia toda es impensable, por mas valederos que sean los argumentos del adolescente?

    El adolescente encaprichado encerrado en su realidad particular e incapaz de analizarla en el contexto general de la economia familiar vendria a ser moyano, por si no se entendio. Que por enfrascarse en su particularidad y negarse a analizar el contexto en el que hace su reclamo, termina generando una confrontacion que no puede ganar, innecesaria e injusta tanto para el como para su familia.

    [responder]

    Esa sola metáfora(padre=Estado; hijo=movimiento obrero) merece una sesión de psicoanálisis.

    Lo que merecerá una sesion de psicoanálisis es tu interpretación de lo que dije.

    Te lo explico denuevo por si no lo entendes, la metáfora es: economia de toda la familia, como ejemplo de lo general, versus economia del hijo como ejemplo de lo particular. Y de como los intereses de lo particular (la economia del hijo que cree merecer mucho mas) DEBEN NECESARIAMENTE estar supeditados y ser consistentes con el contexto economico de lo general (la situacion de la familia derivada de las dificultades laborales del padre).

    Es usual que la gente sin argumentos tome lo que uno dijo y le busque la interpretacion mas ridicula posible, para descalificar una opinion válidad y pasar a discutir (y calificar) esa interpretacion ridicula. Falacia del hombre de paja se llama, y es un vicio bastante feo de la gente sin honestidad intelectual (y sin argumentos) en su afan de defender posturas indefendibles.

    Ché, que mecha corta.

    Yo no defiendo posturas de nadie.

    Simplemente trato humildemente de construir una hipótesis acerca de cuál es el proceso en la alianza. Puede ser equivocada o no. Mucha otra gente tiene otra hipótesis.

    Y sí, me parece que la parábola que utilizás no es atinada. Me pregunto que tiene que ver una economía familiar con el problema de una alianza social en la que se disputa poder. Porque tu axioma (y en mi opinión, el del artículo) es incorrecto: el kirchnerismo representa lo “general”… ¿lo “general” de qué? Ahora resulta que el kirchnerismo abandona su postura nacional y popular (dónde ahí no hay interés general de nadie… en todo caso “del pueblo”) y pasa a utilizar la retórica liberal del “interés general”.

    Además, repito: esto no es nuevo el en peronismo. Tampoco es un proceso tan original… ha sucedido varias veces en la historia del peronismo.

    En fin…

    Che, Cresto. Volvé a leer el artículo. En ningún momento planteo eso que decís. De hecho, está textualmente escrito lo contrario y la imposibilidad del “bien común” alla liberal.
    Cuando hablo de lo general me refiero a un continente político que “contiene” o “contenía” a una parte, como a tantas otras: ciertos gremios nucleados en la CGT. Saludos

    Si yo digo que linda flor azul, y vos interpretas que yo dije que la flor era roja, y a partir de ahi largas un discursete sobre que idiota mi idea de decir que la flor era roja, no vamos a llegar a nada.

    Vamos, que lo que dije no esta tan complicado. No soy Sarlo ni Gonzalez, como para decir que lo que dije esta redactado tan dificil que da lugar a interpretaciones muuuuuy diversas.

    La presidenta (que es la persona a la que ataca Moyano) representa lo general, porque es la presidenta de todo el pais y debe buscar un equilibrio entre todos los sectores. Y lo hace, mas aún y segun sus propias palabras, sin ser neutral y buscando siempre preservar a los trabajadores. Y encima representa a todo el colectivo kirchnerista que la voto masivamente.

    Frente a eso, tenemos a un Moyano, representando a un sector (lo particular), enceguecido exigiendo soluciones a reclamos que pueden ser mas o menos justos en su teoria, pero completamente injustos que se le realicen en una forma tan destemplada a quien se le realizan (y mas injustos suenan todavia si se los ve en el contexto de que, mas que buscar beneficios para los trabajadores, estan inscriptos en una disputa por poder personal de un lider que tiene el ego mas grande que la panza) y en el momento historico y economico que se le realizan, y en el contexto mundial de crisis en el cual se realizan.

    No es nuevo, claro. No es original, claro. El que deberia aprender de eso es el que motoriza el conflicto desde su ambicion y sus egoistas intereses, porque la historia nos muestra clarito que actuar de la forma que esta actuando siempre resulto desastroso no sólo para los trabajadores sino para el pais todo.

    El general lo dijo clarito: primero la patria, despues el movimiento, despues los hombres. Aca tenemos un tipo que se dedicó a hacer palindromos con la frase e interpretarla al reves, pareciera.

    Leandro, te hago una pregunta ¿en que contexto economico se encuentra hoy la Argentina EXPLICITAMENTE? Porque hacia adentro, supuestamente todos los indices marcan de fiesta, crecimiento por todos lados; entonces y solo entonces, ¿no crees que la demanda ante tal mensaje estaría justificada?

    Miraste afuera?
    Yo miro por la ventana y afuera esta negro el cielo, llueve, hay rayos y truenos de todo tipo (es una metafora, aunque de verdad afuera llueve). Y nuestro pais no esta ni estuvo nunca (a diferencia de lo que la oposicion completa sostuvo para intentar golpear al gobierno) aislada del mundo. El escenario es similar al del 2009 donde apenas se crecio, a pesar que todos los indices del 2008 eran buenos, como ahora.

    Si hay en este pais alguien que sabe leer la economia nacional e internacional, es el gobierno, lo ha demostrado empiricamente con numerosisimos ejemplos durante 8 años. Durante 8 años consecutivos los trabajadores LE GANARON A LA INFLACION, tanto los registrados como los en negro. Y no hablo de la inflacion del INDEC: el indice de bullrich y sus amigos dio para 2011 un 22%, pues bien los empleados registrados tuvieron mejoras promedio del 35% y los empleados en negro del orden del 30%. Y eso ha sido asi todos estos años. Para el año que viene todos asumen una menor actividad y por lo tanto desaceleracion y por lo tanto menor inflacion, con lo cual hablar de incrementos salariales del orden del 25% no solo es no retroceder sino que aún seguiran ganadole a la infla. Y sin embargo algunos laderos de moyano andan exigiendo 35% (con que necesidad?).

    Venis desde hace 8 años mejorando el poder adquisitivo de los trabajadores, al punto que se esta cerca del 50-50 mitico (si mal no recuerdo los trabajadores se quedan el 43%, contra el 32 de 2001, otro índice que te muestra que los trabajadores, todos ellos, vienen mejorando sin parar). En ese contexto, es tan intolerable para el representante de los trabajadores, que el gobierno que HIZO a fuerza de voluntad politica que eso sea posible, le pida no ya que pierda frente a la inflacion, sino simplemente que modere un poquito la tasa de recuperacion este año que se ve tan feo el contexto internacional? Se puede ser tan pelotudo de arriesgar estropear toda la economia por no tolerar un pequeño freno a la VELOCIDAD de las mejoras (ni siquiera que empeoren se les pide!).

    Por si no lo entendiste, yo no dije que la economia se va a la mierda (que es lo que vos queres dar a entender). Dije que el año esta mas complicado y hay que tener mas cuidado, y eso implica no irse de mambo con lo que se pide en paritarias, simplemente. Algo comprensible para cualquiera, salvo para opositores que solo buscan que todo se vaya a la mierda, o para tipos con otra agenda politica que estan más preocupados por sus intereses personales que por el pais.

    Entiendo y está mas que claro la situación externa. Por eso te pregunté donde nos encontramos nosotros EXPLICITAMENTE. Con esto me refiero a que creo sería conveniente que el gobierno marque la cancha sincerando que las cosas se pueden tornar complicadas debido al contexto externo y no dejarlo al sentido común de algunos que ante la falta de un mensaje claro y ante la evidencia económica interna no les produce tirria demandar lo que se les canta el orto. Bah, me parece.

    Para que se necesita eso? los sindicalistas esto lo saben perfectamente, los empresarios tambien, a quien es necesario convencer, a la gente?
    Pero el gobierno tambien debe ser responsable por no alimentar el mal. Sabes que pasa si el gobierno sale a decir que la cosa puede tornarse complicada? automaticamente la oposicion y todos los medios a bombardear para generar panico en la poblacion, pero mas que nada en los empresarios. Ahi empiezan las corridas bancarias, los empresarios fugan plata y dejan de invertir, la gente se preocupa y se genera un malestar con la economia que sólo aumenta el problema y que logras? haces que la situacion sea mil veces peor. El gobierno es prudente, pinta un escenario favorable pero de cierta desaceleracion, y espera responsabilidad de los actores sectoriales como los sindicatos, sobre todos de esos que se dicen “aliados” pero a pesar de conocer perfectamente la situación, tensan la cuerda con reclamos extemporáneos porque creen que les sirve en su puja interna de poder.

    200% de acuerdo (con Leandro)

    [responder]

    firmo estos comentarios de leandro.

    clarito como el agua.

    saludos

    [responder]

    Si es verdad que los senadores/diputados se duplicaron el sueldo, no solo dieron un ejemplo tremendo, sino, que se nos cagan de risa en la jeta. Ellos parece que no entendieron…

    [responder]

  12. hegel,y Kant,con toda su genialidad filosofica,corresponden al momento triunfante de la burguesia moderna.

    [responder]

  13. Digo yo… no tendrá algo que ver el proyecto del gobierno de sistema único de salud que pasaría a controlar fondos de obras sociales sindicales ?

    [responder]

    Y si así fuera ¿Cuál es? La salud es algo que la constitución pone en cabeza del Estado, no de las obras sociales. Ésto al margen de que luego el Estado pueda delegar en terceros o no las prestaciones. Pero la responsabilidad y el mandato es al Estado, no a nadie más.

    [responder]

  14. Me pongo de pié Leandro, si ya no entienden con esta los Moyaneros, mmmmm….

    [responder]

  15. Qué bueno seria el gobierno aprovechara este momento y se animara a democratizar la CGT

    [responder]

    ya me imagino los titulares de los diarios:

    “fuerte embestida del gobierno contra los trabajadores”

    así arrancan…

    [responder]

  16. me adhiero a lo que expresan el sifilitico(!)y Diego.

    [responder]

  17. Leandro:

    La metáfora con la que respondés, es una visión estereotipada.
    No obstante revela aquello de señalar en el otro aquello que está en lo profundo de uno pero que nos negamos a ver. Por eso, cuando lo vemos en el otro, nos irrita, nos violenta, porque no lo queremos ver en nosotros.
    Todo estereotipo es una visión distorsionada. El estereotipo puede ser parte del discurso, pero siempre se es consciente que ello no es la realidad.

    De pronto todo mal con Moyano, hasta se le pinta un cuadro anímico deplorable (suerte de “moyanitis” -L.B.), comete errores uno tras otro (que se acentúan en su semblante), es víctima de ellos y por lo tanto está condenado al “aislamiento” (L. Bruschtein). Parodia de una tragedia, esto de aislar por un lado y por el otro de calificarlo como auto-aislamiento, puesto que la dictadura actuó sobre estas premisas. Del mismo modo se lo descalifica en forma idéntica a los tiempos en que imperaba el pensamiento único: “se quedaron en el ‘45” (Menem), “Moyano actúa como si no hubiera pasado nada entre 1945 y 2012” (R. Forster). (Moyano que relaciona sintonía fina con flexibilización laboral, y Forster que lo critica asumiendo el discurso menemista. ¿Hace falta agregar más?): http://www.diarioregistrado.com/politica/57427-forster-le-contesta-a-hugo-moyano.html
    (Aparte, ¿Cuánto le cuesta a Forster nominar a lo actores sociales, políticos, sociales, culturales, que confluyen en el kirchnerismo además de la CGT y el PJ -que además dice -contradiciéndose- que se han revitalizado y actualizado en la nueva síntesis?)

    Cabe preguntarse ¿si tan poco es Moyano, si tan poco representa (ahora nada más que a una parte de los trabajadores, y hasta eso se pone en duda: sea por las internas sindicales y/o por el resultado de octubre pasado), por qué tanto ninguneo? ¿O en realidad la política de poder sin intermediarios muestra sus grietas?

    Mocca en su análisis expone dos cursos a seguir: uno se apoya en Gramsci y el otro en la persistencia de una línea histórica en el movimiento obrero que resume al grupo que conduce actualmente la CGT. En esta contradicción entre lo abstracto y lo concreto es que plantea no esquematizar la realidad. Ver: http://artepolitica.com/lecturas/representacion-sindical-y-representacion-politica/

    También en el blog de Abel, el debate transita otro curso mucho menos simplista que el del “pulgar hacia arriba o pulgar hacia abajo”. Muy recomendable por cierto: http://abelfer.wordpress.com/2012/02/02/la-madre-de-todas-las-pulseadas-gobierno-sindicatos/

    ¿Qué donde hace pie?: decía (1) que el discurso de Moyano (de Huracán -sobre todo- a esta parte) transita el amplio espacio que va de Perón a Cooke, pasando por H. Arregui y Walsh(2). Se ubica poco más acá un tanto más allá, pero el eje es la clase trabajadora nacional, y eso es lo central. De ahí su solidez (y no la exageración de la “embestida de un camión de cien toneladas” -no es cierto, bruschtein?), pisa terreno firme. Pero una y otra vez, se promueve su despolitización, quitarle su identidad peronista (está bien tu historia en los noventa, nosotros nos encargamos de ensalzarla o mínimamente reconocerla, pero ya no va, fuiste), limitándolo al plano reivindicativo social, de que solo se trata de un reclamo gremial, sectorial, asi que lo sectorial (ténganlo muy en cuenta) nunca puede estar por sobre lo general. Omitiendo, deliberadamente (o muy liberalmente), que desde el 17 de octubre para acá no hay destino nacional sin la clase trabajadora.

    (1) En: http://artepolitica.com/articulos/salir-por-arriba/#comment-103637

    (2) Como dice más o menos Manolo, “sí discutamos todo, pero primero demuestrenme que Walsh incurre en el error y/o desviacionismo” “..y dónde se situaría hoy”: http://deshonestidadintelectual.blogspot.com/2011/12/revisionismo-y-ortodoxia-el-aporte-de.html

    Saludos

    [responder]

    Si me contestas a mi, contesta lo que yo dije. No me hagas hablar a traves de lo que dijeron otros, poniendo en mi boca palabras que yo no dije para despues contestar esas cosas como si hablaras conmigo. Lo que yo dije esta arriba y es claro, por mas que vos te hagas el opa, y uses la brillantez de “La metáfora con la que respondés, es una visión estereotipada.”. Yo no estereotipe a moyano, no dije que era negro, ni malo ni feo, dije simplemente que representa a un sector y pretende imponer la vision e intereses de ese sector en particular por sobre los intereses generales, y lo pretende hacer a la fuerza, disputandole poder a alguien que representa a un colectivo mucho mayor que el que representa él. Si vas a discutir lo que vos queres, no me asocies a mi ni a mis comentarios con lo que decis (otro ejemplo de falacia del hombre de paja).

    Lo que yo dije es simple: moyano representa a un sector (tenes alguna duda que es un sector? o es a todos los argentinos que representa?). Moyano de ese sector (los trabajadores) representa sólo a los trabajadores en blanco sindicalizados. Y no a todos: todos los que pertencen a CTA no estan representados por moyano, por ejemplo.

    En ese contexto moyano hace reclamos bajo el supuesto manto de beneficios para ese sector (aunque los reclamos que enumera parecieran ser especificamente para los que ganana de 6000 pesos para arriba, es decir, los que mejor estan de todos los trabajadores que representa), pero bueno, se supone que son reclamos genuinos. Pero los hace extemporaneamente, sin calentarse en las consecuencias ni en el contexto, como exigencias que condicionan ruptura, y encima de todo lo hace de forma tan burda que es imposible no darse cuenta que en realidad la solución de esos reclamos le importa tres pitos, sino que simplemente esta embarcado en una disputa de poder, y si logra el poder deseado, los reclamos pasaran a la historia.

    Esta en todo su derecho, si los trabajadores lo bancan en su uso de los mismos para sus fines personales, macanudo (aunque las reacciones de los propios trabajadores, sobre todo en el ultimo asadito que le sobro carne a patadas, muestran que tanto tanto no se bancan el uso que de ellos pretende hacer Hugo). Pero esa idea pelotuda de darle la misma entidad a Moyano que a la presidenta, esa idea de ponerlo a la misma altura, olvidandose que la presidenta tiene la responsabilidad de la administracion general del pais y eso incluye mucho mas que velar por la quintita chica de moyano, es muy ridicula.

    Yo en nigun lado discuti la historia de moyano, ni dije que antes era bueno y ahora es malo. Simplemente, la forma en la que está actuando ahora es cualquiera, embarcado en una aventura sin retorno, cegado por su ambicion de poder y su ego insatisfecho porque la muy desgraciada no lo llama por telefono para pedirle permiso para gobernar. Todas las cosas buenas que haya hecho moyano en el pasado (resistir en los 90, acompañar al kirchnerismo durante todo el ciclo hasta ahora) no funcionan como antidoto contra la pelotudez: si ahora esta actuando como el culo, es asi y punto, y eso no opaca lo bueno que haya hecho antes. Yo no dije que moyano es el demonio, dije que esta equivocado, que esta confrontando con alguien que no deberia estar confrontando, que esta exagerando reclamos innecesariamente, y que hace todo eso simplemente por una disputa de poder. Que esta perfecto que lo haga, pero asi como el tiene derecho a disputarle poder a la presidenta, yo tengo derecho a retirarle mi apoyo y decir que se esta equivocando, y que a mi como trabajador ya no me satisface su conducción, si va a usar el poder que yo le doy en contra de los intereses de mi pais. Asi de simple.

    [responder]

  18. Lapidario lo suyo, Leandro. Comparto plenamente.

    Creo que el camino de confrontación que está siguiendo el Cro. H. Moyano constituye un trágico error. Ojalá recapacite.

    [responder]

  19. Leandro:

    Mi contestación a tu planteo está comprendida en los tres primeros párrafos: en tu metáfora utilizás un estereotipo del hijo adolescente mantenido por los padres, que se vuelve caprichoso, amenazante, ilógico, violento, egoísta, que incapaz de ver la nueva situación de la economía familiar persiste en su mezquindad poniendo en riesgo la estabilidad de la familia. Luego colocás al Moyano real dentro de ese estereotipo, dentro de ese “frasco” y lo querés vender así: un Moyano sin historia, sin fundamentos, que reclama y disputa poder en un panorama que le es adverso, tanto en relaciones de fuerzas, como en cuanto a que el gobierno ya se ha ocupado (pronto y bien, como siempre, que duda cabe) por definir como hemos de manejarnos en el contexto económico actual, y cualquier otra apreciación es una irracionalidad.
    Mi respuesta es hasta ahí, a posterior (hay un espacio en blanco que indica separación), cuarto párrafo en adelante, desarrollo ciertas ideas en torno a algunas críticas sobre la posición política de Moyano realizadas tiempo a esta parte y que tienen que ver con el post. Si lo repasás a partir del párrafo señalado te vas a dar cuenta que en ningún momento te estoy haciendo cargo de esas opiniones que además tienen nombre y apellido.

    “Es la política, estúpido” (valga la parrafraseada, sin alusiones personales):

    Sobre la representación política: La demanda de la CGT, afirmada en la defensa de los intereses políticos, económicos y sociales de los trabajadores, pone en cuestión la política del gobierno, pasa a intervenir en el debate de la cosa pública, configura de hecho una expresión política, una representación política que se extiende más allá de la representación formal (en este caso la representación de la CGT, de sus sindicatos adheridas y de los trabajadores afiliados). De hecho deja de ser estrictamente sectorial o particular.
    Esto vale lo mismo para la representación social, política, cultural que sea.
    Había dado tres ejemplos para refutar conceptos tales como que se está poniendo en juego un proceso político (democrático*) con la protesta sindical, y subvirtiendo aquello de que lo particular debe subordinarse a lo general.
    En el primer ejemplo de la protesta de los pueblos del Famatina, vemos que esta comunidad (el particular) que se opone a la política del gobierno provincial y del gobierno nacional (el general) ha hecho prevalecer -por el momento- la defensa de sus intereses comunitarios. Por cierto que el esquema del particular subordinado al general no se da. Por el contrario los pueblos del Famatina están expresando el interés general (el derecho a la vida de las generaciones presente y futura, al agua, a la protección del medio ambiente, etc.) y en consecuencia en el trazado de una política nacional fundada en ello, mientras que el gobierno expresa el interés particular (el de las empresas mineras multinacionales asociadas a los gobiernos provinciales) y una política que privilegia el desarrollo económico (?) a costa del recurso inapreciable del agua, de la salud de la población, de la conservación ambiental y de la soberanía del pueblo.
    El segundo ejemplo hace hincapie en el carácter masivo de las movilizaciones populares que modificaron una medida gubernamental sin que por ello se viera afectada la continuidad de un gobierno democrático, todo lo contrario puesto que recuperaron vida sus instituciones y la política.
    Y el tercer ejemplo alude al rol de principal opositor político ejercido por la CGT de Ubaldini que propugnaba un cambio de rumbo de la política socio-económica del gobierno de Alfonsín. Ese mismo Alfonsín que denunció el pacto sindical-militar, jamás confundió el derecho de huelga con extorsión, ni la movilización político-sindical con golpismo.

    Saludos

    (*) Esto dicho, estimado Mendieta, también para el kirchnerismo como proceso político que se desenvuelve en la democracia. En tanto proyecto nacional, popular y democrático, corresponde que asuma que la disidencia y/u oposición político-sindical están en el marco de la democracia. Saludos.

    [responder]

Tu comentario


Si es tu primer comentario en este blog, va a ser moderado por un editor. o se aceptarán comentarios que incluyan calumnias, agravios o expresiones discriminatorias, tampoco aquellos que involucren el uso de múltiples seudónimos.