Ponele que se muere Tinelli

Sí. Dios no lo quiera por su familia, pero ponele que Tinelli se muere en un accidente de auto. Se estrola en la Panamericana contra un poste y, de paso, se lleva puesto a un Renault 12. No, mejor se estrola y después lo trasladan al hospital Austral o a Fleni y estamos tres días pendientes del pronóstico reservado. Pero al final se muere.

Chau campo, chau D´Elía, chau De Ángelli, chau Miguens. Gana el Gobierno. Gana por lejos. La tortuga le gana a la liebre. Gana Kirchner, gana Cristina. Ganamos la pelea mediática.

Ganan Clarín, TN, Canal 13, gana Radio 10, Rial, la pelirroja de Canal 9, gana Chiche Gelblung. Pierde La Nación, pierde Página (poco). Pierde Telefé. Gana Crónica TV. Si somos piolas, empata Artepolitica. El viernes pasado ganó Barreda, hoy gana “el campo” y pierde el Gobierno porque se suspendió la reunión. Pero si mañana llega el humo a Buenos Aires, perdemos todos. Pierde Picolotti pero gana Clarín con su obsesión. (¿Qué fue de los asambleístas de Gualeguaychú, pero por el tema de Botnia?). La agenda de los Medios de Comunicación Masiva se va diversificando, va mutando.

Así como en otras épocas hablábamos de agendas informativas relacionando esto a los contenidos que los medio gráficos imponían en radios y televisión, hoy asistimos a una agenda cultural del entretenimiento que abarca gran parte del espectro. Se debate en la población sobre problemáticas políticas, económicas y sociales cuando los grandes conglomerados deciden que se debata. Y se debate sobre la agenda más habitual -fútbol, espectáculos, policiales, clima- cuando los conglomerados deciden no debatir sobre la vida de la gente y así entretener para sumar rating. No son salames, obvio. La industria cultural apunta al consumidor, y el consumidor pide entretenimiento.
Según periodistas y analistas, Moyano y Cavallieri son lo mismo, ergo para la “opinión pública” Moyano y Cavallieri son lo mismo. Ergo, Piumato y Barrionuevo son lo mismo.

Para los Medios, D’Elía y Castells son lo mismo, ergo para el “ciudadano común” ambos piqueteros son lo mismo. No hay memoria. Se borra. Desaparece difuminándose a la hora de opinar bajo un manto de ignorancia rancia.

Y Alfredo De Ángelis y Eduardo Buzzi se conjugan y fusionan con la Sociedad Rural, con la golpista Confederaciones Rurales Argentinas a la hora del reclamo, y entonces todo lo confunden, y fundan “El Campo”, nuevo conglomerado y nueva fuerza de choque de los productores rurales. No se deslizan disidencias entre ellos. Sólo se concentran en rejuntar porque, piensan, así los reclamos son más legítimos.

¿No se confunden, muchachos? ¿No confunden a los receptores? Si mañana Tinelli se estrola, los “progres combativos” de la Federación Agraria van a quedar pegados a la oligarquía rural. Prevalecieron los bolsillos a la ideología, al sistema de valores. Ganó el discurso de la alianza de conductas que de conductas no tiene nada.

Cristina y Néstor van al velorio, saludan a la familia, al dinosaurio Bernardo y se retiran por la puerta correcta. Los patrones del campo ni aparecen. Pero se matan mandando gacetillas a los Medios que nadie lee. Los piquetes se desarman porque los pibes, las mujeres y los tipos -cansados- se van a la casa a ver la tele. Y todo termina ahí. La agenda viró 180 grados.

23 Comments on “Ponele que se muere Tinelli”

  1. No discuto que la agenda se construye en gran medida en los medios, pero me parece que las cosas son más complejas.

    1. El panorama que se presenta en el post me parece demasiado conspirativo. Como si lo político-social fuera transparente para alguien, y por lo tanto ese alguien lo pudiera manipular a gusto. Éste tendría entonces el poder.

    Pero ése es un concepto de poder clásico, piramidal, no coextensivo a las relaciones sociales. El poder no es algo que alguien tiene, sino una relación entre dos o más. Por tanto es una red social de polos desiguales.

    2. La percepción conspirativa sobre los medios suele venir acompañada del aplanamiento de la figura del receptor, además de la del poder antes mencionada. El receptor es creador, resignificador. Está claro que no tiene el poder del emisor mediático, pero tampoco es una hoja en blanco donde éste escribe a piacere.

    3. No me parece que haya que hacer una contraposición entre “dinero” e “ideología”, “bolsillo” y “valores”. Amasar capital es también un valor, una ideología, una representación del mundo. Además, no se hace a cualquier precio (nunca mejor dicho). Quiero decir, se hace sobre la base de una mirada del mundo. Otra cosa es que se comparta o no. Pero si partís de contraponer “bolsillo” e “ideología” estás muy cerca de afirmar que la ideología es lo vinculado a intereses morales y no también materiales, para usar la verba clásica. Los que defendemos la igualdad tenemos intereses materiales vinculados a esos valores, precisamente porque queremos que se materialicen. Quiero decir que ideologías hay muchas: algunas nos gustan más y otras menos, pero estas últimas no dejan de ser representaciones del mundo porque no nos gusten.

  2. Borges decía algo así como que el texto tiene la única obligación de ser efectivo y, más allá de los pertinentes señalamientos teóricos que hace Contador Geiger, este post claramente lo es.

    Ahora, yo sólo tengo un aporte para hacer: si hay algo que K supo hacer en el mismo instante en que asumió la presidencia en el 2003 fue abrir la agenda (que estaba restringida a lo financiero y el riesgo país): DDHH, Corte Suprema, Malvinas, Mercosur, ALCA…

    Si la salida del conflicto es instantanea al momento en que salga de la agenda mediática, por que no lo hacen? no es tan dificil generar dos o tres acciones de gobierno o “discusiones públicas” que permitan sacar la mirada de ahi. no?

    Saludos!

  3. Primo porque el quilombo del campo está agotado en los medios pero en expansión en el territorio.
    Nestor esta conminando a los jefes territoriales a que se definan y está trazando la línea. Cuando esa línea esté lo suficientemente clara para el Pj y además sea favorable al gobierno (creo que va a ser) esntonces se baja de los medios. Se viene el punishment.

  4. Absolutamente de acuerdo. Da para mucho este post, es muy inteligente y dice una verdad que supera lo conspirativo. Hasta los dueños de los medios están sujetos a estos vaivenes de los asuntos que van naciendo de “la realidad” y opacando unos a otros, desplazándolos de la cartelera para condenarlos al desván de los recuerdos después de haber tenido su cuarto de hora. Fatalmente un día Cromagnon fue sacado del aire, terminado, olvidado, aunque de vez en cuando surja algún tema con los vecinos del santuario y vuelva la discusión un poco, pero ahora nunca más ocupando la primera plana. Así murió el tema de la valija que parecía amenazar al Gobierno de Cristina. Y ¿qué pasó?¿alguien se acuerda por qué otro tema fue reemplazado en la primera plana?
    No quiero decir que los temas no sean “instalados” por los medios, digo que éstos temas obedecen también a las reglas de espectáculo, del rating necesario para vender propaganda comercial y competir con otros medios. La realidad a través de los medios se ha convertido en un espectáculo donde el orden de prioridad se marca por el nivel de truculencia o morbo: guerra, catástrofes naturales, asesinatos, accidentes en las rutas, la vida personal de los famosos, sus casamientos, divorcios y salud, tienen un lugar en la pantalla chica. Cuando cualquiera de ellos toma el primer lugar, aunque unos sean más importantes que los otros, lo hacen con la misma preponderancia, como si el robo de un cybercafé donde el cadáver del ladrón quedó tirado en la vereda, fuera lo mismo que una guerra. De hecho, un día entero están las noticias sobre la ruta donde hubo un accidente, y uno no puede creer que en el país o en el mundo no haya ocurrido otra cosa.
    Lo interesante es ver a veces qué rapido se saca del aire una noticia que afecta a alguna persona concida, se nota que la persona “ya arregló” para que saquen del aire el asunto. En los medios debe haber una tarifa para aparecer y otra para desparecer.
    Y creo que a esto juegan también los Kirchner desde el Gobierno, a callar y esperar. La gente se cansa del mismo tema. Cuando el tema cayó, deja de contener a la opinión pública manipulada como elemento de presión y el Gobierno puede moverse con su poder sobre los acontecimientos, mientras no sucede está presionado por los medios quienes manejan la situación como titiriteros mediando entre el Gobierno y la opinión pública, constituyéndose en factores de poder determinante.
    Aquí manda el mercado más que los mercadistas, hasta ellos, que crean el mercado, no pueden evadirse de lo efímero, de lo que viene de la competencia, y de lo que determina el gusto mediocre del hombre mediocre que compra objetos que no necesita, lee por encima sólo los títulos y mira la guerra por televisión como si fuera los efectos especiales de una película de acción.

  5. De acuerdo en que los medios te pueden instalar un tema, no estoy de acuerdo que la imagen y la percepción de igualdad de un Moyano-Cavallieri o de un D’elia-Castells, pero quizas sea una opinión personal basada en mi entorno.
    Igualmente hubo un momento en que se empezó a desplazar de los medios el tema “campo”, pero no podés sacarlo de agenda con más de 300 cortes y marchas en las ciudades del interior.

  6. Si no hay diálogo, un mes de vacaiones para que el tema salga de la primera plana, Kirchner se relaje y después volver a la ruta pero con intensidad creciente?
    Es para evaluar…

  7. contador geiger: ¿Usted no cree que gran parte del poder en la actualidad lo tienen los Medios de Comunicación? ¿No hay manipulación y conspiración de los sectores de poder más concentrados a través de los canales de información que no casualmente están en sus manos? No hay una manipulación constante, pero sí hay conspiraciones editoriales, conspiraciones políticas y conspiraciones económicas. Y si le contara mi teoría de que la vida misma es una conspiración permanente…
    Siempre, en una sociedad hay una relación justamente social y política, donde coexisten diversos actores: un nosotros, un ellos, un aquellos. Unos ganan, otros pierden, algunos empatan. El receptor por supuesto que no es pasivo: el relato y los significados se transforman y reinterpretan. Le cuento una anécdota: conocidos de la página lanaciononline.com, obligados “desde arriba” a mantener al tope de la agenda el conflicto de Botnia, descubrieron un día que ni un solo lector accedía a las entradas de esa noticia. No podían borrarla de plano, pero se impuso la realidad, la libertad de elección de los lectores. Tómese el trabajo entonces de ver diariamente cuáles son las noticias más leídas, por ejemplo, de esa página. No decimos acá que el público resignificador de relatos sea una página en blanco: simplemente se aburre, necesita la industria del espectáculo para despejarse en una sociedad cada vez más estresante, vertiginosa, competitiva.
    Por último, creo como Usted que “intereses económicos” e “ideología”, “sistema de valores” y “bolsillos” van de la mano en una sociedad capitalista. El problema surge aquí cuando los que defendían una cosa forman alianzas con los que defendían otras. Y siempre gana el capital.

    Tomás: Gracias.

    Primo Louis: la agenda K no está agotada. Tenga esperanzas. Falta todavía, en principio, el tema inflacionario, que es el que realmente lleva a que mucha gente acompañe al “campo”. Planteo una paradoja: que quede claro, esto es política, y es la política la que apareció después de años de neoliberalismo en la agenda de la sociedad. Si se le ocurre alguna acción de gobierno que pueda mover el avispero, cuéntela: vemos si podemos hacer algo para que llegue.

    Eva Row: La verdad, me dio una mano a la hora de responder comentarios y me agrandé con el suyo, valioso por venir de Usted. Le cuento: se cayó un paracaidista en Nueva Zelanda, se estroló contra el piso, murió en el acto ¿Está filmado?, entonces es noticia.

    Gracias MEC y gracias Ale.

  8. Isa,

    Salir a gastar la guita de las retenciones -incluso antes de cobrarla- en algo que sea absolutamente tangible: Un Plan Social de gran envergadura (ingreso universal a la niñez y la vejez por ejemplo), el “Tren para Todos” (y ahi “se hacen cargo del reclamo del pueblo” capitalizando algo que empezó como reclamo), o incluso dejar de lado la discusión con el campo y proponer una ley de coparticipación con amplia discusión de todos los sectores políticos y ninguneando al campo.

    De todos modos yo no creo ni a palos que la agenda esté agotada, me sorprende de K que no use un mecanismo que en el pasado le dio mucho resultado. Insisto: se trata, antes que nada, de retomar la iniciativa.

    Saludos y felicitaciones por el post!

  9. Isa, gracias por el comentario.

    No creo en conspiraciones constantes, sino en “estrategias” políticas, que pueden incluir conspiraciones en un momento dado.

    Lo que intento es quitarle “maldad” a la acción del –incluso– enemigo. La democracia no anula el poder, ni la fuerza, ni moraliza a los actores. Cada uno opera con lo que tiene a mano. Hay diferencias tácticas, pero no tantas. La centrales son de fines.

    Y cada uno mira desde un lugar, y por tanto enfatiza algo y relativiza otra cosa. No me hace falta pensar que el otro es conspirador para tenerlo como enemigo. La diferencia es existencial, no moral, ni estética, ni económica, como bien decía Carl Schmitt. Punto. Con eso me basta.

    Por eso apuntaba lo de las ideologías. Tenemos que aceptar que hay otros con otras miradas. Si no, vamos a confiarnos en que la nuestra es mejor por ser “más ética”, y que los otros no la aceptan porque son “mezquinos”, pero una vez que entiendan, todos confluiremos en la sociedad reconciliada. No. Eso rebajaría nuestra tensión de lucha.

    La sociedad está fracturada. Y, como ud. dice, por ahora –y con gol desde el vestuario, me temo– gana el Capital. Pero la historia es larga, como decía… Agnelli…

  10. Bien Contador, me gustó su comentario. Pero creo que las conspiraciones son constantes y parte de la historia, y la “maldad” es discutible en algunas ocasiones: así como hubo momentos críticos donde se trató de buscar un mínimo consenso entre fuerzas políticas, sociales y económicas (fin de la dictadura ’76-’83, crisis del 2001) y en parte muchos agacharon la cabeza (algunos por vergüenza), en momentos donde surge cierta calma los “otros”, el supuesto “enemigo” muestra las garras e intenta desestabilizar porque el orden de las cosas no le permite acceder al poder. Esto (que es muy argento) no permite para nada construir una estrategia de país a largo plazo con un mínimo de planificación política.

    Primo: en todo estamos de acuerdo. No es la agenda la que está agotada sino los plazos y cierto día a día que molesta.

  11. 1. Muy bueno, Isa, que se repita.
    2. Que no le pase nada a Tinelli porque estamos hasta las manos.
    3. El conflicto tiene implantación territorial y el “nuevo sujeto agrario” parece bastante consolidado. Sacar el conflicto de los medios resta presión e impide que sobre los reclamos del agro se plieguen demandas de otros sectores, pero no le quita al Gobierno ni la obligación de operar en el territorio para contener esos reclamos ni la necesidad de reformular su política para el sector. Estas dos últimas cosas deberían ser bien consideradas antes de boletear al Cabezón.

  12. Pingback: ¿Te la bancás?
  13. Isa,

    No dé malas ideas, que en este ispa hay mucha gente con vocación para ese tipo de soluciones.

    Aceptada la ironía y compartiendo la visión de Hal acerca del NSA te agregaría que la agenda mediática seguramente se va a modificar y van a aparecer otros temas pero, ojo, que esto puede jugar en contra de los productores agropecuarios pero no necesariamente a favor de la Administación.

    Atenti, que el paraíso del que nos sacó De Angelis existía solamente en Olivos y Balcarce 50.

    Saludos,

  14. Cuando empiecen a faltar alimentos en todas las gondolas del país, vas a ver como Tinelli pasa a un segundo plano.
    Tinelli es noticia porque las panzas están llenas. Si nadie tiene para comer deja de ser noticia al minuto.

    Con esta teoría de Tinelli estás subestimando el poder que tiene el campo de no darle de comer a nadie si se lo proponen. Y eso lo pueden hacer en 48 horas máximo.

  15. Interesante la apuesta Isa aunque algo apocalíptica. Digo, recuperando formas de abordar el fenómeno que pongan en segundo plano a los medios para posicionar las experiencias del sujeto en la sociedad de masas, la perspectiva cambia. Creo que también se trata de ese entramado de mediaciones que ocurren en el seno de la complejidad social, donde la individualidad también juega un papel importante…
    Si me dice que Mc Combes tenía razón y no tenemos cómo discutirle estamos fritos
    Saludos

  16. Muy bueno.
    Y si nos lo cargamos nosotros, en un acto patriótico? Acabamos con el conflicto y de paso lo sacamos de la escena política al títere muerto de hambre de De Angeli.
    Y además terminamos con la basura esa de Bailando por un sueño.
    Jajajaja
    Saludos!!!

  17. Gomalopa: si nos cargamos a Tinelli aparecerá un bis (que puede ser De Angeli y un reality al estilo Gran Hermano con De Gennaro y Miguenz conviviendo en la misma casa). No: lo hay que hacer boleta es la industrialización de la cultura popular.

    Cosas Dichas: si mal no lo interpreto, la mano viene por ahí. El individualismo extremo borró al sujeto como ser social y lo transformó -revolución tecnológica mediante- en un producto-consumidor o en un consumidor-productivista, según sea el caso.

    0,33%: ¿48 horas? Me asusta. Y, como ya lo dije antes, Tinelli es un producto demandado y fue noticias hasta cuando las panzas estaban vacías. El entretenimiento que este tipo produce es el opio de los pueblos.

    Rodrigo: la agenda mediática puede pifiarse para cualquier lado. Habrá abstinencia en el pobre De Ángeli, pero no en la “Administración” -como usted dice-. Es todo muy volátil; no hay sujetos, verbos y predicados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *