La dictadura kirchnerista y Quintín

Nos dice Quintín desde Perfil acerca de la dictadura kirchnerista :

Tiene razón en cierta parte en cualquier lugar donde existiera una justicia independiente el Señor Antín (Quintín) estaría preso.

Nos dice Pablo Sirvén en una nota escrita en el diario La Nación del Domingo 12 de diciembre de 2004:

Y nadie hace nada!!

320 Comentarios a “La dictadura kirchnerista y Quintín”

  1. Che escribe en un diario este ignorante, y los lectores creen que piensa antes de escribir, para eso pagan o no?, qué ladrón.. y nadie hace nada.

    [responder]

  2. Es difícil defenderse de la maledicencia, sobre todo a la distancia y cuando se utiliza, como lo viene haciendo el autor del post aquí y en otros blogs, como una herramienta más para descalificar mis ideas. Esa nota de Sirven fue, hace cinco años, la cara visible de un operación de prensa urdida por Gustavo López para despedirme como director del Bafici. Sirven escribió en esa oportunidad desde la más absoluta mala fe, al punto de compararme con Julio Mahárbiz y mandarme a enjuiciar por la Corte de La Haya, hipérboles que disimulan la falta de sustancia de sus acusaciones. Es verdad que viajé bastante como director del Bafici, pero en esa época (como sí lo empezó a hacer a partir de mi salida), el festival no pagaba pasajes ni viáticos y lo hice con mi propio dinero o invitado por festivales extranjeros. No soy un mártir cristiano ni tengo vocación de serlo (como el periodista del Opus Dei, notorio enemigo del cine independiente que mostrábamos en el Bafici, quiere chicanearme) pero es una gran falacia aribuirme el manejo de un presupuesto al que no tenía acceso: era un empleado de la Ciudad sin firma y con un contrato “basura” de locación de obra (y sin ninguna obligación de exclusividad). Quédese tranquilo, el patrimonio del Estado no sufrió ningún menoscabo durante mi gestión. Al contrario, fue mi economía la que se complicó, a tal punto que, con el resto del equipo de programación, acepté coordinar otro pequeño festival privado que no competía en lo más mínimo con el Bafici para poder seguir trabajando. Como ese festival era en Mar del Plata, el Incaa creyó que competía con su festival clase A y eso causó mi cesantía. A grandes rasgos, esa es la historia de mis grandes desfalcos.

    Por lo demás, Sin Otros Dioses que los Kirchner, usted es un cerdo.

    [responder]

    Si un personaje de tan baja calaña como usted me trata como un cerdo, para mi persona es el halago más grande que conseguí en estos tiempos. Mire las cosas que uno se viene a enterar que Pablo Sirven trabaja para Gustavo López, ¿No se le ocurrió devolver el dinero?. Siga participando.

    [responder]

    Lucas

    ¿Pero cómo Quintín, estás descalificando a todo el mundo, por no respetar sus ideas? Qué mal le hace eso a la república, che!!!

    En los países serios, esas cosas no pasan.
    Por ahí, cuando acabe la dictadura K, podrías devolver el dinero, eh.

    Bien, coincido en que el post es de muy baja factura (argumentativamente sobretodo). No mi ineteresa entrar a discutir quien es este pablo no se cuanto, o si Quintin se robó la plata de mi abuela, ¿relamente puede ser éste el artículo mas comentado de “Artepolítica”?.
    Creo que la personalidad de Quintín es el mejor ejemplo de lo que suele llamarse un “snob”.
    La idea de que vivimos en una dictadura es digna de un pelafustán. Salvo que creamos que lo que de dictadura tienen la nuevas democracias neoliberales, es invento de los Kirchner……

    [responder]

  3. No conozco a Sindioses. No sé si Pablo Sirven pertenece al Opus Dei, o si es empleado de Gustavo Lopez.
    Lo que sí sé es que Quintin me merece todo el respeto por su trayectoria, y la lucidez de su pensamiento.
    Y me encanta que su exilio dorado sea en San Clemente y no en las Islas Caiman.
    ¡Ah!, creo que vivimos una protodictadura.

    [responder]

    Espero que cite la trayectoria de Quintin: Libros publicados, reconocimientos académicos, etc.

    [responder]

    El festival de Valdivia (Chile) le editó un libro. Fue uno de los pocos argentinos elegido como jurado por festivales prestigiosos como Cannes y Locarno. Revistas como Cinemascope y Cahiers du cinema lo consideran una de las voces válidas sobre el cine argentino y el cine en general. Y como director del BAFICI y la revista El amante cambió la historia del cine en la Argentina. Te guste o no Lucas Carrasco.

  4. Este post es un asco que no tiene otro objetivo que atacar a una persona que “casualmente” es opositor a los Kirchner.

    Una porquería que este publicado hace mas de 6 horas. No pido censura pero si que todos digamos acá lo que nos parece este post de mierda.

    [responder]

    Juan opositor es una cosa, crápula es otro: ¿Cuantos de los opositores a los K pueden decir que este gobierno es una dictadura?

    [responder]

    Si argumentaras sobre su artículo podría agregar algo, pero como lo único que haces es copy paste de dos cosas distintas, creo que el post es una porquería que solo merece ser repudidada.
    Es como cuando Noticias sacaba aquel Spot de Kirchner alabando a Menem hace 15 años y defenestrandolo ahora.
    Si ese es el nivel de argumentación de ambos lados estamos al horno.

    O cámbienle el nombre al blog, en lugar de “Arte política” pónganle “Intrusos en la política”

    Lucas

    Pida censura, así se manejan las protodictaduras, eh.

    [responder]

  5. Tanto en este post como en el otro en el que “desenmascarabas” al Groncho, queda más que claro la calaña a la que pertenecés.
    A vos te vendría bien una dictadura, ya que siempre se sirven de alcahuetes. Laburo no te faltaría.

    [responder]

    Le molesta tanto un artículo de La Nación no es el diario serio que ustedes leen?

    [responder]

    Sin dioses, con el mismo criterio deberías utilizar lo que dicen sobre el gobierno los homenajeados por Sirven en su ciclo de canal a sobre los hacedores de la tv. Los homenajeados por Sirven, a los que les dedicó un programa entero, son los adversarios más acérrimos de Néstor y Cristina: Susana y Tinelli entre otros muchos. O de otro modo tal vez deberías ponerte a investigar a Sirven, que trabaja evidentemente para la contrarevolución.

    Justamente era alguien que no podian acusar de K como les gusta decir. A Sirven no lo podian descalificar de ese modo. Conozco bien quien es Pablo Sirven. En una epoca escribió algunos libros brillantes y como dice Noriega en su artículo es un gorila irrecuperable. Si la nota venía de P/12 ya iba a ser catalogada de antemano.

  6. El tema, sin dioses, es porque crees que tenes que rebatir un articulo de opinion contraria al gobierno con una acusacion cuasijudicial. ¿sos un investigador? ¿laburas con los ratis?

    crees que todos los que hablan mal del gobierno son delincuentes?

    el articulo de Quintin es pesimo.

    [responder]

  7. El tema, Sindioses, es porque crees que tenes que rebatir un articulo de opinion de un opositor con una acusacion cuasijudicial. ¿quien sos vos? ¿un investigador? ¿laburas en la SIDE? ¿o sos un militante nomas?

    crees que todos los que se oponen al gobierno son delincuentes?

    encima esa actitud servicio de mostrar la mierda oculta cuando “se atreven” a hablar mal, como diciendo ojo que tengo informacion eh, ¿porque no lo sacas como un post, denunciandolo sin que sea una respuesta a nada? que hiciste leiste el post y googleaste “quintin delito”?

    creo que el articulo de Quintin es pesimo y no creo que seas ni un rati ni nada, que quede claro, para no exagerar.

    [responder]

    Comparto 100% Pepe. También en cuanto a la calidad del artículo de Quintín, que en él es toda una perseverancia.

    [responder]

    INvestigador? Usar el google es ser de la SIDE, sus argumentos no tienen asidero alguno. ¿La Nación y Pablo Sirven son kirchneristas de las SIDE ahora?

    No sin dioses, no te estoy acusando literalmente de ser de la SIDE, sos un simple bloguero.

    lo que me extraña es la ACTITUD de salir a googlear delitos del que opina mal del gobierno. Porque una cosa es SABERLO y otra es ponerse a buscar porque no rebatis el articulo con lo facil que es?

    grave, es un chat, es casi nada.

    [responder]

    “Me extraña es la ACTITUD de salir a googlear delitos del que opina mal del gobierno” me hizo acordar al manualK ese en joda que pasó hoy Lanata, donde habla de “delitos pedorros”.

  8. Hay gente y hay “lagente”, hay democráticos y hay demo<créticos (pero éstos piensan que el pueblo es un reflejo de sus intenciones (el amo hegeliano). Y creo que hoy, ahorita, ya, existe un nuevo estilo dictatorial. No es como la “dictadura de los antiguos”, esas dictaduras, como la llamaba Schmitt, “dictaduras comisarías”, tampoco las “otras”, esa que todos condenamos ardientemente. Hoy la dictadura pasa por la imposición hegemónica, no a través de los palos, sino por medios más sutiles. Hay torpes, por ejemplo, esos tipos que todavía utilizan el lenguaje bestiario para hablar de sus oponentes, pero esos salames no se adaptaron a la actualidad, son sonsos setentistas. Pero esos tipejos son pocos, sin influencia, casi ni leídos. Hoy, es un debate mismo sobre los límites de la “democracia”. Los dueños de la libertad y la democracia, los liberales, se quejan de “la libertad” y la “posibilidad” de cambio, dentro de la legalidad institucional (perdonen las comillas, pero la verdad, no creo que sea tan grave como tratar a otro de animal). Pero hay gente y “lagente”. Unos se quejan, otros quejan, gimen. Unos participan, otros, reifican. Unos hablan, los otros dejan hablar. y en esas licencias, por ahí escuchan algún grito: “lo que no aguante mis cueros, hasta el hueso se ha de hundir” (Larralde).

    [responder]

  9. Basura.
    El que propuso violar a la hika de Cobos, como represalia por su voto, sale a atacar a alguien en forma personal solo por sus opiniones. no es que le interesen los dineros públicos, porque no le importaría si alguno de su facción robara. Tampoco tiene un conocimiento de primera o segunda mano sobre lo que denuncia.
    Solo sabe que Quintin opina a veces en contra del gobierno, y que pudo encontrar algo para ensiciarlo desde el anonimato (para zafar de un juicio civil).
    En el kirchnerismo hay también buena gente. Pero si se dejan copar por basuras como sindioses, no van a poder evitar ser salpicados por la mugre.

    [responder]

    Si es funcionario que se haga cargo. Lo “ensicié” a la “Hika”. El que se puede comer un juicio civil es usted, por amenazar a la abogada del sitio ecos de romang por denunciar lo que causa el glifosato.

    [responder]

    No mienta que no amenacé a nadie. Ni siquiera a usted, basura.

    Amenazó a una militante en contra de los agroquimicos en la argentina y usted lo sabe. No se haga el tonto. Lo de basura lo dejo como de quien viene.

    No lo hice. El único comentario que una vez dejé allí fue para desenmascarar alguna mentira media burda. Pero supongo que puede citar lo que dije, nada se pierde. Necesita usted mentir para argumentar?

  10. Calmese un poco Sin Dioses…
    Solo se escracha a si mismo

    [responder]

  11. La verdad Sindioses, vergonzoso.

    [responder]

  12. ¿Porqué un texto como el de Sindioses sobre Quintín cae, según este, en la maledidencia y su artículo en Perfil no?.¿O esa nota en Perfil no está llena de maledicencia, de trampas y ardides?.Por empezar, trabaja en sintonía con una variada gama de HdeP buscando instalar el término “dictadura” para referirse a un gobierno legítimo. Y los argumentos que usa no son tales, son una avalancha de imputaciones al estilo Carrió.Estos, que se hacen una idea estética y formalista de la política, a su gusto y medida,que anteponen a todo, a las mínimas mejoras en favor de la gente, estos creen que tienen derecho a hablar de democracia sólo por que les sobra el tiempo.
    Estos auténticos lastres para todo pensamiento y debate, debieran indagar en las razones por las que Perfil publica sus tonterías.

    [responder]

    Juan: Comparto. O se mide todo con la misma vara, o de qué estamos hablando?

    Parece que Quintín tuviera derechos exclusivos para emitir emanaciones cloacales, y cuando se le responde (documentadamente) sobre sus antecedentes non sanctos, “es un ataque”, “es la side”, “buchones”, etc. ¿Tamos todos locos?

    Que cada cual se haga cargo de su propia historia, y de paso, que se baje del púlpito desde el cual pretende impartir lecciones de moralidad. Que primero se mire su propio culo, antes de levantar el dedito.

    [responder]

    Juan, por varias razones. La principal es que Sindioses es el seudónimo de anónimo. En mi barrio putear por teléfono y cortar no es lo mismo que decir las cosas en la cara.

    Rara vez leo los artículos políticos de Quintín, de los que no comparto absolutamente nada y me parecen tirabombas y hasta medio pavotes, pero el planteo de Sindioses no tiene nada que ver con los artículos del tipo. Lo acusa de otra cosa que no viene al caso. Es exactamente lo mismo que decir que la extensión de la asignación familiar es una porquería porque los K hicieron la plata tiembeando con la 1050. Es un planteo antipolítico, más propio de esos medios que tanto le gusta atacar a SD.

    Una vergüenza.

    Chubutense: Al margen de que efectivamente uno tiene nombre y apellido y el otro tiene nick, no es cierto que “…el planteo de Sindioses no tiene nada que ver con los artículos del tipo…”

    Sí tiene que ver, porque cuando uno se pone en fiscal de la república como Quintín lo hace permanentemente, tiene que tener sus partes pudendas brillando como oro. Y lo que Sin Dioses quiso mostrar es que no las tiene. Éso es todo. Sacarle la careta. Y no me parece mal. Me parece bien.

    ¿O es que Quintín tiene alguna coronita especial para acusar a todo el mundo de corrupto y que nadie le mire el culo a él? ¿Qué tiene? ¿Rabo de oro? ¿Culo con arandela?

    No Eduardo, para ponerse en fiscal de la república no hay que tener el culo limpio ¿Por qué debería ser así? Eso es una falacia por donde la mires.

    chubutense: “No Eduardo, para ponerse en fiscal de la república no hay que tener el culo limpio ¿Por qué debería ser así? Eso es una falacia por donde la mires.”

    Autoridad moral ¿Te suena?

    Que es un falacia chubutense, ¿la nota de Sirven? ¿la nota de Quintín es menos falacia? ¿Usted ve, muchos lideres de la oposición presos? ¿Estamos en una dictadura? Rebatabame con datos la nota de Sirven o yo rebatiré la nota de Quintín, cosa muy fácil por cierto.

    Eduardo, sindioses, la falacia es esa pavada de la “autoridad moral”. ¿Que carajo es la autoridad moral? Si Videla dice “a” y “a” es cierto entonces “a” es cierto y se acabó.

    Están usando argumentos de Elisa Carrió para bancar al oficialismo ¿No se dan cuenta?

    A los macaneos de Quintín se le contesta con una acusación personal, no probada, que ni siquiera derivó en un proceso y que de ningún modo confirma ni refuta esos macaneos. Yo no voy a rebatir la nota de Sirvén, fundamentalmente porque me chupa un huevo si Quintín es un ex-funcionario corrupto o el contacto local de los piratas somalíes.

    Este tipo de “argumentaciones” basadas en la “autoridad moral” que tiene o no tiene este o aquel otro me dan asco. Son propias de ideologías autoritarias como la extrema izquierda, la extrema derecha o la coalición cívica. Uno de los capitales más valiosos que tenemos en el peronismo es una capacidad de autoironía y hasta cierto cinismo que nos vacuna contra los delirios autoritarios de los moralmente puros. Hasta que, tanto en tanto, se nos meten por la ventana algunos colados que vienen a pontificar sobre la moral y la concha del pato. Y ahí es donde se pudre el rancho.

    Sindioses, tu post es vergonsozo, es propios de Elisa Carrió o Jorge Altamira. Un panfleto de cuarta.

    chubutense: “¿Que carajo es la autoridad moral? Si Videla dice “a” y “a” es cierto entonces “a” es cierto y se acabó.”

    Si Hitler dijera “2+2=4″, yo soy el primero en decir “Hitler tiene razón”. Me chupa un huevo si queda bien, mal o maomeno.

    Pero si Quintín (¡Quintín!) dice “vivimos en una dictadura” de ninguna manera puedo asimilarlo a la verdad. ¿O para vos es lo mismo que decir 2+2=4? No es algo ni evidente ni demostrable ni nada, es un vertido cloacal más de Quintín.

    Y en lo referente a la autoridad moral, en modo alguno me estoy refiriendo a la mía propia, de la que seguramente debo carecer más que poseer.

    Estoy hablando de la superioridad moral que Quitín cree poseer para levantar el dedito y acusar a la bartola a todo el mundo sin más prueba que sus propios dichos. De ésa autoridad moral estoy hablando. De la que Quintín cree tener en exceso y yo dudo mucho que tenga algo.

    Este individuo se la pasa pontificando y tratando a los demás de choripaneros K, personal rentado, agentes de la SIDE, dictadura, cualquier fruta manda, y sólo basado en que lo dice él. ¿Y quén carajos es él para embostar a todo el mundo, a título gratuito? ¿Desde qué autoridad moral se pone en juez de los demás? ¿Quién carajos se cree que es?

    Ésa es la autoridad moral de la que hablaba, no de la mía.

    Eduardo, entiendo que estés ofendido con el tipo y que le tengas bronca. A mi me chupa un huevo y, en lo personal, siempre que me crucé con el un blog se refirió a mi con total respeto. A MI, no a mi colectivo. De mi colectivo dice todo eso que vos decís ¿Y?¿Quien se tiene que creer que es para levantar el dedito? Está en su derecho, que diga lo que se le canta.

    Si fuera verdad lo que dice sus supuestos hechos de corrupción serían irrelevantes. Son puras macanas y la supuesta corrupción sigue siendo irrelevante.

    El argumento de este post es: Q dice tal y tal desde la superioridad moral, Q no tiene superioridad moral, luego lo que dice Q es falso. No solo es una falacia sino que es una falacia infantil y estúpida.

    Y sobre todo, es la falacia infantil y estúpida sobre la que se sustenta buena parte del discurso opositor en la argentina. (K habla de los DDHH, K no militó por el DDHH en la dictadura, todo lo que se ha hecho al respecto en los últimos 6 años es mentira y puro humo).

    Chubutense: El paradigma no es “Q dice tal y tal desde la superioridad moral, Q no tiene superioridad moral, luego lo que dice Q es falso.”, sino “¿Desde qué autoridad moral este tipo se da el lujo de embostar gratuitamente a todo el mundo?”

    Es mucho más simple que toda la cadena silogística que armaste.

    Quiere argumentos chubutense también se los doy

    ¿En que país democrático el vicepresidente forma parte de la oposición, milita fiervemente como opositor para ser presidente de la oposición?

    Eso lo hace una dictadura NO, como tampoco lo hace una dictadura lo que dice Quintín.

    En la pregunta 1. Falacia 1: Un gobernador electo puede elegir sus aliados, Colombi se reunió con Kirchner, ¿es dictatorial reunirse con el ex presidente?

    Pregunta 2. Falacia 2: El consejo de los magistrados, está conformado también por la oposición. En que país que sea una dictadura la oposición forma de los mecanismos de control. Por ejemplo los recursos del ANSES están revisados por una comisión bicameral que conforman 6 mimebros del oficialismo y 6 de la oposición, entre ellos el Senador Gerardo Morales.

    Pregunta 3. Falacia 3: ¿Cuantas fueron las denuncias policiales contra Moreno? En una gran mayoría de países se regulan las tarifas. No por eso son dictaduras.

    Pregunta 4. Falacia 4: Imponer las decisiones llama al debate parlamentario y tratar de buscar acuerdos con la oposición. En todos los países democráticos y presidencialistas lo hacen.

    [responder]

    Sindioses, no estás leyendo lo que escribo. Las macanas que escribe Quintín no valen el tiempo perdido en una “refutación”. El planteo es otro. Es tu actitud de panfletista difamador escondido en un anónimo. Tu post es como un discurso de Fernando Iglesias, pero el al menos da la cara.

    Chubutense mi frase en el post fue una sola, y mire lo que generó, reclamele a Sirven. ¿Que quiere mi foto carnet?

  13. Esta linda la nota. Se nota el estilo del taller literario de la SIDE.

    [responder]

    Bueno digale a la SIDE ya que tanto los conoce es que si le tengo que pagar derechos de autor o si les hice un favor que me puedan alcanzar unos dineros que todavia no pague el alquiler de noviembre.

    [responder]

    No hay que avergonzarse de laburar para la SIDE. Es empleo fijo, con aportes, 82% movil. Ahora, si Ud tambien envia estos manuscritos como aspirante a la beca literaria Fundacion Ministro DeVido, esta en problemas; parece que expira en breve.

    Usted lo sabrá Homero, yo no conozco nada de eso, me parece que hable alguien desde la experiencia.

  14. ¿Pero cómo, La Nación no es un diario serio, Pablo Sirven tampoco, y Perfil y Quintín hablando de “dictadura” sí?
    ¿Así que buscar antecedentes de quien habla en público está mal? Por favor!
    Si todos los comentarios, menos el mío y el de Quintín, están siendo anónimos!!

    [responder]

    “buscar antecedentes”, ¿para que? quienes son ustedes?

    supongamos que Quintin se afano esa guita, ¿y? ¿cual es el punto? ¿hoy no hay una dictadura porque quintin se afano guita hace 5 años? si el articulo hablara estrictamente de corrupcion, bueno tal vez lo entenderia, por supuesrto que lo que se puede haber afanado quintin son monedas al lado del gobierno no? pero bue.

    lo mas triste es que sindioses ya “investigo” otra gente y le salio para el orto.

    [responder]

    Pepe ¿así que argentina esta en una dictadura? ¿Cual es la vara que eso se mide? ¿La de Quintín?

    no, no esta en una dictadura.

    no dije eso, dije si quintin se afano esa guita deja de tener validez lo que dice el articulo?

    Que no tiene validez moral. Ni nada más ni nada menos.

    Quisiera saber algo… de todas las acusaciones y teorías cuasi conspirativas que plantean, alguien radicó alguna denuncia formal sustanciada con pruebas, Digamos algo responsable?!
    La “Autoridad moral” es un detalle cuando se denuncia un delito serio, siempre y cuando existan las pruebas y no exista la animosidad o solo la intención de desprestigiar lo que no pueden voltear con Tapas o discursos.
    El resto de lo que exponen es pedantería y un concurso de quien tiene el falo mayor.

    Cualquiera es periodista, Cualquiera es economista, cualquiera es DT… Somos Argentinos!

    Otra pavada, ahora resulta que para opinar de política hay que tener “validez moral”. Esta es la pata CC del kirchnerismo…

    [responder]

    No Lucas, lo tengo que corregir: Quintín es un seudónimo también (al menos para mí que soy un ignorante peronista comechoripanes, y negro)

    [responder]

  15. Lo único firmado en el post, es lo de Pablo Sirven y lo de Quintín.
    Los comentarios que saltan diciendo boludeces de la Side, pasan por alto su anonimato y ese detalle no menor, de quién firma y quién no.

    [responder]

    Lucas, Quintín es un seudónimo también. Mi nombre es Alejandra Torres y vivo en San Luis.

    Andar cuestionando por los nombres es más buchonezco que lo que dicen los confundidos acá: Sin Dioses publica información pública sobre un ex funcionario público, cuál es el buchoneo?

    [responder]

    Lucas

    Quintín es un nombre ya a esta altura. Pero es evidente que los que dicen cosas más duras, no dan la cara. ¿A qué se debe eso? A que seguramente, serían más respetuosos, con las personas y con la ley, si tuvieran que poner el cuerpo.

    Lucas

    ¿Vos te lo imaginás a Mariano Te diciendo en una reunión a una persona “vos deberías aparecer flotando en el río”?

    Por supuesto que no se animaría. O tal vez sí, Andá a saber con quién se reune.

  16. Sin Dioses, te metiste con la vaca sagrada. No ves que a Quintín se le permite todo y a los demás nada. Esto que publicás fue muy discutido en otros blogs en su momento cuando fue noticia que a Quintín lo sacaban de su cargo por usarlo para para proyectos privados incompatibles con la función pública, incluso en la discusión aquella participaron periodistas como Noriega y otros más. (Ver archivo de lunesfelices.blogspot.com).
    En ese momento yo opiné que este señor no lo había hecho por corrupto sino por tonto, por no entender cómo debe comportarse un funcionario público, algo que es intrínseco a su forma de pensar, no entiende un soto lo que es gobernar.
    Pero el tiempo me hizo cambiar de opinión y no la voy a dar ahora porque no quiero que me pase lo mismo que la vez que le recordé a este señor su pasado y publiqué un link de esa fecha en que el funcionario Antín fue destituído, me lo borraron y por dos días no pude publicar nada en Artepolítica sin ser moderado antes.
    Acá muchos se olvidan en nombre de un pluralismo malentendido que Antín trabajo en la estructura del Estado y no estuvo a la altura de las circunstancias. Marcar eso no es buchonear sino hablar sobre información pública sobre alguien que trabajó para la administración pública.
    Este excesivo proteccionismo que algunos practican con Antín es lo que ha hecho que algunos como yo limitemos las participaciones en este espacio porque no se le puede decir nada sin ser castigado y el disfruta de esas situaciones de privilegio, le fascina el privilegio, así le fue cuando privilegió lo personal sobre lo público.

    [responder]

  17. Hay que diferenciar la crítica política de la crítica personal.
    Por ejemplo yo pienso que a Lucas le pusieron los hemisferios cambiados cuando lo hicieron, y que en general sus opiniones políticas rebosan de mala leche, miente a sabiendas, etc.
    Eso no me habilita a recoger por Paraná mugre y maledicencia que no me conste personalmente y tirarla acá, más allá de la verosimilitud que tenga. Algun quilombo con una mina, o algún préstamo no devuelto, no se, mugre variada(aclaro que no se nada, son solo ejemplos al azar). No corresponde, no es un equivalente a las posiciones políticas de buena o mala fe, con buena o mala leche, verdades o mentiras que se expongan. Los que opinan y hablan de política no son figuras públicas, no aspiran a cargos ni a manejar nuestros dineros o intereses. Por más antipático que un opinador nos caiga, no da derechos a una maledicencia personal.
    Por lo menos así pienso yo. Y a esos principios me atengo. Y con todo derecho sostengo que el que aprovecha la maledicencia para ensuciar personalmente a la gente que opina por acá son mugre humana. Y que si algun ofendido los caga a palos o les corta el pescuezo lo tienen bien merecido.

    [responder]

    Lucas

    ¿Pero entonces, porqué no buscás esos datos sobre Pablo Sirven? Como hizo Quintín, diciendo que responde a Gustavo López, cuando Sirven no fue funcionario, Quintín, sí.
    Y además, si querés te doy el teléfono de tres ex novias que van a hablar pestes de mí, pero sería bueno que yo pudiera hacer lo mismo con vos, cosa difícil porque tu esposa no te llama “Mariano T”

    [responder]

    No Lucas, no quiero esos teléfonos. Ni siquiera me interesa si en realidad te llamás Lucas Carrasco o si sos Zulema Pappalardo, una docente jubilada.
    Las opiniones pueden ser impersonales o personales. Yo las tomo todas, hasta los insultos como impersonales, dirigidas a mi avatar y no a mi persona.
    Cuando nos ponemos en personales, como hizo sin dioses con todos gronchos, es otra cosa. Si mañana aparece flotando en el paraná se lo tiene merecido.

    “Si mañana aparece flotando en el Paraná se lo tiene merecido”.

    Cuando el subconciente le brota así a MarianoT, es un epifanía.

    Yo no me hubiera metido con todos gronchos. Esta probado que cuando las peleas entre “compañeros” se ponen personales, corre sangre, y no poca.

    ¿Vos estás comparando el blogueo con el setentismo a sangre y fuego? me parece que no sos ningún sensato como dicen más abajo.

  18. Bien, es obvio lo que intenta exponer sindioses, la contradicion de un personaje patetico como Quintin y esto es:

    Un personaje recentido y lambiscon; recentido porque su mediocridad y dejo de inpunidad que creyo tener para el trabajo estatal, tubo como resultado su cesantia, palabra laxa con la cual califica la actitud con la cual fue apartado de sus funciones. Y lambiscon, porque como todo personaje mediocre, cree que por injuriar y difamar sin el minimo criterio de argumentacion a este gobierno, va a tener de los medios masivos de comunicacion la reivindicacion ante la sociedad.

    Lo interesante para cualquier persona con el suficiente nivel intelectual, es analizar la actitud de lambiscon de este personaje, con el cual analizaria cual es el nivel de alcance de su tactica pueril y sinverguenza, y la respuesta esta al alcance de los ojos con solo leer las respuestas de algunos conciudadanos tan proclives y avidos a estas sandeserias con las cual se ataca a este gobierno y tan pronto a esto se lo pontifica y eleva con el mayor grado de veneracion.

    Creo que eso se debe al poco nivel intelectual de esta brabuconada antikirchnerista, prueba de esto, esta decir la calificacion de “OPERACION DE LA SIDE” jajaja, algo tan chistoso como las denuncias de Carrio.

    [responder]

    ILUMINATI

    Para referirse al poco nivel intelectual de la”brabuconada” anti K, le sugiero revisar su ortografia a fin de que nadie quede “recentido” con tantas “sandeserias”.
    Desmerece sus ideas.
    No lo tome a mal, a muchos nos pasa y seguramente usted escriba muy a la ligera; pero para atacar el nivel intelectual de alguien o de un sector cualquiera se deben tomar ciertos cuidados.
    No hago otra cosa que repetir conceptos que afortunadamente me tiraron por la cabeza hace añares. Espero que lo tome de este modo, sin anteponer ideologìas que no compartimos.

    saludos

    [responder]

  19. Además los temas y presuntos pecados personales no afectan lo que podemos pensar de sus opiniones. las opinios de Eduardo Real siguen siendo tan válidas, inteligentes, indignantes o estúpidas antes o después que nos enteremos de su pedofilia, para poner un ejemplo. Y si leyendo lo que escribe deduzco que es un imbecil, no cambiaría mi opinión porque después me entere que es el contador de Caritas o que donó sus órganos a la ciencia, es un tema personal.
    Si un tipo escribe desde el penal de Devoto sobre la ética de la presidenta su opinión es tan respetable como la de cualquiera, y podrá ser rebatida por lo que expresa, y no por quien la dice.

    [responder]

    Lucas

    No, Mariano Te, no digas bolazos. Vos te escucdas en un seudónimo, para decir que yo miento. O que tal o cual es tal cosa.
    Las personas deben saber sostener lo que dicen, sé que te resulta raro porque no lo hacés, pero no dotes a eso de un aura filosófica que no tiene

    [responder]

    Y haces mal en darte a conocer tan abiertamente por internet.
    Se ve que no tenés familia. Internet es muy peligroso y no se sabe quien es quien, yo puedo ser un humilde ingeniero, o no, en una de esas soy un enfermito que se masturba con tu foto.

  20. cuando uno cree que el “progresismo” kirchnerista ya no puede dar mas sorpresas,aparece un tal sindioses y sus adeherentes de la blogosfera subensionada.
    simil el post contra todosgronchos,que fue urdida al parecer por los mas bajos estratos de la SIDE,ahora el bloguerismo kirchnerista nos deleita con este post anti-quintin.

    la verdad que es sintomatico ver,como los intelektualoides prokirchnerista q en el pasado hablaban pestes de los armados de la SIDE,ahora que la SIDE es “nacional&popular”,esos armados de la inteligentzzia K,no parecen molestarles en lo mas absoluto.

    pero por supuesto,se rasgan las vestiduras por las escuchas macristas,pero las escuchas kirchneristas quedan ocultas debajo de la correccion politica,como los “comprometidos” periodistas de pagina12 q escriben con la izzquierda mientras reciben la guita facil de la pauta oficial con la derecha.

    pero las cosas quedan cada vez mas claras,ya no es una cuestion ideologica como al principio parecia,ya nos estamos dando cuenta que es una cuestion de extricta supervivencia economica (ellos,que tan mal hablan del capitalismo monetario),los compañeros saben q si el kirchnerismo pierde poder,A ELLOS SE LES TERMINA LA BECA,y como ahora conocieron las bondades de puerto madero,el poder y los privilegios,estan horrorizados de tener q volver al barzito de malamuerte en las cercanias de sociales (que mejor que hablar sobre las bondades de gramsci,la revolucion cubana,sartre etc desde un coqueto y fashion lugar en puerto madero?).

    asi que en esta cuestion de quemar las naves,las operaciones de los servicios K,estan a la orden del dia.

    [responder]

    El Google es un empleado de la SIDE! La próximo rezo de Bergoglio, de Lita de Lazari, perdón de la Carrió es contra Google. Sumemos a Artepolítica en esta patriada. Todos contra google!

    [responder]

  21. Lo más triste es que los comentarios más sensatos de este post sean los de Mariano T.

    [responder]

  22. sindioses, acá tiene un largo listado de tres páginas donde el imbécil ése queda al descubierto en toda su dimensión de ave de corral infecta:
    link to omargenovese.wordpress.com

    [responder]

    Gtacias Malvina no conocia ese blog

    [responder]

    MALVINA

    He intentado leer el largo listado,con bastante dificultad dado el minùsuclo tamaño de la tipografìa.
    Amèn de un cierto tufillo a Guardia de Hierro, no logro encontrar ninguna menciòn al desfalco al que alude Sindioses.
    Usted escribe que Quintin es un imbècil. Yo no lo desmiento dado que no lo conozco. Pero aquì se està hablando de otras cuestiones: malversò o no fondos pùblicos?
    Le agradecerìa me responda.

    saludos

    [responder]

    Los únicos datos que tengo son los que aporta Pablo Sirven, alcanzan, no se.

    Pero si a mi me acusarían de tal forma lo menos que pediría es un derecho a réplica. Y esclarecería este proceder. Si no me lo darían usaría las líneas que le ofrece semanalmente perfil, que como el mismo aclaró en Artepolítica nunca estuvieron sometidas a algún dedo acusador. O usaría el blog para aclarar las cuestiones.

    Y si eso no alcanzaría hay acciones civiles para llevar a cabo.

    Yo No se porque Quintín optó por el silencio. La interpretación se la dejo a ud.

  23. Una pregunta democrática ¿Porque Mono Gatica no puede comentar ni publicar?

    [responder]

    SINDIOSES

    En su exposiciòn inicial usted afirma: Y nadie hace nada. Yo le pregunto, para el caso de que sus argumentos fueran ciertos y tan visibles y demostrables, quien cree que tendrìa que intervenir?, porque si a un empleado lo hechan por malversaciòn de fondos, la denuncia la tendrìa que iniciar el funcionario superior, no le parece? (en una de esas me equivoco, si pienso digamos en Ricardo Jaime, que anda por ahì disfrutando sus pertenencias, entre muchos otros ejemplos que no creo que usted vaya a enunciar)
    Creo ademàs, sin conocer ni a usted ni a Quintìn, que resulta por lo menos de sospechoso gusto pretender criticar una postura polìtica aportando esta clase de informaciòn (no estoy en condiciones de calificarlas de ciertas o falsas). A mi me hace pensar que usted posee una bolsa de acusaciones (tampoco afirmo que sean falsas o verdaderas) para darlas a conocer de esta manera, llamèmosla con vocaciòn de oportunismo, para evitar herir susceptibilidades.

    En cuanto a lo que afirma respecto del Mono Gatica, usted falsea la realidad.
    A todos nos consta sus pontificaciones y bajadas de lìnea sacramentales: en mi ùltimo cruce con èl, (tuve varios) me respondiò que fuera de Peronismo no hay nada . Lo puede ver en las entradas: ” Por siempre idiotas ” que asì considera a quienes nos permitimos criticar a su ìdolatrado K., aunque pertenezcamos a movimientos de centro izquierda, de arriba o de abajo no importa, para èl SOMOS NADA.

    Tengo la ligera impresiòn que usted debe tener cierta afinidad con
    el pensamiento del Mono Gatica.

    [responder]

    No tiene que importarle la afinidad que yo pueda tener con el Mono Gatica, si hubo un acto de censura es vomitivo. Artepolítica empezo siendo un espacio de reflexión grupal y se transformó en un grupo que pide censura. Es lamentable.

  24. Tanto quintin como todos gronchos nos parecen obsesivamente nabos, es mas, en el caso de todos gronchos, nos parece muy desagradable, dueño de una ironia machista tan carente de glamour que no entendemos bien de que se las da.
    pero lo de sin dioses es lamentable, porque mas alla de que googleando se pueda encontrar la informacion que el muestra, en ambos casos, lo que es genuinamente feo es su intencion de buchon, cuya unica muestra de veracidad exigida con respecto a lo que dice se limita a que el personaje a atacar no le caiga en gracia.
    Tb acordamos con faco, el sr mariano t no s alguien con el que acordmeos demasiado pero ha sido el mas sensato en este tema

    [responder]

    Buchón porque? Quintín no habla de los manejos espurios de la justicia, yo digo de la misma manera que el, que si la justicia sería justa estaría preso por malversación de fondos públicos es ser buchón? En realidad no entiendo ese tipo de razonamiento.

    [responder]

  25. Yo propondría que para mantener la honorabilidad de Arte Política, que me parece un sitio muy piola e imptescindible, una brújula del pensamiento nacional y popular, que borren este post completo, al inodoro junto con su autor.

    [responder]

    Me parece muy bien que muchos se saquen la careta y pidan censura. Si es asi el “pensamiento nacional y popular” yo me bajo solito.

    Ya lo bajaron a Monogatica, a cuantos más?

    [responder]

    Che sin dioses, te banco a muerte. En este caso, esclarecer quien es el sujeto (Quintin), aporta a la discusion y echa luz sobre sus opiniones. El poeta Andres Calamaro llamo a personajes de este tipo “gente decente delincuente”. Son los que mas estan preocupados por la honestidad AJENA.

    Y si bajaron a Monogatica me parece una cagada. Leo arte politica hace años y el flaco (no se quien es) aporto bastante.

  26. Las cosas en su lugar. Sin Dioses tiene TODO el derecho del mundo de opinar sobre la dudosa eticidad de un ex funcionario público. Tiene derecho de buscar la información y de hacerla pública. Y tiende derecho a expresar su opinión, porque en esa opinión está mi derecho a saber quién es el tal quintín. de la misma manera que sé quien es TNbaum, Castro, Zlotowiazda, y cuanto mono con pluma ande dando vueltas.
    Que sería de nosotros si desconociéramos los víncilos de MOrales Solá con la hiena de Tucumán? Esa información es vital para saber de quien se trata. de la misma manera que sabemos de Verbitsky.
    Que extraña valoración de la libertad de prensa, resulta que Quintín tiene derecho a hablar de quien sea, y Sin Dioses no tiene derecho de proveer información vital para ubicar el lugar desde donde opina. Quién es quintín, el señór del olimpo?
    De la misma manera que sin entender los círculos sociales decadentes en los que se manejaba Borges, no puedo comprender en su totalidad su obra. Esto es lo que pide Mariano T? Que me priven a mí de información? Está pidiendo que Sin Dioses se censure? Eso pide, y eso creés vos Faco que está bien?
    Te parece razonable que, sobre el derecho de Sin dioses, y mí derecho como lector de Quintín, y mi derecho como ciudadano si es que Quintín cometío un delito contra el Estado? eso está pidiendo? Impunidad?
    Que no se enoje Quintín, que se haga cargo de su historia. Pero que no se preocupe, porque acá nadie, absolutamente nadie le va a impedir publicar lo que se le antoje, a pesar de que sea lo que sea…
    Respecto de Todos Gronchos, a ver, respeto su estética bizarra, porque le corresponde a su personalidad. Y que no se preocupe, nadie le va a censurar el blog como a quetepasaclarin.com . Ahora, es buen dato el saber quién es, quien le paga para escribir esas porquerías tan brillantemente. Es mi derecho como lector, y punto.

    [responder]

    Leer una opinión no te da derecho a nada con respecto a su autor. Solo a leerlo, o dejar de leerlo. Los blogs te dan además la posibilidad de rebatirlo, complementar su opinión, y si su autor es muy tolerante hasta de putearlo.
    El “saber desde donde se opina” no puede ser la máscara de la buchonería barata, de ser el Rial de los blogs.
    Con tus opiniones que acabo de leer, me alcanza para saber que sos una mierda, un ser humano de nulo valor. No necesito saber más, mucho menos tu verdadero nombre ni a que te dedicás ni nada de vos como para confirmar mi opinión. No agregaría no quitaría nada de lo que ya estoy seguro.

    [responder]

    Gracias Mariano no esperaba menos de usted. Este es el mismo caso que la cobización: cuando un tránsfuga que está apoyando al gobierno se pasa al bloque opositor es un buen hombre. Cuando un tránsfuga de la oposición se pasa de la oposición al gobierno, es un borocotó.

    Cuando alguien denuncia a alguien del gobierno, es un valiente que denuncia. (vos los hiciste innumerables veces desde tu blog)

    Si alguien lo hace con un miembro de una oposición es Buchón. ¿O te tengo que decir a vos buchón por las veces que denunciaste a la funcionarios públicos? Distinta vara según la cabecita opinante.

    manejás algún otro nivel de respuesta que no sea el del insulto liso y llano Mariano?

    Sólo a leerlo o dejar de leerlo. jajaja redefiniendo el rol del lector… jajaj y qué de la crítica? y qué del contexto de producción de cualquier obra? Porqué debo reducirme a sólo los dos niveles que planteás?
    Mariano, yo te recomendaría que te civilices un poco. En serio, te va a servir para entender que la interpretación un texto, de cualquier texto, va más allá de la simple aceptación/rechazo de un texto. COmo ves, a mi me parece que Todos Gronchos es brillante cuando escribe las hijodeputeces que escribe. Adhiero al nivel estético, pero no al ético. Podría ser al revés. Podría haber otros nivels de acuerdo y desacuerdo. desde cuando uno tiene que tomar o dejar algo? y que de la reconstrucción, de la parodia. En ese caso Capusoto debería quedarse con la imagen cristalizada, reificada del militante montonero. Y con eso nos perderíamos la relectura que él hace de con su personaje Bombita, o como hace una deconstrucción, reconstrucción con tu discurso, en el personaje de Miky vainilla.
    Me parece que venís viendo mucha tele, mucha propaganda de ATA. No es con el control remoto qe voy a leerlo a Quintín, también tengo derecho a reconstruir una imagen de quien está hablando detrás de Quintín… Y es mi derecho saber todo lo necesario para hacer esa construcción…

    Gracias Sin Dioses por hacerme un mejor lector

    Me parece que es tan burro que no diferencia a un político de un particular. El primero se lo tiene que bancar con una sonrisa en lso labios, son gajes del oficio, y ojo con tomar una venganza personal!
    En cambio un particular, uno de a pie como nosotros no tiene ni los privilegios ni las restricciones que acompañan a la opinión pública.
    Incluso los insultos intercambiados entre avatares que somos no son estrictamente personales.
    Salvo que usted haga lo que hizo con todos gronchos, ahí si se transforma en estrictamente personal.

    Más vale. Me parece que acá se están cruzando los tantos. Se pretende igualar los códigos de quienes simplemente opinamos a los códigos con los que habría que tratar a los que se dedican exclusivamente a promover rinoscopías ajenas.

    Y a mi entender, quien elije erigirse en fiscal moral de la república, debiera tener sus partes pudendas bastante más limpias que el resto de los mortales, ni que hablar de los destinatarios de sus acusaciones.

    Y la verdad es que cuando al fiscal moral de la república Quintín lo dejan en paños menores, blanco, lo que se dice “Blanco Ala”, no se lo ve.

    Y conste que nadie develó sus asuntos privados. Sólo su paso por la función pública, sobre la que tanto se solaza Quintín en levantar su dedito.

    Así que no veo por qué debiera tratarse con el mismo código a Videla que a Strassera. Se supone que Strassera debiera estar moralmente por encima de su acusado.

    ¿Querés ponerte en fiscal? Bueno, hacete cargo.

    [responder]

  27. es facil de entender, si la nacion publica una nota sobre la coprrupcion de un personaje kirchnerista
    vas a dudar del tipo que la escribio, en cambio si publica una nota atacando a alguien que detestas el periodista se convierte en alguien supercreible.
    o sea vos no planteas , “mira quintin, vos hablas sobre la justicia pero sobre vos caen determinados cuestionanmientos”, vos simplemente lo tomas como verdad y lo pones como prueba porque el tipo te cae mal.
    la verdad que no sabemos que hay de cierto en la noticia de la nacion, no podriamos certificarla ni negarla. Pero realmente necesitas recurrir a algo tan infantil para rebatir las boludeces que dice quintin?

    [responder]

    Yo no necesito rebatir las boludeces, yo cuestiono la catadura moral de tal personaje. Haciendose los republicos y solo están enojados porque no se los dejó seguir robando.

    [responder]

    Catadura moral? No hay que mentar la soga en la casa del ahorcado, sindioses. El gobierno que apoyas como un fanatico religioso es de millonarios que hicieron y hacen guita vertiginosamente y no se sabe como. Claro, ahi esta bien decir “que lo demuestren en la justicia”
    Te metiste en un pozo con un articulo boton, sindioses. Lo mejor es que dejes de cavar.

    Homero si un funcionario roba tiene que responder a la justicia sea kichnerista, del pro, del grupo que sea. Si un funcionario robo que vaya preso.

    Botón es hablar sobre la vida privada, esto es pura vida pública, y cuando hablo de vida pública estoy hablando de la vida como funcionario. Lo que haga fuera de ahi, me importa 3 pitos.

    El problema es que nunca se te ve botoneando con igual entusiasmo a un funcionario kirchnerista. Por ahi se te trabo el Google en esas ocasiones.

    Hágalo a usted está en su derecho.

    SINDIOSES

    En verdad, para no responder a cuanto le escribì reconozco su poder de sìntesis

    Marcel

  28. Una pequeña reflexión a esta altura de un debate con aristas nauseabundas.

    Evidentemente, es muy difícil probar (y, especialmente, en este caso) que uno no ha sido un funcionario corrupto. Concurren a ello varias condiciones: el tiempo transcurrido, la inversión de la carga de la prueba, la vaguedad de las acusaciones, la cantidad de gente dispuesta a creer todo lo que se diga de un adversario político (“ahora ya sé quién es Quintín”). Por otra parte, parece que nadie piensa tomarse el trabajo de aportar alguna prueba de mi supuesta corrupción más allá de un artículo insensato (y, hasta donde yo sé, solitario) contra el que solo puedo esgrimir mi palabra, el señalamiento de su crácter rencoroso y exagerado y el testimonio silencioso de quienes conocieron mi gestión.

    Lo de Sin Dioses y sus repetidores se parece a la caza de brujas como una gota de agua a otra.

    [responder]

    Bueno ahora sí, la dictadura persigue gente buena!

    [responder]

    “Lo de Sin Dioses y sus repetidores se parece a la caza de brujas como una gota de agua a otra.”

    ¿Y lo que hacen usted y la flatulencia rostizada cómo se llama? ¿Virtud republicana?

    [responder]

    Lo de Sindioses es información Quintín. reproducida por un medio independiente, y que se encuentra a kilómetros de distancia de nuestro ideario.
    La indformación es suficiente para saber desde donde habla. No se preocupe, no es suficiente para mandarlo en cana. Nadie pateará la puerta de su casa a las 3 de la mañana como hicieron con nuestros compañeros, simplemente por el hecho de figuarar en una agenda. Hemos Aprendido la lección que la gente como Ud. no aprendió aún. COn ciertas cosas no se jode. Con la libertad, con la vida de las personas y con las instuciones de la democracia NO SE JODE.
    Agradeaco a Sin Dioses la información que lo completa como escritor, y que me sirve a mi como lector para recrear la imagen de UD. Si eso lo descalifica para hacer afirmaciones éticas o no, es mi problema. No el suyo, Ud. tiene y tendrá SIEMPRE, bajo este gobierno, la libertad de escribir y decir por todos los medios de comunicación que se lo permitan, lo que a Ud se le cante.
    No será Sin Dioses el que lo calle.
    A mi no me queda otra que agradecer a Sin Dioese el ayudarme a ser un mejor lector.

    [responder]

    Murcia. No hay niguna “información” en ese artículo de Sirven. Sólo vaguedades y calificativos insidiosos.

    Me alegro, sin embargo, de que hayan (no sé bien cual sería el colectivo que usted representa) aprendido a no patear puertas a las tres de la mañana. Aunque cuando me asegura que tendré “SIEMPRE la libertad de escribir” deduzco que usted habla en nombre del gobierno. Me quedo tranquilo entonces.

    En cuanto a la información que hay o deja de haber en esa noticia publicada en el diario, es una cosa que defino yo, no Ud.
    en cuanto a la libertad que se vive en este país para decir lo que se le antoja a cualquiera, eso corresponde a la constatación de la simple realidad quintín. Que Ud. viva en un submundo de paranoia, es problema suyo, no del país.
    Y no hablo en nombre de nadie, tengo mis preferencias, eso a no dudarlo. Y se corresponden con el colectivo de este blog.

    El colectivo ese, ¿me deja en Villa del Parque?

    Ese doble estardart que consiste en creer lo que la Nación o Clarín publican cuando nos conviene pero afirmar que manipulan la información cuando no nos conviene es muy peligroso. Mañana Sirven podría escribir algo sobre Federico Murcia y se convertiría inmediatamente en palabra santa.

  29. Esto es la felicidad máxima para Mr Q. ¡¡Tanta gente que pierde su tiempo ocupándose de él!!! Y una comprobación mil y una veces verificada: donde asoma Mr Q, así sea de lejos, empieza a manar mierda. A otra cosa.

    [responder]

    Balvanera, esa sí que es una acusacion fundada. Lo felicito.

    [responder]

    ¿Qué libro publicó para que figure bajo su nombre el mote de escritor en la columna de Perfil?
    ¿Por qué nunca más dirigió un Festival ni de DVX truchos?
    Usted es un usurpador, eso sí, de mierda. Engreído barato.

    ¿Malvina como va a preguntar eso? Quintín es escritor porque aprendió a escribir en la primaria, ¿o se necesitan otros requisitos?

    No es una acusación, es la expresión de un pensamiento y la verificación de una realidad. Pero que usted me felicite me pone mal. Retiro lo dicho entonces, no porque no lo piense, sino para no entrar en el mismo juego que critico.

  30. Ya que alguien me invoca por ahí quiero aportar como experiencia personal que fui quince años socio de Quintín en la revista El Amante y que la acusación de Sirvén es totalmente tendenciosa y falsa, una nota que lo deja peor parado al editor de La Nación que a su pretendida víctima. Me separé societariamente de Quintín y su esposa hace cinco años y para hacerlo utilizamos los servicios de un solo abogado, un amigo suyo de la infancia, tal era el grado de confianza en la buena fe de ambos lados. Estoy seguro de que pueden criticar la nota de Quintín de Perfil con mejores argumentos que hacer relucir esa nota de Sirvén. No pueden? Sigan participando.

    [responder]

    ¿Hasta donde una nota es tendenciosa y falsa Noriega? ¿Ud no se estará volviendo un miembro de la dictadura K, que descree del santo oficio del periodismo?

    [responder]

    La nota es tendenciosa y falsa en la medida en que dice cosas falsas, como que viajó con “amplios viáticos provistos por el Estado” y tendenciosas, como que es tan corrupto que lo tiene que juzgar La Haya. Te aclaro que en su momento me pareció un error de Quintín lo de Mar del Plata pero la corrupción no tenía nada que ver con eso.
    La segunda frase no te la entendí.

    Noriega usted trabaja para el 13 y me habla de notas tendenciosas, en realidad me alegró el fin de semana.
    Y en el programa de Petinatto que nunca hizo notas tendenciosas y falsas. Al decirlo ud, Me pareció el mejor chiste de la semana.

    La segunda frase no la entiende por un motivo: Cuando alguien del gobierno critica a un miembro de la santa institución periodística salta con que este gobierno no respeta la libertad de prensa. Lo voy a tratar de la misma forma Noriega no respeta la libertad de prensa atacando ferozmente a Pablo Sirven.

    no, no trabajo para el 13. Trabajé en el 13 para un programa de PPT, una productora que hace los programas más oficialistas de la televisión. Soy, por otra parte, muy amigo del dueño de la productora, Diego Gvirtz.
    Por otra parte, es un poco complicado que responda cada argumentación con descalificaciones personales. Más que sindioses parece sinargumentos.

    Noriega usted acusa a Pablo Sirven que con una amplia trayectoria como casi nadie en este país, de hacer una nota tendenciosa contra un escribiente, que se dice escritor como Quintín. Pablo Sirven puede ser un gorila como ud afirma en la nota de Hipercrítico (de Luisito Majul) pero no por eso perder su estilo en una nota sobre un insignificante tipo como Quintín.

    [responder]

    sindioses, yo digo que la nota de Sirvén es falsa y tendenciosa, ud me preguntó porqué y yo le contesté. Me tiene sin cuidado si Sirvén es gorila o tiene una amplia trayectoria, estoy hablando concretamente del contenido de la nota que usted cita. Entiendo que le cueste mucho trabajo referirse estrictamente a los argumentos sin referirse a las personas pero vale la pena que alguna vez haga el intento.

    Lucas

    Aho, Noriega, la parte que vos citás de la nota es olateral. El principal núcleo de la nota vos lo pasás por alto. Y es la acusación, no de “dictadura” o “me van a censurar” o “el gobierno controla los jueces” y boludeces sin mayor fundamento en la crítica política, sino de haber usado la estructura del estado para negocios personales.
    Vos sostenés que la cosa no es así y que das fe de la moralidad de Quintín. Bárbaro. Es posible que lo de Sirven sea un bolazo. Es obvio que lo de la Corte de la Haya es una estupidez, una chicana. Pero ese no es el centro de la nota. Eso es evidente.

    Lucas

    Bueno, y la acusación de los viáticos, también. Que si no es cierta, es una hijaputez, claro.

    Noriega ud opinó que que la nota es falsa y tendenciosa, a mi no. Así son las cosas.

    Con su escrito no aclaró nada solo habló de su amistad con Quintín, y esto lo exime de ser una voz equidistante.

    Ud cree que su pensamiento es la verdad revelada, para mí no merece más respeto que otro visitante de Artepolítica. Si algo tiene la web es que nos iguala. Acá no existe el dedito acusador de la TV. ¿Una verdadera lástima verdad?

    Lucas

    Pero defenderse de la acusación de usar el cargo público para negocios personales, tirándole mierda a quien la escribió, es válido. Pero no creíble.
    Ahora, luego, uno no puede victimizarse.
    Menos si se dedica a propagar acusaciones abiertamente falsas, como dictador o censurador.
    La nota donde Quintín escribe que le van a censurar la nota, sigue estando disponible para quien quiera, utilizando un buscador, la cite. Sin que nadie se rasge las vestiduras diciendo que buscar antecedentes es ser “buchón”.
    Todo esto dicho, con la aclaración de que me da verdadero asco las acusaciones hechas en el anonimato, como s ehan sucedido acá, hacia Quintín y hacia Sin Dioses.

    de qué habla, sindioses? estoy discutiendo de igual a igual con los mejores argumentos que tengo y de la forma más respetuosa posible, qué tiene que ver la tele? usted la trajo a colación, no yo.

    Noriega ud se refirió a mi como “sinargumentos” y yo le contesté que sus argumentos no eran creibles, por el simple hecho de que no argumentaban nada, y dio el hecho como aclarado. Por eso lo trate de esa forma.

    bueno, si le parece suficiente y le hace feliz, dele nomás.

    noriega: tiene trabajo para un antropólogo en apuros?

    [responder]

  31. ¿Qué hacía Quintín durante la dictadura? ¿A quién señaló? ¿A cuántos no les abrió la puerta? ¿Alguien lo sabe?

    [responder]

    La reputa madre que te parió.

    (Pido disculpas a los editores AP por violar la consigna de no insultar. Pero no es posible responder este comment de otro modo).

    [responder]

    Qué boquita para tratar a una dama. ¿Por qué no se toma un par de rivotril de ésos que consume la adicta de su esposa?
    Y de paso, ¿quién es Noriega?

    Lucas

    Malvina, una dama no dice las estupideces que vos decís. Me parece lamentable, te llames como te llames.

    Ahora, Quintín, y entendiendo su justo enojo y puteada, ¿no deberías reflexionar sobre las consecuencias de llamar dictador a un gobierno democrático? ¿No deberíamos banalizar menos estas cosas?

    Esas preguntas son de tan baja estofa que deberían estar en Seprín. Una mujer que formula acusaciones de tal bajeza no es una dama, sino otra cosa diametralmente opuesta.
    Dejando en claro mis extremas diferencias políticas con Quintín. la presencia de Malvina con sus acusaciones macarthistas en estas páginas me produce repugnancia.

    [responder]

    De qué McCarthy habla. Supongo que del cantante, porque Quintín se muestra muy lejos del marxismo para ser perseguido por ese motivo. Otra cosa es perseguirlo por soberbio e idiota.

    Lucas

    a mí también, sin duda.

    Malvina, para mí debés ser una adolescente que recién se está empapando de la “historia” nacional en el CBC y que tiene ganas de tirar bombas para llamar la atención. Antes de meterte con determinados temas que no conocés deberías madurar un poco.

    [responder]

    adicta,la esposa? cómo será tu esposo, Malvina

    [responder]

  32. Creo que la cosa está muy clara: Un ex-funcionario público que acusa a actuales funcionarios públicos, sin más elementos que su palabra, echa espuma por la boca cuando el flujo fecal invierte su curso.

    ¿Vio qué feo, Quintín, que a uno lo tapen de bosta y no poder defenderse? Bueno, éso es lo que hace usted 24/7 con el resto de sus ex-colegas funcionarios públicos. No para de tirar bosta a los demás. Era casi lógico que algunas salpicaduras de lo que usted mismo produce le cayeran encima. Así que ajo y agua. Calavera no chilla.

    [responder]

    En algún momento, Quintín y su esposa fueron alojados en La casa de los artistas, dependiente del gobierno de la ciudad de BA. Era por algún evento en que participaba. Esa locación la usan artistas plásticos fundamentalmente, tiene lista de espera para la gente del interior. Pero a él lo alojaron con su casal (en concepto de qué?, de acompañante terapéutico?). Hubo escándalo pues los artistas protestaron por el injusto privilegio hacia una persona que no ha demostrado ninguna virtud artística, y que además tiene su departamento en capital, sin necesidad de tal prebenda. Vale decir, que su costumbre de aprovechador de las arcas y gastos del estado ya es costumbre. Basura humana.

    [responder]

    MALVINA

    Lo suyo es de una miserabilidad digna de una dama de hierro. Dama o Guardia de hierro?
    Si usted sugiere tan sueltamente sin ninguna precisiòn que Quintin favoreciò de algùn modo a la dictadura y ademàs se molesta tan gentilmente en hacernos saber las preferencias farmacèuticas de su mujer, yo tambièn puedo presumir que usted `se la pasa llevando flores a las tumba de Josè Rodriguez, lèase SMATA, entregador de la M.Benz.
    Què le parece?

    Deme las coordenadas de su tumba y le alcanzo un ramillete de calas podridas.

  33. Sindioses, dudo que Quintín haya cursado la educación elemental. Incluso que dictara clases de matemática. ¿Hay algún testigo de su investidura docente? ¿Habrá sido referí? Crítico de cine no es, seguro. Tiene menos gusto que mascar brea.

    [responder]

    MALVINA

    A mis ochenta y pico todavìa no comencè a tomar las primeras clases de arpa, asì que usted tendrà dos problemas:
    primero esperar, tal vez largo tiempo.
    segundo tirarse al Rio de la Plata donde esparciràn mis cenizas.

    Espero que se dè un buen remojòn. Le vendrà bien para lavar la barata suciedad fascista-lopezrreguista que le asoma en cada intervenciòn.
    No se crea original con su respuesta. Es simplemente ordinaria

    [responder]

  34. Hay que respirar la historia,
    y cada tanto reviente alguno para conservar la memoria abierta,
    y que sangre sangre blanca y celeste!

    “Un poco de diente por diente” para Quintin.

    [responder]

    Che, Max, ya que querés que cada tanto reviente alguno ofrecete vos primero en sacrificio. No hagas lo de Firmenich y mandes a los demás al matadero y vos como pancho por su casa.

    [responder]

  35. Pobre Quintín. Ya ni su prestigio en el mundo del cine le queda. Habiendo vivido de la guita de los parientes (perdón, quise decir trabajado) toda la vida, sólo le queda una casita en San Clemente, un departamento en Capital, una perrita fulerísima y un blog que habla de fútbol y donde se publican fotos de la playa de su mujer…Es triste. Tendamos un manto de piedad, ya que sus opiniones sobre política no les importan ni a los lectores de Perfil (me consta, me lo han dicho varios): Dejémoslo difuminarse en la niebla de tantos inventos de los 90. La historia sigue y ahora los protagonistas somos nosotros.

    [responder]

    Maiakovski, bardo de las multitudes, protagonista del presente y ni que hablar del futuro:

    ¡Piedad para la perra! Es linda y no es culpable de mis pecados.

    [responder]

    Con esa cara de viejo baboso era predecible que fuera zoofílico.

    Malvina. Entre tantas cosas te olvidaste del mal aliento.

    Gracias por avisarme.

    eso es una canallada, Malvina: me parece la cosa más repugnante del mundo tratar de adúltera a alguien que seguramente no conoce; y no hablo de Quintín, de quien se ocupó maiakovski con precisión sino de la señora del otrora “prestigioso” crítico. Piedad para Flavia, por favor; suficiente con soportar al gorila que tiene en casa.

    Gracias señor Ricardo, usted es muy generoso con mi mujer. Pero gorila será su abuela.

    sí, es gorila; pero vos sos muy gorila, un gorila platónico.

    Gorila quiere decir antiperonista. Sólo un antiperonista usa la palabra gorila como sinónimo de reaccionario.

    “solo” eso le queda? a mi me alcanza y sobra!

    [responder]

  36. ¿Pobre? Hay que revisar la definición de pobreza, caso contrario el 75% de la población está en las últimas.

    [responder]

  37. Ya queda claro. Criticar al gobierno implica estar dispuesto que una jauría subhumana y rabiosa se te tire a los garrones a ver si te pueden voltear. Alguna característica especial tiene que tener este gobierno para congregar lo peor del país.
    Un motivo más para desear que un régimen como este desaparezca definitivamente en 2011. Y que tengamos un premio por nuestra paciencia.

    [responder]

    Ya queda claro. Criticar a la oposición implica estar dispuesto que una jauría subhumana y rabiosa se te tire a los garrones a ver si te pueden voltear. (y hasta el merecimiento de ser arrojado al Paraná) Alguna característica especial tiene que tener esta oposición para congregar lo peor del país. (envenenadores, apropiadores de menores, cortarutas profesionales, asesinos de piqueteros, defensores de torturadores, etc).

    [responder]

  38. Por supuesto, brigadas de intervención rápida para cuando alguien critica a Lilita o a Macri.
    Fui un poco exagerado, lo de subhumano corre solo por usted y cuatro o cinco más, grupo al que ahora se sumó Malvina.

    [responder]

    Mariano discutir con usted, es declararse que estoy en el mismo nivel que usted, y en realidad entre su deseo de arrojarme al paraná y las denuncias a la gente de romang, es suficiente.

    [responder]

  39. Imposible que alguna mujer siquiera intente “voltear” a Quintín. Nunca vi a un tipo tan repulsivo. Y una cosa, Lucas, yo no digo estupideces, sí la lagartija que osa llamar dictadura a un gobierno democrático. Eso sí que es una estupidez mayúscula, y ya que te repugnan los comentarios anónimos, ¿quién me dice que Quintín no sea un anónimo? ¿Sindioses qué es? ¿Vos qué sos? ¿Alguno puso el DNI? Ahí están mostrando la hilacha, siendo realmente pueriles.

    [responder]

  40. a) A la pelotudez y flaqueza de una nota de opinión, lo bueno sería no oponerle posts que comparten esa misma reputación. Hay formas y fórmulas más afortunadas para la ocasión.

    b) Quien en base a argumentos dudosos y poco pertinentes a los efectos de querer demostrar lo que se dice, acusa de dictadores a cierto grupejo de políticos, posee peor mala fe (o negligencia/ignorancia) que quien, en base a dudosas y poco pertinentes notas de la Nación, pretende demostrar que su interlocutor se benefició corruptamente del estado, a los efectos de rebatirlo.

    c) Para criticar y denigrar algunas de las ideas o exposiciones de Cristina, podrían citarse varias hemerotecas con las acusaciones de corrupción (ciertas, infundadas, producto de operaciones, ‘las de lilita’) que se vienen haciendo. Quienes nos quejamos de que en base a ellas se tapa la discusión de ideas, no deberíamos repetir los mecanismos que emplean otros.

    Con todo respeto.

    [responder]

  41. Noriega dice “en su momento me pareció un error de Quintín lo de Mar del Plata pero la corrupción no tenía nada que ver con eso”. A eso me refería con lo de “en ese momento creí que lo había hecho por tonto y no por corrupto” cuando este tema saltó en el 2004 en el blog de Marcos. Creo que Q. no tiene idea sobre lo que significa ser funcionario público, cuando le tocó serlo creyó que lo público no le impedía seguir con sus propuestas privadas mientras cumplía el cargo. A esto, si le pasa a cualquier otro, lo llaman “corrupción”, en el caso de Q. varios hemos pensado que es producto de su tontería, no de su inocencia, de su tilinguería descollante que es muy distinto.

    La nota de Sirven puede estar florida de inquina contra Antín, pero lo que es real y que Noriega reconoce indirectamente es que se lo sacó del cargo por estar al mismo tiempo dirigiendo un festival público y aprovechando los contactos que hacía para el BAFICI para otro laburo privado con un festival en Mar del Plata, lo que claramente se dice que es incompatible con el trabajo de un funcionario público.

    Tal vez no aprovechó los contactos, tal vez los viajes por el Bafici no rindieron frutos para el otro proyecto privado, tal vez viajaba aparte para el proyecto privado (mmmmmh)pero ambas cosas sucedían mientras era funcionario y ese es el punto.

    Entonces, después, venir a rasgarse las vestiduras como lo hace él, acusando a un gobierno de las peores cosas, lloriqueando para que le tengan la vela en estos espacios cada vez que busca la boca y la encuentra, es un acto de caradurez y soberbia.

    [responder]

    DagNasty, uno puede discutir –y de hecho lo ha hecho– sobre aquello del Marfici, por más que ya hayan pasado cinco años. Otra cosa es que eso lo inhabilite para criticar al gobierno K. La lógica subyacente es que basta con tirar un prontuario, por más vago, impreciso y dudoso que sea para liquidar una discusión. Como hizo sindioses que me quería tapar la boca porque “trabajo” en canal 13. Y si le explico que no es como él piensa, pasa alegremente a la siguiente acusación, como si tal cosa. Me parece una forma de discutir bastante pobre (más allá de que es siniestra) porque es casi una admisión: “Sí, el gobierno es un desastre pero no tenés autoridad moral para decirlo”. Cuántas veces se puede usar el argumento ad hominem hasta que les empiece a hacer ruido?

    [responder]

    OK. Pero no es lo mismo tu caso que el de Antín. Si alguien cumplió una función pública y se presenta como la prueba de la blancura seguro que le van a sacar su rol cuando le tocó ser funcionario.
    En lo otro coincido y es una discusión que se tuvo muchas veces en otros blogs sobre si el lugar donde uno trabaja implica que uno es funcional al empleador o simplemente uno labura donde puede, y obvio que hablamos de empleados comunes no de cachés de Nelsons y Ernestos.

  42. Sin Dioses, a quien le deberia importar si Quintin fue corrupto o no?

    [responder]

    No se, no tengo un medidor de sensaciones a mi alcance. Si ud lo tiene pase la dirección donde lo compró.

    [responder]

    “Sin Dioses, a quien le deberia importar si Quintin fue corrupto o no?”

    A nosotros, que garpamos sus dispendios.

    [responder]

    Quintin, devuelva los aviones, los deptos en Brasil, el yate y la guita del tren bala! O no era Quintin ese?

    Excelente pregunta: retórica y todo.

    [responder]

    Si la opinión de un periodista hace que den por hecho que Quintin es un corrupto, me imagino que a Kirchner, que tiene centenas de opiniones en ese sentido, ya lo dan por condenado.

    [responder]

  43. d) Quienes en un debate ‘de ideas’ utilizan para combatir ‘ideas’ las denuncias de corrupción que pesan sobre los determinados políticos que desean denigrar, no deberían enojarse o alarmarse cuando algún bloguero utiliza esa misma metodología contra él.

    [responder]

  44. Con todo respeto, nuevamente.

    [responder]

  45. Luego de 136 comentarios, me pregunto por qué no se puede hablar del tema del post, o sea, el contenido del artículo de Quintín en Perfil.

    [responder]

    No se puede porque Sindioses embarro la cancha de mierda.

    [responder]

    Que cancha embarré, solo publiqué lo que dijo Sirven, tan mal le cae?

  46. A Sin Dioses o el administrador de ésta página. ¿Podrían eliminar el link del comentario de Malvina Hoy, 12:36 pm (Hace 6 horas) a mi blog? Sinceramente, no me interesa en lo más mínimo ninguno de los contenidos vertidos en el post y todos sus comentarios. Hago reserva de mi derecho a eludir, en todas sus formas -incluso a través de un vínculo lateral-, ser referido en éste contexto. En el supuesto caso que tuviera algo que expresar lo haría en mi blog, como siempre hago. Si quiere comprobar mi identidad para eliminar el vínculo envíen un mail a la mi dirección de correo y gustoso verifico la recepción. Gracias.

    [responder]

  47. El peor hilo de la historia de artepolitica, lejos. O se ponen las pilas o esto se convierte en indymedia, una lástima.

    [responder]

    Chubutense, no sabés como estoy de acuerdo con vos.

    [responder]

    Helena

    Inymedia en su momento hizo más que todo los one hit onder kirchneristas. Más respeto y dejen de buscar fantasmas y empiecen a ver su propia gente muerta.

  48. Me parece que el post aporta poco a la discusión de ideas.
    Las descalificaciones ad hominem, haya sido el hominem funcionario público, no me parecen relevantes para calificar una idea. Si este es el nivel de discusión que podemos dar, es muy pobre.

    La nota de Quintín me parece toda mala, chicanera, sin argumentos y plagada de falacias. Nada muy distinto a lo que nos tienen acostumbrados los “analistas” políticos de los diarios de mayor tirada.
    Quiero copiar aca una parte de la mismo:

    “…Nadie sabe qué consecuencias tendrá la reforma electoral que impulsan, ni si los candidatos opositores serán impugnados, procesados o víctimas de cualquier artilugio disponible, del tipo de los que hoy utiliza el Gobierno para apoderarse de Papel Prensa…”

    Pobres los candidatos opositores, che. Van a ser procesados y, seguramente, torturados. ¿No es lo que viene pasando? Que hayan sido sometidos a electroshock es la única explicación posible a las declaraciones de Carrió, De Narváez, Fernando Iglesias, Macri y tantos otros a los que regalan minutos en el aire para deslegitimar a un Gobierno y a la Política misma.

    Quintín, aprovecho este medio para decirle que su nota es una porquería. Y si usted está convencido de eso que escribió, lo lamento por usted.

    [responder]

    Lo que Quintín sueña es que se reproduzca lo que pasó en Honduras, lo de hoy de este energúmeno, no se me ocurre llamarlo de otra forma por lo que usted indicó.

    [responder]

    Si de copiar se trata, bueno acá copio algunas preguntas del artículo que nadie tomó para enriquecer el debate:

    ¿En qué país democrático un gobernador electo por la oposición se pasa al partido de gobierno antes de asumir?

    ¿En qué país democrático los jueces dependen de un consejo controlado por el Ejecutivo que prefiere mantener en su lugar a los magistrados más impresentables para condicionar así sus fallos?

    ¿En qué país democrático los mecanismos de control de las acciones del gobierno están completamente desactivados?

    ¿En qué país democrático un funcionario trampea por años las estadísticas públicas al mismo tiempo que fija los precios de los bienes y servicios a su arbitrio, interviene en las empresas privadas y amenaza de muerte (incluso en público) a los funcionarios que se le resisten?

    ¿En qué país democrático las derrotas parlamentarias o electorales del gobierno son irrelevantes a la hora de evitar que este imponga sus decisiones en todos los terrenos?

    Para mí son todas preguntas razonables. Salvo tal vez la última que podría ser simplemente parte de la viveza criolla que nos caracteriza, con o sin dictaduras.

    [responder]

    ¿En que país democrático el vicepresidente forma parte de la oposición, milita fiervemente como opositor para ser presidente de la oposición?

    Eso lo hace una dictadura NO, como tampoco lo hace una dictadura lo que dice Quintín.

    En la pregunta 1. Falacia 1: Un gobernador electo puede elegir sus aliados, Colombi se reunió con Kirchner, ¿es dictatorial reunirse con el ex presidente?

    Pregunta 2. Falacia 2: El consejo de los magistrados, está conformado también por la oposición. En que país que sea una dictadura la oposición forma de los mecanismos de control. Por ejemplo los recursos del ANSES están revisados por una comisión bicameral que conforman 6 mimebros del oficialismo y 6 de la oposición, entre ellos el Senador Gerardo Morales.

    Pregunta 3. Falacia 3: ¿Cuantas fueron las denuncias policiales contra Moreno? En una gran mayoría de países se regulan las tarifas. No por eso son dictaduras.

    Pregunta 4. Falacia 4: Imponer las decisiones llama al debate parlamentario y tratar de buscar acuerdos con la oposición. En todos los países democráticos y presidencialistas lo hacen.

    Ricardo

    David, lo que te olvidás vos es que al Colombi que perdió lo acompañaba Cobos. ¡Ah! Cuando vió que perdía le soltó la mano. Si Cobos paga así, muchos lo deben estar mirando de costado…
    Y que el Colombi triunfante se haya reunido con Kirchner también es un mensaje hacia dentro del radicalismo. Mirá para ese lado también.

    Con los K o con Cobos, nuestra institucionalidad es débil.
    Cosa que no inventó el actual gobierno, pero es el que mejor la está aprovechando.
    Por eso es tan fácil para tantos políticos cambiarse de bando sin ponerse colorados.
    Por eso tenemos un Consejo de la Magistratura falsamente representativo, ya que le predominio del Ejecutivo es decisivo.
    Por eso un secretario de comercio (o sea el Poder Ejecutivo) puede destruír un ente oficial sin que haya instrumentos para evitarlo.
    Dicho de otro modo: Un Poder Ejecutivo que al dominar ampliamente a los otros dos poderes republicanos cuenta casi con la suma del poder público. Con un “bonus track”: está ejercido por un ex presidente.

    Richard, Ricardo me comentó que te ganaste la sortija para ir a ver al Cabezón, ¿qué tal la familia, Chiche, todos bien?

    [responder]

    Ricardo

    ¿?

  49. Se están yendo al carajo.

    [responder]

  50. No sé si se están yendo al carajo. Pero creo que seguir el juego de Quintín, un muchacho que no debe coger ni los domingos como el que ya termina, eso sí es irse al carajo. Quintín es un hombre de la Coalición Cívica, es decir, un radical resentido. ¿Vale la pena ocuparse tido un sábado y un pedazo del domingo en contestar a semejante necedad? ¿Se dan cuenta que salvo excepciones, no hay mujeres en este blog? No me vengan con el cuento que están todas con Quintín en la catrera mirando la de Herzog con los osos porque no lo creo. Felices sueños a todos.

    [responder]

    Lo que dice Pablo es quizás lo más sabio del post. Lo que quería Q: Que se hable de él, bien, mal o maomeno. Espero que se vaya a Punta, a recibir las nuevas visiones del armagedón que nos espera del parkinson de glúteos.

    [responder]

    Para su información, no soy un radical resentido sino un peronista desilusionado. Ah, y ya que le interesa tanto mi vida privada, los domingos miro fútbol.

    [responder]

    Y tampoco soy de la Coalición Cívica. De todos modos, hay que reconocer que Punta del Este queda más cerca que el Calafate.

    [responder]

    y hay mejores minas, eso, sin dudas; pero también esta lleno de perros asquerosos!!!

    ¿Eh?

  51. No sé si borraron el comentario anterior o no, pero quería comentar que el libro de Majul sobre Kirchner anda por los 110 mil ejemplares. Si ese señor vende 110 mil ejemplares para las señoras y señores indignados, ¿cómo el pijundrín de Quintín no va a tener más de ciento cincuenta comentarios?

    [responder]

  52. Se catanpeizó AP!!!

    En el 55, se podía escribir en una pared “Viva el Cancer” sin tener en cuenta el dolor que podía causar esa frase en el seno de una familia peronista.

    Salvando las distancias, hoy, los antikirchneristas tiran con munición gruesa y se indignan cuando se les responde con dardos venenosos.

    Si en el 55 hubiese existido AP, nos habría quedado registro del odio que corria por esos días y que termino regando de sangre a nuestro país. Hoy está quedando un triste registro y estamos a tiempo de parar la mano para no volver a vivir esos episodios de violencia política.

    Unos y otros debemos ser un poco más mesurados en las palabras que usamos. Al fin y al cabo, quien de los que acá escriben es el dueño de la verdad?

    [responder]

    nada que ver. antes había guerra fría, los yankees que intervenían y adistraban a los milicos. Incluso el summun de la violencia surgió dentro del mismo peronismo, con Peron echando a los “zurdos” y luego con la triple A de lopez rega… Ahora supuestamente gobierna la “izquierda” del epronismo y es bastante moderada y antirrepresiva. Los únicos conspiradores hoy en día son las Corporaciones, muy ocupadas en mediooriente

    [responder]

  53. Las mascotas se parecen a sus dueños, Q. Noriega: ¿vos todavía no te diste cuernta de que Q te cagó toda la vida? O sea: ¿cuándo ligaste un viaje en la época del Amante a Cannes, Rotterdam, Berl´çin, etc.? Nunca, que yo recuerde. Vos te quedabas haciendo la revista mientras F y Q hacían amigos. Un poco más de viveza, mi viejo, ya somos grandes. Está bien que después te tiró el curro del Bafici, pero tampoco da para tanto. Por lo demás, sacar a la luz la calaña de la gente que está contra este gobierno o contra cualquier gobierno que se proponga patearle sus mal merecidos quiosquitos es una tarea de salud pública.

    [responder]

    qué curro del Bafici me tiró? Ni esa, maia!!

    [responder]

    Hacele caso Noriega, te lo dice el pseudoBukowski eterno aspirante a escritor reconocido, becario De Vido fulltime, cuyo mayor merito literario es andar babeandose en publico detras de las escritoras pende-fashion de Palermo Soja, a ver si alguna vez puede ligar un hueso tierno.

    hacele caso, noriega, que te lo dice un radical que hace años que vive del estado y trabaja dos horas tres veces por semana: un perfecto inútil, es decir, un radical.

  54. Respetuosamente solicito se le levante la sanción al Mono Gatica.

    [responder]

    Lucas

    yo apoyo la moción, claro.

    [responder]

    Lucas

    pero tengo entendido que ya se le levantó.

    acompaño

  55. Sindioses, yo te banco. A estos tirifilos devenidos vedettes de la lengua bífida hay que ecracharlos. No tienen altura moral para opinar en este sitio.

    [responder]

    Ya que están tan democráticos, me doy por escrachado. Pero hago la moción de que la corten. O lo que quieren es que el sitio los habilite para putearme eternamente.

    Quintín, un tirifilo de la lengua bífida.

    [responder]

    No estoy de acuerdo con lo que dijo Malvina, hago mias las palabras Sschusseim. Y las de Lucas. Marcel hubiese esperado que ud me hubiese defendido de las acusaciones de basura que me prodigó el tractorcito desaforado, pero veo que solo puede mirar para un lado.

    Federico Murcia

    El habilidoso vocabulario que utiliza da cuenta del curso veloz de lectura que usted agradeciò al Sr. Sindioses. En esta larga jornada en la que se permitiò recordar episodios terribles durante la dictadura como si su àmbito polìtico fuera el ùnico que lo sufriò, noto con visceral rechazo que ni usted, ni el Sr. Sindioses ni algunos otros escribidores se tomaron el trabajo de refutar las canallescas intervenciones de MALVINA. Sòlo Shuseinn y yo lo hicimos.
    Me pregunto: se les pasò por alto o juegan en el mismo equipo?

    [responder]

    Lucas

    también me pasaste por alto, eh.

    El tecto iba acá
    No estoy de acuerdo con lo que dijo Malvina, hago mias las palabras Sschusseim. Y las de Lucas. Marcel hubiese esperado que ud me hubiese defendido de las acusaciones de basura que me prodigó el tractorcito desaforado, pero veo que solo puede mirar para un lado.

  56. Un poco de humor que ilustra perfectamente este Post link to 1.bp.blogspot.com

    [responder]

    lo unico que rescate despues de leer hasta aca….

    [responder]

  57. Esta comedia es fantástica!

    [responder]

  58. Si hay un post que describe a Sin Dioses es este, sin dudas.

    [responder]

  59. Perdón por mi insistencia en retomar el tema del post.
    Más arriba puse esto en respuesta a Sindioses y Ricardo, que invito a debatir a los que no lo vieron:
    —————————————
    Con los K o con Cobos, nuestra institucionalidad es débil.
    Cosa que no inventó el actual gobierno, pero es el que mejor la está aprovechando.
    Por eso es tan fácil para tantos políticos cambiarse de bando sin ponerse colorados.
    Por eso tenemos un Consejo de la Magistratura falsamente representativo, ya que le predominio del Ejecutivo es decisivo.
    Por eso un secretario de comercio (o sea el Poder Ejecutivo) puede destruír un ente oficial sin que haya instrumentos para evitarlo.
    Dicho de otro modo: Un Poder Ejecutivo que al dominar ampliamente a los otros dos poderes republicanos cuenta casi con la suma del poder público. Con un “bonus track”: está ejercido por un ex presidente.

    [responder]

    DAVID

    Correcta descripciòn la tuya.

    saludos

    [responder]

    Ricardo

    Si te gustan más los sistemas parlamentarios, me parece bien lo que decís. Pero el sistema en Argentina es Presidencialista.
    Y está basado en el modelo norteamericano.
    Si no te gusta, bárbaro. Pero criticar al Ejecutivo por no comportarse como si estuviéramos bajo un regimen parlamentarista…

    De paso, el que mejor aprovechó eso de cambiarse de bando fue el Vicepresidente.

    ¡Saludos!

    [responder]

    Ricardo:
    En el sistema presidencialista también existe la división de poderes. Estamos hablando del “Sistema representativo, republicano y federal”

  60. LUCAS Y SINDIOSES

    Al primero mis disculpas por la omisiòn, pero le confieso Lucas que esperaba una mayor contundencia y masiva participaciòn en el repudio a las miserables expresiones de MALVINA. Si usted se fija en el intercambio que sostuve con ella, comprobarà que en algùn momento la califiquè de “fascista-loperreguista” y me respondiòn con una boludez sin darse por ofendida; si a mi alguien me cruza semejante calificativo salgo a la palestra a destruirlo como sea. La niña sòlo me prometiò flores podridas para mi tumba. Y ojo, yo no pido que la censuren: simplemente que la desprecien.

    SINDIOSES, yo no defendì a Quintin ni a usted. Dije en mi primer intervenciòn que no los conocìa y que no podìa opinar acerca de sus acusaciones, que a mi juicio, verdaderas o falsas, no venìan a cuento. Aprovecho para decirle que me pareciò muy tibio su reproche a MALVINA

    Espero que puedan leerme, dado que no respondo donde quisiera porque no sè hacerlo.

    saludos

    [responder]

    Ciando Malvina dice “deme las coordenadas de SU tumba y le llevo flores podridas” o algo así, luego de vos haberle señalado si le llevaba flores a la tumba de J. Rodriguez, ese SU puede referirse a TU tumba tando como a la de J.Rodriguez. Fijate si no es así. Vos hiciste una lectura, pero no es la única posible. Luego, el resto de intervenciones petardistas de Malvina, menoscaban sus posibles argumentos con la bajeza de estilo utilizada. Aun asi, es parte del extremo al que han ido las cosas en el post. extremo que a Q. le encanta.

    [responder]

    claudio

    Agradezco tus observaciones, y si bien es posible “otra interpretaciòn”,(reconozco que no lo habìa pensado) en este caso no lo creo porque alguien con dignidad me hubiera reputeado al instante y me obligarìa a reubicarme. Sus dichos son de una infamia total en sus distintas intervenciones, para mi injustioficables. Lamento que no haya habido un repudio màs generalizado.
    Te aclaro que no entrè en esto por Quintin ni por Sindioses, a quienes no conozco.

    saludos

    CLAUDIO

    Respondo a su entrada de las 3.56hs. No consigo hacerlo a continuaciòn de la misma.
    Yendo al asunto, tenès razòn al definir como “aparentes” mis opiniones. Voy a intentar traducir lo que al vos interpretàs de otra manera:
    Tengo los huevos al plato -como dirìan mis nietos-, o las pelotas por el suelo como acostumbro a decir yo, de la introducciòn indiscriminada (para nada ingenua)de la palabra gorila, generalmente utilizada por buena parte de la militancia Kirchnerista para descalificar a quienes no adherimos a ese sector. Y me ofende como a tantos, y me rompe las pelotas porque es una mierda decir eso de gente que milita en espacios como el SI-CTA-Pino-Lozano, que apoyamos los buenos proyectos con las modificaciones que creimos necesarias. Molesta que haya escrito criterio progresista? Què tiene de malo? Què conocès vos de la militancia y la coherencia ideològica de muchos de esos compañeros, no hablo de mi ni voy a introducir paralelos de conductas para mantener un marco estricto de aclaraciones.
    Tengo la impresiòn que hiciste una lectura psicoanalìtica errada. Podès responderme dicièndome de frente que si, que somos gorilas, si esa es tu postura, pero no leas otra cosa.
    En materia de no entendimiento, de veras no alcanzo tu ùltima frase: Querès decir que me doy aires ? Despuès dice “lameculos” acaso? de quien?

    saludos

    No Marcel,
    disculpá si se entendió así. Era una joda. Un “Lamer_ce” por eso de auto-alabarse. Lo escribí así, simplemente, porque era un jueguito con las letras de “Marcel”. Lo que hice no fue una lectura psicoanalítica. Ahí tocaste de oido. Se parece más a un análisis discursivo muy de superficie. Uno, muchas veces, dice más que lo que cree decir, pero eso no es patrimonio de los psicoanalistas. Fijate, por ejemplo, que Q señala haber sido llamado “puto” como si eso fuera un insulto. Y la verdad es que si fuera puto o no, es lo de menos, es irrelevante, impertinente, y casi como si le dijeran que es canoso. Pero eso no es así para él. Pequeño detalle sobre cómo nuestro provocador profesional asimila las diferencias.
    De todos modos, volviendo a lo nuestro, no sólo han apoyado buenos proyectos, para decirlo gentilmente. Sino que han sido muy funcionales a lo más rancio de este país.
    Finalmente, para nada quise ofenderte.

    CLAUDIO

    De vuelta gracias por las aclaraciones, aunque su decir “gentilmente” es un eufemismo de esos . Ya le dejè en claro què me produce la palabra gorila que acaban de reinventar para que sea funcional a una manera de entender la polìtica. El tiempo y una madurez en nuestras pasiones dirà si si los sectores en los que estoy involucrado hemos sido funcionales a los màs rancio de este Pais, o si por el comtrario el jefe polìtico de este proceso sigue rifando lo que supo conseguir.

    saludos

    Marcel, lo de la tumba yo lo entendi por la de Jesús Rodriguez, a la que ud alude. Nadie se rasgaría las vestiduras porque alguien quiera llevar calas podridas ante un tipo que jamás mereció ningún tipo de respeto. Vale acordarse de la frase “Yo nunca supe de desapariciones de personas” en el juicio a las juntas. Suscribí a las palabras de Lucas y de Shusseim que son claras al respecto.

    [responder]

    SINDIOSES

    Acepto su aclaraciòn, que ademàs me fue puntualizada por otra persona en este mismo espacio.
    Admito que yo pueda haber malinterpretado a que tumba se referìa MALVINA, pero, tengo que repetirlo, si a mi me escriben lo que le dije a esta mujer, salgo con una escopeta. Si alguien debiò aclararlo y pedir disculpas por sus ofensas macarthitas es ella y no lo hizo.
    Desde ya le agradezco su intervenciòn.

    Ja, no todo son discusiones, por suerte

    saludos

  61. marcel , para responder a un comment , solo tenes que darle abajo donde dice ,responder en rojo

    [responder]

    Gracias, pero resulta que algunos comentarios no tienen esa inscripciòn. Y??? que hago

    saludos

    [responder]

    Lucas

    Ok, ya leí. Gracias por la respuesta.

  62. ¿Quién es este Homero Simpson que fantasea con Bukowskis, De Vidos y minas de Palermo Soja? Por la mala información y la mala leche que tiene, parece un escritor fracasado. Que dé su nombre de una vez o que me deje de hinchar las pelotas, es un tipo muy aburrido “que no aporta a la discusión?

    Noriega: ¿ni el Bafici? Entonces, ¿son amantes (en sentido lato, no del cine, eh)?

    [responder]

    maia, por el amor de Dios, qué desagradable, me arruinaste el día! dos señores mayores, pelado uno, panzón el otro, qué atentado estético.

    [responder]

    que patetica que es la obsesion de los escritores con palermo, increible como caen en la banalidad de “vos sos un careta de palermo”

    [responder]

  63. Poeta insigne, inspiración de las masas proletarias, completaste el cartón. Puto todavía no me habían dicho.

    [responder]

    pijindrín, sí: pijindrín.

    [responder]

  64. El post me había provocado una impresión, pero luego de leer todos los comentarios, creo que la cosa fue por otros carriles. Se desmadró, se desquició, salió de su quicio algo que, ¿qué? ¿qué es lo que debería estar girando en un quicio? Que debemos aceptar las estupideces como de quien vienen y no decir nada? Que si un giro es válido en un sentido para criticar al gobierno y como dice Quintín ‘empezar a abonar’ no se le puede responder con la moneda mostrándole al César que él presentó?
    No sé, así había entendido yo a sindioses, pero claro, es mi inclinación subjetiva. Luego, más abundantes comentarios y reproches posteriores, provocan la respuesta, rápida, generalmente procaz.
    Es así, a veces se responde así. Eso es salirse de quicio? Y…sí. Y está bien, a veces uno tiene que salirse del quicio de estar soportando que se mencionen ‘alegremente’, livianamente como el ser, que ‘esto es una dictadura’ con pluma e inteligencia supuestamente refinada y antecedentes culturales valiosos, renombre y demás curriculum vitae, cuando en este país hay una historia de dictaduras, muy duras en su dictar y que dictaron hasta hoy, porque algunas cosas perviven. Pero no es una calesita, hay que salir del quicio. Y más allá de las broncas de la estupidez dicha con supuesta elegancia, altura moral y brutal pluma, salir de ello es olvidarse de la calentura y no entrar. Yo al caballito no me subo, quizá al autito sí. Difícil, a mi no me sale, pero lo intento con los peligros que conlleva.
    ¿Hay realmente que responder a las supuestas preguntas retóricas? Se puede hacer desde distintos ángulos y con estilos diferentes, aún con la ironía de pagar al César con su moneda.
    Señores, no nos indignemos porque una discusión se desmadra, desmadrada está una sociedad donde referentes supuestamente intelectuales califican y generan clima de ‘supuesta dictadura’ donde las instituciones funcionan (limitadas, muchas veces mal, cuestionables, pero las hay, funcionan y son reconocidas internacionalmente, son hasta elogiadas internacionalmente en algunos casos). Y a esos supuestos referentes culturales se los lee en diarios de tirada masiva, y esa sociedad en parte desmadrada los elogia y defiende.

    En serio, el desmadre está en otro lugar, lo único que hace el espacio de Artepolítica es expresar algo que en los hechos pasa en la sociedad.

    Pero, ya que estamos:

    “¿No será que ese día ya llegó? ¿No es posible que la Argentina esté viviendo bajo una dictadura sin que todavía nos hayamos dado cuenta cabalmente? ¿No estaremos como al calvo que aún no se miró al espejo con suficiente atención? ”
    No señores, las dictaduras se caracterizan por cosas muy marcadas, históricamente se pueden cotejar características definidas, generalmente sangrientas. A esto se le llama operación, opinión opereta berreta, opinionería barata que no pasa mis clases de primero inferior.

    “Para abonar esta sospecha hacen falta, en verdad, unos pocos argumentos, apenas una serie de preguntas. ”
    Abonar sospechas es lo que este sujeto hace, incluso llegando a hacer de aprendiz de Aguinis (fuerte esto, pero perdón, así lo creo, disculpe Artepolítica por infringir lo de los insultos). Por qué? Porque argumento y pregunta supuestamente retórica funcionan en forma diferente. Y esto no es ni lo uno ni lo otro, sino todo lo contrario y visto bajo todo punto de vista, una intentona de mojada de oreja, que funcionó, sí sí, y una caricia en las trompita de los gorilas para los cuales también tiene auditorio que se regodea de exclamaciones altisonantes.

    “¿En qué país democrático un gobernador electo por la oposición se pasa al partido de gobierno antes de asumir? ”
    No se pasó el susodicho al partido de gobierno, simplemente ‘mantuvo diálogo y consenso’ con el ex-presidente, a la sazón Primer Caballero, jefe político del partido de gobierno en cabeza del ejecutivo. En varios sería posible, se llama política, y existe. Aún en las ‘democracias’ modernas de los países más liberales. Conversar e intentar convencer a un opositor o alguien que antes estaba con uno pero en otro partido, mientras sea con medios legales, es parte de la política. Eso es diálogo. O qué se creían? Hay que sacarse el chupete para hablar, pero sobre todo hay que aceptar que ese diálogo, si es real, puede fructificar en cambios de posición, en convencimientos. Aún en intercambios de apoyo (ese horror de los repúblicos vernáculos que ya estaba en el imperio Romano así como en el imperio estadounidense aunque venga con caída de Constantinopla en estos momentos, o pareciera).

    “¿En qué país democrático los jueces dependen de un consejo controlado por el Ejecutivo que prefiere mantener en su lugar a los magistrados más impresentables para condicionar así sus fallos?”
    Aquí el picarón vuelve a mostrar la hilacha, se ve? (me siguen repúblicos?) el ‘argumento’ está escondido de nuevo en la supuesta preguntilla, un aprendiz de Grondona este muchacho con sus falacias eh (perdón de nuevo por el exabrupto, prometo no hacerlo de nuevo).
    Se ve que el sujeto intenta argumentar pero no puede, por lo que simplemente emite la opinión. Las caracterizaciones hay que dejarlas al margen y ver el contenido: quiere decir el señor que el control de los jueces no debe estar en manos de políticos? Bueno, dictatorial no es eso, quizá discutible. Lo de condicionar fallos o no también resulta discutible, pero en todo caso hay muchas democracias occidentales donde eso se podría poner en cuestión y no por eso se ‘abona la sospecha’ de que son dictaduras, v.gr. Francia o los EEUU. Yo personalmente prefiero el control de algún grupo al que pueda votar que un ‘autocontrol’ por parte de un sector que deviene vitalicio, corporativista como el que más. Pero de nuevo, no es dictatorial, al menos es discutible. Y la primacía del PEN es dictatorial y autoritaria? la caracterización per se incorrecta, o tendenciosa, el concepto como tal, de nuevo discutible.

    Pero para discutir hace falta política. No sé si el señor Quintín sabe de eso o no, o algunos de los comentaristas en el mismo sentido. Y en la política hay de todo.

    Ahora por el absurdo (si no es demasiado absurdo esto, ya me pasé de la raya queridos). Nombremos algunas características que hacen a una dictadura como tal. No sé, pensemos, que tenemos nuestra trágica historia para revisar. Tengo que enumerar? Creo que no. Se anuló el Congreso? Se cerraron diarios y revistas, se expropió medios de comunicación, se les tapó la boca a los opositores o están presos, se anularon los derechos civiles, represión, asesinatos desde el estado y las fuerzas de seguridad, desapariciones, fusilamientos, matanzas callejeras organizadas por grupos afines al gobierno concentrado en algunas manos.

    Como se ve, a afirmaciones estúpidas no les cabe demasiado bien intentar procesarlas. O sí. Pero en todo caso no es el único camino. Y a mi me llevó más palabras que a sindioses, que fue más sintético y al hueso, más allá de lo discutible de los métodos. Pero yo valoro la ironía de una vuelta de turca (los metalúrgicos, los…). Su problema sindioses, si me permite una crítica, no es que se sacó, no es que salió de quicio, su problema es que entró en el quicio que le dispuso este sujeto.

    Lo que a mi en lo personal me cuestiona es qué hacemos con estas cosas que se nos aparecen como estúpidas. Que hacemos, cómo intervenimos con los sujetos que las realizan y las promueven. Eso me provoca, al punto de considerarme muy estúpido, porque yo también entro en el quicio a girar y no se me da fácil como hacer otro para que gire distinto.
    Mis saludos y respetos sindioses.

    [responder]

    LADISLAO FOKAS

    Acerca de estos dos señores, Quintin y Sindioses, a quienes no conozco, con o sin buenas razones escribimos muchos.
    Usted tambièn lo hace con pleno derecho y extensamente, pero inevitablemente recurre a la palabra gorila, sìndrome que caracteriza a quienes sostienen el pensamiento ùnico para ofender a quienes no profesamos el credo oficial desde criterios progresistas.
    Ojo, no le pido sinònimos. Con las ideas basta.

    [responder]

    Marcel,
    Su aparente opinión sobre Ladislao F, dice mucho de Ud. y cómo ve a los demás, fijese:
    Síndrome: diagnostica, o dicho de otro modo, lo suyo no es una opinión, sino un diagnóstico sobre cierta patología.
    pensamiento único: el de “ellos” los que no tienen su amplitud de pensamiento.
    credo: claro, los que no piensan como Ud., no piensan, creen.
    criterios progresistas: eso es lo suyo, el criterio y encima progresista.
    No precisa abuela Marcel ni de nadie que le enseñe a Lamer_C.

    Permítame decirle don Marcel que la caracterización personal se me escapó. Pero aún así, tengo que mencionar que algunos términos están cargados de sentidos, pero esos sentidos mutan con el tiempo, costumbres, ámbito cultural o sector social, grupos de pertenencia. Entiendo el término ‘gorila’ con una serie de cargas que no resultan necesariamente peyorativas, pero si se me aplicaran me resultarían así. En sentido contrario conozco gente que se reconoce ‘gorila a mucha honra’. Para mi personal mundo, no todos los que no condicen exactamente con lo que pienso, que no son muchos, son ‘gorilas’, ni mucho menos. Quizá inclusive la caracterización que yo interpreto no se corresponda con la realidad mucho, mucho, más amplia de la persona detrás del personaje, aunque a mí se me parezcan. Aún en ese caso no era el meollo de la cuestión, así que con las disculpas del caso prefiero ir a los bifes suculentos. O sea que coincidimos, vayamos a las ideas.

    Lucas

    Correcto.
    Hay que agregarle que este muchacho tiene una obsesión retorcida por figurar, y vuelve más patético el cuadro.

    [responder]

    LUCAS

    Acabo de responderle a Claudio su ùltima intervenciòn, y si no es mucho pedir apreciarìa que la lea.

    Le pregunto de buena fe porquè cree que tengo esa obsesiòn por figurar. Acepto que tal vez haya escrito de màs, pero se me ocurre màs apropiado recibir apreciaciones sobre mis ideas, por llamarlas de algùn modo, que deducir que tengo ese tipo de obsesiòn que usted menciona.

    Ah, gracias por llamarme muchacho. De veras

    saludos

    Lucas

    No hablaba de vos, Marcel. Hablaba del ex funcionario del Bafici.

    Ojo, eso quiere decir, Marcel, que tampoco te llamé muchacho, eh!

    Entonces soy yo el que tiene esa obsesión por figurar. Me pregunto en qué se nota.

    Lucas

    No se nota, para naaaada. Son informes confidenciales que maneja la KGV (Kirchner Gobernando Voluntades) de la dictadura del proletariado burgués. Te digo una más, de onda:
    la nota que escribiste en perfil que decís que te van a censurar, ya tiene fecha de censura. 4 de diciembre, sacan el link de Perfil, y avisan a todos, menos a vos que ya te diste cuenta, que vivimos en dictadura.

    Ah, y te manda saludos el espía Pablo Sirven, desde la cueva de google en la torre de control de La Nación.

    Sí sí, y lo de figurar, dónde.

    Es probable que al caracterizar al gobierno como una dictadura Quintín haya exagerado, o se haya apresurado. Pero lo cierto es que el kirchnerismo presenta rasgos hegemónicos que, tarde o temprano, pueden llevan a configurar un estado autoritario. También es cierto y se ha discutido en Artepolítica sobre las influencias del matrimonio Lanclau/Moffe sobre el pensamiento de nuestra presidente, y que estos autores son seguidores de Gramsci y Carl Schmitt, y quien puede olvidar uno de los libros más famosos de este último, precisamente “La Dictadura”.- Pero no aburramos.
    Guillermo O’Donnell, refiriéndose al gobierno de Néstor, decía en febrero 2006 que “…los poderes del Estado se los prestamos a los gobernantes. Nosotros somos el origen y los destinatarios. Pero ocurre que cuando se estabiliza, el poder tiende a olvidar su origen y termina creyendo que es para sí mismo: a eso lo llamamos corrupción, clientelismo o violencia familiar. Por esos, nosotros los ciudadanos, debemos hinchar lo suficiente para recordarles a los gobernantes de dónde surgieron. De lo contrario siempre se van a olvidar…Hay una historia argentina de gran descuido de la institucionalidad…en que los lideres sienten que son la encarnación de los verdaderos intereses de la Nación.Desde esta visión ultradecisionista, cesarista, las instituciones son un obstáculo. Un parlamento con personalidad propia, demora; un Poder Judicial independiente, molesta.” En suplemento Enfoques (19-02-2006), pág.6.-
    Es evidente que la cercanía del 10 de diciembre, con el recambio legislativo, cosa normal en una democracia, tiene molestos a muchos, que parecen tenerle miedo a la democracia cuando el pueblo nos los vota, ahí puede estar en parte los términos agresivos que se notan en muchas, demasiadas,de las entradas.- Hay que tranquilizarse, nadie ha muerto por exceso de democracia, sí por su ausencia.-

    [responder]

    Ricardo

    O’Donell no hablaba de Kirchner sino en general. Es más, había acordado con el periodista no hablar de la coyuntura.
    Aquí te pego una parte mas abarcativa de la entrevista:

    link to lanacion.com.ar

    -El sociólogo Alain Touraine sostiene que Kirchner está yendo hacia un neopopulismo, ¿usted qué piensa?

    -Que allí hay una tendencia peligrosa, que es llamar populismo a todo lo que no me gusta. Y si no le puedo poner populismo, le pongo neopopulismo. Me parece un mal uso del término de un Touraine que está mirando desde una Francia demasiado idealizada. Populismo es un período específico en América latina, en el que se crearon liderazgos no democráticos, y este gobierno es de origen democrático. Aunque falta muchísimo, a esta democracia la conseguimos nosotros, y es un gran logro. Y, en todo caso, nuestra responsabilidad será hacer una crítica democrática a la democracia, pero seria. ¿Qué significa esto? No olvidarse nunca del enorme progreso respecto de la brutalidad autoritaria, pero a la vez no tener miedo de criticar.

    -¿Cree que hablar de populismo puede abrir una puerta hacia experimentos autoritarios?

    -Involuntariamente o no, lo que este tipo de discursos acaba diciendo es que, con esta democracia, en el fondo, todo sigue igual. Y eso es abrir una puerta ancha a reacciones autoritarias. En todo caso, podemos hablar de democracias de baja calidad.

    -Precisamente, en esta tercera encarnación, como usted dice, viene investigando sobre calidad democrática, ¿cuál sería la premisa básica?

    -En el molecular proceso de construcción de ciudadanía tenemos que descubrir, una y otra vez, que los poderes del Estado se los prestamos a los gobernantes. Nosotros somos el origen y los destinatarios. Pero ocurre que cuando se estabiliza, el poder tiende a olvidar su origen y termina creyendo que es para sí mismo: a eso lo llamamos corrupción, clientelismo, o violencia familiar. Por eso nosotros, los ciudadanos, debemos hinchar lo suficiente para recordarles a los gobernantes de dónde surgieron. De lo contrario, siempre se van a olvidar.

    LADISLAO FOKAS

    [responder]

    ladislaofokas

    Agradezco tambièn a usted el tonode su respuesta. Para redondear el tema le aclaro: existe una tendencia clara de muchos sectores del Kirchnerismo a denominar gorilas a quienes no habitamos ese espacio, pero que militamos en la defensa de los intereses nacionales.
    Sencillamente le digo: eso nos ofende.

    saludos

    [responder]

  65. Ladislao. Mire, justamente, a mí también se me plantea un problema. Qué hacer con quienes practican la buchoneada como sistema de debate político, con quienes recurren a la difamación, al argumento ad hominem o al insulto personal que incluye hasta la familia del adversario. Pero más difícil es saber qué hacer con quienes convalidan esas acciones con señales de afecto y consejos paternales a los ofensores. No hay ninguna sensatez en su idea de que después de insultarme a lo largo de doscientos comentarios se puede dedicar un par de líneas a discutir mis ideas. Dicho de otro modo, su autito es como el caballito de sindioses, pero un poco más cobarde.

    [responder]

    Sólo me referí a su vida como funcionario público. Eso no es buchonear. Usted fue el primero que insultó llamandome cerdo, no se haga el distraido. Nunca me ocupe de su familia, no me interesa, tampoco me interesa su vida personal. La nota me parecía tan berreta que ni merecía discutirla, lo hice más adelante. Me interesó el lugar de donde usted habla, y no es justamente desde la honestidad. Tenga usted un buen día.

    [responder]

    No aprende, el tipo no solo es miserable, lo reafirma con convencimiento.
    Como cantaran los TTM, SinDioses: ¿querés ser policía?

    Sopa nunca vi policias persiguiendo funcionarios públicos. ¿Me dice el nombre de la película?

    sindioses: usted sabe de que hablo, no se haga el gil ¿o tiene menos calle que la Legrand?
    La canción: Gente que no.

    Sopa no se haga ud el gil. yo hablé de Quintín funcionario. TTM es historia ahora se canta International Love.

    Entonces si la conoces te estas haciendo el gil, queres ser policia (o preferis comisario).

    Sindioses. Su post es una acusación anónima, no solo sin pruebas sino con una evidencia ridícula que dio lugar a una catarata de insultos y culmina con la invocación a meterme preso. No es la primera vez, por otra parte, que hace este tipo de cosas. Usted es un cerdo y espero que sus días nunca sean buenos.

    [responder]

    Mi post no es una acusación anónima, el que hace la acusación se llama Pablo Sirven. No puse ni una palabra de más, ni saque una palabra de los parrafos.
    Usted acusa de cataratas de insultos y el primero que insulta ud. Que poca convicción republicana. Igual tenga ud un buen día.

    “No puse ni una palabra de más”

    ¿Y esto qué es?:

    “En cualquier lugar donde existiera una justicia independiente el Señor Antín (Quintín) estaría preso.”

    Estas son sus palabras, pedazo de miserable. No puede respetar la verdad ni dentro de sus propios textos.

    Eso es una opinión, la denuncia es de Sirven, ¿no sabe interpretación de textos? Claro a un profesor de matemáticas no se le exigen esas cosas.

    Perdóneme Quintín pero la cobardía la perdí en situaciones sinuosas de la vida, lo que conservo honrroso es ciertos miedos. Algunas prácticas me dan mucho miedo, pero algunas personas mucho más. Suelo decir repitiendo a no me acuerdo quien, que prefiero mil veces a un hijo de mala madre (mantengamos las reglas del sitio) que a un estúpido. Eso me lleva a consecuencias funestas, como lo es preferir a Menem antes que De La Rúa, por ejemplo, haciendo caso omiso que al último se lo podría conjurar para ambos grupos. Este sería el caso extremo pero, consecuentemente, intento no insultar de antemano, pero sí lo suelo hacer más tarde llegado el caso. Con usted no hice ni lo uno ni lo otro. Sin embargo usted me llama cobarde, lo cual interpreto como un insulto, y no dejo de sorprenderme de no encontrar los motivos, una señal más de que los años no vienen solos y la tortuga se me escapa. Quizá usted en su lozanía me pueda instruir.
    Si usted critica a Sindioses por algo que yo interpreto como que él en realidad le está devolviendo a usted y usted se queda con eso y no defiende ideas, sus propias ideas en particular, es un posicionamiento personal suyo, habida cuenta o no de insultos previos. Y eso nos lleva al punto en cuestón: puede realmente defender su posición o sólo estaba “provocando”? Le interesa realmente o, como yo lo leo, se inserta en un contexto donde pegarle al gobierno ‘queda bien’ y mide, y sobre todo ayuda a crear un clima determinado socialmente hablando. Esto es lo que a mí me interesa, para llorar sobre insultos existen otros ámbitos, inclusive más propensos a la reflexión y privados.
    Lo que usted hace en el artículo, tanto yo como muchos otros, interpretamos como algo bastante parecido a una difamación, que es lo que usted siente que hizo Sindioses para con su persona.
    Llamar a alguien indirectamente ‘dictador’, al menos hacer la caracterización de un gobierno en ese sentido es algo grave para un argentino que sienta su propia historia. (Los comentarios serios en este sentido tendrán otro tipo de respuesta) Lo dijo en serio o lo consideraba una provocación estúpida sin sentido? Estas son las cosas que me interesan, saber cómo lo tengo que tratar, porque en un punto una conversación tiene fin cuando no hay paridad de intereses: quiere seguir insultando y siendo insultado? Quizá encuentre un ámbito más propicio y feliz.
    Yo no defiendo buchones, quizá sí a gente que muestra de quién viene una determinada expresión. Como cada vez que alguien me cuenta algo, pregunto ¿cuál es la fuente? para saber si me merece confianza. Reproducir las denuncias de otro no es casi devolverle a usted la moneda mostrándoles la cara de Caesar que usted elogió? Insisto con mis palabras anteriores y, para variar, mi capacidad de síntesis sigue brillando en ausencias. Además sindioses no necesita de padre que lo cuide, lejos de mi intención recolectar hijos por el mundo.
    Qué hacemos Quintín, discutimos ideas? Sería provechoso aunque no las lea nadie de los lectores de Perfil y el daños esté hechado a rodar. Pero no se preocupe, no es el suyo ni el principal ni el más importante ni el único artículo que coadyuva a crear el clima querido por ciertos sectores, lo sabe seguramente usted con su inteligencia. Mis saludos

    [responder]

    Ladislao. Yo, en cambio, le tengo miedo a otro tipo de gente. Los que se creen más vivos que los demás y utilizan un tono melifluo y supuestamente moderado para agredir. A esta altura, prefiero a Sin Dioses. Permítame que no le conteste sus preguntas, pero no me parece apropiado invitar a debatir a alguien que lo trata a uno de estúpido y después le pregunta si es una especie de Maquiavelo que intenta “crear un clima determinado socialmente hablando”, para después preguntarle si habla en serio, en cuyo caso su prosa sibilina le promete “otro tipo de respuesta”. Vaya a amenazar a su abuela, Ladislao.

    Por último, le cuento que decir que los Kirchner tienen propósitos dictatoriales no es agraviar a nadie sino expresar algo que piensa un elevado porcentaje de la población argentina. Otros dicen que Carrió es una demente golpista y Macri el hijo de Hitler. Eso forma parte del debate político, Ladislao. Agraviarlo sería decirle que usted es un turro o un comemierda. Pero nunca se lo diría. Yo soy un caballero.

    El mismo comment pasado en limpio.

    Ladislao. Yo, en cambio, le tengo miedo a otro tipo de gente: los que se creen más vivos que los demás y utilizan un tono melifluo y supuestamente moderado para agredir. A esta altura, prefiero a Sin Dioses. Permítame que no le conteste sus preguntas, pero no me parece apropiado invitar a debatir a alguien si se empieza por tratarlo de estúpido y después se le pregunta si es una especie de Maquiavelo o agente de no se sabe quién que intenta “crear un clima determinado socialmente hablando”, para después prometerle, si habla en serio, “otro tipo de respuesta”. Vaya a amenazar a su abuela, Ladislao.

    Por último, le cuento que decir que los Kirchner tienen propósitos dictatoriales no es agraviar a nadie sino expresar algo que piensa un elevado porcentaje de la población argentina. Otros dicen que Carrió es una demente golpista y Macri el hijo de Hitler. Eso forma parte del debate político, Ladislao. Agraviarlo sería decirle que usted es un turro o un comemierda. Pero nunca se lo diría. Yo soy un caballero.

  66. La vocación hegemónica que muestran los K, llevando al límite lo que permite nuestra débil institucionalidad, entraña riesgos para la democracia.

    [responder]

    Uuuuyyy… salgo corriendo a esconderme entonces ¡Rabino Berga! ¡Súper Rabino! ¡Deme asilo, por favor! Tomátela. Andá a repetir el mantra del tifón de glúteos a Punta.

    [responder]

    ¡Caramba, Eduardo Real!
    ¿Es que habré expresado una opinión maliciosa, fallida, improcedente, mendaz, desagradable, rabínica o cabalística?
    ¿Qué tiene que ver un mantra con el Rabinato? yo creí que esa palabra era de origen sánscrito, y ligado al budismo tibetano.
    No entiendo lo de “tifón de glúteos”, aunque si para eso hay que ir a Punta (supongo que “del Este”), no cuenten conmigo, no tengo dinero para ese tipo de vacaciones.
    Saludos.

    ni el señor eduardo real es un caballero, ni ladislao fokas, ni sin dioses, tres cabezas probablemente de la misma persona, el mismo vigilante, el mismo mediocre, el mismo espía para ciegos.

    Creo don David que hace falta ponernos de acuerdo, apostar al diálogo y al consenso, así que pasando de latiguillos repúblicos estériles le cuento que no estoy seguro de que estemos interpretando de la misma manera el término ‘voluntad hegemónica’, ni la teoría en la que se inscribe tal término. Permítaseme una simpleza: si voluntad de generar mayorías y voluntad de llevar a la práctica un determinado proyecto político por todos los medios legales posibles y acumular poder para ello es lo que hacen los Kirchner, entonces estamos de acuerdo, lo hacen. Si en tal sentido esas mayorías son usadas, estamos de acuerdo en que los Kirchner quieren eso. Pero no veo el conflicto con la democracia.
    No pretendo yo repetir lo que muchos ya han debatido y explicado con palabras más precisas, pero su comentario me remite a que los busquemos, los post quiero decir, y los leamos para ver si no estamos repitiendo cosas gastadas.
    Por lo demás la actual coyuntura política no tiene nada de hegemónica, en ningún sentido que se use ese término de la lengua.
    Mis saludos

    [responder]

    Gracias por su aporte, Ladislao.
    Recorriendo los comentarios, veo precisamente poco material para mejorar el consenso al que Ud. se refiere.
    Mi frase tuvo por objeto tratar (nuevamente) de volver al tema específico del post.
    Sobre eso, coincido con la visión de Guillermo O´Donnell.

  67. Ricardo.
    Si de “pegar” se trata, peguemos todo.
    El pacto de no hablar sobre Kirchner no se cumplió, el mismo 0’Donnell lo reconoce, transcribo casi “todo”, no sólo lo que vos recortaste.
    -¿Cree que hablar de populismo puede abrir una puerta hacia experimentos autoritarios?-Involuntariamente o no, lo que este tipo de discursos acaba diciendo es que, con esta democracia, en el fondo, todo sigue igual. Y eso es abrir una puerta ancha a reacciones autoritarias. En todo caso, podemos hablar de democracias de baja calidad.
    -Precisamente, en esta tercera encarnación, como usted dice, viene investigando sobre calidad democrática, ¿cuál sería la premisa básica? -En el molecular proceso de construcción de ciudadanía tenemos que descubrir, una y otra vez, que los poderes del Estado se los prestamos a los gobernantes. Nosotros somos el origen y los destinatarios. Pero ocurre que cuando se estabiliza, el poder tiende a olvidar su origen y termina creyendo que es para sí mismo: a eso lo llamamos corrupción, clientelismo, o violencia familiar. Por eso nosotros, los ciudadanos, debemos hinchar lo suficiente para recordarles a los gobernantes de dónde surgieron. De lo contrario, siempre se van a olvidar.
    -Usted señalaba el ir descubriendo la ciudadanía como un proceso, ¿lo puede explicar? -La democracia tiene, por un lado, un régimen político. Cuando votamos, somos ciudadanos políticos. Pero además tiene el imperativo de extenderse hacia otras dimensiones: la social, la cultural, y la civil. La ciudadanía cultural implica el respeto a la diversidad; la dimensión civil es la garantía de los derechos humanos, mientras que la social implica la existencia de un estado de bienestar que funcione razonablemente. En América latina, vemos una rápida extensión de la ciudadanía politica y falencias graves en el resto de las dimensiones.
    -¿Y en qué punto estamos en la Argentina?-En principio, tenemos un déficit institucional importante en nuestra democracia, en comparación con Chile -por ejemplo- y lo estamos pagando carísimo. Con fallas muy graves en la ciudadanía social; decadencia de beneficios sociales, derechos laborales, déficit habitacional, de educación. Comparado con un ideal razonable de derechos civiles, también nos falta muchísimo. Hay una violencia social grande y falta aún mucho por hacer en derechos de género. Lo que a veces aterra a los gobernantes es que, en una democracia, al practicar la ciudadanía política, se ponen de manifiesto la carencia de todas las demás.
    -A ver ¿cómo sería? -Claro, una vez que yo puedo opinar, votar y asociarme, tengo la chance de darme cuenta de que también tengo derecho a una vivienda razonablemente humana o a que no me peguen en mi casa.
    -Le cambio el tema. En los noventa, Menem y Duhalde se concibieron mutuamente como enemigos y terminaron autodestruidos. En 2000, esa lógica maquiavélica no parece haber cambiado, pese al ensalzamiento de la nueva política. Kirchner tiene enemigos a derrotar cada día ¿Cómo se sale de esa lógica?
    -No sé? (Se sonríe) NO ESTA CUMPLIENDO NUESTRO PACTO.
    -Tómela como pregunta teórica.
    -A ver? Hay una historia argentina de gran descuido de la institucionalidad, que viene de mucho antes del día de hoy. Irigoyen decía que era el líder de un movimiento, no de un partido, porque representaba al conjunto de la Nación. Y esta idea movimientista lleva inevitablemente a una posición agresivamente antiinstitucional, en la medida en que los líderes sienten que son la encarnación de los verdaderos intereses de la Nación. Desde esta visión ultradecisionista, cesarista, las instituciones son un obstáculo. Un parlamento con personalidad propia, demora; un Poder Judicial independiente, molesta?
    -Y la prensa independiente, de paso, también.
    -Si, claro, el periodismo es sumamente molesto. También algunos intelectuales? En fin, todos aquellos que impidan la encarnación del ser o del interés nacional son réprobos, antinacionales o no entendemos nada. Esta tradición argentina, que se extiende sobre todo en el siglo XX, no quiere incurrir en los presumidos costos de construir institucionalidad y fue seguida, puntualmente, tanto por el peronismo como por el radicalismo. Después de haber tenido un presidente que huyó en helicóptero, KIRCHNER justificó su decisionismo en la necesidad de reconstruir el poder en la Argentina? Todas las crisis generan una gran demanda de que venga alguien a tomar decisiones y nos saque del caos. Este exceso de decisionismo puede conducir a De Gaulle, en Francia, o a Hitler en Alemania. Esto es: no está predefinido que de ahí salga algo malo o bueno. Reconstruir el poder político era efectivamente una demanda real. Pero el poder político no sólo es presidencial, sino que lo incluye.
    -Pero si este modo decisionista es sólo para momentos de crisis, ¿qué puede ocurrir si se extiende en el tiempo?
    -BUENO ME GANO? Para mí, el punto paradigmático es la concesión de poderes extraordinarios al Ejecutivo, en términos de economía. Creo que esta es la marca de una extralimitación en el tiempo de una decisión que en un momento fue justificada. Estas medidas degradan claramente al Congreso. Max Webber señalaba en la primera guerra mundial que Bismark -que era un gran decisionista- había hecho de Alemania una potencia. Sin embargo, le criticaba ácidamente haber convertido al Parlamento en un instrumento pasivo de su voluntad. Weber hizo esta advertencia en 1917; luego vino en Alemania la República de Weimar, que fue la antesala del nazismo. Conclusión: es muy cómodo tener un Congreso que diga a todo que sí porque los costos no son visibles en el corto plazo. Sin embargo, a la larga, lo que se sacrifica es enorme. Y la advertencia de Weber nos cabe.
    Lo importe Ricardo, es que aparentemente los dos valoramos a 0’Donnell.-

    [responder]

    Interesante Daio, y también a lo que apunta Ricardo, ambos toman la entrevista a 0’Donnell. Pero permítame seguir en su línea explicitando primeramente mis coincidencias.

    “Hay que tranquilizarse, nadie ha muerto por exceso de democracia, sí por su ausencia.-” De acuerdo. Pero resulta que determinadas prácticas (en las que en mi personal interpretación inscribo el texto de la nota de Quintín) resultan en algo que DEBE estar permitido por la democracia, como expresión de opiniones, pero no MEJORA en nada las prácticas democráticas, ya que enrarece el clima y lo rebaja. Incluso rayana en una práctica que no consideraría de compromiso ético. En tal sentido afirmaciones provocadoras pero falaces y sin fundamento textual, más que críticas resultan en un esmerilado de las instituciones de gobierno sin más. del actual, pero también a futuro, sea quien fuere el color del presidente. Muchos de los que hacen esto no son tontos desinformados o ignorantes, lo hacen con una intencionalidad e interés concretos. (nótese lo que usted trae de 0’Donnell él menciona fallas que no vienen de hoy, claramente intenta que no se les pegue a ellos).

    En tal sentido no creo con usted que “Es probable que al caracterizar al gobierno como una dictadura Quintín haya exagerado, o se haya apresurado.”. No se trata de una exageración, es mucho más grave. Por lo antedicho.

    “Pero lo cierto es que el kirchnerismo presenta rasgos hegemónicos que, tarde o temprano, pueden llevan a configurar un estado autoritario. ”
    Más allá de la teoría que 0’Donnell maneja y yo desconozco, puedo pensar y analizar, con los datos que tengo y los recursos acumulados. No se me hace evidente la afirmación. No veo los rasgos hegemónicos, aunque sí, siempre, veo peligros de caer en autoritarismos. Claro que observo que cuando no se crea institucionalidad el futuro se complica con esos riesgos. Pero yo observo muchísimas instancias de gobierno donde han creado, justamente, instituciones. En DDHH, en reformas educativas, procedimientos, la ley de medios, en fin, muchísimas.
    También observo los así llamados superpoderes, con capa y S incluidos en los medios, como una forma más que muestra el poder limitado con que cuenta el Ejecutivo. Con esto, perdurando en el tiempo, sumado a la Emergencia, puede ser permisivo institucionalmente, pero tiene controles y limitaciones varias. De ninguna manera es ideal, institucionalmente hablando, pero coyunturalmente necesario. Pero de ninguna menera permite inferir autoritarismo o práctica dictatorial alguna. Creo que estamos de acuerdo en esto de la dictadura ya que menciona que Quintín ‘exagera’.

    Usted menciona que “se ha discutido en Artepolítica sobre las influencias del matrimonio Lanclau/Moffe sobre el pensamiento de nuestra presidente, y que estos autores son seguidores de Gramsci y Carl Schmitt, y quien puede olvidar uno de los libros más famosos de este último, precisamente “La Dictadura”.” He leído y aprendido, sí. Pero no se trata de semántica en el artículo de Quintín. No se trata de una asociación libre. O al menos no es correcto hacer eso si es que esa fue su intención, cosa que no creo.

    Realmente no veo en la actual coyuntura hegemonía alguna. Justamente de eso se trata en ciertos análisis, de distintas veredas, en cuanto a la necesaria acumulación de poder para la gestión ejecutiva. Las afirmaciones discutibles pero quizá válidas en 2006 no aplican sin más a 2009, campechanos-mediáticos mediante. Por tanto la nueva actualidad nos exige pensar los términos que usamos ahora y los que traemos de la memoria, o de las notas o post viejos. EL Congreso no dice a todo que sí ni muchos menos que lo que yo desearía, menos después del 10 y veremos cómo este jueves. No sé realmente quién se atrevería hoy a hablar de hegemonía, no logro entenderlo.

    Me preocupa mucho, pero mucho más, para las prácticas democráticas, las afirmaciones delirantes (para mí y para muchos otros) de Carrió, con las cuales el artículo de Quintín tiene una sugestiva sintonía a mis oídos, que las prácticas institucionales del gobierno. Estoy dispuesto a discutirlo punto por punto, como ya se ha hecho incluso en este espacio, pero no sé si es el punto aquí.

    Por último quisiera comentar que no estoy a la altura como para discutir con 0’Donnell ni por asomo, pero hay varias cosas que me parece discutibles de las menciones en la nota. Como ejemplo de lo que me hace ruido: la idea de movimiento como representando al conjunto de la Nación, y de ello que sea anti-institucional.
    Movimiento o no se crean instituciones, muchas de las cuales pueden sobrevivir o no con los cambios de rumbo, pero anti-institucional veo a la anti-política.

    Mis saludos y agradecimiento por esas palabras que aportan.

    [responder]

    Ricardo

    Ladislao, usted respondió mucho mejor de lo que yo podría haberlo hecho.
    Coincido plenamente con su último punto: anti-institucional es la anti-política.
    Creo que si “consenso” es ahora política, hay que repensar el significante de “política”.

    Daio, sigo interpretando que O’Donnell habla en abstracto e ideal mas que en concreto y coyuntural.
    De todas maneras le agradezco que aporte una visión diferente a la mía.

    Saludos.

    Ladislao Fokas:
    0’Donnell, como profundo conocedor de las causas por las cuales han fracasado las democracias, advierte lo que viene sosteniendo desde hace décadas Claude Lefort en el sentido de que nunca debe de perderse de vista “la amenaza de una homogeneización de la sociedad, de un sometimiento de todos a un poder omnipotente, de una disolución de los puntos de vistas particulares en el punto de vista soberano de la opinión, de una intolerancia a todo lo que aparezca como signo de desviación respecto de la norma dominante.” Se olvida así que la política no necesariamente excluye el conflicto, no significa armonía, quietud, monocolor, silencio, esto sólo se da en los sistemas totalitarios, en los que se niega que la división sea constitutiva de la sociedad, la única división que se admite es la del pueblo y sus enemigos, esto exige la producción incesante de enemigos: “No sólo es necesario convertir fantásticamente a los adversarios reales del régimen o a los opositores reales en figuras del Otro maléfico: hay que inventarlos”.- La democracia no es algo definitivamente dado, sino algo que se construye día a día, transita por un estrecho camino en cuyas márgenes siempre acecha el fantasma de la tentación totalitaria.- La invención democrática. Nueva Visión. Bs. As. 1990.-
    Creo que la opinión de 0’Donnell expresada en el reportaje del año 2006, se ha mantenido acentuándose las advertencias y en una reciente nota nos dirá que está surgiendo un nuevo tipo de democracia, a la que llama delegativa, para diferenciarla de la que está ampliamente estudiada: la democracia representativa. Se trata de una concepción y una práctica del poder político que es democrática porque surge de elecciones razonablemente libres y competitivas; también lo es porque mantiene, aunque a veces a regañadientes, ciertas importantes libertades, como las de expresión, asociación, reunión y acceso a medios de información no censurados por el Estado o monopolizados y que ese tipo de democracia, como la que vive hoy la Argentina, tiene sus riesgos: los líderes delegativos suelen pasar, rápidamente, de una alta popularidad a una generalizada impopularidad. Los líderes delegativos suelen surgir de una profunda crisis, pero no toda crisis produce democracias delegativas; para ello también hacen falta líderes portadores de esa concepción y sectores de opinión pública que la compartan. La esencia de esa concepción es que quienes son elegidos creen tener el derecho ¿y la obligación? de decidir como mejor les parezca qué es bueno para el país, sujetos sólo al juicio de los votantes en las siguientes elecciones. Creen que éstos les delegan plenamente esa autoridad durante ese lapso. Dado esto, todo tipo de control institucional es considerado una injustificada traba; por eso los líderes delegativos intentan subordinar, suprimir o cooptar esas instituciones.
    Estos líderes a veces fracasan de entrada (Collor en Brasil), pero otras logran superar la crisis, o al menos sus aspectos más notorios. En la medida que superan la crisis logran amplios apoyos. Son sus momentos de gloria: no sólo pueden y deben decidir como les parece; ahora ese apoyo les demuestra, y debería demostrar a todos, que ellos son quienes realmente saben qué hacer con el país. Respaldados en sus éxitos, los líderes delegativos avanzan entonces en su propósito de suprimir, doblegar o neutralizar las instituciones que pueden controlarlos.
    Algunos de ellos, como Kirchner (y Menem en su momento), tuvieron la gran ventaja de lograr mayoría en el Congreso. Sus seguidores en este ámbito repiten escrupulosamente el discurso delegativo: ya que el presidente ha sido electo libremente, ellos tienen el deber de acompañar a libro cerrado los proyectos que les envía “el Gobierno”. Olvidan que, según la Constitución, el Congreso no es menos gobierno que el Ejecutivo; producen entonces la mayor abdicación posible de una legislatura, conferir (y renovar repetidamente) facultades extraordinarias al Ejecutivo.
    En cuanto al Poder Judicial (en el caso nuestro, a contrapelo de buenas decisiones iniciales en la designación de miembros de la Suprema Corte y reducción de su número), se van apretando controles sobre temas tales como el presupuesto de esa institución y, crucialmente, las designaciones y promociones de jueces. Asimismo, con relación a las instituciones estatales de accountability (rendición de cuentas), auditorías, fiscalías, defensores del pueblo y semejantes, se apunta a capturarlas con leales seguidores del presidente, al tiempo que se cercenan sus atribuciones y presupuestos. Todo esto ocurre con entera lógica: para esta concepción supermayoritaria e hiperpresidencialista del poder político, no es aceptable que existan interferencias a la libre voluntad del líder.
    Por momentos, el líder delegativo parece todopoderoso. Pero choca con poderes económicos y sociales con los que, ya que ha renunciado en todos los planos a tratamientos institucionalizados, se maneja con relaciones informales. Ellas producen una aguda falta de transparencia, recurrente discrecionalidad y abundantes sospechas de corrupción.
    Los líderes delegativos inicialmente exitosos generan importantes cambios, algunos de ellos, en casos como el nuestro, de signo e impactos positivos. Pero por eso mismo van apareciendo nuevas demandas y expectativas, junto con el resurgimiento de antiguos problemas. La complejidad de los temas resultantes exigiría tomar complejas decisiones; pero ellas sólo son posibles con participación de sectores sociales y políticos que sólo pueden hacerlo ejerciendo una autonomía que el líder delegativo no está dispuesto a reconocerles.
    De esta manera, los líderes se van encerrando en un estrecho grupo de colaboradores, que quedan cada vez más atados al supremo valor de la “lealtad” al líder. A su vez, quienes en el Estado y desde el llano apoyan desinteresadamente al líder comienzan a dar señales de desconcierto y preocupación. Comienzan a resentir que sólo se los convoque para aclamar las decisiones del Gobierno. Es típico de estos casos que a períodos iniciales de alta popularidad suceden abruptas caídas y, con ello, una cascada de “deserciones” de quienes hasta hacía poco proclamaban incondicional lealtad al líder.
    De hecho, el líder tiende a adoptar un mecanismo psicológico bien estudiado, típico de estas situaciones: no logra distinguir caminos alternativos y se aferra a seguir haciendo lo mismo y de la misma manera que no hace mucho funcionó razonablemente bien. A esta altura de los acontecimientos, otros líderes delegativos se encontraron huérfanos de todo apoyo organizado. En cambio, entre nosotros, el matrimonio presidencial tiene la ventaja de contar con parte del Partido Justicialista; pero, mostrando la raigambre de sus visiones, éste es manejado con la misma discrecionalidad que su gobierno.
    Entonces también surge uno de los riesgos de la democracia delegativa: en respuesta a la crispación que produce a su líder la para él/ella injustificable aparición de aquellas oposiciones, le tienta amputar o acotar seriamente las libertades cuya vigencia la mantienen en la categoría de democrática. Que este riesgo no es baladí se muestra en el desemboque autoritario de Fujimori en Perú y de Putin en Rusia, y en el similar desemboque hacia el que hoy Chávez empuja a Venezuela. Felizmente, la Argentina no tiene las condiciones propicias para ese desenlace, pero no es ocioso recordar que la democracia también puede morir lentamente, no ya por abruptos golpes militares sino mediante una sucesión de medidas, poco espectaculares pero acumulativamente letales.
    La repetición de estos episodios no es casual; obedece al despliegue de una manera de concebir y ejercer el poder que se niega a aceptar los mecanismos institucionales, los controles, los debates pluralistas y las alianzas políticas y sociales que son el corazón de una democracia representativa. En el transcurso de su crisis, cuando acentúa su discurso polarizante y amedrentador, esta manera de ejercer el poder recibe apoyos cada vez más escasos y endebles, al tiempo que acumula enojos de los poderes e instituciones, políticos y sociales, que ha ido agrediendo, despreciando y/o intentando someter. El período de crisis de las democracias delegativas es de gran aceleración de los tiempos de la política; no deja de ser paradójico, aunque entendible dentro de esta concepción, que sea el líder delegativo quien más contribuye a esa aceleración -como todo le parece en juego, casi todo pasa a ser permitido-.
    Con estas reflexiones –dice- expreso una honda preocupación. Estoy persuadido de que el futuro de nuestro país depende de avanzar hacia una democracia representativa. No sé si será posible moverse de inmediato en esa dirección. Esta duda se refiere a un Poder Ejecutivo que parece poco dispuesto a reconducir su gestión. También incluye una oposición que contiene importantes franjas que han demostrado compartir estas mismas concepciones y prácticas delegativas, y no es seguro que las abandonen si triunfan en estas y futuras elecciones. Queda abierta la gran cuestión -que algunas campañas electorales por cierto no despejan- de si el aprendizaje de los defectos y costos de la democracia delegativa se encarnará efectivamente en comportamientos y acuerdos que la superen. En “La Nación” Bs. As. 28 de mayo de 2009.-

  68. Q, N, por favor, nadie les dice “putos”, qué palabra desagradable, justo ahora que se está discutiendo el matrimonio gay. Yo digo dos cosas: uno que creo en el amor ante toda diferencia social. Si puede existir el amor entre Macri y una modelo o actriz, entre una verdulera y un docente, entre una actriz porno y un gran danés, también puede existir, qué tanto, el amor entre dos señores mayores, panzones y pelados. Segundo: está demostrado que la sexualidad es un asunto complejo, complejísimo, más complejo que el peronismo, y que hay gente que demora décadas en asumirla cabalmente. El hecho de que vos, Q, hayas elegido como pareja monógama a una chica fea y, como contó ella misma en un histórico post tiempo ha, clínicamente histérica, y que tengas una relación tan…simbiótica, digamos, con Gustavo, indica que, más allá de lños años de prisión que te puedan tocar por un delito menor, todavía podemos esperar un final feliz: Eduardo y Gustavo en el Registro Civil, de la mano, dándose un piquito, y todo el cione argentino tirando confites y llorando , emocionado. Las fotos las sacaría Flavia.

    [responder]

    Eso sería imperdible, y emocionante, por supuesto, con la marcha de la libertad como banda sonora.

    [responder]

  69. Siento envidia por quienes pueden valorar a un poliólogo, a un gurú de “la” deemocracia como O´Donell.A mi me gustaría que detallara los sentidos de los términos que usa. Por ejemplo “populismo”.¿Es una categoría científica? En ese caso ,gorilismo ¿tambien lo es?.
    ¿Qué sisgnificado y alcances tiene el término hegemonía?. Tulio Halperín Donghi es populista porque dice que en la concepción de Alberdi y de la constitución argentina el Poder Ejecutivo tiene el deber de ser hegemónico?. La senaduría vitalicia que en Chile se le concedió a Pinochet es muestra de su mayor calidad institucional?.Nosotros entonces deberíamos nombrar senadores vitaliciios a Videla y Massera?. De qué experiencia histórica deriva el Sr O´Donell su visión de la democracia?.

    [responder]

    NO, no Quintín, de ninguna manera amenacé ni mucho menos, quizá en las vueltas de la lengua esta se enreda pero déjeme alclararle que “otro tipo de respuesta” era para otros comentarios que he leído, por cierto en otros tonos más afectos al diálogo, y que con posterioridad al suyo he comentado esperando respuesta a mi vez.
    Pero además tengo que decirle que no le considero estúpido para nada, en ese caso no me molestaría en responderle nada. No, considero sus palabras en un medio masivo peligrosas y preocupantes, y en algún punto asumo que usted es conciente de ello. También comenté esto en otros comentarios. Por eso me pregunto por las fundamentaciones e intencionalidades que usted daría.

    Lo invitaba sinceramente a justificar sus palabras, pero me interesa sobremanera sus motivaciones. Más allá de que ‘gran parte del país’ coincidiera con usted, eso puede suceder también porque es usted quien les habla desde la ‘autoridad’ de un medio masivo. Usted entre tantos otros, quizá con mejor pluma que la suya pero no menos irientes de lo sano para la democracia según mis gustos personales. Le reitero sinceramente el pedido, agradecería explicite si le es posible, así nos queda claro a todos. Más allá, reitero, de los insulsos insultos de ida y vuelta. Desacostumbrémonos de ello.

    Yo no me creo más vivo que nadie, muy por el contrario reivindico mi origen tornero, metalúrgico de profesión durante años, aunque con gusto por la buena formación y la lectura.
    Yo también prefiero a Sindioses, por mucho. Me gusta lo directo y sintético que puede ser, me gusta incluso que se enoje.
    Le puedo permitir que no conteste a mis preguntas, pero sinceramente no entiendo si no desea fervientemente justificar su texto qué hace en este espacio. Si es para auto-desagraviarse de lo que menciona como una falsa denuncia, ya lo hizo y es suficiente para todos, pero este espacio creo que es fundamentalmente de debate.

    Tampoco lo traté de agente de nada, desconozco realmente una situación así. Y no soy dado a difamar a nadie. Simplemente se me aparece en ese texto en sintonía con cierto discurso, y consecuentemente, considero que realmente ayuda usted a crear un un clima determinado. Es ese dicurso el que realmente está crispado. Yo no veo en la ONU a la Presidenta de la Nación como crispada, ni en cadena, bah, en ninguno veo crispación. Sí veo una claridad conceptual que se extrañaba en otros presidentes. Hace muy mucho. Aún si le escriben los discursos el contenido categorial es fabuloso en comparación. Y no lo digo yo, lo dicen otros presidentes de naciones. Por eso, cuando veo un discurso crispado como el suyo inquiero por respuestas si el originario está a mi humilde alcance en un espacio compartido.

    No Quintín, llegamos a un punto de desacuerdo profundo en nuestro diálogo: decir que se va a una dictadura no es ‘parte del debate político’. Decir que Kirchner es Hitler NO es parte del debate político. Como tampoco lo es decir que lo es Macri. (que Carrió delire es parte dable a los terapeutas, que algunos afirman cosas por el estilo). Es parte del intento tonto de desacreditación personal de un político. Oh, feliz coincidencia dirían los Luthier, justamente lo que usted dide que Sindioses ha hecho con usted. Caso contrario debatamos seriamente por qué causas y fundamentos, sostenidos, debatidos o al menos expresados, alguien dice que los “Kirchner tienen propósitos dictatoriales”. El fuero interno de las personas es insondable, decía un maestro. Pero encima usted no sostenía eso que menciona ahora. Usted hablaba de ‘dictadura’. Y dictadura no puede para usted ser una cosa muy diferente de lo que para la mayoría del pueblo argentino en particular. Por tanto me interesa saber por qué motivo extrema usted esas palabras y luego no le gusta que citen notas que lo mencionan a usted en situaciones desagradables, verdaderas o falsas. Eso no es parte del debate político, como no lo es un ad hominem, como no lo son tantas cosas a las que ustedes, quienes escriben en medios masivos, nos tienen tan mal acostumbrados a los lectores.
    Convencer a un contrincante y ver si te apoya SÍ es debate político. Con qué herramientas es otro tema discutible, pero es parte de la política. En cambio su texto es a mi degustación insidioso.

    Mi degustación ha incluido en distintas épocas mierda, sobre todo de periodistas, algunos docentes, sobre todo jefes patronales, anque batracios de variada calaña. Nos entendemos Quintín, y quien sabe leer y tiene esa costumbre lo entiende también: la mención de una cosa que uno no diría pero mencionando lo que diría es una de los giros posibles para decirla. Tortuoso no? Tanto quizá como su forma de insultar. O de declamar una dictadura. Esto último deja en un lector ingenuo la sospecha sobre un caballero con actitudes no caballerosas, y no en el sentido clásico quijotesco precisamente. Me doy por entendido y aludido, no ofende lo que no se acepta, quizá le sirva de algo.

    Pero mi interés principal sigue siendo debatir y de ser posible rebatir su posición, que no encuentro explicitada por más que me esfuerzo. No voy a esperar que lo haga en Perfil, sería demasiado para usted y los lectores del medio.

    Me voy a permitir hacer algo contrario a lo que usted viene predicando, saludarlo atentamente.

    [responder]

    Juan:
    Algunas respuestas a tantos interrogantes.-
    Guillermo 0’Donnell es uno de los investigadores pioneros en el estudio de los procesos autoritarios en nuestro país y en América Latina, así como de las formas como se ha intentado reconstruir la democracia. Como el mismo lo explica en uno de sus últimos libros: “Dediqué buena parte de mí vida académica al estudio de un tema que detesto, los regímenes autoritarios, y más tarde a otro que me produjo gran alegría: la terminación de esos regímenes”
    Su obra pionera, que le dio larga fama, muy citada en nuestro país a partir de 1983, hoy un poco discutida, fue “El estado burocrático-autoritario” (1982).
    En uno de sus último libros advierte que crudeza que pareciere que los presidentes, una vez electos, en elecciones razonablemente libres e institucionalizadas, sienten que tienen el derecho y la obligación de gobernar como mejor les parece, sin obstáculos institucionales, debilitando las instituciones estatales autorizadas a supervisar, controlar, rectificar y/o sancionar actos ilícitos de otras instituciones del estado, pareciendo entender que: ¿“Por qué reconocer poderes distintos de los propios cuando una está, supuestamente tratando de lograr metas conducentes a cierto aspecto de bien público?, y ¿Por qué no procurarse beneficios personales o para la familia, la camarilla o los socios de negocios mientras se ejerce el cargo público, si al mismo tiempo uno está (al menos supuestamente) intentando concretar cierto aspecto del bien público?.- En: Disonancias. Críticas democráticas a la democracia. Prometeo. Bs. As. 2007. Págs. 15, 99/110.-
    En cuanto al populismo, el diccionario de política, de Norberto Bobbio, nos dice que pueden ser definidas como populistas “aquellas fórmulas políticas por las cuales el pueblo, considerado como conjunto social homogéneo y como depositario exclusivo de valores sociales positivos, específicos y permanentes, es fuente principal de inspiración y objeto constante de referencia” y que en los sistemas populistas resaltan siempre “un liderazgo de tipo carismático y la formación de una elite de iluminados, de intérpretes casi sagrados de la voluntad y del espíritu del pueblo”
    Para la puesta en marcha del proyecto hegemónico, muy vinculado a lo que se denomina sistemas populistas, como por experiencia histórica no era conveniente hablar de “dictadura del proletariado”, especialmente para los países de occidente, se buscará ahora sustituirla por un nombre que parecería ser más moderno como es la de “hegemonía”.- Concepto teórico clave en el pensamiento de Antonio Gramsci, esencial para comprender la estrategia de la revolución socialista que propone para Occidente. No olvidando que éste concepto es más amplio que el de dictadura, puesto que incluye a la sociedad civil. Se busca así conjugar y armonizar todas las actividades y dimensiones sociales en una misma concepción del mundo, proyecto que no se pone ahora en manos de quienes ejercen la violencia revolucionaria, como enseñaba Lenin, sino de quienes ejercen la orientación intelectual de la sociedad. Sin perjuicio de que interpretando a Gramsci con crudeza, también se advierta que: Como dirección política y cultural sobre los segmentos sociales “aliados” influidos por ella, la hegemonía también presupone violencia y coerción sobre los enemigos. No sólo es consenso.-
    Se olvida que, como ha señalado Juan Carlos Pontantiero, que a pesar de la profecía de la extinción del Estado, y la transitoriedad de la dictadura del proletariado, esta se transformó en una forma autocrática de crear un ordenamiento jurídico, por la cual la ley y el poder descienden de arriba hacia abajo, pero no como procedimiento de excepción –que tal era el sentido clásico de la dictadura- sino como modo permanente de gobierno, fragmentándose la sociedad, puesto que “ninguna iniciativa individual o grupal, en lo político, en lo económico o cultural puede ser tolerada si busca alcanzar formas organizativas fuera de la mediación del partido o del Estado, constituidos en únicos espacios legítimos de recomposición.”
    Estos problemas no se solucionan con un solo cambio de palabras, especialmente, dice este autor, puesto que “Hegemonía tiene tantas (o más) potencialidades totalitarias que dictadura”, siendo que muchas veces esta equivale a homogeneidad y semejanza, en última instancia a unanimidad, con lo cual se pierde la posibilidad del control institucional, es decir no asambleísta ni por aclamación, por parte de la sociedad sobre el Estado, y especialmente la libertad para disentir porque “la libertad es siempre libertad para quien piensa de modo distinto” (4) Portantiero, Juan Carlos. Socialismo y democracia. Una relación difícil. Revista Punto de Vista. Nº 20. Bs. As. Mayo de 1984. Págs. 1 y sgts.-
    En esto aparecen los pensadores al estilo de Ernesto Laclau y Chantal Mouffe, tratando de que no nos asustemos del populismo, pero por más que estos intelectuales intentan crear una nueva concepción de la hegemonía y deslumbrarnos con el brillo de las ideas de Gramsci, en definitiva lo que este autor buscaba era el triunfo final del Partido Comunista, y no deberían olvidarse la preocupación expresada por Rosa Luxemburgo al ver el rumbo que tomaba la Revolución de Octubre, y sus advertencias deberían estar siempre presente en toda sociedad: “La libertad sólo para los simpatizantes del gobierno, para los miembros de un partido único, no es libertad en absoluto. La libertad es siempre y de forma exclusiva para quienes piensen de otra manera. Sin elecciones generales, sin plena libertad de prensa y de reunión, sin un contraste libre de pareceres, la vida desaparece de todas las instituciones públicas, se convierte en una mera apariencia de vida, en la que el único elemento que permanece en activo es la burocracia. La vida pública se adormece paulatinamente…de vez en cuando se invita a una elite de trabajadores a reuniones en que las que la única misión de los invitados es aplaudir los discursos de los dirigentes y aprobar por unanimidad sus proposiciones. En el fondo se trata del dominio de una camarilla; de una dictadura, sin duda, pero no la dictadura del proletariado, sino simplemente la dictadura de un grupito de políticos.”
    Recientemente 0’Donell ha advertido que “la democracia también puede morir lentamente, no ya por abruptos golpes miliares sino mediante una sucesión de medidas, poco espectaculares pero acumulativamente letales”.- La democracia delegativa. La Nación. Bs. As. 28-05-2009. Pág. 17.-

    [responder]

    En estas respuestas hay demasiadas cosas y no todas quedan claras.No veo la pertinencia de la cita de Rosa de Luxemburgo para el caso argentino;tampoco me parece suficiente recurrir al diccionario de Bobvio para definir el populismo, porque entre nosotros, quiero decir en la Argentina, la calificación de “populista” es peyorativa.Aquí el populismo es un término polémico que usan los que se reservan la posición racional y científica para menoscabar la tradición política popular. Y ese es todo el problema: no me gusta O´Donell porque creo que no entiende al peronismo y aquí el que no entiende al peronismo no entiende nada. Esta es mi devolucióm provisoria, el tema es largo y complicado.

    Daio, se agradecen los textos, es evidente que tendré que seguir leyendo. Me parece interesante y, contrario a lo que pensaba junto con Ricardo, queda claro que 0’Donell sí está pensando coyuntura, así como prácticas políticas cotidianas e institucionalidad muy en concreto. Distinto es la valoración que cada quien haga de ello, claramente.
    Quizá sea eso lo que me parece más interesante, pero insisto en que no puedo abrir un juicio. Sí hay cosas que observo que son al menos discutibles. Por ejemplo si realmente se puede aplicar la categoría así construida y elaborada de ‘democracia delegativa’. SObre todo me interesaría poder hacer una crítica, porque resulta que me parece que cualquier intento de generar mayorías y tener voluntad de cambios en determinadas áreas con especial conflicto de intereses de sectores sociales, implicará posicionamientos a los que cualquiera podrá llamar de esa manera. Quiero decir, cuál es ese límite no es una cuestión menor. En todo caso me parece que, volviendo al post y más allá de lo interesante de esto, no es posible catalogar alegremente ni de dictadura ni de hegemonismo el actual contexto político. Digo, no hay monocolor que valga, se hace evidente en la discusión cotidiana de política. Sí creo que un análisis de este tipo hace que para usar esos términos haya que poner tantos peros y reparos, para ser preciso en la pretención de análisis, que sería mejor no utilizarlos. Como consecuencia si se los utiliza, dictadura etc., me lleva a pensar que las intenciones son otras. Y si no fíjese la diferencia entre las palabras que usted Daio ha volcado, respecto de la nota que motivó el post, de los improperios posteriores hasta los comentarios en los que nos involucramos.
    Saludos, le aseguro que recabaré información por el lado que usted sugiere.

  70. Sr. Ladislao Fokas.

    Usted me cae mal, así que déjeme que no lo salude. Considero que es un sofista y un mal bicho, pero como reclama argumentación de mi parte, trataré de aportarla.

    Permítame que, para ilustrar el primero de mis puntos, me detenga en una de sus frases laterales en respuesta a mi observación de que se cree más vivo que los demás.

    “Yo no me creo más vivo que nadie, muy por el contrario reivindico mi origen tornero, metalúrgico de profesión durante años, aunque con gusto por la buena formación y la lectura.”

    Es muy interesante la frase. Incluye una petición de humildad social que (y ese es el truco de la falacia) se transforma en una petición de humildad intelectual. Nada impide que usted se crea más vivo que todos, a pesar de su origen como tornero. Así que esa frase no desmiente mi afirmación, pero simula hacerlo. Al mismo tiempo, oculta su arrogancia en una frase de sentido opuesto. Ese es el arte del sofista. Hace poco lo veía al presidente Lula decir algo en principio parecido: “Yo quería ser conductor de ómnibus pero no lo logré. Y, sin embargo, ahora estoy aquí conduciendo la República.” Eran las palabras de un hombre orgulloso. Pero no lo disimulaba. Usted se queda, en cambio, a mitad de camino con la frase. Enuncia la primera parte y omite la segunda. Si fuera sincero diría: “seré tornero, pero no soy ningún boludo”, que es exactamente lo contrario de lo que pretende estar diciendo. Ese estilo escondedor, esa falsa humildad, lo delatan y me molestan.

    Usted dirá que esto no tiene nada que ver. Tenga paciencia. Una vez que uno se da cuenta de que se enfrenta con un sofista, es decir con un mentiroso (no lo tome como un insulto, estoy tratando de llamar a las cosas por su nombre) debe tratar de no caer en sus redes. Por eso déjeme que analice otros detalles de su prosa. En su último comentario, empieza diciendo que no me considera un estúpido. Pero en otra parte afirma que soy:

    “Un aprendiz de Grondona este muchacho con sus falacias”

    y en seguida:

    “Se ve que el sujeto intenta argumentar pero no puede.”

    Para terminar con lo siguiente:

    “Lo que a mi en lo personal me cuestiona es qué hacemos con estas cosas que se nos aparecen como estúpidas.”

    Por eso creo que es un sofista y, al mismo tiempo, un mal bicho: me trata de tarado, de incapaz de argumentar, y después me dedica un elogio puramente retórico.

    Usted simula invitarme a debatir después de haber afirmado que no soy capaz de argumentar. Así, considera que tiene ganada la discusión de antemano y se pavonea con la victoria. Ese tono lo delata un poco y, como los boxeadores fanfarrones, queda un poco al descubierto. Porque no puede dejar de repetir lo que constituye la conclusión de su argumento: que yo no debería estar aquí porque no soy capaz de dar el debate intelectual que usted me exige. Para eso, fuerza un poco las cosas, hasta llegar a cierta crueldad (permítame que lo interprete un poco, Fokas) que resulta el rasgo más notable de su prosa: usted no concede nunca nada y su escritura es la de un sádico. Así es como me echa de AP, no una sino tres veces:

    “para llorar sobre insultos existen otros ámbitos, inclusive más propensos a la reflexión y privados.”

    “Si es para auto-desagraviarse de lo que menciona como una falsa denuncia, ya lo hizo y es suficiente para todos, pero este espacio creo que es fundamentalmente de debate.”

    “Le puedo permitir que no conteste a mis preguntas, pero sinceramente no entiendo si no desea fervientemente justificar su texto qué hace en este espacio.”

    Usted me ordena que vaya a desagraviarme a otro lado, que vaya a llorar los insultos a otra parte, que haga lo que usted quiere o me mande mudar. Lo suyo es un poco brutal, Fokas, qué quiere que le diga. Me acusa de querer desagraviarme en el lugar inadecuado, pero no le parece inadecuado el agravio. Me acusa de rehusar el debate intelectual justo en un lugar donde ese debate ha estado ausente desde un principio y, en cambio, abundaron las chicanas, los insultos y las referencias personales. Pero entre tantas palabrotas, incluso las que se meten con mi familia, solo mis palabras le parecen fuera de lugar. Convengamos en que es usted un poco injusto. Los calumniadores pertenecen a este espacio por derecho propio, pero no los calumniados, que deben dar prueba de merecerlo contestando sus preguntas. Un sádico, ya lo dije.

    Pero no crea que no quiero discutir, aun con el desagrado manifiesto que usted me causa. Pero el problema no pasa por ahí. Es otra cosa lo que impide el debate que usted reclama. O, mejor dicho, son dos. La primera es que usted cree que cuando acuso a los Kirchner de dictadores en potencia, estoy cometiendo un acto agraviante y poniendo en peligro la democracia. Sin embargo, le parece que tratar a Elisa Carrió de delirante y paciente psiquiátrica es la mera constatación de un dato real. Allí, nuestros problema se bifurcan. Por un lado, ese asunto de atribuir locura a los opositores recuerda a uno de los momentos más oscuros de la historia reciente. Supongo, Fokas, que usted no defenderá el estalinismo, aunque tampoco lo descarto. Pero cuando usted invoca la Historia para decir que se debe ser cuidadoso con el uso del término “dictadura”, debería recordar que la palabra “loco” tiene también un pasado. La otra rama del problema es que, si bien no pertenezco a su espacio político, voté por Elisa Carrió y le tengo un gran respeto, que usted obviamente no comparte. Al contrario, la considera una delirante y una golpista. Recíprocamente, ve en Cristina Kirchner

    “una claridad conceptual que se extrañaba en otros presidentes. Hace muy mucho.”

    Y es difícil ponerse de acuerdo, por que para mí la presidente es una pobre mujer, muy frívola, muy aislada del pueblo y muy limitada intelectualmente, que habla con eslogans cuyo verdadero alcance desconoce.

    Aceptará que a partir de ese desacuerdo tan básico, se hace muy difícil debatir. Pero ni siquiera ese es el verdadero escollo para el famoso debate, sino que usted parte de una demonización de mi persona que me excede, justamente, porque no es personal. Varias veces ha dicho que mis intenciones son aviesas:

    “Le interesa realmente o, como yo lo leo, se inserta en un contexto donde pegarle al gobierno ‘queda bien’ y mide, y sobre todo ayuda a crear un clima determinado socialmente hablando.”

    Es una frase rara, bastante mal construida y que utiliza la palabra “mide”, que nada significa. Es hasta indigna de usted, le diría, que trata de esmerarse con los términos. Pero lo grave empieza después: es eso de que yo trato de crear “un clima determinado”. O sea, usted cree que soy una especie de agitador, alguien que intenta influir en la población a gran escala. Y allí pienso que usted está un poco piantado, Fokas, que allí sí se localiza el núcleo de un delirio que parte de asimilarme a un fantasma que en otra parte llama “los medios masivos” y que yo, por el simple hecho de escribir en uno de ellos (y de los menos masivos) vengo a representar.

    “Eso no es parte del debate político, como no lo es un ad hominem, como no lo son tantas cosas a las que ustedes, quienes escriben en medios masivos, nos tienen tan mal acostumbrados a los lectores.”

    (De paso, curiosa frase para incluir en los comentarios de un post que empieza con el más típico de los argumentos ad hominem.) Cuando, en algún momento, le digo que mucha gente considera que los Kirchner tienen tendencias e intenciones dictatoriales, usted contesta:

    Más allá de que ‘gran parte del país’ coincidiera con usted, eso puede suceder también porque es usted quien les habla desde la ‘autoridad’ de un medio masivo.

    Y acá ya la lógica se le fue al demonio, querido Fokas (hace un rato que le estoy hablando, así que entré en confianza y le tengo menos bronca). Esto es una mezcla de consigna de barricada (los malditos medios de comunicación), con la posibilidad absolutamente ridícula de que yo tenga influencia sobre un número importante de ciudadanos. Una idea confusa, ciertamente. Pero lo que obtura todo posible intercambio de ideas es que usted crea que un artículo en un diario es parte de una campaña de desestabilización y que su autor es, por lo tanto, un agente de las fuerzas destituyentes. Allí me sobreestima y me subestima simultáneamente desde una teoría paranoica. Usted y yo sabemos que con los agentes del mal, con los conspiradores golpistas, no se debate sino que se los combate. Y eso es finalmente lo que usted está haciendo. Negarlo es faltarse usted mismo el respeto.

    Bueno, se me pasó un poco el enojo. Así que procedo a saludarlo. Buenas noches. Pero antes de despedirme, déjeme que le diga que los Kirchner no son democráticos. Que han suprimido todos los controles sobre su gobierno y avasallado las instituciones: la justicia, las estadísticas, los partidos políticos, el federalismo, y han preparado el terreno para controlar la prensa. Como lo reconozco en la nota, no ha habido hasta ahora ningún hecho lo suficientemente violento o escandaloso que justifique el término “dictadura” en un sentido estricto e indudable. Pero nada impide, después de haber eliminado todo impedimento, que estos hechos puedan ocurrir en un futuro cercano. Y no estoy hablando de una fecha vaga. Si el jueves, la bancada oficialista no acata la mayoría opositora en Diputados y produce algún golpe de mano, la dictadura habrá comenzado oficialmente.

    Atentos saludos

    [responder]

    Quintín, me veo en la necesidad imperiosa de comentar nuevamente, agradeciendo desde ya que, a pesar de no haber abandonado la lógica de los improperios de alguna u otra forma, esta vez encuentro algo más nutritivo en la disposición a sostener su posición. Es justamente por ello que le señalaba que usted no podía argumentar, no en el sentido de una imposibilidad técnica o intelectual, sino intencional (no lo había hecho), ya que se veía desbordado por la bronca y la crispación de los insultos, propios y ajenos. Ese era el sentido de las frases y no como usted interpreta una hipocresía o llamarlo estúpido. Si se fija yo interpreto afirmaciones como estupideces, pero es claro que si se justificaran podría entender que no son tales. En ningún momento está la apelación calificativa sobre usted, ya que a mí me pueden parecer estupideces algunas de las propias cosas que digo y no por eso me considero estúpido. Precisión.
    Intento ser muy cuidadoso con el uso de los términos, más cuando se trata de calificativos personales, los intento eludir y releyéndome me doy cuenta que lo he logrado. Si hay algo que le puede quedar claro a cualquiera que lea es que yo no le propiné improperio alguno, pero usted sí lo ha hecho, de forma velada y no tanto. Quizá porque estaba ofuscado por otros improperios que recibió, pero yo no fui el emisor.
    Yo no me creo más vivo que nadie, lo intento mostrar desde mi origen porque de donde yo vengo reconocer el origen y honrarlo es una cuestión de conciencia, es ‘no hacerse el vivo’, es no creer que uno puede mear más alto de lo que puede, pero sobre todo es no pasar por alto a los demás, o dejarlos como inferiores, como tantas veces lo han hecho con uno. Quizá tendría que haber abundado con el ejemplo, pero en todo caso la desmentida es la afirmación, no tenía para ello que argumentar absolutamente nada. Para desmentir una afirmación, basta una afirmación de sentido contrario. Eso sí, no me creo humilde para nada intelectualmente, creo firmemente en lo que pienso y puedo expresar. Y orgulloso, claro, de mi origen tanto como de mi historia. Años y años he intentado mejorar en discusiones grupales tanto como en formación. La intención está en usted y en su señalamiento justamente, por lo que habla mucho más de quien ejemplifica sobre ello que de quien al pasar ha sentado posición. Como de quien se dice ‘tómelo como de quien viene’, en este caso, de quien insiste en insultos por más que los critica. Y esconder no he escondido nada.
    Mis elogios no son retóricos, es evidente que usted está dotado de capacidades e inteligencia para expresar cuestiones públicas. TODA la cuestión es cómo lo hace y por lo tanto, he inquirido sobre el particular por varios comentarios. Por eso me parecen peligrosas sus afirmaciones, justamente. Si usted considera a Grondona un estúpido allá usted, para mi es uno de los ejemplos más claros en los medios del uso de falacias, entendiendo que como aparente argumentación se presentan estructuras que no lo son.
    Ni lo hecho de AP ni lo mando a ningún lado, nuevamente usted analiza no sé desde donde. No podría hacerlo ya que soy un simple lector y comentador. Lo concreto es que menciono que no entiendo cuál es su interés si no le interesa justificar su posición y debatirla. De nuevo, precisión y cuidado en el uso de las palabras es de mi interés, claro que no siempre me sale bien, como se ha visto.
    No voy a discutir de semántica con usted porque no viene al caso, baste decir que si una frase está bien construida o no, no es la cuestión central. Yo creo que sí aunque olvidé unas comillas, pero si a usted no… Pero los discursos de la Presidenta están allí para hacer si lo desea un estudio comparado, separar categorías y conceptos usados y cómo lo hace, así como la apreciación de otros presidentes. Otro ejemplo serían sus discursos en el Senado. Pero eso sí, sobre intenciones del fuero interno y supuestas frivolidades no podemos analizar, así que usted pensará de una manera y ya, ya que lo que a mí me parece el peso de evidencias a usted se le resiste.
    Fíjese por favor con precisión que yo no llamé loca a Carrió, no lo creo, pero justamente lo puse como ejemplo de lo que usted mencionaba, ‘lo que la gente piensa’. Justamente, no resulta apropiado al debate político, eso es lo que señalaba y sostengo. No puede estar loca Carrió porque hay todo un sector político que la sigue y de alguna manera la valida. Usted por caso, ya que lo ha dicho. Por eso se trata de otro tema mucho más complicado, su posicionamiento político resulta sinuoso, pero eso no quiere decir que esté loca ni mucho menos.
    |No es que yo encuentre ningún fantasma Quintín, de hecho los medios masivos son un factor de poder, sobre todo en este país y no solo por lo comunicacional sino por sus otros intereses. Sus palabras de la nota sí las leo como agitadoras, por eso pregunto por su intencionalidad. Es claro, si van en consonancia con ciertas afirmaciones de la oposición, la nota de Carrió a las embajadas más otros puntos del estilo, es claro que su nota coadyuva en un determinado sentido. YO leo ese sentido como poco constructivo para la democracia, usted no lo desmiente ni argumenta en contrario.
    SU responsabilidad es mucho mayor al escribir en un medio masivo de comunicación y no es comparable a lo que sucede en un comentario de un blog. Esas responsabilidades no están reguladas pero deberían al menos ser auto-reguladas, por ética personal y, creo, por algún colegio de colegas periodistas. Pero eso también es discutible. El punto es que usted tiene mayor responsabilidad con el uso de sus palabras que cualesquiera de los comentaristas que aquí escriben. Al menos en tanto el Quintín que firma notas en un diario.
    El resto de su afirmación la dejo por su cuenta, si combatir a los golpistas. En cualquier caso la pregunta es si usted fue consciente o no de esa similitud de discurso, cuál es su intencionalidad. Porque sí se trata de eso cuando usted hace una nota sobre características dictatoriales. En otros comentarios hay un análisis mucho más rico sobre el particular.
    Le agradezco me considere un sofista, lo cual vendría a ser un reconocimiento a la oratoria y el uso de la retórica en un sentido extensivo. Incluso según se dice en los últimos años los sofistas clásicos eran más maestros comunes y formadores que otra cosa y los había de variadas especialidades. ¿Ve cómo se pueden tomar las palabras del otro en un sentido positivo? Ahora, si usted se refiere a que uso sofismas se equivoca, como le he intentado mostrar. En cualquier caso fíjese que nunca se trata de ‘mentiras’ como usted dice, los sofismas son otra cosa.
    Además de decirme comemierda me dice mal bicho. Y está bien, si esa es su percepción es posible que lo sea, pero piense que se le fue un poco la bronca a medida que hacía catarsis y escribía y eso lo fue calmando. Quizá sea efectivamente un mal bicho porque he dejado en evidencia que usted insulta tanto como declama que no lo insulten y, esto, es claro, pone nervioso a cualquiera.
    Bueno, hasta aquí creo haberle respondido a sus afirmaciones de orden personal o respecto del giro de las frases, pero usted deja en el último párrafo, después de despedirse, lo substancioso de su propia justificación a su posición en la nota periodística.
    Esto es para dejar claro dónde usted ha mencionado cosas específicas sobre su justificación textual y me parece que queda claro.
    Sobre cuestiones de caracterización personal no responderé más una sola palabra suya, tanto si me dice que hago como Lula, como Stalin o como Gandhi, que soy mal bicho, comemierdas o lo que fuera, o cualquier cosa que se le ocurra sobre mis respuestas, suficiente masturbación personal para mí, que ya ha sido demasiada y ya no estoy en años para eso.
    Lo que sí personalmente estoy dispuesto es a discutir y debatir sobre el meollo de la cuestión.
    Y aquí es que usted reitera sobre el asunto de la dictadura, querría verlo por partes:
    “Que han suprimido todos los controles sobre su gobierno y avasallado las instituciones: la justicia, las estadísticas, los partidos políticos, el federalismo, y han preparado el terreno para controlar la prensa.”
    En principio es una afirmación por lo menos inexacta y equívoca. Inexacta porque no es ni evidente, ni mucho menos, que se hayan ‘eliminado todos los controles’, al contrario los controles están vigentes y en los hechos la oposición hace uso y abuso de los mecanismos institucionales de contralor, SIGEN, AGN, altas comisiones, etc etc. Serían entonces discutibles su funcionamiento, si lo hacen mejor o peor, pero que existen y funcionan resulta sí evidente. En todo caso discutamos los por qué de cada caso pero la afirmación como tal no se presenta como conclusión parcial de nada y por tanto, es claramente errónea.
    Es equívoca porque lleva a confusión en cuanto a lo que se pretende proseguir con la afirmación. Es decir, si realmente se hubiera suprimido todo control, efectivamente se estaría en una vigencia de autoritarismo. Pero como se ha visto que no es así, y también que no es una mera exageración, deberá ser una afirmación con sentido propio, que propende a algún lugar, ya que toda afirmación tiene una pretensión.
    Avasallado las instituciones, la justicia, estadísticas, partidos…. Realmente es una afirmación veritativa que se verifica verdadera? Quién se ha convertido realmente en vasallo? Quién ha sido sometido de semejante forma? Y dónde. Distinto sería si discutiéramos leyes, que son realmente discutibles siempre, y las posiciones que llevan y a las que propenden, sea el Consejo de la Magistratura, sea la ley de medios elogiada por el relator de las Naciones Unidad para la libertad de expresión, sea la reforma política que tenía el guiño previo de varios partidos y, de hecho, a la que no se han opuesto mucho (la reforma política en particular tengo una posición distinta al gobierno pero es otro tema para mayor discusión). El terreno para controlar a la prensa incluye también o no la anulación de los delitos de calumnias e injurias de lo que no ha hablado casi nadie e incluso ha eligiado la SIP?
    El federalismo ha sido anulado? Así, sin más? Sin peros o respectos o contextos o limitaciones o una señal de exageración como uso estilístico? No hay más provincias de pronto porque han sido intervenidas? Es evidente sí que falta un trecho de tranco largo para tener un mayor federalismo en este país, pero la curva de fondos a las provincias cómo viene y a dónde se dirige? En cualquier caso, de nuevo, como afirmación sin más se muestra nuevamente inexacta.

    “Como lo reconozco en la nota, no ha habido hasta ahora ningún hecho lo suficientemente violento o escandaloso que justifique el término “dictadura” en un sentido estricto e indudable. Pero nada impide, después de haber eliminado todo impedimento, que estos hechos puedan ocurrir en un futuro cercano.”
    Excelente la aclaración pero ya había que dar la nota. Por qué nada impide? si resulta que pudimos ver que existen controles e instituciones, imprecisas y a veces disfuncionales pero ahí están y es claro que los grupos en ellas tienen poder?
    Veámoslo por el absurdo: a ver, si Kirchner tuviera realmente esa intención cómo haría exactamente? Anular el congreso? Cerrar la Suprema Corte? Tal vez el autor quería decir que ‘aumentaría el autoritarismo’ o algo así, pero no se ve con lo ‘debilitado’ que quedó el gobierno después del 28 de junio pudiera hacer tamaña muestra de poder sin que nadie diga nada ni lo pueda impedir.
    “Y no estoy hablando de una fecha vaga. Si el jueves, la bancada oficialista no acata la mayoría opositora en Diputados y produce algún golpe de mano, la dictadura habrá comenzado oficialmente.”
    Aquí el caso particular permite al autor pasar a la generalidad. Si sólo eso hará comenzar la dictadura Quintín, entonces entiendo que su posición es la no política, ahora me queda más claro. No hay política, no hay que ver en detalle el reglamento, no hay que intentar convencer, acordar, incluso intercambiar. No, eso feo-sucio-malo. Hay que mandar ya cartas a las embajadas explicando la situación, ya.
    Y sí, ahora tiene mi reconocimiento, contra esa posición voy a combatir con todas las herramientas discursivas y legales que tenga. Pero al menos lo dejó en claro en medio de los insultos y eso, es un enorme paso adelante.
    Saludos

    [responder]

  71. ¿Nos damos cuenta las barbaridades que dice y sostiene este tipo?. ¿Porqué hay que tenerle la vela?. Así que si el jueves el oficialismo no acata mansamente la tentativa de retroceso que impulsa una oposición corrupta, si no se acata suspender aumentos de sueldos, subsidios, juicios a los genocidas,empieza la dictadura.Así empiezan las catástrofes, con los boludos de siempre que nombran lo inombrable:acusar de dictadura a un gobierno legítimo y justificar los intentos de derribarlo. Todo el resto del debate no tiene importancia, pero este punto resulta intolerable.

    [responder]

    Ay ay ay, que miedo!
    Si los que ganaron las elecciones no pueden asumir la parte de poder que les dieron los votantes no importa, importa lo que dice “este tipo”.
    Anda nene, aprendé algo y después vení a escribir acá. Además podés ir a aprender con el autor de este post que me da vergüenza ajena por la porquería que puso y la porquería mayor que provocó.
    Este sitio tenía gente piola discutiendo ideas, con post como este el nivel no solo baja, sino que desaparece.
    Ah, por favor hablá bien de Rossi que dijo que si el congreso no hace lo que el gobierno quiere va a vetar todo lo que se le ponga a mano. Eso no es antidemocrático? Ah no, perdón, ustedes son, son… no sé que mierda son, pero dan vergüenza.

    [responder]

    Espero un post suyo para que suba el nivel. Con su aura de maestro enseñalo todo. ¿Aprendió respeto? ¿O solo a chicanear?

    JUAN

    Con su permiso, vuelvo a molestar, como me dijo una vez en una entrada donde yo aclaraba a que sectores polìticos adherìa.
    Me extraña que no desee contabilizar los votos de los mismos para apoyar proyectos que nada tienen que ver con lo que usted enuncia.
    Muy por el contrario, seguiremos proponiendo proyectos de mejora social como se hizo hasta el presente y fueron cajoneados. Seguramente tambièn se intentarà mejorar mecanismos de auditorìa y transparencia para mejorar los servicios que suelen prestar las esposas de los funcionarios a cargo en el fenomenal manejo discrecional de los fondos pùblicos -aunque se haya aprobado la Ley de Emergencia econòmica-, o temas como el Consejo de la Magistratura y algunos otros a los que la Presidente adherìa cuando estaba en el Congreso, usted me entiende. Ni hablar de los absurdos subsidios a las clases medias y ricas con ridìculas boletas de gas y electricidad con montos ìnfimos y un sello que dice subsidiado por… Ni hablemos del transporte, dejado de la mano por Jaime despuès de seis años de fecunda actividad, o de incentivar las investigaciones sobre fraudes criminales a los afiliados de Obras sociales de muchos sindicatos. La actividad y trayectoria de muchos dirigentes en relaciòn a los Derechos Humanos es muy anterior a la apariciòn de NK en escena, asì que no tienen derecho a dudar por obstrucciones al respecto, ni tampoco de que se tratarà de mejorar la universalidad del reparto a los niños (que recièn sacaron del freezer)). O tratar de ver què ocurre con los 1600 millones que se llevaron los aceiteros y la Onca de Echegaray no se dio cuenta. Y hacerle caso a Verbitsky y Wainfeld arreglando los destrozos que provocaron en el Indec.

    Las conductas que al respecto asuma el descalificado resto de la oposiciòn no justifica que el Kirchnerismo siga metiendo a todos en la misma bolsa. Esto va a ser bueno, aunque no lo crea: se pasaron demasiados años manejando la cosa pùblica como que se les
    daba la gana, con buenas y malas. No les vendrà mal acostumbrarse a concertar acuerdos,-ya ocurriò-, con quienes tambièn pretendemos un Pais con pleno empleo ,màs igualitario , con una recontramejor distribuciòn del ingreso y muchos otros enunciados que seguramente tenemos en comùn, aunque no asistamos a los actos acompañados de mafiosos ex ex ex para cantar la marcha.
    Estas lìneas no aceptan el mote de dictadura para esta administraciòn. Las crìticas son otras asì que por favor a no confundir los tantos.
    Y una ùltima: si vuestra militancia hubiera tenido mayor criterio de autocrìtica con la suficiente potencia para perforar los oìdos
    impenetrables de NK, el 28 de junio no habrìa tenido el resultado conocido. Y si no le parece mal, compare los nùmeros del miserable Macri,Jefe de gobierno por obra y magia de la torpeza de K cuando jugueteaba con Filmus y Telerman y asì nos fue.

    saludos

    [responder]

    Marcel espero que cuando saquen los absurdos subsidios ya se intentó. Y Liebres del Sur, PSur, gritaban con el diario LA Nación, Tarifazo, Tarifazo.

    Está bien Marcel, convengo en que un escenario que ‘obliga’ a buscar apoyos puede ser propicio para mejorar prácticas políticas. Pero no me parece que sea ese el meollo de la cuestión, ya que los poderes reales detrás de esa movida pretenden otros fines. Ojalá esté otra vez equivocado. En esto acepto errores en el gobierno al cual adhiero. Aún con los errores, justamente para reparar errores.
    No coincido con usted en todas las valoraciones de esos errores pero eso es otro tema. Lo que sí creo es que en muchas dimensiones y en la política hay cosas que operan, digamoslo así, por reacción. El posicionamiento del otro condiciona el propio discurso, aún a veces a sabiendas de que en lo estratégico lo que se está diciendo no es lo deseable. Mayor autocrítica, cierto que es necesaria. Pero uno buscaría el contexto adecuado no? Bueno, por ahí lo pienso yo. Esto va en consonancia con lo que comenta sindioses, si se sacan los subsidios desde ‘los sectores que podrían apoyar’ se sale a gritar… entonces? bueno, que hay idas y vueltas y errores. Eso señala, nuevamente, que no suena una sola músiquita en el gobierno y es todo monocolor, pero tampoco que hay sectores de la oposición que no tienen tampoco vocación en el sentido de una construcción.
    Para mi las veredas son múltiples y no dos, pero llegado el caso uno encuentra una disyuntiva. En esos t;erminos, en tanto al uso de ‘dictadura’ nos encuentra en la misma y es evidente que en otros temas también.
    Saludos

  72. quintin, te haces el ofendido y en tu blog haces todo el tiempo lo que criticás acá
    — “Por eso creo que es un sofista y, al mismo tiempo, un mal bicho: me trata de tarado, de incapaz de argumentar, y después me dedica un elogio puramente retórico” –

    vos te cansaste de tratar de tarados a distintos tipos en tu blo, incluso a algunos que te consideran amigo

    detrás de tu desesperado afan de figuración no hay nada; un pobre tipo que se la pasa encerrado en su casa puteándose con desconocidos en distintos blogs; andá a laburar, hermano, o buscate una ocupación más interesante, porque encima la cantidad de pelotudeces que decís es insuperable: es muy triste que un boludo de 60 años pase el día escribiendo comments; en cualquier momento van a caer unos tipos vestidos de blanco en una ambulancia y te llevan, hermano

    qué triste…

    [responder]

  73. ¿Vos hablás de respeto y chicanas? Parece que te miraste al espejo para escribir ese comentario.

    [responder]

  74. Ah y tuteame porque el falso respeto del trato de Usted me parece una actitud hipócrita.

    [responder]

    SINDIOSES

    Es todo cuanto puede comentar?
    Lo corrijo: cuando intentaron subir las tarifas, no hace mucho-(antes no lo hicieron para simpatizar con clase media y demàs), LA GENERALIZARON y la gente saliò a protestar.

    El gobierno no sabe o no quiere instrumentar esto que ya se propuso:

    1)Facturar a todos con aumento
    Adherir a todas las facturas una nota aclarando que quien no està en condiciones de abonar podrà pagar el mismo importe del mes anterior, y tendrà que responder una breve serie de preguntas: si trabaja o no-sueldo-nùmero de CUI o CUIT.u otro pertinente.
    2) Puntualizar que mientras se estudia el caso de excepciòn no se le cortarà el suministro.

    Por supuesto habrà avivados, pero los carenciados no sufriràn el aumento y bajaràn los subsidios.

    Yo no pertenezco a LIBRES NO LIEBRES del sur, donde trabaja una muchacha respetable como Victoria Donda, pero ni ellos ni el arco al que adhiero dejarìan de apoyar una medida de esta naturaleza.

    saludos

    [responder]

  75. Estimado Marcel: ¿Ud coincide con el bolas tristes que me recomendó estudiar y con el impresentable Quintín en que si el oficialismo no se deja arrebatar la presidencia de las cámaras esto es una dictadura?. No le parece una crispación inconveniente y estèril?

    [responder]

    Me presento. Quintín el impresentable, para servirle.

    [responder]

    De paso, nadie quiere arrebatarles la presidencia de las cámaras.

    Pero qué están preparando para mañana, ¿un numerito folklórico de zapateo a cargo de La Cámpora para abortar la sesión?

    [responder]

    JUAN

    Le respondo en otro orden:
    Nuestro sector (esto de “nuestro” dicho con humildad) aclarò debidamente que la presidencia de la càmara es del oficialismo. Punto y aparte. Otra cosa son las comisiones: tendràn que negociar, de lo contrario, como hasta el presente, se tomaràn los asuntos que les interesa, y el resto a cajonear.
    Asimismo , cuando comenzò esta interminable polèmica, habida cuenta que me pareciò que cualquier agregado era màs de lo mismo, sòlamente intervine dirigèndome a Sindioses, sugiriendo que debìa atenerse a comentar, alabar o criticar lo escrito por Quintin. Si me equivboquè, ya està.
    Esos cruces de andà estudiar esto o lo de màs allà, y O^Donnell, Sartre y las pelotas de Carlitos exceden a mi juicio las posibilidades de este invento- para mi reciente -llamado blogs, y no sirven para nada.
    A propòsito, y le pido que me aguante, leì de usted “que quien no entiende el Peronismo no entiende nada”, y le dirè que a mi juicio lo suyo conlleva una pretensiòn que la sucesiòn de hechos desde el 45 en adelante, y sin interrupciones, segùn Peròn era lo que cada individuo, y despuès cada orga creìa que era.(el Peronismo, pero sin sacar las patitas)
    Por mi edad, he vivido de adulto joven todo ese interin, leyendo, discutiendo y sufriendo la desapariciòn , tortura y muerte de miles y mnilesde jòvenes. El Peronismo siempre estuvo, està y seguirà estando. No sabemos las caracterizaciones que tendrà.
    Leo todos los suplementos de Feinmann en su ponderado esfuerzo por descifrarlo y creo ìntimamente que tendrà para toda la vida, y si fuera inmortal tampoco le alcanzarìa . Pero se debe intentar.
    No tome lo mio como una impertinencia.
    Bien, respondìa en las ùltimas horas a Ladislao Fokas y Sindioses, y me resultarìa satisfactorio que usted lea esas cartas o entradas.

    Me ha dado muchìsimo gusto recibir su mensaje escrito en el tono que utilizò.
    Crèame que ya no pretendo por razones que antes le comentè, que me respondan punto por punto lo que yo envìo. Misiòn imposible,lo empiezo a entender. Creo haber logrado al menos que se acepte el porquè me molesta el uso indiscriminado de esa mala palabra gorila.
    De pronto pude haber tirado alguna argumentaciòn, pero me parece que tambièn crispado, y eso no es bueno.
    Espero que mañana no tengamos una jornada insensata y que N.K. procedo como la Presidenta hace poco, parando a los muchachos.
    Todos sabemos que no estamos ni estàn haciendo una revoluciòn. Tal vez llegue la oportunidad y habrà que esperarla. Lo contrario es hacerle el juego a quienes maliciosamente aguardan esas muestras de la prepotencia que lamentablemente suele exhibir. Es una opiniòn, nada màs.

    He decidido intervenir en este modelo de comunicaciòn hasta el pròximo domingo a la medianoche; al principio, hace unos 45 dìas, le dije a otro escribidor que tenìa dudas acerca de si estos modelos de transmisiòn de ideas no equivalìan a otro ardid posmoderno para teclear y teclear mientras el mundo sigue andando.
    No conozco nada al respecto, pero algo me dice que debo volver a la calle y no seguir esperando respuestas para ejercer hasta el infinito mi derecho a rèplica. Me sobrepasò esta experiencia.
    Es muy probable que esto que digo hable de mi ignorancia sobre el particular, pero no pretende descalificar nada ni a nadie. Es lo que siento.
    Què charleta eh, despues de algunas fealdades que supimos propinarnos¡¡¡

    Te saludo con simpatìa

    Marcel

    [responder]

  76. Juan:
    En anterior entrada preguntabas si ¿Tulio Halperín Donghi es populista porque dice que en la concepción de Alberdi y de la constitución argentina el poder ejecutivo tiene el deber de ser hegemónico?.
    Primeramente habría que ver en que contexto dijo eso Halperín Donghi, que no es para nada populista. Sus memorias recientemente publicadas lo prueban.-
    A las ideas de Alberdi, este autor las ha explicado muy bien: trata de organizar una nación, provisoriamente, con los materiales que se dispone después de Rosas. Su proyecto, plasmado en la Constitución de 1853, no dejaba de ser provisional: “La mejor justificación de la república posible (esa república tan poco republicana) es que está destinada a dejar paso a la república verdadera”. Así se postulaba una igualdad provisional para el orden social marcada por acentuadas desigualdades y la pasividad, forzada o espontánea, de quienes sufren sus consecuencias, lo que se estimaba inevitable hasta que se construya una nación nueva sobre el desierto.- En: Proyecto y construcción de una Nación. (1846-1880).- Sin embargo esa provisoriedad se convirtió en permanente en cuanto a la existencia de una república en todos sus términos.-
    Si en una república el pueblo es siempre la fuente de la cual deriva la legitimidad del gobernante, para Alberdi si bien todo el pueblo gozaba de las libertades civiles, las políticas estaban limitadas a un solo sector del pueblo, “los capaces”, que son los únicos llamados a elegir y a gobernar, hasta tanto el resto adquiera mediante la educación la aptitud para ser republicanos. Así la Constitución republicana mediatizaba el ejercicio de la soberanía popular, que era delegada en un cuerpo de electores, mediante un sistema electoral del cual se ocuparían las leyes ordinarias.-
    Citando a Bolívar Alberdi consideraba que para el periodo de transición que se iniciaba después de Rosas, había que crear un nuevo centro de poder para lo cual “los nuevos estados de la América antes española necesitan reyes con el nombre de presidente”, pero aclarando bien que el poder presidencial no derivaba de su persona sino de la Constitución, y lo conservaba siempre y en cuanto se ciñere a la misma. La división de poderes, con las facultades de control que se reservaba el Congreso, unido a la prohibición de la reelección presidencial impediría que el presidente se convirtiera en un tirano.
    Por eso el presidente fuerte que quería Alberdi, necesario al principio, en nuestro país se convirtió en algo permanente, agravándose con la reforma constitucional de 1994 en que se acrecentaron las facultades del Poder Ejecutivo de tal forma que llevaron a renunciar al convencional Monseñor Jaime de Nevares, expresando en su discurso de renuncia que no quería asistir a los funerales de la república.-
    Creo por el contrario que la cita de Rosa Luxemburgo es muy pertinente, si miras en la TV, cualquiera de los actos de la presidente, vas a ver la misma escena que describe Luxemburgo al final, un pequeño salón, el politburó, la nomenKlatura, algunos invitados acarreados en transportes contratados a ese fin, y la comunicación de alguna decisión cocinada en secreto en Olivos o Calafate y sin mayor participación, ni del gabinete, ni del congreso.-

    [responder]

    Este final que pusiste a tu largo espiche es una caída en el prejuicio más barato.No, la cita de Rosa de Luxemburgo es del todo impertinente. Respecto de Alberdi, no tenemos tiempo ni espacio aquí para el debate que el tema requiere, pero te digo: no comprendo el nexo que establecés cuando decís “por eso, el presidente fuerte que quiso Alberdi…”. Observo sólo dos cosas: el presidencialismo no lo inventó NK ni Cristina, es una herencia y según como sea no está mal para hacer frente a los poderes fácticos que en realidad gobiernan. Lo otro, Alberdi ligaba el pasaje de la república posible a la verdadera al estatuto de nación colonial, como deja claro en las Bases y en el Sistema económico y rentístico;ese fue el gran obstáculo para arribar a la República verdadera, obstáculo que omiten los Natalio Botana, O´Donell y otros de este mundo. O no dijo Alberdi: “Otros pueblos tienen en sí mismos los gérmenes de su prosperidad;los de América desgraciadamente los tienen fuera y de fuera deben provenir los manantiales de su vida…”

    [responder]

  77. a Quintín y a todos

    da para largo. por eso suelto solo un par de ideas:

    1) curiosamente, éste -uno de los más comentados post en el último tiempo- reune cientos de aportes de los más flojos que he visto desde que visito artepolítica. sería bueno que todos nos demoremos en esto, porque es un ejemplito de que la basura (como en la TV) atrae multitudes.

    2) lo de Quintín es triste, pero no tanto por la corrupción de la que se lo acusa por el marfici, como por lo que escribe en ese pasquín al que le vende sus servicios. la columna del Sr. Antín en perfil es una muestra gratis de uno de los grandes males de este ispa y que no es precisamente “la falta de cuadros políticos”, sino la falta de periodistas independientes, o al menos, de un periodismo que respete la inteligencia del lector y genere una conciencia política positiva y no este “periodismo” de gratuitas difamaciones y profecías jamás cumplidas. ¿qué es este periodismo de gorda de barrio, en donde un tipo se sienta y escribe que son todos corruptos, que estamos cada vez peor, que nos van a matar a todos, que se viene el tercer reich, que seguro que la pareja presidencial nos están trampeando, que no respetan las “instituciones”, que son maleducados, que el saco cruzado sin abrochar es muy feo, que algunos ya no quieren estar más con la kristina…
    lo de quintín es el típico trabajo peridístico de la infamia. ¿así que es una dictadura, Quintín? aunque no hayan matado a nadie, aunque sea un gobierno electo democráticamente, aunque sea un Gobierno que sacó las leyes más importantes con votación en las cámaras y hasta perdió con la 125 (¿se acuerdan de los decretitos de Don carlos?). Este gobierno llevó al congreso la 125, las afjp, aerolíneas… sólo sacó por decreto el ingreso universal, con el que nadie puede estar en desacuerdo.
    es una lástima que no le prestemos más atención a este problema en relación a los formadores de opinión, que llenan las páginas de los pasquines invocadores del caos con sus plumas y sus bocas a sueldo.

    eso de someter a la prensa es una idiotez, porque, si no te enteraste, Quintín, con la nueva “ley mordaza” se elimina el delito de calumnias e injurias, cosa que se podría haber usado para notas basura como esta que escribiste.

    qué te pasa Quintín? estás nervioso?

    [responder]

  78. Sí, estoy nervioso. Estoy nervioso por lo de esta tarde: existe la posibilidad de que se lleven puesto el Congreso.

    Una salvedad.

    No escribí: “son todos corruptos, que estamos cada vez peor, que nos van a matar a todos, que se viene el tercer reich”. Para nada.

    Y vos escribiste: “Este gobierno llevó al congreso la 125, las afjp, aerolíneas…” ¿Te parece que solo los periodistas infames están contra esas leyes absurdas, defectuosas o contraproducentes (según el caso)? ¿Te parece que no hay no digamos razones, pero ni siquiera el derecho a oponerse a ellas?

    De todos modos, seguí mandando fruta que llegamos a los 300 comments.

    La gorda de barrio

    [responder]

    Guarda que habló el fiscal de la república: ¿Leyes absurdas? ¿Leyes defectuosas? Te podes oponer por todo lo que quieras, menos por lo argumentos que utilizás. Te podes oponer porque no te gustan, estás en tu derecho. Pero nada las hace absurdas, defectuosas. Y si son contraproducentes ¿para quien?

    [responder]

    Absurdo el enfrentamiento con el campo y sus consecuencias.

    Defectuosa la estatización de las AFJP (el dinero de los jubilados se usa para alimentar la caja K).

    Contraproducente la estatización de Aerolíneas: la maneja Maximito Kichner para llevar a sus amigos a la cancha y da un déficit monstruoso que pagamos todos mientras los sindicalistas amigos siguen haciendo terrorismo con los pasajeros.

    ¿Asi que el dinero cuando estaba en las AFJPs era de los jubilados? ¿Ud se dice periodista? ¿Terrorismo contra los pasajeros? Siga deslizando conceptos Quintín que me estoy divirtiendo mucho.

    Martín Di Felice (eltano343)

    Es verdad, hay muchas razones para oponerse a esas leyes, unas tienen la cara de Sarmiento, otras las de Roca, algunas las de Franklin (esas son más grosas)…

    [responder]

    derecho a oponerte lo tenés, es más: no sé por qué preguntás si estás siempre en la vereda de enfrente. creo que tu propia experiencia te demuestra que ese derecho está vigente, como en cualquier otra dictadura…

    es lamentable que escribas lo que escribas para lamer un poco mejor la mano del amo que te da de comer en ese pasquín dominical…

    porque es impensable que una persona (que puede acomodar las palabras como vos) sea tan estúpida como para creer realmente que estamos en una dictadura. dictadura… tenés que ser un cretino o un comprado por los intereses de algunos pocos para andar pregonando tamaña idiotez.

    y sí, solo periodistas infames o los empresarios-dueños-jefes de periodistas infames pueden estar en contra de esas cosas que nombro. porque por más que tengan defectos (o cosas que nos gustaría mejorar) son un enorme salto de calidad en relación a lo que teníamos antes.

    y si aún así seguís pensando que es mejor que unos pocos tengan el beneficio de lucrar mes a mes con los recursos previsionales de una nación, cobrarse la cometa más allá de que el aportante gane o pierda y que encima tengan la oportunidad de invertir esos millones en las acciones de los grupos amigos; si pensás que es mejor abandonar la comunicación aérea entre los puntos no rentables de una nación y dejar los activos en manos de privados para que sean reventados y que se despida a un personal que no podrá ser reinsertado laboralmente en el rubro; si pensás que es mejor una ley de medios hecha durante la dictadura y para la dictadura y sus amigos, que una nueva ley que permite que organizaciones sin fines de lucro accedan al espectro radioeléctrico, que se limite la concentración de artillería comunicacional… bueno ¿qué te puedo decir? tenés derecho a pensar así, pero no a decir que es una dictadura.

    porque hitler, Stalin, Videla, se te cagarían de risa.

    este es un gobierno que no reprimió jamás una de ellas y ha permitido que la gente exprese sus posiciones y se recupere la política de a pie.
    y no digas que es el clientelismo de los piquetes, porque tampoco se reprimió a las patronales del agro.

    dictadura…

    [responder]

  79. Sin Dioses pidiendo respeto!!!! se viene el apocalipsis

    [responder]

  80. Che ¿no es demasiado esto ya? Hay que ponerle coto a toda esta mierda de la dictadura ademas de una pelotudez es una brutal flata de respeto a las victimas de todas las dictaduras nuestra (pero no solo nuestras) ¿puede alguien ser tan pelotudo de creer que realmente vive en una dictadura cuando expresa lo que quiere como quiere y donde quiere? ¿se pude ser tan vil? yo no se cuantos años tendra el personajon este. Espero que por lo menos fuera muy niño durante el Proceso, asi por lo menos es un boludito que actua de buena fe.

    [responder]

  81. No, era un adulto durante la dictadura. Y aprendí que la libertad hay que defenderla.

    Bien, pasamos los 300 comentarios.

    El boludito.

    [responder]

  82. grande, Quintín. Otra, para llegar a los cuatrocientos. Seguis lejos de Majul.

    [responder]

    Por suerte.

    El pijindrín

    [responder]

  83. El kirchnerismo gorila también existe.

    [responder]

    El Kirchnerismo gorila no solo existe, sino que se está convirtiendo en mayoritario. Y lo peor es que lo hacen por “una buena causa”.

    [responder]

  84. Y Quinti? Que pashó? Que dictadura es esta que no incendió el Reichstag ayer, y ahora pasas a saludar la “gran jornada cívica”?? Bueno, al menos vamos a dejar de escuchar tus boludeces. Ah, no? Van a seguir los funestos presagios a lo Carrió, porque “Bonnie & Clyde dan asco”? Que patéticos.

    [responder]

  85. Hagámosla fácil:
    El primer peronismo (1946/1955) cometió algunos pecadillos. Entre otros: la afiliación obligatoria de los empleados públicos al Partido Justicialista; la imposición de una “doctrina nacional” = doctrina justicialista en todos los ámbitos de la vida social; el vaciamiento del poder legislativo; el sometimiento de la justicia, comenzando por la Corte Suprema; etc.-
    Esas políticas tenían un tinte autoritario, propio de la formación personal del general Perón y con muchos seguidores en esos tiempos en donde la democracia estaba mundialmente jaqueada, por derecha: por los movimientos fascistas y por izquierda por el comunismo.-
    Esa tentación autoritaria, no solamente es característica del peronismo en nuestra sociedad, existió tanto en gobiernos democráticos como de facto, y no dejan de aparecer en muchos actitudes de éste gobierno, por eso se desconfía y se advierte, a veces con razón, a veces con exageración.-
    Esa desconfianza del gobernando hacia el gobernante no es propia de nuestra sociedad, se da en todos lados.
    Recientemente -2007- se ha traducido una obra del estudioso de la política Pierre Rosanvallon que nos habla de la sociedad de la desconfianza, destacando que la legitimidad de un gobierno es una cuestión procedimental, surge de la elección, mientras que la confianza es una cuestión mucho más compleja, que requiere de tiempo, tiene una dimensión moral, observa la preocupación del gobernante por el bien común, y es en síntesis un “economizador institucional” al permitir ahorrarse todo un conjunto de mecanismo de verificación y prueba.- Lectura recomendable para oficialistas y opositores también.-La contrademocracia. La política en la era de la desconfianza.- Manantial. Bs. As.-
    Esos mecanismos de verificación y prueba son los que se han visto profundamente debilitados en nuestro país a partir del 2003.- La reciente renuncia de la Subsecretaria para la Reforma Institucional y Fortalecimiento de la Democracia, Marta Oyhanarte, cuyos motivos se pueden leer en el blog http://www.martaoyhanarte.org, es una prueba más de ello .-
    Esa desconfianza en el gobierno, se manifestó el 28 de junio, con el voto de más de dos tercios de la sociedad en contra del mismo, confirmando lo que dice Rosanvallon en el sentido de que actualmente las elecciones más que una opción por el porvenir, parecen expresar una sanción para las autoridades. Hasta aquí sólo puede llegar el análisis, lo que sigue… será lo que la sociedad construya o destruya.

    [responder]

  86. aprovecho para recomendar “El amante” que con o sin Quintin, sigue estando buenisima.

    [responder]

  87. A mi me sigue sorprendiendo como hay gente que acepta cargos con contratos de locacion que son una porqueria y presupuestos a los que nunca tienen acceso. Si le creyeramos (si fueramos tan ingenuos como para creerle) pensariamos que es como minimo un boludo.
    Yo no le creo.

    [responder]

Los comentarios están momentáneamente cerrados.