Entrevista a Luis D’Elia

(Entrevista realizada el 10 de junio de 2008.)
Leé la desgrabación completa de la entrevista acá. Gracias Julián.

1. “La nueva fábrica es el barrio”
2. “Una sociedad politizada, a izquierda o derecha, es mucho menos manipulable”
3. “Se amplía la base electoral del kirchnerismo”
4. “Cristina está gobernando desde las convicciones”
5. “El 25 hubo un conato de golpe cívico y el PJ se borró del escenario”
6. “Hoy los ejércitos de ocupación son mediáticos”
7. “Somos muy parecidos con Kirchner”
8. “Hay que repensar la Argentina: hay que recolonizarla”
9. “El imperio trata de fragmentar los territorios”
10. “El Gobierno tardó tres años en darse cuenta del problema con el campo”
11. “Duhalde es un escéptico que no cree en la política”

66 Comments on “Entrevista a Luis D’Elia”

  1. Pingback: D´Elía
  2. La peor derrota es la cultural y D’Elia es el ejemplo.

    La fabrica es el barrio? La definicion de clase es de la vulgata (berreta y trucha).

    Izquierda nacional y popular (indigentes, pobres y sectores medios) = es derecha que habla progre.

    Osea que ahora entrevistan a los líderes del lumpenaje, que siempre son el ejército de choque de la derecha. Interesante, ya que están le podrían haber preguntado sobre la muy progresista y revolucionaria teocracia iraní que tanto apoya y que organizó un congreso de esos grandes pensadores de la Izquierda Nacional que niegan el Holocausto, que mete en cana a las mujeres si se les corre el pañuelo, que considera a la mujer como una fracción de un hombre, que tiene la Guardia Revolucionaria que es algo asi como la AAA iraní, etc.

    Yo que ustedes, muchachos de la academia argentina, entrvistaría a gente que tiene algo que decir en serio y que no son parásitos serviles de la derecha nacional, como podrían ser: Rozichtner padre, Sidicaro, Svampa, Grüner, Sarlo, etc. O, gástense unos mangos y hablen con Agamben, Wallestein, Balibar, etc.

    Y de peso, celebremos que hoy se cumplen 34 años de la muerte del facho ese llamado Juán Perón. Me acuerdo cuando algunos guardaban las botellas de champán para celebrar la muerte de Franco y Perón.

  3. Lo que se dice un progre, este alberto, eh. Estaría bueno que por lo menos en esta ocasión y en este espacio podamos usar estos comentarios para algo distinto a volcar prejuicios de clase sobre D’Elia. El tipo tiene cosas más que interesantes para decir y merecen ser debatidas.

  4. Es indudable que creó un personaje para los medios y
    que sus animaladas son parte de una estrategia consensuada con Nestor.
    Si bien no se escuchan las preguntas , es evidente que el tono del reportaje es contemporizador , para que exponga sus argumentos, sin repreguntas y sin comprometerlo en nada, como por ej. sus diferencias con el 2do en la FTV , entre otras cosas .
    El tiempo dirá si la estrategia de confrontación y división es exitosa o no , si se convierte en héroe o villano.

  5. Muy bien con la entrevista. A diferencia de los alrededor de 30 minutos con Forster, la edición permitió hacerla más atractiva sin perder tanta profunidad…Creo que la va a ver mucha más gente..

    Lo que me hubiera gustado es que aparezcan también los entrevistadores, con sus preguntas, sus cuerpos, opiniones, acuerdos, disgresiones y gestos. La entrevista es una interacción social, una relación que no hay porqué ocultarla.

    Saludos

  6. Alberto: La derecha con discurso progre sos vos.

    La frase “busquen unos mangos y hablen con Agamben, Wallestein, Balibar”, denota la desconfianza por cualquier vertiente del pensamiento que no sea “la autorizada”.

    A la derecha le encanta los izquierdistas como vos que para entender lo que pasa en la otra cuadra tienen que leer a Wallestein.

  7. Muy buena la entrevista. Podés estar o no de acuerdo, más que nada con su accionar, pero no se puede negar que tiene cierta claridad para leer la realidad envidiable. Y hasta cierta suerte “cósmica”: estar en el café La Victoria (H. Yrigoyen y Bolívar) justo en el momento en que está C. Pando con la corresponsal de la BBC, su megáfono y todo su séquito; horas antes del cacerolazo “espontáneo” en la Plaza. Eso es estar en el momento adecuado en el lugar correcto, no?

  8. che, insisto con algo que dije hace un par de meses: este tipo me parece uno de los dirigentes más interesantes para escuchar. Un argumento repetido es aquel que dice que si este tipo es interesante para escuchar eso demuestra la pobreza de los actores políticos del kirchnerismo. Me rio de eso. Claramente D`Elia es producto del menemismo. D`Elia es hijo del menemismo. Mejor lo diría: D`Elia es una consecuencia del menemismo, de la Alianza y de los militares del `76 y me anímo a decir de la Sociedad Rural (es decir del neoliberalismo) y no del kirchnerismo. Es decir, D`Elia es inevitable. No se lo castiga, no se lo calla. D´Elia molesta. En definitiva, D`Elia (te robo el concepto pelado) no es a la poítica lo que el Arsenal de Inglaterra es al fútbol ingles. Es decir no es el pecho frío de la dirigencia social argentina. Ahora bien, estar de acuerdo o no, me parece que es secundario, casi irrelevante. Es como estar de acuerdo o no con abrir los ojos cada mañana.

  9. Se vio un delia mas mesurado pero no menos profundo, a veces es bueno ver buenas entrevistas y no solo como hacen los medios de comunicacion masiva que solo publican frases, creo que delia dijo lo que piensa y de ahi se pueden analizar varios puntos.

  10. Chicas y chicos de Artepolítica:

    La verdad que cuando lo ví y escuché a D’Elía hablando con tanta tranquilidad, exponiendo su pensamiento en un ámbito tan relajado, tan antimajuliano, pensé: Pucha!!!, por fin nos dimos cuenta que nosotros también podemos usar las tecnologías para difundir las cosas interesantes. Espero que muchos que no conocían su pensamiento lo puedan hacer a través de la videoentrevista.
    Felicitaciones por la idea.
    Ah, y aguante D’Elía.

  11. Los esquemas más sencillos de una teoría de la comunicación sugieren que es tan importante el emisor como el receptor de un mensaje; en castellano eso significa que si el emisor (D*Elia) es flojo, superficial, esquemático (que no lo es), el receptor puede hacer una interpretación que se detenga en los aspectos centrales de la exposición y no en lo anecdótico. El hecho de no hacerlo habla mal del receptor y no del emisor, habla de una deliberada actitud del receptor para banalizar lo que se dice, para frivolizarlo. Sobre todo aquellos que hemos estudiado un poquito más tenemos la obligación moral de tirar para arriba las discusiones y no para abajo. La verdad que D*Elia, en un contexto dispuesto a escuchar y no a ladrar, es más que interesante como expresión de una militancia que surgió de lo territorial católico (Quilmes), pasó por el SERPAJ, y ancló en esa combinación tan extraña que quiere sintetizar con la idea de que la lucha fabril se ha trasladado al barrio. Aunque no comparta esa idea, lo cierto es que el barrio ha tomado mucho de la tradición de lucha del sindicalismo peronista y, en esta coyuntura, de crecimiento económico y de disminución de desempleo, el barrio tiene una situación dificil pues tiende a perder la centralidad y la espectacularidad que le conocimos hasta hace poco tiempo.

  12. Me parece que es una entrevista para consumo propio del PJ, cargada de mensajes intestinos, mucho autobombo. 1.500.000 de jubilados nuevos, “el PJ y el SINDICALISMO son TACTICOS”.
    “El 25 de marzo, a mi juicio, indica un punto de inflexión en las opciones del Kirchnerismo. Antes del 25 el PJ y la CGT eran estratégicos para Kirchner, después del 25 son meramente tácticos.” …”Ya el PJ no es el centro de esto, vos fijate que EL QUE ANUNCIA, el acto del 20 de junio y del 9 de Julio, somos nosotros y no el PJ, y por pedido de Kirchner”
    “Tengo cincuenta años, la vida es larga”, siempre se mide, Chacho y Anibal son tipos de poca monta, “el Pj se borró”

    Al margen de las declaraciones ustedes construyen un relato vertical donde desaparecen de la escena y del audio. Está bien tendrán la excusa de que son los formatos del medio, pero no se quejen de A dos bobos, porque han hecho un papel parecido.
    ¿Cómo se les puede pasar que dos de las patas del peronismo son tácticas, funcionales? A Uds. actuando de periodistas no se les puede pasar que diga que Kirchner usó de forro al PJ y al sindicalismo, por respeto a sus compañeros, digo, o también están en complicidad con él.

    A vos…¿Qué te comiste Delía? ¿Las manos de Perón? ¿Qué te crees? Me gustaría saber que piensa Manolo.

  13. Felicitaciones. Un D’Elìa màs autèntico que nunca. Para la polèmica como corresponde al personaje.

    Charlie: El que habla es D’Elìa y dice lo que piensa. En el medio de la entrevista hablaba de la ediciòn y lo que los medios hacen de su discurso. Bien, esto es un D’Elìa pràcticamente crudo. No podès compararlo con A dos bobos cuando los tipos le marcan la cancha (o intentarìan en este caso) al entrevistado de turno. Se celebra el hecho periodìstico de que alguien para los medios masivos es demonizado pueda expresarse y hasta jugar un juego diferente al que està acostumbrado.

    Creo que una vez celebrado esto debemos debatir el contenido o hacerlo al mismo tiempo. Son dos aspectos del asunto en estos tiempos de trazo demasiado grueso.

    Saludos

  14. Muy bien producida la entrevista. Felicitaciones gente.

    Yo no bojeto que sólo se enfoque al entrevistado, es mejor así, solamente creo que se podría poner una diapositiva con la pregunta que se le hizo al entrevistado en cuestión.

    Sobre D´Elía creo que este extracto de un artículo de Aliverti es bastante bueno para conocer a este personaje:

    “La Dama, esta vez, se queda en posición expectante pero son avanzados los peones, como fuerza de choque. En este Gobierno, para estos casos, eso se llama Luis D’Elía, que va al programa televisivo más referencial del Grupo Clarín (es decir, a el programa periodístico, que está en cable porque el vértigo clip de la televisión abierta, intra o extra Clarín, ya no permite productos de opinión política. (…)

    D’Elía es un personaje cuya sola imagen remite a las configuraciones simbólicas más repudiadas por el sector bienpensante de esta sociedad. Patotero, morocho, soez, agresivo, peruca tradicional. Un barrabrava, resumamos. Un tipo al que le cabe toda la sintomatología del energúmeno y que le cae como anillo al dedo al espanto pequebú tilingo, que se acomoda sus culpas con el rápido expediente de estar en contra de “los violentos”. Los medios lo usan como ariete para trazar la raya de lo que no debe aceptarse, y se reservan la prerrogativa de ser comprensivos con la fauna que conviene a sus intereses. El piquetero agrario Alfredo De Angelis, sin ir más lejos, fue expuesto como un chacarero harto que se transformó en líder natural del derecho a cortar las rutas. Figura simpática a la que le falta un diente, ya habrá tiempo para presentarlo como un desdentado fanático si es que hace falta. Y el vicepresidente de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati, convocó a reparar en que era gente de piel blanca la que esta vez paró el país, pero nadie se escandalizó. D’Elía es, en cambio, una herramienta maravillosa para que el caceroleo de teflón se sienta a salvo con su conciencia, porque es tan brutal como para que más de allá de él no parezca que haga falta profundizar nada. Su tipología de “negro de mierda” es el cínico salvoconducto de los frívolos. Pero, así se admita que es un energúmeno, deberá reconocerse que no tiene un pelo de tonto. Brutal y bruto no siempre significan lo mismo. Ideológica y políticamente hablando, fue donde tenía que ir y dijo buena parte de lo que, en síntesis, no es más que lo que decimos todos los periodistas y animadores y cronistas y columnistas y grandes o medianos o últimos orejones del tarro mediático cada vez que nos cruzamos en radio-pasillo. No sólo respecto de Clarín en particular, como lo hizo él, sino en torno de los multimedios en general. ¿En que se convirtió el debate (¿debate?) sobre la nueva incursión de D’Elía? En discutir si quien lo mandó a hablar fue Kirchner. ¿Qué clase de discusión es ésa, en la que se polemiza sobre quién y no sobre qué? Justamente porque eso no es una discusión sino una trampa, hace falta redireccionar sentidos.”

  15. Charlie: trataré de contestarte. Quizá el único objetivo que nos propusimos con este tipo de entrevistas no sea precisamente el tipo de periodismo que estamos acostumbrados a ver. Y si eso te resulta chocante, lo tomo como un reconocimiento. Precisamente, elegimos no aparecer ni en video ni en audio (igual que con Forster) porque no nos interesa mostrar lo que pensamos nosotros, si no el entrevistado. Personalmente, estoy en desacuerdo con varios puntos de los planteados por D´Elía en la entrevista. Bien, de eso me ocupo de plantearlo cuando posteo o hablando con D´Elía en todo caso. No en la edición.
    Para eso ya tenés a Majul.
    Otra cosa más: te voy a contestar como hacen los “periodistas”: si no te gusta, cambiá de canal. Pero tratá de ser un tanto más respetuoso con tu manera de formular las “críticas” constructivas.

  16. CHe, se está discutiendo sobre un tal “Wallestein” que no existe, el hombre se llama Immanuel Wallersterin.

    Albert, sabelo: ¡CON IMMANUEL WALLERSTEIN NO SE JODE!

    Juventud Wallersteinniana-Capital

  17. Eso Julián. Adherimos a la JW.
    Respecto de la edición, creo que Mendieta lo puso bastante claro. El criterio es darle todo el espacio al entrevistado. Quien, por otra parte, sabe de que ni nosotros ni nuestras preguntas van a aparecer y por lo tanto tiene la posibilidad de repetir él mismo la pregunta, reformularla, etc. En cuanto a la supuesta condescendencia o complicidad con el entrevistad, me parece que es una acusación producto de la falta de comprensión de lo que estamos proponiendo: hacer algo que no existe, esto es, dejar que las figuras que entrevistamos desarrollen sus argumentos sin el límite del tiempo televisivo y sin majuleadas (que por otra parte suelen terminar en el “¿está enamorado, presidente?”
    A esto se suma, que la videoentrevista en un blog es el único formato en el cual el entrevistado puede recibir, e incluso contestar, respuestas públicas a sus afirmaciones. De qué serviría que fueramos nosotros los que cuestionáramos las afirmaciones de Forster o D´Elía cuando precisamente lo que queremos es abrir una discusión general respecto de ellas.
    De todos modos, el criterio de edición y publicación nos está llevando no pocos debates, a los que siempre suman los comentarios hechos acá.
    En cuanto a vos, Charly, me parece que no tiene sentido tratarnos de boludos cuando somos los que con mucho esfuerzo tratamos de generar un espacio donde sabemos que tenes mejores cosas para decir. Porque en vez de discutir lo que dice D´Elía, nos pegás a nosotros por presuntamente haber tenido falta de reflejos o actuar en connivencia con él. Yo no te sugiero que cambies de canal, te sugiero que armes tu propia entrevista (el teléfono de D´Elía está en la web y con un poco de suerte te atiende él mismo) y nosotros después la comentamos.

  18. Muchas gracias por permitirnos acceder a esta entrevista fuera de los formatos desinformadores de los medios masivos.

    Les dejo un link a un fragmento de una entrevista a N.Chomsky donde da su punto de vista sobre los limites estructurales de los programas televisivos en cuanto a las opiniones discordantes con lo dominante massmediaticamente…

    link a entrevista

  19. Cuando hablo de jerarquía textual me refiero a que Uds. verticalizan, no el entrevistado, es mas él lo menciona cuando dice que lo “pueden editar”. ¿Cómo sabe el lector el desarrollo real de la entrevista? Por lo demás estoy aprendiendo como es una entrevista de este estilo, y valoro el esfuerzo.
    Pero siendo recontraretorcido me sigo preguntando como ese tipo dice alegremente que el PJ ya fue, que el partido y el sindicalismo son tácticos, que 1.500.000 de nuevos jubilados les responden. De que sirve que lo putee desde acá, es como comentar en la nación o en crítica. “Decile lo que quieras”
    Creo que “la conversación” en este caso, se da entre el entrevistador y el entrevistado y que no va a venir Delía a refutarme. Me parece que Artepolítica le está siendo “tactico” a este señor y es allí donde no me gusta, porque yo soy parte de esta comunidad, publico, leo y comento. A lo que me pregunto, por qué tanto Mendieta me manda a ver otro canal, o Alejandro dice que los trato de boludos y que no aprecio el esfuerzo. Sí critico a Delía, lo más probable que postee algo en mi blog al respecto, y sí aprecio el esfuerzo. No me retoricen, ni me manden a la cucha.
    Desde que apareció Artepolítica lo tomé como creo que es, un espacio común para hablar de política general, y yo también trato de contribuir a ese espacio desde lo mío. Sobre mi pueblo o sobre Santa Fe, o sobre redes sociales posteo en mi blog, y casi todo lo político nacional lo trato de canalizar por acá. Por eso considero que si parte de esta comunidad sale de la “esfera natural” de este medio para “entrevistar” a alguien que nunca posteó, ni va a postear, ni comentar, son los entrevistadores los que deben representar a la comunidad en las preguntas, haciéndolas como les parezca, pero haciéndolas.
    Si no es así, está pasando lo que se discute en uno de los últimos posts del Criador. La clusterización de los blogs políticos se está verticalizando y a mas verticalización menos comunidad, y yo tendré que juirme para mi cucha.

  20. Charlie:
    No se entiende tu reclamo. Sos contradictorio.
    Denunciás “verticalidad”, pero pedís que hagamos no-sé-qué con la entrevista.
    Lo que dice D’Elía está ahí. La “horizontalidad” está en ver lo que dice, comentar, discutir. Para eso también está la comunidad que se abrió, mientras no se insulte ni se amenace, como hacía uno que se metió, está todo bien. No somos papá-periodistas para “defender al lector”. Eso pedíselo a los Sietecase-y-Tenenbaum-de-la-vida.
    Ahí está D’Elía, peleate con él (eso sí, te la tenés que bancar un poco).
    Saludos

  21. Diegus: Nones. Los empleados de AP encargados del àrea desgrabaciones y tipeo están de paro exigiendo que los coparticipemos de las ganacias infinitas que Ap nos da.

  22. Muy buena la entrevista, ese D’Elía es el que los medios no quieren que se vea. ¿Les resultó agresivo y violento? ¿Tan horripilantes son sus ideas? Digo, por av Cabildo empapelaron con eso de “La AAA de Kirchner” con su foto…
    Lo único que tengo para criticar constructivamente es que la prox si les es posible la suban entera (mas allá de si deciden dejar sus preguntas o no, eso es una decisión que no me parece para nada criticable) porque eso de verla en partecitas me resultó medio denso con esta maquina sin memoria (abría cada una en un tab para que cargue y se me enlenteció todo)

    Avanti muchachos, de acá va a salir algo bueno.

    Abrazo

  23. Me parece un político absorbido por lo táctico, por esa gimnasia del cuerpo a cuerpo que, por otra parte, en la política argentina tiene una centralidad brutal. Creo que ve las piezas pero no ve el juego, al menos en la entrevista no se ve su proyecto de país, salvo generalidades sobre el reparto y la inclusión.

    Está bien cuando en general nombra a sus enemigos con nombre y apellido, e incluso en casa de éstos. Pero lo dice del modo en que esos enemigos están esperando que lo diga, para quedarse con la forma y desechar el fondo. En ese sentido, no resulta muy inteligente su táctica.

    Sobre lo de publicar/editar las preguntas, creo que es necesario, sobre todo cuando hablamos de dirigentes que eligen mucho el cómo, las palabras. La respuesta, fuera del contexto de la pregunta, se entiende, pero adquiere más sentido con la pregunta. Es importante saber a qué está respondiendo, y cuando digo esto me refiero a cómo le fue hecha la pregunta, no al tema en general, que es lo que ponen uds. con los subtítulos en pantalla.

  24. Los 11 puntos de la presentacion son muy interesantes, si hay alguna manera de desgrabar yo quiero una copia. Que poco interes que despiertan las ideas expuestas por D´Elia en la entrevista. La mayoria se conforma con descalificarlos, a el por lo que es y a Ustedes por no hacer lo ellos hubieran hecho. Lamentable. saludos Hector

  25. Chicos,

    Agradecido por el esfuerzo de construir este espacio espacio plural para leer columnas con opiniones muy diversas, buenos blogs, y comentaristas propios con buena leche.

    Dicho esto, me llama la atención la recepción acrítica que tiene este reportaje, que más que nada desnuda el esquematismo de D’Elía. Me concentro en sus dichos sobre política exterior y les pregunto: 1. ¿Uds. piensan que “el imperio” está tratando de fragmentar los países latinoamericanos? Para mi eso es una interpretación sencillamente ridícula que esconde el verdadero motivo: la lucha de clases de los países pobres por los recursos naturales, e instala una versión paranoide que otorga a los EE.UU. más poder de lo que realmente tiene. Por supuesto, que muchos de los sectores que desean autonomía territorial son pro-yankees, pero los norteamericanos no son tan estupidos de intentar dividir la geografía de éstos países . La guerra civil que vendría sería demasiado riesgosa para ellos (por supuesto, eso no quita que jueguen sus fichas por los sectores “pro-business” de cada país, pero no necesariamente los van a acompañar, y menos dictaminar que hacer, ante cualquier aventura). 2. Qué quiere decir D’Elia cuando equipara a los sectores del campo con los movimientos autonómicos de Bolivia et al.? Que De Angeli quiere la autonomía de Gualeguaychú? Un comentario desafortunado que vuelve a errar el eje de la discusión sobre el problema de las retenciones. Acá en todo caso la “estrategia del imperio” es ganarle la pulseada al gobierno, pero, de nuevo, esto no tiene nada que ver con crear una nueva versión de la Confederación Argentina.
    La última, es difícil olvidarse que este señor es el mismo que apoya al lamentable presidente iraní. Una cosa es el anti-imperialismo–con el que concuerdo–y otro es apoyar a cualquier régimen de porquería simplemente porque están en contra del águila imperial. Por último bis, D’Elía es un tipo articulado, y estoy absolutamente en contra de los comentarios tipo Fernando Peña, pero el tipo parece tener via libre para hacer y decir cualquier cosa, so pena de criticar a una persona surgida del seno de las clases populares. No estoy de acuerdo con ello tampoco. Un abrazo y gracias por el blog.

  26. CURIOSO:
    El que mezcla las cosas no es Delía sino vos.

    – En el punto 1, vos y Delía cada uno a su modo están hablando de lo mismo.

    – En el punto 2, Delía denuncia de la descentralización (que no es mismo que la federalización) política y económica de los países que puede convertirse en una tendencia centrífuga que desarticulen (más aun) a los países latinoamericanos. Y sí, sonó fuerte el germen de las autonomías. Alfredito cual soyero de Santa Cruz, Bolivía, decía que ellos serían mejores administradores de la riqueza producida en su patria chica, que harían mejores presupuestos para el hospital local, dar aumento a las maestras y poner más policías.

    – Que Delía “guste” del loquito presidente iraní de nombre raro no invalida sus análisis sobre lo que ocurre aquí.

    ¿Y si al gordo “le gusta” el loco, cuál hay? Después de todo, la democracia iraní es heredera de la revolución islámica que derrocó al régimen medioeval del Sha Reza Pahlevi y no sólo mantiene mayor calidad “institucional” y democrática que el anterior proceso, sino que se guía con criterios emulables a las banderas que en América latina se levantaron de la mano de la teología de la liberación, con posturas comparables a con las luchas nacionales de América y con políticas de rasgos distribucionistas, populares y tercermundistas.

    No sé si te suenan suenan esos “conceptos” que se pueden asociar con otros presidentes satanizados y tildados de vulgares loquitos por la prensa occidental y bienpensante.

  27. Curioso, me hiciste pensar algunas cosas:
    1) Yo si creo que aquello que entendemos como Imperio en este siglo pretenda que no se logren determinados consensos en la región. El intento del ALCA es una demostración reciente. El interés por penetrar en la Triple Frontera también. La importancia de Colombia (geopolíticamente) también lo es.
    2) También creo que el argumento de la “mesa de enlace + de angeli” (NO dicen de coparticipar los ingresos por retención, sino que el flujo de ingresos por retenciones vayan (no vuelvan) directamente a las intendencias donde se producen esas riquezas) tiene una potencia autonómica fuerte a futuro. Al menos pensemoslo. Que hacen las otras provincias que no plantan soja? De algún modo el Estado Nación o Central pierde, en ese aspecto, su razón de ser. Quizá algunas provincias deberían comenzar a discutir una nueva Ley de coparticipación. Pero me huele a tufillo de bolivianización de la argentina esas posiciones. No me cabe la idea de pensar solo en una región rica (el eje este cordobés, sur santafesino y noroeste bonaerense) del país.
    3) Por qué será dificil olvidarse de los apoyos que pueda declamar D`Elia? Digo, las veces que lo escuché a D`Elia hablar sobre Ahmadineyad fue cuando el iraní denostaba al gobierno de Bush. Al menos no le escuché decir cosas del tipo “el holocausto no existió” o que participe de charlas sobre “Un mundo sin sionismo”. Quiero decir, D`Elia como típico dirigente que construye, busca aliados y confronta. Acá va con Kirchner y confronta a la Sociedad Rural. Confronta desde el odio? puede ser, seguro. Nadie está libre de confrontar por algún motivo: odio, rencor, miedo, revancha, venganza, idea de verdad, heroicidad, derecho a ser. Siempre hay motivos para confrontar, no? No es menor que su referente en la política argentina sea Evita.

  28. Felicidades por la entrevista. No me gusta mucho este personaje pero creo que es interesante escucharlo en un clima más distendido.

    Lograron que hable con serenidad y claridad. Para mi ese es un gran exito.

    No estoy de acuerdo con los que critican el formato, para mi es mucho más interesante escuchar al entrevistado que ver y escuchar al que entrevista. Si las preguntas estan bien hechas y el entrevistado esta sereno, la trama de la historia puede hablar más que bien sin necesidad de meter las preguntas del entrevistador.

    Tal vez la diferencia es que se parece en formato más al formato de un documental que a una videoentrevista periodística.

    La cuestión no es ganarle la discusión (ese sería el rol del periodista?) al actor entrevistado sino que exprese su punto de vista con inteligencia, originalidad y frescura. Para mi eso lo lograron y por eso van mis felicitaciones!

    saludos
    Hector

  29. Recién entro, pero yo también la tenía transcripta, video por video, porque lo hice para alguien que no tiene banda ancha y le cuesta mucho por dial up ver el video. Si alguien la quiere para leerla, la tengo en un archivo word, que les puedo pasar.
    Saludos.

  30. Curioso: “2. Qué quiere decir D’Elia cuando equipara a los sectores del campo con los movimientos autonómicos de Bolivia et al.? Que De Angeli quiere la autonomía de Gualeguaychú?”

    Mi decodificación es que, en ambos casos, se cuestiona a la autoridad constituida; o si la querés más simple, Mercado vs. Estado. Ese es el factor común entre Santa Cruz y Gualeguaychú. Qué es lo que no se entiende?

    Y aguante Luisito. Porque el 25 de marzo yo iba a ir a la plaza pero estaba lejos de Buenos Aires. Y él fue por mi.

  31. Américo, te respondo punto por punto:

    1. No, no estamos de acuerdo. D’Elia dice que el imperio maneja a los movimientos autonómicos, que esa es su estrategia y que le sale muy bien. Yo digo que es al revés. Los movimientos autonómicos buscan aliarse con los gringos, a éstos les gusta que Evo y Chavez pierdan poder, pero tampoco son tan locos para pensar que lo mejor que le puede pasar en este momento a América del Sur es una guerra civil por esta cuestión. No es una diferencia menor. La de D’Elía, insisto, es una versión de la historia que pone al imperio como un instrumento que hace y deshace a voluntad. La mía, modestamente, es una visión en la cual las voluntades y agencias de los actores están un poco más entrecruzados. Pensarlo a mi manera, creo, te evita rótulos fáciles y políticas simplistas.

    2. Autonomismo secesionista es una cosa y federalismo es otra. Si sos simpatizante del revisionismo histórico, seguramente verás con buenos ojos los programas federales del Chacho Peñaloza y cía. (yo sí los veo, aunque no soy muy adepto a la mayoría de los autores revisionistas) Estos no son tan diferentes a los que supuestamente manejan De Angelis y cía cuando dicen “que ellos serían mejores administradores de la riqueza producida en su patria chica, que harían mejores presupuestos para el hospital local, dar aumento a las maestras y poner más policías.”
    La forma en que el gobierno nacional actual maneja los fondos–el cual haría las delicias de los salvajes unitarios como Rivadavia–es–en definitiva–el problema de fondo. Pero discutir eso es discutir los alcances del federalismo y no, necesariamente, armar un clima destituyente.
    3. ¿A vos te parece que la conferencia organizada por Ahmeniyad en donde se niega la veracidad histórica del holocausto es sólo un invento de la prensa occidental bienpensante? ¿A vos te parece que Irán es una democracia deseable, considerando que tiene un comité de viejos sabios que son el poder real detrás de los gobiernos elegidos? ¿A vos te parece que elegir el mal menor (“hay que apoyar a Irán hoy porque, entre otras cosas, el régimen del Sha era peor”) se debe hacer de manera acrítica? Saludos.

    Diegus,
    Gracias por tus comentarios. No tengo problemas en que D’Elía busque apoyos. Nada más me asusto cuando éstos se justifican con los argumentos de Américo del Verbo. Los tuyos me parecen, por el contrario, absolutamente razonables y discutibles, aunque no comparta algunos. ¡Política de alianzas, sí; apoyo acrítico a monos con navaja, no! El plan Colombia es una mierda, no me queda dudas. Pero eso tiene poco que ver con digitar los movimientos autonómicos en Bolivia. Los gobiernos yankees son una desgracia para América Latina, pero no controlan tanto como plantea D’Elía. Ese es mi punto. Saludos y gracias por tus comentarios.

  32. Eduardo Real,
    Tu pregunta implica que los que están a favor de D’Elía entienden todo y los demás son una manga de tontos o que se hacen los bobos para apoyar el “clima destituyente”. No soy ni uno ni lo otro. Sólo quiero discutir cuestiones que tienen que ver con el futuro de tu país y el mío.

  33. Charlie: Y bueno, no es peronista, cuál es el problema? O el kischnerismo debe ser pejotista de paladar negro…? O en el primer peronismo no había socialistas, anarquistas, gente suelta, etc.? O en cualquier peronismo no coexistieron Carlos Mugica y López Rega? Hay de todo, como en cualquier nueva formación.

  34. No estoy de acuerdo con que es el Delía que los medios
    no quieren ver.
    Llamó a conferencia de prensa y dijo que Duhalde quería dar un golpe y que la población debía armarse y
    aquí dice que es un “escéptico” que no cree en la política, la diferencia no es menor.
    Seria interesante que los apologistas de Delia comentaran si están de acuerdo con la estrategia de choque y división que propone esta persona, que sin dudas es inteligente, pero que para mi, resta mucho mas de lo que suma.

  35. Yo estoy de acuerdo con la estrategia de polarización porque desde mi entender, lo que busca es blanquear de una buena vez las cosas. Hay que tomar posición, no hay que lavarse las manos. La clase media, a la que pertenezco, nunca quiere tomar partido con sinceridad, siempre en esa falsa neutralidad que intenta ocultar sus deseos de clase dominante.
    “Una sociedad politizada, a izquierda o derecha, es mucho menos manipulable”
    Yo ya tengo mi postura definida, y vos…de qué lado estás chabón? (léase con el tono festivo de Matías Martin)
    Apologista de D’Elía

  36. Rodrigo,
    Lo que pensás acerca de la clase media en realidad desnuda otra carencia muy diferente de ésta: la cola de paja por no ser pobre. De allí a desgarrarse las vestiduras en contra de sus supuestos ticks y manías en favor del “pueblo” hay un solo paso.
    La clase media ha tomado muchas veces posición muy definida: entre otras, partes importantísimas de la clase media porteña–no toda–estuvo en el golpe del 30 (junto con un coronel cuyo nombre no puedo recordar ahora), apoyó a Onganía (junto con las jerarquías sindicales peronistas), también a Montoneros, al Proceso, Alfonsín, De la Rúa, Menem, etc.
    El problema de la clase media no es que no opte, sino que opta mal.
    Saludos.

  37. Amigo Curioso, no me asusta el sujeto “pueblo” que ponés entre comillas. Por supuesto que no soy pobre ni me rasgo las vestiduras por serlo, pero mis comodidades burguesas las logré laburando desde muy abajo. Claro que no tanto como para considerarme un viejo pobre, pero sí lo suficiente como para haber sido testigo directo del sufrimiento de la clase trabajadora. Porque hace falta estar ahí nomás laburar codo a codo, desde lejos no se ve eh.
    Con respecto a la posición de la clase media es un buen punto el que planteás, eso demuestra que Doña Rosa apoyó todos los golpes y los gobierno antipopulares, a excepción del error radical. Lo que principalmente me molesta es que Doña Rosa no se admita abiertamente de derecha y que crea que siempre merece más de lo que tiene.

  38. CURIOSO:

    No se asuste tan fácil: sólo aprovechando que este un blog con gente interesada en el debate político para intentar esbozar algunos puntos de unión entre Irán y el pensamiento que guía de Delia porque, sino, todo parece estar unido por conveniencia, capricho o mera casualidad.

    Ahora, los puntos:

    1) Vos decís “D’Elia dice que el imperio maneja a los movimientos autonómicos”. Y vos decís “los movimientos autonómicos buscan aliarse con los gringos”. Es casi lo mismo; es una relación recíproca.

    Vos y Delía observan influencia de EEUU en los movimientos autonómicos y con eso basta. Hay algunos integrantes que quieren guerra civil étnica (de hecho los inspira el ex embajador de EEUU en Yugoslavia) y otros no, que prefieren ser sólo un enclave militar y comercial. Ambas cosas son igual de graves. Y si tenes un enclave militar es porque en el futuro, tal vez, pienses una guerra.

    2) Decís algunas cosas ciertas y después te salis un poco de la cancha. Todo bien igual.

    La diferencia con los planteos federalistas es que el dinero en tiempos rivadavianos iba para Bs.As. Ahora va para la Nación. Que el gobierno nacional tenga sede en Bs.As. es otro tema. Que el gobierno lo distribuya mal es otro tema.

    Creo que la mejor forma de encarar el tema de fondo no es fomentando la tendencia centrífigua y apoyar el debilitamiento de los estados nacionales siguiendo de forma enmascarada directrices del pensamiento neoliberal.

    3) Sobre este punto, te digo ni vos ni yo somos expertos en Irán. Todos formamos gran parte de la opinión sobre Irán en base a lo leído en la prensa internacional.

    Pero debido a la gran cantidad de mentiras vertidas por la prensa internacional sobre Oriente medio, puedo sospechar sobre los dichos de Ahmeniyad en la famosa conferencia. Supongo que deben haber existido, pero se los exageró para prensarlo como “el nuevo satán” de Oriente tras la caída de Husseín. Creo que ambas cosas son malas: negar el holocausto y crear nuevos “satanases” para buscar otra guerra.

    Por eso mismo, me parece que (en vistas a la satanización de Irán) habría que analizar críticamente lo que se dice sobre Irán y pensar su gobierno frente su historia reciente.

    La democracia iraní es imperfecta. Pero es la que su gente supo lograr y supongo, irá mejorando su democracia como en todos los países ha pasado. Y sí, están mejor que con el Sha.

    Posiblemente, no sea único loquito en el poder, pero es curioso que se “satanice” a traves de la prensa al loquito en el poder con petróleo bajo en el suelo.

    Saludos!
    Muy bueno tu comentario, Esteban…

  39. “Los tibios, los indiferentes, las reservas mentales, me dan asco. Me repugnan porque no tienen olor ni sabor. Frente al avance permanente e inexorable del día maravilloso de los pueblos también los hombres se dividen en los tres campos eternos del odio, de la indiferencia y del amor. Hay fanáticos del pueblo. Hay enemigos del pueblo. Y hay indiferentes. Estos pertenecen a la clase de hombre que Dante señaló ya en las puertas del infierno. Nunca se juegan por nada. Son como “los ángeles que no fueron ni fieles ni rebeldes”.
    Evita

  40. Rodrigo,
    Entre los que mencioné que recibieron apoyo de las clases medias estaban los Montoneros. No eran sólo los golpistas y los gobiernos antipopulares, como decís vos. También, ya que estamos, te agregaría a Yrigoyen, a Cámpora, Perón en el 73… O sea, casi todos.
    La cita de Evita no la comento. Se ve que escribía muy bien y que tenía bien estudiado al Dante. Pero no te voy a contestar una cita de algún texto sagrado con otra de otro intocable, eso se lo dejo al Papa.

  41. Excelente.
    Un reportaje a un D´Elía diferente. Calmo y pensante. Fuera del personaje agresivo que encarna lo peor del kirchnerismo. El kirchnerismo bobo y patoteril.
    Esto es lo que suma y ayuda a generar el consenso: el diálogo.

  42. porque la gente no escucha??porque algunas personas no se dedican a mirarse mas adentro y sacarse la careta???que tienen que decir de delia???yo no lo conozco mas que por los medios y me parece una persona admirable…porque? porque sigue la causa de los pobres hace muchos años…porque es una persona q

  43. dice lo que piensa…que les da miedo???? de verdad piensan que es patotero???porque le pego una piña a un individuo al que el 90 por ciento de los hombres le hubiese pegado antes???es por eso!!! no seran los medios los que lo demonizan??? al igual que al señor ex presidente nestor k. que ahora tambien lo tildan de mafioso??esos son los medios y ese es el objetivo de el capitalismo salvaje…pero aca esta todo bien no?? lo unico que hace la clase media es defender a los medios y a la oposicion de kirchner que , dicho sea de paso, dan verguenza ajena…

  44. Pingback: Choriperonismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *