Abrazos

No tendría que haber «primeras personas» en este texto. Hoy sólo habría que hablar de él. Sólo habría que pensar en ella. Pero apurado me sale así.

Siempre señalamos que el kirchnerismo ha sido poco «afectuoso». En esa forma electrizante de manejar el poder no había siempre caricias. Había aliados que se iban desgajando, que se iban enojados.  Faltaban los asados, eran pocas las metáforas. Lo real primaba, lo concreto. Ese concejal traidor de Florencio Varela. Aquella cloaca. El precio de la acción de Clarín. Ese titular, esa pauta, esa operación, ese contrato.

En lo personal, recuerdo haber criticado el tono de algunos discursos de la presidenta Cristina Kirchner, incluso el de su asunción, que fue celebrado por algunos analistas. Eran cerebrales. Correctos, pero cerrados en sí mismos.

Muchos queríamos a este gobierno. En realidad, no nos importaba si éramos muchos o no. A veces no sabíamos si éramos muchos o no. Estábamos ya convencidos de que había cosas que estaban bien y que merecían ser defendidas. ¿Y qué otra medida faltaba para salir a defender al gobierno? Ya estaba. En broma decíamos que ya estaba. Que el amor se había dado a primera vista, como cuando te enamorás de una mujer, de un hombre. De alguien que siempre es imperfecto, que siempre es contradictorio. Al que nada te garantiza que seguirás amando para siempre.

Néstor Kirchner se arrojaba, se abrazaba, se chocaba con la gente. No le importaba qué venía del otro lado. El iba al encuentro.

Ahora,  la Presidenta, firme, patriótica, admirable, como una mujer que representa al Estado en el velatorio de Néstor Kirchner, da algunos pasos a veces y avanza hacia una u otra persona que la conmueve. Abraza, besa.

Pero por sobre todas las cosas, se deja abrazar. Y mira a los ojos. Y dice: «gracias, gracias».

El kirchnerismo es un movimiento que en medio del drama que es la política tiene una posibilidad maravillosa: la de aprender a dejarse abrazar. Puede dejar en claro que siempre está dispuesto a dejarse abrazar. Que no puede solo. Que necesita dejarse abrazar. Porque dejarse abrazar, como hace ahora la Presidenta mientras escribo, es un signo de fortaleza, más que de debilidad.

Si pudiera abrazar ahora a la Presidenta, le diría que las «letras de molde» no existen. Que se derrumban ante la contundencia de la gratitud de un pueblo. Que lo único que queda son los abrazos.

Foto.

About Nicolás Tereschuk (Escriba)

"Escriba" es Nicolás Tereschuk. Politólogo (UBA), Maestría en Sociologìa Económica (IDAES-UNSAM). Me interesa la política y la forma en que la política moldea lo económico (¿o era al revés?).

View all posts by Nicolás Tereschuk (Escriba) →

67 Comments on “Abrazos”

  1. Es esa, Nico, abrazos, abrazos y muchos abrazos. Hoy hay que amucharse mucho. Mañana firme con la presidenta, como dijeron varios, hasta el final! Hasta las últimas consecuencias!
    Excelente la nota, me sumo a cada una de sus palabras
    Abrazo grande

  2. quiza es por la emocion pasajera que genera la muerte o quiza simplemente no teniamos idea, pero creo que nadie esperaba semejante muestra de afecto del pueblo.

  3. creo que no esperar esta muestra del pueblo más bien forma parte de cierta miopía auutoinducida de una parte del establishment. Es ver difuso porque no quiero ponerme los anteojos.

    1. Coincido. A cuatro meses de haber ganado la Presidencia de la Nación con más de seis millones de votos, intentaron hacernos creer que nos habíamos esfumado en el aire. Desde marzo del 2008 que hay seis millones de desaparecidos en los mass media.

      Para su mal, les comunico que el 27/10 ha nacido el Kirchnerismo, carajo!

      1. gelly, Nestor se va a convertir en un símbolo, te guste o no, me guste o no. Es una máquina, bien lo dijiste, y ya no hay mass media que la pare. Los odiócratas estan que no entienden nada, en AmericaTV, en Clarín, no entienden porqué lo que ellos mismos mostraron no tenía nada que ver con lo que pasó en la plaza.

        Tal vez un día otro presidente nos haga sentir lo que Néstor logró, no hace falta que sea peronista, tal vez, quien te dice, un Alfonsín, y vamos a estar ahi. Yo voy a estar ahi.

        Ahora estaremos con la presidenta.

  4. Escriba, no creo que el kircherismo se abraze con algui÷in que no sean ellos mismos. Està en su naturaleza la confrontaciòn. Asì les fue bien y asì seguiràn. Creo que ahora viene la profundizaciòn del modelo, en este sentido tambièn.
    Serìa bueno que le pegaran una leida a esto http://www.jdperon.gov.ar/institucional/cuadernos/Cuadernillo8.pdf ahi hay palabras como unidad, consenso y coincidencia y otros conceptos que hace mucho no pronuncian ni sienten los K.
    saludos

    1. Agustincho: prometo revisar los cuadernillos. Ahora, sería bueno que vos agarres el iutub y le pegues una vista a lo que pasó en estos tres interminables días.

      1. ¿Que parte hay que mirar??? ¿El cariño expresado por sus seguidores o la parte en que putearon a todos los «traidores» y «enemigos»?.
        saludos

      2. Estuve varias horas en la plaza cada uno de estos días y, con la excepción de los cantitos contra Cobos, no escuché a nadie putear ni hablar de enemigos.
        Eso sí, ví cientos de miles de personas de toda edad, proveniencia y estado hacer cola por cuadras, sin vallados, sin cadenas humanas que marcaran recorridos, y no vi ni un enfrentamiento, ni un colado, ni siquiera una puteada destemplada.
        Tal vez me equivoqué, que se yo.

      3. Yo vi a una demente Florencia Peña en Visión 7 diciendo que estaba con mucha bronca y que no toleraba la hipocresía de la oposición dando el pésame (supongo que hubiera preferido que hicieran una fiesta, completando su distopía paranoica), y que había «gente que no tendría que tener un espacio para expresarse» (sic), en referencia, por ejemplo, al expresidente Duhalde.

  5. Una gran abrazo a toda la gente de arte-política que para mi han sido fundamentales en estos años.
    Junto a ustedes aprendí a entender y a valorar al kirchnerismo. Muchas veces con críticas, con indignación pero siempre reconociendo sus importantes logros y sus potencialidades.
    Gracias a Nestor (y también a Arte-política) porque con inteligencia y pasión nos ayudaron a desterrar esa visión tan cínica y canchera que tuvimos muchos de los que crecimos en los 90.

  6. Notable. Uno de los méritos que note ausente en las cronicas, fue la recuperación (en especial para nosotros la juventú y el piberio) de esta gloriosa mitología, ideología, identidad, sentimiento y pasión, que es el peronismo.

    1. Creo que la construcción de mitos no es, en principio, buena, y que alimentarla no habla precisamente bien ni de los ideólogos del proceso, si es que los hay, ni de quienes, desde las bases, lo sostienen. Esto tampoco habla bien de la gente ajena al mito. Pero me parece un poco raro que utilices en tu defensa. Finalmente, militantes y un gobierno que se puso sistemáticamente en contra de los medios de comunicación ¿no tendrían también que rechazar la construcción mítica que esos medios hagan del muerto? Me parece ingenuo pensar que los medios no son un actor fundamental en todo eso, tan ingenuo como pensar que los diarios no defienden intereses (una de las victorias culturales que le reconozco al kirchnerismo es haber puesto en la conciencia popular el hecho de que la prensa manipula cuando informa).

      1. El mito es todo. En la política y en la vida. Si de acá en adelante se discute de alguna manera quien encarna mejor el «legado de kirchner» habrá sido un verdadero triunfo de Néstor. Histórico. Porque como decía alguien por ahí, lo único real son nuestras fantasias, nuestros mitos.

      2. Gelly:
        En contra de los medios? Nah, en contra de los medios que mienten nomás.
        Igual, la idea del mito la meten vos y Palermo. Y la meten porque no pueden vivir con la verdad. No pueden tolerar la verdad. Y la verdad es lo que se ve en la calle. Lo que pasa es que vos tenés que pensar que es un «mito», para que no sea verdad.
        Bancate la verdad.
        «Quien muere rodeado del pueblo, por algo será, la única verdad es la realidad» (Felipe Solá)
        Más que mito, suena a realidad.
        Saludos

      3. Esta si que es buena, solo en contra de los medios que mienten. Cual es o son los medios que dicen la verdad? ya volvimos al discurso infantil de arenero de que la unica verdad es la mia. Desde arriba del tobogan de la politica te la digo, eh.

      4. Escriba, primero, jugada maestra la de Solá. Humildad y peronismo histórico, y a la vez, promesa de reconciliación. No me sorprende de alguien tan inteligente como él.

        La verdad, hablar de «la verdad» y suponer capacidad de arbitrio respecto de la mentira de los medios me lima bastante el cerebro. Ya no hipostasiás al pueblo, también te hipostasiás a vos mismo. Saludos a Platón.

        La idea de mito la introdujo, tácitamente, Eduardo Real, y de ahí que lo cité a Palermo. ¿Qué sino hizo cuando dijo que con la muerte del líder comienza el kirchnerismo? ¿Eso no es empezar a instalar un mito?

    2. Decreto 1560, disponiendo la Presidenta duelo nacional por el fallecimiento de Kirchner:
      «(…)Que, además, debe destacarse que desde su juventud fue un defensor incansable de los derechos humanos, tanto como abogado en los períodos dictatoriales durante los que dichos derechos fueron vulnerados sistemáticamente,(…)»
      Preparando el proceso de mistificación.-

      1. Desde aca mismo cargaron, con razon, contra la «mitificacion’ de Alfonsin cuando murio y del provecho politico que intentaban sacar sus innumerables «viudos». Pero parece que eso fue antes, ahora un nuevo mito, el creacionismo politico nac&pop va a reemplazar a la razon. Y asi van otra vez camino del horno, otra vez a tropezar con la misma piedra.

      2. «Creacionismo político nac&pop», genial.

        Che, acá está la señora en un decreto, o sea algo en serio, y encima respecto de un tema sensible como la muerte de Néstor, diciendo que fue un luchador incansable por los derechos humanos. Creo que ya está probado que no fue el caso durante la dictadura ni durante los 80 ni durante su mandato en la provincia como gobernador (si quieren fuentes, las traigo). Me pregunto si en una nota al pie aclarará que votaron a Luder en el 83.

        ¿No les hace ruido a los kirchneristas ese fragmento del decreto?

      3. Me hace ruido, pero como no soy lo que se dice kirchnerista, no sé que soy, que lindo es no saber, no te sirvo de muestra.

        Ese mito, porque esa parte sí es un mito, sino es falso, es discutible, no se construye ahora, ya estaba de antes. Los decretos tienen párrafos pragmáticos «se declara luto», bandera a media asta, bla, y párrafos decorativos o de opinión de quien los redacta, que es una persona, no una máquina, y nadie te va a obligar a someter tu verdad a ello, asique no me parece que sea para razgarse las vestiduras.

        Dejen de buscarle el pelo al huevo.

  7. A mucha gente que le resulta inteligible su discurso y algo arrogante su actitud pública, moriría por bailar con ella en el palco del Bicentenario el día de Fuerza Bruta y abrazarla hoy al lado del jonca. Aquella alegria, esta tristeza. El baile duró poquito y volvió rápido al micrófono aleccionador. Sin embargo, ¿Se dará cuenta de que de ahora en mas la vamos a amar? ¿Que no nos dejo bailar mas que esa noche con ella y ahora vamos a despertarla con un beso cada mañana?

  8. Nadie espere de las víboras un minuto de recogimiento ni compasión. Los miserables, los pequeños, en menos de lo que deben de haber tardado en descorchar el Cordon Noir, escribieron el pliego de condiciones a la que se debería ajustar Cristina para mantener la gobernabilidad. Así, y por citar un solo ejemplo, a no más de una hora de conocerse la noticia del fallecimiento de Néstor Carlos Kirchner, las larvas escribían ésto:

    http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1319039

    1. m es por Macri, Menem, Martinez de Hoz, Massera, Mendocino (Cobos) o Moneta?
      Mentira, merda, mono (gorila), medios de comunicación, Medios Masivos? Monocultivo (soja), miopía,… que se yo.
      Usala como Misericordia, como Mínimo, que también es con la letra M, como la muerte y la militancia.

      1. Cuanto odio que tenés, flaco. Siempre que escribo acá me tratan como el orto: disculpen por pensar distinto.

        PD: M es de Mauricio (y no soy Macri, aunque ustedes lo desearan).

      2. Ahora te digo M&M (por la golosina, así ves que no se y nunca sabré lo que es el odio, sino que jugué con tu nick por tu notoria falta de respeto)…
        Pensar distinto es una cosa, llamar «vender producto» luego de una muerte y una manifestación espontánea irrefutable de gran parte de la población es otra. No es algo santo ni pacífico, o si?. Y me como el término indulgencia… eso puede ser pensar distinto, pero lo otro es poco feliz y muy desafortunado
        Misericordia, Mauri, misericordia.
        Como sabías que soy flaco? jajaja. Soy muy flaco, y eso que como en demasía.

  9. Ojalá hayan más abrazos. Lo necesitamos todos para tener un mejor gobierno, pero especialmente, lo necesitan quienes acompañan este proyecto. De otra forma me cuesta imaginar dónde, o en quién, se objetivará toda esa voluntad política que tanto irradia el kirchnerismo.

    Si bien la muerte de Néstor me entristeció muchísimo, tanto por él como por el tendal de tristeza que dejó a nuestro alrededor, pido por favor que no levantemos otro mito en Argentina, al menos no tan pronto. ¿Sería tan difícil que nos conformemos con la realidad? Porque esta realidad no es tan poca cosa. Lo que Néstor hizo en sus 4 años de gobierno es algo muy palpable, está ahí, es reciente. ¿Es necesario mitificarlo ya? ¿Es necesario eliminar tan pronto y de un plumazo todo (perdón, “lo poco..”) que no hizo bien? No le abría pedido esto a un grupo lagrimeante de apasionados militantes en la plaza, pero sí me parece que éste es un ámbito donde no sonaría demasiado desubicado.

    1. Están dados todos los elementos para la construcción del mito: muerte prematura, estilo confrontativo, sentimiento de un antes y un después), y eso no depende de nosotros. El mito es una construcción, pero esa construcción no es totalmente arbitraria. Hay que poder convertirse en mito. ¿Qué distingue el mito de la realidad? Supongo que la respuesta frente al constructo. Y justamente este post no alimenta el mito. Se inscribe en una crítica y aspira a una solución. Por otra parte, cualquiera de los que estamos hoy acá pudimos ser lagrimeantes en la Plaza de Mayo. ¿Y? Pero dar por sentado que se está propiciando la construcción de un mito y criticar el post por eso se llama mala fe.

      1. – Jamás ponderé al post como un impulsor de mitos. Sé leer. Simplemente hice un comentario sobre algunos comentarios del post.

        – No critiqué el post, todo lo contrario, recalqué la importancia de lo que el post expresaba.

        – Si estuviste lagrimenado en Plaza de Mayo, y ahora estás frente a la computadora, y tenés un mínimo de conciencia de vos misma, comprenderás que tu predisposición emocional a escuchar y pensar determinados temas no es la misma en ambas circunstancias.

        – No tengo mala fe, y aunque la tuviera, no soy tan hijo de puta como para venir a destilarla en este momento.

  10. Se pueden entender muchas cosas distintas desde la palabra «mito». Los que hablan en este post en contra de la mitificación, le oponen a ella la racionalidad. Pero esto no tiene que ser así de ninguna manera. ¿Considerarían irracional a alguien que se interesa por la mitología griega? ¿A Borges no le gustaba profundizar en todo tipo de mitos? «A mí se me hace cuento que empezó Buenos Aires: La juzgo tan eterna como el agua y como el aire».
    Para el que la quiera leer completa: http://www.literatura.org/Borges/FundacionMitica.html
    En cierto modo todas las interpretaciones al respecto tienen algo de válidas, pero la verdad es que a mi quienes hablan contra los mitos me suenan más a amargos que a racionales. Qué se yo, Sebreli me habla en contra de Maradona, Evita, Gardel y el Che, ¡no me digan que no hay que ser amargo para estar en contra de esos cuatro!
    A los mitos los veo más cerca de la poesía que de la mentira. Y si alguien les habló mal a los radicales que quieren hacer un mito de Alfonsín, simplemente no se la banquen, sigan adelante, Alem, Yrigoyen, Alfonsín, ¿por qué no?
    Pero si creo que los mitos están cerca de la poesía, les aseguro que la historia de Néstor y Cristina tiene poesía, mucha poesía.

    1. Ricardo:
      Cuando referí, arriba, a la mistificación, no aludía a la mitificación solamente, sino a la acción de mistificar, que el Diccionario de la Real Academia Española define como: 1. tr. Engañar, embaucar.2. tr. Falsear, falsificar, deformar.
      La frase sobre el pasado de Néstor Kirchner que inserta la Presidencia en un Decreto,(1560/2010) puede entrar en el campo de la falsedad ideológica, en cuanto a que el texto es formalmente válido, pero se insertan en el mismo declaraciones falsas concernientes a hechos, aunque a mí entender no constituye la comisión de un delito, pero es grave.
      Como escribió Bertolt Brecht: «¡Pobre los pueblos que necesitan héroes!», según lo cita Sebreli, en la obra que mencionas.-

      1. Daio, no me refería especialmente a tu comentario sino al tema de los mitos en general que circula en el post. Lo de la mistificación del pasado de Néstor, en el que incurriría el decreto, simplemente no me lo tomo muy en serio, sabrás disculpar.
        Más bien en todo caso discuto con la frase de Brecht, no se trata de «necesitar» héroes, se trata de que la realidad también tiene una dimensión poética y ciertos mitos ayudan a percibirla y comprenderla.
        ¿Podés haber incurrido en la acción de mistificar, en su acepción de falsificar, deformar, al llamarme Ricardo? Jeje, saludos.

      2. Sergio, espero no haber sido denunciado por falsificador de nombre.
        Respecto a la poesía, recuerdo que Platón expulsó de su ciudad ideal a los poetas, por considerarlos responsables de deformar la realidad a través de imitaciones, que nunca alcanzaban la verdad.
        Me parece que los mitos, por lo contrario, no ayudan a percibir y comprender la realidad, impiden que el hombre se enfrente cara a cara con ella, con las cosas tal cual son, viviendo en un mundo de ilusiones,alucinaciones y sueños.
        Cuando el hombre se apoya en los mitos, vuelve a una especie de minoría de edad, en la que es incapaz de servirse del propio entendimiento sin la guía que le proporciona el mito. Como escribía Kant, tal vez en forma un poco excesiva: «¡Ten el valor de servirte de tu propio entendimiento!, he aquí el lema de la Ilustración».-
        Saludos.-

      3. Daio, la causa de la ilustración siempre me tendrá de su lado, lo que creo es que no hay que convertirse en una especie de fanático de la ilustración. Voy a darte un ejemplo, hasta donde sé, tenés convicciones religiosas, yo también podría citarte textos favorables a la ilustración que hablan pestes de la religión, sin embargo, yo, siendo ateo, no estoy de acuerdo con eso. Y a la vez mi ateísmo es parte de mi creencia en la ilustración. Pero para mi eso no significa descalificar aquello que sin formar parte de la razón, puede aportar una comprensión diferente de las cosas, que (en parte), escapa a la razón. No escapa del todo, en la medida que en este mismo momento estoy haciendo el ejercicio de explicarlo.
        Digamos que para mi el lado poético (no tanto la poesía en si misma, ya que suelo preferir otros géneros literarios), y los mitos, aceptados hasta cierto punto, ocupan el lugar que tal vez para vos ocupa la religión. Recuerdo que en un post que escribí sobre el tema, coincidíamos en muchos puntos, siendo vos religioso y yo ateo.
        Esto no significa renegar de la razón en nada, simplemente entender que si solo dejo la razón y quito todo lo demás, finalmente queda el vacío y nada tiene sentido. Somos razón, pero también somos mucho más que razón, empezando por las emociones. Saludos.

      4. En “La muerte del héroe”, publicado por Ricardo Forster, en Pensamiento de los confines, n. 9/10, agosto de 2001 / Págs. 74-90, señala los peligros del héroe moderno, no tanto, entiendo yo, por culpa del mismo héroe, sino de quienes crean su mito, cuya lectura, en estos tiempos ¿iniciales? no está de más, especialmente esta parte:
        “(…)El héroe de la modernidad intentó una tarea imposible: sustituir a Dios llenando con su acción transformadora el vacío dejado por su ausencia. No supo o no quiso saber que ese reemplazo estaba, desde un comienzo, envenenado, es decir, que desamarrados los hombres de los lazos divinos, liberadas sus conciencias de las restricciones religiosas y sometido el límite del tiempo a la ilimitada aventura secular, lo que se abría delante suyo no era solamente la promesa de la realización plena de los ideales sino, más grave y oscuro, su terrible perversión en el acto mismo de su colonización de la historia de los hombres y de la tierra. El héroe pagó el precio de su responsabilidad como figura arquetípica de los sueños prometeicos de una humanidad lanzada a la conquista de aquello que, hasta entonces, había permanecido vedado. Dos siglos de travesía profana por el mundo dejaron a los hombres solos ante una angustia de nuevo tipo, ante una inquietante carencia de una gramática desde la cual escribir el sentido de su acción sobre la vida. El héroe era portador de una escritura poderosa nacida de un giro ontológico cuyo punto de partida puede ser buscado en el relato cartesiano del sujeto racional que, solo, inicia el viaje hacia su propia interioridad para rescatar, en el secreto de su cogito, la legitimidad de su señorío sobre cuerpo y mundo. Pero el héroe moderno también, aunque no lo dijera, llevaría, desde el comienzo, esa otra marca donada por la figura de Hamlet; la marca de la pesadilla y el fantasma, del sueño transmutado en realidad y la realidad transmutada en sueño y, sobre todas las cosas, el destino de una voluntad que no puede sustraerse a la violencia y la irracionalidad allí donde más conscientemente cree poder intervenir en la marcha de los acontecimientos. Fragilidad del héroe que es desbordado por sus propias acciones, que es sacudido por la violencia de una historia que se sustrae a los designios de una razón que se quiso todopoderosa, heredera genuina de la omnipotencia del Dios ausente. Al final de la época del héroe nos enfrentamos a una constatación alucinante: el crepúsculo de los dioses que hizo posible la irrupción de esta nueva figura culminaría en su propio opacamiento, en su humillante retirada de la escena de la historia para pasar a ocupar su sitio en el pedestal de los mitos desactivados e inoperantes, referente último de una época en la que la trama de las aventura humana estaba signada por la presencia de un lenguaje poderoso y trascendente y concluyó en hipostasiada nostalgia cinematográfica. Casi sin darnos cuenta el giro que nuestra civilización le ha dado a la figura del héroe nos devuelve a las arcaicas estrategias del mito. Mientras que el héroe moderno representaba el nacimiento del individuo autónomo, de aquel que se había convertido en el artífice de su propio destino al vencer a las fuerzas conjuntas de dioses y naturaleza, el héroe de la actualidad nos devuelve al registro de lo inconmensurable e incomprensible, expresa la distancia infinita entre nuestras pequeñas e insustanciales acciones y esa enigmática presencia de fuerzas intraducibles que, sin embargo, son metaforizadas como el sustrato último de toda verdadera acción. Nunca como ahora la civilización humana ha logrado enseñorearse del mundo a través de los dispositivos del arsenal científico-técnico, pero nunca como ahora se ha sentido tan confundida ante sus propias acciones. Los héroes creados por los medios de comunicación, héroes fugaces, apenas si representan el ideal narcisístico de individuos autorreferenciales, figuras fabricadas por la industria del espectáculo que necesita, día tras día, crear los arquetipos que vengan a satisfacer la orfandad de ideales sustantivos de una humanidad anestesiada y sin rumbo. Giro copernicano del héroe atravesado por la convicción del creador de lo nuevo al héroe mediático que dura apenas lo que la temporalidad del instante le permite durar. El héroe moderno intentaba en su fracaso desafiar el destino mítico, deseaba derrotar aquellas fuerzas arcaicas y atávicas que sujetaban a los hombres a un dominio trascendente e indescifrable; el héroe contemporáneo no desafía a nadie ni experimenta un destino trágico que alcance a cristalizar más allá de la fugacidad y el instante porque su esencia, si es que la tiene, le viene dada por el lenguaje del mercado y los medios de comunicación que necesitan elevarlo y destronarlo en continua y perversa perpetuidad.(…)”
        Saludos.-

      5. Daio, la poética es una forma de mentira. El arte es una forma de mentira. Te lo dice alguien que se la pasó mintiendo toda su vida para vivir: Soy ilustrador :)

      6. La poesía, y las manifestaciones del arte en general, van a valer siempre en cuanto uno sepa entender de que no necesariamente están vinculados al conocimiento de la verdad, puesto que dedicarse a la literatura, a la filosofía o el arte, por sí sólo no es garantía de una humanidad civil e ilustrada, el intelectual no es necesariamente representante de los valores de la verdad, la libertad y la moral sin compromisos y muchos de ellos sucumbieron y sucumben a la lógica del poder y el dominio.-

    2. Bueno, como muchas veces que uno se sumerge en temas un tanto abstractos, a veces las posiciones se terminan confundiendo y no se sabe de qué lado estaba cada uno al comienzo, voy a tomar dos párrafos del texto de Forster que citás, para apoyar lo que venía diciendo antes:
      «Fragilidad del héroe que es desbordado por sus propias acciones, que es sacudido por la violencia de una historia que se sustrae a los designios de una razón que se quiso todopoderosa, heredera genuina de la omnipotencia del Dios ausente.»
      La historia que se sustrae a los designios de una razón que se quiso todopoderosa, es precisamente la historia que se sustrae a la ilustración que cree poder arrasar con todo. El heroe fallido del que habla aquí Forster, sería un heroe de la ilustración, precisamente.
      Luego: «Nunca como ahora la civilización humana ha logrado enseñorearse del mundo a través de los dispositivos del arsenal científico-técnico, pero nunca como ahora se ha sentido tan confundida ante sus propias acciones.»
      A esto precisamente me refería con que si tratamos de dejar solo la razón, finalmente solo queda el vacío, la confusión ante las propias acciones, en términos de Forster.
      Para completar lo que digo, creo en la ausencia de Dios, de Dios en todas sus formas, de cualquier tipo de absoluto, no aceptaría un mito que trate de absolutizarse, pero tampoco acepto que ese papel de absoluto lo tome la razón. Ciertas formas arquetípicas tuvieron, tienen y tendrán lugar en nuestra existencia, como también tiene un lugar inmenso en ella, la razón. Saludos.

      1. Por supuesto, cuando la razón sustituye a Dios, se justifican todos los crímenes cometidos y a cometer.-
        Recién leí el texto de Ricardo Forster, publicado en AP Lecturas, y me preguntaba si acaso no se contradecía con sus reflexiones sobre la muerte del héroe, si no estará reinventando al héroe, y por que no, a una heroína. Siempre me pareció que este autos, a partir del conflicto con el campo, confundió a Kirchner con el Mesías, Mesías que él, a pesar de no ser creyente, espera.-

  11. No le presten atención a la gente de las izquierdas, en este momento. Porque la mezquindad que mostró todo el arco opositor de izquierdas me pareció más que lamentable. Incluso la derecha más patética y boba, se mostró mucho más atinada, algo a que, en fin, estamos más que acostumbrados en este país. Y los que nos referenciamos con algúno de esos sectores tenemos que bancarnosla, porque sabemos cual es el contorno y los límites políticos del kirchnerismo, pero sabemos también (y hoy más que nunca) que no tenemos base social semejante, pero más todavía voluntad expresa de hacer una evaluación verdaderamente inteligente de cual es el rol que ocupa en la sociedad Argentina por parte de nuestros más renombrados dirigentes.

    Priman lamentablemente el fanatismo, el purismo, fundamentalismo, y la mezquindad electoral de gente de mierda, frustrada y resentida, por sobre el pensamiento crítico. Y lamentablewmente este es un signo de toda la política Argentina en la actualidad.

    Yo no me voy a hacer kirchnerista, y sigo teniendo la misma visón sobre el kirchnerismo que tuve siempre, pero hablando incluso con gente del duhaldismo encontré muchos más reconocimientos a la gestión de Kirchner y una evaluación mucho más inteligente del proceso de todos estos años, acorde a sus posiciones políticas, y sin segundas intenciones, porque yo habló con compañeros no con dirigentes. Y de los que te tildan a Kirchner de montonero y no quieren saber nada con los juicios por los desaparecidos, más allá de que saben como responder desde su miltancia al que este en el poder de turno.

    Ojalá prime esa visión en el Pj, que a muchos nos tinen en vilo su accionar sin el liderazgo de Nestor.

    Saludos a toda la gente de AP y la blogosfera K.

  12. Lo que me parece tambien importante es que ha sido una manifestación multitudinaria que, a diferencia de otras ultimas de la historia reciente no ha sido de rechazo o de negación sino de apoyo y afirmación. El retorno a la discusión política es algo que se ha recuperado, recordemos que hasta 2002 hablar de politica parecía un sacrilegio

    1. del que se vayan todos a llorar sinceramente una pérdida de un político en funciones pasaron sólo 8 años… increíble pero real

  13. Tuve la fortuna e inmensa emoción de abrazarme y besar a la Presidente anteayer y de darle fuerza en voz baja y de gritarle cuando se volvía Fuerza Cristina….Cristina 2011!!! y recibir su sonrisa con aplausos de fondo.

  14. Señores, mientras ustedes discuten sobre mitos y realidad, suceden cosas muy concretas. La potencia de las imágenes transmitidas, el aluvión humano en las calles, la comunicación a través de las redes sociales, la reflexión en soledad, todo eso hace que hoy muchos se encuentren con algo que estaba escondido, que había sido escamoteado. El resultado concreto es que hoy Néstor Kirchner tiene un 78% de imagen positiva y que dos tercios de los argentinos (encuesta de Zuleta Puceiro) piensan que CFK es la persona más indicada para continuar gobernando el país. Por supuesto, los números se van a redimensionar a medida que se diluya el momento dramático, pero el resultado final, muy probablemente, signifique que Néstor Kirchner, ese argentino inmenso salido de la nada y que sacudió la conciencia de todos, otra vez, se haya salido con la suya. Llamalo mito si querés.

    1. Nestor Kirchner se salio con la suya?? Le hizo bien morirse? Este tipo de delirio debe ser por la emocion violenta o por una personalidad dada al regocijo sadico en la tragedia. No hay ningun mito que sea mejor que la realidad del ser humano vivo, por mas miserable que que este sea. Sera «poesia» para muchos, pero estoy seguro que no lo es para los deudos directos de Kirchner. Estoy muy seguro que Kirchner estaria en contra de esta suerte de celebracion mitologica de su muerte, y mas bien pensaria como Woody Allen (y como yo, modestamente) de que «no quiero alcanzar la inmortalidad por mi obra, sino por el solo hecho de no morirme».
      La unica verdad de Kirchner fue, en todo caso, su realidad con sus defectos y virtudes, no esta nueva hagiografia que se pretende implantar, quien sabe con que motivaciones.

      1. Homero, no entendiste. Yo sostuve exactamente lo contrario de lo que decís: Kirchner no es un mito, fué un hombre ejemplar que se murió demasiado pronto. Pero su muerte, inesperada y devastadora, como la muerte de todas las personas que amamos y respetamos, se puede transformar –y lo será- en ejemplo de vida y de militancia. ¿Qué te escandaliza de eso? Su legado es bien real, y lo vamos a llevar adelante, con alegría y determinación, como él hubiera querido. No somos los kirchneristas los que queríamos la muerte de Kirchner así que no uses la técnica del grupo A de correr por el lado opuesto al que ocupan, me hacés acordar a Biolcati cuando habla de pobreza. Para hacer razonamientos como ése vos debés ser un lilito, un pro o un pinosolanista (es difícil distinguir entre ellos, votan todos juntos). No trates desesperadamente de asociar la muerte con el fervor militante y el cariño agradecido de los millones de argentinos que vamos a llevar a CFK de nuevo a la presidencia en 2011. A la miseria humana buscala en otro lado, en esos que brindaron con la noticia de la muerte (vos no, espero, aunque ese “por mas miserable que este sea” te delata…). Y resignate, a Perón no se lo pueden sacar de encima después de 55 años, con el proyecto transformador que empezó en 2003, la cría de aquéllos que gritaban «viva el cáncer» se va a tener que bancar otros tantos. Y no te preocupes por los familiares de NK, en especial por su esposa. Ellos ya tienen quien los defienda. Somos miles, y amamos la vida.

  15. las discusiones son válidas y necesarias. Más para hablar de mito es algo aventurado, es cuestión de tiempo.
    Lo importante es que la juventud fue espontánemanete a la Plaza, acompañó el cortejo y copó Río Gallegos. Mucha juventud, mucha familia, mucha clase media. No quiero excluir del debate a la militancia ni al sindincalismo, ya que dábamos por descontado que iban a poner el pecho. Pero en esta mini tesis, me circunscribo a la juventud y a la familia.
    Si la juventud volvió a la Plaza, ganamos todos. Todos, los que están a favor, a favor con condicionamientos, en contra admitiendo logros o en la antítesis de Néstor.
    Ahora si «estamos ganando», no como en Malvinas. Es este el camino, sin dudarlo

  16. Muy buena la nota. No habìa pensado esto de «abrazo», y te puedo asegurar que he pensado mucho, como tambìen he llorado bastante, y putteado un poco.

    ABRAZOS, PALABRAS Y SENTIMIENTOS. Gestos, ideas y EMOCIONES. Mediante los abrazos y llantos HEMOS COMPARTIDO ideas y sentimientos. Esos abrazos quizà sean un sello de LO QUE PERMANECE en medio de la fugacidad. Lo que nos muestra como COMPAÑEROS. Lo que tambièn significa el PROYECTO. Lo que quita entidad a la «crispaciòn». Lo que UNE PARA LA LUCHA.

    y TANTOS ABRAZOS hacen que el fenòmeno sea un HECHO POLÌTICO ademàs de un sentimiento personal.

    ESTO CREO Y SIENTO.

    ABRAZO.

  17. Son dias de profunda tristeza y profunda reflexión-para los que no estan de este lado de la mecha- de cual es el modelo que van a apoyar. Un modelo que claramente tiene defectos que hay que cambiar y ya por que algunas de las bases siguen corrompidas. Pero que es el mismo modelo que saco al pais de las crisis mas profunda, instalo el debate, profundizo la militancia,mi militancia, y le dio al pueblo lo que nunca antes le dio nadie, dignidad y participacion.
    Anoche cuando abrase a mi presidenta y a Maximo le jure que nunca ibamos a bajar las banderas del legado de Néstor Kirchner de esa manera vivira en todos nosotros. Despues le di una bandera que apoyo arriba del cajon y se la veia por todos los medios hasta que nos lo llevaron a aeroparque.
    El viernes la emocion segia, del estado de shock ni hablar, acompañamos el cajos hasta 9 de julio, caian papelitos de los balcones y la gente no podia contener las lagrimas.
    El adios a un gladiador de la politica que puso el cuerpo,todo, y lo dejo en la lucha, en nuestra lucha por un pais dia a dia con mas justicia social .

    Pablo San Martín .

  18. Mito? quien puede hablar de mito a tan corto plazo.
    Hasta en estos momentos salen con los tapones de punta, me dan verguenza y asco algunos.
    Soy parte de la juventud que estuvo los 3 dias, es asi Pluto. ESTAMOS GANANDO.

    Pablo .

  19. Lo malo de AP es q a los 5 comentarios ya el post esta desvirtuado y se convierte en una batalla sucia y aburrida de acepciones. Seamos buenos entre nosotros muchachos…

    Con respecto al post, desde mi posicion no-kirchnerista soy de los q pensaba en q al kirchnerismo le faltaban mas peregrinos y menos talibanes. Los neo-militantes parece q estan convencidos q la «batalla» se tiene q dar con armas q ya estan en desuso, ademas de continuar con la estrategia del «kirchnerismo isla», siempre a la defensiva.

    Ni siquiera hago el enfasis acerca de un gusto por ciertos modos , pongo el acento es q es un error fundamentalmente tactico.

  20. Un corresponsal de Clarín, uno que vive muy lejos de la ciudad de buenos aires, comentaba por estos días que evidentemente, esa «sensación térmica» que transmite el grupo está pifiada. El loco llegó a esa conclusión porque no es boludo, porque lo vio en la tele, pero también porque su madre recibió la jubilación y estaba en un solo llanto, y su hijo que siempre estuvo lejos de la política ahora se muestra preocupado, aferrado a la figura de Néstor. En definitiva, las realidades que construyeron Néstor y Cristina atraviesan la vida cotidiana de las personas, y son estos empujones emocionales los que permiten ver eso con más claridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *